« El Panfleto Antipedagógico será publicado en Portugal | Página principal | Carta a un profesor joven »

RESPONSABILIDAD DEL ACTUAL SISTEMA EDUCATIVO EN LA VIOLENCIA EN LAS AULAS

Hace unos días presenté una ponencia en el III Congreso Internacional Multidisciplinar sobre Trastornos del Comportamiento en Menores celebrado en Guadalajara. Aunque es un poco larga, la pongo completa para que podáis opinar.


Ante todo, quiero agradecer a los organizadores de este congreso la oportunidad que me han dado de hablar de un tema que tanto nos preocupa a todos, como es el de la violencia que, como algo cotidiano, se ha instalado en nuestras escuelas e institutos. Hoy día un alumno puede soltar a una profesora una grosería que bastaría para que se le expulsara de una taberna, los profesores que han sufrido agresiones verbales o físicas ya no son ninguna excepción, y el atropello del derecho de los que quieren aprender por parte de los que no tienen ningún interés en ello es algo cotidiano. Y esto quiero aclararlo desde el principio: consideraré violencia escolar toda conculcación de un derecho. Si un alumno no puede aprender porque el jaleo que arman los demás le impide atender la explicación, está siendo víctima de violencia escolar, aun cuando los violentos no vayan directamente contra él.

Estarán ustedes de acuerdo en que un centro escolar no puede funcionar como tal si en su interior se permiten conductas que fuera de él serían delictivas, cuales son la injuria, el acoso y el atropello a un derecho tan elemental como es el de recibir una educación digna de tal nombre.
Las causas que se esgrimen para explicar este estado de cosas son de lo más diversas: que la violencia en la escuela no es más que el reflejo de una sociedad violenta, desquiciada y competitiva, los enormes cambios sociales habidos en muy poco tiempo, que la televisión influye mucho en las conductas de los chicos, que hay muchas familias desestructuradas, o la presencia masiva de inmigrantes. La tesis fundamental de mi intervención consistirá en intentar demostrar que la violencia en los centros escolares no es achacable a ninguna de las razones antes expuestas, sino que es una consecuencia natural y previsible de una reforma educativa delirante, elaborada por unos presuntos expertos, y en contra de la opinión de la mayoría de los profesores, los verdaderos expertos en el arte de educar. Los efectos desastrosos de la reforma son evidentes, nunca se ha hablado tanto de calidad de la enseñanza y nunca han sido los conocimientos de los alumnos tan pobres. Y esto es algo sobre lo que volveré después: bajar el nivel de la enseñanza y generar alumnos más ignorantes tiene que ver con la violencia, además de ser una forma de violencia impedir que los más inteligentes y trabajadores puedan dar de sí todo lo que podrían en condiciones normales. Es más, nunca se ha hablado tanto de valores y convivencia, y nunca ha estado tan envenenada ni ha sido tan conflictiva la vida cotidiana en los institutos. Podemos buscar las causas en los cambios sociales, en que los profesores no hemos sabido amoldarnos a los nuevos tiempos, podemos hacer estadísticas e informes para demostrar lo indemostrable, pero no avanzaremos un paso mientras no seamos capaces de formular la verdadera raíz del problema. Simplemente, nuestro sistema educativo no educa, y si no educa no es debido a factores circunstanciales ni sociológicos. No educa porque es un mal sistema educativo. Nuestro sistema educativo, como intentaré demostrar más adelante, ejerce la violencia, la fomenta y la tolera.
Explicar el fracaso de la famosa reforma educativa atribuyéndola a factores circunstanciales, y no a la propia perversidad del sistema, es el pasatiempo favorito de los forjadores y partidarios de la reforma educativa, porque de este modo encubren su propio fracaso. Pero esta manera de argumentar por parte de los responsables de la LOGSE y la LOE no sólo es equivocada, también es producto, en muchos casos, de mala fe. Y la prueba de ello está que una gran parte de los que pregonan las excelencias de nuestra escuela pública envían a sus propios hijos a colegios privados. No sería discreto dar nombres, tan sólo les invito a todos ustedes a mirar a su alrededor y a averiguar donde estudian los hijos de sus amigos y conocidos que son entusiastas de nuestra reforma educativa. Estarán ustedes de acuerdo en que si un ingeniero quiere convencerme de que el avión que ha diseñado y construido es muy seguro, pero luego él mismo no se atreve a subirse a él, hay razones fundadas para dudar de la buena fe del ingeniero.
Pero antes de entrar en harina, me gustaría hacer dos cosas. La primera, adelantarme a un par de críticas que ya he escuchado en otras ocasiones. La segunda, contarles un cuento.
La primera de las críticas a las que acabo de aludir consiste en decir que los que discrepamos del actual sistema educativo somos unos “nostálgicos”, que “miramos hacia atrás”, que somos de aquellos que piensan que “cualquier tiempo pasado fue mejor”. La falacia del argumento es obvia porque no argumenta nada, se limita a hacer un juicio de valor sobre el interlocutor, lo que técnicamente se llama argumento ad hominen. Pero lo más curioso del asunto es que este, llamémosle así, argumento, también lo tenían que escucharlo durante el franquismo los que luchaban contra el régimen. Eran unos “nostálgicos de la democracia”, “añoraban la república”. Pues sí, mire usted, eran nostálgicos de una república que, con todos los defectos que pudiera tener, era un régimen democrático, siempre mejor que una dictadura. La nostalgia no es un sentimiento reaccionario, más bien al contrario. Precisamente fue la nostalgia de la antigüedad, el amor a la ciencia por si misma y no solamente como sierva de la teología, lo que dio lugar a un movimiento tan importante como el Renacimiento. Y es de suponer que algunos teólogos, celosos del pensamiento libre, criticarían a los entusiastas de la ciencia griega llamándolos “nostálgicos de un paganismo obsoleto”.
La segunda de las críticas viene de los que descalifican a los disidentes de la reforma porque total, eso de que la educación está muy mal es algo que se ha dicho toda la vida, es un lugar común, se ha oído decir siempre. Y es cierto, siempre se ha dicho que la enseñanza está muy mal, y que hay que ver como está la juventud. Pero eso no argumenta ni en contra ni a favor de nuestro sistema educativo. También se dice, y con razón, que los pisos están más caros que nunca. Es cierto. Pero resulta que eso se ha dicho siempre. Hasta donde me alcanzan los recuerdos, siempre lo he oído decir. ¿Vamos a considerar el asunto del precio de la vivienda un tema tabú, para no caer en la frase manida ni el lugar común? No, los males de nuestra enseñanza son muy graves, y es una irresponsabilidad soslayarlos sin más sólo porque lo que pueda decirse contra ella son cosas que se han dicho siempre. Pero hay algo más. ¿Es que cualquier ley de educación tiene que ser invulnerable a la crítica porque toda crítica suene a frase hecha? Porque si no se puede criticar el sistema actual de enseñanza porque lo que se diga siempre va a resultar un lugar común, por idéntica razón tampoco se podía criticar al sistema anterior a la LOGSE, y entonces tampoco había motivo para demolerlo.
Vamos ahora con mi cuento. Está escrito por mí, y si bien no tiene mucha calidad literaria, pienso en cambio que sí tiene una muy instructiva moraleja.
Había una vez, en un país muy lejano, unos expertos en seguridad vial a quienes se les ocurrió la idea de que las multas eran clasistas. Y ciertamente lo son, porque una misma multa para una misma infracción es un castigo menos grave para quien tiene mucho dinero que para quien tiene poco. También consideraron que era clasista la retirada del carné, porque retirar el carné es un castigo más leve para el que conduce por gusto que para quien lo hace por necesidades de su trabajo. Además, un policía de tráfico, por muy honesto que sea, es un ser humano, y puede equivocarse. En esto tampoco estaban errados, un cierto porcentaje de multas y retiradas de carné son, inevitablemente, injustas. Para eliminar estas desigualdades e injusticias elaboraron una ley que despojaba a los policías de tráfico de toda autoridad, y suprimía las multas y las retiradas de carné. Esta nueva ley, que pretendía no excluir a nadie del derecho a la libre circulación, se denominó “Ley Orgánica de Conducción Sin Exclusiones”, aunque abreviadamente se la llamaba por sus siglas, la LOCSE.
Lo que sucedió después es lo que cualquiera, sin ser experto en seguridad vial, podía haber previsto: aumentaron los accidentes y la circulación se convirtió en un caos. En apariencia no se excluía a nadie, porque a nadie se le imponían multas ni se le quitaba el carné. En la práctica, se excluyó a los buenos conductores, que no se atrevían a utilizar el coche. Pero esta evidencia no hizo ninguna mella en el ánimo de quienes elaboraron la susodicha ley.
Después de constatar este empeoramiento de la situación, los expertos y especialistas en la materia se pusieron a estudiar las causas del fenómeno. Unos dijeron que lo que hacía falta era más educación ciudadana, otros que el aumento de accidentes no era más que un síntoma de una sociedad cada vez más violenta y competitiva, y los de más allá echaron la culpa, ¡como no!, a la televisión, que constantemente da ejemplo de conductas antisociales y violentas. También hubo quien dijo que parte del problema era debido al aumento de la emigración, como si un emigrante tuviera que ser a priori peor conductor que un aborigen. Ni por asomo se les ocurrió que la LOCSE pudiera ser una mala ley, esta posibilidad ni se consideró. La oposición planteó preguntas en el parlamento, y el gobierno creó comisiones de estudio, las cuales elaboraron unos informes plagados de números, gráficos y estadísticas. También gastó ingentes sumas de dinero en pagar a expertos en seguridad vial, que asesoraran y dieran cursillos a los conductores. Algunos de esos expertos no habían conducido en su vida, pero no por ello eran menos sabios. Los títulos de algunos de esos cursillos eran “Cómo resolver conflictos en la carretera”, “Seguridad vial y feminismo” y “Creatividad al volante”. Pero todo era inútil. Siguió aumentando el número de siniestros, hasta que por fin un día, a algunos ciudadanos de ese país, a quienes se les daba una higa parecer políticamente incorrectos, se les ocurrió decir que todos los informes elaborados por los expertos eran pura charlatanería, y que la única solución estaba en reinstaurar las multas y las sanciones, por muy represivo y frustrante que esto pudiera ser, y por mucho que, irremediablemente, diera lugar a algunas injusticias y desigualdades. Los expertos encargados de estudiar el tema se apresuraron a decir que esos ciudadanos eran unos nostálgicos, que añoraban tiempos pretéritos, y que no habían entendido el espíritu de la LOCSE, y que lo de volver a poner multas era una solución demasiado simple para un problema que en realidad era muy complejo. También los policías de tráfico se quejaron, argumentando que, desprovistos de toda autoridad, su tarea se había hecho imposible. Los expertos respondieron que era muy cómodo cargar toda la culpa de una situación disparatada sobre la ley que había creado el disparate, y que en el problema todos tenían su parte de responsabilidad, de modo que lo que necesitaban los policías de tráfico era hacer una autocrítica. Y también que debían cambiar su mentalidad, a fin de adecuarla a los nuevos tiempos.
Pero los accidentes siguieron en aumento, y entretanto los expertos siguieron ganando sus buenos dineros asesorando, redactando informes e impartiendo cursillos. Incluso uno de máximos responsables de la LOCSE fue nombrado para un importante cargo cuya misión, entre otras, consistía en asesorar a los países latinoamericanos sobre seguridad vial.
Y así termina mi cuento.
A continuación voy a aclarar porqué me parecen falaces las distintas explicaciones que, soslayando la perversidad del propio sistema, pretenden dar con la causa del aumento de la violencia en las aulas.
A quienes dicen que lo que sucede es que la sociedad ha cambiado mucho, hay que contestarles que, efectivamente, ha cambiado mucho, pero ha cambiado para bien. Nunca ha sido España un país tan próspero, tan libre, tan democrático ni tan estable políticamente. Nunca ha habido tantos centros de enseñanza, ni los alumnos los han tenido tan a su alcance. Y nunca han estado tan bien dotados como lo están ahora. Todavía recuerdo institutos sin calefacción, y escuelas unitarias rurales con servicio en tan malas condiciones que era mejor ir bajo un árbol. La carga lectiva de los profesores era mayor, no tenían tanto tiempo para estudiar ni para formarse, ni tantos medios para ello. ¿Por qué un cambio social, claramente para mejor, había de deteriorar hasta tales extremos el sistema educativo y aumentar la violencia en las aulas? No, los cambios que ha vivido nuestro país en los últimos 30 años han sido en general para mejorar, y no pueden explicar el ambiente de grosería y zafiedad que se ha instaurado en nuestros centros. También se dice que las familias separadas crean problemas que no existían antes. Es verdad, pero si ahora están los problemas procedentes del divorcio, antes estaban los procedentes de la ausencia de divorcio. Y los padres que se separan lo hacen porque dejan de quererse, o porque la convivencia es imposible. En cualquiera de ambos casos, no es seguro que el hijo salga perdiendo con la separación. Vale más ser hijo de padres separados (como se da ahora con tanta frecuencia) que ser hijo de padres que están siempre peleando porque no se pueden separar (como sucedía antes). No, familias problemáticas y desestructuradas las ha habido siempre, bien porque los padres estaban emigrados y los hijos quedaban a cargo de un familiar, bien porque alguno de los progenitores era alcohólico, bien porque un hijo era esquizofrénico, o una hija se convertía en madre soltera, y había que ocultarlo y soportarlo como si fuera una vergüenza.
Naturalmente, entre los cambios sociales está la presencia de inmigrantes en nuestras aulas, pero atribuir a esta circunstancia el aumento de la violencia es, además de una villanía, una afirmación muy peligrosa, porque es una manera como otra cualquiera de fomentar la xenofobia. Un inmigrante no es por sí mismo más o menos gamberro que un español, aunque si no se le educa y no se sanciona su mala conducta puede ser tan zafio como un español a quien no se le educa y no se sanciona su mala conducta. Es más, muchos estudiantes, procedentes de países con una escuela más tradicional (porque al ser países pobres, no tenían dinero para invertir en experimentos educativos delirantes) se escandalizan del poco respeto que los alumnos españoles tienen a sus profesores. Muchos chicos sudamericanos llegan sabiendo dos cosas que ignoran la mayoría de de nuestros estudiantes: a pedir las cosas por favor, y la tabla de multiplicar. Lamentablemente, lo primero se les olvida enseguida, porque nada es tan contagioso como la grosería y los malos modales. Si los inmigrantes han constituido un problema, ha sido porque no se les ha sabido integrar, embutiéndoles en la clase que les correspondía por su edad, y no por su nivel, y a veces con un profesor cuyo idioma desconocían. ¿Cómo no va a portarse mal un chico al que se le obliga durante varias horas a estar escuchando algo que no está preparado para comprender, y en una lengua que ignora? ¿No hubiera sido más cuerdo que durante un curso hubieran estado dedicados casi exclusivamente a aprender castellano, y que después se hubieran integrado en el curso que les correspondiese por sus conocimientos? Diversidad por diversidad, mejor se trabaja con alumnos de distinta edad pero de parecido nivel que de idéntica edad pero de preparación completamente distinta. Si la presencia de inmigrantes es un problema, el problema no se ha sabido encarar, y la culpa de ello no la tienen los propios inmigrantes, sino los responsables educativos. Hay que decir que este despropósito de agrupar por edades en lugar de por niveles parece que está enmendado en la LOE. Pero estarán ustedes de acuerdo en que una idea tan de sentido común haya tardado quince años en entrar en la cabeza de quienes elaboraron la LOGSE es algo altamente preocupante. Esperemos que dentro de otros quince años se den cuenta de los errores de la LOE que hoy puede detectar cualquiera.
Dos cosas más deben tener presente los que achacan el fracaso de nuestro sistema educativo a circunstancias sociológicas. La primera, que existen institutos en los barrios y en los centros de las ciudades, institutos con emigrantes e institutos sin ellos, institutos rurales e institutos en pequeñas villas marineras. Por mucho que haya mejorado España en general, y esto nadie lo duda, el medio en el que están situados lo centros de enseñanza pueden ser distintos, pero en todos ellos el nivel de conocimientos de los alumnos y el de convivencia bajó estrepitosamente en cuanto se implantó la reforma. Cuando una misma reforma provoca efectos tan desastrosos en circunstancias sociales tan variadas, es razonable pensar que la culpa es de la reforma, y no de las circunstancias sociales. La segunda, muy a menudo olvidada, es que la reforma no se implantó a la vez en todas partes, sino que durante varios años estuvieron coexistiendo ambos sistemas. Y ya empezaron a sonar las primeras alarmas, porque se empezaron a ver las primeras diferencias entre los alumnos que habían estudiado en institutos donde se mantenía el viejo sistema y los que lo habían hecho en aquellos que habían implantado el nuevo, claramente favorable a los primeros. Y esta diferencia se podía constatar entre centros próximos entre sí, por lo cual las diferencias que pudiera haber entre los alumnos según su procedencia social era irrelevante.
También se suele argumentar que nuestra sociedad es violenta y competitiva, y que eso se refleja en las aulas. Pero sucede que la sociedad siempre ha sido violenta, y en España no hay ahora más violencia que en tiempos pasados, más bien al contrario. Antes era frecuente el espectáculo de unos policías apaleando a quienes se manifestaban pacíficamente. Hoy la policía está al servicio del ciudadano, no de un dictador. No hace tanto podíamos ser tratados violentamente por defender libremente nuestras ideas, ahora podemos hacerlo tranquilamente, aunque no sean las del partido en el poder. Antes se podían sufrir vejaciones por ser homosexual, actualmente cualquiera puede manifestar públicamente su condición de tal sin tener que padecer por ello. Hasta la aprobación de nuestra actual constitución existía la pena de muerte, hoy está abolida, y ni los más cerriles piden su reinstauración. Y a quienes dicen que nuestro mundo es competitivo y desquiciado, hay que recordarles que la competitividad es una conquista de las sociedades democráticas. Son las sociedades cerradas y clasistas las que eliminan la competencia. Durante la Edad Media, por muy listo y trabajador que fuera un plebeyo y por muy tonto y vago que fuera un noble, siempre quedaba el primero por debajo del segundo. ¿Por qué? Porque nunca podían competir los dos en igualdad de condiciones. Se puede competir leal o deslealmente, pero no dejar de competir, porque la competencia es tan intrínseca al ser humano como el sexo, y tan poco realista y tan puritano es ignorar la existencia de uno como ignorar la de la otra. Me explicaré. Si dos personas aspiran a un mismo puesto de funcionario, pueden competir lealmente mediante una oposición libre, cuyas reglas sean explícitas y transparentes, o bien pueden hacerlo deslealmente, mediante enchufes, recomendaciones o sobornos. Si dos muchachos aspiran a la mano de una misma mujer, pueden competir lealmente, multiplicando las atenciones para con ella, o bien deslealmente, hablando mal del otro pretendiente a la chica. Si dos partidos políticos pretenden gobernar, pueden competir lealmente a través de unas elecciones democráticas, o bien a lo bestia mediante una guerra civil. No olvidemos que Franco acabó con la competencia fusilando a sus competidores, y de este modo no tuvo que competir con nadie durante cuarenta años. Si la competencia es propia de toda sociedad, sobre todo de las democráticas, en lugar de proscribirla como generadora de violencia, hay que asumirla y reconocerla, para que los niños que ahora están en la escuela puedan competir en el futuro unos con otros pacífica y amistosamente.
Otro argumento para explicar el origen del problema que nos ocupa consiste en sostener que los chicos ven demasiada violencia en la televisión. Tal explicación es falaz. No hay más violencia que la que había en las historias del capitán Trueno o en las novelas que leían los jóvenes mucho antes de que la televisión fuera inventada. No hay historia de aventuras sin violencia, porque sin violencia no hay aventura posible, ni relato de piratas sin abordajes, ni novela policíaca sin asesinatos. En las tragedias de Shakespeare hay sangre y crímenes en abundancia, en el Quijote apaleamientos y bromas de mal gusto, en todos los poemas épicos batallas y montones de cadáveres. En las películas de romanos veíamos los muchachos de mi generación crucifixiones y cristianos devorados por leones, en las del oeste asesinatos y linchamientos, en las de guerra muertos y heridos por metralla, y aunque distábamos mucho de ser chicos ejemplares y pacíficos, el ambiente en los centros de enseñanza era relativamente bueno, por lo menos comparado con el que hay ahora. No, la violencia en el mundo de la ficción, sea a través de los libros, del cine o de la televisión, ha existido siempre, y no tiene nada que ver con la violencia en el seno de nuestras aulas. La violencia tiene que ver con las falacias de nuestro sistema educativo, que ahora paso a exponer.
La primera de ellas, que considera la educación un derecho, pero su conculcación no es considerada delito. Sería absurdo que un gobierno proclamara el derecho a la libertad sexual y no castigara la violación, se declarara partidario del derecho a la integridad física y no penalizara a quien maltratase a su pareja, se erigiera en campeón de la propiedad privada y no encarcelara a los ladrones. Pues bien, si unos alumnos boicotean una clase, impidiendo su normal desarrollo, o mejor dicho, violando el derecho del resto de sus compañeros a recibir una enseñanza de calidad, los alumnos que boicotean están más protegidos por la ley que los alumnos perjudicados. El pisotear el derecho a la educación no es constitutivo de delito, luego ese pretendido derecho no es efectivo, es papel mojado. Y que no se me diga, por favor, que se puede expulsar a un alumno durante una temporada: quien boicotea las clases no tiene el menor interés por permanecer en el instituto, luego su expulsión es un premio, no una sanción. Algo así como si en el antiguo servicio militar obligatorio se castigara el mal comportamiento con una semana de permiso. Ni el derecho a aprender de los chicos, ni el de los profesores a no sufrir el acoso de los más gamberros está protegido por la ley. No existe en nuestro país, dígase lo que se diga, el derecho a la educación. Es cosa de risa crear un sistema que tolera la violencia dentro de sus aulas, y después ponerse a reflexionar sobre las causas del aumento de la violencia dentro de sus aulas.
La segunda falacia, muy relacionada con la primera, es la de la educación obligatoria. No es obligatorio estudiar, porque se puede pasar de un curso a otro con ocho asignaturas suspensas, no es obligatorio respetar a los compañeros y profesores, no es obligatorio acatar unas normas que sí son obligatorias en cualquier lugar público. Si un alumno le suelta una grosería a un profesor, no es obligatorio pedir perdón. Es cosa corriente escuchar que por mal que estén los centros de enseñanza, mejor están los muchachos allí que en la calle. Pero si en los institutos impera la ley de la calle, no se acaba de entender qué ventajas ofrece el instituto. Es un sistema de enseñanza obligatoria que no obliga, así de fácil. Proclama un derecho que no protege y unas obligaciones a las que nadie está obligado. Es un sistema que tolera la violencia, pero también la ejerce. Y esto es así porque impide que los alumnos más inteligentes y trabajadores den de sí todo lo que podrían, a fin de no crear desigualdades. Y esto es, sencillamente, un acto de barbarie. La mayoría de nuestros estudiantes podrían aprender mucho más de lo que aprenden, si se les ofreciera un ambiente de trabajo y disciplina, pero resulta que eso es atentar contra la igualdad, según los políticamente correctos. No, se atentaría contra la igualdad si para matricularte en un instituto te exigieran pertenecer a la aristocracia, o profesar una determinada religión, o presentar un certificado de limpieza de sangre. Pero si lo que se exige simplemente es que el alumno ponga de su parte lo que tiene que poner, no sólo no atropella la igualdad, más bien al contrario, ofrece una verdadera igualdad de oportunidades. Las diferencias entre las posibilidades de un muchacho que va a un centro público y el que va a un colegio de élite son mucho mayores en el actual sistema que en el anterior, por muchas deficiencias que éste pudiera tener. Un sistema que impide aprender a los más trabajadores para que los que no lo son tanto no se sientan en condiciones de inferioridad, es un sistema que viola un derecho fundamental. Para aprender, es necesario escuchar la explicación, pero si ésta es entrecortada porque el profesor tiene que interrumpirla cinco o seis veces por minuto para mandar callar, atender a la explicación se hace mucho más difícil todavía. Si además, hay un ruido permanente de fondo, las dificultades aumentan todavía más. Si el profesor no puede atender individualmente a los alumnos, porque en cuanto pierde a los demás de vista, se ponen a saltar por encima de las mesas, la ayuda a los alumnos con dificultades se hace imposible. Hay alumnos que comienzan con interés pero terminan tirando la toalla ante el cúmulo de dificultades. Y esto es explicable, podemos exigir a nuestros alumnos que estudien, no que sean héroes. Nuestro sistema no prepara para una competitividad leal, no, ha convertido el estudio en una supervivencia del más fuerte. Pero además, como apunté casi al principio, un sistema donde no se valora el saber ni el trabajo, hace que los alumnos sean más incultos y estén más ociosos, y en consecuencia más propensos a portarse mal. Un alumno que repite curso con ocho asignaturas suspensas sabe que va a pasar al curso siguiente aunque vuelva a suspender las ocho asignaturas. ¿Para que va a estudiar? No se espera nada de él, no tiene que hacer nada y nada va a sucederle aunque no de un palo al agua y entregue todos los exámenes en blanco. Hay un cuento del célebre escritor ruso Nicolai Gogol, intercalado en su novela Las almas muertas, que me gustaría resumirles a ustedes. Es la historia de un profesor muy severo, que exige un buen rendimiento a sus alumnos, simplemente porque la obligación de los alumnos es estudiar y porque él no les pide nada que no esté al alcance de sus posibilidades. Los chicos le quieren, porque un profesor que exige es un profesor que valora la capacidad de los alumnos. Un profesor que se conforma con menos de lo que los alumnos pueden dar de sí, está minusvalorándolos, está, sencillamente, tratándolos como si fueran idiotas. Y nadie se encariña con quien lo trata como un idiota. Los alumnos de ese profesor se portaban bien: estaban tan ocupados en estudiar que tenían poco tiempo para hacer travesuras. Pero he aquí que este profesor se muere y llegan otros con ideas novedosas: lo importante no es el saber, es el comportamiento (en la jerga actual, lo decisivo no son los contenidos ¿les suena de algo?). Y como el saber no era importante, dejaron de estudiar, y de este modo tuvieron tiempo para hacer diabluras. Empezaron a portarse mal. En cuanto se empezó a despreciar el saber frente al comportamiento, no solo decayó el saber de los alumnos, también decayó el comportamiento. Pero de este cuento podemos sacar una segunda moraleja. Gogol murió en 1852, lo cual quiere decir algunas de las sandeces pedagógicas que se dicen hoy como muy novedosas, y que él satiriza, ya se decían, tirando por lo bajo, hace más de 150 años. Una idea no por parecer novedosa es buena, pero además puede suceder que ni siquiera sea novedosa.
Otra cosa relacionada con el descenso de los conocimientos, y que también tiene que ver con la violencia, es el descenso de la madurez. Una persona que necesita ensañarse con otra para sentirse algo es una persona inmadura. La madurez tiene que ver con la responsabilidad, y hoy los alumnos raramente tienen que responder. Si no aprenden, la culpa es del sistema, que no les motiva. Si llevan malas notas, es que el profesor les tiene manía. Si molestan a los demás, es que son hiperactivos. Si son zafios y maleducados, es que son unos inadaptados. Si no estudian, algo les pasa, porque ya se sabe que los chicos tienen una inclinación natural hacia el trabajo, y a la vagancia se la conoce a menudo como “dificultades de aprendizaje”. Hay una tendencia por parte de algunos educadores paternalistas a considerar los defectos como patologías. La madurez consiste en la capacidad de reflexionar sobre los propios defectos, a fin de mejorar, pero si los defectos se consideran patologías, se bloquea toda capacidad de madurar. Lo que voy a decir ahora parecerá muy duro, pero estoy convencido de que es verdad: un niño también puede ser una mala persona, y ser mala persona no es una enfermedad.
Pero nuestro sistema educativo, además de ejercer la violencia sobre los que podrían aprender y no se les deja, también la ejerce sobre quienes estarían más a gusto aprendiendo un oficio y se les hace permanecer durante varios años en el instituto, contado los que le faltan para concluir la enseñanza obligatoria como si fuesen presos contando los que le restan de condena. ¿Y qué hacer entonces con esos muchachos que no quieren estudiar? Sencillamente, proporcionarles un lugar donde puedan aprender la profesión que libremente escojan. Es un disparate que no exista formación profesional antes de los dieciséis años cuando la edad mínima para trabajar es, precisamente, la de dieciséis años. De esta manera, quien tenga claro que quiere trabajar en cuanto se lo permita ley, sólo podrá hacerlo como mano de obra barata, no cualificada. Si un niño, a partir de los doce años, se empeña en no estudiar, no va a estudiar, digan lo que digan las leyes. Ya he apuntado hace un momento que nuestra enseñanza obligatoria no obliga, y esto es así porque es imposible obligar a estudiar, y una ley de imposible aplicación es siempre una mala ley. Se me podrá decir que la edad de doce años es demasiado temprana para que un muchacho tome una decisión tan importante, y es verdad. Es una decisión que no debe tomar él solo, sino con ayuda de algún adulto, padre o profesor. Pero si después de reflexionar persiste en su actitud, y a pesar de ello se le obliga a estar cuatro años más escuchando cosas que no le interesan, los resultados pueden ser mucho más desastrosos. En efecto, si no se puede repetir curso más de una vez (despropósito de la antigua ley que no está enmendado en la nueva) un estudiante puede estar en un curso con todas las asignaturas del anterior suspensas. Esto quiere decir que se le obliga a estar varias horas encerrado en un lugar donde le están hablando de cosas de las que no entiende absolutamente nada, igual que si le estuvieran dando clases sobre la teoría de la relatividad, y además impartidas en chino. Esto es un atentado contra los más elementales derechos humanos. Es además discriminatorio, porque el estudiante se siente completamente marginado en relación a sus compañeros, con los cuales existe una diferencia tan insalvable que no hay clases de apoyo que la puedan superar. En la LOE se da la posibilidad de que, de acuerdo con padres y profesores, un estudiante pueda dejar el instituto a los quince años para aprender un oficio. Esto es un progreso indiscutible sobre la situación anterior, pero sigue siendo demasiado tímido. ¿Por qué para ir a una escuela taller, por ejemplo, se ha de fracasar primero en otra cosa, como si prepararse para la vida laboral fuera algo así como un desahucio? ¿Por qué para conquistar el derecho de aprender un oficio se ha de pagar primero el precio de estar escuchando durante varios años y varias horas al día conferencias sobre la teoría de la relatividad, y además, explicadas en chino? Entonces, si los hechos están demostrando claramente que quien no quiera estudiar no va a estudiar, aunque esté por ley matriculado en un instituto, ¿no es más cuerdo reconocer los hechos y dar otras opciones, en lugar de negar la realidad y dejar el problema sin resolver? La alternativa de si a un chico se le debe obligar o no a estudiar hasta los dieciséis años es falsa. La alternativa real es muy otra: si un muchacho de doce años quiere dejar de estudiar para aprender un oficio, ¿se va a respetar su deseo, o se le va a hacer esperar cuatro años durante los cuales vivirá sin estudiar, amargado y amargando la vida a sus profesores y compañeros? Podremos tenerlo encerrado entre cuatro paredes, pero eso no significa que esté escolarizado. Conseguirá que los profesores trabajen peor y con menos ilusión y que sus compañeros aprendan mucho menos. Entonces, por impedir que tome una decisión que en principio sólo le afectaría a sí mismo, se le obliga a tomar una actitud que afecta negativamente otros. Nuestro sistema impide decidir sobre su futuro a un niño de doce años, pero le permite decidir sobre el futuro de los demás.
Y cuando por fin deja la enseñanza obligatoria, después de años de hastío y aburrimiento, es una persona frustrada y desilusionada, carne de mano de obra barata para empresarios sin escrúpulos. Años de aburrimiento que hubiera podido dedicar a algo que le ilusionase más, durante los cuales se portaría mejor, porque no hay nada como una actividad que te interese para no perder el tiempo molestando nadie, estaría más contento y con ello también sus padres, y no sería una pesadilla para profesores y compañeros del instituto. Pero no es posible. Y todo ello porque, en nombre de una equidad entendida de un modo disparatado, se le ha prohibido hacer algo tan razonable como es preparase profesionalmente y, en cambio, se le ha permitido hacer algo tan poco razonable como no dejar estudiar a sus compañeros. Los alumnos de nuestros institutos se dividen en dos grupos. Unos, que están frustrados porque están en un sitio donde no quieren estar, otros, que también están frustrados porque quieren aprender pero no pueden por culpa de los unos. ¿Es cosa de extrañarse que este ambiente de frustración generalizada genere situaciones de violencia? Quisiera aclarar esto con dos ejemplos. El primero, el de un niño que entró en primero de la ESO dispuesto a no hacer nada, porque el estudio no le interesaba en absoluto. En principio se portaba bien, pero como la ociosidad es madre de todos los vicios, empezó a portarse mal, a robar móviles y a cometer pequeños hurtos. Terminó delinquiendo más seriamente y acabó en la cárcel. La historia terminó bien, porque allí le dieron unos cursos de jardinería, y al quedar en libertad pudo trabajar y reintegrarse en la sociedad. Pero digo yo ¿no hubiera sido mejor que los cursos de jardinería se los hubieran dado antes de delinquir, cuando ya era evidente que al chaval no le interesaba estudiar, y así se hubiera evitado la cárcel? No, había que ser políticamente correcto, y según la corrección política vigente no se puede aprender un oficio antes de los quince años. Y si eso le cuesta la cárcel, peor para él. El segundo ejemplo es menos dramático, pero no por ello menos ilustrativo. Un alumno que no quería estudiar y pasó, como tantos otros, amargando la vida a sus profesores y a sus compañeros. Terminó sin titular, y se puso a trabajar a lo que saliera. Con el tiempo, le entraron ganas de estudiar y se matriculó en estudios nocturnos. Me dijo: “Yo estudio por las noches y trabajo por las mañanas en trabajos no cualificados, pero si durante los años que pasé en el instituto me hubieran dejado aprender un oficio, como era mi deseo, ahora estaría estudiando por las noches y trabajando por las mañanas, igual que ahora, pero en un trabajo cualificado y mejor pagado”.
El sistema pues, ejerce la violencia sobre los alumnos, impidiendo estudiar a quien quiere estudiar, e impidiendo capacitarse profesionalmente a quien no quiere estudiar, pero también tolera la que ejercen los estudiantes. ¿Por qué es esto así? En primer lugar, porque el profesor ha sido despojado de toda autoridad, y las posibilidades de castigar a un alumno que reviente la clase, o diga una grosería, o incluso le dé una patada a un compañero o a un profesor, son mínimas. Y cuando digo castigar no me refiero a una charla con el orientador afeándole la conducta, no, me refiero a un castigo a partir del cual se le pasen las ganas de repetir su gamberrada. ¿Qué diríamos de un ministro de sanidad que creara una ley que obligara a los cirujanos a trabajar en el quirófano con las manos esposadas, y que luego se extrañara del incremento de operaciones fallidas? Es cierto que un profesor no es perfecto, que se puede equivocar, y que de hecho se equivoca, como todo ser humano. Con todo, o se admite que el profesor es quien manda en la clase, y que es él quien ha de tener la última palabra, o todo discurso sobre violencia en el aula y calidad de la enseñanza es un discurso vacío. Si un alumno se siente tratado injustamente, es lícito que lo hable con el profesor a solas, pero no puede enfrentarse con él en público porque entonces el desarrollo normal de la vida escolar es imposible. Si un pasajero de un avión cree que el piloto se ha portado temerariamente, hará bien en dirigir una protesta a las autoridades del aeropuerto. Pero si durante el vuelo los pasajeros deciden no obedecer a la tripulación y constituirse en asamblea soberana para guiar la aeronave, el accidente está prácticamente asegurado. Además, es un error creer que despojando al profesor de su autoridad los alumnos son más libres. Hay un viejo dicho militar que dice que cuando los oficiales hacen dejación de sus funciones, los sargentos tiranizan a la tropa. Los niños de las escuelas de hoy son menos libres que nunca, porque al estar el profesor desautorizado, los más matones de la clase amedrentan a los demás, y el que quiere aprender lo tiene más difícil que nunca porque los que no quieren no le dejan escuchar. Pero hablar de autoridad y de sanciones significa enfrentarse con el complejo de tantos padres y profesores que no quieren reprimir ni frustrar. Pues yo sostengo sin rodeos que quien no quiera reprimir ni frustrar, que renuncie a ser educador, porque sin represión ni frustración no hay educación posible. Cuando se le exige a un niño que coma a horas fijas y no abuse de los dulces, se le frustra. Cuando se le manda apagar la televisión e ir a la cama temprano para que pueda después rendir en la escuela, se le frustra. Cuando se le obliga a ceder el asiento a una persona mayor, se le frustra. Y cuando el profesor le hace repetir un examen porque cree que no ha dado de sí lo suficiente, o le castiga porque se ha metido con un compañero más débil, también le frustra. Educar significa poner límites, y nadie acepta de buen grado los límites. Pero la cordura consiste precisamente en el reconocimiento de los límites. E imponer límites a quien no los puede aceptar por razón de edad requiere necesariamente una cierta dosis de autoridad y de severidad. Y por favor, no se me malinterprete, ni la severidad ni la autoridad tienen nada que ver con el mal genio o los malos modos. Se puede ser exigente con un alumno o con un hijo sin tratarlos por ello con mala educación. Se ha de tener muy presente el sabio consejo de don Quijote a Sancho Panza: A quien tengas que castigar con hechos, no castigues con palabras.
Ahora saldré al paso de algo que probablemente alguno de ustedes estará pensando. ¿No sería mejor dialogar con el niño, para que comprenda que debe portarse bien? Craso error. Se dialoga con alguien cuando se pretende que haga algo que no tiene obligación de hacer. Dialogo con alguien si pretendo que invierta dinero en un cierto negocio, o si quiero convencerle para que vote una determinada opción política. Pero cuando voy al médico, le explico mis síntomas y las razones por las cuales acudí a él, pero no dialogo para convencerle de que tiene la obligación de curarme. Si no quiere atenderme, le denuncio sin pérdida de tiempo. Y si tengo una gotera en casa, aviso amablemente a mi vecino de arriba para que arregle su tubería. Y si no lo hace, pues también le denuncio. ¿O voy a tener que dialogar con él explicándole lo molesto que es tener una gotera en casa? ¿Tendré que soportar la gotera hasta que a él le parezcan convincentes mis argumentos? También dialogan dos partidos que quieran llegar un acuerdo, pero este diálogo desembocará, probablemente, en ciertas concesiones mutuas. Cuando se educa a un niño, se le imponen cosas que tiene obligación de hacer, por lo tanto sin ninguna concesión por parte del educador. Eso de decir, si haces esto te doy un caramelo, es una manera de actuar deplorable, porque se entrar en un intercambio de concesiones en algo que no es una negociación. Es cierto que se debe explicar al niño que la necesidad de seguir un horario de comidas, de no abusar de los dulces, y de hacer las tareas escolares, no es un capricho del educador, es algo bueno para él. Pero, lo entienda el hijo o no lo entienda, no hay más remedio que imponer un horario de comidas, prohibirle abusar de los dulces, y obligarle a hacer las tareas escolares. Del mismo modo que explicamos al médico nuestras molestias, para que me pueda atender y sepa que no hemos ido a la consulta por capricho, igual que le explico a mi vecino lo de mi gotera, para que sepa que mi pretensión de que cambie su tubería no es un capricho mío, pero una cosa es informar y explicar y otra dialogar. A unos amigos míos les sucedió que no podían vivir tranquilos porque el niño del piso de arriba se dedicaba a jugar al balón en el pasillo. Avisaron a los padres, y estos le dijeron que no había manera de convencer al niño para que dejara de hacerlo. ¿Cómo puede haber padres tan inconscientes? Al niño se le ha de hacer ver lo molesto que es su actuación para sus vecinos de abajo, pero después, lo entienda o no, se le ha de exigir que deje de jugar al balón en la casa. ¿O van a tener que soportar los vecinos esas molestias mientras el niño no encuentra convincentes los argumentos del padre? Y si el niño sigue en su actitud, el padre le ha de quitar el balón de las manos, físicamente si es necesario, y si forcejea y no se deja, pues a lo mejor se hace necesaria una bofetada. Por expeditivo que pueda parecer, es mucho más sano una bofetada una vez en la vida que unos padres tiranizados toda la vida por el hijo. Hace unos meses unos jóvenes mataron a una indigente en un cajero. Seguro que antes hicieron gamberradas en el ámbito doméstico, porque nadie se estrena de gamberro con un asesinato. Si a tiempo les hubieran parado los pies, sin diálogo ni contemplaciones, ahora no estarían en manos de la policía. Por no poner límites a tiempo, el primer límite con el que tropezaron fue la policía ¿Y van los policías a dialogar con ellos? Les dirán acaso ¿Es que no sabéis que está muy feo eso de asesinar ancianitas? ¿No sois ya mayorcitos para ir matando indigentes? No, educar a un niño no es llegar a un acuerdo de mutuas concesiones, es imponer unas normas y rutinas que el niño no siempre puede entender, pero que siempre deber acatar. Y a quien esto le parezca obsoleto y represivo, que renuncie a educar. Muchos chicos desnortados, educados sin pautas ni reglas, se integran en las tribus urbanas buscando, precisamente, alguien a quien obedecer, unas normas que seguir. Hay un dicho muy repetido, en mi opinión rigurosamente falso, que afirma que al niño lo educa toda la tribu. Es falso porque nuestra sociedad es familiar, no tribal, y al niño lo han de educar en primer lugar los padres, en segundo los profesores, y si los primeros renuncian a hacerlo, y los segundos no pueden hacerlo porque se lo impide una legislación disparatada, entonces el niño, inevitablemente, busca el apoyo de una tribu. Muchas gracias.

