« Reseña sobre el Panfleto | Página principal | Artículo de Rodríguez Adrados en El País »

Entrevista televisiva

Os adjuntamos una entrevista realizada a Ricardo Moreno Castillo en el programa Els Matins de TV3, dirigida por Josep Cuní y con la participación de Helana García-Melero y Pilar Rahola que ha sido recientemente colgada en YouTube

Aunque los entrevistadores utilizan puntualmente el catalán, creemos que se puede entender perfectamente. Esperamos vuestros comentarios

Primera Parte

Segunda Parte

Tercera Parte

TrackBack

TrackBack URL para este entrada:
http://www.leqtor.com/movabletype/mt-tb.cgi/71

Comentarios

Separar a los alumnos por niveles es algo que he visto hacer en los dos institutos en que he trabajado. Los que estudian están en el "A" y los que no en el "B". Curiosamente, el profesor de tecnología suele decir de los del B: "Qué buenos serían estos chavales estudiando una formación profesional".

Pero claro, tienen 13-14-15 años y se tienen que beber el cáliz de la ESO hasta la hez.

Aceptar la diferencia es la base de la igualdad. ¿Porqué todos los niños y adolescentes han de hacer lo mismo si tienen diferentes intereses y capacidades?

Las agrupaciones flexibles por niveles o intereses son la solución. Pero son, como muy acertadamente se afirma en la entrevista, políticamente incorretos.

Agrupando por edad hasta los 16 años, obligatoriamente, conseguimos generar modelos negativos entre el grupo de iguales continuamente que absorven toda la atención del profesorado.

"Curiosamente, el profesor de tecnología suele decir de los del B: "Qué buenos serían estos chavales estudiando una formación profesional"."

Eso se podría decir con tres años cuando le prestan más atención a un juego de carpintero que a un libro. ¿Por qué no derivarlos ya?


Mejor que separarlos por niveles es hacerlo por capacidades,por talentos o por inclinaciones. No a los tres años como apunta con sorna Rosario, pero sí a los 12 como
se hace por ejemplo en Alemania: Hauptschule -equivalente a Profesional-, Gymnasium -Bachiller teórico,entre 6 o 7 años de bachiller, lo mismo que el bachillerito de aquí:)- o Realschule -una especie de tierra de nadie, para indecisos, que pueden pasar a la profesional o al bachiller dependiendo de resultados e intereses- Por cierto que Wittgenstein estudió en una de esas denostadas Realschule.. pero al campo no se le pueden poner puertas.

No es que lo resultados sean maravillosos, también allí hablan de la crisis de la educación, de la autoridad etc.. Si lo indico es simplemente porque la posibilidad de ofertar diferentes planes educativos para diferentes individuos es algo totalmente posible, real y actual, que no tiene nada que ver con la desigualdad, el elitismo..y otras pamplinas que se argumentan.

Es una diversidad real, que no ofrece nuestra "atención a la diversidad" que es pura charlatanería.

En fin, que hay otros mundos y están en este.

Lo peor es que aquí parece que estamos condenados a pelear siempre contra la beatería y la irracionalidad. Ahora en la versión iluminado logsero.

Ánimo Ricardo. Lo mismo a algún gobierno se le ocurre que un bachiller de cuatro años no tiene porque ser ciencia-ficción. Aunque soy pesimista. Un bachiller auténtico hoy por hoy sólo lo tiene quien puede costearse algun colegio de élite privado.
En la pública: basura para todos, sirvanse¡

Un saludo Ricardo.

Pues se da la casualidad, como apuntas, que el sistema educativo alemán no da mucho de sí si nos atenemos al último informe Pisa. Los mejores resultados están en aquellos que mantienen la obligatoriedad hasta los dieciseis sin itinerarios previos cómo en Finlandia.

¿Cuánto invierten algunos de los países ricos en educación,respecto al PIB?:

-Finlandia:6,5%
-Alemania:4,7%
-ESPAÑA:4,3%.

Con el sistema actual(todos juntos en la misma clase) tenemos a todos aburridos:
-Los que no quieren estudiar porque se les "pretende" obligar,aunque no se consigue.
-Los que quieren,porque los otros no les dejan.
-Los profesores, porque no nos dejan dar clase.
A lo mejor con el modelo de itinerarios diferenciados viviríamos todos más felices y con menos aburrimiento educativo.


Rosario,
No conozco Finlandia, pero me da que la realidad social de Finlandia; número de habitantes, densidad de población, inmigración, marginación, pobreza etc, etc es muy diferente de la española, o la cualquier otro de los grandes paises europeos, Francia, Gran Bretaña, Italia, Alemania..

Así que no creo que pueda ser un referente muy objetivo. De todas formas si puedes facilitar alguna información sobre su sistema educativo, estaré encantado de recibirla.

Por mi parte abogo por enseñanza diferenciada a partir de los 12 años. Talentos diferentes, enseñanza diferente.

http://antesdelascenizas.blogspot.com/

Yo a los tres años previa prueba externa.
En este blog ha aparecido abundante información sobre el sistema educativo finlandés.

Si no recuerdo mal hay una entrada en este blog, por parte de Hermenegildo, que venía a decir más o menos: "No cabe duda que la idea de que la búsqueda de la igualdad en educación empobrece la misma, tiene sus raices en aquella otra idea basada en que la igualdad en la sociedad empobrece esta"
Y claro, uno hace una mirada histórica y ve que el proceso de sus distintas sociedades, esclavista, feudalista y capitalista estuvieron encaminadas a conseguir una mayor igualdad sobre las otras. Claro está también, que en esos procesos hubo quienes se posicionaron en quedarse en su sociedad respectiva, incluso quienes querían volver a la anterior y también quienes querían avanzar. Actualmente estamos inmerso en el mismo proceso. A no ser que pensemos al igual que los "neocons" que la Historia ha terminado y la sociedad actual es un paraiso lleno de oportunidades en el que todos estamos igualados.

Para todos:

Si nunca pudieramos mirar para atrás para (según Diego) no ser unos neocons, nunca progresaríamos. El Renacimiento fue un progreso porque miró para atrás (más allá de la sociedad medieval inmediatamente anterior) para recuperar la noción griega del saber (esto es, como un valor en sí mismo, no como instrumento al servicio de la teología). Y los Diegos de entonces (porque tontos los ha habido incluso en el Renacimiento) también acusaron a los pensadores renacentistas de mirar para atrás, de retrógrados y de querer recuperar un paganismo obsoleto. La Ilustración, cuando reivindica el concepto de ciudadano frente al de súbdito, también en cierta medida mira para atrás, recuperando la noción de ciudadanía grecorromana, provocando las invectivas de los Diegos de la época, muy progresistas ellos, que les parecía un retroceso eso de mirar hacia el pasado y aprender de la Historia. Copérnico también miró hacia el pasado, y recuperó una idea de Aristarco de Samos. Darwin se inspiró en Anaximandro de Mileto, y Heisenberg se inspiró(según cuenta él mismo) en algunos pasajes del Timeo de Platón. También sufrió la burla de algún que otro Diego.
Pero los tontos y los ignorantes son así, quien no admita que toda novedad es un progreso y toda recuperación del pasado un retroceso, es un neocon. Claro que para distinguir entre las novedades que son buenas y las que son majaderías, y entre las ideas del pasado obsoletas y las que realmente son recuperables, hay que reflexionar. Y reflexionar es un ejercicio que al pobre Diego le debe producir jaqueca. Una manera de ahorrarse la reflexión es identificar lo pasado con lo malo (y quien discrepe con esta identificación es neocon) y lo nuevo es bueno (y quien se resista a una novedad porque en conciencia la considera mala es un reaccionario y un fascista). Pero bueno, estos trucos para opinar sin tener que pasar previamente por el molesto trámite de pensar son muy antiguos. Los tontos, aunque vayan de progresistas, usan siempre métodos anticuadísimos.
Lo grave del asunto es que en manos de estos tontos e ignorantes está la educación en España.
Atentamente

Empiezo a estar de Finlandia hasta el orto, de verdad.

A ver, eminencias, si el sistema segregado alemán acusa indicios de crisis es sólo porque:

- En Alemania hay un problema de cohesión debido al elevado número de extranjeros que tienen. Esto hace que una parte de ellos no haya podido asimilarse, creándose subculturas: p. ej. una parte de la población turca emigrada vive en su "tierra de nadie", con normas propias a las que se aferran (a menudo ridículamente obsoletas en relación a los turcos que no emigraron a ninguna parte), lo cual ha dado pie a diversos problemas: han crecido los "crímenes de honor", el absentismo escolar por motivos religiosos, los matrimonios concertados con adolescentes. Cosas que en Turquía ya no son corrientes, pero a las cuales los turcos emigrados se aferran.

- Alemania lleva varios años en recesión económica, especialmente su sector industrial. Esto resta puntos a las enseñanzas profesionales, y crea un clima social de indefensión ante la amenaza del paro.

-Alemania (occidental) lleva desde el año '90 pagando grandes impuestos para igualar sus rentas con el antiguo Este. Este asunto empieza a crear bastante insatisfacción entre los occidentales, e igualmente en los orientales que no terminan de salir adelante.

- Por los tres motivos anteriores, así como por la evocación nostálgica del pasado (virus que también nosotros padecemos), han resurgido en Alemania los grupos neonazis. Y no sólo en Alemania: la ultraderecha se está haciendo fuerte en Bélgica, Holanda, Austria, Polonia, Rusia y tantos otros. Les pasa a los de Europa de Este lo que a los españolitos de las camisetas del Che: el mal recuerdo de la dictadura efectivamente sufrida (comunista la suya, nacionalcatólica la nuestra) les hace idealizar la que no llegaron a vivir. Por supuesto, no se les ocurre ni a unos ni a otros preguntar a quienes sí vivieron bajo los yugos que ahora idealizan. ¿Qué incidencia tiene eso en las aulas? Pues toda. Jóvenes a quienes se manipula contra los extranjeros, contra la democracia liberal, contra el sistema, difícilmente encuentran motivación para superarse (la culpa la tendrá siempre el sistema que quieren abolir), ni para respetar a sus profesores (defensores del statu quo), ni a sus compañeros (culpables de todos los males).

Resumiendo: que lo que falla no es precisamente le separación en itinerarios.

Y ya que tanto se os hace el chichi gaseosa con Finlandia, que sepais que en Suecia se puede estudiar el bachillerato (que son tres años) haciendo un intensivo de un sólo año cuando adulto. Uséase, que al que quiere dejar de estudiar se le pone puente de plata; y si al tiempo madura y decide volver, se le hace la vida lo más fácil posible. Justo, justo, lo contrario que aquí.

España es, ante todo, un país de envidiosos, como queda más que claro leyendo los posts de más de uno. Y de clasistas. Nadie que considere digno un oficio manual puede ver la formación profesional como un castigo. Pero en el fondo, nos despreciais. Y lo más gracioso es que vais de igualitarios, nos ha jodío. "Si mi niño no llega que los demás no avancen". A mí me ha tocado enseñar oficios (trabajando, no en un aula) precisamente a los peores estudiantes, y son chicos majísimos. Pero claro, una vez que les pones a hacer algo útil, les tratas como adultos, les pones unas normas muy claritas y les exiges resultados objetivos (nada de "el niño se ha esforzado". Aquí es: la producción sale, o no sale).

Claro que, a diferencia de muchos que escribís aquí, a mí el trabajo manual me parece formidable. ¡Y pensar que en Francia nos llaman "artesanos"!. Pero no, claro, si no vas a la universidad no eres nadie. ¡Malditos snobs!...

Hola, pascual.
Me parece fantástico que tú te dediques a "enseñar un oficio" con alumnos. Pienso que eres un profesional en tu especialidad y que realmente te preocupas por convertirlos en personas útiles y realizadas.
Según veo, lo que se mantiene aquí por muchos, salvo algunos patanes que disfrutan metiendo gresca, es que no hay nada malo en diferenciar a los alumnos, desde edades tempranas, según unas incipientes capacidades que ya se aprecian en edades tempranas y que, básicamente se reducen a tres tipos:
a) alumnos que no quieren hacer nada, vagos por naturaleza (aunque puedan ser recuperables con una atención especial)
b) alumnos cuya proyección natural es ser un buen profesional en un oficio práctico, "manual".
c) alumnmos cuya proyección natural apunta a desarrollos de tipo más intelectual.
Cualquier país que quiera progresasr debe conseguir de sus ciudadanos la máxima implicación y desarrollar al máximo las potencialidades de cada uno: hacen falta los mejores filósofos, los mejores economistas, los mejores arquitectos y los mejores mecánicos(sólo sobran los del grupo a, que ejercen el parasitismo social).
¿Qué hay de malo en formar líneas distintas de formación, con especialistas distintos encargados de dicha formación sobre grupos de alumnos preseleccionados, según sus previsibles aptitudes?
Por supuesto que la dignidad de un mecánico es la misma que la de un arquitecto. ¿Que cobra más un arquitecto?. Es la sociedad la que, de alguna forma, decide a quién pagar más. ¿Es justo que Ronaldiño cobre más que cualquier arquitecto o neurocirujano?
A mí me escuecen los oídos cuando oigo decir "los malos para FP". Yo creo en una FP dura y exigente y no en una fábrica de chapuceros. Igualmente creo en una línea "intelectual" dura y exigente y no en una fábrica de charlatales de cabezas vacías.