TrackBack

TrackBack URL para este entrada:
http://www.leqtor.com/movabletype/mt-tb.cgi/62

A continuación se encuentran los links de weblogs que hacen referencia a RESPONSABILIDAD DEL ACTUAL SISTEMA EDUCATIVO EN LA VIOLENCIA EN LAS AULAS:

» El sistema educativo y la violencia escolar de meneame.net
Transcripción de una conferencia de Ricardo Moreno sobre la responsabilidad del sistema educativo actual en el clima de violencia que se respira en las aulas españolas: "Nuestro sistema no prepara para una competitividad leal, no, ha convertido ... [Leer más]

Comentarios

Gracias, Ricardo. Tu trabajo me parece admirable, y es una delicia seguir tus argumentaciones. No sólo estoy de acuerdo con todo lo que escribes, sino que, además, disfruto mucho leyéndote. Me parece que tu forma de escribir es un ejemplo muy bueno sobre la forma de argumentar de manera serena sobre temas que frecuentemente se abordan apeando la racionalidad.
Muchas gracias.

"Una persona que necesita ensañarse con otra para sentirse algo es una persona inmadura."

Exactamente, Ricardo.

Excelente argumentación. Me gustaría que pudieras difundirla en foros más amplios.
Ya veo que conoces las andanzas de Don Álvaro. Pero no estuvo ni está solo, hay más personas de fundaciones pías haciendo estupideces. Desgraciadamente, con el otro grupo de poder regresará el Opus, que tampoco es una buena alternativa.
Padecemos una maldición que no se cómo calificar.

Totalmente de acuerdo con tu tesis: el origen del llamado fracaso escolar no está en la sociedad sino en la falacia del sistema educativo ...
Excelente.
Mi enhorabuena. Me encargaré de divulgarlo.
Feliz año, Ricardo.
Sigue así.

Extraordinario artículo, suscribo integramente tus argumentos, algunos de ellos los había oído anteriormente.
El problema de la violencia escolar reside en el propio sistema educativo que siempre he pensado que es una estafa.
Un saludo

De acuerdo en casi todo. A mí, lo de dialogar, llegar a acuerdos, me sigue pareciendo, una buena forma de educar.

Resulta ya anacrónica la aberrante "ideología" sustentada en la parábola de las manzanas podridas que hay que separar del resto. Parece ser que a algunos se la grabaron a sangre y fuego.

Tienes razón, Hernenegildo, si un chico, hijo de familia modesta, no puede aprender por culpa de los que no tienen el menor interés en ello, que se aguante, porque no se puede discriminar a los boicoteadores. Y si con eso se pone en peligro su futuro profesional, la culpa es de él, por no haber nacido de familia rica, que le hubiera podido pagar un colegio de élite. Y los que sufren agresiones y tratos vejatorios, que lo soporten con cristiana resignación, no vaya a ser que los agresores se puedan sentir discriminados.
Atentamente

PUES CLARO que hay que separar a las manzanas podridas, faltaría más. ¿Es que si un padre medio loco muele a palos a su familia les obligamos a convivir hasta que lo arreglen? ¡hombre, por favor!

El Panfleto es un librito fantástico lleno de sentido común. No creo que nadie que haya visto como esta mierda de leyes educativas le robaba su futuro pueda estar en contra.

Igual se piensan algunos que han ayudado mucho a la clase trabajadora saturando el mercado laboral de licenciados a los que nadie quiere, en lugar de haber sido mecánicos o paletas como sus padres.

"Como sus padres", justamente... Estaría de acuerdo con Ricardo si todos los que "deciden" ser albañiles lo fueran porque es el trabajo que más les atrae pero no es el caso. Todas las estadísitcas muestran que la elección está fuertemente condicionada por los padres, el entorno, las expectativas. Cuanto más temprana sea, más influirán. Y , efectivamente, la mayoría de albañiles tendrán hijos albañiles y la mayotría de licenciados querrán y apoyarán eso para sus hijos. Y no me digan que conocen casos de lo contrario, que es obvio, hablo en porcentajes. ¿Cuántos de los hijos de los que defienden esta separación son peones de la construcción? No digo que las cosas puedan seguir como están, pero esa separación a los 12 años no hará más que empeorar las cosas. Eso sí, los que "quieren" estudiar podrán hacerlo tranquilos con los profesores que quieren librarse de según qué elementos o "manzanas podridas"

Laura:
Ningún alumno es un elemento, y mucho menos una manzana podrída, término que ha introducido Hermenegildo. Todo alumno de 12 años, es suceptible de mejora. Meterlo en una clase con otros 30-34, y 10 o 12 profesores, si no quiere estudiar, es una pérdida de tiempo, para todos los implicados.
¿no te parece más operativo, ofrecerle un menú, que pueda digerir, y que no provoque su rechazo?
Igual, deberían quedarse al menos,un par de añitos más, en primaria, hasta que tengan los mínimos básicos instrumentales, y luego ofrecerles programas de cualificación profesional..., mejor eso, que no esten en las calles, excluidos, expulsados, absentistas...
¿No te parece...?

'Eso sí, los que "quieren" estudiar podrán hacerlo tranquilos con los profesores que quieren librarse de según qué elementos o "manzanas podridas"' Tienes razon, Laura, todos los que quieren estudiar podrían, efectivamente, estudiar (lo cual es algo a lo que en justicia tienen derecho), y entre ellos están los hijos de albañiles con interés en aprender para tener distintas opcciones en la vida. Pero el sistema actual penaliza, precísamente, a los hijos de las clases más modestas, que no tienen otra opción para promocionarse que la escuela pública, y resulta que su futuro queda en manos de los gamberros y boicoteadores que no les dejan estudiar.
Atentamente

Laura, tienes una empanada mental que no te la crees.
Dices: "Estaría de acuerdo con Ricardo si todos los que "deciden" ser albañiles lo fueran porque es el trabajo que más les atrae pero no es el caso.". A ver, maja, ¿Sólo se puede trabajar en lo que a uno "le atrae"?¿y si lo que les atrae es el dinero, la posibilidad de trabajar cuanto antes, o el nulo desempleo de la construcción?. ¿Decides tú lo que es vocación?. ¿Y lo que es suficientemente bueno para la clase obrera?.

Pues yo me he hecho la vida muy ricamente currando en lo que salía, sin más vocación que cobrar a fin de mes, y me basta. ¿Es suficientemente bueno para tí o condicionaré negativamente las espectativas de mi prole? ¿si conocen mi profesión los pérfidos maestros bajarán las notas para perpetuar la "brecha social"? ¿si no eres licenciado, estás más cerca del eslabón perdido? ¡vivo en un sin vivir!

LO DIJE, y lo repito: que dejéis en paz a los peones de gremios, que no necesitamos ingeniería social. Empezad a dar una calidad en la enseñanza, y sobre todo un ambiente de orden en la clase donde no vayan los hijos como a la guerra, y si tan incomprendidos os parecen los navajeros yonkis de quince años adoptais uno, pero no le cargueis el muerto a los hijos del vecino.

"Igual se piensan algunos que han ayudado mucho a la clase trabajadora saturando el mercado laboral de licenciados a los que nadie quiere, en lugar de haber sido mecánicos o paletas como sus padres."

No es de extrañar que personajes que dicen lo anterior se sientan fascinados por las propuestas educativas de Ricardo: "tanto monta, monta tanto"

Diego, no te has enterado de nada, pedagogos del mundo entero: encerraos en casa, y dejad de destrozar la educación

REPITO, Diego Ureba:
¿QUÉ PROBLEMA TENÉIS CON LOS PEONES DE GREMIOS? ¿Es algo deshonroso de lo que haya que salvar a la siguiente generación?

¿Ha servido de algo hacer creer a una generación entera que un título universitario era la clave del éxito en sí misma? Para encontarse con 25 años, licenciatura y máster, sin experiencia laboral y con menos ofertas de empleo que un FP1 de los antiguos? ¿ESO es ayudar al obrero? ¡Anda ya!

Así que eso de Universidad para todos, para empezar es una estafa, porque si todo el mundo tiene un título es como si nadie lo tuviese. Y el tiempo no vuelve atrás para optar por la rama profesional.

Para seguir, cuanto más se rebaje el nivel de acceso a la uni, peor todavía, porque el título sirve aún de menos y la calidad educativa disminuye (por aulas saturadas y desfase de conocimientos con los requeridos).

Además estáis cargando el muerto del alumno problemático, el mamporrero (sí, hijos, los hay que dan palizas), el acosador sexual (podemos fingir que es cosa de la edad hasta que pasen los años y le vemos en los periódicos), el que no habla el idioma, el que odia el país al que sus padres le han traido, el que tiene problemas cognitivos de la A a la Z, todos los que queráis, le estais cargando el muerto a los hijos del vecino. Y a sus profesores. Pero estos últimos al menos son adultos, con la personalidad formada y otras armas para defenderse; amen de que es una profesión, y si todo falla, se puede desertar.

Pero ¿y los hijos? Ni encuentran calidad ni encuentran paz. Y de ellos sí que no es la culpa si al "compañero" de clase que les ha tocado en gracia no le quiere su padre. Qué manía con mirar "hacia abajo" y no ver a las personas como individuos sino como "clase social".

Además ¿qué se está buscando en realidad? ¿que el porcentaje de universitarios sea exactamente, exactamente, exactamente el mismo en hijos de obreros que de profesionales? ¿y eso qué más da?

Lo grave sería que no hubiese movilidad de clases. O que estudiar fuera la diferencia entre comer o no comer. Pero hombre, que no todo el mundo quiere lo mismo en la vida, y si a uno le gusta su barrio y la vida de su padre, ¿qué pasa? ¿Tiene que venir un pedagogo a decirte "oh, obrerito, no te quieres lo bastante?. ¡Hombreeeeee!

Laura:
Dices que las cosas no pueden seguir como están.
¿Hacia dónde deben dirigirse?¿qué cambios propones?
¿Qué ves de positivo en la acual situación?
Ahora:los alumnos y profesores que quieren dar clase no pueden, y los alumnos objetores antiescuela no estudian ni sacan nada productivo,aunque os empeñéis en salvarlos voluntaristamente y aunque la LOE escriba en su letra toda la filosofía, fuera de la realidad, para que estudien.
Yo repito el mismo estribillo siempre:
prefiero un alumno objetor integrado y que salga con unos conocimientos básicos instrumentales y con una formación preprofesional(que es lo que defendemos algunos),que lo que ahora tenemos:vagos aburridos y conflictivos que terminan expulsados o abandonando en la calle,sin título,sin conocimientos y sin formación alguna,o sea mano de obra barata,que defienden(defendéis ) otros,aunque no lo digan.

Hermenegildo:
A las "manzanas podridas"(el calificativo es tuyo,no mío,hay que seguir tratándolas como ahora:
Se las sienta en una mesa,con 11 asignaturas,en jornada continuada.
Se espera que te boicoteen y te insulten y se les expulsa una y otra vez,hasta que se van aburridos antes de los 16 a la calle.Sin título alguno.
Eso es lo que tenemos que seguir haciendo,que es muy bueno para ellos,para los otros alumnos y para los profesores.

Como ya he dicho en otro comentario, sobran albañiles y faltan "buenos albañiles". A mi esta discusión me recuerda a la polémica que hubo hace años con respecto a la "Mili-PSS-Insumisión". Cierto que, históricamente, el servicio militar obligatorio fue un logro democrático frente al sistema de siglos anteriores, pero llegado el final del siglo XX el antiguo derecho se había convertido en obligación. Una solución temporal fue la alternativa mili-PSS, pero ésta última servía básicamente para que las administraciones se ahorrasen una serie de sueldos sin ofrecer una auténtica formación, de ahí que muchos se hicieran insumisos (recordad aquel eslogan : "ni mili ni PSS"). Creo que la formació militar de los actuales profesionales es mejor que la de los reclutas de antaño (más de uno se acababa suicidando en una garita). ¿Por qué no aplicar un sistema similar?. Quien quiera estudiar (gratis), que estudie (gratis), pero en condiciones óptimas. Quien busque prepararse para un oficio, que tenga la oportunidad de hacerlo (también gratis y en condiciones). En realidad, a nuestro mercado laboral le sobran universitarios y le faltan peones y técnicos bien cualificados.

RM y SGG
No creo que haya que seguir como ahora, yo también doy clase y sufro las consecuencias de lo que denunciáis, pero desde luego la solución no me parece que pase por lo que propone Ricardo o por grupitos según capacidades o preseuntos intereses.

Cosas que creo que podrían mejorar:
- exigir más desde primaria
- una inspección que aparte de pedir programaciones y papelitos, ayudase a los profesores, controlase que se impartan los mínimos, intervenga ante los desmanes de algunos directores
- reducción de ratios inmediata en los centros más complicados
- que cada profesor pueda escoger, aparte de zona, tipo de centro y grupo, incentivando con puntos o dinero los que a priori pueden ser más complicados de cubrir
- centro de formación del profesorado basado en el intercambio de experiencias útiles y no en pedagogía teórica
- enseñanza basada en los problemas cotidianos, cambio de currículum pero para todos y no sólo los que van peor
- refuerzos extraescolares gratuitos en el propio centro para prevenir las carencias y no actuar sólo cuando ya es tarde

O sea, lo que se viene reivindicando desde hace años sin que nos hagan caso. Si uno plantea estas mejoras y no sólo no las conceden, sino que "reforman" con más de lo mismo, llega un momento en que muchos profesores se vuelven "objetores educativos" y empiezan a pensar que era mejor no haber "reformado" nada. Es un mecanismo psicológico de autodefensa para no caer en la "depre" pura y dura. No es el mejor método, desde luego, pero cuando llevas años dándote de cabezazos contra el mismo muro, no se te ocurren otras cosas. Admito que yo mismo me lo planteo más de una vez durante el mismo curso. Luego recapacito y me digo: "quizás el curso que viene sea mejor" (y así llevo catorce años).

Laura, de acuerdo en casi todo lo que propones, excepto tu 2º guión.
No espero de la inspección ayuda. Te recuerdo, que en el borrador de la carrera docente, se reserva un tercio de plazas a los directores, para acceso a la inspección. Así que los pro-Loe-Logse, lo tienen más fácil.
En realidad, el acceso a la inspección, siempre estuvo condicionado, por el poder político dominante. Ayer eran los de la dictadura, luego los "trepas" del Psoe..., que pretenden perpetuarse con la "carrera indecente"-no docente.
Así que desde la utopía, algunos aspiramos a que los inspectores, retomen la docencia cada x años, y estén un mínimo de 2 años, currando con alumnos de ahora, para actualizarse..., como los compañeros liberados de los Ceps.
La anterior norma, sería interesante su aplicación a legisladores educativos, liberados sindicales...

Laura:
Algunos de tus puntos son de la carta a los R. Magos que venimos escribiendo desde los 90,pero que nunca nos los echan.Parece que algunos creemos poco ya en esa carta,porque no pensamos ver nunca esos regalos.
Primaria:
Con la LOE sigue todo prácticamente igual-
Inspección:
Siguen siendo burócratas que vienen,si vienen,a complicarte la vida sobre burocracias inútiles.
Ratios:
El Psoe es "muy comprensivo" y aumenta la ratio en Secundaria a 33,por necesidades.
CEP:
Mucha teoría,poca práctica,mucha filosofía proLOE,para convencernos de lo bueno de la ley.
De acuerdo en cambio de currículum y aumento de refuerzos.
Pero a pesar de todo ello,hay alumnos,que nos guste o no,se niegan a hacer nada.Son malos estudiantes,pero pueden ser buenos profesionales.
¿Qué hacemos con ellos?.
Si los Reyes Magos y sus ideólogos y burócratas(inspectores,"cepianos",sindicalistas,asesores... )dieren clases,puede que viéramos esos regalos.

Um excelente artigo de Desidério Murcho publicado no Público de 4/1/2007:

"Os Encontros de Caparide foram uma louvável iniciativa do Ministério da Educação, que pretendia ouvir as sociedades científicas sobre o ensino de algumas disciplinas fundamentais (Português, Matemática, Filosofia) cujas deficiências a nível de currículos são gritantes. Foram tempos áureos, em que um ministro da Educação, David Justino, se preocupava com questões relacionadas com o ensino e não apenas com questões laborais e meramente organizacionais. O cerne da excelência do ensino é a solidez científica dos currículos e a formação científica dos professores, mas as discussões públicas nacionais sobre educação nunca abordam estes aspectos centrais. Até parece que tudo o resto é que é a finalidade do ensino, quando na verdade são apenas meios.

Dos Encontros de Caparide resultaram dois livros. O primeiro, dedicado à Filosofia (Para a Renovação do Ensino da Filosofia, Plátano), foi publicado no início deste ano. E este volume, dedicado à Matemática, surgiu agora. No primeiro caso, trata-se de discutir uma proposta concreta que visa melhorar a qualidade científica e didáctica dos programas de Filosofia do ensino secundário. No segundo, trata-se de discutir questões pedagógicas gerais que afectam não apenas a disciplina de Matemática, mas todas as outras.

As desastrosas doutrinas pedagógicas que imperam em Portugal, algo pós-modernaças e "construtivistas", são elitistas - apesar de fingirem o contrário - e têm por denominador comum um ódio visceral às Ciências, à Matemática, à História, à Gramática, à Literatura, à Filosofia; enfim, a tudo o que se pareça com verdadeiros conteúdos escolares.

Em vez de conteúdos, fala-se de competências - como se pudesse haver competências sem conteúdos.

E em vez de se distinguir cuidadosamente o que são verdadeiros conteúdos escolares do resto, procura-se transformar a escola numa espécie de entretenimento com ademanes de educação para a cidadania - tudo, menos ensinar seriamente Matemática ou Geografia ou Filosofia ou História ou Música.

A origem destas ideias remonta a Rousseau e à fantasia do bom selvagem, e o que se visa é acabar com as Ciências, as Artes e as Letras, pois tudo isso corrompe a criança, que é presumivelmente mais feliz a ver televisão e a jogar à bola. Claro que tudo isto é fantasioso porque para andar a entreter os meninos com conversa fiada não é preciso escola: as crianças divertem-se muito mais fora da escola, e no mundo de hoje não têm sequer tempo para se aborrecer.

Fantasioso é também querer certificar manuais escolares quando os programas das disciplinas, que foram certamente certificados pelo próprio ministério, são o locus classicus do erro científico e do disparate pedagógico. Em muitos casos, para que um manual seja cientificamente bom e pedagogicamente adequado, é obrigado a não respeitar o programa. Isto porque os programas se degradaram de tal maneira ao longo dos anos que, hoje em dia, ao ler um programa curricular de Filosofia ou Português ou outra disciplina, uma pessoa pergunta-se onde está a Filosofia ou o Português.

Os pedagogos ministeriais impuseram ao país a original perspectiva de que se pode ensinar Português sem Português, Filosofia sem Filosofia e Matemática sem Matemática. Ao mesmo tempo que os estudantes são massacrados com inúmeras disciplinas vácuas sem qualquer centralidade escolar, não têm uma educação básica em Música, nem em Literatura ou Filosofia ou Geografia. Se um estudante de 15 anos quer saber alguma coisa sobre estas coisas, tem de o fazer fora da escola. Mas se quiser brincar aos índios, pode fazê-lo nas chamadas "actividades educativas", em substituição das aulas de Matemática. É esta a educação pimba que temos.

Mas não é esta a educação que a sociedade, no seu todo, quer. Os pais, com maior ou menor formação escolar, queixam-se de que a escola não ensina. Os miúdos cantam, com razão, que "na escola nada se cria, nada se transforma, tudo se perde". Os professores andam há anos a denunciar este estado de coisas. Mas os pedagogos ministeriais vão passando de governo para governo, conseguindo ora mudar a Gramática toda, prejudicando gravemente a possibilidade da excelência do ensino do Português (se antes poucos professores sabiam e ensinavam Gramática, agora ainda menos - ou será que a ideia é mesmo essa?), ora suspender documentos que introduzem conteúdos científicos sérios num programa que carece deles (como foi o caso da badalada suspensão das Orientações de Leccionação do Programa de Filosofia). A ideia de trabalhar pelo bem do país, pela excelência do ensino, em defesa do interesse público, é alheia a estes originais pedagogos.

Numa cultura como a portuguesa, na qual nunca se valorizou realmente o conhecimento - afinal, no tempo da outra senhora, o conhecimento era um ornamento social para exibir em conversas amenas enquanto se tomava chá -, compete à escola entusiasmar os jovens e a sociedade, dando-lhes uma percepção clara do valor intrínseco do conhecimento. Mas quando é o próprio ministério da educação que não acredita no valor intrínseco do conhecimento, dificultando cada vez mais o estudo aos muitos professores sérios que temos por esse país fora, afogando-os em trabalho burocrático e em horas contabilizadas nas escolas só para marcar ponto, que se pode esperar do nosso futuro? Como poderemos recuperar o tempo perdido, tanto no que respeita ao ensino da Matemática como no que respeita às outras disciplinas? Seja qual for a estratégia, o primeiro axioma tem de ser este: o conhecimento tem valor intrínseco, em si e por si, e é do maior interesse público protegê-lo e transmiti-lo, e ensinar a produzi-lo - e só a escola pode fazer isso, ainda que infelizmente o tenha de fazer contra o Ministério pimba da Educação."
------------------------
Citado do:
ensinarnaescola.blogspot.com

La educación en España sólo puede arreglarse si se establece el libre mercado, como en tantos otros ámbitos de la vida. El Estado sólo debe hacer el papel de guardia de tráfico, para que no haya colisiones. Ya está bien de tanto intervencionismo. ¡Libertad! El papel del Estado es establecer unas condiciones MÍNIMAS para que, en lo demás, los ciudadanos eduquen a sus hijos como les dé la gana. Con la competencia aumentará inmediatamente la calidad. Me imagino las críticas progres; pero anticipio que no voy a perder el tiempo contestándolas.

Estimado Joxean:
Muchas gracias por participar en este foro, aunque hubiera preferido que no te negaras a debatir de principio. Es cierto que hay veces en las que no merece la pena discutir (yo mismo he cortado alguna polemica en este mismo blog con quien, a falta de argumentos, hacía juicios de valor sobre mi persona) pero esto es, precisamente, un foro de debate. Aclarado esto, te contesto. No estoy de acuerdo con tu propuesta por la sencilla razón de que se parece mucho al sistema vigente, con el cual discrepo claramente. Fíjate que en la ley actual de educación el estado sólo se responsabiliza de un mínimo que cada vez es más mínimo: ahora se podrán titular con dos o tres asignaturas suspensas. Todo lo que ofrece el estado, por mucho que se hable de "calidad de la educación", es un título que no significa nada y unos conocimientos, no ya mínimos, sino vergonzosos. Y el que quiera una enseñanza mejor, que se la pague. Dices que cada uno ha de educar como le de la gana, pero si a un chico le da la gana de estudiar y aprender mucho, y no es de familia con posibles, no va a poder ejercer esa libertad que tu propugnas, porque el estado tan solo le garantizó esos mínimos. Por eso yo sostengo que el estado ha de proporcionar una enseñanza basada en el rigor y el trabajo, donde puedan aprender tantos y tantos chicos de origen modesto que hoy se pierden por culpa del jaleo que arman los que no tienen el menor interés en aprender.
Atentamente

No es raro que al calor del entusiasmo de Don Ricardo por la competencia aparezca por estos lares otros similares para situar la competencia en su lugar natural: el libre mercado. Lugar este muy de izquierda, ¿verdad, Don Ricardo? Tampoco es de extrañar que preconizando tales valores sus amigos de "Libertad Digital" y la COPE lo eleven a los altares. A pesar de los esfuerzos que hace con los guiños izquierdistas de la religión, la violencia de género o la homosexualidad. Esto último cómo dijo aquí uno con el Gatopardo y una camisa roja: "cambiar todo para que no cambie nada"

El libre mercado...el libre mercado que deje fuera a tantos y tantos ciudadanos que no podrán NUNCA pagar a sus hijos una educación ni de mínimos ni de nada. En el país de los mileuristas, donde no ya la educación sino la misma subsistencia diaria es cada día más difícil vienen pregonando la necesidad del libre mercado...
Eso os gustaría a muchos, reservar el conocimiento, la educación a los mismos elegidos de siempre...Para así lavar mejor el cerebro.
Hermenegildo...parece mentira que defienda una educación pública como la actual que en lugar de servir de escalón para lograr una ciudadanía reflexiva y consciente de lo que ocurre en su circunstancia vital, propugne una educación expendedora de títulos vacíos de contenido. Unos titulados más engañados que nunca que además de morirse de hambre se pudrán de frustración al darse cuenta de que ese título que les han dado no sirve ni para adornar el cuarto de baño.

Para la antología del disparate:

Esto último cómo dijo aquí uno con el Gatopardo y una camisa roja: "cambiar todo para que no cambie nada".

Nos hemos tronchado de risa. Hay que ver las cosas tan graciosas que se pueden decir cuando uno ignora de lo que habla y desconoce el significado último de las palabras y símbolos que utiliza.
Sí, señor, don Hermenegildo: acaba usted de describir maravillosamente el espíritu educativo de la LOE.

A todos los que frecuentais este blog:
En mi intervención anterior hablé de los que hacen juicios de valor sobre el interlocutor en lugar de razonar. Amablemente, don Hermenegildo (que si a él le gustan los tratamientos, por mí no ha de quedar) se ha apresurado a proporcionar un ejemplo con su intervención. Sigo sin entender la razón por la cual es de derechas propugnar una educación de calidad para que los niños pobres puedan enfrentarse a la vida en las mismas condiciones que los ricos. Don Hermenegildo tampoco lo entiende, porque no lo explica. Por ello, como carece de inteligencia para elaborar argumentos, se limita a meterse conmigo. Me recuerda a Federico Jiménez Losantos, que en lugar de razonar, despotrica contra el adversario. Pero ya se sabe, lo más parecido a un tonto de izquierdas es un tonto de derechas. Atentamente

Estimado Don Ricardo (permítame el tratamiento desde el respeto y la consideración):
Tener ideas –aunque sean propias- es ardua y difícil tarea. Lo fácil es subirse al carro y preguntar al de al lado qué es lo que hay que pensar.
A veces uno discrepa del mismo sujeto o de las mismas ideas, pero por diferentes motivos, a veces hasta opuestos. Vaya por delante un ejemplo basto y vasto al mismo tiempo, pero fácil de entender: Stalin y Roosvelt lucharon contra Hitler, pero no en el mismo carro. Sería absolutamente estúpido creerlo así, como tantos años de guerra, fría, caliente y templada demostraron con posterioridad.
Resulta cansino, pelmazo y hasta intelectualmente ridículo este defenderse de continuo de aquellos que quieren subirnos en el mismo carro del PP, de la COPE o de no sé qué Libertad Digital. Personalmente jamás he oído la COPE, ni he votado al PP , ni visito las paparruchas histéricas de Libertad Digital (de las que, por cierto, me tiene al corriente un compañero del PSOE) porque me aburren como una ostra.
El ejercicio de la libertad tiene, seguramente, estas servidumbres: en vez de arrojar de nuestro carro a los que se quieren subir en él hay que negar de continuo que estamos en el carro de quien algunos quieren o les interesa. Vaya coñazo.
Con afecto

Puedo aportar un caso real, el mío, de como mis hijos han acabado estudiando en la Concertada. Básicamente por dos motivos:
1) El colegio público que nos correspondía no nos parecía que iba a asegurar el mínimo que deseabamos.
Para llegar a esa conclusión, aproximadamente un año antes de escolarizar al primer hijo estuvimos preguntando a conocidos, vecinos, etc que tenian hijos en ese colegio y en otros Concertados y Privados.
2) Economicamente nos podemos permitir la opción elegida.

Por lo tanto estoy de acuerdo en que una enseñanza Pública de menor nivel (en mi caso, apreciación subjetiva) que la Concertada o la Privada perjudica al que menos tiene.

Una curiosa referencia al "Panfleto antipedagógico".
http://www.adelat.org/index.php?title=el_verdadero_problema_del_sistema_educat&more=1&c=1&tb=1&pb=1#c2250
Desde luego, la ideología educativa dominante está firmemente establecida.
Saludos.

Me parece que para el debate ni procede ni viene a cuento qué lee o escucha cada cual. No me parece que el acierto de tal o cual propuesta EDUCATIVA venga con el carnet de militante de nada, la verdad.

Precisamente, si la escuela se ha ido al peo en los últimos tiempos ha sido por intentar usar la enseñanza para conseguir "un mundo ideaaaaaal..."(suene de fondo la músiquita Disney ad hoc). Me parece una estafa para la chavalería. En lugar de prepararles para la realidad monda y lironda y darles las pautas para hacerlo lo mejor posible con sus vidas, se les ha usado de figurantes en la comedieta socio-fantabulosa-sin exclusiones. La escuela no está para hacer política.

Los mileuristas son la consecuencia de hacer creer a una generación que podía estudiar "lo que quisiera". Como si la realidad laboral, que mira que es terca la tía, fuera a plegarse a su voluntad y ofrecerles también el trabajo que quisieran ellos. Igualito que jugar al poker con las cartas que uno NO TIENE, vamos.

La pedagogía bebe de utopías que han acabado con millones de muertos, en Cambodja, los jendarmes rojos asesinaron a individuos por llevar gafas, intentar crear al hombre nuevo ha acabado siempre mal.

Un profesor de un instituto denuncia a un alumno por agresión 12/01/2007
Agencia EFE

Un profesor de un instituto de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) de Mutxamel (Alicante) ha denunciado a un alumno de 13 años, que padece un trastorno que le impide controlar sus emociones, por agredirle tras discutir con él en clase, según informó el director del centro, Francisco Antón. La supuesta agresión se produjo el pasado martes a la una y media de la tarde, cuando "hubo un enfrentamiento entre el alumno y el profesor" porque el segundo le había pedido "una serie de cosas y este chico dijo que no. Se puso nervioso, le insultó, le amenazó y salió fuera del instituto", señaló Antón a EFE. Cuando acabaron las clases, a las dos y diez, el alumno continuaba fuera del centro y el director pidió al profesor que fuera a Secretaría para poder hablar, cuando el joven "entró fue directamente a Secretaría e intentó agredir al profesor". "Fue en un visto y no visto. Yo estaba en la puerta de Secretaría y prácticamente no me dio tiempo a reaccionar, y cuando nos dimos cuenta ya estaba intentando agredir al profesor. Éste puso las manos para parar el golpe, separamos al muchacho, lo dejamos fuera de Secretaría y se fue a su casa", relató el director. El centro se puso en contacto con el padre del alumno y con la Policía Local, y por recomendación de ésta el profesor presentó una denuncia en la Guardia Civil. Antón explicó que el IES decidió expulsar al alumno durante quince días, hasta que se resuelva el expediente que se le ha abierto, al tiempo que se puso en contacto con los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Mutxamel, "que ya conocen las problemática de este niño". Al parecer, según el director del centro, el menor sufre "un descontrol de la personalidad, de la emoción" y está en tratamiento psiquiátrico, aunque se confía en que la situación mejore cuando pase la adolescencia y "vaya controlando sus emociones".

EL PAÍS Cataluña

El 36% de los alumnos creen que debería haber más disciplina en los institutos
El 36% de los alumnos de secundaria consideran que en los institutos de Cataluña hay menos o mucha menos disciplina de la necesaria, mientras que hace cinco años esta opinión era compartida por uno de cada cuatro estudiantes. La percepción es muy diferente según la titularidad del centro y mientras que en los institutos públicos se considera que existe poca disciplina por el 43,8% de los encuestados, en los privados es del 24%.

Los datos se recogen en la Encuesta sobre Convivencia Escolar y Seguridad en Cataluña elaborada por los Departamentos de Interior y de Educación de la Generalitat sobre una muestra de 10.414 alumnos. El 44% de los alumnos creen que la disciplina que existe es la correcta y sólo el 18,1% la considera excesiva.



CONCAPA pide que el agresor se marche del centro educativo en casos de violencia escolar
MADRID, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Nacional Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos (CONCAPA) reclamó hoy que, en los casos de violencia escolar entre estudiantes, sea el agresor el que se marche del centro. Así, solicitan a las autoridades educativas "suficiente sentido común" para que los actos "graves" de violencia escolar supongan el apoyo "incondicional" a las víctimas y expulsar a los agresores del colegio.

En concreto, CONCAPA apuesta en un comunicado por un apoyo "incondicional" a las víctimas, a quienes --subraya-- en justicia hay que "restituir la libertad que les arrebatan sus agresores" para que puedan tener una convivencia "pacífica" que les permita instruirse y formarse "adecuadamente", dentro del mismo centro.

Sancionar a los agresores con la expulsión del colegio si así lo considera el consejo escolar, no sólo como medio coercitivo que permita aprender las consecuencias de sus graves actos sino también como ejemplo para el resto del alumnado que tiene que percibir "con claridad" que los premiados nunca son los agresores es otra propuesta de estos padres.

"En caso contrario, las autoridades educativas en lugar de formar estarán primando la violencia", afirma CONCAPA, a raíz de que un alumno en Barcelona se haya cambiado de centro educativo tras sufrir acoso escolar. Así, denuncia una "política de tolerancia con el agresor o infractor" de las normas de convivencia "más básicas o elementales", que produce efectos "perniciosos" que redundan en más violencia.

En esta línea, CONCAPA insiste en que se convierte a los "antihéroes" en modelos educativos "que se pavonean impunemente frente a sus compañeros, que ven como conductas incluso muy violentas no llevan aparejada la más grave de las sanciones como es la expulsión del centro

Cuentan que en época muy reciente (no sé si aún siguen en ello) había una orden religiosa que en sus colegios utilizaban una pedagogía muy particular para desarrollar la competitividad. Consistía tal pedagogía en asignarle a los alumnos su émulo y por lo tanto todos eran . Así que cualquier actitud positiva de uno implicaba un detrimento de su émulo y el proceder negativo de unos suponía un beneficio para sus émulos.
Los curas tenían (¿y tienen?) estas cosas que tanto ayudan a las personas a entenderse y fomentar la colaboración. Algunos émulos al cabo de los años persisten en actualizar tal pedagogía y la defienden hasta en ponencias.
Desde luego que a uno no le queda más remedio que entender aquello que dijo alguien antes morir: "todo queda atado y bien atado"

Hermenegildo, a todos los pedagogos y defensores de la LOGSE, LOE y demás nefastas reformas educativas, os obligaría a recitar de memoria la lista de los reyes godos.

Hermenegildo, plasta, la gente como tú lleva más años justificándose en el franquismo de lo que llegó a durar éste,¡kopóóóóóóóón!

¡Tengo una idea! ¡Deberíamos suprimir ese resabio del franquismo que era la tabla de multiplicar! ¡Si se usaba entonces, no puede ser buena!¡Oh! ¡Ah! ¡¿Y el alfabeto?! ¡Otro medio de manipulación de masas!¡Esclavizándonos desde el nefasto IMPERIALISMO romano! (porque...¿qué nos han dado los romanos, eh?)

Si antes menciono lo de no andar faroleando de militancia a la hora de discutir un asunto meramente educativo...

Como todos los asíduos de este blog podeis ver, la capacidad de razonar de Hermenegildo sigue bajo mínimos. ¿Qué tendrá que ver propugnar un sistema que proteja a los más débiles frente a los más matones, y a los que quieren estudiar frente a los boicoteadores, con los "émulos" de los curas?. Y ya que tanto le preocupan a algunos los resabios del franquismo, es bueno recordar que la jerga pedagógica entró en España con Villar Palasí, precísamente un ministro del dictador. Ya entonces empezó a hacer estragos, que han ido medrando hasta la situación actual. Es muy importante recordar esto a tanto progre distraído, que no sabe que no basta renegar de la dictadura (lo cual está muy bien) para ser inteligente.
Atentamente

"...porque la competencia es tan intrínseca al ser humano como el sexo,..."

De la demagógica, populista, pobre y falaz ponencia.

"1.5. Cuando ocho personas vienen a comer y la mesa ha sido preparada sólo para cinco, la "ley" de oferta y demanda elevaría el precio de la comida al nivel que tres de las personas deberían abandonar la partida porque sería demasiado costosa para ellas. La competencia y las leyes de la primacía del mercado conducen a enriqucer aún más a los ricos y a empobrecer a los pobres. Entonces, ¿qué hacer? Pues, cooperar y negociar, de modo que las ocho personas puedan compartir de la mejor manera las cinco comidas.
1.6. Un caso empírico, es el de la agricultura a nivel mundial. No podemos imaginar que los países industrializados (como Estados Unidos, la Unión Europea o Japón) abandonen a sus campesinos, pero al mismo tiempo es urgente ayudar a cientos de millones de campesinos de los países del Sur a ganarse la vida con sus actividades agrícolas exportando una parte de su producción y permitiendo con ello que las personas hambrientas puedan alimentarse. En este caso como en la mayor parte de los otros, las soluciones deben ser buscadas por el lado de la negociación porque sería absurdo intentar simplemente restaurar las leyes del mercado.
1.7. Finalmente, esto significa que nosotros no aceptamos vivir en, y pensar independientemente de nuestras comunidades (a nivel local, nacional, mundial) como en una "Ecocracia". Rechazamos la dominación de la economía sobre el funcionamiento de las comunidades y pensamos que este debe ser gobernado por la búsqueda colectiva del interés común definido y estimulado por la ética. Esto significa que la economía debe ser subordinada ello. En francés, "l'intendance doit suivre", es decir, toda la " gestión de estado" debe ser organizada en pos de atender a las aspiraciones y metas colectivas.
1.8. Esto significa igualmente que el mercado, en su significado usual de economía de mercado y leyes de mercado, no puede ser asimilado a la democracia. La democracia es cooperación y no competencia feroz, la democracia es negociación y deliberación y no subordinación a leyes supuestamente naturales, la democracia es el intercambio entre los iguales y la cooperación. Las metas colectivas deben ser diseñadas democráticamente. Particularmente aquellas concernientes a las actividades económicas: ¿qué producir y cómo, para el bienestar colectivo presente y futuro?"

"Y a quienes dicen que nuestro mundo es competitivo y desquiciado, hay que recordarles que la competitividad es una conquista de las sociedades democráticas."

Más de lo mismo.

¡Y dale molino!

El hambre en el mundo NO ES un problema educativo.
La falta de conocimientos SÍ ES un problema eductaivo

La guerra de Irak NO ES un problema educativo.
La violencia en las aulas SÍ ES un problema educativo.

Fácil, ¿no? Pues hale.

Que si se forma bien a los chiquillos, bastante se ha conseguido. NO TIENEN QUE CARGAR CON TODOS LOS MALES DEL MUNDO.

Oh y por cierto: el mercado de los productos agrícolas es el menos libre que existe. Eso es lo que pasa por tener el mercado INTERVENIDO.

Felicitaciones a Hermenegildo:
Hasta ahora Hermenegildo me ha atacado atribuyéndome cosas que no he dicho y haciendo juicios de valor sobre mi persona. Ahora ya toma extractos de mi ponencia, con lo cual me atribuye cosas que sí he dicho. Esto es un gran progreso, por lo cual le felicito sinceramente, y además le agradezco que con sus citas contribuya tan eficazmente a la difusión de mis ideas. Es cierto que no es capaz de rebatir ninguna de mis afirmaciones con argumentos racionales, pero tratándose de Hermenegildo sería mucho pedir.

Me gustaría hacer un par de comparaciones que me parecen curiosas. Veamos:

- En una academia de inglés, por ejemplo, la gente se agrupa en niveles de conocimiento, no de edad. Son grupos pequeños, y el aprendizaje se pone a prueba constantemente mediante ejercicios, audiciones y exámenes. Existe una evaluación contínua, por tanto. Además, se prepara a la gente para exámenes de grado externos (Escuela Oficial de Idiomas, Cambridge, Trinity College), que son corregidos lógicamente por personas externas al centro, y denotan el nivel del alumno de cara al exterior. Si alguien fuese un zote con el idioma o se le cambia de clase y grado o se le invita a dejarlo. Si alguien no está conforme con su academia, se da de baja y busca otra más a su gusto.

¿Por qué si todo el mundo ve este método como el óptimo, luego pone el grito en el cielo si se intenta cualquiera de estas medidas en un colegio donde se juega el nivel global de conocimientos de una persona?

- En una escuela de artes marciales, lo primerísimo que se enseña es el respeto. Se empieza la clase inclinándose ante el maestro de tu maestro, luego ante éste. Se alinea uno en clase en un orden jerárquico estricto, por cinturones, a pesar de que aquí sí que da clase todo el mundo revuelto (a menos que haya tal cantidad de alumnos que dé para muchas clases y se pueda hacer niveles). Se enseña una cosa nueva y se exige repetir, repetir, repetir mil veces hasta que los movimientos se ineteriorizan y se vuelven "una segunda naturaleza". (Nada de hecho una vez, ya está entendido, vamos a lo siguente). Luego, se hace practicar junta a la gente de nivel semejante (más inclinaciones de respeto al compañero antes y después), nada de poner a los más avanzados a enseñar a los peores. Para pasar de cinturón, media examen externo. Si uno es un fiera, puede avanzar varios cinturones en un año; si lleva tres años y no avanza, se queda con el que tiene. Nada de "promoción automática", por tanto. Tambien existe jerarquía de maestros, y se comunica públicamente. Y por supuesto, si se produce un accidente lo cubre el seguro, no se manda a juicio al maestro porque uno sabe que si pelea, son cosas que pueden pasarle sin que haya negligencia.

Si la gente acepta tan ricamente estas condiciones, ¿a qué tanto susto por que en una clase se exija respeto y nivel para seguir estudiando? ¡No es cinturón negro todo el que quiere, sino todo el que llega!

Y una cosa más, común a estos ejemplos y a otros (música en un conservatorio, p. ej.): no hay límite de edad. Si llegas a la maestría, llegas, tengas cinco años o cincuenta. ¿Por qué tiene que decidir el Estado cual es el máximo que se puede estudiar a cada edad? ¿Por qué se puede ser profesor de inglés con 12 años y no te dejan ser bachiller?.

¿Y cómo está la gente tan cegata o llena de prejuicios a la hora de implantar un método pedagógico que funciona? ¿Por qué todo lo que es lógico a la hora de organizar una clase se ve caduco y fascistoide, cuando en academias y koryos se toma con naturalidad, precisamente porque funciona?

¿No es cierto, gente?

Enhorabuena señor Ricardo Moreno por sus argumentaciones que aúnan la profundidad de los pensamientos con el efecto sorpresa de una formulación siempre ingeniosa. Le sigo desde hace tiempo y no defrauda nunca mis expectativas de lectura placentera y estimulante. También disfruto con la difusión de sus artículos entre los profesores de mi centro, y ante algunos “pero” de los compañeros siempre intento llenar con “pasta” de nuestra propia experiencia profesional lo que sus textos no resuelven, o sólo rozan, o quizás yerren, quien sabe, pero desde luego no engañan, ni presumen, ni evangelizan, ni otorgan, ni presuponen, ni optan por la fe ideológica frente a las evidencias que sólo la razón acepta convincentemente. Y cuando alguno de sus planteamientos me parece discutible, ¡qué fácil sería llegar a un acuerdo tras una discusión razonada!, ¡qué fácil nos resultaría abandonar las propias ideas por unos argumentos mejor planteados y una valoración objetiva del tema en discusión! ¡Qué fácilmente llegaríamos a concretar las prioridades! Y qué difícil consensuar nada con los Hermenegildos, Diegos y Beltranes, cotorras rayadas de verbo febril, picadura incisiva y estéril reflexión.

Paralelamente a su Panfleto he leído y releído los aforismos de Jorge Wagensberg, tan intelectualmente placenteros e ingeniosos también (“A más cómo, menos por qué”, “Si la naturaleza es la respuesta…”) y algunos de ellos se fusionan tan íntimamente con mi lectura del “Panfleto” que me parece necesario reproducirlos…

• “Los aciertos despiertan la autoestima y adormecen la capacidad para aprender.”
• “Los errores despiertan la capacidad para aprender y adormecen la autoestima.”
• “Malentendido masivo: acabar con la elite por el procedimiento de que la elite se convierta en masa.”
• “Bienentendido elitista: acabar con la elite por el procedimiento de que la masa se convierta en elite.”
• “En general, ante una minoría cultural selecta hay que intentar que sea menos minoría, no menos culta, ni menos selecta.”
• “Un mundo de prohibiciones invita a crear; un mundo de obligaciones, a dimitir.”

Y es precisamente este último aforismo el que me ha parecido más en sintonía con su conferencia y el que me ha llevado a esta intervención en el foro.

Posiblemente (de nada estoy completamente convencido y suelo cambiar fácilmente de ideas ante pruebas y buenos razonamientos en sentido contrario a mis propios planteamientos iniciales) si hemos de escoger entre un hombre “malo” por instinto o por contacto con la perversidad social que lo rodea, tiene mejor arreglo el primer escenario que el segundo. La domesticación cultural pone fronteras a nuestros instintos y libertad, de la misma manera que la física pone límites a la interacción entre objetos: si te tiras por un puente te mueres, si tocas el fuego te quemas. Al mismo tiempo las prohibiciones permiten inventar nuevas rutas creativas para nuestra limitada libertad: tirarse de un puente atado a una cuerda puede ser emocionante, cocinar la carne la vuelve más sabrosa.
Por el contrario, con el segundo planteamiento el hombre es bueno por naturaleza y enferma de violencia en su interacción con ciertos entornos (ambiciones, celos, tele, videojuegos, desestructuración familiar, migraciones, adolescencias, faltas de recursos…) La justificación de las razones nos lleva a situaciones laberínticas sin salida, el mundo es muy complejo, las responsabilidades y fronteras (prohibiciones) se diluyen y la confusa red nos lía hasta el infinito.
Como hijos históricos de un régimen dictatorial que se amparaba en prohibiciones (morales, sociales, políticas, religiosas…) cuyo quebranto acarreaba enormes dosis de violencia institucional, la recuperación democrática conllevó la supresión de las prohibiciones y su sustitución por un mundo de obligaciones. Pero las obligaciones, contrariamente a las prohibiciones que invitan a la creación, en este caso invitan a la dimisión. Vivimos en una sociedad que se ha autoimpuesto el prohibido prohibir. Los ciudadanos tienen ahora derechos y deberes. Los derechos son las obligaciones de los demás con uno; los deberes son las obligaciones de uno con los demás. Pero el mundo de las obligaciones invita a la dimisión cuando unas obligaciones entran en colisión con otras: ¿Qué derecho prevalece, el del fumador a fumar o el del no fumador a no ser fumado? ¿El del alumno aplicado a estudiar en un ambiente relajado de estudio o el del alumno permanentemente aburrido que necesita entretenimiento a toda costa? ¿El de la esposa que se ha hartado de servir al bruto del marido o el del frustrado marido que piensa que tiene derecho a no ser abandonado? ¿El derecho del ciudadano anónimo que busca vivir libremente su vida o la del grupo que se siente oprimido históricamente y exige satisfacciones y reparaciones de supuestos derechos conculcados, incluso a costa de la propia vida de los insignificantes ciudadanos colaterales? ¿Debemos negociar y consensuar siempre? Ante tales dilemas yo sí tengo clarísimo qué es lo prioritario y qué aspectos son secundarios a pesar de las frustraciones que acarree la no satisfacción de todos los derechos. Pienso que las prohibiciones (quien quiebra los límites pierde derechos, aunque esta pérdida de derechos no debe menoscabar la integridad física del quebrantador, desde luego, sólo tiene que menguar su derecho a exigir socialmente) son más claras y resolutivas que las obligaciones, siempre confusas, de compleja interpretación, sin claras consecuencias ante quebrantos. Nos perdemos intentando comprender las razones, probando nuevas justificaciones, castigar tiene mala prensa y se encaja mal, pero de hecho las obligaciones nos llevan casi siempre a una dimisión social: los padres acaban dimitiendo de su deber de educar a los hijos, los alumnos dimiten del deber de estudiar, los profesores del deber de exigir y corregir (frustrar intelectualmente para despertar la capacidad de aprender), los políticos dimiten del deber de legislar eficientemente, dimiten los jueces…
Las prohibiciones parecen ausentes y sobran las obligaciones, frente a las cuales todos dimiten.
Si las obligaciones deben gobernar nuestro mundo sólo pido una sola prohibición: “Prohibido dimitir”. Sin embargo pienso que un mundo de prohibiciones aguza el ingenio y permite una mayor creatividad.

Para Pascual
Tu símil de la escuela se idiomas no sirve por varios motivos, pero el principal es que asistir a esa academia es voluntario (y por tanto si se va, ya se sabe cuáles son las normas) y en cambio el colegio es obligatorio hasta los 16 para todos los alumnos. Además, se considera que los contenidos que se imparten son mínimos y esenciales, no se puede "invitar a dejar" a nadie su educación

Hermenegildo:
Te resumo el último acto sucedido en mi clase hace 3 días(que se repite frecuentemente en muchas clases),en vez de hablar de filosofías y de franquismo:

Clase de 1º de ESO con 21 niños,ratio aceptable.
Ese día viene uno de los dos objetores antiescuela que tengo.
Llega con 13 minutos de retraso,lo trae un profesor que lo encuentra en los pasillos armando bronca.
No trae libro,aunque tiene,comienza a interrumpirme cada 5 minutos con preguntas improcedentes en voz alta,se cambia de sitio sin permiso ,molesta al compañero de al lado que se me queja,interrupción tras interrupción.
Me dice que lo expulse con el profe de guardia,yo resisto y no lo expulso.
Me dice que el IES es un rollo y es muy aburrido,que le ponga una nota en la agenda a su madre diciendo que llega tarde y no hace nada,que le da igual.
Le doy un dibujo,para que se entretenga y me deje dar clase.A los 10 minutos sigue la función igual.
Ese alumno se carga el derecho del resto de la clase y mío a poder dar las clases con cierta normalidad.
Terminará expulsado,y abandonando antes de los 16,aunque antes de irse nos amargará la vida frecuentemente,para divertirse,porque se aburre.
Según la LOE está integrado,según mi opinión está desintegrado y es un revientaclases.Terminará siendo un gamberro conflictivo.
Hay que darle una salida distinta a la de ahora,mera guardería.
Algunos proponemos una muy simple para ese tipo de alumnos:
Formación preprofesional básica.Sacaría algo para él,cosa que no sacará ahora con los planteamientos de la Logse-Loe,y dejará de incordiar al resto de compañeros y al profesorado.
Lo que no puede ser es que el derecho a la guardería de 2 o 3 niños por clase,se cargue el derecho de los demás y de los profesores.

Buenas, Ricardo:

En primer lugar, darte las gracias por el post, que es muy bueno y me ha permitido conocer tu blog.

Ahora, soy el director del _Conservador Intelectual_ y me gustaría pedirte permiso para publicar allí tu post, sería un gran complemento para el fondo de artículos. Ya me dirás.

Saludos,

M

Ya han pasado mis vacaciones. Acabo de leer la ponencia y los comentarios.
Con la ponencia estoy totalmente de acuerdo, aunque creo que son innecesarias las alusiones al franquismo y la república. Creo que cansan, hace 31 años que murió Franco: ya es hora de superar el trauma; la república fue un fracaso histórico que también hay que superar.
Qué curioso que un facha al que te has negado a dirigirte te apoye casi incondicionalmente y tu cohorte de correligionarios ideológicos te crucifiquen.

Laura: el símil de Pascual es muy válido, sin más
comentarios.

JM Pérez: después de 20 días sin hacer comentarios (ni leer) todavía te acuerdas de mí, espero no provocarte pesadillas.

Para Ricardo Moreno:
Hay un factor violento que nunca mencionas y que yo he tocado varias veces: la arbitrariedad del sistema de calificación que emplea gran parte del profesorado.
Me explico. La finalidad estamos de acuerdo que es preparar al niño para la vida, para esta vida: competitiva, dura. Estamos de acuerdo en que la valía personal debe ser el resorte de movilidad social: igualdad de oportunidades. Entonces, deberíamos estar de acuerdo en que la evaluación del progreso debe ser objetiva, debe reflejar la preparación "científica" del niño. Con estas premisas nunca he entendido que se considere como un componente de la nota el buen comportamiento, el esfuerzo, la situación personal. Pongo por caso un niño normal que saque un notable en un examen y se le ponga una calificación de suficiente alegando cuestiones como las anteriores. O viceversa, que se le suban tres puntos. Creo que es una agresión al niño bajarle o subirle la nota en función de subjetividades, porque no otras cosas son. Siempre me he preguntado cómo puede un profesor determinar el "esfuerzo" de un alumno al margen de su resultado. Si pides X, el esfuerzo de cada alumno para conseguirlo será diferente (ya he escrito sobre esto) pero el resultado el mismo. No podemos subir la nota al mediocre y bajarla al listo: supone un insulto al primero y una agresión arbitraria al segundo. Y esto forma parte de la pedagogía progre que se indoctrina en los cursos que necesitáis para cobrar quinquenios. El resultado es el siguiente: el niño inteligente al que sistemáticamente se le baja la nota porque "se esfuerza poco" para conseguir los "objetivos requeridos" se desincentiva, porque ve que a igual nota (examen) la calificación es diferente (boletín de notas). Es falso que un castigo de este tipo ayude a nadie a enderezarse produce frustración, y la frustración es madre de la violencia. Y, por contra, al niño mediocre que se le sube se le estimula a no estudiar más y a sí simular, que es lo que hace aumentar la nota.
Estos efectos perversos y agresivos creo que los deberías considerar para que el profesorado reflexione sobre ello. Yo veo que está perfectamente asumido que las notas suben o bajan con independencia de los resultados y la ley dice que el alumno tiene el derecho a una evaluación OBJETIVA de su progreso.

Un saludo

Creo que me estoy liando. Si no recuerdo mal, Ricardo no es Ricardo Moreno Castillo. Si es así quien no se dirige a mí es Ricardo Moreno Castillo y... puede que Ricardo tampoco. Total, qué mas da. La referencia de la violencia en las notas valga para los dos.

Para todos:
En relación a las dos intervenciones anteriores, quiero hacer notar que nunca, en este blog, he llamado facha a nadie, y que no me niego a debatir con quien presente argumentos (aunque discrepe de mí). Pero no voy a perder el tiempo a razonar con quien (aunque concuerde conmigo) se dedique a hacer juicios de valor sobre mi persona y se arrogue el derecho a decidir si soy o no liberal.
Otra cosa: RM no soy yo, que siempre firmo con mi nombre y mis dos apellidos.
Atentamente

Para jm pérez:
Gracias por tu intervención. Estoy de acuerdo contigo en que, en cualquier circunstancia de conculcación de derechos, los de la parte agredida están por encima de los de la agresora. Pero esta lógica, que comparte cualquiera, ya no vale (a juicio de algunos de los intervinientes de este blog) en el ámbito escolar, donde los derechos de los que podrían aprender mucho más en un ambiente más sosegado parece que no existen.
Para Moshé:
Cuando dices de publicar el post, supongo que te refieres a texto de la ponencia. No, no hay problema en que la publiques, lo que no puedo asegurar es la exclusiva, porque ya la he pasado a algunos amigos y tienen también permiso para difundirla.
Atentamente

Sí, lleva razón Moshé, la ponencia será un gran complemento para el fondo de artículos de la tal web: se corresponden: es su hábitat ideal.

Este es el enlace:
http://www.conservadorintelectual.org/
Atención a los enlaces recomendados por la propia web.

Sin comentarios.

A todos:
Es muy fácil descalificar un texto por donde aparece o por qué personas lo apoyan. Lo difícil es lo otro, entresacar las ideas con la cuales no se está de acuerdo y, una por una, argumentar las razones de la discrepancia. Pero para ello se necesita una capacidad llamada inteligencia, que no está, por lo visto, al alcance de todo el mundo. Mis ideas han sido apoyadas en revistas y webs de muy distintas tendencias, desde la que dirige Moshe hasta otras de signo contrario, como la de Europa Laica o el colectivo Baltasar Gracián. El Panfleto ha sido públicamente apoyado por personas tan dispares como Jordi Pujol, Fernando Sánchez Dragó, Fernando Savater, Antonio Muñoz Molina, Elvira Lindo, Eduardo Mendoza y Javier Marías. En este mismo blog hay quienes apoyaron mis ideas desde la derecha y quienes lo hicieron desde la izquierda. Ahora pregunto a todos (vaya, a todos no, sólo a todos aquellos que, a diferencia de Hermenegildo, posean la fea costumbre de pensar) ¿no será que se está politizando un tema en el cual pueden concordar tanto la derecha como la izquierda?. Todo el espectro político está de acuerdo en que hay que castigar a los violadores, en que es preciso discurrir métodos para dismunuir los accidentes y en que hay que atender a las personas discapacitadas. De hecho, la última medida en esta dirección fue apoyada por los dos grandes partidos, y ningún militante de ninguno de ellos consideró que la ley quedaba desvirtuada por el apoyo del adversario político. El acuerdo sobre el desastre educativo es muy amplio y se da en el seno de todos los partidos. La ocasión para lograr un consenso es, pienso yo, única. Lo malo del asunto es que partido que creó el despropósito (desgraciadamente, el mío, dicho sea esto con el perdón de Hermenegildo y de todos los que se arrogan el derecho de repartir los carnés de progre o de facha) y no parece, de momento, muy dispuesto a ello.
Atentamente

Apoyo lo que dice Beltrán sobre subir o bajar nota por el trabajo. Si un chaval no ha llegado al nivel pero ha mantenido una actitud crecientemente esforzada, merece apoyo, refuerzo positivo y demás, pero sigue sin llegar al nivel. No creo que se le pueda aprobar sin más, si bien le tiene que quedar claro, de palabra, que su esfuerzo se ve y se aprecia (de lo contrario, si sólo percibe indiferencia, tampoco seguirá más allá y no llegará al nivel). Creo que aquí se confunde habitualmente el incentivo al esfuerzo con una carta blanca para puntuar subjetivamente.

Por contra, si un chaval lo pilla todo al vuelo y se aburre en clase habrá que darle materia extra que roer mientras el resto repasa , sin considerar que su lógico aburrimiento es mala actitud. (A menos que el aburrimiento se convierta en peleas o destrozos). Su nota debe ser la que objetivamente merece, aunque paralelamente se sancione todo lo que supere los límites del respeto.

Y plenamente de acuerdo con Ricardo Moreno: es del género tonto buscar oposición política en algo que está objetivamente mal, y como tal lo perciben sectores tan diferentes de la sociedad. Precisamente, lo que salvará a la educación es que haya consenso y se elabore un plan despolitizado, que dure muchos años y no ande dando vueltas con cada cambio de gobierno.

Ricardo, las cosas por su nombre, los pedagogos se estan jugando su sueldo, si reconocen que ha fracasado la reforma se quedan sin trabajo, en un actitud totalmente egoísta ( pero también comprensible) anteponen su puesto de trabajo a una buen sistema educativo.

Estimado Ricardo:

Muchas gracias por su entusiasta colaboración.

Ya he procedido a publicar un extracto de su ponencia en el sitio del Conservador Intelectual, incluyendo, por supuesto, enlace y referencia al artículo original en su sitio web.

De nuevo, gracias, y muchos ánimos para su gran trabajo.

Saludos,

M

Una pregunta para RM. Desde que leí su post de 13 de enero le voy dando vueltas porque me recuerda una debilidad del “Panfleto”. ¿Qué hacemos con los “objetores antiescuela”?. Es que no lo sé. Pero no me vale juntarlos a todos en centros especiales para hacer bricolaje. No creo que se adapten tampoco a eso, volverán a ser objetores anti centro especial.
Será solución para los alumnos y profesores normalizados por que se los habrán quitado de encima.
Pregunto, y solo pregunto, ¿no estamos planteando crear un Gueto sin importarnos demasiado que pueda pasar en ese Gueto?. Esta claro que no se puede hacer integración donde solo se encuentran jóvenes desintegrados.
Con 14 – 16 ellos ya tienen obligaciones pero ¿sólo ellos son responsables de sus actos?. Cuando sus padres o sus educadores toman decisiones por ellos asumen la responsabilidad. Y cuando sus educadores y sus padres se inhiben de tomar decisiones por ellos entonces son directamente irresponsables.
¿Que hacemos con su derecho a la educación?, ¿y qué con su obligación de estudiar?, o ¿volvemos a la escolarización hasta los 14?.
Otra pregunta relacionada. Nuestros hijos normalizados, los míos lo son, se pensarán que en la vida todo es así y que no hay “antis”. Creo que en las aulas se debe reproducir como es la sociedad. Los “antis” necesitan conocer como son los normalizados para encontrar su camino, los normalizados necesitan encontrar algún “objetor” o “anti” para conocer como es el mundo.
Si no los vamos a barrer debajo de la alfombra, o pasarlos de la privada a la pública, ¿Qué hacemos con ellos?

A veces lees cosas que deprimen.

Una entrevista a un tal José Remiro Albiol, marista navarro que dirige un colegio libanés, aparte de dar clase en la universidad de Beirut y pegarse media vida negociando altos el fuego o simplemente recogiendo cadáveres con la Cruz Roja. Después de describir todas las incidencias de la guerra, las clases interrumpidas por los combates, los francotiradores y demás, afirma tajantemente:
“El nivel de estudios de Libano no se puede comparar con el de España. No es que sea superior, es que es INFINITAMENTE SUPERIOR”.

Luego podemos pelar la mona diciendo que aquí se enseña mal porque no hay medios (¡!), y que el mal ambiente en las aulas es “porque los chicos ven mucha violencia por la tele”. Y nos quedaremos tan anchos.

Qué terca es la realidad, por más que la empañemos en ideología.

((Fuente: Diario de Navarra. Suplemento central de domingo.))

De momento contesto yo, Julian Ferrer.

"Qué hacemos con los “objetores antiescuela”?. Es que no lo sé. Pero no me vale juntarlos a todos en centros especiales para hacer bricolaje."
Un prejuicio como cualquier otro.

"Será solución para los alumnos y profesores normalizados por que se los habrán quitado de encima."
Lo vas pillando. Se llama "derecho de los niños pobres a estudiar sin que los apalee el matón del barrio". Bueno, y de los menos pobres. Pero éstos últimos tienen más opciones, con o sin matón.

"¿sólo ellos son responsables de sus actos?. Cuando sus padres o sus educadores toman decisiones por ellos asumen la responsabilidad."
Pues que paguen los padres hasta el último céntimo de los destrozos materiales, más las indemnizaciones por agresión o daño moral.
Ya verás como así no se "inhiben". Si funcionó con los de Jarrai, funcionaría con ellos.

"¿Que hacemos con su derecho a la educación?," Claro, olvidaba que aprender un oficio no es aprender. Pobres ignorantes, no somos nadie los de gremios. Igual es que TÚ eres un CLASISTA, y vas de otra cosa.

"Creo que en las aulas se debe reproducir como es la sociedad". Cuidado con lo que deseas, podría hacerse realidad. Si no haces tu trabajo en una empresa, te echan. En la vida real, si agredes físicamente a alquien, te vas al talego. Y si ese alguien agredido es la autoridad, viene un antidisturbios a darte la del pulpo. En la vida real, las acciones tienen consecuencias. Así que no quieras hacernos creer que tenerlos en clase dando el coñazo es encima una lección de realismo para los demás.

Ya sé que esto iba para RM, pero no me resisto.

Estimado Pascual
Pues debías resistirte a presuponer que yo soy clasista, no tienes razones.
Insisto, si son objetores antiescuela, más lo serán si ni siquiera tienen referentes en que mirarse cuando abran los ojos. No los mandamos a aprender un oficio, los mandamos a un gueto. O pasará como con la formación profesional versus BUP. Fracasó, y no era logse. También frustraron a los jóvenes normalizados que querían aprender un oficio por que eran una minoría. Iban a FP los que no podían acceder al BUP.
No olvidéis que los objetores antiescuela no dejaran de tener derechos cuando hayamos salvaguardado los de los normalizados

Yo tengo una propuesta:
- los chavales volverían a estar en el colegio hasta los catorce años.
-normalizar el hecho de repetir curso en la escuela.
- dar clases gratuítas de refuerzo a los estudiantes que saquen malas notas.
-los chavales con tres, dos o un suspenso en el último curso, repetirían éste en el instituto.
-los estudiantes con cuatro, cinco o seis suspensos repiten en el colegio
- para los chicos con más de seis asignaturas suspendidas se diseña una formación profesional práctica, realizada en empresas y supervisadas por tutores personalizados.

Julián:
¿Qué hay que hacer con los objetores antiescuela?

Desde luego seguir con lo que tenemos ahora, NO,porque ha demostrado que no funciona:ni se benefician ellos,ni el resto de alumnos ,ni el profesorado,ni el centro.
Lo que tenemos para ellos ahora,es un completo fracaso se mire como se mire,y mi afirmación no es una valoración filosófica sino la constatación,día a día ,curso a curso ,de un fracaso denunciado por muchos profesores e ignorado por las autoridades.
Los objetores ahora con la LOE tienen un itinerario,que me atrevo a llamarlo "itinerario-basura encubierto" consistente en salir:
Sin conocimientos básicos,sin conocimientos profesionales,sin título,abandonando a los 14 o 15 años, hartos de partes y expulsiones,amargados de la escuela y amargándole la vida a los demás.

Yo no hablo de centros especiales,sino de un aula-taller,que podría estar en el mismo IES,con:
- menos materias teóricas.
- contenidos más básicos,elementales,prácticos y funcionales.
-Materias de iniciación profesional.
-Menor ratio.
-Menos profesores por aula(un maestro de taller para la parte práctica y pocos profesores;habría que hacer ámbitos).
-Tutor:podría ser el orientador del centro,que le daría algunas horas de clase y de reeducación de conductas conflictivas, conjuntamente con uno de los profesores,o sea tutoría compartida.
Sobre la desintegración y el gueto:
Yo me inclino por salvaguardar a la mayoría de alumnos y al profesor en su derecho a la educación ,que en preservar el derecho a la escuela-guardería de los objetores(que seguiría existiendo).
Los objetores ahora no están integrados,eso no es así,eso es un cuento ideológico fantástico de la Logse-Loe.Están desintegrados del grupo en la práctica,aunque se relacionan con él en algunos aspectos.
Y una nueva idea:en una clase normal, o buena, con varios objetores,no se mejoran los objetores,sino que muchos alumnos de comportamiento intermedio imitan a los objetores,perjudicándose ellos.Lo vemos en nuestras clases.
En caso de que lo que propongo fallase,estaríamos como ahora,pero con una ventaja:el resto del personal podría ejercer su derecho a la educación sin el bombardeo permamente de los objetores antiescuela.
Derecho a la educación de los objetores:
Lo seguirían teniendo hasta los 16 pero con un itinerario distinto al normalizado.
Ahora ellos y sus familias renuncian al derecho a la educación,en la práctica,pues ni estudian,ni permanecen en los centros(abandonan a los 13, 14 o 15 años).
Los padres de niños "normalizados" piden lo contrario que tú dices.A mí me plantean que por qué los niños que no quieren ,ni dejan estudiar, tienen que estar con sus hijos en las mismas clases.
Me temo que los que hablan-habláis de la diversidad enriquecedora de la clase,incluídos objetores,no tenéis que soportar en clase esa ilusión teórica,día a día,lo cual es duro y desmoralizante y al final para nada,pues los objetores no sacan nada.
Hace varios cursos hicimos una experiencia en mi IES,a propuesta de la orientadora:metimos a un sólo objetor antiescuela en el mejor grupo de 1º.No funcionó,no trabajó,no se integró.Ahora está en su casa sin edad de haber abandonado.

"Me temo que los que hablan-habláis de la diversidad enriquecedora de la clase,incluídos objetores,no tenéis que soportar en clase esa ilusión teórica,día a día,lo cual es duro y desmoralizante y al final para nada,pues los objetores no sacan nada."

Tú los dicho: estariais mejor vosotros: ciertos profesores, pero no es lo mejor para los alumnos en general. Se podrá decir que no hay suficientes profesores de apoyo, que hay que bajar la ratio, que faltan especialistas sociales, etc.... en definitiva: que se cumpla la "LOGSE". Pero lo que se ha probado antes de esto ha sido una educación elitista y segregadora que es a la que quiere volver la secta antipedagógica porque no soportan lidiar con alumnos en enseñanza obligatoria.

Sergio Cabrera: primero sácate una carrera seria, pedagogía no sirve, lo siento, te autoasignas una clase con treinta objetores, y entonces nos das tu opinión sobre la realidad educativa, mientras vivas encerrado en tu despacho, divagando sobre absurdas teorías educativas, tu opinión no tiene ningún valor.

Sergio, por favor, más profesores de apoyo, no; parchecitos no. Lo de que faltan especialistas sociales, es otro inventito, que pretende diluir responsabilidades, al cuestionar la capacidad de los trabajadores sociales, y no asumir
las carencias de tu "Logse-Loe".
No se trata, como teme Julián de hacer "guetos", sino de permitir que los alumnos puedan elegir, entre distintas opciones educativas.
Parece que la "bachillerización" de la Eso, no ha funcionado, para casi la mitad de alumnos.
Los intentos de la administración, para atender a la diversidad, con programas de compensatoria, cualificación profesional inicial, a partir de los 15 años, son tímidos y escasos para atajar tanto disparate: promoción semiautomática,...
Si relees este blog, encontrarás muchas soluciones, incluso para prevenir que se dispare el número de "antiescuela, conflictividad..."
Si estuvierás en la Eso, quizás fuerás más receptivo a las propuestas de muchos docentes.
¿sabes cómo funcionaron las "aulas ocupaciones", o los talleres en la EGB...? Hoy supongo que conoces "proyectos equal", para intentar dar una respuesta paralela..
Por otra parte, no es cierto que se haya normalizado la integración. La integración, no es compartir techo, dentro del mismo aula.(error logsiano).
Mira, si se hubiera mejorado la antigua FP, habríamos ganado todos, y especialmente todos los alumnos.
En lo único que coincido con tu última intervención, es en lo de bajar la ratio.


EL ESPEJO DE FINLANDIA


Educación preescolar
En Finlandia no existen instituciones específicas de educación preescolar, sino que la misma se imparte en escuelas y jardines de infantes el año previo al comienzo de la escolaridad. El objetivo del nivel preescolar es fortalecer las aptitudes de aprendizaje de los niños. En la práctica se les enseñan nuevos conocimientos y capacidades a través de juegos. Aunque la misma no es obligatoria, la ley establece que los municipios deben organizar educación preescolar gratuita para todos los niños de 6 años. Actualmente la mayoría de ellos recibe educación preescolar.

La escuela básica
El itinerario de la instrucción comienza en Finlandia con la escuela primaria, que los niños suelen comenzar el año en que cumplen siete. Dura nueve años y finaliza cuando el adolescente ha aprobado el programa de estudios o cumple diecisiete años. Todos los niños residentes en Finlandia, también los extranjeros, están obligados por ley a cumplir el programa de estudios de la escolaridad primaria, ya sea asistiendo a la escuela básica o adquiriendo por otros medios los conocimientos equivalentes a su programa de estudios. La asistencia a la escuela no es en sí obligatoria. El principio de la escolaridad obligatoria es casi tan antiguo como el país: Finlandia se independizó en 1917 y la escolaridad obligatoria se instituyó en 1921. La legislación actualmente vigente data de 1998.

La prestación de la escolaridad primaria está a cargo de los 450 municipios en que se divide el país, que tienen el deber de organizar enseñanza para todos los niños en edad escolar residentes en su territorio, o de ocuparse de que reciban instrucción. La ley establece que la escuela básica es gratuita para todos. Además de la enseñanza, también son gratuitos todos los útiles y textos escolares, y los alumnos almuerzan gratuitamente en la escuela. La enseñanza debe impartirse cerca del hogar de cada niño. Los municipios son responsables de organizar y pagar el transporte de los alumnos que residan a más de cinco kilómetros de las escuelas.

La escuela básica no otorga títulos, pero su cumplimiento da acceso al segundo nivel de educación: las escuelas profesionales o el bachillerato.

En Finlandia hay unas 4.000 escuelas primarias. Cada año ingresan unos 60.000 niños al primer curso, y en el año 2002 hay unos 580.000 alumnos matriculados.

En la escuela básica los seis primeros cursos están a cargo de maestros/as, que enseñan todas o casi todas las materias. En los tres últimos cursos hay profesores por asignatura. El objetivo general establecido para la enseñanza básica es apoyar el desarrollo integral de los alumnos como individuos y miembros de la sociedad éticamente responsables. La educación básica pone el énfasis en la enseñanza de los conocimientos y destrezas necesarios en la vida. La ley obliga a organizar una enseñanza especial para los alumnos con dificultades de aprendizaje.


En Finlandia funcionan unas 4.000 escuelas básicas, donde se educan aproximadamente 580.000 alumnos.
Las materias de la escuela básica son lengua materna (finlandés o sueco), el otro idioma nacional, idiomas extranjeros, matemáticas, física, química, historia, instrucción cívica, educación física, música, artes plásticas, manualidades, economía doméstica, religión o educación ético-filosófica, biología, geografía y medio ambiente. En algunos cursos los alumnos también pueden elegir asignaturas optativas según sus intereses. El sistema educativo finlandés ha obtenido buenos resultados en las comparaciones internacionales. Por ejemplo en lectura y comprensión de textos los escolares finlandeses se cuentan entre los mejores del mundo.

El calendario lectivo de la escuela básica tiene 190 días de clase. Los cursos culminan a finales de mayo con la fiesta de primavera, que da inicio a las vacaciones de verano, que se extienden hasta mediados de agosto. Durante el año hay varios períodos de vacaciones: en otoño, en las fiestas navideñas, y una semana de vacaciones de esquí en febrero o marzo.

JULIÁN, estoy de acuerdo contigo. Hay que hacer algo con esos objetores, pero desde luego no mandarlos al gueto.

Lo primero es tratar de evitar algunos. Yo SI doy clase a este tipo de alumnos y estoy harta de oír cosas como "ya era así desde pequeño", "lleva tres años perdido" etc. Los profesores argumentan que ya ha perdido el nivel y que no pueden hacer nada y cada año va empeorando hasta que se convierte en objetor. Los profesores de los primeros cursos de la ESO, ahí está la clave de la posible recuperación.

Aparte, mucho de lo que reclaman para esos alumnos creo que tendría que ser para todos, como una tutoría más cercana. En muchos centros ya se propone un tutor personal como ayuda.

La mayoría de clases se limitan a seguir el libro de texto, con alguna actividad como película o charla enmedio para romper de vez en cuando. Eso no sirve para todos los alumnos y desde luego hace que aumente la objección. Hay que transmitir conocimientos, sin duda, pero no a todos de la misma manera.

ESCHE, no empecemos a descalificar potr estudios (y no he hecho pedagogía), hablemos de ideas, de experiencia sin juzgar a priori. No todos los pedagogos tienen que ser "malos" ni aconsejar sin saber de qué hablan, aunque haya muchos así.

La primera duda me surge cuando leo expresiones del tipo: "mandar al gueto", cuando lo que se pretende es que aquellos alumnos que, en ese momento de su vida y de su formación, no siguen las clases normalizadas, puedan aspirar a labrarse un futuro por otras vías. El problema es ideológico, en este país, más que nos pese, se sigue considerando la capacitación profesional como mal menor cuando no como un rotundo fracaso.
Ocurre en todos los niveles, también, por desgracia con aquellos alumnos que una vez acabado el bachillerato deciden libre y conscientemente hacer un Ciclo formativo de grado superior. En este país "el trabajar con las manos" se ha visto desde la época de los Austrias como algo vergonzante...Así nos ha ido y así nos va.
Porque muchos de esos objetores dejarían de serlo de inmediato cuando las alternativas fueran salidas profesionales, aprendizajes teórico-prácticos de diversas profesiones con nombres y apellidos.
Salidas profesionales reales, avaladas por las empresas, con unas ratios generosas para el alumnado (10, 12 alumnos), con auténticos profesionales encargados de su formación en la rama elegida.
No una vuelta a la antigua FP, que por cierto funcionaba maravillosamente en 2º grado, sino una revisión seria de aquella.
La antigua FP fracasó en gran medida por pretender lo mismo de siempre añadiendo, además, contenidos profesionales. Los alumnos fracasaban en lengua, matemáticas, inglés, humanística...que en muchos casos exigían igual programa que en BUP. Los mismos análisis de oraciones compuestas, las mismas memorizaciones de fechas y actos bélicos...
La edad importa menos, 14, 16 estaría en función del alumno...al que se le debería consultar.
La sociedad actual exige nuevos profesionales realmente cualificados, en todos los niveles, con una sólida formación profesional. Los jóvenes actuales necesitan salidas, proyectos de futuro realistas...siempre, por desgracia, habrá excepciones...pero deben ser eso, excepciones.
Y, por supuesto, nunca cerrar los caminos a otro tipo de formación, establecer puentes entre los distintos saberes es otro deber de las autoridades educativas y otro derecho real de los ciudadanos. Habrá que arriesgar en ello.

Ole, ole, Mª Dolores, por fin alguien dice las cosas clarito. Eso de llamar "ghetto" a la formación profesional, es de una mentalidad clasista pura y dura. Y la FP II y III siempre ha funcionado bien. Lo que fallaba en su momento era la FPI, pero sólo porque durante una década y media hubo una desbandada total hacia BUP y sobre todo, REM (Reforma de las EE.MM.). Fueron los años del boom universitario, y la FPI quedó para los que no tenían donde meterse.

Otra cosa que me resulta desagradable es esa mentalidad de "o para todos o para ninguno". Es como si, en una casa en llamas, nos negáramos a salvar a la gente atrapada ante la idea de que, tal vez, no seamos capaces de salvar al último. Es decir: sacrificar una generación entera porque tal vez no tengamos solución para un 5%. Si desde los 12 años se aligerase de teoría a quien ya apunta maneras (falta de capacidad o ganas), y se le enseñase algo práctico y útil para su futuro, llegaría a los 16 con una actitud muy muy distinta hacia el mundo. Pero claro, siempre habrá alguien que pase de todo, como lo hay con 30 años y con 50. Por más mimitos que le demos. Y repito: no se puede basar una ley educativa que ha de servir a todo el mundo en la integración del más recalcitrante. Porque pasa lo que vivimos hoy: los alumnos normales tienen un nivel más bajo, y los peores alumnos cada vez lo son más.

Además, no entiendo ese drama porque alguien con 14 años no estudie. Muchas personas maduran tarde, cuando llevan varios años trabajando y les entra la ambición de mejorar. Lo que hay que hacer, y eso no lo menciona nadie, es crear MUCHÍSIMAS plazas de FP para ADULTOS. Porque hoy en día, en España, es más fácil entrar en la universidad que en la escuela de fontaneros. (Y eso que nadie me lo discuta que lo he sufrido). Y hay dejar que la gente de 14 años estudie un oficio. O que pueda trabajar de aprendiz, qué demonios, que parece que en vez de 14 años tuvieran 4.

Y otra cosa más, reflexionando: prácticamente todo este debate, en los diversos hilos, se basa en qué hacer con el que no estudia. ¿No os parece hora de parar un momento y empezar a plantearnos que estamos dejando de lado a los que sí lo hacen? La LOGSE prácticamente gira en torno al conflictivo, al desmotivado, al objetor, al que se queda atrás. ¿Y el que sí hace lo que debe, porque le gusta aprender?

Estais proponiendo soluciones del tipo: tutores especiales, grupo de apoyo, atención psicológica, educación personalizada, pocos alumnos por clase. ¡Vaya caramelitos, señores! Y el que tiene sobresalientes, a pan y agua. ¿Os habeis planteado qué pasaría si se dedicase tanto personal y tanta atención, no a los 5 peores, sino a los 5 mejores de cada clase? ¿Os parece que podemos desperdiciar el talento de la siguiente generación de esa manera? La sociedad se mueve porque hay millones de buenos profesionales haciendo el trabajo diario en cada sector. Pero los adelantos científicos y los descubrimientos de los que todos nos beneficiamos no los hacemos la gente corriente, sino los cerebros excepcionales. Y en lugar de proporcionarles la mejor base, los dejamos a su suerte para que se busquen la vida.

Andais muchos gritando "¡elitismo!", como quien ve al coco. Mientras se base en los méritos del chaval, y no en el dinero del padre, ¿qué tiene de malo? ¡El cerebro no va por barrios!

Muy bien Mª Dolores cantidades ingentes de buenos profesionales manuales, pero que no sepan hacer la o ni con un canuto, ni vayan más allá de las cuatro reglas: sin decimales por supuesto. Particularmente sé quienes se sentirían dichosos con tales medidas. Por favor, aspiro a más y los prefiero licenciados a pesar de que saturen el mercado y les lleve a trabajar en una pizzería o un andamio. A los de siempre, claro, porque ya sabemos a quienes tienen reservado sus puestos laborales de "relevancia" la economía privada.

Sergio, es un tópico falso la idea que los puestos laborales de "relevancia" en la economía privada están reservados a una minoría de elegidos; tu problema Sergio es que tienes miedo al mercado laboral porque eres un incompetente, y piensas que los demás somos semejantes a ti, es un buen sistema educativo público el que va a permitir a los pobres acceder a estos puestos de trabajo; a las grandes empreses les interesa los buenos trabajadores, no su origen social.

¡Que ser pobre no es un mérito, porras! El mérito está en ser LISTO y COMPETENTE por uno mismo, no de qué familia vengas.

Anda que cada cual queda retratado con eso del "licenciado trabajando en una pizzería". Pues si ese es tu ideal, pa tí pa siempre. Me parece una ESTAFA social.

Para terminar con un título inútil y un trabajo no cualificado, que empiecen a cotizar con 14 añitos; y para cuando los demás terminen la carrera y se suban al andamio tendrán la vida hecha, sus buenos ahorros, su cargo de capataz o gerente de tienda, y todo el tiempo del mundo para formarse intelectualmente vía UNED u otros.

Si aún va a ser "lo deseable", la situación de los licenciados actualemente.

¿Y qué porras significa eso de "los de siempre"?

Pues sí, no me importaría que todos los que trabajasen en pizzerías, talleres, fábricas, hostelería, construcción y sus derivados y todos aquellos oficios manuales habidos y por haber estuviesen en posesión de una licenciatura: algo habríamos ganado. La estafa social y clasista es precisamente tu visión elitista.

Pero...vamos a ver, ¿de dónde, de que perjuicio escondido se saca que un profesional mecánico, electricista, técnico radiológico, cocinero... no sabe hacer "la o con un canuto"? Me parece que quien no quiere no entiende ni aunque se lo mastiquen...A los 14, si un alumno no sabe hacer la o con un canuto es dificilíimo que aprenda a hacerlo con más años. Vuelvo a repetir que es un tema absolutamente ideológico: Hay otros saberes que no son los mal llamados "intelectuales", hay otras necesidades sociales, otras apetencias individuales, otras formas de relacionarse con el mundo...Algunos lo planteáis como si fuera un delito de lesa infancia...¡Por favor! Se trata de encontrar otras salidas a los chavales que se duermen-literalmente- en las aulas o que menoscaban gravemente el derecho de otros.
Una buena preparación profesional EXIGE saberes que muchos de nosotros no seríamos capaces de asumir. Permite a los chavales sentirse útiles, ganarse la vida más que dignamente y hace a una sociedad avanzar. A lo mejor alguno de vosotros os atrevéis a decir que tienen mucha mejor preparación nuestros preparadíiiisimos alumnos con su título de bachillerato recién estrenado . Eso sí, a los 18 años...Y después..¡Ah, se siente! Ya hemos cumplido, ¿Ya hemos cumplido?
A Sergio Cabrera...Lo de cantidades "ingentes", algo exagerado...la media de objetores por clase nunca es superior a 3 ó 4. De todas formas, hay mucho más que pizzerías y andamios...Sobre todo si estás preparado...buenos camareros en el país del turismo, excelentes modistos, cocineros universalmente conocidos...ténicos sanitarios, administrativos que no pongan faltas de ortografía...matriceros, ebanistas...En fin, en fin aquellas personas que consiguen que un país funcione junto con los que optan por otros caminos...Además, ¿quién le dice a usted quiénes eligirían cada camino?