Genial.
Si Ricardo me lo permite, colgaré esta entrevista en el Emule.

Pero Romero, eso ya ocurre: a los dieciseis años cualquiera puede elegir si opta por una formación profesional o una "intelectual". Desde que los niños ingresan en preescolar ya se dan las diferencias que apuntas. La cuestión es cuando damos el corte y cuales deben ser los conocimientos mínimos que cabe exigir para desarrollar cualquier actividad. Y sobre ello no cabe dudas que cuanto mayor sea mejor preparada estará la sociedad. A pesar de Beltrán y Pascual, lo que realmente nos hace libre es el conocimiento. De peón, pero tras el conocimiento: hay que aspirar a ello. Que se oponen algunos, pues cómo dice Don Ricardo: los mayores tienen la autoridad. Pero que curioso que para este tema se le quiera dar total autonomía al niño-adolescente para que haga lo que él quiera. Y esta es una demanda mayoritariamente de cierto profesorado que quiere estar en la educación sólo a las maduras.


Otra curiosidad es que Pascual al hacer un análisis de la educación alemana hecha mano de factores externos a la propia escuela tales como la emigración, la economía, el paro, otros alemanes (del este), así como por causas políticas y en cambio para la educación de las Españas se rechace contundentemente cualquier mencion a factores sociales y toda la culpa recaiga sobre el propio sistema educativo. A ver si nos aclaramos.


Don Ricardo sigue proyectando entre falacias y medias verdades, como siempre, y ni una palabra sobre la igualdad que era de lo que iba el tema.

Para Todos:

En mi última intervención expliqué las razones por las cuales (a pesar de lo que opine Diego) ni lo nuevo es siempre bueno ni lo antiguo malo. En cada caso hay que tomarse la molestia de reflexionar (ejercicio, ya lo dije, que debe provocar fuertes jaquecas a Diego, a juzgar por lo reacio que es a tales esfuerzos). Como siempre, Diego ha acudido presuroso a darme la razón y a demostrarnos a todos su escasez de luces. Incapaz de rebatir racionalmente ningún argumento, se limita a decir que "Don Ricardo sigue proyectando entre falacias y medias verdades, como siempre, y ni una palabra sobre la igualdad que era de lo que iba el tema". Pobre hombre, si cree que esto es argumentar, es todavía más tonto de lo que me creía.
Atentamente


Diego,

A pesar de todos los pormenores -totalmente reales- que ha enunciado pascual, creo que a nadie se le escapa que el sistema educativo español está a mucha distancia del alemán.

Por supuesto es totalmente falaz lo que dices de que el nivel educativo es más alto cuanto más tardío sea el momento de la diferenciación. Por el contrario, el chico de 16 años que se siente a disgusto desde los 12 es posible que se haya maleado de una forma irreversible.. cuanto antes se retrase el afrontamiento del problema más difícil será la solución.

Esto solo se puede negar por empecinamiento ideológico, cabezonería prejuciosa.

Algo si es cierto, un sistema diferenciado con medios y con personal cualificado en cada rama es caro. Quizá el misterio de la Logse radique en ello; "era la reforma más barata que podía hacerse.... aunque empieza a salirnos cara.

Diego:
El problema de los alumnos que rechazan el itinerario único actual,es que mayoritariamente por no decir totalmente,no conseguimos que lo acepten ni con autoridad,ni con castigos,ni con sicólogos,ni con la ley de obligatoriedad hasta los 16,ni con fichitas fáciles adaptadas a su nivel de conocimientos y su escasa motivación.
Ellos pueden más que sus familias,que los profesores y que el gobierno y las leyes.
La semana pasada hablaba con una madre de mi tutoría y me decía que su hijo no quiere estudiar y rechaza el IES.Repite 2º y suspenderá todas otra vez.No sabe lo que puede hacer para cambiar esa actitud.El hijo puede aprobar si estudia y se esfuerza,tiene capacidad normal media ,pero no quiere y quiere largarse del itinerario único.
La madre ve bien meterlo en un programa de iniciación profesional a los 15 años(nueva posibilidad de la LOE).Según vosotros ,antes era segregadora.Ahora el PSOE dice que no ,que es buena a los 15 en la LOE,ya no es segregadora.
El niño lleva 2 años perdidos en 2º.Suspenderá todo y con muchos partes de mal comportamiento,hasta llegar a los 15 en que puede salir del itinerario único.
¿No crees que ha perdido 1 o 2 años esperando ese momento?
Otro de mi tutoría que le pasa lo mismo,la solución dice la madre es meterlo interno el próximo curso en Málaga en 3º de ESO,en Campillo,donde le obligan a estudiar por pantalones,porque el niño rechaza el itinerario actual.
Otras familias ni los llevan a los programas de iniciación profesional ni a Campillo,sino a su casa y a la calle hasta los 16 ,a trabajar en lo que pueden,sin cualificación.
Yo llevo ya 11 años en la ESO y no he visto a ninguno de los objetores radicales conseguir algo en este itinerario único.
Al final ganan ellos y se van ,a pesar de todo y de todos.
Esa es la realidad de los centros,independientemente de los deseos nuestros sobre la igualdad social.

"A pesar de Beltrán y Pascual, lo que realmente nos hace libre es el conocimiento. De peón, pero tras el conocimiento"

¡¡¡¡¡AAAAAJÁÁÁÁÁÁÁÁÁ!!!!!!!

¡¡¡NOS VAMOS RETRATANDO!!!

¡¡¡¡O sea, grandísimo snob: un albañil no sabe nada, un mecánico industrial tampoco, un artesano de artes y oficios es un descerebrado también!!!!

¡Claro, para qué aprender trabajando, si eso no es conocimiento! Conocimiento eres tú.

¿Para qué respetar la voluntad de los chavales, sus padres y profesores? ¡¡Ellos no saben lo que quieren!! Amarrado al pupitre hasta los 16, mal que reviente.

¿Para qué cualificarles profesionalmente, si el trabajo, claro, no vale nada? ¡¡A bostezar en bibliotecas se ha dicho!!

¿Para qué copiar el pragmatismo de Suecia que yo menciono, y permitir hacer el bachillerato en un intensivo de un año cuando tengan la madurez de hacerlo, si se puede conseguir que aborrezcan el estudio para siempre con la ESO? ¡¡A instruir a Jaimito, pero sin Jaimito!!

¿Para qué enseñarles las verdades del mundo adulto (si insultas a jefes y compañeros te despiden; lo que cuenta es la producción, no la intención; tu libertad termina donde empieza la de los demás) pudiendo dejarles sacar lo peor de sí mismos: la evasión improductiva, el acoso al débil, la rabia que se paga con el prójimo, el hastío, el salir impune de cosas que, en un par de años, les costará multas y cárcel? ¡¡Sea un calígula en cada aula!!

Tanto cuento con las adaptaciones curriculares y demás zarandajas, para que al final sean lentejas o lentejas. Mucha floritura dialéctica, pero LOGSE "mal que pierda"

Y sobre Alemania: el sistema no ha cambiado, ha sido el país (se reunificó, ¿recuerdas?), así como la economía y la población (tercera generación de inmigrantes) Puedes tener la mejor formación profesional del mundo, como era el caso, que si los padres sacan a la niña del instituto para casarla por la fuerza, te sirve de poco.

En España la cosa se jodió vilmente una década larga ANTES de que llegase el primer emigrante en edad escolar, o sea que la excusa no vale. Los chiquillos emigrados, te lo puede decir cualquiera, se caracterizan por:

- Mayor madurez y nivel de lengua en el caso de los latinoamericanos, hasta que se estropean en nuestras aulas.

- Problemas con el idioma al principio, pero excelentes en matemáticas en el caso de chinos y magrebíes (estos últimos, encima, hablan una media de tres idiomas al llegar): como los números son iguales para todos, suelen aferrarse a ésta asignatura como salvavidas.

- Un nivel muy superior en casi todo, especialmente asignaturas técnicas en los de Europa del este, tan pronto como superan la barrera del idioma.

-Nivel disperso en subsaharianos. Pueden llegar instruidos o no, depende de cómo haya sido su vida. Por contra, tienen un carácter dócil y amistoso. (Preguntad a cualquier padre africano, y se quejará de que los niños de aquí tienen "mal carácter", en contrste con los suyos).

Los chavales emigrantes en España son primera generación: salvo los muy jóvenes, nacieron en el extranjero. Y, por lo que he dicho anteriormente, son más una ventaja que un problema. O lo serían, si las aulas españolas no los estropeasen.

Por otro lado, hablando de los "nativos", me río de que me vengan poniendo como excusa factores externos sociales o económicos para justificar la grosería, la vagancia o la ignorancia. Coño, sí que les ha tocado un mundo difícil, sí. No como esos tontainas de los '80, con sus hermanos heroinómanos, sus padres en paro, sus muertos de SIDA. O en los '70, con las cargas policiales y los asesinatos políticos. Qué es eso comparado con la presión de no tener la última consola que se anuncia, uf.

Total, que en lugar de mejorar la FPI, que era lo que no iba bien del sistema antiguo, nos empeñamos en reinventar la pólvora cambiando el sistema segregado por el "comprehensivo" (o sería comprensivo, por lo de sacarle la cara al niñato haga lo que haga), justo, justo, cuando ya había hecho aguas en Gran Bretaña, por ejemplo. Si es que somos la oxtia bendita. Para arreglar un cuadro torcido, tiramos el muro abajo.

Y a los que os gusta el politiqueo más que comer con los dedos, deberíais dejar de contaminar la realidad educativa. Que es bastante más llana y objetiva que vuestras pintorescas escenas de la lucha de clases.

Totalmente de acuerdo con el Sñr. Romero y Pascual

Diego:
Como representante del lado oficialista, ¿cuáles serían tus condiciones minimas, por orden de importancia, repito por orden de importancia, para una solución de compromiso para la educación, en beneficio primero de los chicos y chicas, segundo de los docentes y tercero de las familias?

No te esfuerces, Robert, es inútil. Ya se ha intentado por activa y por pasiva que Diego aporte algo concreto a la cuestión. ¿No te has fijado en que no dice nada (ni bueno ni malo) acerca de tu método de las tarjetas?. Él sigue en sus trece de demonizar ideológicamente cualquier planteamiento que no sea el suyo, pero indicar qué actuaciones específicas hay que llevar a cabo parece producirle dolor de cabeza o náuseas. Para mí que nunca ha llevado a la práctica ningún método, por lo que difícilmente podrá estabecer prioridades sobre cómo llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje en un centro concreto. Es que la pedagogía de despacho da muchas alegrías al ego y al bolsillo sin tener que soportar los problemas de convivencia.
El comisariado político de la educación está por encima del bien y del mal y no tiene por qué rebajarse a afrontar la realidad: es ésta la que debe adaptarse al ideal para alcanzar la felicidad. Según los "apparatchiki educativos", la realidad cotidiana es cosa del "proletariado docente", que para eso se le paga. Deben estar por encima de nosotros para poder decirnos que lo hacemos mal y, llegado el caso, reeducarnos en el "gulag-CEP".
Si osasen bajar a las aulas podrían contagiarse de pesimismo o, peor aún, darse cuenta de en qué se equivocan.

Para los que no creen en la FP:

Durante dos semanas decidí convertirme en profesor de un oficio. Contruí en mis clases de música del instituto (con la ayuda del profesor de tecnología) siete cajones flamencos, un trabajo propio de un luthier.

Los alumnos más desagradables y conflictivos, los que pierden el tiempo de los 12 a los 16 años reventando las clases, aprendiendo nada, se convirtieron en los chavales más trabajadores y encantadores.

Los cajones están bien construidos, lijados, barnizados y pintados. Suenan bien.

No hagas eso que es segregador y va contra las clases humildes.
Es mejor que sigan aburridos,vagueando y convitiéndose en objetores conflictivos.Eso es más integrador.(Eso te dirán algunos,yo no).

Esos chicos necesitan un aula taller de iniciciación profesional.
La prueba de que eso funciona a pesar de la opinión de los Logsianos es que ahora con la LOE se puede iniciar a los 15 años.
Ya veremos qué IES no solicita ese aula,a manta la pedirán .Todo el mundo la quiere:profes,equipos directivos,alumnos objetores(a mí muchos me dicen que sería muy bueno),familias...

Una anécdota:
El pasado viernes vigilaba el recreo.Se me acercan a las rejas del patio dos exalumnos de 16 años.Eran objetores antiescuela conflictivos y revientaclases,con muchos partes y expulsiones varias.
Abandonaron en 2º,sin título alguno,tras repetir 1º y 2ºy y sin conseguir nada.
Me dice uno que está poniendo losas en la albañilería.El otro que ha echado los papeles para un PGS.Son mano de obra barata,sin cualificar.
¿No hubiese sido más productivo haberles ofrecido un aula taller?.Estarían aún en el IES y quizá hubieran sacado más de lo que se han llevado.

Va a ser imposible separar el problema de la educación de la confrontación política general.
Mientras que, por ejemplo, en economía, la izquierda puede llegar a aceptar recetas de corte derechista como la reconversión industrial o las privatizaciones, en educación nunca aceptarán nada que venga de la derecha. Si la LOCE se hubiese encontrado en una excavación arqueológica, huerfana de padre y madre, muchos de los que la rechazaban la habrían acogido con aplausos. Yo no digo que fuese la mejor posible, pero al menos Pilar del Castillo se atrevió a afrontar el problema y no a ponerse de perfil como hizo Rajoy cuando estuvo en educación, y se merecía haber tenido el apoyo de los profesores que tanto se quejaban en la sala de profesores y que después no tuvieron inconveniente en echarse a la calle del brazo del hiperdemagógico sindicato de estudiantes. Yo en aquella época perdi completamente mi ya escasa confianza en el "colectivo docente".
Los sindicatos, los partidos, los propietarios de centros, las asociaciones de padres, los líderes autonómicos, etc., tienen objetivos bien definidos y ello les permite hacer fuerza cuando se trata de manosear en la educación.
Nosotros, en cambio, estamos totalmente desunidos sin una verdadera representación. Aunque no nos guste nada esto, siempre nos parece mas práctico aplicar soluciones a nivel privado: Pasar desapercibidos, para que se ensañen con otros y nos dejen medianamente tranquilos. Los alumnos malvados tienen unas víctimas favoritas. En parte son objetivos que les marcan los propios medios de comunicación: ¿en qué película o serie de televisión juvenil no es el profesor de matemáticas un ridículo, maniático, amanerado, amargado, rencoroso..., pues ale, a por él o si no el de inglés, o el que sea. El caso es que siempre hay profesores con los que van a ensañarse más, asi que lo único que hay que hacer es quitarse de enmedio discretamente, siguiendo sencillas reglas: no tratar de enseñarles nada que les haga sentir en inferioridad de condiciones, evitar enfrentamientos pidiéndoles algo que no quieran hacer, no molestar nunca a sus padres, improvisar las notas en plena evaluación para que tu nota esté entre las mejores de cada alumno, porque los macarras tienen mucho amor propio y, aunque las notas les importan un comino, sienten la necesidad de vengar la afrenta recibida. ¡Qué diria Marchesi si me oyera hablar así de unos angelitos de 14 años! Pero lo cierto es que todos los vándalos y energúmenos que nos encontramos por la vida, tuvieron una vez 14 años y ya eran igual de cabrones.
Ya sé que los profesores tienen una cierta ilusión por enseñar, especialmente los nuevos, pero hay que sacrificarse por un objetivo más valioso que es el de la convivencia pseudopacífica. Hay que saber someterse al más fuerte. Los zoologos me parece que le llaman el macho alfa.

Abundando en lo que dice Carlos, la mitad del problema es la incapacidad de mucha gente implicada en el sistema educativo de separar lo objetiva y racionalmente conveniente, de su propia militancia política. Queda claro en los argumentos (o falta de los mismos) con que algunos participantes de este blog nos deleitan a veces.

Hay un sector de la izquierda que vive entre traumatizado con algún cura de su infancia, inflado cual palomo en celo por el poder que hoy tiene, despistado sobre el siglo en el que vive y cegato ante la que está liando. (La derecha pierde el sentido con la religión en la escuela y la Ed para la Ciudadanía hasta extremos ridículos, pero ese es otro tema).

Y mi pregunta es: ¿qué hay de izquierdista en esa visión angélica de los menores, casi agustiniana (errar es humano, perdonar divino)? ¿O en esa alergia a que rindan al máximo en algo? Porque, si nos fijamos en las ex-repúblicas soviéticas, por ejemplo, habremos de coincidir en que destacaron y mucho en educación. Que esta fue extensiva a cualquier ciudadano. Que era pública y estatal...y hasta aquí la coincidencia. Porque se trataba de un tipo de enseñanza ultra-exigente, sistemática, reglada, disciplinada, convergente, planificada. Donde se daba bastante poco pie a los revientaclases o a sus mamporreros padres (por no decir que se los hubiese considerado enemigos del régimen).

Es decir: ¿quién ha engañado a algunos (como los padres de la logse de las narices) para hacerles creer que lo que hacían era "muy de izquierdas"?. Porque los soviéticos, que algo sabían de comunismo, marxismo y otras hierbas, hacían las cosas justamente al revés. Que vamos, ya es bastante malo que una ley educativa se haga desde una perspectiva política, pero es que ni siquiera en este caso casan los medios con los fines.

Menos mal que al invento le quedan dos telediarios, aunque antes de morir aún se revolverá y lanzará dentelladas. No hay mal que cien años dure....

Olé, olé, olé y olé.... Se puede decir más alto, pero no más claro. Ayer descubrí su libro en el programa de Radio Clásica de Fernando Palacios. Estoy totalmente de acuerdo con usted. Mucho ánimo, mucha suerte y mucho éxito.

"Pero lo cierto es que todos los vándalos y energúmenos que nos encontramos por la vida, tuvieron una vez 14 años y ya eran igual de cabrones."

Sí, y generalmente están ocupando un puesto en el consejo de administración de cualquier empresa depredadora o no les tiemblan las manos al accionar el dispositivo que lanzan un misil en cualquier guerra que se precie, por poner dos ejemplos, después de pasar por la educación como alumnos modelos. O cómo algunos, su borrachera de poder la quieren desplegar sobre menores en las aulas.

Para todos:

Como siempre que interviene, Diego nos ha demostrado su cortedad de luces. Ni un solo razonamiento para rebatir los argumentos de Carlos. Y por supuesto, con juicios de valor sobre los discrepantes: "cómo algunos, su borrachera de poder la quieren desplegar sobre menores en las aulas".
¿Podrá alguna vez el pobre Diego intentar elaborar algo que se parezca vagamente a un argumento racional, en lugar de darnos permamentemente muestras de su estupidez?.
Atentamente

Pero Ricardo Moreno Castillo, ¿por qué te molestas en responder a diego? Yo creo que a él le divierte provocar ¿Te gusta también ese juego? ¿o realmente te hace pupa? Yo no me molestaría en responder a diego a no ser que aportara algo interesante. Animar el foro con salidas de tono puede estar bien, si es justo eso lo que se pretende. Pero creo que diego, una vez se conoce a través de sus intervenciones, es incapaz de hacer que nadie se dé por ofendido.

Sembla ser que algú es va sentir al·ludit en aquest "alguns": o el que és el mateix:"qui es pica, alls menja"

Siendo muy interesante la página web de Pilar Rahola la he visto muy floja en la entrevista y paticoja por la parte de la izquierda como era de esperar. El presentador demasiado protagonista. Lo de hablar en catalán con un invitado castellanoparlante una falta de educación. Por más TV3 que sea. Por cierto, la lengua materna de la mayoría de los catalanes (habitantes de Cataluña) es el ESPAÑOL.
Adelante Ricardo Moreno. Gente como tú o como Pilar Rahola necesita la izquierda.

Para Romero:

No me ofende en absoluto Diego (pobrecillo él, ya ves que a todo lo que puede llegar es a un refrán: quien carece de ideas no tiene más remedio que acudir a frases hechas), pero como la descalificación del disidente es el comportamiento propio de las sectas y el "argumento" de los tontos, creo que es interesante demostrar una y otra vez cómo la reforma ha entusiasmado a los sectarios y los tontos (v.g. a Diego). Los tontos son pelígrosísimos, y nunca me cansaré de denunciarlos. Fíjate en algo muy curioso. En el post con el artículo de Rodríguez Adrados advertí que se trataba de discutir el contenido del escrito, no de hacer juicios sobre el autor. Naturalmente, ni Diego, ni Hermenegildo, ni Ramiro, ni demás ejemplares de pseudoizquierda descerebrada que frecuentan este blog, han podido intervenir en dicho post. En cuanto les vetas la posibilidad de descalificar a nadie, se quedan sin nada que decir.
Atentamente

Ricardo:
Yo también te/os propongo una idea:
Dado que Diego siempre contesta con el mismo estribillo: desacalificando a la persona y acusándola de facha,carca y franquista,si no postula "sus" ideas teóricas progresistas,y jamás ha realizado una aportación concreta de tipo educativo,lo mejor es no darse por aludido y sólo contestarle cuando proponga cosas concretas,razonadas y argumentadas.
Cuando descalifique,dejarlo.
Parece que disfruta provocando y caemos en su trampa y le contestamos.

"Pero lo cierto es que todos los vándalos y energúmenos que nos encontramos por la vida, tuvieron una vez 14 años y ya eran igual de cabrones."

"Animar el foro con salidas de tono puede estar bien, si es justo eso lo que se pretende."

Creo que los que siguen la línea logse-oficialista, como "Diego" (que ya se está convirtiendo en todo un símbolo), no tienen problemas con sus conciencias, sino todo lo contrario, porque consideran que su postura es la que mejor defiende los intereses de los alumnos, opinando que el único objetivo de los "anti-pedagógicos" es buscar su propia comodidad, alegando las justificaciones que hagan falta.

Al mismo tiempo, los "anti-" se consideran moralmente superiores porque ellos trabajan con los niños y conocen la realidad del día a día, mientras que los oficialistas trabajan en despachos, alejados de la realidad.

Si comparamos esto con lo que pasa en el mundo exterior, fuera de las escuelas, la postura oficialista es la de los jefes y empresarios, cuyo objetivo es satisfacer el interés de los clientes, mientras que el de los anti-logse es semejante al de los trabajadores. En este caso, en última instancia, hay que dar la razón a los oficialistas, al menos al nivel de sus intenciones, porque las escuelas están allí para los alumnos, no para los profesores. Las empresas que priorizan los intereses de sus trabajadores pierden rápidamente clientes, ya que éstos irán a otros comercios donde los empleados se desvelen por satisfacer sus peticiones, haciendo caso omiso de su propia comodidad.

Sin embargo, un empresario que no cuide de sus trabajadores y sólo los quema pensando únicamente en satisfacer a los clientes, se quedará sin empresa, porque los trabajadores descontentos no pueden continuar así indefinidamente, se marchan y son reemplazados por neófitos que no saben hacer bien el trabajo, con lo que baja la calidad y satisfacción de los clientes. Y así nos va.

Es preciso llegar a un acuerdo, porque de lo contrario al final perdemos todos.

Para Robert:

Estoy contigo en que se ha de llegar a un consenso, pero éste ha de ser entre todas las personas que, desde distintas posturas políticas, opinamos que la reforma fue un desastre y que la pedagogía es una jerga sinsentido. Con los pedagogos es difícil llegar a un acuerdo, porque para ello hay que argumentar, y defender con argumentos la ausencia de ideas es imposible. No hay más que ver las intervenciones de los Diegos, Hermenegildos y Ramiros, que como no pueden razonar, se dedican a descalificar o a usar frases hechas. En su penúltima intervención Diego se descolgó con un refrán, en la última copiando dos frases. ¿Crees que con un individuo que, o pone en cuestión la buena fe del interlocutor, o se refugia en citas ajenas (a partir de las cuales es incapaz de elaborar comentarios propios) se puede razonar? Efectivamente, Diego se ha convertido en un símbolo, pero de la estupidez. Y que la estupidez sea la compañía casi constante de los pedagogos es algo muy significativo. Los profesores que piensan que la pedagogía es charlatanería pura son cada vez más, y lo que es más importante, cada vez hay menos miedo a hablar y a parecer políticamente incorrectos. Entre todos los que pensamos así, sean las que sean nuestras discrepancias en otros terrenos, debemos llegar a acuerdos. De lo contrario, como muy bien dices tú, perdemos todos.