No cabe duda que la percepción de una educación por la cual a causa de la búsquedad de la igualdad educativa la misma se empobrece, es asimilable, se corresponde y hunde sus raices en esa también idea de que la igualdad social conllevaría una pobreza de la sociedad.

Sergio Cabrera: ¡y dale!

¡Que nadie les impide seguir estudiando una vez que se hayan asegurado las habichuelas, que tienen toda la vida para eso, que la UNED funciona estupendamente...! Que si un título no te da el pan, es papel mojado. Joder qué titulitis, y no salimos de ahí.

"algo habríamos ganado". Serás tú el que ha ganado, porque ellos sólo han perdido años y dinero. Porque un licenciado sin salida está muy, muy, muy por debajo de un FP en sueldo y ofertas. ´

De verdad que no sé que relación teneis con el mundo laboral algunos, que parece que vivís en los años '60. Licenciado grande, ande o no ande.

Que una cosa es la igualdad, y otra la homogeneidad. Que no hace falta que todo el mundo estudie los mismos años y saque los mismos títulos, que cuanto más variadas sean las posibilidades y más ajustadas al potencial de cada cual, mejor.

¿Alquien piensa que los científicos no son una élite? ¿Es que CUALQUIERA puede hablar siete idiomas? Hay que ser envidioso, no igualitario, para empeñarse en machacar siempre al clavo que sobresale.

"Serás tú el que ha ganado, porque ellos sólo han perdido años y dinero."

No es raro encontrarse tal desprecio por el conomiento en la secta antipedagógica.

-------------------

"Pero...vamos a ver, ¿de dónde, de que perjuicio escondido se saca que un profesional mecánico, electricista, técnico radiológico, cocinero... no sabe hacer "la o con un canuto"?"

Pero...vamos a ver: ¿De donde se deduce que si un niño a los doce años no quiere aprender la regla de tres en la ESO sí lo va a hacer en una formación profesional? ¿Es que no teneis bastante con la antigua Formación Profesional? ¿Es que no teneis bastante con la explosion de heroinómanos que produjo tal modelo?

Mª Dolores y Pascual, ha sido un placer leer sus escritos.
Las maniobras distractorias, divagatorias, de H y S, manifiestan el distanciamiento de estos señores, del día a día en las aulas. Dudo que les puedan interesar, sacar lo mejor de cada alumno, puesto que defienden una ley educativa, de plato único, que paradógicamente, preconiza la atención a la diversidad, para ignorarla despues, sin la menor autocrítica.

Una Licenciatura no es un fin en sí mismo (salvo para quien ya tiene las habichuelas encontradas), sino un medio para conseguir algo, lo mismo que un Bachillerato o un Ciclo Formativo. Ya está bien de considerar la Universidad como la panacea de todos los males de nuestra sociedad. Conozco fontaneros más "cultos" que muchos médicos. Puestos a elegir, prefiero que en un bar me sirva un buen camarero y no un arquitecto en paro. A los que tanto hablan de que "todos tienen que estudiar" les plantearía lo siguiente, un caso verídico como los de Paco Gandía: un muchacho de 14 años, "objetor antiescuela", "revientaclases" y todas las lindezas que queráis ponerle. Todo esto ¿por qué?. Pues porque lo que le gusta es trabajar en una carpintería (lo hace los fines de semana): ¿Hay que amargarle la vida durante años para que estudie Bachillerato, haga la Selectividad,llegue a la Universidad, saque su título... y luego se meta a carpintero? (eso sí, un carpintero muy culto).
¡Venga ya, hombre! Ya está bien de memeces y nostalgias universitarias decimonónicas. Si hablo de los trabajos de algunos de mis compañeros de carrera a más de uno se le caían los palos del sombrajo (dependiene de librería, ordenanza, auxiliar administrativo, recepcionista de hotel, guía turístico...).

enhorabuena por tu libro Ricardo. me parece el análisis más ajustado a la realidad de nuestras aulas ( que son molinos, mi amos, que no gigantes. ¿sabéis que en Valencia se está obligando a los centros a que hagan un plan de convivencia antes de las elecciones para poder presentarse como que se está actuando en firme y con seriedad contra la violencia escolar?. el problema es que ese plan "individualizado y ajustado a las necesidades de cada centro" tiene que ajustarse a unos parámetros obligatorios donde se dice que la persona que lo centralizará absolutamente todo será el psicólogo. además enviarán a cada centro psicólogos y pedagogos de consellería a los centros para cercionarse de que los planes son ortodoxos. ¿da miedo, eh?. pero además han obligado a las directivas a "charlas orientativas" impartidas por los expertos de siempre donde se nos dijeron cosas como que el problema de la´violencia escolar era de los profesores porque, educados en un sistema dictatorial, queríamos aplicar esas enseñanzas en un mundo que ha cambiado. también dijeron cosas como que el aula debía "autogestionarse democráticamente" y que el profesor era simplemente uno más. entre más verdades reveladas, algunos hablamos intentando que se impusiera la sensatez hablando de que los buenos alumnos también tenían derecho a la educación de máxima calidad y el profesor a una dignidad (como todos en su trabajo). los "expertos" se cogieron un rebote descomunal y pararon su exposición. ¡ellos, los de la educación democrática y la autogestión!. ¡si tuvieran que oír lo que tienen que oír algunos profesores!. el problema es que todo el proceso va a seguir adelante y es terriblemente perverso porque a partir de ahora cunado un centro tenga problemas graves de comportamiento de alumnos, la respuesta de la administración va a ser: "la culpa es de ustades que son unos inútiles. ¿no han hecho un plan de convivencia adecuado a sus características?. pues si lo han hecho mal, es su problema, señores." y en Valencia gobierna el P.P., opuesto a la loxse. ver para creer. un abrazo a todos y menos mal que dar clase es maravilloso con muchos alumnos.

Dichosos los finlandeses que supieron de la importancia de la educación obligatoria ya en 1921. Para llegar a la conclusión hoy día que los itinerarios de Bachiller y Formación Profesional se llega a los diecisiete años después de una educación común comprensiva e integradora.

Dichosos los finlandeses que supieron de la importancia de la pedagogía y donde el profesorado tiene una formación pedagógica de cerca de dos mil horas, por las ciento y pico en España, y a pesar de ello siguen las directrices de los especialistas en ello y no la de una hornada de escritores que pasa de hacer la menor crítica al profesorado, pues se resintiría la venta de sus libros a través del sistema educativo.

Sergio Cabrera:"¿Es que no teneis bastante con la antigua Formación Profesional? ¿Es que no teneis bastante con la explosion de heroinómanos que produjo tal modelo?"
¿Cómo se pueden escribir tales barbaridades? La explosión de heroinómanos...Probablemente la auxiliar de clínica que me atendió-ciclo de grado medio- o los chavales que hoy mismo presentan en cocina-fusión (provenientes de la escuela de hostelería de casa de campo) o , ¿por qué no el técnico de radiología? ¿Quién lo iba a suponer observando lo bien que realizan su trabajo? O quizá el mecánico que ya se conoce medio mundo ...¡Cuánto prejuicio, cuánto clasismo encubierto!
Me pone el ejemplo de Finlandia, ponga el de Alemania, donde la Formación Profesional tiene la categoría y la dignidad que se merecen o el de Suiza...
Como profesional de la enseñanza intento buscar salidas a los callejones aparentemente sin ellas, no estoy en posesión de ninguna verdad...sólo la que me demuestran los hechos de cada día en mis clases. Y sé que muchos de mis alumnos-objetores serían mucho más felices y se sentirían mucho más ¿motivados?-¡qué palabra!- si estuvieran haciendo algo que allí y ahora les pareciera válido, útil...
Se pueden hacer todas las críticas que se quiera al profesorado, pero yo preguntaría que si estas críticas son para el conjunto. Un alumno es objetor no porque lo diga yo, profesora de lengua, sino porque lo dicen todos y cada uno de su profesores y en casi todos los casos los profesores anteriores. Hay que pensar, quizá, que no le estamos ofreciendo en ese momento lo que en ese momento necesita.
El problema radica en que no se pueden cortar posibilidades, en que hace falta mucho dinero y mucha generosidad para dejar vías abiertas para la formación individual en el momento en que esta se desee.
El problema radica en que estamos estafando a gran parte de varias generaciones otorgando títulos-papel mojado que les permiten seguir obteniendo más y más títulos-papel mojado...Nos estamos quedando sin profesionales medios en una sociedad que cada día los demanda más imperiosamente. Estamos, además, y no es problema menor, privando a los alumnos brillantes intelectualmente de su derecho a extraer el máximo de sus posibilidades. Estamos perjudicando a los objetores a los que no damos otra salida que la calle...Nos estamos equivocando...Todos.


Estimado Xurxo:
Muchas gracias por tu intervención. Lo que cuentas del rebote de los expertos contra los que defienden la dignidad del profesor y una enseñanza de calidad para los chicos que sí quieren estudiar es carácterístico de los comportamientos de las sectas: la culpabilización del disidente. Un ejemplo de esta actitud nos la ha proporcionado amablemente en su última intervención Sergio Cabrera, quien considera que los que disentimos de la Reforma no defendemos de buena fe nuestras ideas, no, según él somos "una hornada de escritores que pasa de hacer la menor crítica al profesorado, pues se resintiría la venta de sus libros a través del sistema educativo"
Atentamente

Achacar la ola de heroinómanos de los '80 a la antigua FPI, nos llevaría a la peligrosa suposición de que el hecho de que en el 2006 fuésemos el 2º país del mundo que más cocaína consume es cosa de la LOGSE. Puestos a suponer una relación entre hechos contingentes en el tiempo...

El sistema finlandés funciona con finlandeses. Es decir: unos ciudadanos que no consideran la picaresca un patrimonio cultural, que consideran que fumar marihuana es "caer muy bajo" (verídico), y que por no saltarse las normas, ni siquiera se saltan un semáforo en rojo. Cuando viví en Dinamarca me contaron que allí les retienen nada menos que un 60% del sueldo directamente en impuestos, de modo que no creo que en Finlandia anden muy lejos de esa cifra. Es absurdo intentar exportar su sistema a nuestra sociedad, como lo sería implantarlo en Portugal o Marruecos. Ya puestos, ¿por qué no calcar el sistema japonés, que también salen bien aprendidos? Evidentemente, la mentalidad colectiva japonesa y la española son como el agua y el vino, y eso no se le escapa a nadie. Y la finlandesa, por mucho que sean europeos, tampoco es la nuestra.

Además, en Finlandia ser profesor es tan complicado como ser cirujano. Seleccionan a los mejores estudiantes de cada especialidad, y entonces empiezan a enseñarles magisterio. Y desde luego, para ejercer no basta con querer, sino que hay que cumplir muchas exigencias. Que sí, que toda la educación es pública, pero selectiva de cojones. (Me viene a la cabeza el sistema sueco de escuelas de cine: todo público, todo gratis (materiales incluidos), y por eso mismo muy poquitas plazas con una notable criba en base al expediente). Me direis: un buen profesor no es necesariamente el alumno de mejor expediente. De acuerdo, pero un mal expediente tampoco es garantía de empatía, psicología ni don de gentes. O sea que si la LOGSE tenía que acercarnos a los finlandeses, empieza fallando por la base.

Parece que en este debate se reproducen las distintas posiciones sobre la realidad educativa de la ESO:
-Los teóricos,que no dan clase,nos venden lo bueno que es lo que tenemos.
-Los que por ideología teóricamente progresita se oponen a cambios importantes en la Secundaria.
-Los utópicos que siguen pidiendo a los Reyes Magos lo que nos vendíó la LOGSE.
-Los que pensamos que esto no funciona,que solemos dar clase y pedimos cambios importantes.Pero parece que eso es ser retrógrado,elitista,facha...

Sergio:
Los profesores queremos dar clase,lo cual es legítimo, y algunos alumnos nos lo impiden,lo cual no es muy lógico.
Te aseguro que los objetores son también una tortura para los alumnos a los cuales molestan,distraen continuamente para no aburrirse.Algunos alumnos que están en la cuerda floja se dejan llevar por los objetores y se perjudican.
La LOGSE ,ni se ha cumplido ni se va a cumplir en lo relativo a ratios,apoyos,...porque a los inventores de la misma(PSOE)no les interesa en la práctica el progresismo de la misma sino sólo la filosofía y la palabrería.De realidades progresistas concretas ,poco.
Sus hijos están en la concertada y privada.
Mira,yo no soy licenciado,sino maestro en la ESO.llevo toda mi vida con alumnos en edad obligatoria,así que yo no rechazo la LOSGE-LOE por no lidiar con esos alumnos.Son los mismos que teníamos antes los maestros.
Pero sí te puedo decir que lo que ahora hay en 1º y 2º de ESO es mucho peor en general que lo que teníamos en 7º y 8º de EGB:mayor fracaso,mayor indisciplina,mayor desmotivación,menos valores...
El gueto que dices que defendemos algunos ya existe.En mi IES hay 3 o 4 objetores que están en cada clase en dicho gueto,pero encubierto con el resto de los alumnos para que parezca que todo va muy bien,claro, en apariencia.

Hola a todos. Veo que, tras las vacaciones, sigue esto "calentito"...

Sería bueno rebajar el tono de ciertas intervenciones. No entrar a ciertos trapos y dejar los argumentos "ad hominem" para las tertulias de la tele.

Les escribo porque me ha llamado la atención un comentario en el Blog de Aníbal de la Torre. Lo reproduzco:

"Enhorabuena por el articulo Aníbal. No todo el mundo se atreve a realizar estos comentarios sobre el sistema educativo. Poner el énfasis en las actividades del profesor, en vez de en la actitud de los alumnos, no está bien visto por nuestra Comunidad educativa. (véase el famoso panfleto antipedagogico).

Siguiendo con las metáforas, un gran amigo mío decía que la comunidad educativa, está formada por unos "médicos" muy especiales, porque sólo queremos tener clientes "sanos" y encima responsabilizamos a los clientes "enfermos" de su enfermedad. Es muy fácil curar a los que ya están sanos.
En fin, sobre educación todo el mundo opina y a todos se les pide opinión, menos a los directamente implicados.
salud y buena entrada de año"

Antes de nada. No soy sospechoso de falta de crítica al profesorado; no hay más que leer mis intervenciones en este foro: casi todas cuestionando la profesionalidad y el rigor del colectivo del que formo parte. Si queremos que nuestros alumnos sean serios y trabajadores hay que predicar con el ejemplo. (Añado: apenas dedico tiempo a criticar el sistema educativo porque muchos, como Ricardo Moreno, ya lo hacen con rigor).

Sin embargo, hay algo en el comentario que les he transcrito que me inquieta profundamente. Cuando los profesores protestamos por tener que soportar en las aulas a alumnos violentos, como hace RM en algunos de sus comentarios y Ricardo Moreno en su conferencia, algunos -como el señor del comentario- nos acusan de empeñarnos, culpablemente, en desatender a los alumnos "enfermos", como quien niega el "socorro". Un argumento que cada vez escucho y leo con más frecuencia.

Vamos a ver: un alumno que revienta una clase no debe, bajo ningún concepto, permanecer en clase. Mantenerlo en el aula, como sostienen RM y Ricardo Moreno, no sólo no va a aportarle nada positivo, sino que impedirá al resto de alumnos recibir la clase con normalidad. Al expulsar de clase a un alumno con este perfil no lo hacemos para negarle su derecho a la educación, sino para garantizar el del resto de los alumnos de la clase.

"¡Pues deberían atenderle, intentar reconducir su actitud!": es la respuesta de algunos, como el autor del comentario. Esto es, claro, un descomunal disparate. Lo explico:

1º) "Reconducir" la conducta de un adolescente con ese perfil requiere una competencia y unos conocimientos psicopedagógicos en los que el profesorado de secundaria no ha sido formado por el sistema que se los exige.

2º) "Reconducir" ese esquema de comportamientos requiere, además, una enorme cantidad tiempo. Recuerdo -para los que pontifican y acusan sin haber pisado las aulas- que un profesor debe atender hasta a 33 alumnos por grupo. ¿Qué ocurriría si dedicáramos una parte, la mitad o toda la clase de, pongamos, matemáticas a "reconducir" la conducta de uno, dos o tres gamberros? Que el resto de la clase llegaría al Bachillerato sin saber dividir. Me gustaría saber qué dirían estos filantrópicos acusadores, si uno de sus hijos tuviera que soportar a estos "disruptores" en su grupo y llegara a casa comentando que no ha aprendido nada en clase, porque el profe estaba dedicado a "reconducir" al gamberrete de turno.

3º) Esto no implica que al alumno expulsado se le encierre bajo siete llaves o se le expulse del sistema educativo. Señores progres, que ya decía Marx que había que dar a cada cual según sus necesidades. Y un chico que presenta el perfil descrito no está preparado (ni dispuesto) para recibir una educación "estándar". Lo primero que hay que hacer es que aprenda a convivir en sociedad: a respetar unas normas y a los demás. Y eso no es función del profesor de inglés o de la profesora de tecnología. Es función de los padres. Los profesores podemos (y debemos) afinar estos aspectos de nuestros alumnos; pero no es nuestra principal labor. Si mañana me pagan por ser "educador social" o "psicólogo" o "padre putativo", yo realizaré esas funciones. Pero yo me he formado para ser profesor de lengua y literatura; ésa es mi responsabilidad: enseñar lengua y literatura con el mayor rigor que pueda.

Este individuo cuyo comentario comento me pide que "cure" a estos "enfermos", desatendiendo a los alumnos que quieren aprender (porque ya me contarán cómo atiendo "personalizadamente" hasta a 33 alumnos por grupo: incluyendo a pasotas, gamberros e incluso a disminuidos psíquicos, superdotados y violentos), sino que incluso me culpa de incuria profesional si no consigo "curarlo". Es como acusar al policía de que haya delincuentes.

Es todo lo contrario: las víctimas del sistema educativo somos los profesores y los alumnos que quieren aprender. Al alumno "no socializado" hay que atenderlo, por supuesto; pero no un profesor "normal" en una clase "normal", sino los padres y esos comprensivos orientadores y psicopedagogos a los que pagan y han formado para realizar esas tareas.

Una vez que el chico haya aprendido a respetar unas normas y a sus compañeros y profesores, ENTONCES debe ser atendido por sus profesores.

Lo que padres y profesores debemos exigir no es encerrar (contra su voluntad) al "disruptor" en las aulas, sino ofrecerle una educación adaptada a sus necesidades que le permita recibir, más adelante, sus clases en condiciones normales.

Pero, claro, eso implica rascarse el bolsillo. Es más fácil meterlo en clase y, si da problemas, es culpa del profesor, que no sabe como atenderlo ni quiere, el muy sinvergüenza.

Vuelvo a lo mismo de siempre: una sistema social injusto y unos padres irresponsables promueven el surgimiento de marginados e inadaptados; para negar que existen, se los mete a la fuerza en el sistema; cuando estallan los conflictos, la culpa es de los educadores; cuando los educadores pedimos que se faciliten medios para atender personalizadamente a estos chicos, se nos acusa de no querer cumplir con nuestro trabajo; mientras tanto, los hijos de padres pudientes, en el oasis de la educación de pago...

Y encima hay que escuchar acusaciones de elitismo y de clasismo. Las elites económicas, mientras tanto, frotándose las manos. ¡Viva el progresismo logsiano!

Un saludo cordial.

Vamos ya Don Ricardo, no estaba pensando en usted precisamente en lo da la hornada de escritores, pero veo que la vanidad da mucho de sí. Usted, Don Ricardo, es un simple pasante de ellos.

Para todos:
Que Sergio me considere o no de la "hornada de escritores" me es indiferente (incluso me tranquiliza: si el necio aplaude peor, como dice la fábula). Pero su intervención (y eso es lo relevante) sigue siendo un ejemplo paradigmático del comportamiento sectario de los pedagogos: la culpabilización del disidente.
Atentamente

"...nos llevaría a la peligrosa suposición de que el hecho de que en el 2006 fuésemos el 2º país del mundo que más cocaína consume es cosa de la LOGSE."

Pero...vamos a ver: una de las falacias que por intereses espurios se pretende instalar en la sociedad española es la de achacar los supuestos problemas educativos a la LOGSE: pero...vamos a ver (de nuevo), los presupuestos educativos de la LOGSE no lo han visto el alumnado español ni por los forros. Ya se han encargado los que tenían que hacerlo que así fuera: entre ellos la secta antipedagógica.

Me gustaría que explicara cuales puedan ser esos "intereses espúreos", no esconda la mano cuando tire la piedra...No sólo los hemos visto sino que los hemos padecido, alumnos y profesores...Y se lo dice una de las ingenuas que colaboraron en su día -infausto- en las "cajas rojas"...Ahí nos hemos quedado olvidando que si las circunstancias cambian ...

Varias cosas:
· Para Francisco (Perplejo): estupendo. Otra tarde que tenga más tiempo quiero hacer algunas precisiones al hilo de tus argumentos. Se nota a la legua que trabajas en la enseñanza.
· ¿Habéis observado que cada vez que hay una aportación interesante, clara, que abre debate o haga reflexionar, como la de Francisco (Perplejo) , inmediatamente hay una comunicación corta, agresiva, casi una “boutade”, que intenta distraer el tema?
· ¿Habéis observado que casi todos–casi, repito, casi, no todos- los que aquí escriben con conocimiento del paño son partidarios de reformas que corrijan los derroteros “pseudoprogres” de la LOGSE? ¿Habéis notado que casi todos –casi, repito, casi, no todos- los que están en contra de esta idea se nota a la legua que no han pisado un aula desde que dejaron los Maristas?

La izquierda, autoproclamada "filosofía de la (auto)crítica", la practica así.

Se impone un sistema que pretende implantar una mayor justicia social, fomentar la cultura y atender, sobre todo, a las clases más desfavorecidas.

Al tiempo, se hace evidente que el sistema no sólo no es más justo, sino que rebaja el nivel cultural de la mayoría (especialmente, de las clases desfavorecidas); se niega la evidencia, con todos los medios posibles.

Surgen las primeras voces críticas (en buena parte, desde la misma izquierda); se les desautoriza, silencia y reprime. Los críticos son acusados de conservadores, acomodados, obnubilados y clasistas.

Cuando la situación es tan grave que no se puede ocultar el fracaso del sistema, no sólo no se reconocen el error y la mentira: se acusa a los críticos de no haberlo aplicado correctamente y de haberlo hecho fracasar. El error no es del sistema en sí: sino de su aplicación (ojo, por parte de los críticos, no de los que dirigen el sistema o de los que colaboran acríticamente con él).

Para "solucionar" el problema se imparten cursos de "reeducación" a los profesores, en los que deben hacer autocrítica y renunciar a su obsoletos y perniciosos esquemas anticuados.

Las denuncias nunca son atendidas ni contraargumentadas: basta con acusarlas de venir de la "derecha" y de servir al "enemigo".

¿Les suena? ¿LOGSE o Totalitarismo?



Disculpen,

Quise decir: "cursos de reeducación a los críticos"; la analogía es tan evidente que se me van los dedos.

Las maniobras de distracción son un clásico del oficio, Puturrudefuá. Lo preocupante es que perdamos el tiempo contestando a determinadas provocaciones. Hay batallas de las que nada se saca en limpio; al contrario: sólo salimos embarrados.

Cuando pueda y quiera, conversamos.

Un cordial saludo.

Francisco:
Muy de acuerdo con casi todos tus argumentos.
Hablas con el lenguaje del profesor de a pie,que padece día a día los problemas de la educación.
Sergio:
Supongo que eres un teórico defensor de la Losge-Loe,que no das clase,y que sólo sabe lo que es un objetor por los libros de Pedagogía .
Los primeros que se han cargado la Logse son los de la secta pedagógica( socialistas),no la secta antipedagógica.
¿por qué no me contestas a estas preguntas?
¿qué impide a los socialistas que están interesados en salvar la Losge-loe y son tan progresistas ,y tan interesados en los defavorecidos, tomar algunas medidas como éstas?
-Rebajar ratios sustancialmente.
-Crear aulas transitorias de reeducación de conductas conflictivas,con personal variado preparado.
-Poner profesores de apoyo y refuerzo.
-Obligar a los orientadores a ocuparse de los alumnos problemáticos.
-Inversión en educación similar a la media europea.
¿no son tan progres?,que lo demuestren,¿o no?.
Sobre la atención a los alumnos problemáticos:
Dice la profesora de E. Especial de mi IES(que es maestra)que no puede atender a más de 4 o 5 alumnos a la vez,y si son problemáticos,menos.
¿Cómo pretende el Psoe y sus teóricos(como tú),que atendamos a los objetores con 33 alumnos en clase,con 5 o 6 subgrupos internos?
Dime cómo se hace que yo no lo sé.
A algunos profesores nos gustaría que los que nos dáis consejos sobre la diversidad y los desfavorecidos, viniéseis a los IES de ESO y os metiérais en clase una buena temporada y nos demostrárais vuestras teorías.Nosotros observaríamos y aprenderíamos y así lo haríamos luego muy bien y dejaríamos de ser elitistas,carcas y antipedagógicos.

En el mundo de la educación veo dos grupos:

-Grupo A:
Su trabajo es de despacho y libro.
Algunos los llaman los desertores de la tiza;
Políticos educativos,sindicalistas,asesores,orientadores,expertos,pedagogos,profesores de universidad.
Este grupo "sabe" mucho,maneja grandes datos,grandes cifras,jerga tecnificada,burocracias,
grandes objetivos,frases preciosas,nos hablan de un mundo educativo feliz,armonioso,idílico:
multiculturalidad,el conflicto como tema educativo,diversidad,integración,atención personalizada,atención a los desfavorecidos y a los alumnos conflictivos.
Nunca dan clase,pero nos dirigen,nos culpabilizan,nos dicen que dramatizamos,que exageramos,que somos conservadores,carcas,anti-
pedagógicos,que no es para tanto.
esos expertos suelen ser gente que no ha pisado una clase en su vida,que no conoce en persona a un chaval maleducado de la ESO de carne y hueso.
Los alumnos que ellos conocen están en sus libros,en sus estudios teóricos y en sus filosofías poco reales.
Nos venden humo.Y el humo ,ya se sabe,tiene poca consistencia y desaparece facilmente,especialmente con el aire que corre en los Institutos.
Todos ellos tienen varias cosas en común:suelen ser desertores de la tiza,que o no han pisado nunca una clase o llevan décadas en los despachos,o tienen intereses sindicales,personales y electorales ajenos a la educación.
Para muchos de ellos la educación es una manera de seguir en los despachos o de ganar las próximas elecciones.
Lo que pasa en los Centros es secundario.
Por cierto se les llena la boca defendiendo a la Ed. Pública,pero luego como saben lo que pasa aquí,llevan a sus hijos a la concertada o a la privada,que allí corren menos riesgos

-Grupo B:su trabajo es de aula y de tiza.
Formado por los profesores que impartimos clase día a día.
En teoría nos dicen que somos los grandes protagonistas de la enseñanza.En la práctica no contamos lo más minimo.
Este grupo tenemos grandes y graves problemas en nuestras clases(especialmente en la ESO),vivimos las estadísticas en nuestra vida diaria y no nos cuadran.
Somos los encargados de llevar a la práctica todo el tinglado filosófico del grupo A
Contrastamos toda la teoría de los primeros con la realidad que vivimos y parece que no cuadran.
Yo pertenezco al grupo B.
Durante unos años me creí lo que me decían los del grupo A.
Ahora apenas me los creo.La cruda y tozuda realidad me/nos ha hecho cambiar.

RM, para poder enseñar una asignatura es necesario haber estudiado una carrera con contenido, en cambio, si te pasas cuatro años estudiando la nada, es imposible que impartas clases.
Ejemplo: puede un pedagogo establecer el temario de matemáticas, la respuesta es no, su conocimiento sobre las matemáticas se resume en multiplicar el precio del quilo de manzanas por la cantidad.
El sueño de un pedagogo es una clase con treinta objetores, y un profesor de rodillas pidiendo perdón a sus alumnos por ser una persona autoritaria, y cometer el crimen antipedagógico de intentar trasmitirles conocimientos, bien lo saben los pedagogos, la ignorancia es la felicidad, a los estudiantes no se les tiene que exigir porque los pobrecillos sufren.

A todos:

En su última intervención, y con su lucidez habitual, Sergio descalifica a los disidentes: "los presupuestos educativos de la LOGSE no lo han visto el alumnado español ni por los forros. Ya se han encargado los que tenían que hacerlo que así fuera: entre ellos la secta antipedagógica".
Pues bien, las cosas son exactamente al revés. Si los efectos de la reforma no son todavía más desastrosos, es porque los profesores hacemos bastante más de lo que estrictamente nos corresponde. Pondré un par de ejemplos. Los alumnos de primero bachillerato (que hoy tienen dieciséis o diecisiete años) ignoran cosas indispensables para seguir la asignatura de matemáticas o de física. Y cuando digo cosas indispensables, me refiero a saber calcular con decimales, a manejar el sistema métrico, y a nociones elementalísimas de geometría que antes de la reforma sabía un chaval corriente de catorce años. Cumpliendo estrictamente con su deber, un profesor de matemáticas o de física tendría que empezar por el primer tema, dando por sabido lo que los chicos tienen que saber. Y los que no lo sepan, pues que reclamen a la señora ministra, que mantiene un sistema que concede el título de ESO a quien no lo merece, pero al profesor que no le cuente su vida. Afortunadamente, no hacemos así, porque los alumnos son las víctimas del sistema, no los culpables, y casi todos los profesores, por lo menos la mayoría de los que conozco, nos demoramos explicando cosas que no tenemos ya obligación de explicar en ese nivel. Pongo otro ejemplo. El de una compañera mía de lengua y literatura que está enseñando a leer a un alumno suyo de doce años. Enseñar a leer es una muy noble acción, pero no es la obligación de una profesora de instituto. Un niño que está en primero de la educación secundaria obligatoria sin saber leer es una víctima más de un sistema delirante, y no es obligación de esa profesora paliar las deficiencias del sistema. Con todo, lo hace, y se toma un trabajo que no forma parte de sus deberes. Por ello, la acusación de que los que criticamos la ley no hacemos lo posible por subsanar sus defectos es injusta y un síntoma más de lo que dije hace un momento: la de culpabilizar a quien discrepa. Cosa que, por cierto, hacen todas las dictaduras. Los que nos manifestábamos contra Franco éramos malos españoles, antipatriotas, amargados y resentidos. Las diatribas de los pedagogos de hoy contra quienes discrepamos de ellos se parecen asombrosamente, en muchos casos, a las de los franquistas de antaño. Es importante que esto lo tengan presente algunos progres desmemoriados, y que son entusiastas de la reforma.

Ricardo, por muy bien que te expliques, nunca vas a convencer a los adeptos de la secta pedagógica de qué se están equivocando, después de haber estado sufriendo durante cuatro años un lavado de cerebro sistemático con ideas y teorías a cual más absurda, el único remedio posible es una terapia de desprogramación.

Ya es que resulta hasta ridículo el visible esfuerzo que hace, Don Ricardo, para poner tierra por medio ante los vítores que recibe por parte de los medios y personajes más rancio de la sociedad española. Porque no es otra cosa que esa sus propuestas educativas: rancias. Y así se quiere desmarcar del franquismo con sofismas cuando la realidad es que sus propuestas educativas son franquistas cómo así las reconocen ellos y las aplauden. Ahora va de disidente, en una nueva pirueta pseudointelectual, logrando pervertír el término y apropiandoselo cómo el Mercado del término Libertad. Rasgo común a la nueva derecha.
Otra falacia que se quiere instalar, también con intereses "espúreos" (exactamente, Mª Dolores), y sobre la que pivota sus críticas, es esa de que los alumnos actuales tienen menos conocimientos que los de antes repitiendolo constantemente al mejor estilo goebeliano: ya se le ha contestado en este blog, pero parecería que padece de un cierto autismo: ¿Aparte de las apreciaciones subjetivas basadas en impresiones y ejemplos particulares, tiene algún dato objetivo basado en estudios, investigaciones, estadísticas, o incluso encuestas, que avalen tal afirmación? Porque los estudios, investigaciones, estadísticas, e incluso las encuestas, que circulan públicamente y que algunas se han traido hasta aquí dicen lo contrario de lo que usted afirma.

Y aparece uno de los intereses espúreos sobre los cuales se construyen tales falacias: a saber: que quienes realmente están peor es cierto profesorado que tiempos ha vivían en una beatífica modorra educativa atendiendo a la élite y poco más de la sociedad y de pronto les llegó la "morralla" y hasta ahí habiamos llegado. Bien está decir que parte de ellos supieron encajarlo y pusieron manos a la obra. Así que la construcción de tales falacias está determinada y condicionada a la vuelta de las mismas golondrinas. ¿Porqué aparte de la secta antipedagógica, que recoge la flor y nata de la "carquería" educativa y algunos resentidos y autotitulados de izquierda, quienes están por sus propuestas?, ¿Los padres?, ¿Los alumnos? En cuanto a los padres representados en Ceapa no van en su dirección. La Concapa que representan mayoritariamente a quienes todos sabemos pueden que coincidan en parte con usted. En cuanto a los alumnos una encuesta traida a este blog dice que el noventa y mucho de los alumnos opinan estar a gusto con su colegio y con el cual se sienten identificado. Pero ya sé que los datos objetivos a usted se la trae floja y continuará con sus falacias y sofismas para que se cumpla esa teoría marxista que dice: "salió de la nada hasta conseguir las más altas cotas de la miseria".

Sergio, compara los temarios de dos cursos equivalentes, y comprobarás que los alumnos actuales tienen menos conocimientos.
Además, ¿ por qué te enfadas cuando la gente comenta que ha disminuído el nivel? Como afirmo, el pedagogo del CAP ( que tuve que sufrir), no es necesario que los chavales sepan tanto. Sergio, cuánto mas ignorantes, mejor, así los que siempre han tenido el poder, lo podrán conservar siempre.

Para todos:
Hay que ver lo fiel que me es Sergio, cada vez que habla me da la razón y me proporciona un ejemplo de cómo los pedagogos, a falta de argumentos, se dedican a la descalificación personal: "Y así se quiere desmarcar del franquismo con sofismas cuando la realidad es que sus propuestas educativas son franquistas cómo así las reconocen ellos y las aplauden" ¿Pero no se ha enterado este señor que la jerga pedagógica entró en España con Villar Palasí, un ministro de Franco?
Habla de mis esfuerzos "para poner tierra por medio ante los vítores que recibe por parte de los medios y personajes más rancio de la sociedad española". El Panfleto Antipedagógico ha recibido apoyos explícitos y entusiastas de Fernando Savater, Antonio Muñoz Molina, Félix de Azua, Elvira Lindo, Eduardo Mendoza y Rosa Díez, entre otros. Según Sergio, estos son de los "personajes más rancio de la sociedad española". Pobre hombre, es que no da ni una.
Atentamente

hola a todos. pues eso, soy un antiguo alumno de la pública que por puro azar encontró esta interesante web.

Acabo de leer el "Panfleto Antipedagógico" en su 3ª edición y, aunque es un tema que me interesa y tenía más o menos formada una opinión, las argumentaciones del autor me harán sin duda replantearme el tema desde una nueva perspectiva.

Pero mientras esto ocurre, y voy pensando y meditando, lo que sí ha conseguido por ahora es reafirmarme en una cosa: la antigua ley sería mejorable en algunos aspectos, sin duda, pero en temas como este que nos ocupa, de tanto calado social y afectando a nuestros jóvenes, POR FAVOR, LOS EXPERIMENTOS CON GASEOSA.

Espero que la historia juzgue como se merecen a los ideólogos de este desastre. Porque aqui no estamos discutiendo sobre la conveniencia o no de este sistema sino que la discusión se centra en hacer ver a algunos (muchos?) el evidentemente desastroso presente que se ha creado.

salud.

A Sergio Cabrera: no aprendemos, cita:
"Y aparece uno de los intereses espúreos sobre los cuales se construyen tales falacias": ....
Lo primero, corrección léxica: los intereses son, ESPURIOS.
Pero denominar "falacias" a lo que estamos viendo todos los días en las aulas es cuando menos una felonía. O quizá sólo demuestre su absoluta ignorancia de lo que representa estar día a día a pie de aula.
Y la cuestión es que a estos descubridores de mediterráneos les da miedo cortar en seco. Así, en 2º de bachillerato el programa de lengua y literatura es EXACTAMENTE EL MISMO que se impartía en 3º de BUP y COU y se repartía en dos asignaturas...No han quitado nada más que tiempo...Además, gran número de los alumnos pasaron a 1º sin haber aprobado lengua o matemáticas en toda la Secundaria. Han pasado sin entender un texto, sin saber escribir una frase coherente...¿qué más da? Reclamamos porque estábamos acostumbrados a impartir clases a las elites, don Sergio dixit, y vivíamos en una especie de "Modorra"...
En fin...Afortunadamente nuestra profesión es lo suficientemente hermosa y, a pesar de todo tan gratificante, que merece la pena pese a a quien se dedica a esparcir a voleo las culpas de un fracaso cierto que tiene su origen en el mismo sistema.

Sergio:
Fracaso:
-Las estadísticas de mi IES,en las evaluaciones y notas finales de curso,son desastrosas ,curso tras curso.
Los cursos mejores, tienen un 45-50% de fracaso,los peores llegan hasta el 70%.
Son de 1º y 2 º de ESO,los mismos que antes en 7º y 8º de EGB,tenían un fracaso del 25-30%.Son datos objetivos .
Alumnos de élite:
-Algunos que estamos contra muchos presupuestos de la LOE,somos maestros y tenemos a los mismos alumnos que antes,no nos quejamos de no tener a la élite.
Padres:
La CEAPA está copada en sus cargos por filosocialistas,no defienden a las familias,sino los mismos presupuestos del Psoe.
La Concapa,defiende los intereses del PP y de la Iglesia.
Ninguna de las dos tiene suficiente independencia.
Sergio ,habla con cualquier profesor de a pie que trabaje en la ESO a ver lo que dice de lo bien que va todo ésto.Pero con los que no son desertores de la tiza.
Carcas:
Sergio,yo quiero:
Rebajar ratios.
Profes de apoyo.
Implicación de los orientadores en los conflictivos.
Escuela laica.
Aula taller para los objetores.
Personal cualificado para reeducación de los conflictivos.
Inversión en educación del 6-7% del PIB.
...
Reconozco que soy un carca disfrazado de izquierdas.Como puedes ver, el PP pide y aplica en sus autonomías lo mismo que yo pido.

Llevo siguiendo este foro desde hace tiempo y no he visto propuestas concretas sobre cómo deshacer este entuerto de educación en la que estamos inmersos.
Cuando yo estaba en la Universidad, de estudiante, nos manifestábamos en contra de la ley Villar que dió lugar al BUP y a la FP, que duró 20 años.
Después de la EGB. no seguían en el sistema un 5 por ciento.
En esta separación entre buenos y malos los alumnos se distribuían en un 80-20.
Mientras este sistema estuvo implantado los profesores de las asignaturas comunes de la FP. no conseguían que sus alumnos aprendiesen gran cosa, pero sí lo hacían los de la especialidad, porque disponían de medios y contaban con la motivación de los alumnos por aprender un oficio.
Cuando llegó la LOGSE a estos profesores de comunes se les abrió el cielo porque al fin podrían tener alumnos normales, aunque también tuvieran alumnos malos. Y a los de las especialidades también, porque los ciclos formativos que imparten, solamente lo hacen después de la criba de secundaria. Desde mi punto de vista son el único colectivo que ha salido ganando.
El problema surge ahora, cuando la uniformidad ha hecho que todos los que antes estaban fuera del sistema o en la FP. están repartidos en todos los centros y los políticos junto con los psicólogos no están dispuestos a aceptar un hecho constatable: "no se puede mantener en la misma aula a alumnos con grandes diferencias en sus capacidades en sus actitudes y en sus recursos", de la misma manera que todos los coches en las autopistas no van a 100 km/h.
Tengo la suerte de dar Tecnología que es una asignatura obligatoria en tres cursos (ahora nos la reducen a dos) y en cuarto y en el Bachillerato es voluntaria. Esto me ha llevado a considerar el hecho de la optatividad.
Pero la optatividad no solamente en relación con las asignaturas, sino también en relación con los profesores.
Hay unas mentes pensantes que dicen que todos los alumnos tienen que estudiar unas determinadas asignaturas, con un nivel, y con unos profesores fijados, no elegidos.
Sin embargo, eso es muy cerrado, no hay optatividad real, porque hay que elegir entre estas y otras asignaturas, no entre horas de formación.
Mis propuestas:
- Aceptar que desde primero (E.S.O.) haya profesores que impartan clases de la misma asignatura con diferente carga lectiva (3,4, o 5 horas semanales de matemáticas, inglés p.ej.). De esta manera, podría haber alumnos que sí tendrían los conocimientos precisos, llegado un determinado momento.
Se puede objetar que entonces habrá profesores que se quedarán sin trabajo. Bien, ¡que se la va hacer!. Cuando a los profesores de latín se les suprimieron las horas de BUP nadie hizo nada por ellos. Se reconvirtieron a otras asignaturas. En Alemania, los profesores tienen dos especialidades y si no tienen alumnos de una, pues imparten la otra.
También se argumentará que se abre la vía para hacer diferencia entre los de nivel 1, 2 o 3. También ahora hay diferencias. En el taller todos se quieren poner con Manuel porque es el mejor y el que garantiza que los proyectos se terminen bien.
- Aceptar que los alumnos tengan las 30 horas lectivas semanales, pero de las asignaturas que ellos quieran y con la carga lectiva que deseen.
Al tener un límite de horas los alumnos y las asignaturas, alguien dirá que se irán a las “marías” o sólo asignaturas de ciencias o sólo de letras. Bien ¿cual es el problema? ¿Por qué en los centros de alto rendimiento de deportistas hacen tantas horas de deporte? ¿Por qué no pueden ser unos excelentes músicos con 14 o 16 años. ¿Porque los grandes genios de todas la materias han sufrido un sistema educativo que les impedía dedicarse todo el tiempo y energías a lo que les gustaba?
Eso no significa que cuando una persona madure le guste hacer otras cosas. No toda la formación tiene que pasar por un sistema reglado y a una edad determinada. La gente aprende a lo largo de la vida, lo importante es tener alguna inquietud y nosotros estamos teniendo una generación de jóvenes sin ellas. Estoy harto de ver gente que no tiene estudios universitarios que se explican mejor que yo, que sacan adelante una industria, que saben rodearse de gente competente en su materia y ellos son aglutinadores de los demás. Lo de la O con un canuto lo tenemos que desechar.
- Permitir que un alumno que haya alcanzado unos objetivos en una determinada materia o conjunto de ellas, pueda acceder a estudios superiores, solamente superando una prueba que le posibilite para seguir avanzando en esos estudios. No imponer un limite de edad.
Si miramos las notas de Selectividad, podemos observar que hay alumnos de Ciencias que aprueban gracias a las notas de Letras. Y después estos mismos alumnos se matricularán en alguna carrera de Ciencias. Eso no tiene sentido
- Actualizar a los profesores para que puedan impartir varias asignaturas y con diferentes niveles.
- Organizar los centros para que esto pueda ser posible (que no seria fácil).