Robert:
Las familias que se conforman con la escuela o el IES/guardería,donde su hijo está "recogido",para que ellos puedan trabajar y su hijo no esté en la calle,están contentas con lo que tenemos.
Las familias más exigentes,que quieren que eduquen y formen a sus hijos,ya lo están menos.Muchas huyen a la concertada y privada.
¿A quién quiere contentar la administración?.
Creo,lamentablemente,que al primer grupo de clientes(a los del IES/guardería).
Eso da muchos votos.
En Andalucía existe el Plan familia,por el cual las familias dejan en los colegios las 7.30/8 hrs a sus hijos y los recogen ya terminando la tarde.
Es la máxima expresión del centro/guardería.
Eso se ha extendido en jornada de mañana a la ESO.
En mi IES muchas familias nos dicen.
"Ya sé que mi hijo/a no trabaja nada hace varios años,pero está recogido en el IES"
"Ya sé que se porta mal,pero la expulsión ,que la haga en el centro,no puedo dejarlo sólo en casa,yo trabajo".
"Yo pago mis impuestos para que no lo expulsen"
etc...

¿alguien ha leido el "progresa adecuadamente" de Xavier Pericay?

Yo no creo que haya padres que crean en el IES/guardería, la mayoría creen, ingenuamente, que les estamos enseñando algo mas o menos comparable al BUP. Y de los que son conscientes de que su hijo no está aprendiendo nada, tampoco creen que haya alternativa mejor.

Carlos:

Las frases que he puesto antes ,no es que yo "suponga" que pueden pensarlas algunas familias,sino que nos las dicen en mi IES..
Lógicamente algunos pensarán que aunque no hagan nada sus hijos puede que aprendan algo.
Algunas familias sí piensan que habría otra alternativa.
A mí me dicen algunas madres que por qué no hay en el IES algún aula taller donde a su hijo(objetor total)le enseñaran ,en vez de tanto libro que rechaza,una iniciación profesional a los 14 o 15 años.
También me dicen, algunos padres y madres responsables ,que por qué si sus hijos quieren estudiar y trabajar,deben estar mezclados con otros que no quieren y no les dejan.
Yo les digo que la administración prohibe lo primero y obliga a lo segundo.

Para Ricardo,
No creo que sea necesario argumentar para llegar a un acuerdo. Como tú dices, el lado "pedagógico" no tiene argumentos, sólo ideales que no se pueden defender racionalmente. Han montado una seudo-ciencia para intentar justificar lo que hacen y los sueldos que cobran, pero creo que son conscientes de que no se puede defender aquello racionalmente contra personas enteradas. Por eso no entran en una discusión abierta y objetiva, porque su posición no es sostenible a ese nivel. Tienen el problema de que les incitamos a participar, pero son demasiado listos para entrar en nuestro terreno. Realizan una guerra de guerrillas. La situación es muy parecida a la de los objetores escolares. Saben que no pueden ganar contra los profesores y sus padres, pero al mismo tiempo su instinto les hace rechazar lo que están obligados a hacer. Así que reaccionan de la misma manera, de la única manera que pueden, con insultos, descalificaciones, violencia.

Yo no soy un líder natural ni carismático. Yo siempre fui de los que cuando propongo algo nadie le hace caso, sino que hacen caso a otro con mucha menos idea, la cosa fracasa y acabo pensando "ya lo sabía yo". Pero harto de la mediocridad decidí hacerme jefe. El que paga manda. Y apliqué una teoría que me gusta: "La gente te dejará organizarles si lo haces en su interés".

Yo entiendo que "quien calla otorga". Si "Diego" no contesta, es porque está esperando a ver lo que hacemos. Es consciente del desaguisado, pero mantiene sus posiciones idealistas. Si podemos proponer algo que encuentre aceptable nos dejará probarlo, reservando su juicio. Pero ese algo no podrá dejar desprotegidos a los niños sin apoyo familiar, u obligarles a decidir sobre su vida antes de obtener el uso de la razón. Hay que lanzar un programa, con conocimiento de causa y bien testeado de antemano, sabiendo que funcionará y será aceptado. Pocos de los "Diegos" reconocerán que tuvimos razón, pero a nadie le gusta reconocer que se ha equivocado.

Hola Robert.
Durante toda esta semana he seguido aplicando tu método de las tarjetas en una de mis clases.
El alumno objetor que tengo no he conseguido integrarlo,no las lee ,ni apenas contesta,está entretenido jugando o molestando .
Algunos alumnos que tengo flojillos parece que memorizan los conceptos.Otros se entretienen y no las miran ni leen.
Les hago contestar a coro a los que veo que no miran o no mueven la boca,para forzarlos a cotestar y leer y a nivel individual.
Los alumnos interesados las memorizan fácilmente.
Cada día repaso todas las anteriores y saco varias muevas.
Cuando termine el tema con este método,haré tras S Santa un control,a ver si observo cierta mejoría en los que van mal.

Gracias, Robert y RM, porque entre ambos nos estáis mostrando una experimentación en directo. Por un lado Robert expone su "teoría didáctica", experimentada y contrastada en un contexto educativo concreto: academia privada de inglés con clases de apoyo a las reglamentarias del alumno en su colegio o instituto. Por otro lado, RM está experimentado en un IES público con su alumnado concreto, en una asignatura distinta al idioma y en clases ordinarias, no de apoyo, y no de pago. Este es un trabajo, RM que nos estás ahorrando a la mayoría, ya que, si continúas hasta el final y ves resultados, tendremos una herramienta que, ahora sí contrastada, nos puede ser muy útil. Suerte y gracias de nuevo.

Romero: Gracias por tus ánimos.
RM: Me alegro de que continúes y de que parezca funcionar. Está claro que un sinequanon de este método es la participación correcta de los alumnos, lo que se dificulta con grupos grandes como los vuestros. Para los alumnos más recalcitrantes el mejor argumento es que realmente pueden aprender y progresar si se comportan. Muchos de ellos son inteligentes pero tienen cero interés>motivación>esfuerzo. La ventaja del método es que desarrolla el interés a partir del éxito, y es capaz de producir éxito sin un interés previo, que es la principal dificultad de la enseñanza tradicional, y también de la logsiana que se desvela por "motivar" a los alumnos a partir de un supuesto interés inherente a la materia, que no existe a nivel general.

Si el objetor sólo tiene 12 años, creo que aún se podría salvar de la quema, aunque a lo mejor piense que ya no tiene posibilidades y por eso no quiera intentarlo. Creo que todo depende de que le podáis convencer tú y los otros profesores, aunque para eso tenéis que estar convencidos también. Yo le daría clase a él solo durante 20 minutos, si es posible. Verás como lo aprende todo, siempre que nunca introduzcas un concepto nuevo hasta que se sepa los ya introducidos. Es posible que se impresione mucho con su propia capacidad de aprender, que posiblemente piense que no tiene. Mi experiencia con muchos alumnos de este tipo es que nunca se han dado cuenta de que pensando pueden contestar bien. Los profesores tienen prisa y les presionan para que contesten en seguida, por lo que dicen cualquier cosa para salir del paso. Si aciertan los profesores piensan que están mejorando; si fallan piensan que han recaído. Pero la verdad es que no entienden las cosas y lo pasan muy mal. Yo siempre les digo que no contesten jamás si no están seguros, y les espero todo el tiempo que puedo, sin ponerles nerviosos. Si están solos es posible reconstruir su confianza y autoestima, y suelen decir, después de hacer las cosas bien "pero ¡qué fácil! ¿no?" Y de hecho todo es muy fácil -hasta las mates más difíciles- cuando lo hayas cogido.

'utilizan puntualmente el catalán'.
¿Estaba previsto el momento en que tenían que utilizarlo y lo han cumplido a rajatabla?
'Puntual' ya sustituye a concreto, esporádico, aislado, determinado, local, etc. Lo que sucede es que con tanto simplificar a veces no aclaramos lo que queremos decir.
Larga salud a la LOGSE.

Laura: "..muchas veces la diferencia entre dar una asignatura en un centro o en otro se reduce al cambio de libro de texto y a la existencia o no de trabajos extras"

He observado que muchos profesores -de entre los más interesados por su trabajo- defienden el empleo de metodologías diferentes y originales, estimando implícitamente que la creatividad es un valor en sí misma. Pero, ¿a quién benefician tales diferencias? ¿Cuál es la ventaja de enseñar algo de una manera en un centro, y de otra manera en otro centro si se trata sencillamente de diferentes formas de presentar o explicar la misma materia? ¿Estamos ante la "creatividad por la creatividad"? A los alumnos no les beneficia, ya que cada uno de ellos sólo está expuesto a una de las metodologías. A ellos no les afecta el que se dé la materia de otra manera distinta en otra clase. El tener que aprender con una u otra metodologia les toca de pura casualidad.

La diversidad de métodos sí sería útil si se aprovechase para mejorar la enseñanza globalmente. Si se prueban nuevos sistemas, manteniendo los que mejor funcionan y desechando los menos efectivos, la enseñanza mejorará. Ésta es la base de la evolución de las especies y ha sido la razón del progreso del hombre en todos los campos de su actividad. Sin embargo no suele ocurrir así en la enseñanza, ya que cada profesor desarrolla su propio método, y dicho método desaparece con él o ella cuando se jubila.

La coexistencia de diferentes metodologías solamente se justifica si son igualmente eficaces, o si la elección de una u otra depende del tipo de alumnado. Retomando la comparación con la medicina que utiliza Ricardo en otro lugar, si un tratamiento A es capaz de lograr la curación en un 90% de casos, B en un 70% y C en un 50%, yo como paciente siempre pediría el A. Pudiera ser que el B tenga menores efectos secundarios, pero esta ventaja tendría que ser muy importante y significativa para convencerme a aceptarlo, y en ningún caso aceptaría el C. Cualquier paciente al que el médico le aplicara el tratamiento B o C sin su permiso, y la cosa saliera mal, le pondría una demanda.

Aplicando esto a la enseñanza, cuando existen varias maneras de enseñar algo, el alumno, si tuviera elección, siempre escogería la que le permitiera aprender antes y mejor. Si existen varias formas de enseñar algo, es obligación del profesor informarse y aplicar la más eficaz, que es lo que haría cualquier profesional. Pronto o tarde los padres empezarán a exigir responsabilidades legales también a aquellos profesores cuyos métodos dejen mucho que desear.

Me gustaría que los participantes del blog leyeran esta breve noticia relacionada con el discurso de Rodríguez Zapatero hoy en Jaén sobre la reforma del bachillerato y opinaran sobre ella.

“Zapatero: la reforma del Bachillerato no pretende exigir menos sino dar oportunidades”

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que la reforma del Bachillerato que propone su gabinete no pretende 'exigir menos' a los alumnos, sino no desincentivar y darles 'más posibilidades'.

Durante su intervención en un mitin del PSOE en Jaén, Zapatero defendió la propuesta de reforma de Bachillerato que quiere llevar adelante el Gobierno y que ha levantado críticas debido a que, de aprobarse, permitirá que los alumnos no necesiten repetir todo el curso si han aprobado más de la mitad de las asignaturas.

Tras recordar que durante esta legislatura ha aumentado un 50 por ciento el gasto en educación, afirmó que la reforma del Bachillerato no busca exigir menos, 'como dice la derecha', sino 'exigir igual y dar más posibilidades a los jóvenes para que puedan tener una educación superior a la obligatoria, que será su garantía de futuro como personas y trabajadores'.

'Tenéis que tenerlo presente: cada año de estudios más que tenga un joven, este país crecerá más y, lo que es más importante, por cada año ganará en su vida un 10 por ciento más de su salario', aseguró.

Zapatero sostuvo que cuando la derecha dice que quiere una educación con más facilidades 'me recuerda a ese discurso que hacen algunos conservadores, según el cual sobran universitarios en España'.

'El problema es que cada vez que dicen eso, no piensan en sus hijos, piensan en los hijos de los trabajadores, y en este país no sobra ningún universitario', agregó.

Insistió en que 'tenemos que hacer el máximo esfuerzo' para que los jóvenes tenga la 'máxima titulación' y que nadie abandone sus estudios, 'que nadie quede atrás, porque aquí hay gente mayor que lo sabe muy bien, que no pudo estudiar, y sus vidas han sido muy duras'.

Discípulo:
En general me gustan las ideas que Zapatero defiende en ese discurso y estoy de acuerdo en que cuanto más aprende todo el mundo, tanto mejor: sacando títulos que les darán autoestima y les animarán a superarse en la vida.

Tampoco me parece mal la idea de poder hacer el Bachiller en más años, aunque entiendo que puede causar graves quebraderos de cabeza, cuando no resultar imposible, organizar los horarios. En la universidad no es necesario asistir a clase, lo que facilita el que una persona estudie cualquier combinación de asignaturas. Para hacer algo parecido en Bachiller quizás habría que quitar la obligatoriedad de asistir (sin castigar a los que no asisten con exámenes trampa para vengarse, que al final os están haciendo un favor al no exigir que les organicéis horarios complicadísimos).

Por otra parte, me sorprende que no le da vergüenza reconocer que han subido el gasto en Educación en un 50% sin conseguir aparentemente nada a cambio de tanta pasta.