Si esperamos que esto, que a mi me parece razonable y factible, pueda ser llevado a la práctica, estamos en el limbo. Pero no deja de ser un bonito sueño.

Gracias por leerme, pero las utopías a lo mejor en algún momento, se llevan a la práctica.

PROPUESTA TÉCNICA SOBRE EL FORO PARA RICARDO MORENO:

1)Deberías retirar los temas abiertos en el foro, en los que no hay intervenciones desde hace muchas semanas.

2)Poner algún sistema para que podamos abrir sólo los temas en que hay nuevas intervenciones y no tener que abrir todos para verlos(poner fecha de última intervención o abrir nuevos mensajes desde última vez de acceso).
Ya lo propuse hace varios meses y me dijiste que lo arreglarías próximamente.
Gracias.Un saludo

Para RM:
Tienes toda la razón. Cuando me lo dijiste avisé a la editorial (que es desde donde se controla el blog, yo no tengo ni puta idea de como se hacen estas cosas) y la verdad es que me olvidé del asunto. Volveré a avisar.
Un saludo y gracias por la sugerencia

Ricardo Moreno Castillo:
1. En ningún momento he dicho que me nombres facha; lo de facha lo pongo de coña porque así estoy identificado por ciertos sectores.
2. Hoy mismo comentando tu libro con un familiar (profesor de ESO-Bachiller) al que se lo he pasado, te ha identificado como conservador, de derechas. Le he tenido que explicar que te consideras de izquierdas y que en el libro queda claro.

Reflexión: hay quien duda de que el nivel de la ESO sea ínfimo. Hoy le he preguntado a mi hijo (1º de Bachiller) si sabía lo que era una oración subordinada de relativo (que me corrija Mª Dolores si lo digo mal), ni idea, yo lo aprendí en 8º de EGB. Y así a montones. Pagar impuestos para esta educación es delictivo.

Otra reflexión: acabo de encontrar la Cartilla de Escolaridad de un hermano, año 1955. Se distingue entre
-Materias Instrumentales: Lectura, escritura, dibujo y cálculo.
-Materias Formativas: Religión, Geografía e Historia, Lengua, Matemáticas, Formación para ciudadanía, perdón, FEN y Educación Física.
-Materias Complementarias: Ciencias Naturales, Trabajos Manuales, Prácticas de Taller y Formación para el hogar.
-Hábitos: Deberes, conducta, puntualidad, aseo.

Quiero destacar la claridad para el padre en cuanto al conocimiento del desarrollo del hijo en todos los aspectos, distinguiendo perfectamente los conocimientos de los "hábitos". Hoy día, como dije más arriba, la nota es un refrito de conocimientos, actitudes y aptitudes realizado con aceite rancio en sartenes sucias. Los padres no sabemos cómo van nuestros hijos y además el maestro dispone de un sistema siniestro, oscuro y arbitrario mediante el cual coacciona a los niños y distribuye notas a diestro y siniestro con total arbitrariedad. Los niños aprenden técnicas para "engañar" al profesor (preguntar mucho, decir que estudia mucho en casa, hablar de visitas a bibliotecas, apoyar el punto de vista del profesor cuando sea necesario, etc.) para que... uala! le suban la nota. Y picáis.

Nunca me cansaré de repetirlo: RESULTADOS, y son los examenes los que los prueban; cualquier otro sistema no es verificable y, por tanto, arbitrario y subjetivo. RESULTADOS: que el fontanero arregle la avería, el médico cure al enfermo, el funcionario no extravíe el documento. Dejaros de engañifas, métodos progresistas de evaluación, chalanadas psicopedagógias que lo único que ocultan es la verdadera dimensión del problema. Todas las estadísticas que manejamos son falsas, porque las evaluaciones están mal hechas.
El mismo familiar al que me refería arriba, y otros tres más también profesores de diferentes niveles educativos lo hacen; todos los conocidos profesores a los que les pregunto lo ven normal y necesario. Solo podemos suponer para creer en las estadísticas, que se compensan las bajadas con las subidas de notas. Pero individualmente, uno por uno, niño por niño el daño hecho no es compensable. Y esto es una consecuencia de la LOGSE-LOE y sus normas de desarrollo, porque establecen que lo que se evalúa es ese refrito. Porque el concepto de Educación está infecto en las mismas normas por unos objetivos de "socialización" y chorradas pijoprogres por el estilo. Lo importante no son los datos sino tener una cabeza bien amueblara (frase pijoprogre por excelencia).

Séptimo mandamiento: no robarás (las notas a los niños). No sabíais que esto es pecado?

Y así nos va.


Hola
Veo que por mis intervenciones se me llama "utópica". Puede ser, pero desde luego hablo desde el aula y no desde ningún despacho (estoy en la ESO y la garantía social). Y aunque sean cartas a los reyes magos me reafirmo, porque he visto casos donde ha funcionado (reales y no de libro):
- la tutoría debe ser la herramienta fundamental para los casos de objeción y similares (porque hay que evitar que lleguen a ese estado y los niños no nacen así, se vuelven y es por algo). Por eso es necesario liberar al tutor, para que disponga de más horas de atención personal. Una relación cercana liga al alumno al IES mucho más que cualquier ley
- en clase, dejar elegir parte del temario, aunque sea simbólica, a los alumnos. Se motivan mucho más, trabajan en algo que les interesa y cambnia su actitud cuando llega la "otra" parte del temario. Y las propuestas suelen ser sorprendentes (para bien)

Lo de itinerarios y aulas taller ya lo he argumentado 200 veces, no volveré. Sólo diría que en vez de pedir cosas y explicar cómo creemos que debería ser el sistema (algo muy necesario, sin duda), deberíamos tambiém intercambiar ideas y recursos que ya estén en la práctica y que funcionen. Tantos docentes debatiendo, y la mayoría es sólo para quejarse, con razón, pero sólo eso.

Deeberíamos bajar todos el tono del debate y dejar de insultar o juzgar, si algunos de esta página son los que tienen que educar o ayudar a otros a eudcar, mal vamos.

Respecto a las cuestiones técnicas que propone RM, estoy de acuerdo. Y le pediriía a Ricardo que abra los hilos que quedan pendientes, relacionados con los capítulos del libro.

Para Beltrán:
Suscribo todo lo que dices salvo la frase final: "objetivos de "socialización" y chorradas pijoprogres por el estilo. Lo importante no son los datos sino tener una cabeza bien amueblara (frase pijoprogre por excelencia)". Lo que se ha hecho con la educación en España es una traición a los ideales de la izquierda, porque la reforma no consistió en proporcionar una educación de calidad para todos, sino en repartir una educación basura que deja en superioridad de condiciones a quienes pueden pagarse un colegio privado. ¿Por qué la izquierda ha llevado a cabo una reforma que beneficia claramente a la enseñanza privada? ¿Ha sido mala fe o estupidez? No lo sé, pero la obligación de los que nos consideramos de izquierdas (con el permiso y el perdón de todos los que, desde la derecha o la izquierda, se arrogan el derecho de decidir lo que soy) es denunciarlo enérgicamente. Que hay mucho "pijoprogre" ya lo sé, igual que hay mucho "pijofacha", pero eso no arroja luz sobre la discusión.
Atentamente

Laura:
En los últimos cursos en Andalucía han liberado a los tutores de algunas horas lectivas y no se refleja éso en una mejora apreciable del sistema.

Laura,muchos hablamos de lo general porque creemos que hay causas estructurales de lo que no funciona bien y luego se pretende que a nivel individual lo arreglemos con buena voluntad( o voluntarismo),lo cual es muy difícil.

Desde que comenzó la LOGSE en Andalucía han funcionado los CEPs donde se exponen experiencias de otros y parece que tampoco ha mejorado la situación por ello.
Yo soy pesimista ,quizá porque llevo muchos años ya en la enseñanza ,estoy quemado(o chamuscado)y cada vez veo peor ésto.

Temarios:la mayoría de los contenidos que impartimos carecen de interés para los alumnos que tenemos.Sus intereses no van ni por donde dice la Administración,ni por dóde queremos nosotros.
Cuéntanos tú las experiencias concretas que conozcas y consideres positivas,dado que los demás somos pesimistas.
Yo pienso que trabajando otros contenidos y con otra metodología quizás "algunos" alumnos funcionarían mejor,pero creo que con los contenidos y las ratios que tenemos es difícil salir de la metodología mas tradicional que motiva menos a los alumnos.
Yo ,por ejemplo, con los objetores trato de que trabajen algo,pero no lo suelo conseguir,les ofrezco trabajar las actividades más sencillas de mi materia con ayuda mía,pero suelen rechazarlo.Les ofrezco fichas alternativas de Sociales o de lengua ,que también rechazan.No me aceptan hacer ni siquiera fichas de dibujo.
Están cansados de escuela,de libros,de fichas,de maestros...me dicen que quieren irse del IES,que vienen obligados por sus padres,pero que no van a hacer nada,que pasan.
Dime tú cómo cambiar esas actitudes con las estructuras actuales.

Cabrera prevé 18.000 maestros podrán asesorar en convivencia en plazo 3 años


Madrid, 19 ene (EFE).- El Ministerio de Educación y Ciencia (MEC)
calcula que en un plazo de tres años unos 18.000 profesores contarán
con los recursos formativos suficientes como para asesorar en
convivencia al resto de maestros en sus centros, avanzó hoy la
titular del Departamento, Mercedes Cabrera.
La ministra explicó que el objetivo es que transcurrido ese
tiempo exista al menos un profesor preparado "para formar a
formadores" en convivencia en cada uno de los centros escolares
públicos y concertados, de acuerdo al Plan de Promoción y Mejora de
la Convivencia Escolar firmado hace casi un año entre el MEC y un
muy amplio sector de la comunidad educativa.

Sergio:
Hablábamos hace poco de datos objetivos sobre fracaso, ahora y antes de la Logse.
Esta semana analizamos los resultados en mi IES ,de la 1ª Evaluación.
-Un 62% suspende 4 o más asignaturas.
-Un 24% suspende de una a tres.
-Un 14% superan todo.
En la EGB antigua, donde dí clase muchos años,antes de la LOGSE,jamás ví esos resultados.
Mi centro es normal,no es suburbial ni en zona deprimida o problemática.
Con esos datos se puede ser poco optimista de cómo vamos avanzando y de lo bien que funciona ésto,a pesar de que los datos oficiales luego se descafeínan,supongo que al hacer medias con la concertada y la privada,para no alarmar a la opinón pública.

Cuando me refiero a "socialización" no planteo que sea negativo enseñar los hábitos de conducta, la urbanidad, el respeto, la buena educación en el sentido clásico y las normas básicas de nuestro sistema social. Pero las básicas únicamente, permitiendo un amplio margen de actividad individual y de aplicación de las éticas variadas.
El problema que no he expresado adecuadamente viene a ser: la LOGSE-LOE entiende a la educación obligatoria como un todo que engloba la cultura (conocimientos), la moral (actitudes básicamente según la ideología progre) y las habilidades (aptitudes). Se trata de crear un determinado tipo humano "socializado" según una ideología concreta.

Por ejemplo, que no se permita discrepar en lo que entendemos por Occidente, los valores occidentales y el peligro de la inmigración masiva de musulmanes. Porque los tres pensamientos: 1. que existe occidente 2. que existen unos valores occidentales y 3. que los dos anteriores están en peligro por la inmigración, no se adecuan al pensamiento único. Según el sistema social que preconiza la LOGSE-LOE ideas como estas no se admiten. Es tanto como pensar que se prohíben determinadas ideas políticas: amplio margen para el pensamiento individual, eso es lo que se impide. En nuestro occidente podemos llamar asesino a Bush, maltratador al hombre (así, genéricamente) y ser malvado al hombre blanco occidental. Si sustituimos Bush por Mahoma, hombre por gitano y hombre blanco por negro podemos acabar en la cárcel. Curioso.

A esta socialización me refiero.

Por cierto. Básicamente no creo en Dios (ser personal) sí en los dioses y en la divinidad. Y en el hombre y su trascendencia. En la eternidad de los actos. Y esto falta en la izquierda. El héroe ha sido destruido en pro del hombre rebaño, el borrego. Esa es la gran culpa del cristianismo y de su hijo el socialismo.

La solución a los problemas de la educación es exigir a los alumnos que aprueben todas las asignaturas para poder pasar de curso, y ofrecer clases de refuerzo gratuito a los alumnos que suspendan.
Y dejemos las cosas claras, la solución al actual desorden es volver a los ocho cursos de EGB, los tres años de BUP y al año de COU.

Hermegildo ¿ Qué demonios es un émulo?
Ricardo: ¿Por qué no haces por presentar esto desde los mensajes más recientes hacia atrás? Es un rollo tener que pasar por todo lo anterior cada vez que abre uno este foro?

Otra cosa : El símil de la escuela de idiomas funcionaria perfectamente con asignaturas como matemáticas, física, el propio inglés y lengua a partir de 3 ESo en los institutos grandes.Que cada alumno se mueva en el nivel que elige y se merece. Eso sí sería una revolución democrática en los centros.
El símil de la escuela de las artes marciales es tambien también ilustrativo. De hecho, kárate o kung fu deberían ser asignaturas nuestras, impartidas por estrictos maestros orientales con todos sus rituales. Y además muchos alumnos estarían encantados. Un abrazo a todos y a todas. hacía semanas que no entraba.

émulo, la.

(Del lat. aemŭlus).

1. adj. Competidor de alguien o de algo, que procura excederlo o aventajarlo.

émulo
rival, competidor, contendiente, contrincante.



Perdóneme por dedicarle a esto algo de mi tiempo. Hay que ver qué panfletos, D. Ricardo!! Que esto pueda llegar a decirse en un congreso de lo que sea tiene miga. Si además está avalado por ser doctor, profesor de universidad, profesor de secundaria y los libros que escribe son del mismo calado que lo que dice en los panfletos, o en argumentaciones como la que remata lo de la violencia: "al niño lo han de educar en primer lugar los padres, en segundo los profesores, y si los primeros renuncian a hacerlo, y los segundos no pueden hacerlo porque se lo impide una legislación disparatada, entonces el niño, inevitablemente, busca el apoyo de una tribu", la cosa es que no tiene desperdicio. Mire Vd., los profesores difícilmente pueden educar si los padres no ponen los principios para trabajar en común con cierta coherencia y conexión, no porque se lo prohiba ninguna ley. Y si además la culpa de esto la tienen las leyes que le permiten a Vd. hacer todo lo que hace, decir todo lo que dice y meterse con algún señor con el que Vd. se mete directamente que, en principio, merece ser el Sr. Marchesi, tratamiento que para Vd. habría que poner en cuarentena, pues mire. Creo que le he dedicado demasiado tiempo, pero permítame decirle que tiene exceso de ideas, hasta contradictorias, también peregrinas, pero no merece nada todo ello si no aporta una sola solución. La pena es que este tipo de discursos tengan también sus adeptos.

RM
Experiencias concretas
-www.materialesdelengua.org
-La adpatación al teatro de los institutos de Valls
-Proyecto a Mida y Rueda

Lo de los tutores: no basta sólo con que tengan una hora más (aunque es imprescindible), hay que reducir ratios y aclarar funciones. Por ejemplo, en muchos centros ahora hay dos tutores: el de grupo y el "personal" escogido por afinidades personales, que dura más de un curso y se encarga de hacer un seguimiento del adolescente, que en muchos casos disminuye el absentismo (experiencia de Mollet, por ejemplo) y las malas conductas

Los temarios son poco motivadores tal y como están, tendrían que dejar más libertad a los profesores para poder adaptarlos (cosa que no quiere decir bajar el nivel, como siempre se entiende) y no ir con tantas presiones por el tiempo, al menos en la ESO. Si al alumno se le deja escoger parte de lo que hará, lo toma con buena actitud.

Y te hablo desde los PGS, adonde van a parar muchos de esos alumnos a los que referís, pero también desde la ESO ordinaria.

Por supuesto no hay que esperar a que tenga 15 años y un par de repeticiones a las espaldas cuando, como tú dices, está ya harto de todo. Hay que empezar desde primaria y si no se puede (no entraremos en el tema), desde 1 ESO, que aún hay cuatro años como mínimo para trabajar. Lo que no puede ser es que un profesor se encuentre con un nivel espantoso en 1, decida que no puede hacer nada con él y vaya pasando, portándose cada vez peor, hasta que deja el centro o se le puede echar/derivar. Muchos de los alumnos que tengo en clase son así y han pasado por un itinerario por el que dan ganas de denunciar a los profesores desde abajo

Tenemos un nuevo miembro de la secta pedagógica entre nosotros: Chésare.
Chésare, los profesores no tienen la culpa de tus absurdas ideas, por favor, deja de molestar; gracias a ti, miles de niños de clase media-baja y clase baja no tienen acceso a una enseñanza de calidad gratuíta. Muchas gracias. Los empresarios que van a pagarles el salario mínimo te lo van agradecer.

(¡Santa Madonna! ¡18.000 expertos en convivencia!¡Éramos pocos y parió la ministra!)

¿denunciar a los profesores desde abajo...?
Lo denunciable es la ley que permite, que haya alumnos promocionados a la eso, con nivel espantoso, en tus palabras.
Ya sabes, promoción semiautomática, ausencia de criterios mínimos comunes objetivos en instrumentales, uso de metalenguajes pseudopedagógicos, para explicar lo inexplicable, (ACI:Aprueba Con Ignorancia, -Adapt. Curric. Indiv.-,y otros refritos disfrazados de nueva jerga...
Sí a la continuidad de los tutores, que se implican con los alumnos, y las familias de éstos, firmando acuerdos a tres bandas. A esta práctica, de toda la vida, ahora resulta que los legisladores del PAT, nos lo venden como algo nuevo, el "compromiso pedagógico"...
Y mientrás algunos dando palos de ciego, "tutorias compartidas",...
Demasiados puntos ciegos, tiene esta ley.
En los PGS, tienes ratios bajas. Si hubieras tenido 34 alummnos de 2º de Eso, zona marginal..., seguro habrías denunciado a los que propician esas condiciones de trabajo.
Supongo que cuando te entre alumnado de 15 años, con los nuevos Programas de cualificación profesional inicial, que sustituirán a los PGS, no seguirás cuestionando la labor, de quienes hacen lo posible por sobrevivir, en las condiciones durísimas, en que trabaja el profesorado de 1º y 2º de eso.

A. creo que los nuevos programas tienen muchos fallos, acabarán siendo como el itinerario basura de los centros

Laura de eso se trata y a a eso es a lo que se dedica esta secta antipedagógica: a intentar crear itinerarios basuras. Crear la escuela pública A y B. Igual que la élite privada en el extranjero respecto a la privada nacional y esta respecto a la concertada y esta de la pública y ahora vienen los clasistas de la secta a crear una nueva clase, esta vez dentro de la pública. Para los que no pueden o no quieren pagarse una privada o concertada.

Estimado Chésare:
Muchas gracias por dedicarme parte de su tiempo, pero no entiendo algunas de sus afirmaciones:

"Que esto pueda llegar a decirse en un congreso de lo que sea tiene miga."

Pues sí, en un congreso al que fui invitado, precisamente, para exponer mis ideas, no las de otros. Para eso están los congresos, para que cada cual exponga sus ideas y se puedan discutir amistosa y civilzadamente.

"Si además está avalado por ser doctor, profesor de universidad, profesor de secundaria y los libros que escribe son del mismo calado que lo que dice en los panfletos..."

Mis ideas están avaladas por mis argumentaciones, que podrán convencer o no, pero que nada tienen que ver ni con mis títulos ni con ninguna de mis otras publicaciones (que tratan todas ellas de la matemática, su historia y su enseñanza, nada que ver con el "Panfleto Antipedagógico").

"Y si además la culpa de esto la tienen las leyes que le permiten a Vd. hacer todo lo que hace, decir todo lo que dice y meterse con algún señor con el que Vd. se mete directamente que, en principio, merece ser el Sr. Marchesi, tratamiento que para Vd. habría que poner en cuarentena, pues mire"

La ley que me permite decir lo que me parece y denunciar a Marchesi como el principal culpable del desastre educativo no es la LOGSE ni la LOE, es la Constitución Española, que ampara mi libertad de expresión.

"Creo que le he dedicado demasiado tiempo, pero permítame decirle que tiene exceso de ideas, hasta contradictorias, también peregrinas, pero no merece nada todo ello si no aporta una sola solución".

Lamento que me haya dedicado demasiado de su precioso tiempo, pero eso ha sido una decisión de usted, no mía. Es falso que no aporte soluciones, están expuestas en la ponencia y, más desarrolladas, en el "Panfleto", repito que podrán o no convencer, pero las doy. Quien no argumenta es usted, que se limita a decir que mis ideas son peregrinas y contradictorias, pero una cosa es razonar y otra descalificar. También me critica por exceso de ideas, pero no entiendo que eso sea malo, lo criticable sería la escasez de ideas.

"La pena es que este tipo de discursos tengan también sus adeptos"

Muchos no, señor Chésare, muchísimos, desde que que hice conocer mis ideas a través de la red, no hay día que no me lleguen mensajes de apoyo de muchos lugares de España y de Hispanoamérica, algunos de intelectuales muy conocidos.
Atentamente

Ricardo contra pedagogos y demás defensores de la LOGSE: ninguna descalificación sin respuesta.

Gracias Ricardo. Me encanta seguir tus argumentaciones porque me parece que sabes de lo que hablas pero debo decirte que no estoy de acuerdo con muchas de tus opiniones.

Creo que mejor será, primero, ponerme la armadura: soy profesor en ejercicio desde 1989, supongo que este hecho me convertirá en “un experto en el arte de educar”. Y digo que me convertirá en experto más el año que el ejercicio. Más sabe el diablo por viejo… Durante estos años he sido maestro en colegio, maestro en IES, profesor de secundaria en IES y jefe de estudios. Pongamos que esto es el peto y el espaldar pero también he traído la celada de encaje, no morrión simple.

Estudié en el “Colegio Nacional Apolo XI”, en Madrid. Soy de la segunda promoción de la EGB, los nacidos en 1962. En mi clase en octavo de EGB éramos ¡56 alumnos! El año en que murió Franco. De aquellos 56 pasamos al instituto a hacer BUP solamente 8. Creo que no es cierto eso de que “nunca han sido los conocimientos de los alumnos tan pobres”. Allí, bajo la disciplina violenta de algunos de nuestros maestros (gomas de butano, palmetas y palmetazos, capones, collejas, bofetones…) pasábamos como podíamos. A algunos nos educaban y a la mayoría los sometían: España, año 1975, hace treinta años.

Por lo tanto, creo haber demostrado la “pureza de sangre” necesaria. Tengo, eso sí, un pasado oscuro: me ha interesado la pedagogía porque creo que a enseñar también puede aprenderse. He estudiado pedagogía. Sí, pero, a Dios pongo por testigo de que nunca más volveré a hacerlo.

Hechas estas precisiones quisiera hacer algunas consideraciones sobre lo que dijiste en tu conferencia.

1.- No creo que ahora salgan peor preparados los alumnos. Haz una prueba: ¿Cuánto inglés saben tus compañeros de claustro?. Puedo afirmar que, aunque la enseñanza de idiomas es España no es ni mucho menos buena, en la actualidad el nivel de idiomas en la enseñanza secundaria es mejor que el que ha habido nunca. Saben más inglés, más francés y lo saben mejor. Creo que estarás de acuerdo conmigo. Pongo este ejemplo porque es más ostensible. Yo doy clase de lengua y literatura desde 1989, antes de la LOGSE, y siempre he intentado sacarles lo máximo a mis alumnos y no acepto que yo, ahora, exija menos que cuando empecé. Muchos de mis alumnos de entonces tampoco se sabían los verbos ni eran capaces de redactar una noticia.

2.- Sobre tu cuento. Yo creo, y espero no equivocarme (corrígeme si lo hago), que con él te quieres referir al sistema educativo. O sea, que cuando hablas del Código de la Circulación te refieres a las leyes educativas y cuando nombras LOCSE te refieres a la LOGSE, muy bueno. Efectivamente, las multas son clasistas, en eso estamos de acuerdo, también lo estamos en que casi todos los sistemas dan “lugar a algunas injusticias y desigualdades”. Pero la LOGSE no quitó las multas. Yo, guardia de tráfico (¿es así, no?) siempre he multado a mis alumnos cuando pisaban la línea continua o estacionaban en doble fila. Les rellenaba la denuncia (¿serían las notas?) e incluso a veces les hacía volverse a examinar. Nadie me ha “despojado de toda autoridad”. Lo digo porque lo siento así. Y así se lo hago saber cada año a mis nuevos alumnos. Yo tengo la autoridad porque soy el responsable de la circulación. Los que no estudian, no aprueban. Esa es mi multa. Cuando yo iba al cole las multas incluían el maltrato físico y el psicológico, pero no lamento no disponer de esos recursos.
3.- Sobre el cuento de Gogol. Totalmente de acuerdo. Me gusta mucho ese cuento y creo que ahí está la clave. Ese ha sido mi discurso durante los años que he tenido responsabilidad directiva. He intentado convencer a mis compañeros, sobre todo a los que empiezan, a quienes no considero, per se, “expertos en el arte de educar” que la clave está en que el alumno trabaje. Si no trabaja hará faenas. Por eso en nuestro centro hemos adaptado el currículo (con perdón) para que estos alumnos desmotivados reciban en un grupo pequeño la atención que precisan. Salen de su grupo de referencia 18 horas y el resto (plástica, música, EF, tecnología,…) van con sus compañeros. Esta medida ha evitado que escuchen charlas “varios años sobre la teoría de la relatividad y en chino” y que no lleguen a ser “objetores escolares” porque sienten, así lo creo, que la escuela no les ha dejado de lado, que les da y que por eso les puede pedir.
No quiero que pienses que mi centro se encuentra entre el Tigris y el Eúfrates, también hemos tenido alumnos con los que hemos fracasado. Pero son algo más que “objetores escolares”, son “objetores sociales”. Han fracasado en sus trabajos con posterioridad, no tenían intereses vitales, no madrugaban, no tenían hábitos. En mi opinión estos chicos tampoco quieren “aprender un oficio”, no quieren nada de la sociedad. Creo que eso es otra historia.

4.- No creo que “se deba respetar el deseo” de los alumnos de doce años. No son sujetos de pleno derecho. Pueden tomar decisiones de las que se arrepientan el resto de su vida. El sistema debe ser flexible, mucho más de lo que lo es, pero no debe excluir a los que a los doce años no quieren estudiar.

Para terminar quiero agradecerte sinceramente a ti y a todos los que opinan en este foro vuestro interés en la educación. Espero haber aportado algo nuevo a esta página.

Todo esto está muy bien. Las argumentaciones de Ricardo son brillantes. Pero a mi me gustaría saber cómo se cambia esto. ¿qué medidas concretas, de presión real, se pueden tomar para OBLIGAR a los legisladores a cambiar la ley?
Aquí todo el mundo se queja pero no pasamos a la acción. Si en vez de profesores fueramos mineros, habríamos salido a las calles, cortado carreteras,etc. Somos un colectivo demasiado cómodo que no tenemos el arrojo para jugarnos la cara cuando menoscaban nuestra DIGNIDAD PROFESIONAL Y HUMANA. Así nos va

Diego:

No hay que crear ningún itinerario basura,ya se ha encargado la Logse, de crearlo,porque ya existe en todos los IES,eso sí encubierto.
Están en la misma clase que los demás para que parezca que todo marcha muy bien y que están integrados.
Lo siguen todos los objetores(5-6 alumnos por clase) y ese itinerario consiste en:
no abrir libros,no sacar libretas,no querer hacer nada,aburimiento,
simplemente "estar" en clase esperando que pasen los meses para irse,
desidia,pasividad o conflictividad,odio al IES,partes,expulsiones,repe
ticiones,abandono prematuro con 14-15 años sin conocimientos mínimos,sin título de ESO,(futura mano de obra barata).
Dentro de ese itinerario hay dos modalidades de alumnos:
Los objetores pasivos,que no molestan y los objetores activos antiescuela,que practican la claseborroka,ni comen ni dejan comer.

Toni:
Efectivamente hay descontento entre muchos profesores, pero poca acción.
En las últimas elecciones casi el 50% ni ha votado, a pesar de haber bastantes y diferentes opciones sindicales.
Hay una minoría que se cree esto de la Logse-Loe y que trata de meternos en el carro(algunos de este foro),una minoría bantante crítica y descontenta(algunos de este foro)y una inmensa mayoría, un poco pasota,que ni fú ,ni fá.No les gusta mucho ésto pero tampoco se complican la vida ni con unos ni con otros.
Yo pienso que hay que moverse,nos guste o no, con organizaciones.
Hay que apoyar a las que son más reivindicativas para cambiar y mejorar ésto y a las mayoritarias , proLoe,cuando planteen medidas concretas de mejora .
Otra cosa ,es pura utopía,hoy por hoy.
Al fin y al cabo el sueldo no está mal,las vacaciones tampoco y eso acomoda bastante al personal.

Estimado Javiyubal:
Muchas gracias por tu intervención y por tu discrepancia que, a diferencia de muchas otras aparecidas en este foro, están argumentadas, y quien bien argumenta no tiene necesidad de descalificar.
Dices que en 1975 pasaban muy pocos de la EGB al instituto. Y esto ¿por qué era así? No era porque el nivel que se daba en el insituto fuera inaccesible a un alumno corriente, sino porque había pocos institutos. Cuanto se implanto la reforma, ya había muchos más, y eso es lo que hay que comparar: la situación inmediatamente anterior a la reforma con la inmediatamente posterior, la situación que fue suplantada por la LOGSE, no la de quince años antes.
Si tuviste maestros brutos, yo también los tuve, pero eso no arroja luz sobre lo que debatimos. Si tu leiste libros de pedagogía, yo también (no suelo criticar algo que no conozco). Y lo bueno que pueda tener yo como profesor no se lo debo a esas lecturas, y lo malo que pueda tener no mejoraría por mucha pedagogía que leyese. Qué le vamos a hacer, pero la pedagogía me merece el mismo respeto que la cartomancia o la astrología.
Dices también que el nivel de conocimientos no ha bajado. Muchas intervenciones de este blog aportan testimonios en sentido contrario. En muchas facultades de matemáticas y física se ha implantado un "curso cero" donde se cuentan cosas que antaño sabía un estudiante corriente de catorce años. Antes de la reforma no era necesario, después de ella se hizo indispensable. Te aseguro que mis alumnos de 1º de bachillerato (de dieciseis años) saben menos de lo que sabían mis alumnos de 1º del bachillerato anterior (de catorce años). No puedo mantener el mismo nivel enseñando en dos años lo que antes en cuatro a alumnos con menos preparación y menos hábito de estudiar del que traían antes. El argumento de los idiomas no me convence: hoy hay más posibilidades de hacer estancias en el extranjero, cosa antes impensable, pero esto no es mérito de la reforma.
Discrepo también en que el profesor tenga las mismas herramientas para mantener el orden, si así fuera no habría descendido hasta tales extremos el nivel de comportamiento y convivencia en los centros.
Yo también estoy en esto desde hace mucho, querido amigo, gané una cátedra de insituto en 1975, de modo que viví más o menos tantos años con la ley Villar como con la LOGSE, y sé lo que estoy diciendo. Llevo de profesor asociado en la universidad durante los últimos catorce años, cogí las últimas generaciones del sistema anterior y las primeras del actual y te aseguro que se nota. En sus conocimientos y en su madurez. ¿Tú sabes que muchos van a matricularse a la universidad acompañados por sus padres? Cuando yo comencé a trabajar en un instituto (ya te digo, en 1975) un alumno de catorce años que fuera con sus padres a matricularse hubiera sido la cuchufleta de sus compañeros.
En cuanto a que un niño de doce años no pueda decidir no te lo voy a discutir, pero el caso es que decide. Digan lo que digan las leyas, si se empeña en no estudiar, no estudiará, y vale más ofrecerle otras alternativas (nadia dice que haya que excluirles del sistema educativo) que tenerlo en clase como una momia, pasando de un curso a otro con ocho asigaturas suspensas "igual que si estuviera escuchando conferencias sobre la teoría de la relatividad y además impartidas en chino"
Atentamente

El argumento del inglés no es válido por dos motivos:

- Ese idioma no empezó a estudiarse de manera generalizada hasta finales de los '70 aproximadamente. Antes de eso, el idioma extranjero por excelencia era el francés. Y aún en los '80 pervivía en muchos institutos.

- La mayor parte de los chavales que sabe inglés hoy en día es gracias a las academias y los viajes al extranjero. Si alguien recibe sólo lo de clase, al final del bachillerato no llega ni a conversación básica (excepto colegios bilinguües, se entiende).

Creo que lo propio es comparar historia, lengua, matemáticas, tal vez física. Pero cuidado con la biología, por ejemplo. Es imposible que en los '70 un chico de instituto supiese gran cosa sobre el genoma humano, porque la ciencia no había llegado a tanto. Eso no significa que hoy sepan más y mejor.

No hay nada que hacer: la secta antipedagógica se ha construido su propia realidad para sus intereses "espúreos" y por muchos post sensatos, y ajustados a la verdadera realidad de lo que fue la educación anterior a la LOGSE, ellos no cesarán en su empeño de volver a sus golondrinas repitiendo las falacias las veces que haga falta y boicoteando a la par la educación para conseguir sus fines. En ello están.
A ver, Don Ricardo: a ver si contesta esto de una vez respecto a la educación anterior y la actual: ¿Aparte de las apreciaciones subjetivas basadas en impresiones y ejemplos particulares, tiene algún dato objetivo basado en estudios, investigaciones, estadísticas, informes, o incluso encuestas, que avalen tal afirmación?

¿Qué es un objetor educativo? me preguntas, clavando en mí pupila tu pupila azul
¿Y tú me lo preguntas? Un objetor educativo eres tú, secta antipedagógica.

Sergio y Diego:

Los que parecéis de una secta sois vosotros dos,repitiendo siempre la misma cantinela.
Me gustaría que me contestáséis a algunos de los argumentos concretos que expongo.
Supongo ,por vuestras intervenciones, que no podéis contestar porque no dáis clases y seguís con vuestras teorías librescas que si secta,que si no secta.

Sergio:
Como pides datos objetivos,te doy algunos de mi realidad concreta e inmediata:
Trabajo en un IES sólo de Eso,pueblo normal,no es zona deprimida ,ni suburbial,
plantilla joven(la mayoría no trabajaban antes de la Logse,no añoran alumnos de élite,ni el BUP pues no los conocieron)

En la 1ª Evaluación en mi IES han suspendido 4 o más asignaturas el 62% de los alumnos,de 1 a 3 asignaturas el 24%,y sólo un 14% aprueban todas.
La media en mi IES es que repiten curso en torno al 40% o 50%.
¿Te parecen datos positivos y optimistas?
Yo jamás ví en la EGB esas cifras de fracaso.
Y no vale el argumento de que ahora estudian todos pues el fracaso es enorme y superior en 1º y 2º de ESO,los mismos que antes hacían 7º y 8º .El fracaso que yo viví en esos cursos era del 25 o 30%.

Diego:
Supongo que no sabes lo que es un objetor porque no das clase.
Yo si lo sé,pues los tengo y los padezco a diario( 4 o 5 en cada clase).
Un objetor es un alumno que está hasta las narices del IES,que no quiere venir al centro,que si viene es porque no le queda más remedio por miedo a sus padres o a los servicios sociales,que no suele traer ni libros ni libretas.Si los trae no quiere utilizarlos,que odia todo esto porque trae un nivel bajo o porque simplemente no le sale de estudiar,que está sentado en la silla esperando que pasen los meses y los años.
Necesita una atención que no podemos darle,le sobran contenidos,asignaturas,horas de clase,le faltan ganas y base,no quiere tanto teoricismo.
Hay 2 tipos de objetores:
-Los pasivos,que no hacen nada y no molestan.

-Los activos,revientaclases,ni comen ni dejan comer,suelen ser disruptivos y conflictivos,terminan con muchos partes y expulsados vez tras vez.Molestan contínuamente a los otros compañeros y no dejan dar clase a los profesores,a los que odian porque personifican en ellos el odio que tienen a la ESO.
Los objetores abandonan el IES,a pesar de vuestros deseos y de vuestras teorías,a los 14 o 15 años,sin base y sin título.
Suelen ser mano de obra barata para el mercado,gracias al actual sistema educativo.

Para todos:
La última intervención de Sergio me recuerda a una discusión que tuve con un cura, al cual yo le decía que la iglesia había estado obsesionada con el sexo. Me contestó más o menos como Sergio: "¿Aparte de las apreciaciones subjetivas basadas en impresiones y ejemplos particulares, tiene algún dato objetivo basado en estudios, investigaciones, estadísticas, informes, o incluso encuestas, que avalen tal afirmación?" Evidentemente, en principio me baso en mis experiencias personales, la mayoría de los discursos de los curas que yo he oído se centraban sobre el sexo. Pero después, tengo los testimonios de casi todas las personas de mi generación, que apuntan en el mismo sentido. Ahora bien, es cierto que nunca me molesté en hacer la estadística de todas las veces que los curas hablaban de sexo en las homilías y ejercicios espirituales (ni conozco nadie que lo haya hecho), pero eso no invalida la evidencia de que la iglesia católica ha estado y sigue en parte estando obsesionada con el sexo. Es una ingenuidad creer que no podemos saber nada hasta que lo hayamos reducido a gráficos, estadísticas y porcentajes (ingenuidad muy frecuente entre personas de escasa formación científica).
Que muchas facultades de ciencias, en cuanto han llegado las primeras generaciones LOGSE, han tenido que establecer un curso cero no es una apreciación personal, cualquiera lo puede constatar entrando en las páginan webss de las facultades. Que en primero del actual bachillerato saben menos que que en el primero del bachillerato anterior es una constatación, no un hecho subjetivo, explico cosas a chicos de dieciseis o diecisiete años que antes explicaba a chicos de catorce. Puedes decirme que esto sólo es una experiencia personal (como me dijo el cura del cual hablaba antes, que a lo mejor yo había tenido la mala suerte de que la mayoría de los curas que me había encontrado en mi vida eran unos obsesos sexuales, pero que eso no me autorizaba a generalizar) pero te contesto (como le contesté al curita de las narices) que mi afirmación no solo está basada en mi experiencia personal, lo está en el testimonio de muchísimos colegas de muchos insitutos de España. Desde que puse mis ideas en la red, no hay día que no reciba mensajes aportanto testimonio sobre lo que Sergio niega. Algunos de ellos aparecen el el "Panfleto Antipedagógico" (en el libro, no la versión que viaja por internet)
Atentamente

Demuestran un descnocimiento absoluto de lo que es la enseñanza en los IES hoy, los que niegan empecinadamente la existencia de objetores, esos 4 ó 5 alumnos que no sólo pierden el tiempo sino que lo hacen perder miserablemente a los demás.
Se piden datos, estadísticas, hasta ¿encuestas? cuando lo que hace falta es sólo mirar con ojos limpios de pseudopedagogía, limpios de prejuicios a priori (¡qué oxímeron más necesario).
Y estos objetores acabarán bastante antes de lo previsto por estas alucinadas -que no lúcidas- mentes pensantes con una mano detrás y otra delante, siendo , como no se cansa de decir RM, mano de obra barata-con un poco de suerte-. Ahora, eso sí, mantendrán una actitud violenta o pasota ante los nuevos retos sociales porque, además, no habrán aprendido NADA, ni siquiera a cmportarse en sociedad. ¿Sabrán qué representa ser un ciudadano?
Por otro lado, habrán impedido a otros alumnos aprender no sólo los contenidos conceptuales sino que, además, les habrán hecho creer que son válidas la falta de educación, la violencia, el insulto y todas aquellas armas que ahora utilizan para intimidar y conculcar el derecho de los demás.
Y el problema de estos bjetores radica en gran medida en que se sienten inútiles, fuera de lugar...lo de las conferencias en chino. Los contenidos NO son obsoletos, los contenidos ¡Cuán mermados! son necesarios, pero necesarios para lograr otros objetivos que están muy alejados de los que se plantean un gran número de futuros ciudadanos...¿Por qué no propugnamos otras vías?