Sobre la reforma del bachillerato, os aconsejo leer el artículo de hoy (1/5/07) en Sietevoces:

http://www.sietevoces.blogspot.com

Para Robert:
Hoy le he dado las notas al curso con el que he trabajado las tarjetas.
Al ver tan buenas notas, en algunos,ha sido un alboroto de alegría.
Una alumna me ha dicho que le escriba en la agenda la nota para su familia.Que es la primera vez que saca un aprobado,en el IES,y con un 8 de nota.
Otras dos me han pedido les ponga la nota en las agendas.
He de reconocer que se han alegrado.Me han pedido que el próximo tema de historia lo dé con las tarjetas.
Hay varias alumnas que nunca habían aprobado y lo han conseguido con el método tuyo.

Para Robert y Discípulo:

La idea de que no haya que repetir cuando hay más de tres asignaturas suspensas la considero inviable. Un alumno con cuatro asignaturas suspensas de primero solo se puede matricular en aquellas asignaturas de segundo que no se solapen con las pendientes, luego no se podría matricular hasta que los horarios estuviesen hechos. Pero los horarios se elaboran después de hacerse el grueso de la matrícula. Además, ya bastante complicado es hacer un horario, con optativas y todo eso, para andar atendiendo a un montón de casos particulares.
Por otra parte, no creo que eso facilite el trabajo de los alumnos. Un alumno que suspende casi la mitad del curso no ha superado las demás con sobresalientes, y mejor le va a ser, con vista a ulteriores estudios, repetir curso, tener buenas notas (con lo que tiene esto de adquirir una buena base y seguridad en uno mismo) que andar con asignaturas sueltas. Y aunque parezca mentira, aumentará el número de suspensos. Por dos razones. La primera, porque un alumno de instituto no deja de ser un menor de edad, y muchas veces hace un esfuerzo final, precisamente, para no repetir. Si suspende tres asignaturas en Junio, a lo mejor se vuelca, por lo menos, en una de ellas, para poder pasar al curso siguiente. Si ese estímulo desaparece, se esforzará menos. La segunda, porque los profesores nos veremos menos inclinados a ser benevolentes. Si un alumno aprueba todas las asignaturas menos tres, muchas veces tendemos a aprobar aquella de las tres en que está menos peor, para que pueda pasar a curso siguiente. Yo por lo menos lo he hecho algunas veces, si suspende (pongamos por caso) la física con un uno, el latín con un dos y las matemáticas (mi asignatura) con un tres, le he aprobado por la razón que acabo de decir, pero de ahora en adelante no tendré razón para hacerlo. Y como yo, muchos de mis colegas.

Para RM
De nuevo te felicito por haber aguantado el tipo y haber logrado un éxito después de que la cosa no pintase demasiado bien en algunos momentos. Me impresiona que sigas luchando por mejorar tus clases (con este experimento y otros de los que has hablado) después de tantos años en la profesión, donde la mayoría parecen acomodarse a un sistema que les funciona más o menos y les da pocos problemas, sacrificando la felicidad y éxito de sus alumnos y abandonando sus propios sueños de ser un profesor perfecto, optando o bien por ser popular a cambio de pocos resultados, o bien por conseguir resultados en algunos a cambio del rechazo y el fracaso de gran parte de los alumnos.

Escasean, en la Historia de la Educación, textos que hablen de momentos tan felices de éxito para profesor y alumnos.

Ahora estás en una situación de ventaja respecto a la clase, porque tienes algo que ellos quieren, y puedes usarlo para que se porten bien y trabajen más. Puedes decir que estás dispuesto a seguir con las tarjetas (que supone más trabajo para ti) a condición de que ellos pongan de su parte; que sino volverás al antiguo sistema de las tres EEE. Aunque no creo que convenga insistir demasiado, porque son lo suficientemente orgullosos para decir que les da igual, aún a costa de volver a suspender. Y, como dice tu mujer, aunque aprueben en Historia, siguen colgando sobre sus cabezas como una 'espada de Dámocles' los suspensos en las otras asignaturas - aunque la solución aparente sería que los otros profesores empezaran a enseñar de la misma manera. Creo sinceramente que los niños no son tontos, y saben lo que les conviene. Están dispuestos a trabajar muy duro si a cambio de ello el aprobado es seguro.

Por otra parte, si yo estuviera allí, trabajaría un poco con el objetor con las tarjetas él solo, aplicando siempre la regla de no enseñarle una tarjeta nueva hasta comprobar que se acordaba de todas las anteriores. El éxito de los demás puede haberle dado envidia y creado una situación propicia. El objetivo siempre debería ser el 100%. Mientras dure, su rebeldía siempre resultará atractiva al resto de la clase: ¿si él no hace nada, por qué tengo que trabajar yo?

Tengo interés en saber lo que decides hacer ahora.

Robert:
He decidido dar otro próximo tema con las tarjetas,en el mismo grupo que antes.Ya las he confeccionado.Comenzaré la próxima semana.

Para RM
Si decides intentar incorporar al objetor, creo que la manera de hacerlo sería castigarlo (por no participar adecuadamente en clase) a que se quede media hora después de clase (cuando te convenga) y enseñarle durante ese tiempo. Yo no le invitaría a quedarse por las buenas, ya que quedaría mal delante de los demás si mostrara deseos de aprender.

Esto también tendería a hacerle trabajar en clase, para no tener que quedarse después. El peligro sería que le gustara tener profesor particular y se portara mal para luego tener clase individual contigo. Pero habría que cruzar este puente cuando llegáramos a él. Entonces ya sabrías algo más sobre él, y sobre lo que pasa por su cabeza.

Robert:
Al objetor veo difícil incorporarlo.
Actualmente está expulsado un mes del IES.Cuando vuelva será para unos pocos días de Junio.No sé si le daré clase el curso próximo.
Tampoco sé si se quedaría en el recreo conmigo castigado pues pasa bastante de normas y obedece poco.Va buscando que le pongamos partes contínuamente y que lo expulsemos,pues rechaza el IES radicalmente y sabe que esa es la manera de no aguantar la ESO.

Os pego el vínculo de una intervención de un profesor en un foro de un IES de Murcia sobre:
http://www.foros.iesinfantaelena.net/foros/viewtopic.php?p=796&sid=102a62f0de556c8b50f243fe87178e9f#796

Reformas necesarias en la ESO para reconsiderar el concepto de igualdad/igualitarismo.
Es interesante y seguramente polémico.

Respecto a la intervención del vínculo es más de lo mismo: lo mejor no es ni a los doce, ni a los catorce, ni a los dieciseis, ni a los cinco años eso de la educación obligatoria: que vaya el que quiera al colegio: como en Marruecos. ¡Quién es el estado para decirme el vino que me tengo que tomar ni a qué velocidad debo conducir...!

Diego ¿Cómo es posible que tú, un progre tan consecuente y radical, defiendas eso de que vaya quien quiera a la escuela? ¡Que gran verdad es esa de que los tontos de izquierdas no os diferencias en nada de los tontos de derechas!.
Atentamente

Diego:
El estado puede decir que hay que ir al IES hasta los 16.
Lo que algunos decimos desde hace tiempo es que no debe obligar a todos juntos y en el mismo itinerario hasta los 16,sino ofrecerles varias alternativas distintas.
Entre otros motivos porque los objetores pasan de esa obligación actual y de esta alternativa única actual.
No planteamos que la educación sea voluntaria,sino con mayor diversidad de itinerarios.
Lo de Aznar del otro día,una idiotez y una gracia.Pero algunos no somos ni idiotas ni graciosos,ni aznaristas.
El estado debe recomendar no beber vino,ni alcohol cuando se conduzca y debe limitar y castigar más severamente que ahora a los que no cumplan los límites de velocidad y conduzcan con alcohol.
El objetor que tengo con 14 años,que repite 1º y ha sido expulsado en dos cursos montones de meses,no acepta la recomendación del estado.
Los varios objetores que han desaparecido de las clases desde Septiembre tampoco aceptan la orden del estado.
Sólo volverán al IES si los lleva la polícía,a pesar de los deseos del estado,tuyos y míos.Así es la realidad del centro,no la de tus deseos ,ni la de los deseos estatales.

Diego:
Ya te he dicho un montón de veces,con mucha paciencia y mucha educación,como es mi estilo, que hay una contradicción entre los deseos del estado y de la LOGSE respecto a la realidad.
El estado y la LOGSE dicen que casi todos los alumnos promocionan por sus ansias de sabiduría y su esfuerzo y por la sapiencia de la ley.
Mi directora dijo en el último claustro que pueden repetir el 60% del centro el próximo curso.
La realidad es la equivocada,no el estado y la LOGSE.
Ya sé que los culpables somos los profesores,que somos todos antiLOGSE,y carcas.
Parece que los nenes también son antiLOGSE,y carcas.
El profesorado de mi centro es joven,sin catedráticos y cambia al 50 % todos los cursos,pero se vé que venga el que venga todos son malos,carcas y antilogse.Tienen una maldición encima.

De nuevo a debatir lo mismo: los itinerarios cuanto a edad más avanzada mejor: se supone que el nivel académico y de conocimientos mínimos de la sociedad sube. No entiendo ese interés de algunos por quitarse de enmedio a cierto alumnado como no sea el de la propia comodidad de cierto profesorado. Ni los alumnos, ni los padres, ni la mayoría de profesores demandan las medidas que propugnais. El "listón" está en los dieciseis años y todas las medidas que vayan encaminadas a superarlo bienvenidas sean. A pesar del rechazo de un mínimo de alumnado y de cierto profesorado.

Esta es una información de hoy de El País.


La ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, ha anunciado que el Gobierno va a doblar el número de centros que se beneficiarán de los Planes de Refuerzo, Orientación y Apoyo (PROA) el próximo curso. El objetivo es "consolidar la tendencia a la baja en el abandono escolar prematuro", ha explicado Cabrera en Azuqueca de Henares (Guadalajara), durante la presentación del informe de evaluación de los planes. El porcentaje de alumnos que salen del sistema educativo sin concluir la ESO ha disminuido desde el 31,7%, en 2004, hasta el 29,9%, en 2006. "Estos datos siguen siendo preocupantes, pero confirman una tendencia", según la titular de Educación.

Los planes PROA pretenden alcanzar "calidad educativa para todos", según la ministra. "Este es el lema de la LOE, y nos puede ayudar a conseguir las metas internacionales". El objetivo es acabar con el abandono escolar prematuro, el que se produce antes de acabar la enseñanza obligatoria. "Nos estamos acercando a este objetivo", ha señalado Cabrera.

Los planes PROA son un proyecto piloto, para segundo ciclo de Educación Primaria y para Secundaria Obligatoria, puesto en marcha desde antes de la aprobación de la Ley Orgánica de Educación. En el curso 2004-05 se puso en marcha en 143 centros de siete comunidades autónomas, con un presupuesto de 356.500 euros. En 2005-06, fueron 609 centros, y se invirtieron 24 millones de euros. En 2006-07, 1.165 centros, con más de 44 millones. Para el próximo curso, serán 2.500 los centros que contarán con estos planes, con un presupuesto de más de 97 millones, de los que el Ministerio aportará el 50%.

La titular de Educación ha valorado positivamente la evaluación que han obtenido los PROA. El informe, basado en las respuestas de profesores, familias y alumnos, señala que el 83,61% de los estudiantes, considera que los planes han mejorado su comportamiento en clase, el 88,86%, que les ayudan a la organización de las tareas; el 65,72% cree que contribuyen a mejorar los hábitos y técnicas de estudio; y el 54,29%, que les facilitan una mejora en lectura y comprensión lectora.

Además, más del 80% de los educadores y familias están satisfechos con el plan y quieren que se siga avanzando en su desarrollo, y el 81% de los profesores afirma que el plan ha reducido el absentismo en clase. El 65,71% de los coordinadores consideran que los PROA son eficaces a la hora de mejorar la relación con las familias y el 70% de los tutores señala que el plan ayuda a mejorar la integración social de los alumnos con dificultades.

Cabrera ha comentado que se han detectado algunas dificultades para la integración de los programas PROA en el funcionamiento ordinario de los centros y en la selección de los alumnos en los programas de Acompañamiento, lo que atribuyó a que se trata de un plan incipiente.

Las maniobras distractorias del país, cara a las próximas elecciones...
Qué forma tan curiosa, la de Diego, al utilizar las cifras y porcentajes...
Los señoritos del Psoe, con sus mejoras en el sistema educativo, en los últimos 20 años, propician que ganen las elecciones, lo mismo que en Francia,...
¿porqué será...?
Una de las pocas mejoras educativas habidas, en la última década, ha sido la incorporación de las TIC.
Si se escuhase a los profesores un poco más, se podrían haber optimizado dichos recursos, introduciendo algunos cambios en dicho sistema educativo. En la actualidad, son un ¿derroche, publicidad,origen de conflictos, un incordio más...?
Con un poco de sentido común, y sentido de la responsabilidad, estos interrogantes, estarían resueltos.

Diego:
La mayoría de los profesores de a pie(no los estadísticos) queremos un itinerario diferenciado para los objetores.
Prueba de ello:
En mi centro se va a experimentar la diversificación en 1º de ESO.Es lo de los itinerarios pero medio encubierto , a medias y con falta de recursos,pues no nos deja la ley otra posibilidad.
Un curso será de los que no pueden superar 1º,otro de los que no quieren hacer nada(objetores),el resto varios cursos normales.
Yo prefiero tener un curso pequeño de objetores,donde utilizar otros métodos,otros contenidos..y poder trabajar normalmente en el resto de cursos.
No me los quiero quitar de encima pues los tendré en otra clase.
Puede que no funcionen,pero al menos dejarán que funcionen los demás.
El claustro lo ha aprobado y el C. Escolar.
¿Dónde está la oposición que mencionas a los itinerarios?
Sobre la propuesta de más apoyos de la Ministra:
-En "17" años que llevamos de LOGSE no han querido aplicarla.
-En mi centro no existe.
-¿Funcionará?,Soy pesimista.
Muchas familias interesadas de los alumnos que no funcionan tienen profes particulares y siguen sin funcionar.
A los objetores,que rechazan la escuela,les pretende meter más escuela por la tarde.
Cuando se aplique en mi IES,si llega a aplicarse,lo veremos.
Los que participáis en el foro y lo tenéis en vuestros IES podríais opinar.
Pienso que puede que funcione algo para los alumnos que tienen cierto interés de ellos y sus familias.
Creo servirá para poco con los objetores,que si no aparecen por las meñanas,alucinas si piensas que van a ir por las tardes.

No sé dónde habrán aplicado el PROA pero desde luego en mi centro no. En dos de los cursos de tercero donde imparto clases, a estas alturas se nos ha quedado por el camino cerca de un 40% de alumnos. ¿Donde andarán? En casita, en la calle, alguno incluso está ya trabajando un montón de horas diarias por un suelo risible. La mayoría de ellos ya eran absentistas antes de darse de baja,¿de qué les han aprovechado dos años de comprensividad y educación obligatoria? La mayoría se han vuelto expertos en rascarse la barriga.
Con una educación bien organizada en itinerarios estos chavales habrían aprovechado esos años para aprender algo realmente útil en un entorno menos conflictivo, y siempre estarían a tiempo de volver a estudiar. Y los que siguen estudiando seguramente habrían aprovechado también mucho mejor ese tiempo.
Sin embargo, poseídos por la igualitis por decreto, las mentes pensantes del Ministerio aún insisten en darse autobombo afirmando que el abandono escolar está disminuyendo y la motivación aumentando. Será en los colegios privados a donde envían a sus hijos.

Yo doy clases a 5 grupos de 1º y 2º.
Algunos datos para la Ministra y para Diego:

Un 21% son objetores,que se subdividen en dos grupos:
-Un 12 % son objetores asistentes a clase que van a pasar los días,ni abren libros,ni cuadernos,ni hacen controles.Esperan cumplir 16 en la guardería social.
-Un 9 %, o no los conozco,por no haber ido ni un sólo día a clase,a pesar de estar matriculados(por ser obligatorio legalmente),o han ido varios días.Están formándose en sus casas y en la calle.

Lógicamente esa realidad estadística no existe,ni para la LOGSE,ni para la ministra ,ni para Diego.Para mí sí,pues la veo a diario.

Los que pedimos un itinerario para objetores ,en que hagan algo y no abandonen y dejen trabajar a los demás,somos segregadores,elitistas y carcas.
Los que permiten-ellos- que un 21% de mis alumnos pasen de todo,se estén haciendo unos vagos o unos gamberros,no dejen dar clase, o no asistan al IES, son los integradores y defensores de la equidad y de la calidad.
El mundo educativo está al revés.

Sería maravilloso...,para cambiar muchas teorías y filosofías, que se llevaran a cabo algunas propuestas como:
-Que los que investigan sobre la Educación, en la Universidad, dieran varias horas semanales, obligatoriamente, en Primaria o en Secundaria,sobre la que investigan.
-Que los liberados sindicales no tuvieran la liberación total,sino parcial,para que no perdieran el contacto con la enseñanza y vivieran los problemas en directo y en propia carne.
O que sólo pudiesen estar liberados un máximo de 4 cursos ,con la obligación de dar clases otros cuatro.
-Que los políticos defensores de la LOGSE y LOE tuvieran que llevar a sus hijos forsozamente a un IES público,y no a uno privado o concertado como ahora hacen,para que conocieran en directo la realidad concreta,no sólo la filosofía teórica.
-Que los orientadores y asesores no estuviesen liberados totalmente de clase,sino parcialmente.

Pienso que, entonces, muchas cosas cambiarían más rápidamente.

"El abandono escolar tras la ESO sigue siendo casi el doble que la media europea, donde está en el 15,2%".

Para RM
Unas propuestas muy buenas, que secundo totalmente. También reduciría los costes de la Enseñanza y se podría contratar a más profesores.

Esta noche han dado nuestro dato del abandono escolar del 29,99%.El que la Ministra y Diego venden como bueno.
Ha dicho TV que los únicos países europeos que están peor que nosotros son Portugal y Malta.
Así que no somos los últimos.No está mal.
¿A que no,Diego?

Déjate de simplezas RM, nadie ha dicho que sea bueno: ni la ministra, ni yo: solo que son mejores que hace dos años y que marca tendencia. Tendencia que seguirá, probablemente, produciendoce a medida que se vayan jubilando cierto profesorado y para los alumnos deje de ser un sufrimiento ir al colegio porque le hacen sentirse un estorbo indignos del "paraiso".

Diego
No debería contestarte porque sólo comentas en plan troll a pesar de que teóricamente tendría que estar de acuerdo con muchas cosas de las que dices (pero pierdes toda la razón en cuanto lo dices) Haz el favor de argumentar de alguna manera lo que comentas, deja de descalificar a los demás gratuitamente (yo no estoy de acuerdo con la mayoría y no voy en este plan), sólo consigues que los pedagogos tengan aún peor fama y nos hacen mucha falta

Ah, y dar alguna clase te sentaría bien

Laura:
A Diego sí le sentaría mal dar alguna clase.No está acostumbrado,pues está prejubilado en su despacho.

Diego:
Respuesta A(en tu línea, descalificando):
Yo digo simplezas porque soy un simple.Lo vengo demostrando en el foro.
Tú no dices simplezas,razonas y argumentas sin descalificar.
Los que deberíais jubilaros(aunque en la práctica estáis prejubilados,en los despachos,sin dar un palo al agua) sois los "Diegos" que tenéis amargados a los alumnos con vuestro invento de la LOgsE.
Vuestro invento consiste en obligar a que alumnos de 12 años tengan 11 asignaturas,11 especialistas,jornada continuada de 6 horas y en obligarlos a estar en una silla en un itinerario único obligatorio hasta cumplir 16 años,aunque lo rechazan,para salvarlos de la segregación.
En Andalucía esa tendencia va a mejorar,pues nos van a pagar por aprobar a los nenes.


Respuesta B(en mi línea,argumentando):

Tus previsiones no se cumplen en mi centro.
Llevo 11 cursos en mi IES.En éste período se han jubilado 4 profesores de 60 años.Han sido sustituídos por otros de mediana edad mucho más jóvenes.La media de edad estará en los treinta, o poco más.
La tendencia en mi IES ha sido :aumento del abandono escolar prematuro,aumento de la conflictividad,aumento del fracaso escolar.No varía ni mejora,ni depende de la edad de los profes,muy pocos tenemos entre 50 y 60.
No hay catedráticos,muy pocos dieron clases en BUP.

Tenemos muchas de las chorradas baratas de la Consejería:escuela de paz,escuela no sexista
No tenemos PROA,ni apoyos,ni rebaja de ratios.Eso vale pasta.
¿Por qué la ministra da tantas estadísticas y se le olvida decir(me entero por TV)que sólo Portugal y Malta están peor que nosotros.
¿Por qué siempre que dan estadísticas,España está de las últimas(no digamos Andalucía)si todo va tan bién diseñado por vosotros los Logsianos?
Yo no tendría inconveniente en que me jubilen a los 55 y que desde los 50 hasta los 55,nos alejen de las aulas,y me pongan en la Biblioteca,en Secretaría o en haceros las fotocopias a los Directivos,Orientadores..
Y que los jóvenes profesores ,dirigidos por lumbreras como tú conviertan los IES en paraísos Logsianos donde reine la felicidad,el amor,la paz,la diversidad...

Yo me alegro cada vez que escribe Diego, porque las respuestas de Don Ricardo Moreno me hacen saltar lágrimas de la risa.

Por cierto, Diego, me faltan 40 años para jubilarme, pero necesito saberlo antes: ¿eras el troll que salía en "David el Gnomo"?, ¿al que se le caían los mocos verdes?

"El MEC vuelve a encontrar datos positivos donde no parecen existir"

(Artículo de análisis de José M. LACASA en Magisnet.com,de los datos dados por la Ministra,desde otra perspectiva menos optimista):

http://www.magisnet.com/articulos.asp?idarticulo=2614

Para todos:
La última intervención de Diego deja clara su inteligencia, su tolerancia y su amplitud de miras: la solución para que baje el fracaso escolar consiste en que se jubilen los profesores que a Diego no le gustan. La solución no está, por lo visto, en inculcar a los chicos el hábito del estudio y del trabajo, ni en proteger el derecho de los que quieren aprender frente a quienes boicotean ese derecho, no, está en jubilar a los que no piensan como Diego. A Diego, como a todos los pedagogos, se le llena la boca con la diversidad y la pluralidad, pero cuando se trata de los profesores, solo los quiere acríticos, sumisos y genuflexos ante la Secta. Diego es tan tonto que quiere ir de progre pero no sabe disimular su vena fascista.
En otra intervención suya, Diego hacía un patético llamamiento al Señor para que le librara de las gentes de bien y de sentido común. Es lógico, frente a los razonamientos de los inteligentes, Diego está tan indefenso que necesita la ayuda de la Divinidad. Pero el Señor, en sus inexcrutables designios, se empeña en seguir poniendo gentes de sentido común en el camino de Diego, quien vive por ello permanentemente acomplejado. Por ello, como su oración no sido escuchada, tiene que esperar a que las gentes de bien y de sentido común se jubilen para quedar el (y los tontos como él) dueños del campo, y sin necesidad de tener que oir unos razonamientos que él es incapaz de rebatir.
Diego, angelito, que eras tonto ya lo sabíamos, pero tu última intervención linda con el retraso mental. Atentamente

Diego:
Siguiendo tu lógica,si en la próximas elecciones generales ganara el PP,que se opone a la LOE y a tus ideas,tendría que proponer o esperar jubilar a todos los profesores y teóricos(como tú) logsianos para poder aplicar sus ideas sin problemas y así ,según tu lógica,podrían aplicar sus filosofías antilogsianas.
Está bien pensada tu propuesta.
Aunque habría que hacer alguna encuesta individual para ver a quien procede jubilar para cada gobierno.

Es asombroso la capacidad que tienes Don Ricardo de proyectar tus propias miserias. Se nota que últimamente los espejos no te devuelven la imagen que te habías creado de tí mismo y andas un poco confundido: ten cuidado porque un poco más y podrías empezar a hechar espuma por la boca.

Mientras continúa con tus discursos de charlatán de feria de paso me comentas algo de la reseña de tu panfleto por Salvador López Arnal en la revista "El Viejo Topo", traida a este blog por R. Torrado el 23 de Abril en la conversación "Enseñanza de las lenguas clásicas": tú mismo.

oops!

Para Diego

Eso te pasa por estar levantado tan tarde (2.36-3.06). ¡Cómo se nota que algunos no tienen que estar a pie de cañón a las 9.00 de la mañana siguiente!

Trabajo detectivesco: deduzco que trabajas en la universidad y no en el ministerio/consejería de educación, ni en la escuela. Elemental Watson.

Diego,estás obsesionado con
Ricardo Moreno.
Pienso que él se pasa contigo en algunos calificativos que te da,aunque intenta darte argumentaciones,y que tú también te pasas con él,aunque argumentas poco.
Te gusta más la descalificación personal y general, sin argumentaciones,que parece no tienes.