¿Y si les damos la razón por plastas?
Vale, vale, vale, vale....
Lo aceptamos.
Estamos todos equivocados.
La práctica totalidad del profesorado con experiencia sabe que los niveles no han bajado, que hoy cualquier muchacho sabe más Matemáticas y más Literatura y más Física que antes... que tienen más interés y que sus conductas son más civilizadas. Que son más maduros y responsables. Que después de veinte o treinta años de experiencia estamos tontos, porque además ni siquiera nos hemos preocupado en poner nuestra experiencia en gráficos de barras...
Todo esto estoy dispuesto a reconocerlo, salvo una cosa: detesto a Bécquer desde los once años, porque ya leía a Neruda a escondidas, y a Federico. Después me enamoré de la literatura medieval y a los trece años me leí el “Poema de Mío Cid” en su maravilloso castellano antiguo, pero a los pocos meses comencé a leer a Camus, en francés, en unos libritos que me pasaba....
Huy, perdón. Qué va, qué va... Yo leía “El pirata Garrapata”.

Pues parece ser que no tienen más allá de las apreciaciones personales, los discursos vocingleros y los manifiestos narcisistas.

La inteligencia se despierta, se lo aseguro. Léame usted otra vez. Puede hacer todo un comentario de texto de treinta folios con el texto anterior. No se puede decir lo mismo con los suyos.

(Por cierto, quiero darle la fuente: Cicerón. Lo leí en latín en cuanto de Bachillerato)

Para Todos:
Hay que ver lo bien que razona Sergio, con que finura desgrana sus argumentos y lo bien que rebate las posturas de quienes discrepamos de él. Pero debemos tener paciencia con el buen hombre, descalificar las razones del interlocutor diciendo que son "apreciaciones personales, los discursos vocingleros y los manifiestos narcisistas" está al alcance de cualquiera, en cambio para dialogar racionalmente es necesaria una capacidad, llamada inteligencia, de la cual no parece andar el pobre Sergio muy sobrado.

He escrito mis dos comunicaciones anteriores sin conocer el texto de Ricardo Moreno Castillo. Hemos escrito a la par. Y coincidimos. Bindo por ello.

Brindo, naturalmente.

(Sergio Cabrera está por la labor. Se ha puesto a hacer los deberes: treinta folios de comentario de texto)

No creo que nadie que haya dado clase niegue la existencia de los objetores escolares, eso es evidente, pero yo vuelvo a lo mismo, cómo es que acaban así. Y dejando aparte la responsabilidad social (que es un poco diluida porque podemos hacer poco para cambiarlo) y el evidente papel de los padres (pero justamente para eso está en parte la escuela) ¿qué podemos hacer nosotros? Creo que simplemente apartarlos NO. Hay que empezar desde primaria, con refuerzos extra lectivos y no sacándolos de clase para que pierdan aún más temario. Hay que cuidar más la labor de tutoría (y aquí sí me baso en experiencias personales, Sergio, pero es que me han funcionado algunas veces) porque trabajando lo personal se puede incidir en lo académico, y me da horror oír que los profesores no son educadores, como si los contenidos a transmitir fuesen neutros o como si las personas que tienen delante no fueran influenciables. La solución no es sólo una especie de aula taller, sino adaptar cosas en el aula oridinaria, donde también se beneficiará el resto de alumnos, que aunque estudíarán igual, quizá lo hacen más a gusto (y sobre motivación, aunque a Ricardo no le guste, sí hay estadísticas).

Y vuelvo a decir que el tono de este blog no siempre es adecuado, hay mucha gente que no argumenta y sólo insulta

Queridos Ricardo y demás compañeros:

Voy a seguir con el debate porque me parece que podemos avanzar. En primer lugar pido disculpas a Ricardo por la cita de Einstein y el chino. La anoté incompleta y la sequé de contexto. No quiero tomar ventaja así.

En cuanto a tus réplicas tengo algo que aportar.

1.- Dices que en 1975 (ya con cinco años de la Ley General de Educación) no había sitio para estudiar y que por eso sólo estudiamos 8 de 56. No lo admito. No estudiaron porque tenían 14 años y no querían estudiar, habían aguantado hasta octavo (sin repetir porque no había sitio para hacerlo, los de detrás avanzaban). No querían estudiar porque en la escuela no aprendían nada, era como si les hablasen en chino y además les humillaban. La ley del 70 no consiguió que estudiaran.

2.- Cuando se implantó la reforma yo ya trabajaba, en un colegio de un pueblo de Toledo, y el número de alumnos que no iba al instituto era muy alto (sobre todo chicas, curiosamente). Sólo iban a los institutos los mejores… para el estudio. No debemos engañarnos, al BUP iban los buenos estudiantes. Los no tan buenos (en un porcentaje sin duda mayor de los que alborotan actualmente) no detraían recursos, no había que ocuparse de ellos, no había que adaptarse ni adaparlos. No molestaban y no eran molestados. No quiero ni nombrar la opción de la FP, donde “aprendían un oficio” muchos menos de los que se apuntaban.

3.-Lo de los maestros brutos te lo citaba por si alguien que nos lea no sabe lo que se entendía hace 30 años, 30 por autoridad. Creo que esa forma de mantener la autoridad no es legítima. ¿O sí?

4.-Lo de poner al mismo nivel la pedagogía y la astrología o la cartomancia no puedo rebatirlo, cada uno establece su escala de valores paro entre Montessori, Freinet, Giner y la Pitonisa Lola, pues no sé.

5.- Termino. Lo de los niveles. Creo que tenemos apreciaciones subjetivas. Si tú das clase de matemáticas supongo que no serías malo cuando estudiabas. Entonces resulta que somos los buenos estudiantes de antaño los que medimos a todos los estudiantes de hogaño. Me parece poco serio que me digas que ahora saben más inglés por las “estancias en el extranjero”. Deduzco que estás de acuerdo en que saben más inglés (yo ya lo estudié en 1974). Supongo que no pensarás que ahora en España se cura más el cáncer porque la gente se va a Houston.

Saludos.

Ahora , para ti, para Puturrudefuá y para Pascual una adivinanza:

¿Podría fecharme este texto de un ser humano que llegó a ser académico de la lengua?

“Los alumnos no participan ya del sentimiento reverencial de la antigüedad, anejo a la cultura minoritaria burguesa. Por el contrario, en muchas ocasiones constituye un desvalor, y no hemos de asustarnos si un gran poeta clásico les resulta insufrible, y encuentran extraordinariamente hermosas las canciones de moda; no sólo no debemos asustarnos sino que debemos comprenderlos y hacer, incluso, un esfuerzo para situarnos en su lugar”

PISTA: Es del siglo XX.

OTRA ADIVINANZA

Fue un ideólogo de la Reforma (educativa que no luterana) quien dijo que “el mejor método para cultivar la lengua es leer, hablar y escribir con corrección, que es lo que tendrían que hacer en los colegios en lugar de enseñar gramática y ristras de preposiciones”.

PISTA: No se llamaba Álvaro.

Laura:
El objetor no nace,se va haciendo y empieza en Primaria.
La Primaria actual es un desastre,pero con la Loe,no se contemplan cambios sustanciales en la misma,con lo que seguiremos recibiendo en 1º de ESO muchos alumnos con problemas.
Lo social y lo familiar en muchos casos,por no decir en todos,es difícil neutralizarlo en la escuela.
Refuerzos extraescolares,sí,pero a los alumnos que rechazan la escuela les metemos más escuela.
Los profesores sí somos educadores,pero no podemos competir con:la pandilla,la familia y la TV,nos ganan por goleada.
Tampoco podemos ocupar el puesto que han dejado,por dejación, en este aspecto muchas familias.
Lo de adaptar el programa lo veo bien para un grupo de alumnos que tienen problemas medio normales en la escuela y cierto interés.
Los objetores suelen rechazar esa adaptación del programa.Su rechazo es radiacal a esta escuela.Yo sigo defendiendo ese aula taller,como mucho mejor que lo que tenemos ahora.
La prueba de que hasta la administración lo intuye es que han rebajado los PIP a los 15 años,ellos mismos,ante la evidencia de lo que está pasando.
Yo ya te he dicho que estaría dispuesto a probar todo lo que tú propones,pero que los primeros que no ponen los medios materiales para ello,son los inventores de la Logse-Loe.
Lo que no pueden es vendernos una filosofía y una teoría,pero sin las medidas concretas adecuadas.Eso es demagogia ,electoralismo y, bueno ,algunos seguiremos eternamente pidiendo a los R. Magos lo que no nos han puesto en estos años.
En los noventa los Reyes Magos nos pusieron muchos paquetes,envueltos en papeles muy bonitos,pero cuando los abrimos,los regalos, o no están, o no son tan bonitos como el papel que los envolvía.

Queridos Javiyuba:
Te contesto punto por punto.

1.- En 1975 estaba yo en un instituto que cubría cuatro municipios. Hoy en esos municipios hay cinco institutos. Luego hay más institutos y antes había menos. Comprendrás que si un chico ya no es muy aficionado al estudio y tiene que recorrer treinta kilómetros de ida y otros tantos de vuelta, por unas carrteras que entonces eran infames, se le pase las pocas ganas que tiene estudiar. Sostengo que hay que disciplinar a los estudiantes, pero no hay que exigirles que sean héroes. Dices que la ley del 70 no consiguió que muchos niños de 14 años estudiaran. Cierto, pero tampoco lo logró la LOGSE. Meter a la fuerza a un niño de esa edad en un lugar donde no hace nada y no deja hacer a los demás no es tenerlo estudiando.

2 No es cierto que al instituto siempre fueran los mejores. Yo he tenido alumnos muy flojos, con poca base, y me he tenido que volcar mucho sobre ellos. Es cierto que querían estar en el instituto, y por muy mal formados que estuvieran siempre puedes ayudar a quien quiere ser ayudado.

3. En efecto, no creo que la autoridad tenga nada que ver con la brutalidad, ni siquiera con levantar la voz. Se puede ser severo y exigente con los alumnos sin por ello dejar de tratarlos educada y cordialmente

4. En este punto seguimos en desacuerdo, pero hay una matización. Un ateo siempre considerará que la teología es una jerga, una charlatanería (como yo considero a la pedagogía), porque si las proposiciones de la teología se refieren a algo que no existe, dichas proposiciones forman un lenguaje vacío. Ahora bien, por muy descreído que pueda ser yo, jamás pondría a Santo Tomás ni san Agustín al nivel de la pitonisa Lola.

5. Lamento llevarte la contraria una vez más, pero yo era muy mal alumno en matemáticas y las suspendí varias veces. Me empezaron a interesar en el curso de preuniversitario, gracias a un profesor que explicaba muy claro, pero que era severísimo, en el trato y en la exigencia. Por cierto, como no se andaba con monsergas, y todos sabíamos que no había más remedio que estudiar, al final aprobaban con él muchos más que con otros profesores. Eso sí, nos hacía sudar la camiseta. Así le cogí a las matemáticas un gusto que todavía mantengo. Disiento
con lo que sea subjetiva la apreciación de los niveles. No comparo mis alumnos de ahora conmigo cuando tenía su edad, los comparo con los alumnos que tuve durante mis primeros veinte años de vida profesional, que estudiando en unas condiciones mucho peores lograban unos resultados mucho mejores.
Atentamente

Totalmente de acuerdo que "trabajando lo personal se puede incidir en lo académico". Creo, además, que es fundamental en el caso de los supuestos "objetores". Importante que el otro perciba que es tenido en cuenta cómo sujeto y no cómo objeto. Abrir las vías del diálogo y la colaboración y no la del enfrentamiento y el rechazo que es la que destila la secta antipedagógica por todos sus poros porque han venido a despertarles de su beatífica siesta educativa. Creo, también, que el trabajo ya debe empezar en Infantil antes que en Primaria.

Está bien. Lo admito, "mea culpa", soy un mal profesor porque, no consigo que TOD@S estén motivad@s, estudien en la medida de sus posibilidades y trabajen en el aula (ACTO DE CONTRICIÓN). He de confesar que suspendo a un 25% y con menos de un 3 (malo, malo, malo,...), que expulso de clase a l@s que insultan y agreden(a mí y a sus compañer@s) y que cuando algun@s no atienden, me enfado y me chivo al tutor, a sus padres y al Jefe de Estudios (CONFESIÓN). Todavía no he tenido tiempo de ir a cada una de sus casas para comprobar cómo trabajan y en qué entorno, pero todo se andará, lo prometo (PROPÓSITO DE ENMIENDA). Ahora mismo me voy al CEP a apuntarme a todos los cursillos, jornadas y encuentros sobre convivencia escolar, motivación del alumnado y atención a la diversidad que todavía no he cursado (PENITENCIA). Sólo me queda una duda: ¿qué hago cuando mi mujer se cabree porque le dedico más tiempo a otras personas que a ella, que no colaboro en las tareas de la casa y no estoy con las niñas, salvo los fines de semana?... (Ya me estoy imaginando la respuesta de algunos). Creo que uno de los datos fundamentales que se olvidan es que el profesorado es un conjunto de "personas".

Para Todos:
Según Sergio, los que no estamos de acuerdo con la reforma, actuamos de mala fe, añoramos nuestra siesta educativa: como si antes de la reforma los profesores no tuvieramos que trabajar, y muy a fondo, para sacar adelante a los alumnos con dificultades para aprender. Este es un caso paradigmático de la descalificación del disidente por parte de los sectarios: a quien discrepa se le cuestiona su valía profesional, su capacidad de trabajo y su buena fe, pero no se rebaten racionalmente sus argumentos. Claro que pedir a Sergio capacidad para razonar es mucho pedir, y la descalificación es el único recurso que tienen los tontos. Con todo, hay algo que todos debemos agradecer a Sergio: en todas sus intervenciones proporciona datos que avalan nuestra denuncia de los comportamientos sectarios.
Atentamente

Ya decían algunos, tiempo ha, que la enseñanza es un sacerdocio(¿?) Tranquis que ahora mismo haremos un claustro extrardinario para elegir el hábito "ad hoc" y las veces que habrá que aplicarse el cilicio. Las reuniones de hermanamiento objetores-profesores serán diarias y trataremos de enterarnos de qué pie cojeaban los abuelos, no vaya a ser que allí esté el origen de su asociabilidad.
A ese chaval que vende maría en la puerta del insti le cogeremos aparte, y le convenceremos con nuestra labia de lo malo que es, que es mucho más bonito hacer un mural recortando palomitas...

Javiyubal:

¡Yo lo sé , yo lo sé , es la gallina!

En serio ahora, no tengo ni idea.

Pero no entiendo a qué vienen esas citas. ¿Intentas decir que leer a Platón equivale a canturrear a Chenoa? ¿Que se tiene poco en cuenta a los alumnos, cuando son poco menos que intocables en la escuela y dictadores en su casa? ¿Que nos podemos permitir que sepan aún menos gramática? Pues de verdad que disiento.

Me preocupa que contínuamente salga el tema de la monja franquista que mantenía el orden a reglazos. De verdad que creo que la mitad del problema educativo viene de seguir dándole vueltas al franquismo y sus métodos, en lugar de mirar el presente tal cual es. Llevamos 32 añazos de democracia, que según la idea de Ortega corresponde a dos generaciones enteras. Es tiempo más que suficiente como para comparar y ver qué ha fallado.

La violencia física, para no ejercerla, primeramente toca no sufrirla. Y si un alumno la emprende a patadas con el profesor, pues hijos míos, se merece una llave de judo que lo estampe contra la pared. Y luego, si es caso, se habla. ¿Qué creeis que le harían en un bar? La integridad física del profesor me parece inexcusable. Lo que no tiene sentido es que se prive al profesor del derecho a defenderse si le atacan, con la excusa de que en tiempo de maricastaña se pegase a los alumnos sin razón. Vamos a mirar la situación presente, y dejarnos de complejos postfranquistas.

Porque lo cierto es que la mayoría de los chavales son majetes, y gracias a eso no hay más problemas. Si fuera por las herramientas que tiene hoy el profesor para gestionar el conflicto, nos podíamos echar a llorar.

Mi padre tuvo a un maestro republicano represaliado por el regimen, y me cuenta, que adem'as de ser un grandisimo profesor, no tenia inconveniente en soltar bofetadas y capones si alguno se portaba mal en clase.
Siento no poner acentos, estoy fuera de Espanya, y el ordenador no tiene ni acentos ni la letra ny

Sergio:
¿Por qué no cambias ya el estribillo sobre la secta pedagógica?.
Pedías datos.Estoy esperendo que me comentes y valores los de mi IES que te puse hace unos días,sobre la 1ª Evaluación.
Parece que cuando no te gusta algún dato objetivo concreto haces como que no lo ves y nos distraes con el estribillo.

Sergío ha dicho:"Abrir las vías del diálogo y la colaboración y no la del enfrentamiento y el rechazo". Hasta ahí de acuerdo.
Por favor, no rechaces las sabias argumentaciones de RM, Puturrudefuá, Pascual, Dolores...y sobre todo, las del autor del panfleto.
Podrás estar en desacuerdo con la mayoria de los planteamientos, que hacemos, enriquécenos con tu visión...
Por otra parte, yo tampoco comparto todos los planteamientos del panfleto ni estoy de acuerdo con todo lo que dice o responde el autor del mismo.
Por ponerte un ejemplo, yo no diría: "la descalificación es el único recurso que tienen los tontos", pues entiendo que esta frase me autodescalificaría...

Sergio:
Te resumo,la conversación de un alumno objetor de 2º de ESO conmigo,el curso pasado.
El alumno había repetido 1º ESO y repetía 2º.
_¿Por qué no sacas el libro y la libreta?
-Porque no quiero estar aquí y no voy a hacer nada.Yo no quiero estudiar nada en el IES.
-Entonces¿por qué vienes?
-Me obliga mi padre y me han dicho que me denuncian si no vengo.
-¿Qué te gustaría hacer ?
-Mi padre tiene un taller metálico,estar allí y aprender ese oficio.
-¿Estarías dispuesto a hacer las actividades más fáciles de Sociales con mi ayuda.
-No
-¿Y si te traigo fichas fáciles de Lengua?
-Tampoco.
-¿Entonces?
-Si me traes fichas de dibujo puede.
Dos o tres semanas se dedicó a dibujar para no aburrirse.Yo se las llevé para cumplir con el servicio social de guardería.Luego se negó incluso a éso.No me dejaba dar clase,me interrumpía contínuamente,boicoteba todo.Lo mismo en todas las demás asignaturas.Terminó expulsado reiteradamente.
Este Curso debería estar por edad(15 años)en 3º,pero ha desaparecido de matrícula.
Preguntas:
-¿Cómo se acerca uno a él?
-¿qué se ha llevado del IES?(Ni conocimientos,ni título,odio a la escuela y a los maestros)
Así tenemos 4 o 5 por clase,curso tras curso,a pesar de que las autoridades y algunos como tú(que no dáis clase)os empeñéis en lo contrario y nos echéis la culpa a nosotros.

La administración y sus ideólogos:
-Sacaron incorrectamente a los alumnos de 12 y 13 años de los colegios.
-Pasan automáticamente de curso en Primaria a los alumnos.
-Los meten en el IES sin base,y muchos, sin haber repetido ni la vez legal que pueden.
-Les meten 6 horas diarias de clase, que no aguantan.
- 11 asignaturas, de las cuales no pueden tirarndo ;algunos no saben ni escribir o tienen un nivel de 3º o 4º de primaria.
-No les ponen apoyos ni refuerzos.
-Contenidos academicistas que no les interesan ni les motivan en absoluto.
-Clases de 30,con 5 subgrupos.

Para todo lo anterior, ni nos tienen en cuenta a los profesores ni a nuestras propuestas.Hacen los que les da la gana.Para eso son expertos y han ganado las elecciones.
Y luego,como eso es un fracaso y una bomba,nos dicen:
Ahora lo arregláis vosotros que sóis los maestros y os corresponde.
Si no lo arregláis sois los culpables, porque sois unos carcas de la secta antipedagógica y no sabéis motivarlos y vivís muy cómodamente.

"Apenas llevaba una semana en el instituto cuando le echaron por primera vez. Expulsión. Ése fue uno de los primeros conceptos que aprendió en ese centro Mike.

-Había estado hablando en clase y el profesor me obligó a escribir 100 veces: "No hablaré en hora de clase". Me pareció una tontería y no lo hice. Así que me mandó 500. Y si no había escrito 100, menos iba a escribir 500 veces esa gilipollez. Llegó a mandarme que lo escribiera 5.000 veces. No lo hice, ni una sola vez. La siguiente amenaza fue: "A jefatura". Cuando salí del despacho del jefe de estudios no sabía qué hacer. Estaba expulsado. Iban a llamar a mis padres. Era la primera semana de instituto. Tenía 13 años. Me fui a la calle y anduve horas y horas. No sabía qué hacer. Si volvía a casa me iba a caer una bronca de la hostia. No quería volver. No sabía adónde ir. Al final me encontraron. Vi a mi padre venir hacia mí. Pensé que me iba a dar un hostión. Pero me abrazó. La amistad más importante son mis padres. Nunca me van a dejar tirado.

Pocos saben qué es lo que le importa a Mike. Casi nadie, salvo algún profesor, sabe que es un crack con los ordenadores. Nadie sabe que quiere ser ingeniero informático, que da clases particulares a chavales de cursos inferiores de matemáticas, física y química ("y aprueban... ¿eh?"), que se pasa las tardes en casa estudiando y jugando con su hermano pequeño, y que luego su madre, que vive bastante ajena a sus problemas de comportamiento, repasa con él la lección.

-Por eso yo voy al instituto a divertirme. Las clases son un coñazo. Muchos profesores llegan y nos leen un libro. Eso también lo hago yo. Y luego quieren que les respetemos por el simple hecho de que son profesores. El respeto hay que ganárselo. Mira cómo con la de lengua no tengo ningún problema. Nos trata como a personas y se curra las clases."

Sí, es verdad Diego, eso ocurre, pero NO ES LO ÚNICO QUE OCURRE. Malos profesores, los ha habido y los hay hasta en la Universidad. Ahora yo planteo la historia al revés: un profesor que desde que se inició la LOGSE ha pretendido estar al día con las propuestas didácticas, metodológicas, de resolución de conflictos, que diariamente busca estrategias para captar la atención de sus alumnos, que "aguanta" hasta casi la deseperación gritos, voces, desprecios y a veces hasta insultos. ¿Cómo crees que sale del aula? Pues yo te lo digo, sale amargado porque, haga lo que haga (incluso el pino con las orejas), sólo aquellos que están predispuestos le prestan algo de atención (sólo hasta que se dejan llevar por los demás). Y luego llegan unos "enteraos" y le dicen continuamente que lo hace mal (sin decir cómo hay que hacerlo bien), que le echan en cara lo poco que trabaja (como si en su casa estuviera rascándose eso mismo en lugar de comerse el coco para las clases del día siguiente) y que cuando comete la osadía de levantar la voz para hacerse escuchar, la familia de turno le llega vociferando lo de "a mi niño ni se le ocurra gritarle más, ¿eh?" ¿Sabes cuál es el final del cuento? Como en las películas americanas, elige el que más te guste:
a)el tal fulanito empieza a darse de baja por depresión cada vez por más tiempo.
b)el tal fulanito pasa de todo y de todos, total, para el caso que le hacen.
c)a pesar de todo intenta que cambien algunas cosas del sistema, pero los de arriba no lo permiten, por lo que acaba desahogando sus frustraciones en blogs como éste, donde, no obstante, de vez en cuanto tiene que seguir soportando acusaciones, desprecios y hasta insultos, además de las tonterías que algunos "expertos pedaogos" sueltan desde sus despachos con conexión a Internet.
Y otra cosa ¿quién ha dicho que el respeto hay que ganárselo? Lo que se gana de los demás es la confianza, el prestigio, el afecto, la amistad... El respeto se le debe a priori a todo el mundo y llegado el caso, si uno no actúa correctamente lo pierde ante los demás. ¿O es que USTED no muestra respeto ante quien no conoce?

RM:
Estoy totalmente de acuerdo en que la administración pide mucho y no pone los medios y también en el divorcio entre la teoría pedagógica y algunas realidades del aula. Pero lo que no podemos hacer es dejae de intentar aplicar lo que creemos que puede ser una solución y rendirnos a la queja fácil de que nada funciona y de que antes todo iba mejor.

Me parece que las series americanas de institutos han hecho bastante pupita. Ese rollo rebelde sin causa...La realidad anda más cerca del "niño mimado" orteguiano. "A fuerza de evitarle toda presión en derredor, todo choque con otros seres, llega a creer efectivamente que sólo él existe, y se acostumbra a no contar con los demás, sobre todo a no contar con nadie como superior a él".

Además, parte de esta discusión me produce un cierto "dejá-vu". Cuando antiguamente las mujeres maltratadas iban a contarle sus cuitas al cura párroco, antes de que se inventaran los psiquiatras, la comanda que recibían era siempre la misma: sufrir y soportar. Por mala e ilógica que fuese la situación, la ruptura era impensable. Se exigía la armonía aunque fuera a costa de la anulación completa de la esposa como persona, y esto se plasmaba en una mentira-mantra que era "dos no riñen si uno no quiere". De esta manera, los peores hombres hacían el negocio perfecto.

Ahora, poco más o menos la historia es la misma. Se le dice al profesor: sufre y soporta. Por grandes que sean los abusos que sufra, la "ruptura" (expulsión del mal bicho), es innegociable. Y como antes con lo de "dos no riñen", se carga la responsabilidad de que la clase funcione en el profesor, pase lo que pase y le armen la que le armen. E igual que antes los hijos de las familias mal avenidas tenían que aguantar el espectáculo de palizas y vejaciones, ahora los "hijos" del sistema (alumnos atrapados en el fuego cruzado por casualidad), se tienen que comer con patatas un ambiente que les impide todo aprendizaje. Igual que antes el esposo (fuese un santo varón o una mala bestia), era casi tan incuestionable como un papa, ahora lo es el niñato. No el alumno en genérico, sino el niñato. Porque proporcionalemente a su esfuerzo y actitud, es éste y no aquel el que más atención recibe.

Me reitero en lo que dije antes sobre dedicar todo el esfuerzo a los peores alumnos, y dejar a pan y agua a los mejores...

Diego:
Casi lloro al leer la noticia que has colgado.
Menos mal que los papás protegen al nene al final ante el malvado profesorado.
Si no hay que respetar al profesorado por el sólo motivo de serlo,lo mismo valdría para los alumnos y para los padres.Según la lógica de este nene ,el alumno que quiera que lo respeten que se lo gane,si se porta bien uno con el profesor ánimo respeto y si se porta mal, contra él.Eso es lo que defiende este muchacho.
Su santa voluntad.Al profe que me cae bien le dejo dar clase,al que me cae mal no,porque mando yo en clase.
Diego, como siempre, tus intervenciones de libros o periódicos.
Te contestamos algunos desde nuestra experiencia diaria,no desde libros o periódicos.
Efectivamente muchos alumnos necesitan cariño y atención,pero imagina ,yo tengo 150 alumnos; si reparto tanto cariño luego no queda ninguno para mi mujer e hija y no es justo.
Si quieren psicoterapia ,para eso está la orientadora.Si quieren atención individual que reduzcan las ratios y daremos más cariño y atención para compensar el que no reciben de muchos de sus padres.

El timbre toca,es el cambio de asignatura.No está permitido que los alumnos salgan al pasillo,pero cuando llega el profesor,casi todos están en los pasillos.
Hay varios que al verlo llegar entran,pero el resto no.
Cuando entra, unos corren,otros gritan,pocos preparan el libro y el material.
A los 10 o 15 minutos consigue recoger al alumnado y amansar al grupo de fieras.
Intenta corregir las actividades(muy pocas)que mandó hace varios días.Unos no saben que había que hacerlas,a otros se les han olvidado,otros faltaron,a otros ni se les ocurre hacerlas.
Al final un pequeño grupo que las ha hecho es el que le atiende.El resto como no las trae se aburre y no deja corregirlas.
El profesor al terminar, intenta trabajar el tema del día;unos días explica,otros debate,otros pregunta para motivarlos ,para que sea menos aburrido y más motivador,pero hay un grupo que no lo deja:risas,interrupciones,
preguntas que no vienen a cuento,molestias a los compañeros,ruidos intencionados.
Cansado ya,decide no seguir explicando:pone unas actividades en la pizarra.Tiene que amenazar con pedirlas individualmente al final de la hora porque si no ,la mitad de la clase no las hace.
A veces los lleva al vídeo,pero también les aburre.
Les propone hablar de algún tema de actualidad,pero algunos dicen que eso es un rollo que hay que hablar de deportes o muertes y crímenes que es lo que mola.
Intenta llevarlos a la sala de ordenadores,pero son 30 alumnos y 10 PCs obsoletos y algunos no funcionan,por lo que desiste.

Laura:
Algunas de las soluciones que yo creo que hay que aplicar no dependen de mí,por lo que no puedo aplicarlas.
Las que dependen de mí,algunas las intento aplicar pero funcionan muy pocas.
Todo no funciona mal,pero bastantes cosas sí.
¿antes eran mejor las cosas?.
Pues para mí sí,y no tenía alumnos seleccionados.Soy maestro ,nunca he tenido alumnos seleccionados sino obligatorios.
Cuando les daba clase a los actuales alumnos de 1º y 2º de ESO en vez de en los IES,en los colegios(7º y 8º de EGB),no había ni tanto fracaso,ni tanto pasotismo,ni tanta mala educación y conflictividad,aunque también teníamos problemas.Pero no como ahora.
Los cambios que introdujo la LOGSE para el alumnado de ese tramo han sido nefastos,pero claro si los políticos y expertos dicen que ha sido para mejor,no va a ser un simple maestro el que los contradiga.
El sr Marchesi sabe lo que se hace (y lo que se hacía) ,y no yo por supuesto.

RM,no me extraña nada que tu clase sea como la describes.

Diego:
Doy clase en 5 grupos:
En uno de 1º muy a gusto,en otro de 1º,también aceptable.
Parece que he tenido suerte.Los profes de los otros primeros dicen que no pueden dar clase en sus primeros.Yo sí.
Tengo otros tres de segundo.
Aquí la cosa va un poco peor(repetidores,más mayores,más pasotas,menos niños).En uno ando bien,en otro entre bien y regular y en otro tirando a mal.Así que no me puedo quejar este curso,del todo.
Me extraña que siendo yo tan carca,tan antipedagógico no vaya mal en todos.
También me extraña que casi todos los compañeros se quejan de lo que hay en las clases,no sólo yo y que les cuesta mucho dar clase.
Por cierto:no somos catedráticos,ni tenemos bachillerato,sólo ESO.
Plantilla joven,nada de antiguallas.No han conocido tiempos mejores.Excepto algunos.
Reconozco que soy un carca.Algunas de las cosas carcas que hago:hablamos de temas de actualidadad y de noticias semanalmente,les cuento cosas interesantes de Sociales que no vienen en los libros a los alumnos,los llevo a ver vídeos de Sociales casi semanalmente,vamos a Internet a dar temas de Sociales(con las clases menos numerosas) ,les doy libertad para que se preparen debates y trabajos sobre temas libres.
Al final de curso mis alumnos valoran la asignatura y opinan sobre la misma.
La mayoría quieren que les vuelva a dar clase otro curso.Parece que no me rechazan mucho.
A pesar de todo ello la cosa no funciona,aunque a otros profesores les funciona peor.
Cuéntanos tú cómo te va a tí en tus clases,en qué cursos impartes clases y tus experiencias concretas con los alumnos, de donde sacas todas tus ideas contrastadas en la práctica y las acusaciones contra los demás.No seas tímido.
Así los que no sabemos mejorar, a lo mejor mejoramos.

Diego:
¿sabes porqué expulsaron a Mike, en la primera semana?
Porque el orientador no hizo su trabajo. Debiera haber pasado, a cada alumno al matricularse, una hoja contrato, donde el alumno firmara su compromiso, y a partir de ahí, establecer los grupos.
A PASCUAL le envío enlace de posible modelo:
http://aplicaciones.info/blog/?p=195
En mi Instituto, las dos orientadoras tutorizan y dan clase a los alumnos más conflictivos. en compensatoria, 1º y 2º de Eso, y grupo de diversificación.
E.especial, refuerza instrumentales,lengua y matemáticas con grupos entre 8 y 12 alumnos.
No les ha quedado más remedio, que compartir la carga.
Ya sé, que bastantes orientadores, se sonríen y piensan para sus adentros: "Sí hombre, a mí me vas a hacer dar tu clases, y con los más problemáticos, con lo bien que ando yo entre papeles..."
No vamos a resolver el problema, pero es más llevadero.
R.M.: ¿QUÉ PASARÍA SI LOS DESERTORES, SE VIERAN AMENAZADOS, CON RETOMAR LA DOCENCIA EN LA ESO...?
Quizás puedan contestarnos, Diego, Hermenegildo, Sergio...
Inventarían otra forma de atender a la diversidad, que no fuera propiciando la exclusión , como ahora ocurre con tanta frecuencia...
De hecho, hacen tímidos intentos: PCI,compensatoria,...

"Sólo quien no conozca en qué consiste el trabajo de un profesor en un centro docente es capaz de decir que sólo trabajamos 16 ó 18 horas semanales. Sepa que sólo damos 16 ó 18 horas de clase, aunque legalmente a veces hasta 20; y también hay quien sólo da 15. Pero sepa también que 3 horas a la semana hacemos guardias para, si un profesor ha faltado, intentar que los alumnos no se maten en las clases o los pasillos; que 2 horas a la semana las empleamos en funciones tutoriales, unas veces con alumnos, en grupo o individualmente, y otras realizando tareas burocráticas o de coordinación con el equipo docente de nuestra tutoría."


---------------------------


Yo no he dicho que solo trabajen esas horas. He dicho que son esas las horas que dedican al centro, y me reafirmo en ello, salvando a los equipos directivos (que están huerfanos de casi todo apoyo por parte de la plantilla) y las excepciones heroicas que haya.
Las horas de clase legales son 16 a 18 "unidades", generalmente de 50 minutos sin cambio de hora (o sea, 40 o 45 efectivos). Las guardias son unidades de la misma duración, y es completamente imposible saber (secreto bien guardado) cuantas hace en realidad cada semana cada profesor. Pocas, porque jamás hay más de tres o cuatro a la vez en el centro, que yo haya visto, lo que viene a resultar una guardia "real" a la semana, y por lo general, están sustituyendo a algun profesor que falta. En cuanto a las reuniones, deben ser poquisimas, porque siempre que he ido a hablar con un tutor, nunca éste había podido hablar con más profesores de las otras asignaturas que los que se había encontrado al azar por el pasillo en los dos o tres días anteriores. Con la mayoría de los profesores que no son tutores es casi imposible hablar, porque o están en clase o no están, y con los tutores, 45 minutos a la semana y por la mañana (que se descuentan de su horario de clases, of course). Correo electrónico, al parecer, no usa casi nadie, o no lo dan, no sea que tengan que leerlo y contestarlo. En los recreos y a la salida y entrada no sé si vigila alguien, pero poca vigilancia se ve, a juzgar por las cosas que pueden llegar a pasar sin que ningún profesor este al quite. Yo desde luego no he visto más vigilancia (a cualquier hora que he ido) que la de algún bedel.
Estos son los hechos, que son tozudos. Y esto suma 16 o 18 horas a la semana en el centro, nos pongamos como nos pongamos.
En cuanto a las extraescolares, no conozco más casos de tiempo extra dedicado a ellas que las excursiones que eventualmente puedan hacerse, dos o tres al año, en las que participan unos pocos profesores. Por supuesto, hay reuniones de evaluación (cada trimestre) y más reuniones (y exámenes) al principio y final de curso, reuniones maratonianas porque nadie está dispuesto a cumplir su horario completo cuando no es periodo lectivo, y por tanto hay que hacer a uña de caballo el trabajo que tendrían en principio que hacer durante tres o cuatro semanas, escolares aunque no lectivas. Por lo tanto, esos "extras" me temo que no mejoran las medias, si acaso más bien las empeoran, si contamos el calendario de curso en lugar de los días lectivos.

Anteayer mismo han sido las elecciones sindicales en la enseñanza, y con tan fausto motivo, y con un descaro que no se ve ni en el sector público ni en el privado, simplemente se han suspendido las clases a media mañana, así sin más. Al menos en Madrid. Luego ha votado menos del 30%, pero por supuesto no se exige a nadie que justifique que realmente ha ido a votar, y si no, que dé clase, ni se han puesto urnas volantes, como se hace en general, ni se han cargado las horas de ir a votar a todas esas "horas complementarias" que van ad libitum al resto de la jornada, hasta completar las (supuestas) 37,5 horas que son la jornada de todo empleado público. No, las horas de votar se quitan de las horas de clase y se cierran los centros...

Puede que en su CA las cosas se lleven con un poco más de seriedad, pero lo dudo. Donde las cosas dependen de lo que cada uno quiera hacer, y se le exige muy poco, muy poco es lo que da. Conozco casos en los que incluso el que quiere dar más (refuerzos, talleres, o algo) es mal mirado y criticado. Lógico. Muy mal espejo en el que mirarse.
Mis fuentes de información vienen directamente de dos institutos e indirectamente de un buen número más. Tengo bastante relación con un buen número de padres de la enseñanza pública, y todos coincidimos en lo mismo. Y con algunos profesores (parientes o amigos). Y he tenido relación de primera mano con personas del equipo directivo, y he visto lo solos que están para todo, incluyendo muchas tareas que deberían cumplir los inexistentes profesores de guardia y la inexistente gestión del centro (desde un alumno enfermo a estar pendiente del fontanero).

Por supuesto que la buena marcha del centro exige mucho más compromiso que 18 horas comprendiendo clases , tutoría y alguna guardia, más algunos extras cada trimestre y principio y final de curso y las horas de corregir y preparar en casa (de las que no se ha hablado, y que en teoría completan de las 30 a las 37,5 semanales, que cada uno hará o no según su conciencia).
Las aproximadamente doce horas semanales que no hacen realmente en la gran mayoría de los casos, y me reafirmo en los hechos, no solamente implican falta de personal y de medios humanos para hacer cosas necesarias que no se hacen. Implican también un estado general de falta de compromiso con el centro, con sus alumnos, con las familias, con la directiva, con la gestión, con los problemas que necesariamente se presentan. Esa es la razón fundamental a la que cabe achacar que la marcha del centro no sea buena, efectivamente.

Y, a pesar de sus cuentas con el horario, e independientemente de que usted particularmente diga que las cumple, y hasta las cumpla, el punto de vista de la carta inicial a la que yo contestaba, revela la misma falta de compromiso que el racaneo con el horario: considerar que la educación personalizada y la resolución de problemas no son parte de la tarea de los profesores. No, es como si fuera algo que tiene que resolver alguien en alguna parte, pero que se lleven el problema. Al maestro armero, seguramente...

En los centros concertados se cumple el horario a rajatabla (ya se ocupan los dueños de ello) y digo yo si será pro eso por lo que a pesar de todo su victimismo, no se le les ve huir en masa a la enseñanza concertada, a pesar de que es menos conflictiva porque expulsa a los alumnos con cualquier problema y porque evita tener casos "difíciles" (inmigrantes, etc.). O eso, o ya me contará cual es la explicación.

Terminaré aliviandole a usted: no padezco despecho ni inquina. Solo pena por los alumnos y familias de clase trabajadora, que es en los que se ceba el fracaso escolar, en manos de un grupo social que se considera mejor que ellos, porque estudió en la universidad cuando menos de la mitad de la población hacía siquiera el bachillerato. En realidad, lo que veo en todos los medios, las cartas al director, los tópicos periodísticos y las columnas de firma es desprecio e inquina por las familias y por los alumnos. Como en las ventanillas del Estado de antes, los ciudadanos no parecemos ser la razón de existencia de sus puestos y los que les pagamos el sueldo: parecemos ser una autentica molestia, y el ambientillo de la capa social donde están la mayoría de los profesores y sus conocidos, parientes y amigos, que son los que crean la opinión pública, nos consideran en general indocumentados, vagos, inútiles, sin valores, y cosas peores. La falta de versiones contrastadas y de información de como funcionan de verdad los centros, me hace sospechar que la mayoría de sus hijos van a colegios concertados o privados, adonde está huyendo, con la connivencia de casi todos los interesados, la mayor parte de la clase media.

Pues hala, a seguir así. Cada vez tendran más proporción de los alumnos que no son admitidos en otra parte, esos que no les gustan, porque los heroes de la enseñanza pública (las familias que estamos ahí voluntariamente, porque sí podemos elegir) empezamos hasta a arrepentirnos.

... El último que apague la luz.

PS. - Ah, y cuando tenga un ratillo, en medio de su exigente trabajo, explique esa boutade de que la educación está cayendo en España y el nivel educativo ha empeorado. Ya sé que es una bobada con muy buena prensa y que se repite mucho, pero todavía no he visto que alguien la argumente de manera mínimamente convincente. Al revés, me parece que cuanto más joven es la gente en España mejor formación y más manejo de la información tiene, y más disposición a aprender y seguir aprendiendo. La situación no es que sea buena, pero es que el punto del que partimos era tan deplorablemente pobrecito, que cualquier mejora es desde luego poca."