Para Diego:
Aquí el único que está a punto de "hechar" espuma por la boca eres tú, que como eres incapaz de aportar una sola razón que avale tus posturas, no te queda otro recurso que la descalificación. Por ejemplo, en tu intervención hablas de mis "discursos de charlatán de feria" como si eso fuera un argumento contra mis posiciones. Y como eres incapaz de razonar, proyectas tu propia frustración y tus miserias descalificando a quienes tienen la inteligencia de la cual tu careces. ¡Si hasta le has pedido al Señor que aparte de tu camino a las gentes de sentido común porque no soportas ni su presencia!. En cuanto a lo que me sucede con los espejos, te cuento. Cada vez que tu intervienes, me devuelven una imagen francamente halagüeña, por aquello de que si el necio aplaude, peor. El día que estés de acuerdo en algo conmigo, entonces es posible que los espejos me den una terrible imagen de mí mismo.
Atentamente

Para R.M:
Estoy de acuerdo con lo que dices: Diego tiene un serio problema personal conmigo, y pienso que se lo debería tratar. También tiene un problema consigo mismo: quien sostiene que la enseñanza mejorará cuando se jubilen los que no piensan como él, es un fascista en estado puro, pero alguien con la personalidad tan desubicada como Diego puede defender posturas claramente fascistas y considerarse al mismo tiempo muy progre.
Me dices que me paso con Diego. Hombre, lo que yo le digo son auténticos piropos comparado con lo que me dice él, con la diferencia que yo argumento mi postura, y demuestro argumentalmente que sus posiciones son estúpidas y fascistas, y él es incapaz de argumentar nada.
Atentamente

Para todos:

En su última intervención me pide Diego que conteste a la crítica de Salvador Pérez Arnal aparecida en "El Viejo Topo". Teniendo en cuenta que Diego es impermeable a todo argumento racional, y que diga lo que diga yo, solo me va a contestar con descalificaciones, ignoro la razón por la que me pide semejante cosa. Con todo, como puede interesar a los demás, respondo a dicha crítica. Como está en otro post, la vuelvo a copiar, no toda, pero sí las partes en que discrepa de mí. Como va capítulo a capítulo, yo voy intercalando mis respuestas.

1. Capítulo I. “Esta falta de aprecio por los saberes y los contenidos es un error pedagógico, pero también un síntoma muy revelador del nivel intelectual de quienes hicieron la reforma. Se diría que los que la crearon son unos ignorantes que desprecian el saber y que, como creo que podré demostrar más adelante, envidian a los que saben” (p. 32) [cursiva mía]. No hay tal posterior demostración, incluso es posible que no pueda haber demostración de ningún tipo sobre un hecho de esta naturaleza, pero por mucho que uno esté alejado de frecuentes y mortecinas formas de decir pedagógicas y de determinadas tendencias didácticas, el tono falaz, la falta de rigor, el argumentum ad hominen del paso parece obvio e impropio de alguien que aspira al rigor y denuncia la falta de él entre jóvenes estudiantes.

R: No es cierto que no haya posterior demostración, a lo largo del Panfleto vuelvo varias veces sobre la misma idea. Señalo dos lugares. En la página 90 digo lo siguiente: “En segundo lugar, se han de valorar más las publicaciones. Para cobrar un sexenio de formación vale más haber hecho un cursillo de cien horas (no importa que la mayoría de ellas las pase uno durmiendo) que haber escrito un libro. Esto es sencillamente vejatorio. Unas publicaciones, valoradas por una comisión de especialistas (mucha atención: de especialistas en la materia de la cual traten las publicaciones, no de pedagogos ni de sindicalistas), han de tener muchísimo más peso que una montaña de horas de cursillos. No deja de ser contradictorio que las leyes digan que hay que preparar a los alumnos para que aprendan por sí mismos y luego no se valore a los profesores que aprenden por sí mismos. Este es un indicio más de lo que se dijo en la introducción, del desprecio por el saber y la envidia de los que saben que parecen padecer los padres de la reforma.”. Y en la 96, se dice lo que viene a continuación: “En España hay una buena tradición de estudios clásicos. Gracias a esto hay buenos profesores de latín y griego, lo cual hace que haya buenos alumnos en latín y en griego, que a su vez se interesan por los estudios clásicos, y que van formando la cantera que mantiene la tradición. Pero las lenguas clásicas han sufrido un serio revés con la reforma, y un helenista de la talla de Rodríguez Adrados no se ha cansado de denunciar el dislate. Ha sido inútil. Por lo visto, los creadores de nuestra reforma consideran que el señor Rodríguez Adrados no es un experto en lenguas clásicas. También hay y ha habido profesores de instituto muy ilustres que mucho podrían aportar. Por poner algunos ejemplos de los que ya no están entre nosotros, pensemos en un historiador como Antonio Domínguez Ortiz, en un escritor como Gonzalo Torrente Ballester o en un matemático como Juan Ochoa Mélida. Los tres vivían cuando comenzó la reforma, y ninguno de ellos fue consultado. ¿Será ésta una manifestación más del desprecio por el saber y la envidia de los que saben? “. Mis argumentaciones podrán o no convencer, pero es injusto decir que “no hay posterior demostración”

2. Capítulo 2. “Por supuesto que se le hará más llevadero el esfuerzo si procura trabajar con alegría e interesarse por lo que hace, pero lo mismo le sucede a un albañil, quien se lo pasará mejor si sube al andamio cantando de contento que si lo hace blasfemando de rabia, y no por eso pensamos que sea obligación del capataz motivar a los obreros” (p. 34). Es indudable que se ha exagerado y hablado en exceso sobre la necesidad y deber del profesor/a de “motivar” a los alumnos como si fuera este punto la piedra filosofal de la didáctica, pero el sesgo de clase del texto citado, su insensibilidad social, la aceptación de la jerarquía, la improcedencia del ejemplo, es tan obvia que no necesita comentario. Por si fuera poco, el desinterés por el análisis de la despreocupación -en algunos casos, antigua y preponderante en determinadas materias- de sectores del profesorado por interesar al alumnado en sus disciplinas y el orgulloso hablar para unos pocos que “son los que valen y pueden comprender”, neta herencia de su formación universitaria, parece subyacer a estas forma de criticar una insistencia pedagógica no siempre bien argüida.

R: No entiendo la razón por la cual el inculcar el hábito de estudiar todos los días, se esté motivado o no, sea una razón para acusarme de insensibilidad social o de despreocupación por despertar el interés por los alumnos. En la página 35 digo textualmente: “Es cierto que las materias se les pueden presentar a los alumnos de forma más o menos amena, pero esto es hacerles la disciplina más llevadera, no eximirles de la disciplina” Después dice Arnal que “la improcedencia del ejemplo no necesita comentario”. A mí sí que me parece procedente el ejemplo, pero si él obvia las razones por las cuales piensa lo contrario, yo no puedo contraargumentar.

3. Capítulo 3: “La falacia de la igualdad”. “Por otro parte, no es lo mismo el ambiente intelectual que el ambiente de estudio, y más ambiente de estudio tiene quien es hijo de una persona iletrada pero serena que quien lo es de un sabio neurótico. Un muchacho de familia labradora puede no tener mucha ayuda en casa, pero ha vivido más al aire libre que uno de la ciudad, y eso también es bueno para el trabajo mental” (p. 43) [la cursiva es mía]. Dejando aparte el tufillo del título de este tercer capítulo, la primera parte del fragmento parece no vislumbrar que otras disyunciones son posibles y acaso más frecuentes y con más trascendencia social. ¿No conoce el autor las dificultades que tienen algunos estudiantes con “padres iletrados pero serenos” en recibir un apoyo familiar que les sería conveniente para sus estudios o trabajos, o como estímulo para su esfuerzo? ¿No sabe el autor del sobreesfuerzo que muchos alumnos de orígenes sociales nada favorecidos tienen que realizar sin que en ocasiones tengan éxito alguno? ¿No conoce las cifras del fracaso escolar y el origen social y cultural de muchos de estos estudiantes? (La segunda parte del texto parece salirse del tema e irse a cerros muy alejados. ¡Qué tendrá que ver el haber vivido más “al aire libre” con lo que se está discutiendo!).

R: Conozco perfectamente las dificultades para estudiar que pueden tener quienes proceden de las clases sociales más desfavorecidas. Estuve casado con una maestra, que antes de tener plaza en propiedad estuvo durante el curso 1973-74 en un colegio que pusieron unas monjas en un barrio de Ferrol. Era un barrio donde vivían trabajadores del astillero Bazán, cuando la industria naval entraba ya en crisis. Las alumnas eran niñas sin ningún ambiente intelectual en su casa y económicamente modestas. Probablemente sus condiciones no eran mejores que las que tiene hoy una familia de emigrantes recién llegada a España. La directora del colegio decidió de como su marido era de matemáticas, ella se iba a encargar de dar las matemáticas de 6º, 7º y 8º de E. G. B. La ayudé lo que pude a preparar las clases, a poner exámenes y a corregirlos. Y puedo asegurar que esas niñas terminaron sabiendo cosas que hoy ignora un estudiante que llega a la facultad de matemáticas. Repito, una maestra sin experiencia, recién salida de lo que entonces se llamaba Escuela Normal, y con unas chicas a las que sus padres podían ayudar muy poco, conseguía resultados hoy inimaginables. ¿Por qué era eso así? Porque todavía la jerga pedagógica no había hecho los estragos que ha hecho hasta ahora, y se utilizaba el buen sentido común. El año siguiente le dieron escuela en una aldea del interior de Galicia. Yo era ayudante de clases prácticas en la universidad y tenía poca docencia, de manera que pasaba mucho tiempo en la aldea. Era una escuela unitaria con cuatro niveles (y todavía hay quien habla de la “educación en la diversidad” como si fuera gran una novedad), y muchos de los alumnos mayores tenían que dedicar cierto tiempo a ayudar a sus padres en las labores de labranza. Y sus conocimientos no eran ni mucho menos peores de los que se obtienen hoy día. Al año siguiente gané una cátedra de instituto y nos trasladamos a un pueblecito de las rías bajas. Muchos alumnos venían de más de veinte kilómetros de distancia, en un viaje de más de una hora porque el autobús tenía que ir por unas carreteras infames. Algunos de ellos eran hijos de emigrantes, y se criaban con los abuelos u otros parientes. Como se puede ver, lo de las familias desestructuradas no es una novedad. El instituto carecía de calefacción y estaba peor dotado de lo que está cualquier instituto de la actualidad. Y el ambiente de estudio y los resultados, que distaban mucho de ser perfectos, eran infinitamente mejores que los que tenemos hoy, así como era mucho mejor el ambiente y la convivencia entre profesores y alumnos. ¿Eran tiempos mejores? No, eran tiempos francamente peores, con menos institutos, menos gasto en enseñanza y una sociedad menos libre. Los alumnos de hoy, afortunadamente, no tienen que dedicar tiempo a ayudar a sus padres en tareas de labranza, no tienen que perder tanto tiempo en el autobús, y visten mucho mejor de cómo vestían mis alumnos de hace treinta años. Así que, diga lo que diga el señor Arnal, sé muy bien de lo que hablo. En cuanto a su última frase: “¡Qué tendrá que ver el haber vivido más “al aire libre” con lo que se está discutiendo!”, le contesto que tiene que ver en que nadie nace en nuestro país con todos los vientos en contra, y que el ambiente de estudio no procede solo de la instrucción que tengan los padres, depende también de que éstos sean personas serenas, y de lo sana y al aire libre que sea la vida que hayan llevado los chicos.

4. Capítulo IV: “Y en cuanto los contenidos del conocimiento, tan solo señalaré que muy pocos de los alumnos que acaban hoy la enseñanza obligatoria a los dieciséis años aprobarían el examen de ingreso que pasamos a los diez las personas de mi generación, y ninguno el de la reválida de los catorce años” (p. 59). No sólo es la enésima repetición de la consabida tesis de que todo tiempo pasado fue mejor y nosotros éramos muchísimo más listos y mucho más aplicados, sino que aquí la falta de justificación es ilimitada. ¿Cómo construye el autor su análisis comparativo? ¿Conoce qué porcentajes de estudiantes de hace unas 4 décadas pasaban el examen de ingreso? ¿Sabe cuántos de estos estudiantes superaban la reválida del bachillerato elemental o superior? ¿Cómo puede afirmarse que ningún estudiante actual que haya finalizado la ESO pasaría el antiguo examen de reválida? ¿Se trata de una conjetura de la pedagogía-ficción? ¿No hay aquí una generalización apresurada que no es sino. Una vez más, un claro ejemplo de falta de rigor? ¿No es una forma estudiada y falaz de decir algo que se sabe que causa impacto para que el lector/a vea confirmada la más instintiva y menos elaborada de sus posiciones?

R: Nadie dice que todo tiempo pasado fuera mejor, y ya lo expliqué en la respuesta anterior. En cuanto a las razones por las cuales sostengo que el nivel ha bajado vergonzosamente ya las he esgrimido en varias intervenciones a lo largo de este blog, así que me remito a ellas. Y Arnal se empeña en negar lo que admiten todos los que no pertenecen a la secta pedagógica, es el quien está haciendo pedagogía ficción.