Estimado Donosti:

Dices que es una bobada con buena prensa eso de decir que la educación está cayendo en España. Ni es una bobada ni tiene buena prensa. Empecemos por lo segundo: hasta hace poco criticar la reforma era casi un tema tabú, y solo desde hace poco se están oyendo voces en contra. Y esas voces no gozamos de tan buena prensa como imaginas, somos a menudo tachados de reaccionarios, fachas y un largo etcétera (no tienes más que repasar unas cuantas intervenciones en este blog). En cuanto a lo primero, es una realidad. Te explico. Cuando una ley nueva sustituye a otra, para ver si supone o no un progreso, habrá que comparala con la ley inmediatamente anterior, la que ha sido sustituida. Queda pues claro que no soy un fanático de la ley de educación anterior, creada por Villar Palasí, un ministro de Franco (por cierto, bueno es recordar a tantos progres desmemoriados que fue este ministro franquista quien introdujo la jerga pedagógica). Pero para ver si la famosa Reforma fue un progreso o un retroceso, no hay más remedio que compararla con la ley de Villar. Empecemos pues.
Los alumnos terminan a los 16 años sabiendo menos que antes a los 14. ¿En qué se nota esto? En que en 1º del actual bachillerato tengo que contar cosas que antes sabía un alumno mediano del 1º del bachillerato anterior. En consecuencia, en dos años he de enseñar lo que antes enseñaba en cuatro a unos chicos menos preparados y con menos hábito de estudiar. Supongo, Donosti, que reconocerás que esto es un retroceso: enseñar menos en más años no se puede considerar un avance, se mire por donde se mire. Otro dato más. Llevo catorce años dando clases en la universidad. Cogí las últimas generaciones del BUP y las primeras de la Reforma. La diferencia es evidente para todo el que no sea ciego. Por concretar un poco más, te cuento que algunos tienen problemas en la asignatura de astronomía porque no manejan bien el sistema métrico decimal (¡en la facultad de matemáticas!). Y para que veas que esto no es una apreciación subjetiva mía, te diré que en muchas facultadas de física y matemáticas de varias universidades españolas han establecido un llamado "curso cero" para enseñar apresuradamente a los estudiantes algunos conocimientos indispensables que antes sabía un estudiante mediano de catorce años. Y la necesidad de este curso cero no se hizo patente hasta que llegaron los estudiantes procedentes de la reforma. Luego, si con el sistema anterior no hacía falta el curso cero y con este sí, es evidente que éste es peor. En la ESO te puedes encontrar en una misma clase chicos con todo el curso anterior aprobado y chicos con ocho asignaturas pendientes, alumnos que quieren estudiar y alumnos que no tienen el menor interés y se dedican a boicotear la tarea del profesor, con grave perjuicio para los demás alumnos (sobre todo los procedentes de las clases menos favorecidas, que lo que no aprenden en el instituto no lo aprenden en ningún sitio). ¿Hace falta acudir a estadísticas para darse cuenta que este despropósito (por mucho que se disfrace de "atención a la diversidad") solo puede llevar a un bajón en el nivel de conocimientos de nuestros aumnos? Y que el nivel de indisciplina y grosería ha subido alarmantemente es algo evidente. Ahora bien, quien quiera seguir negando la realidad, por supuesto, puede seguir haciéndolo, no hay peor autista que quien se empeña en serlo.
Ricardo Moreno Castillo

Está claro que ésto no funciona bien por culpa de los profesores que son(somos)unos fachas,unos carcas y unos vagos.No estamos interesados por los centros.

Deberíamos aprender del interés de las familias.Dos ejemplos:
En mi centro en la elecciones al C. Escolar de Noviembre,(tenemos 400 alumnos),fueron a votar 30 padres y madres.Horario de votación:de 14 a 20.Incluso podían llevar el voto en mano,en un sobre ,sus hijos,para no tener que molestarse en mandarlo por correo.

Eso es interés por la educación y no el de los profesores.

También tenemos que aprender del interés de la administración.
En mi Centro estas semanas había 4 y hasta 5 profesores en baja por enfermedad.Por supuesto,no envían sustitutos,sino que los alumnos permanecen en la guardería, con los de guardia.
¿Por qué no los sutituyen?
Porque aquí en Andalucía,la administración progresista socialista tiene una norma para mejorar la escuela pública:se sustituye a un profesor enfermo,tras 15 días de baja.A veces se incorpora el sustituto y el enfermo el mismo día.
Eso lo hacen para mejorar la escuela pública.Un alumno en barbecho durante 15 días,tiene más ansias de saber luego.
Que nadie piense que lo hacen por ahorrar dinero en la pública.No seáis fachas.
Los profesores tenemos mucho que aprender del interés de familias y administración por la educación.Otro gallo cantaría.

"De acuerdo, Eduardo. Leer no es descifrar un texto, sino interpretarlo desde los propios conocimientos, expectativas, intereses... Por eso, no he querido quedarme en la primera impresión de desagrado que me produce el Panfleto y, más allá de mis ideas pedagógicas -todos las tenemos, incluso el autor del Panfleto- trato de buscar las razones de mi enojo en lo que el texto dice (o sugiere, o calla).
En el artículo que comentas no me quejo de que el texto sea exagerado, ni de que simplifique, ni de su violencia expresiva..., sino de que engañe, de que falsee, de que haga trampas en la argumentación. Tú sabes que la Logse no ha puesto a todos los niños y jóvenes del país a hacer trabajos copiados, a hacer estúpidas "investigaciones", a tratar de aprender por sí mismos mientras el profesor espera pacientemente algún resultado que nunca puede llegar de quienes no tienen guía... En general, en nuestras escuelas e institutos se sigue haciendo (o se intenta hacer)lo mismo que se hacía...
En cuanto al capítulo que he tomado en este artículo como referente de mi crítica, tú sabes que aprender el uso de la lengua requiere una "metodología activa" (si el término huele demasiado a pedagogo lo podemos llamar de otra manera), que es algo más que hacer los ejercicios que ponga el profesor. Sabes también que a leer y a escribir se aprende continuamente, más allá de la escuela, y que por tanto hemos de enseñar a los jóvenes, no sólo conocimientos concretos sobre cómo se escribe tal clase de texto o de otro, sino estrategias (quizá también esta palabra huela demasiado a pedagogo) que puedan ser utilizables en situaciones nuevas. Todo esto es negado implícitamente por las simplificaciones de Ricardo Moreno.
Estoy interesado, no en romper una lanza por la reforma con la que en su día colaboré desde presupuestos que sigo defendiendo para la enseñanza de la Lengua y la Literatura (trabajos míos que tú elogias responden a esa orientación), sino en mostrar que la crítica del autor del Panfleto descansa en una argumentación tramposa e intelectualmente deshonesta, como creo haber mostrado en mi artículo.
En otro momento me extenderé en explicar mi convición de que el sistema educativo español sigue funcionando básicamente(excepto en cuanto a la extensión de la enseñanza obligatoria hasta los 16 años) de acuerdo con los presupuestos (pedagógicos) pre-reforma (lo prueba el sometimiento del profesorado al libro de texto, el peso dominante del discurso del profesor, su falta de inclinación a verdaderos proyectos adaptados al contexto, los pocos cambios que se han producido en los procedimientos de evaluación, la inexistencia de formación inicial de profesorado, unas oposiciones que fomentan el tipo de profesor tan defendido por Moreno...) La reforma no fue capaz de modificar el sistema educativo en casi nada(digamos que implicó a inmensas minorías)..., pero la realidad social sí que ha cambiado profundamente. Y nosotros con estos pelos. Unos lamiéndonos las heridas; otros, ofreciendo ungüentos de feria. (¿Qué tal mi estilo panfletario? A mí también me gusta el género)"

Donosti:
Varias preguntas:
-¿Quién publica en BOE y en BOJA unos contenidos academicistas,teoricistas y enciclopedistas que luego siguen las editoriales?
-¿Quién mantiene la formación inicial de los profesores como siempre,sin haberla reformado?
-¿Quién mantiene el sistema de acceso tradicional por oposiciones?
-¿quién aprueba legalmente los libros de texto de toda la vida como materiales para la educación que utilizamos los profesores?
Respuesta:
Los mismos que diseñaron la Reforma.

Donosti:
¿Tú crees que los presupuestos pedagógicos de la reforma se pueden aplicar con?:
- Un profesor que ha de dar clase a 140-150 alumnos a la semana,de los cuales ni se sabe el nombre de algunos
-Grupos de 30 alumnos,con 5 subgrupos distintos.
-Clases de 55 minutos.
-Alumnos con distintas motivaciones(algunos ninguna o boicoteadores).
-Alumnos que llegan a los IES con unas deficiencias enormes.
-Alumnos que tienen 11 asignaturas(algunas de 1 h a la semana),de las cuales no pueden y no quieren tirar.
-Alumnos de 1º y 2º que no soportan la jornada de 6 horas seguidas de clase.
-Estructuras de los IES de la enseñanza media y BUP,no de la LOGSE.

Yo,sinceramente,lo veo muy difícil.Por lo menos no sabemos hacerlo, a pesar de la cantidad de cursillos que nos han dado en los CEPs en los que nos lo ponen todo muy fácil y sencillo.

En una charla-debate sobre la LOE un profesor dijo que cuando Marchesi diseñaba la LOGSE pensaba en 15 alumnos por aula.

Las condiciones estructurales concretas y reales en los IES, que crea o mantiene la reforma, pienso que van en contra de los principios de la misma.

"-Alumnos de 1º y 2º que no soportan la jornada de 6 horas seguidas de clase."


Dile a tus amigos de APIA, por ejemplo, que en 1º y 2º, y en beneficio de los alumnos, se va a impartir la jornada partida, a ver que dicen.

el error de los profesores ha sido considerar que los preceptos pedagógicos eran aplicables, si el estado invertía más dinero en educación. No, los preceptos pedagógicos de la logse no se podrían aplicar aunque el Estado destinase el 100 % del presupuesto nacional a educación. De la misma forma que un sistema económico sin incentivos no funciona, un sistema educativo sin incentivos, sí, señores pedagogos, el aprovado es el incentivo de los alumnos para que estudien, aprueben y tengan más conocimientos.

disculpad,
un sistema educativo sin incentivos está abocada al fracaso.

¿Esche, tú estudiastes con el plan del 70 o con la logse?

RM
Ahí si que estamos de acuerdo, en lo de las opos, los libros, las ratio....

Veo que la adivinanza era muy difícil. Dediquemos nuestro tiempo a otra cosa.

“Los alumnos no participan ya del sentimiento reverencial de la antigüedad, anejo a la cultura minoritaria burguesa. Por el contrario, en muchas ocasiones constituye un desvalor, y no hemos de asustarnos si un gran poeta clásico les resulta insufrible, y encuentran extraordinariamente hermosas las canciones de moda; no sólo no debemos asustarnos sino que debemos comprenderlos y hacer, incluso, un esfuerzo para situarnos en su lugar”

PISTA: Es del siglo XX.

Fernando Lázaro Carreter, 1973

OTRA ADIVINANZA

Fue un ideólogo de la Reforma (educativa que no luterana) quien dijo que “el mejor método para cultivar la lengua es leer, hablar y escribir con corrección, que es lo que tendrían que hacer en los colegios en lugar de enseñar gramática y ristras de preposiciones”.

Emilio Alarcos LLorach, 1994

Diego:
Yo tengo amigos en distintas opciones sindicales:CCOO,USTEA,ANPE.Precisamente en APIA no tengo amigos,pues en mi provincia es muy reciente.
Pregúntale tú a tus amigos los de CCOO,FETE...si están dispuestos a la jornada doble.
CCOO ha sido uno de los principales propulsores de la j. continuada en Primaria,que no existía.Por eso están muy agradecidos los maestros.
Te aclaro lo de la jornada continuada en la ESO,por si no estás bien informado:

Cuando comenzó a implantarse la ESO,en Andalucía era de 5 mañanas y dos tardes.Así la viví yo en un IES ,durante un curso.
TODOS LOS SINDICATOS ,de todas las tendencias(Creo que no existía aún APIA),se le echaron a la Consejería encima y al curso siguiente cedió y puso la jornada de 8.30 a 14.30.
Mi propuesta concreta es jornada continuada de 8.30 a 13.30 hrs o de 9 a 14 hrs,con cinco módulos horarios diarios máximo.
Los alumnos de 1º y 2º ESO no aguantan 6 módulos de clase.
Cuando eran 7º y 8º EGB ,-tenían la misma edad que ahora-su jornada continuada(Junio y Septiembre)era de 9 a 14 hrs.
De todas maneras si se pusiesen dos tardes de clase yo no sería de los que irían a la huelga,a pesar de que la mayoría del profesorado(de todas las tendencias ideológicas) no le gusta lo de las tardes

Interesante echar un vistazo a esta página de la Universidad Rey Juan Carlos y que versa sobre los famosos "cursos cero":

http://www.urjc.es/z_files/aj_comu/aj13/curso_cero.html#encu_alum

Atentos a la valoración por parte de los alumnos y profesores a la pregunta sobre la formación previa de los alumnos.
¡Qué tiempos aquellos en que iban tan preparados que necesitaban dos y tres años para aprobar 1º de carrera y muchisimos ni pasaban!

Una pregunta a Don Ricardo: ¿Los cursos cero, los profesores los cobran extra o forma parte del salario mensual?

Diego, muchísimas gracias por aportar pruebas estadísticas que demuestran lo que muchos venimos diciendo aquí y otros se niegan a admitir. Si una inmensa mayoría de alumnos y profesores les parece adecuado el "nivel 0" con respecto al nivel de conocimientos previo será porque éste es inferior al que se exige en 1º de la carrera.
Por otra parte, no tengo ni idea de cuál es el régimen económico de esas clases.
De nuevo, muchas gracias por demostrar la escasa preparación (que no las ganas de estudiar) de nuestros bachilleres actuales.

Para todos: Mirad lo que aporta Donosti, quien dice que no es del gremio:

"En general, en nuestras escuelas e institutos se sigue haciendo (o se intenta hacer)lo mismo que se hacía..."

Yo creo que ahí está la clave. Se sigue haciendo lo mismo y a los mismos. ¿Alguien se cree que se han cambiado significativamente los hábitos del profesorado con la reforma? MI experiencia me dice que no.

España es el país donde más se repite y donde más inútil es la repetición: se ofrece a los alumnos la misma medicina en las mismas dosis y claro, no sanan (culito de rana).

En mi centro observamos que ¡ningún repetidor de segundo de ESO titulaba!. ¿Es la repetición un castigo? ¿Para quién? Para los que vienen detrás.

Eso no lo dice la LOGSE, habla de medidas de atención ala diversidad...

Para Diego:
Los cursos cero forman parte del horario normal de un profesor de universidad, no se cobra más por impartirlo.
Atentamente

El tema de la repetición es un tema polémico,sobre el que no nos ponemos de acuerdo ni políticos ni profesores:
Si se pasa automáticamente,los niños lo saben y no se esfuerzan,además van acumulando deficiencias con el paso de curso.Eso sucede ahora en Primaria.
Los más radicales defienden la repetición indefinida de curso,lo cual crearían unas diferencias de edades enormes y problemas de indisciplina.
El PSOE decide que se pase automáticamente en primaria y repetir dos veces en Secundaria.
El PP en la LOCE aboga por 4 repeticiones en ESO,una por curso.
A los alumnos muy desmotivados y objetores les trae al fresco repetir y no les sirve para nada.
A los alumnos buenos e intermedios les sirve la repetición,pues les estimula a esforzarse para no repetir o maduran y consolidan conocimientos en el curso repetido.

Lo de la atención a la diversidad,(con las ratios,estructuras y faltas de apoyos y refuerzos actuales)sólo es una frase preciosa,de propaganda,no una realidad.
La atención a la diversidad requiere :ratios muy bajas(15-20),apoyos,refuerzos que no existen, porque los mismos que diseñaron la LOGSE ni han querido, ni quieren financiarla aducuadamente.
La filosofía de la LOGSE ,sobre el papel,es preciosa;pero su experimentación no ha resultado tan buena,puede que por culpa de una parte del profesorado,pero los primeros que la han boiciteado son los que no la han financiado(PSOE y PP).
Además ,hay presupuestos de la LOGSE que parece no funcionan en la realidad a pesar de ser preciosos en papel.

No me hagas reir JP. En primer lugar nos encontramos con que los cursos son voluntarios y después, que aún cuando hagan el curso la no superación no constará a ningún efecto. El curso de matemática, por ejemplo, consta de 60 horas: tiempo más que estimable para arreglar el superdesaguisado en los que se encuentran los alumnos que llegan a la universidad. Y llegan en tal desaguisado que el informe anota que "podemos decir que el perfil del alumno que se ha matriculado en estos cursos es:
"-Buen estudiante, con una nota media de acceso a la universidad de 6,39"

Si entramos en la evaluación de la encuesta nos encontramos que a la pregunta a los alumnos sobre la Valoración General de los Cursos de si "El nivel de los cursos es adecuado a la formación previa del alumno" da una valoración de 7.1 de media. De lo que cabe deducir que no encontraron mayores problemas y conocian ya lo qué les impartían en el curso. En el de matemática da 7.5 y así los demás cursos.
En cuanto a la pregunta (similar) al profesorado de si "El nivel de los cursos es adecuado a la formación previa del alumno" el mismo contesta con 7.8 de media y así con cada curso en particular. De lo que, también, cabe deducir que tampoco los profesores tuvieron mayores problemas con los alumnos y estos estaban preparados.
Así que la pregunta es ¿De qué va los cursos ceros si los alumnos no tienen mayores problemas con lo que les imparten, ni el profesorado en que los alumnos les siga? ¿Habrá que preguntarle a Rodríguez Adrados que en tiempos de gobierno del PP, cuando aún era minoritario el alumnado llegado a la universidad procedente de la LOGSE, ya hablaba de la necesidad de los cursos cero cómo argumento para el acoso y derribo de la tal ley?
Para curso cero el que hubiese necesitado los alumnos llegados con el bagaje de la anterior ley y se tiraban hasta dos y tres años para acabar 1º. Si es que no abandonaban en el trimestre inicial.

FACULTAD DE DERECHO


"Con la partida de “viajes y dietas” se trataba de hacer frente a los gastos derivados de las 4
conferencias, cuyo dictado se preveía a lo largo del curso. Toda vez que los conferenciantes que
finalmente han intervenido en el curso cero residen en Madrid y no generan estos gastos, ha
podido remunerárseles con unos honorarios por las 5 conferencias que finalmente se han celebrado
en el marco de este curso cero a razón de 200 euros por conferencia, con excepción de la primera,
que contó con dos conferenciantes y que se remuneró a razón de 125 euros por persona."

Está claro que las estadísticas las interpreta cada uno a su manera. Mi pregunta creo que es de Perogrullo: si estaban preparados, ¿para qué necesitaban el curso 0?
Con respecto a los universitarios de otras épocas: está claro que el que se pasaba noches y noches de ensayos y ronda en la tuna tenía poco tiempo y pocas ganas de estudiar. A los que papá les pagara la carrera hasta la jubilación, poco les importaba repetir. Los que, como muchos de mis compañeros, no eran de familias pudientes y estudiaban con becas, no tenían otra que aprobar o perder la beca. En definitiva, estudiar en la Universidad, para empezar, es voluntario y no es gratuito, la asistencia no es obligatoria y si la armas en la clase te echan, ya que los demás "han pagado" por un servicio. IGUAL QUE EN SECUNDARIA, ¿NO?
Como apostilla un dicho de pastor "No mezclemos las churras con las merinas"

"Mi pregunta creo que es de Perogrullo: si estaban preparados, ¿para qué necesitaban el curso 0?"


Esa pregunta mejor que la conteste Don Ricardo.

Creo que ya veo por dónde va tu planteamiento. Corrígeme si me equivoco:
1. Los alumnos que salen de Bachillerato están perfectamente preparados.
2. Los cursos 0 los hace quien quiere para "echar el rato".
3. Los profesores de la Universidad promueven estos cursos para "sacar unas pelas".
4. El "lobby" de la secta antipedagógica es tan poderoso que se impone a los claustros de las Universidades.
¿Es esa la conclusión a la que pretendes que lleguemos?
Por cierto ¿has leído ya el decreto de enseñanzas mínimas del MEC? Después de leerlo me planteo una enorme duda:
a) Si había que reformar la LOGSE es que no iba tan bien, pero resulta que en el decreto se dejan las cosas más o menos como estaban. ¿?
b) Si la LOGSE iba también ¿para qué reformarla?
¿Alguien puede resolverme este dilema?
Y que nadie me diga que lo que se reforma es la LOCE, porque, buena o mala, no se ha llevado a la práctica.

JP
Y según qué aspectos de la LOGSE tampoco se han llevado a la práctica

Más a mi favor. Yo también estoy de acuerdo con que algunos de los aspectos positivos de la LOGSE no se llevaron a la práctica, entre otras cosas porque ni los mismos que la diseñaron la apoyaron como era menester. Si quien propone algo no es el primero en llevarlo a cabo, ¿cómo pueden pretender que lo hagan los demás? Y sin embargo, eso es lo que llevan haciendo, en Andalucía al menos, durante ¡quince años! Por supuesto, según los de los despachos, la culpa es del profesorado, que ni se forma ni aplica las normas, no de las ratios de 32 por grupo. Una compañera (PEDAGOGA y orientadora por más señas) ya me decía hace tiempo que es imposible atender individualizadamente y con éxito a más de 15-20 alumnos por grupo. Si una ley (cualquiera) no se lleva a la práctica en toda su extensión, ¿qué criterios se pueden esgrimir para reformarla? Ya sé lo que contestará alguno: que la secta antipedagógica bombardeó la LOGSE desde sus inicios. Pues este argumento es EL MISMO QUE UTILIZA LA ADMINISTRACIÓN. Que cada cual saque sus propias conclusiones, que yo me voy a "innovar" y "experimentar" para que mis alumnos no tengan que hacer un curso 0 en la Universidad (otra cosa es que salga bien o mal ¡Aaaaah, se siente!).

Andres, yo estudié con los dos planes, hasta segundo de BUP con el plan de 1970, y los dos cursos de bachillerato con la LOGSE, por tanto siempre tuve el incentivo de tener que aprovar para poder pasar de curso. Respecto a los dos años de bachillerato, yo mismo comparaba el temario que mi hermano mayor cursó en tercero y COU, y la diferencia era abismal, mi hermano salió bien preparado, yo, en cambio, he tenido que volver a hacer clases particulares, concretamente de matemáticas, para poder recuperar los conocimientos que pedagogos y demás entusiastas de la Logse, me privaron de poder adquirir.

Ejemplo: integrales.
Yo termine el bachillerato, y tan sólo sabía realizar integrales directas, mi hermano, en cambio, para aprovar las matemáticas de tercero de BUP tuvo que aprender a integrar los diferentes tipos de integrales.
Si pensaban hacernos un favor, lo siento, nos privaron de acceder a más conocimiento.

¿Qué hacemos con los alumnos que tienen capacidad, curiosidad intelectual, ganas de aprender más de lo que pueden y les dejan? ¿Cuándo nos vamos a hacer estas preguntas? ¿Por qué pasamos de ellos olímpicamente? ¿No es eso también hacer dejación de nuestros deberes? Se nos olvida que la formación que impartimos supera el ser un fin en sí misma...Hay que sentar las bases de lo que luego serán ciudadanos útiles en los distintos caminos profesionales y para que puedan llevar a cabo su labor, DEBEN, TIENEN DERECHO a una enseñanza de calidad...que hoy no estamos ofreciendo al perder el tiempo en milongas pseudopedagógicas y experimentos didácticos teóricos. Pero la realidad se empecina una y otra vez en mostrar los errores, las lagunas, los cadáveres dejados por el camino: esos ¿alumnos? que cada año abandonan los institutos de secundaria, sin formación alguna, sin futuro alguno.
En mi generación, muchas de las personas que no pudieron adquirir unos conocimientos mínimos se han esforzado después por hacerlo, la mayoría ha añorado esa etapa de su vida que las circunstancias históricas le negaron. Muchos jóvenes de hoy abandonan los centros odiando todo lo que tenga que ver con la enseñanza, con la formación por mucho que les intenten vender ciertas motos...Y es que, mal que les pese a algunos, los chicos son bastante más listos de lo que algunos creen y ciertos "experimentos" les suenan, en el mejor de los casos, a música celestial.

Y por si fuera poco, con la nueva ley el alumnado de 1º y 2º ESO, donde se concentran los principales problemas en todos los aspectos (disciplina, acoso escolar, falta de motivación...) van a tener 2 HORAS MÁS DE CLASE A LA SEMANA. ¡Premio para el lumbreras que ha tenido la idea!

Más cambios en 1º y 2º de Eso, con la nueva ley:
Los alumnos daran el mismo nº de horas en matemáticas. Ahora dan 3 horas semanales en 1º y 4 h. en 2º. Con la nueva ley, 4 h. en 1º y 3 h. en 2º.
!Lumbreras, dejar de marear la perdíz, dando palos de ciego...!
Como bien advertía Puturrudefuá, las maniobras distractorias, suelen aparecer tras algún escrito que pudiera picarles. Me refería, a la intervención de Donosti, que se aleja de cómo atender a la diversidad, uno vez establecido los grupos, que tanto escuecen..., a quienes hacen de las frases, su razón de ser: "normalizar la integración", y se quedan tan anchos..., sin importarles que mismo menú para todos, no funciona...
El nuevo decreto de derechos y deberes, es más de lo mismo, aunque lo enmascaren, con prevención de conflictos, espacios de paz, aulas de convivencia...
Por empezar por la primera, ¿para cuándo la prevención?..


Estrella Digital


"El 30 por ciento de los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) son víctimas de conductas "habituales" de exclusión social por los compañeros en los centros escolares, que es el tipo de violencia que sufren en mayor medida los estudiantes inmigrantes.

Son datos avanzados ayer del informe 2006 del Defensor del Pueblo sobre violencia entre iguales en ESO, que muestra, en comparación con el anterior (de 1999), que conductas como los insultos bajan del 39 por ciento de casos al 27 por ciento; y los motes ofensivos descienden del 37,7 por ciento al 26,6 por ciento.

Por el contrario, el maltrato social de ignorar a otros aumenta del 79,3 al 82,9 por ciento."

"Y que el nivel de indisciplina y grosería ha subido alarmantemente es algo evidente. Ahora bien, quien quiera seguir negando la realidad, por supuesto, puede seguir haciéndolo, no hay peor autista que quien se empeña en serlo.
Ricardo Moreno Castillo"

Esas son las palabras de Don Ricardo hace poco, supongo que su evidencia basada en impresiones personales carentes del mínimo rigor intelectual que pone al descubierto el informe del Defensor del Pueblo traido por Donosti, no conseguirá,supongo, que deponga en su cruzada de construcciones de realidades falaces para provecho particular. En la línea de los Tartufos que abundan en la tierra.
Cabe la interpretación, del informe, que la jubilación surte su efecto y van dejando la educación cierto profesorado que había hecho del enfrentamiento y el rechazo, de cierto alumnado, su divisa.



Los datos se refieren a violencia entre iguales y hacia inmigrantes. Pero, ¿tienes datos de insultos y motes ofensivos a profesores? ¿Y del aumento de actitudes violentas entre las adolescentes?
Por otra parte, Diego, veo que sigues arrimando el ascua a tu sardina al achacar el descenso de las cifras únicamente a las jubilaciones. ¿Piensas seriamente que el profesorado no ha tenido nada que ver en ello?

Para Todos:
La última intervención de Diego proporciona un ejemplo (el del propio Diego) del autista que se niega a ver la realidad. En cuanto a su afirmación de que me baso en experiencias personales y subjetivas, respondo lo mismo que respondí en este mismo post a alguien que me vino con argumentaciones parecidas. Recordaba entonces la discusión que tuve con un cura, al cual yo le decía que la iglesia había estado obsesionada con el sexo. Me contestó, igual que Diego, que me basaba en apreciaciones subjetivas y poco rigurosas, y que no había estudios, investigaciones, estadísticas, informes, o incluso encuestas, que avalases mi afirmación. Evidentemente, en principio me baso en mis experiencias personales, la mayoría de los discursos de los curas que yo he oído se centraban sobre el sexo. Pero después cuento con los testimonios de casi todas las personas de mi generación, que apuntan en el mismo sentido. Ahora bien, es cierto que nunca me molesté en hacer la estadística de todas las veces que los curas hablaban de sexo en las homilías y ejercicios espirituales (ni conozco nadie que lo haya hecho), pero eso no invalida la evidencia de que la iglesia católica ha estado y sigue en parte estando obsesionada con el sexo. Es una ingenuidad creer que no podemos saber nada hasta que lo hayamos reducido a gráficos, estadísticas y porcentajes (ingenuidad muy frecuente entre personas de escasa formación científica, entre las cuales están algunos que, como no han podido con una carrera de ciencias después de intentarlo durante tres años, se han pasado a pedagogía, y todavía les dura el trauma).
Pero sucede que además de experiencias personales, cuento con los testimonios de muchísimos colegas de muchos insitutos de toda España. Desde que puse mis ideas en la red, no hay día que no reciba mensajes aportanto datos sobre lo que Diego niega. Algunos de ellos aparecen el el "Panfleto Antipedagógico" (en el libro, no la versión que viaja por internet).
Termina la intervención de Diego con el inevitable juicio de valor sobre mi persona (el llamado por los lógicos argumento "ad hominen"): habla de "la cruzada de construcciones de realidades falaces para provecho particular".
El argumento ad hominen tiene el inconveniente de que no argumenta nada, pero tiene la ventaja de estar al alcance de cualquier tonto incapaz de elaborar razonamientos propiamente dichos
Atentamente

Diego:
Yo llevo en la enseñanza 29 cursos,dando clase y sufriendo las estadísticas.
¿Cuántos llevas tú?.Supongo que 0.
Yo doy clase en 1º y 2º ESOº.¿Y tú?.Supongo que un despacho.¿O no?
Nunca contestas a esas preguntas.
Los que damos clase,en especial en la ESO,comprobamos y padecemos las estadísticas.Los de despacho analizan/-áis las mismas.
Es una evidencia para cualquier profesor que dé clase(No me refiero a tí)que el nivel de indisciplina,malos modales,mala educación,grosería,chavacanería ha aumentado considerablemente.
Cuando el defensor del pueblo(por cierto nombrado por los políticos que mandan)da unas estadísticas que convienen, son buenas y científicas pero cuando un sindicato profesional(CCOO,ANPE,CSIF...) da las contrarias,son partidistas ,interesadas y acientíficas.
A los que negáis la evidencia os hace falta un curso en un IES de ESO,con 1º,2º y 3º,para creeros lo que contamos los que damos clase.
En mi centro(que es de ESO),que no es especialmente conflictivo ,se hacen cientos de partes en un curso(pueden llegar a 1000),y decenas de expulsiones.
Yo te escribo desde Andalucía.
Para saber lo que pasa es muy fácil.Cada vez que se hace un parte se mete en un programa informático de la Consejería(Séneca).
Yo invitaría a la Consejería a que publique las estadísticas que metemos en ese programa.Es un sondeo muy real de lo que sucede en los centros.Pero no lo hacen,pues alarmaría al electorado y a las familias.
Sería un sondeo sobre cientos de Centros y miles de profesores.
Que lo publiquen.

Quien afirma tiene la carga de la prueba. Y no cabe dudas que tus afirmaciones de, por ejemplo, que la educación de ahora es peor que la de antes no aportas ningún estudio, informe investigación, estadística o incluso encuestas, que lo pruebe. Es más las que hay publicadas dicen lo contrario. Pero a tí te gusta más moverte en el terreno de las impresiones, especulaciones, medias verdades, falacias, sofismas y rumores para apoyar tus tesis: "a rio revuelto, ganancia de pescadores" Es cómo si dijeras que ahora hace más o menos frío o calor que hace treinta años y pasaras de los datos del Instituto Nacional de Meteorología. Desde luego que con esa forma de proceder tan "científica" no me extraña nada que haya tantos objetores escolares. Y todo porque los señoritos (los "señoritos" de la educación) se pillaron un "rebote" con la administración educativa al sentirse "degradados" por obligarseles a impartir clases a alumnos en enseñanza obligatoria. A partir de ahí todos sus esfuerzos han estado encaminado a boicotear esa situación para volver a la anterior, donde estaban en una plácida siesta educativa con la élite social y poco más. Para ello no le ha importado aliarse con lo más rancio y carca del profesorado educativo anteponiendo sus privilegios personales a la mejora del sistema educativo. No cabe dudas que los representantes simbolicos de ese cambio, elegidos por la secta antipedagógica, son los alumnos en obligatoria y los pedagogos y hacía ellos han estado encaminado todo su furor. Los pedagogos porque dejaron entrever las deficiencias de cierto profesorado para la práctica educativa en libertad, igualdad y democracia y los alumnos porque interpelaban un quehacer a todas luces autoritario: quien no te conozca, que te compre.

Para Donosti:
En cuanto al manido argumento de la falta de estudios y encuestas, me remito a mi intervención anterior. Por lo demás, tengo que darte gracias por el apoyo que me prestas: cada vez que intervienes confirmas mi tesis: los pedagogos, como cualquier secta, culpabilizan al disidente. Los que disentimos de la reforma somos los "señoritos de la educación", vivíamos en una "plácida siesta educativa" (igual que Franco: los que disentíamos de él teníamos mala fe, éramos malos españoles). Y repito lo que le dije a Diego: el argumento "ad hominen", esto es, la descalificación del interlocutor, tiene la desventaja de que no argumenta nada, pero también tiene la indudable ventaja que está al alcance de todos los tontos que sois incapaces de elaborar argumentos propiamente dichos.
Atentamente

Donosti, en la vida se tiene que asegurar la igualdad de oportunidad, y a la vez, aceptar que la vida no va a proporcionar igualdad de resultados, pero estar a favor de que todos los estudiantes, especialmente los pobres, fracasen para que nadie se sienta descriminado es de mala persona.
Donosti, las cosas claras, si en la clase de tu hijo hubiese treinta objetores, lo cambiarías de colegio y lo llevarías a un privado. Todos los pedagogos pro-logse sois iguales, predicáis para los demás, lo que vosotros mismos rechazáis para vuestros hijos.

Donisti, lo que dices ya está hablado y requetehablado: se han visto pruebas y testimonios, y Ricardo Moreno ya ha contado su labor.

No vamos a volver a repetirnos otra vez sobre lo mismo hombre.

Otra idea que me rondaba la cabeza últimamente: hay un tema que tendemos a confundir a la hora de hablar de resultados educativos. Mezclamos méritos del sistema con circunstancias ajenas a él.

Me explico: por ahí arriba dije que, así como se puede ir comparando lustro a lustro los resultados en matemáticas, por ejemplo, no es posible hacerlo en biología sin caer en el error. Que hoy un chaval pueda hablar del genoma humano no es mérito del sistema actual frente al de, por ejemplo, 1970; es que la biología se ha desarrollado un montón desde entonces, y ese conocimiento es hoy de dominio público. Lo que importa es cuánto se sabe en cada momento proporcionalmente a lo que cada ciencia en sí se hubiese desarrollado.

Así mismo, hay que separar lo que los chavales saben por el colegio, de lo que hayan aprendido por su cuenta usando internet (herramienta con la que otras generaciones no contaban). Hay que mirar su libro de texto, compararlo con ediciones antiguas. Comparar exámenes de año en año. Averiguar qué parte del programa se ha completado. OJO! Para hacer un diagnóstico no importa lo que sepa un chaval, sino qué parte de ese conocimiento se la debe al programa de la LOGSE. No nos confundamos, porque hoy aún existen chicos con enormes conocimientos, pero no gracias a la escuela, sino más bien a pesar de ella. No nos pongamos medallas a costa del esfuerzo personal de un estudiante que intenta completar en su tiempo libre lo que en clase no ha llegado a saber. Importa más bien el estudiante-masa, por así decir: el que no hace ni una suma que no sea indispensable . Ahí es donde veremos si la cosa tira o no.

Donosti:
Los señoritos de la educación son/sois los asesores,sindicalistas,polí
ticos,orientadores,pedagogos y psicólogos que no habéis pisado nunca una clase y nos dáis lecciones desde vuestros despachos con tlfno,aire acondicionado e internet y encima nos culpabilizáis a nosotros de los errores diseñados por vosotros.
Si muchos de vosotros diéseis clase, cambiaríais las leyes.
Algunos políticos progresistas que votaron la LOGSE y volvieron al abandonar la política a las aulas(Anguita,Rejón) declararon que se hubieran pensado las leyes de otra manera,de saber lo que se cuece en los IES.
Por cierto, tu argumento se estrella con los maestros,como yo, que estamos en la ESO y también decimos que ésto que habéis diseñado en los despachos es un desastre.
Yo soy maestro y nunca he dado educación de élite,ni daré.Mi vida profesional ha sido siempre con 7º y 8º de EGB.Ahora 1º y 2º ESO.
Lo que vivimos ahora no es comparable a lo anterior.Es mucho peor.
Pedimos cambios ,aunque no vamos a tener alumnos seleccionados,porque nunca daremos 3º y 4º o bachiller,pero vemos el desatre que hay en los IES.
Mis estadísticas son (en mi IES):
62% alumnos suspenden 4 o 5 asignaturas en la última evaluación.
Solemos hacer unos 1000 partes de indisciplina en el curso.
Eso no son impresiones personales,son datos que están en los ordenadores de la Consejería.
Yo siempre digo que si queréis estadísticas es muy sencillo:
Que la Consejería de Andalucía publique los datos de suspensos de final de curso,no las pruebas de diagnóstico ridículas que ha montado para engañar a la opinión pública ,y diga los partes de indisciplina que hay metidos en su programa informático en Andalucía.Eso no son opiniones,son datos.Que lo haga,los profesores no tenemos inconveniente.
¿Por qué no les da publicidad?.

Anda ya, RM, de los partes te vas a fiar, con lo que hay metido en educación: verdaderos viciosos de los partes por sus deficiencias e incapacidades para resolver la menor dificultad.

Es decir, que los datos son legítimos o no según quien los presente. ¿Es eso?

Diego:
Verdaderamente es inútil discutir con vosotros.
Acusáis a los que no piensan como vosotros de ser una secta,pero los que os comportáis como una secta sois vosotros.Siempre con el mismo estribillo de vuestra secta.
Cualquier argumento o dato que os ponemos es inútil ,erre que erre.
Hay que daros la razón.
Me habéis convencido.
Todos los profesores de secundaria de España somos unos carcas,unos fachas,unos inútiles,unos vagos,elitistas,pertenecemos a una secta y votamos al PP.
No existe fracaso escolar,es mentira.Un invento de los antilogse.
Tampoco hay problemas de disciplina,todo es un cuento de los fachas.No hay acoso ,es un invento de la prensa.
Somos unos viciosos de los suspensos y de los partes.
Las notas que ponemos son falsas y los partes también.
Que nos jubilen a todos y que os pongan a vosotros a trabajar.

Si los que no dan clases de éste foro(Sergio,Donosti,Diego...)se niegan a aceptar lo que existe y lo que pasa en las aulas,podemos imaginar la receptividad que tendrán los que están agarrados al sillón de despacho defendiendo las bondades del sistema que tenemos(políticos,sindicalistas,
orientadores,asesores...)
No es de extrañar que hayan reeditado la Logse,en la LOE.
Lo importante es el sillón,el despacho ,el sueldo y los votos.

Otro profesor que no sabe resolver las mínimas dificultades.Será de la secta antipedagógica,seguro.
Otra vez la prensa diciendo cosas falsas .

http://www.diariodecadiz.com/38386_ESN_HTML.htm


Violencia y síndrome de negación en la «escuela democrática»
(Iñaki Piñuel .Profesor de la Universidad de Alcalá)

http://www.abc.es/hemeroteca/historico-01-02-2007/Opinion/violencia-y-sindrome-de-negacion-en-la-escuela-democratica_1631230738592.html

Excelentes enlaces.
R.M., fenómeno.
¿cómo sobrevivir al caos, en 1º y 2º de Eso?
Para empezar, te conviertes en el lider de los grupos a los que das clase, tratando a todos los alumnos con exquisito respeto, y uniéndote a ellos, rajas tu verdad, del desastroso sistema educativo, y de los responsables del mismo, que pretenden un "secuestro legal", un encierro entre 4 paredes, sin más opciones, que NOS tenga en cuenta, a los alumnos y profesores. Compartimos el "cabreo", alumnos y profesores. Eso nos une.
Los distintos tipos de alumnos, están cabreados, unos porque les gustaría, aprender algo útil, pongamos un oficio, y tendrían de sobra, con un profesor generalista, y un maestro taller,( como antes con las aulas ocupacionales, escuelas taller..), otros, porque lo único que quieren es sacar el graduado, y con 3 o 4 profesores de ámbito, tendrían más que suficiente, ya que saben que lo suyo no es estudiar.
Y también están cabreados, aquellos que quieren estudiar, y se ven ralentizados, molestados, por algunos de sus compañeros de edad, que no de intereses.
Me encargo, de dejarles muy claro, que los responsables de que el Ies, sea una guardería, son los políticos, con sus legisladores educativos..., y demás perpetuadores.
Intento que también el mensaje les llegue a los padres, para que tomen conciencia y se impliquen en la medida que estimen pertinente...
Me resisto a poner un solo parte, buscando el diálogo, no solo con cada uno de los alumnos, sino con los padres, que lo desean. Para mis alumnos, sí,ya sé que son muchos, demasiados,estoy disponible, cualquier día, y casi a cualquier hora. También para los padres.Siempre me ha gustado juntarme, a tres bandas, y llegar a acuerdos firmados, o de palabra,contratos...
Para "reunionitis", con orientador, que no me busquen. Si el orientador quiere trabajar, anda que no tiene alumnos problemáticos, que reestructurar..., aunque sería mejor que se anticipe preventivamente...
Lo que más hecho en falta, es la continuidad en las tutorias, y dar clases dos años seguidos, a los mismos alumnos...
Me jode muchísimo, que se expulse con tanta alegría a los que no tragan el único plato que se les ofrece..., y me fastidian tanto quienes han "bachillerizado" la Eso, a sabiendas de que "cuanto peor, mejor", (algún cambio se les ocurrirá), que los que torpemente siguen negando que haya problema alguno, y nos siguen dando más de lo mismo...
Incluso con las innegables mejoras habidas,(TIC), si no se optimizan...
Por supuesto, más prioritario es disminuir ratios,...