5. Capítulo V. “Al evaluar a un alumno de COU vi que aprobaba todas las asignaturas (eso sí, muy justitas) menos la mía, una asignatura, ya desaparecida, llamada “lenguaje matemático”. La asignatura era común, de dos horas a la semana, y no parecía que el chico la fuera a necesitar en el futuro. Con todo, lo suspendí” (pp. 62-63) [la cursiva es mía]. En septiembre, añade Moreno Castillo, repitió el suspenso. Aprobó, eso sí, el próximo curso con sobresaliente, pero aprendió. ¿Qué aprendió? Que no era tonto, (sic) como él mismo y su familia imaginaban. ¿Y de dónde se infiere que el alumno y su familia pensaran que era “tonto”? ¿Este es un ejemplo de buen hacer educativo? ¿Es algo de lo que uno tenga que sentirse forzosamente orgulloso? No hay duda que casos similares pudieron o pueden ser razonables en alguna situación. Pero, ¿dónde está el interés en remarcar este hecho. ¿No ha habido en nombre de esta consideración o similares barbaridades contra algunos alumnos que se han esforzado y mucho, pero por las razones que fueran han tenido notas insuficientes en determinadas asignaturas? ¿No conoce ningún estudiante que haya suspendido las matemáticas, el latín, la filosofía o en inglés con un 4.5, a pesar de su esfuerzo, y que luego haya abandonado estudios hasta momentos posteriores, si los hubo, por no poder pasar curso en su momento por ese suspenso “tan merecido”? ¿No ha oído hablar el autor de alumnos expulsados del sistema educativo enormemente inteligentes?

R: Lo que la familia pensaba del chico no lo infiero de ningún sitio, me lo dijeron claramente. Que ha habido buenos estudiantes expulsados del sistema es cierto (v.g., todos aquellos que en el sistema actual comienzan con interés pero terminan tirando la toalla, desmoralizados por culpa de los boicoteadores) pero eso no es razón para aprobar a todo el mundo. De hecho, este alumno no sólo no abandonó el sistema antes de acabar, sino que salió de él con más confianza en sí mismo de la que había tenido nunca.

6. Capítulo VI. ”Nadie un poco avispado iría a una entrevista de trabajo o solicitar un crédito a un banco con la gorra puesta, con una camiseta que dejase ver todos los pelos del sobaco, mascando chiclé y con una lata de coca-cola en la mano” (pp. 71-72). Como es conocido, en la mayoría de os reglamentos internos de los institutos españoles se prohíbe un aspecto así (que tampoco es la mayor tragedia concebible) y ese uso de bebidas poco recomendables en el aula. Además, y como es obvio, la descripción huele a la naftalina del armario de la casa del pueblo de los abuelos.

R: Lo de que la naftalina del armario es algo tan tonto que lo podría haber dicho Diego, así que no me molestaré en contestar. Algún cura me dijo algo parecido en relación al capítulo sobre la religión, que aquello era de un anticlericalismo que olía a naftalina. Hay que ver, cuanto se parecen los pedagogos y los curas.

7. Capítulo X. Aquí el autor ridiculiza textos de pedagogos -que, desde luego, merecen una aproximación crítica- y se ampara para ello en los argumentos del Popper de La miseria del historicismo, que han sido discutidos y criticados desde hace décadas, como si fuera lo último de lo último, al mismo tiempo que sostiene, con pose epistemológica sofisticada, la extraña tesis de que “si una reforma depende de cambiar la mentalidad de los que la han de lleva a cabo, los resultados de esta reforma son invulnerables a toda crítica científica (p. 112). ¿Y eso por qué? ¿Por qué no es posible cambiar de mentalidad en determinado asunto, pedagógico o no, y estar abierto a críticas argumentadas sobre la nueva perspectiva asumida? ¿Dónde está demostrada la implicación necesaria entre cambio de mentalidad y dogmatismo cerril antes las críticas?

R: Nadie dice que Popper sea lo último de lo último, como tampoco lo es Demócrito, ni Epicuro, ni Kant, ni ninguno de los autores que cito. En cuanto a lo de cambiar la mentalidad, no sé lo que quiere decir. A mi me podrán cambiar mis ideas mediante argumentos, pero si los argumentos que me brindan no me convencen, no vale decir que tengo que cambiar mi mentalidad. Si voy a una sesión de espiritismo, me temo que no conseguiría convocar a ningún espíritu, pero el gurú de turno nunca admitirá esto como argumento contra el espiritismo, me dirá que no me he mentalizado lo bastante, que no he tenido la suficiente fe. Por ello para el creyente en el espiritismo éste es invulnerable a la crítica científica, porque siempre atribuirá el fracaso del experimento a quien lo realiza. En cuanto a que ridiculizo los textos de varios pedagogos es algo rigurosamente cierto, pero es legítimo esgrimir cuantos textos considere oportuno para demostrar mi tesis según la cual la pedagogía es una jerga sin sentido. Si Arnal está en su derecho al criticar textos del Panfleto, idéntico derecho me asiste a mí.

8. En el capítulo 11 -“Padres desorientados, desesperados y atribulados”- y en relación con los estudios, el autor formula tres reglas para los padres. La primera de ellas no tiene desperdicio: “en condiciones normales, delante de los hijos, siempre apoyar al profesor (p. 117). Si hubiera discrepancias, señala, se resuelven en privado. ¿A qué les suena? ¿A la primera, a la segunda o a la tercera parte?

R: No entiendo nada de lo que quiere decir Arnal. Si alguien me lo quiere explicar podría intentar contestar.

9. En “A modo de epilogo”, Moreno Castillo reproduce, acaso con escasa modestia, cartas favorables a sus posiciones, sin apenas recoger ninguna crítica, y señala: “Es pues de justicia dejar claro que quienes criticaron el Panfleto por el tema de la enseñanza de la religión lo hicieron, en general, de un modo mucho más comedido, más argumentado, y con más gracia, que quienes lo criticaron por otras razones. Hasta los curas tiene más sentido del humor que los pedagogos” (p. 142). Tomen nota: hasta los curas tienen más humor que los “pedagogos”, que son, como “está demostrado una vez más”, el peor de los mundos posibles.
En definitiva, que alguien como Antonio Muñoz Molina afirme, sin ningún matiz crítico, en carta personal dirigida al autor (págs. 142-143), que “comparto punto por punto todo lo que usted dice”, o que un pensador tan informado en temas educativos como Fernando Savater haya escrito un muy elogioso prólogo para el Panfleto, es indicio de que en estos tiempos veloces incluso los grandes alguna vez leen con urgencia.
Todo lo señalado no es contradictorio con la creencia de que la educación española, las reformas educativas existentes o en proyecto, deben merecer nuestra máxima atención y que aspectos de la LOGSE, o de leyes sucesivas, merezcan críticas sustantivas, al igual que numerosas conjeturas o frecuentes abusos terminológicos de determinadas corrientes pedagógicas. La cuestión, como siempre o como casi siempre, es desde dónde y cómo ejercemos tales críticas.

R: Arnal habla de “escasa modestia”. ¿Alguien conoce algún autor que, por modestia, esconda las críticas elogiosas? Las razones por las cuales no reproduje las cartas críticas ya las expliqué en el libro: o discrepaban del capítulo dedicado a la enseñanza de la religión (y con un género de argumentos que atañen a la vida personal de quienes me las mandaban, y por eso no me pareció correcto publicarlas) o bien discrepaban de los otros capítulos, pero nunca con argumentos. Se parecían enormemente a las intervenciones de Diego, y todos los que frecuentáis en que este blog estaréis de acuerdo en que semejante bazofia no merece su publicación.
Lamento contradecir a Arnal, pero tanto Savater como muñoz Molina leyeron atentamente el texto. Si han demostrado su acuerdo conmigo no creo que sea porque “incluso los grandes alguna vez leen con urgencia”. Más bien debe ser porque opinan que tengo razón.
Atentamente

Ya sé que se comentó hace bastante pero no me resisto a hablar del discurso de Zapatero.

Zapatero (o su gobierno, me es igual) han tenido algunas ideas excelentes, otras buenas que no se entendieron y otras símplemente tontas. Digo esto para que quede claro que no tengo prejuicios ni a su favor ni en su contra.

En este discurso está hablando claramente para un tipo de gente muy concreto diciéndoles lo que quieren oir. Si realmente es lo que piensa, se equivoca de cabo a rabo.

Por partes:

- "una educación superior a la obligatoria, que será su garantía de futuro como personas y trabajadores'.

Esto no es cierto. La educación puede ayudar, o no servir de nada en absoluto. Más conviene (laboralmente hablando)averiguar qué profesiones tienen demanda, y ser uno de ellos. Empeñarse en ser un licenciado más en un mercado saturado es como el hámster que corre en una rueda: dará lo mejor de sí mismo, pero nunca llegará a ninguna parte.

- "'Tenéis que tenerlo presente: cada año de estudios más que tenga un joven, este país crecerá más y, lo que es más importante, por cada año ganará en su vida un 10 por ciento más de su salario', aseguró."

Pues yo no sé de dónde saca esa idea de que el país crecerá porque la gente estudie, pero lo otro es una patraña. Hablemos de sueldos:
-Licenciado en derecho con contrato de prácticas: de 0 a 900 €, según la benevolencia de sus jefes.
-Repartidor de pizzas a jornada completa: unos 1000 € mas propinas.
-Contable junior: 950 €
-Peón de fábrica sin cualificar: turno de día, de 1100 a 1400 € según fábrica. Turno de noche: 2000€ para arriba.
-Licenciado en farmacia: 0 € (hay una asociación que engloba a 10000 miembros en paro)
-Fontanero por cuenta ajena: 2300 € (ví una oferta hace poco)
-Licenciado en medicina, sanidad pública, sin guardias: 900 € (en mi región)
-Limpiacristales: 1500 € y protestando porque le parece poco.
-Doctor en historia del arte: bien, no vamos a hacer leña del árbol caído...
-Encargado de obra sin terminar la EGB, pero concedor de su oficio: 4000€ en obra grande.

Estos son sueldos reales de gente que conozco. Si todo el mundo se empeña en tener carrera pensando que le va a dar dinero, es como si nadie estudia nada. Simple oferta y demanda.

- 'El problema es que cada vez que dicen eso, no piensan en sus hijos, piensan en los hijos de los trabajadores, y en este país no sobra ningún universitario'.
Pues de hecho sobran a patadas. Y mientras tanto faltan torneros, fresadores, matriceros y rebabadores, por mencionar sólo a los Cuatro Fantásticos del Mono Azul.

- 'que nadie quede atrás, porque aquí hay gente mayor que lo sabe muy bien, que no pudo estudiar, y sus vidas han sido muy duras'.

La gente mayor lo ha pasado mal por la guerra y por la postguerra, no por el hecho de no poder estudiar. A día de hoy una persona inteligente y trabajadora, aún sin estudios, podría salir adelante sin ningún problema. OJO! Digo inteligente y trabajadora. Y la prueba la teneis en los miles de extranjeros que a base de esfuerzo y llevando cuatro días en el país se compran casas (y bloques enteros, queridos) o negocios, los revalorizan tras rehabilitarlos y los revenden sacándose un dineral que los licenciados y doctores no ven ni en los cromos.

Por no mencionar a los del sector servicios. He conocido comerciales (con cartera de clientes, no gente cualquiera) que se sacaban 3000 al mes. Camareros de bares de moda que se hacían con unos 2500 € (atraían tanto público que les pagaban lo que pidiesen).


Mi conclusión personal: es imprencisdible una buena base sólida, en la que se puedan sustentar si llega el caso posteriores conocimentos. Pero un adolescente tiene que plantearse CÓMO GANARSE LA VIDA, no qué quiere estudiar. Echar los restos durante unos años para ser lo mejor posible en lo suyo. Si puede, seguir enriqueciendo su espíritu con cultura hasta que muera. Pero mientras, enriquecer sus bolsillos lo más posible. Y alejarse de ese romanticismo universitario y "titulítico" que tiene más de complejitos de clase que de verdadero conocimiento de la realidad académica. (Si tan dignísimos son los trabajadores, a qué ese afán de que sus hijos no sigan sus pasos).

Hala! Ladrillo que os dejo

Cinco horas de clase al día, con dos de estudio, una de actividades, todo esto impartido con sentido común, rigor y respeto, No debía de haber problema.
Si los que no quieren se separan, y los que no pueden, se refuerzan sería bueno.
Solo nos falta liberar de los deberes a los niños, y que lleven unos poquitos para sus padres, ellos les harán más caso y todos contentos.

Saludos

Manuel

Escribir un comentario

(Si anteriormente no ha dejado un comentario, necesitará ser aprobado por el autor, hasta entonces su comentario no aparecerá. Gracias.)