RM, pascual y demás "co-sectarios": a mí no me han convencido, pero sí me han "vencido". Para escuchar memeces pseudopedagógicas ya tengo bastante con empaparme los nuevos decretos y proyectos de decreto para, por lo menos ir adelantando el trabajo que de todas maneras vamos a tener que hacer por c... (nuevas programaciones, nuevo ROF, nuevo PCC). Un saludo para vosotros, y para los otros... Bueno, mejor me callo no vaya a haber por ahí algún inspector y me tenga que (re)convertir en albañil. Hasta siempre (para vosotros), hasta nunca (para los demás).

"Todos los profesores de secundaria de España somos unos carcas,unos fachas,unos inútiles,unos vagos,elitistas,pertenecemos a una secta..."

Por favor: todos no: la secta antipedagógica (paradoja: con su propia pedagogía) no son todos los profesores de secundaria. Lo tengo claro: que hay profesores que están a años luz de las propuestas de la secta antipedagógica: en la teoría y en práctica.

Ya sabéis por mis intervenciones lo que opino pero coincido com RM en una cosa: Diego, donosti, no se puede decir según qué sin haber dado clase, es ofensivo

Que sí,Diego,tienes mucha razón.
Me ha costado trabajo, pero al final me has convencido con tu experiencia y tus argumentos.
Gracias por traerme la luz pedagógica a las tinieblas antipedagógicas.

"La educación no se ve igual desde la trinchera que desde la atalaya"

http://www.aso-apia.org/pdf/prensa/diarjerez20070204.pdf

Me desilusiono. Quizá sea el formato mismo, el del foro, el medio, el que impide un verdadero debate pero hay por parte de los secuaces de Ricardo Moreno Castillo un abuso de “argumentos ad hominem”. De toas maneras voy a por otra intervención. Recuerdo: 18 años de profesión, 4 en EGB y 14 en la ESO. Maestro y profesor de secundaria.

“La verdad es la verdad, dígala Agamenón o su porquero”. Creo que Donosti, aunque no tenga pureza de sangre (la tiza que marca e imprime carácter) dice verdades como puños. Aún hoy veo y me cuentan de algunos colegios donde se “manda copiar cien veces” (ya lo decía Serrat en 1984, en el disco En tránsito) y no habrá LOGSE ni LOCE ni LOE ni ALOE VERA que llegue hasta aquellos rincones del sistema educativo donde “no entra nadie, nunca”. La reforma pedagógica no llegó a producirse. NO sabemos si por suerte o por desgracia pero los profesores hemos repetido esquemas heredados. Supongo que Ricardo dará gracias a que no haya llegado la reforma en ese nivel pero o criticamos a la LOGSE por lo que propugnaba o por lo que realmente llevó a cabo. No, nunca por las dos cosas.

De toda esa jerga pedagógica, tan manoseada por las administraciones, (PEC, PCC, PGA…), de tanta declaración de buenas intenciones: contexto sociocultural donde se ubica el centro, extracción socioeconómica de los padres del alumnado, conceptos, procedimientos y actitudes… Ubi sunt. Qué fue de todo ello si manejábamos los mismos libros de texto, en Soria y en Calatayud, en Madrid y en Chinchón. Que fue de las ACIS (adaptaciones curriculares significativas) que se hacían para Pepito, Juanito y Pelusilla, ¡si eran iguales aquí que allí, para mí que para ti!.

Las cita que aporté de Lázaro (1973) era para intentar demostrar que los cambios educativos siempre han llevado aparejadas una serie de criticas en lo que se refiere a la formación que se da a los alumnos, a los niveles. La misma Ley del 70 suscitó muchas críticas porque bajaba los niveles y seguramente lo hizo. La prolongación de la enseñanza obligatoria era una obligación del estado democrático. Eso de dejar a los que “no quieren estudiar” , a los 12 años, que aprendan un oficio es una barbaridad y no se hace en ningún país desarrollado del mundo. Hay que adaptarse a la diversidad del alumnado y lo demás son pamplinas.

Claro que hay que adaptarse a la diversidad. Te estamos diciendo cómo, y tú insistes, en que sea a los 12 años. No tiene porqué ser a los 12, puede ser a los 13, incluso para algunos a los 14, claro que también te estamos diciendo, que lo que es una barbaridad, es que el alumno aprenda, que haga lo que haga, da igual, va a promocionar de curso...
De ahí, que te pido, reconsideres la posibilidad de repetir, al menos un año en cada ciclo de primaria, y tendrás a alumnos, casi montados en los 15 años, al iniciar la secundaría.
Por otra parte, preguntas, qué fué de las ACIS,(Aprueba Con Ignorancia Señorito), eso es lo que aprende el alumno...¿para qué va a esforzarse...?

Compruebo que sois un equipo. Usas el plural.

Puede promocionar haga lo que haga, de acuerdo, pero no aprueba. Los alumnos (la mayoría de los alumnos que yo he tenido) no piensan en promocionar. Lo que quieren es aprobar. Y si no estudian no aprueban. Por eso estudian la mayoría, no por promocionar.

Reconsidera tú la posibilidad de mantener escolarizados en colegios de primaria a chicos de 14 y 15 años, con tres repeticiones a sus espaldas y sin haber aprobado. Ay, que tú no quieres verlos, que te da igual que existan.

Te vas a los extremos.Te aseguro, que no hay problema alguno, en mantener alumnos de 12, 13 y hasta 14 años, en primaria, aprendiendo, mínimos instrumentales, ya sabes, lengua y matemáticas.
Ah, por cierto, llevo viéndolos casi 30 años, y por supuesto no me da igual, te remito a anteriores escritos. A tí, sí parece que te de lo mismo, cuando sabes, que esa promoción semiautomática, propicia su exclusión, por las vias del absentismo, expulsiones varias...

Te vas a los extremos.Te aseguro, que no hay problema alguno, en mantener alumnos de 12, 13 y hasta 14 años, en primaria, aprendiendo, mínimos instrumentales, ya sabes, lengua y matemáticas.
Ah, por cierto, llevo viéndolos casi 30 años, y por supuesto no me da igual, te remito a anteriores escritos. A tí, sí parece que te de lo mismo, cuando sabes, que esa promoción semiautomática, propicia su exclusión, por las vias del absentismo, expulsiones varias...

Te vas a los extremos.Te aseguro, que no hay problema alguno, en mantener alumnos de 12, 13 y hasta 14 años, en primaria, aprendiendo, mínimos instrumentales, ya sabes, lengua y matemáticas.
Ah, por cierto, llevo viéndolos casi 30 años, y por supuesto no me da igual, te remito a anteriores escritos. A tí, sí parece que te de lo mismo, cuando sabes, que esa promoción semiautomática, propicia su exclusión, por las vias del absentismo, expulsiones varias...
Si he empleado el plural, es porque asumo parte de las soluciones que proponemos desde el foro. Pero si hay que rectificar, singularizo mi intervención. Gracias.

Te vas a los extremos.Te aseguro, que no hay problema alguno, en mantener alumnos de 12, 13 y hasta 14 años, en primaria, aprendiendo, mínimos instrumentales, ya sabes, lengua y matemáticas.
Ah, por cierto, llevo viéndolos casi 30 años, y por supuesto no me da igual, te remito a anteriores escritos. A tí, sí parece que te de lo mismo, cuando sabes, que esa promoción semiautomática, propicia su exclusión, por las vias del absentismo, expulsiones varias...
Si he empleado el plural, es porque asumo parte de las soluciones que proponemos desde el foro. Pero si hay que rectificar, singularizo mi intervención. Gracias.

Te vas a los extremos.Te aseguro, que no hay problema alguno, en mantener alumnos de 12, 13 y hasta 14 años, en primaria, aprendiendo, mínimos instrumentales, ya sabes, lengua y matemáticas.
Ah, por cierto, llevo viéndolos casi 30 años, y por supuesto no me da igual, te remito a anteriores escritos. A tí, sí parece que te de lo mismo, cuando sabes, que esa promoción semiautomática, propicia su exclusión, por las vias del absentismo, expulsiones varias...
Si he empleado el plural, es porque asumo parte de las soluciones que proponemos desde el foro. Pero si hay que rectificar, singularizo mi intervención. Gracias.

"BREVÍSIMA MEMORIA DE UN DESASTRE"

http://www.aso-apia.org/asamblea/viewtopic.php?t=506

Lo que permite,en la práctica(no en teoría,eso no), la actual LOGSE-LOE es otra gran barbaridad: es que montones de alumnos de 14 y 15 años(principalmente de clases trabajadoras) abandonen el sistema educativo(a pesar de lo que digan políticos,pedagocos y leyes)sin conocimientos mínimos básicos,sin conocer un oficio y sin nigún título.
Serán un encanto como mano de obra barata ,no cualificada.

a.

No se en qué te basas para decir que a mí parece que sí me da lo mismo. Ya dije en una intervención anterior lo que hacíamos en nuestro centro con algunos de estos alumnos. Te lo repito: “en nuestro centro hemos adaptado el currículo (con perdón) para que estos alumnos desmotivados reciban en un grupo pequeño la atención que precisan. Salen de su grupo de referencia 18 horas y el resto (plástica, música, EF, tecnología,…) van con sus compañeros”. Te voy a parafrasear, te aseguro que no hay problema alguno en mantener alumnos de 13, 14 y hasta 15 años, en secundaria, aprendiendo mínimos instrumentales, ya sabes, lengua y matemáticas.

Del resto niego la mayor. La promoción “semiautomática” es menos mala que la repetición “ad infinitud”. ¿Dejarías en 2º de primaria a un alumno hasta los 13 años si “se niega a aprender” pongamos, por ejemplo, las tablas de multiplicar?. ¿Cómo padre, te gustaría que tu hijo de 7 años fuera compañero de clase de un niño tan mayor? ¿Cómo profesor, te gustaría tener en clase a un niño que ha repetido cuatro veces el mismo curso porque “se niega a aprender?. Dirás que me voy a los extremos, pero ese es el otro extremo: o se promociona tras una repetición (o dos, o tres, o…) o se promociona cuando se alcancen unos conocimientos. Yo no tengo dudas: es mejor lo que tu llamas la repetición semiautomática. Tampoco es la panacea. No quiero defender a la LOGSE por esto, soy bastante crítico con la ley pero no tengo dudas de que está mejor pensada que las barbaridades que propones, proponéis, proponen algunos.
Si quieres saber mi opinión al respecto me gustaría un sistema educativo que no “castigara” los alumnos con la repetición. En los países nórdicos no existe tal cosa y el sistema funciona. El mayor problema de nuestro sistema son los repetidores y qué hacer con ellos. No quiero desviar el debate por aquí porque nuestra mentalidad es muy distinta pero creo que no estaría mal si llegáramos a eso.

javiyubal :
¿De dónde sacáis la plantilla suficiente para atender a esos grupos, 18 horas semanales?
¿Cómo lo organizáis en la práctica concreta?
Sería interesante que nos lo expliques,para ver la viabilidad de probarlo en otros centros.
Nuestra Delegación nos da autonomía para organizarnos,pero siempre que sea sin profes extras,nada de aumentos de plantilla.

Sólo hay un grupo de "currículo adaptado". Lo forman no más de 10 alumnos. Las 18 horas s reparten en dos ámbitos de 7 horas y 4 horas en un taller con un profesor técnico de FP que imparte también garantía social. Los dos profesores que imparten docencia a este grupo son definitivos en el centro y voluntarios. No se lo encasquetamos al último que llega, es cndición sine qua non.Las horas se negocian dentro del cupo. Puede que el centro asuma las 18 horas pero el resto de grupos de 1º y 2º de ESO uncionan mejor.

Pero lo más importante de todo, estos chicos realmente trabajan, no están todo el día perdiendo el tiempo. Creo que funciona. Mejora la disciplina en el resto del centro y evita el absentismo y las expulsiones de este elumnado.

Gracias por el interés.

Javiyubal :
Algunas preguntas más:

-¿Mezcláis los alumnos de todos los grupos de 1º y 2º?¿Cómo coinciden luego todos en las materias comunes con sus grupos?Es un poco complicado a nivel de horarios.
-¿Qué criterios tenéis para seleccionar a esos 10 alumnos?¿Notas y comportamiento?
-¿Supone eso incremento en horas lectivas semanales del resto de la plantilla del centro? ¿Cuántas?¿Y si alguien no quiere más horas que las legales?
-¿os pone alguna pega la inspección o la Delegación a dicho grupo?
-¿hay que hacer algún proyecto o sólo aprobarlo en Claustro y C Escolar?

Noticia: monitor y profesor pederastas grabando violencia sobre niños. Si todos los casos que similares se airean llegaremos a la conclusión que existe un problema de abusos sexuales en las escuelas. Pero airear estos casos no interesa.

Javiyubal:
En contestación del 27/1/07, en esta misma página, hablo de los tímidos intentos de la administración, por atender a la diversidad, y me refiero brevemente a la compensatoria, que tu describes, y que en tu centro llega a un total de 10 alumnos. !Menuda cifra!. Para tu información, en mi centro, hay dos grupos de compensatoria, y doblan en nº al tuyo. Pero dar un tratamiento diferencial a 20 alumnos, no resuelve el problema de atender a la diversidad. Te repito que antes con las "aulas ocupacionales", se atendía muchísimo mejor, al alumnado menos academicista, que actualmente con la compensatoria. Cuando preguntamos a los profesores de música, tecnologia, plástica, E. física, qué tal, cuando el grupo de compensatoria, se integra al grupo ordinario, su respuesta, no suele ser nada alentadora...
Por otra parte, tú mismo te contestas. Verás, no me imagino un alumno de 14 años en 2º de primaria, y mucho menos porque no sepa las tablas de multiplicar. La repetición en sí no es un castigo. Ha de evitarse, prevenir que ocurra, pero llegado el caso, ha de asumirse, sin limitación legal alguna. Forma parte de cualquier proceso de aprendizaje...
Ya ves, no estamos de acuerdo. Insisto en pedirte que releas, algunas de las propuestas bienintencionadas de mejora que se hacen en este blog, que desde luego en su mayoría distan mucho de ser barbaridades...

Para RM:

Sí mezclamos los alumnos de 1º y 2º. Eso complica los horarios, evidentemente. Pero es como los grupos de diver.

Los criterios que seguimos para la selección de los alumnos es el riesgo de abandono y un gran desfase curricular asociado a problemas de disciplina.

Puede que suponga que algunos profesores (depende del cupo y de los picos) se pasan de horas (a 19). Nade llega a las 21, máximo legal.

Está aprobado por el Claustro y el Consejo Escolar, la administración pone pegas a cómo llamaro pero lo sabe.

Trabajamos 18 horas más (somos 58 profes) pero trabajamos mejor.

Un saludo

Tres de cada cuatro profesores son insultados por los estudiantes.

Estos datos están contenidos en el informe de 2006 del Defensor del
Pueblo sobre Violencia Escolar, facilitados a la prensa .

a.
Me gustaría conocer tu opinión sobre la compensatoria de que hablas tú y javiyubal.
Los pros y contras que le ves o que tiene en tu centro.
Parece que más que compensatoria es diversificación aplicada en 1º y 2º.
Con la LOE se pone en 3º.
javiyubal:
Si tú la valoras como positiva¿por qué crees que la administración no la autoriza en la LOE hasta 3º ESO?

Bravo! Enhorabuena. Esto es lo mejor que he leído en mucho tiempo. Felicito al autor de este artículo por su claridad, brillantez y por la verdad tan contundente con la que desmonta las falacias del sistema educativo actual. Muchas gracias por deleitarnos con su escrito Sñr. Don Ricardo

Para Discípulo:
Gracias

Qusiera haceros una reflexión-propuesta para ver vuestra opinión.

Después de muchas discusiones en este,y otros foros,y simplificando,hay como dos grupos o posturas:

-Los Logsianos(ahora Loesianos)que nos vendieron y nos siguen vendiendo,desde el BOE,administración,expertos,desertores de la tiza... y algunos en este foro,filosofía y utopía progresista en estado puro.
Que todo está muy bien y que la culpa de todo la tiene el maligno y carca profesorado .

-Los que denunciamos el caos en el que está inmerso el sistema educativo y proponemos grandes cambios.
Pero que nadie nos hace caso,principalmente los poderes capaces de enmendar este galimatías.

Hay que seguir viviendo(sobreviviendo,mejor dicho) día tras día en la aulas ,con la cruda realidad .
Quizás deberíamos abrir una serie de intervenciones que ni vayan en la línea de seguir como estamos,de los logsianos,ni del cambio radical, que parece no vendrá ni veremos en muchos años.
A lo mejor deberíamos hacer propuestas realistas y concretas para mejorar,cambiar aunque sea poco, o sobrevivir, partiendo de nuestra práctica y experiencia,que nos sirvan de unos para los otros.
Que estéis realizando o se puedan realizar en parte.
¿qué os parece a los que estáis a pie de aula?.
Hay una novela en TVE que se llama
"Amar en tiempos revueltos".
Yo lo llamaría:
Educar en tiempos revueltos.
¿Qué pensáis?

La Voz de Cádiz.

Las impresiones no siempre engañan. La enseñanza española ha entrado desde hace una década en una espiral negativa que está convirtiendo a los centros escolares, antiguos templos del saber, en lugares desagradables, poco amistosos e, incluso, peligrosos. El último informe, ya avanzado ayer por este periódico, del Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, y Unicef sobre la educación en España señala leves mejoras dentro de una situación fácilmente calificable de crítica.

El exhaustivo estudio (elaborado tras consultar a 3.000 alumnos y 300 jefes de estudios), que sólo puede compararse con el elaborado en 1999 por su extensión tanto en el número de aspectos analizados como en la cifra de personas encuestadas, muestra por ejemplo que un 3,9% de los alumnos de educación Secundaria ha sufrido agresiones físicas directas frente al 4,8% del anterior estudio. Además, un 6,4% del alumnado recibe amenazas habitualmente.

Pero no sólo muchos estudiantes tienen miedo de acudir a clase. También una buena porción del profesorado tienen motivos suficientes para sentirse incómodos en las aulas. Así, hasta en un 40% de los centros escolares españoles de Secundaria hay intimidaciones con amenazas a profesores por parte del alumnado y tres de cada cuatro docentes son víctimas de insultos de los alumnos. En un 14% de los centros hay profesores agredidos por los alumnos, en un 53% hay estudiantes que destrozan los enseres de algún profesor y en un 35% hay alumnos que roban a los profesores. A la hora de señalar las ayudas que reciben las víctimas de violencia escolar, un 13% asegura que nadie les ayuda.

Con estos antecedentes, no es de extrañar que el 23,6% de los estudiantes asegure «sentir miedo de ir al centro escolar». A pesar de los datos, Múgica aseguró que la situación en los centros educativos «ha mejorado en términos generales, sobre todo en las agresiones más frecuentes y menos graves, aunque la tendencia no debe llevarnos a un optimismo engañoso».

Pues es muy simple: no es ni seguir con el sistema que tenemos ni tampoco hacer grandes cambios. Lo que en mi modesta opinión tendríamos que hacer es volver al sistema que teníamos antes de todas las reformas que nos han metido. El único y gran problema es que, para hacer esto, es necesario que aquellos que idearon el sistema educativo de ahora y los políticos que lo implantaron en su época reconozcan el craso error.

Aparte de esto, otro factor importante es el de que los padres eduquen de una vez a sus hijos porque, no lo olvidemos, ellos y no el estado son los principales responsables de ello. Por último, creo que los medios de comunicación deberían promover valores educativos en vez de mostrar tanta violencia y telebasura

Discípulo:
Los que idearon la reforma no reconocen ningún error.
Nos culpabilizan a todos,y a los profesores principalmente.Así que no van a volver a lo de antes.
Lo de que los padres eduquen a los hijos es un deseo que todos compartimos,pero no depende del profesorado.
Lo de los medios mucho menos depende de nosotros.
Lo que yo planteo es que mientras sucede lo que tú pides,que veo difícil suceda,¿qué podemos hacer?(además de aguantar)

rm: mejor compensatoria, que nada, por dos razones: disminución de ratio, en subgrupo de compensatoria, y en el grupo en que se "integran" los de comp. en las materias que se separan, y que las orientadoras se han implicado tutorizando y dando clases, a estos alumnos, además de haberse currado el proyecto, que no contaba con el respaldo de más de un tercio del claustro, además de los condicionantes de la administración...
Inconvenientes: Sigue habiendo demasiados profesores incidiendo sobre el grupo de comp., en aras a una "integración", mal entendida...
Cuando empiecen los programas de cualificación profesional, que contempla la Loe, a partir de los 15 años, que sustituirán a los PGS, pues habrá que pedirlos, aún a sabiendas, que no resuelven ni de lejos, el problema de la atención a la diversidad.
Mucho me temo que tendremos que seguir aguantando, por lo que tendremos que desarrollar la paciencia. Esta misma mañana en la radio, escuchaba a la ministra, decir que han formado a 60 formadores de formadores, para que nos formen a los docentes, en estrategias de resolución de conflictos, mediación,...
Creo que cada centro, en base a su realidad, tendrá que ir buscando soluciones que pueden pasar, por pedir monitores de talleres a los ayuntamientos, para esos alumnos que no tragan con lo que se les ofrece, optimizar equitativamente todos los recursos humanos, disminuir significativamente el nº de profesores, a los grupos de alumnos, que se sabe no van a seguir estudiando, permitir a los grupos que quieren estudiar, las condiciones mínimas, en fin adaptar los PCC a todos los alumnos del centro en la Eso, partiendo de la realidad de los mismos..., y siendo conscientes, de que en este momento las condiciones en que trabajamos, se parecen más a una guarderia, no dejarse vencer por una adm. que sigue ignorando el capital humano de los docentes, y que es poco autocrítica con sus muchos puntos ciegos...

Yo creo que la LOE atenúa uno de los grandes conflictos (inevitables, no me saltéis a la yugular) que provocó la escolarización obligatria hasta los 16.
Yo fui uno de los que apoyó qe se anticiparan los programas de garantía social y la diversificación a los 15 años. Esto se ha conseguido. Creo que es un avance porque se puede escolarizar a los alumnos qe no van a titular en uno de estos programas antes de tener la edad de trabajar.

Opino que en ese sentido hemos mejorado algo.

UNA MODESTA PROPOSICIÓN:

Propongamos a discípulo como nuevo MInistro PLenipotenciario de Educación. Ha dado en el clavo:

"Pues es muy simple: no es ni seguir con el sistema que tenemos ni tampoco hacer grandes cambios. Lo que en mi modesta opinión tendríamos que hacer es volver al sistema que teníamos antes de todas las reformas que nos han metido."

Se ha olvidado decir hasta dónde hay que volver trivium y quadrivium? Ley Moyano?. Bueno eso es lo de menos. Lo importante es que hay qe volver a un punto anterior a "todas las reformas que nos han metido".

¡¡¡Que inventen ellos!!!

¡Hola! Soy nuevo, y a pesar del seudónimo (nunca se sabe si hay algún inspector "al loro"), siento no tener la acidez dialéctica del personaje televisivo, pero me he empapado de todo lo dicho en este foro antes de responder nada. Ante las opiniones expresadas, creo que mis dudas de novato son razonables:
1. Pienso que el informe del Defensor del Pueblo es bastante clarificador ¿Por qué algunos siguen negando la evidencia?
2. La LOGSE teórica era muy esperanzadora, pero la práctica ha dado resultados catastróficos ¿toda la culpa es de los profesores que día a día nos encontramos con: falta de medios materiales (apoyos con aumento de horario, no de plantilla, o nada), falta de aulas adecuadas (en un centro arquitectónicamente diseñado para ocho o diez unidades ¿cómo se pueden habilitar espacios para dos, tres, cuatro o cinco aulas más para "adaptar el currículo a grupos reducidos"?), ratios excesivas para una adecuada "atención a la diversidad" (mínimo 67 alumnos para tener tres grupos y que no recorten la plantilla)?
3. ¿Hay que "educar" (y uso el término en un significado diferente al de "enseñar") a los adolescentes que no educan sus familias? ¿Cómo se hace eso?
CONCLUSIÓN: La LOGSE fue un bonito manifiesto de cómo debe ser la docencia, pero su puesta en práctica (aparte la falta de medios económicos) ha adolecido de los comportamientos sectarios de los que no han estado "al pie del cañón", además de cierto sector del profesorado (y subrayo lo de "cierto" para que no se incluya a la totalidad, sino sólo a unos cuantos, al menos esa es mi experiencia).
Ante su reedición bajo las siglas LOE no tengo otra opción que manifiestar mi rotunda oposición a que se siga haciendo lo mismo y con el mismo presupuesto (¿alguien sabe de la ley de acompañamiento que debe fijar el presupuesto mínimo para su puesta en práctica?), puesto que, a la vista de los resultados de la "versión original" parece que los "reperesentates del pueblo" pretenden que se haga más de lo mismo, independientemente de los informes de la UNICEF, la OCDE (informe PISA).
¿Por qué tanta publicidad a "lo bien" que lo hacen algunos políticos en, por ejemplo, el proceso de Paz en el País Vasco, y tan poca a lo bien que lo hacen algunos profesionales de la docencia en sus centros? Ya no vale el "viejo" adagio de "Time is money". Ahora lo importante es "Image is money". Y así nos va.

javiyubal:
¿Por qué algunos profesores venimos pidiendo durante todos estos años que se rebajara la edad de los programas profesionales y nos han tachado de segregadores,elitistas,
carcas,antiguos...y ahora se hace desde arriba por parte de la administración y los mismos acusadores lo ven bien?
Parece que las medidas se valoran en función de quién las hace,no de su contenido.

¿qué pasa con la cantidad de alumnos que en estos 16 años de LOGSE han abandonado con 15 años por no tener dichos programas?.Acaso no ha sido la culpa de una administración terca que al final ha cedido sólo un poco ante la evidencia de los hechos?.
El inmovilismo de los de arriba es enorme.Han tardado 16 años en reconocer(sólo en parte)un error y rectificarlo tibiamente.

¡Toma del frasco, Carrasco! Y como esa miles de cosas más que irán rectificando, pongamos, en los próximos cien años, habida buena cuenta de lo que hay que cambiar. Lo malo es que lo veremos.

Una corrección al último post. La frase final debe decir "lo malo es que NO lo veremos"

RM
La compensatoria, diver y demás tienen inconvenientes y ventajas a mi modo de ver. Ventajas: poder trabajar con pocos alumnos, partir de su nivel real, más libertad de currículum. Inconvenientes: es una solución a posteriori con dificil retorno, nivel de expectativas más bajo, decisión sobre quién los cursa siempre discutible

Tendría que haber clases extras, que no supusieran apartar al alumno de su grupo de referencia

RM

Estoy de acuerdo contigo. Por eso no me gustan las simplificaciones. Yo no me casé con la LOGSE. Creo que tiene virtudes y defectos. También creo que su muy deficiente aplicación ha sido la causante de su fracaso.

Laura tienes mucha razón en lo que dices. Fernández Enguita hace la siguiente pregunta: ¿Por qué para sacarse el carné de conducir cada uno da las clases que necesita y en la enseñanza obligatoria todo tienen que aprender en el mismo tiempo?.

Creo que, efectvamente, el tiempo es la clave. Ánimo Laura, no desesperes en este foro que dices cosas muy sensatas (al menos yo opino así).

Laura:
Yo veo mejor lo de la diversificación,la compensatoria y los programas de cualificación profesional a los 15, que lo que tenemos ahora,a pesar de los peros que apuntas.
Lo de las clases extras:
Si los alumnos dan 30 hrs semanales,6 por día,habría que meterlos por las tardes.
Algunos suelen odiar el IES y le meteríamos más IES.
Algunos de mis alumnos que suspenden muchas asignaturas tienen clases particulares en las tardes y a pesar de ello muchos no quieren estudiar por las mañanas o sólos.
Lo que no hace el profe particular ,no la hace él sólo,
Lo del tiempo para aprender:
Algunos alumnos da igual que empleen más tiempo,pues su problema es el rechazo al IES.De ahí la inutilidad de muchas repeticiones para los objetores.
La promoción automática que hay en Primaria va en contra de lo de Enguita.
Si un niño necesita tres cursos para aprender la lectoescrtitura,por qué por ley sólo está dos y pasa a 3º de primaria.

Laura:"Tendría que haber clases extras, que no supusieran apartar al alumno de su grupo de referencia"
Supongo que te refieres más a los alumnos de primaria, que es cuando los alumnos son más moldeables.
La ministra de educación, va a aumentar la plantilla de profesores de Pedag. Terap. y apoyos en los centros. Si como me temo, estos profesores siguen sacando alumnos de las clases ordinarias, "desintegrando", aún más a los citados alumnos, de su grupo ordinario, y sin ninguna implicación tutorial real, como hasta la fecha..., pues mejor nos quedamos como estamos, salvo que los ponga a trabajar solo por las tardes, con implicación tutorial, ayudando a los alumnos más necesitados..., de tal manera que si éstos no aprovechan las ayudas no van a poder seguir el ritmo de aprendizaje de la clase, y van a tener que repetir.
Claro, que esto obligaría a los legisladores educativos, a definir con claridad, sin ambiguedades, los mínimos cognítivos por ciclo, y a hacer en vez de unas pruebas de diagnóstico, unas pruebas de evaluación por ciclos, que superadas estas fuesen garantía para siguiente ciclo.
Un par de sugerencias a los asesores de la ministra:
1.Si quereis reforzar la figura del tutor, dejarse de chorradas, de tutorias colegiadas..
Reformar la carrera de Magisterio, 4 años, con formación en Idioma, E.física, psicopedagogía..., y acabad con la moda de los especialistas al menos en primaria.
2. Bajen las ratios, por favor, propicien la continuidad de los tutores, y dejar de marear a los alumnos de la eso, con tantos profesores...

Javi, me algre leer a alguien que no me tacha sólo de ingenua...

RM: sé que muchos están hartos de IES, pero de ese tipo concreto de IES, las clases extra pueden verlas de otra manera porque cambia la relación y la dinámica (es como si fuera otro centro, por mucho que tengan asociaciones con el espacio) Además, si mejoran las notas con esa ayuda y los profesores les ven de otra manera, mejorará la visión del centro

Setenta docentes vascos confiesan que la indisciplina de los alumnos les impide dar clases
08/02/2007
EL CORREO (Bilbao)

El teléfono del Defensor del Profesor del sindicato Anpe ha recibido 2.400 llamadas en un año de víctimas de insultos, acoso, amenazas y agresiones en centros escolares de España


El profesor llega con su materia preparada y entra en el aula con intención de impartir clase. Pide a los alumnos que se callen, que se sienten en sus sitios y guarden móviles y MP3. No lo consigue. «Es prácticamente imposible explicar dos ideas seguidas. Pido silencio cada dos frases. Los alumnos se vuelven a hablar con sus compañeros, no les interesa lo que digo. Me voy cargando, cada vez tengo más tensión, chillo de nuevo: ¿Silencio, por favor! Es imposible imponer disciplina alguna. El griterío es continuo, tengo que desgañitarme para poner un poco de orden. Allí, ante esos alumnos metidos en un barullo caótico, sin atenderme, ajenos a lo que deben hacer, me pregunto ¿Qué pinto yo aquí? Y así un día y otro y otro...No puedo más».

Es uno de los testimonios recogidos en el teléfono del Defensor del Profesor del sindicato Anpe. Representa la queja que se repite en el 70% de las llamadas de docentes vascos: la dificultad para dar clase por las interrupciones constantes y el ambiente de indisciplina en las aulas, señala el informe presentado ayer por la central. «Nos describen un escena similar en la que un puñado de alumnos que no quiere estudiar ni someterse a norma alguna lidera el aula y se dedica a molestar, ante la pasividad de sus compañeros y los esfuerzos del docente por mantener el orden», detallaron ayer en Vitoria los portavoces de este servicio. «Están en clase con gorra, ponen los pies encima de la mesa, bostezan con descaro, eructan con estrépito. Utilizan el móvil y otros aparatos cuando les da la gana. Hay continuas faltas de respeto, y si les llamas la atención lo ven como un desafío y responden con desacato», recoge otro testimonio.

El teléfono del Defensor del Profesor funciona desde hace poco más de un año en Madrid y abrió una oficina en Vitoria el pasado noviembre para atender al colectivo del País Vasco. El servicio ha recogido más 2.400 llamadas de profesores españoles, 72 de docentes de Euskadi, tanto de la escuela pública como de la concertada. «La mayoría muestra la desesperación de una persona que no puede ejercer su trabajo y, en muchos casos, se ve obligado a pedir la baja. No son pocos, son 72 víctimas de actos de indisciplina, insultos y amenazas, acciones que observa toda una clase», subrayó Carmen Guaita, portavoz del sindicato.

«Ten cuidado en la calle»

El 20% de los profesores que pidieron ayuda desde Euskadi habían recibido amenazas verbales y un 10% sufrieron enfrentamientos graves con alumnos y padres, que acabaron en agresiones físicas. «Llamó un profesor del País Vasco que era acosado. Explicó que había llamado la atención a un chico en clase. El adolescente le amenazó. Le dijo: 'Ten cuidado, mira para atrás cuando vayas por la calle'. De hecho, el docente se encontraba con el grupo de acosadores en la calle y le insultaban. Llegó a tener manía persecutoria y una fuerte depresión. Sufría erupciones cutáneas por la tensión. Me dijo que iba a dejar la profesión», relató una de las psicólogas del servicio. La portavoz del sindicato recordaba también ayer en Vitoria una de las humillaciones que confesaba un docente: «Le ponían polvos 'pica-pica' en la silla y grababan su reacción con un móvil para enseñarla».

Los responsables de Anpe destacaron que los docentes vascos están especialmente preocupados por la confidencialidad de sus testimonios. «Tienen vergüenza de admitir las faltas de respeto que sufren, que no controlan el aula», comentó.
Critican la escasa colaboración de las familias con los centros. «Los padres se han cambiado de bando. Ejercen de protectores de esos pequeños emperadores que tenemos en casa. El niño va con un carro de suspensos y el padre le compra la 'play', le dice que es injusto y se va al colegio a chillar a los profesores», comentaron.

¿Por qué será que el dato no me extraña en absoluto? Pero siento deciros que se veía venir. Yo al menos en los '80 ya veía indicios alarmantes, y en los '90 ya ni os cuento.

Cambiando de tercio:
En los últimos tiempos estoy encontrando mucha información sobre familias que están tan hartas de la escuela que no la usan en absoluto. Es decir, siempre ha habido gente que no escolarizase a sus hijos (en mi barrio hay unos cuantos), pero en los últimos años empieza a ser algo consciente y deliberado. Y no porque sean precisamente hippies. Lo mejor del asunto es que en los USA, donde esto tiene más predicamento, se empiezan a dar de tortas las universidades por estos chavales autodidactas.

Creo que de aquí a unos años, la salida profesional por excelencia de los maestros va a ser la de "tutores privados", o instructores, como se diga. Es decir, maestros en el sentido clásico del término, con sus pupilos ultra-motivados bebiéndose cada palabra. Sin colegios, horarios, pedagogos, inspectores ni sindicatos. Y si no, al tiempo.

Lo curioso es que uno de los argumentos que usan esas asociaciones americanas de padres es el hastío de involucrarse en las APAs y consejos escoleras, y quemarse trabajando para intentar cambiar las cosas desde dentro. Como sabeis, la escuela pública allí está aún peor que por nuestros pagos. De modo que muchos de ellos se hartaron y se salieron del sistema. Y no puedo decir que me extrañe, ni que lo desapruebe.

En España esto está en pañales, pero irá a más. Y terminarán llevándose a los mejores alumnos, ya vereis. Recordad lo que os dije sobre prestar toda la atención al mal alumno y dejar al bueno a pan y agua. Nos esperan sorpresas en las próximas décadas...

Aunque nos parezca una novedad, ese sistema ya está inventado. Es el que los antiguos griegos y romanos que podían permitírselo elegían para sus hijos. Es el método que utilizaban los antiguos "rhétores" grecorromanos, desde Thales de Mileto hasta finales del Imperio Romano en que las jerarquías eclesiásticas comenzaron a organizar las escuelas parroquiales de catequesis. Aunque utilicemos el mismo término para unos y para otros ¡qué diferencia entre el antiguo "paidagogus" y el actual pedagogo!

Yo os escribo desde Andalucía.
Uno de los problemas que hay con los alumnos de 1º y 2º de ESO es el cambio tan brusco de 6º a 1º ESO.
Con la LOE nos dijeron que tendrían en la ESO sólo una asignatura más que en 6º.
Nuestra Consejería(PSOE) ha presentado el borrador de propuesta de Secundaria.
Los alumnos de 1º tendrán 10 asignaturas y los de 2º, 11.
Ahora tienen 28 módulos semanales.Se los suben a 30 hrs semanales,en jornada continuada de 6 hrs diarias..
Como se vé todo son facilidades para graduar el cambio.
Tendremos mucho más fracaso y más problemas disciplinarios.
Los "expertos"(de despacho) siguen por buen camino.
Los objetores van a estar más contentos cuando salgan todos los días tras 6 hrs de clase.

"En España esto está aún en pañales" (Pascual).
Lo siento, pero en España esto ya controla esfínteres.
Y hasta aquí puedo leer.
(El Gran Hermano nos vigila).

RM: Tendremos más fracaso y más problemas disciplinarios, si nos limitamos a obedecer...
En el año 78, con motivo del "miércoles de ceniza", el director nos dijo, que como era costumbre, había que llevar a los alumnos, a la iglesia, para que les echaran ceniza...
Era un colegio público de más de 30 profesores, que tenía anexo una escuela de 5 unidades situada en una zona marginal, donde yo trabajaba. Fuí el único que no llevó a sus alumnos. Al año siguiente, desapareció la costumbre.
Desde fuera, no van a venir a resolvernos los problemas. O contamos con la implicación de los alumnos, y el respaldo de los padres, o seguimos sin consensuar, dando mismo menú para todos, cooperando en la exclusión, que parece es lo que pretende la admon.
Claro a "ellos, no los van a esperar en la calle..."

RM:
Acabo de leer tu ponencia que encabeza esta sección. Estoy plenamente de acuerdo. Además defiendes razonadamente varias ideas originales, o como mínimo fundamentales, que podrán contribuir a una nueva filosofía de la educación que ha de salir en los próximos años:

Una:'La competitividad es una conquista de las sociedades democráticas'

Dos: La protección legal del Derecho a la Educación como base fundamental para una enseñanza de calidad con amplios contenidos.

Tres: El vínculo entre devaluación de los contenidos y el empeoramiento del comportamiento.

Cuatro: El diálogo no puede, en última instancia, sustituir a la imposición en la educación. Hay cosas que los niños tienen que hacer 'por huebos', les guste o no.

Estoy preparando un libro en el que defiendo un enfoque profundamente nuevo para la Educación. Está claro que el sistema actual está en bancarrota y nadie tiene un plan global aceptable. Por un lado están los partidarios de la calidad, el esfuerzo, la disciplina y un nivel alto de contenidos. Pero luego están los que rechazan la exclusión temprana de una parte del alumnado, normalmente identificada con los sectores menos favorecidos de la población. Este sector está, además, fuertemente instalado en el poder y puede boicotear cualquier cambio que no le convenza.

Defenderé la necesidad de disciplina, calidad y un alto nivel de contenidos, pero empleando una forma de enseñar que permite que todos aprendan (que es lo que he estado propugnando y explicando en la sección "Carta a un profesor joven" desde 29 enero), de modo que resulte también aceptable a los que desean proteger a ultranza los intereses de los desfavorecidos. Tiene, además, que ser financieramente viable, no costando mucho más que el sistema actual, y tiene que reservar un lugar digno e importante para cada miembro de la comunidad educativa actual.

Para mi, algunos de los rasgos principales serían:
-> Enseñanza de todos los contenidos esenciales en el centro educativo:- 25 horas a la semana de aprendizaje obligatorio es suficiente. Los adultos no tenemos obligación de llevar trabajo a casa, ¿por qué habrían de hacerlo los pequeños? Y es la única manera de garantizar los aprendizajes fundamentales.
-> Enseñanza oral interactivo con 'flashcards' y técnicas similares que consigan la participación de todos los alumnos de la clase en todo momento (por los mismos motivos de poder controlar y garantizar el éxito), con trabajo individual escrito una vez que el aprendizaje principal se hubiera completado de manera oral interactivo.
-> Verificación previa, bajo condiciones reales, de todo método que se vaya a utilizar, y lograr la aceptación de profesorado, alumnos y padres antes de su introducción. Esta propuesta también tendría que pasar por dicha verificación. En general los métodos educativos vigentes no se han sometido a este tipo de controles, con las consabidas consecuencias.
-> Deberes y estudio personal solamente para los que quieran 'sacar nota'.
-> Una estructura graduada de incentivos y disciplinaria, la cual, si los 'métodos dialogados' fallasen, obligue a todo niño a participar, con lo que aprendería los contenidos mínimos y a aprobaría aunque no quisiera, igual que se le obligaría a comer si se negara a hacerlo. Es la única forma de garantizar que todos los jóvenes alcancen los 15-16 años habiendo maximizado sus posibilidades y con una amplia gama de opciones abiertas. Nadie se niega a comer y nadie se negará a aprender si ve que lo puede hacer con éxito.
-> Control democrático y constitucional de los contenidos, que impida que una estructura educativa tan eficaz sea utilizado por personas con pocos escrúpulos para indoctrinar a los alumnos según sus intereses sectarios.
-> Adaptar los contenido a lo que realmente es posible enseñar en un curso normal, que sería bastante más de lo que se consigue en la actualidad con el sistema de enseñanza de las 'tres EEE'. La posibilidad de garantizar el aprendizaje de todo tipo de datos permitiría ampliar mucho los contenidos factuales en numerosos campos.
-> Los alumnos, al admirar la pericia de sus profesores como buenos enseñantes, y gracias al ambiente distendido, admitirían mejor sus orientaciones sobre valores y otros aspectos educativos (más aprendizaje > mayor satisfacción > mejor actitud y comportamiento).
-> Definir la educación como la preparación de todo niño para que no se sienta en fuera de juego en ninguna situación normal que se le presente en la vida: en Nueva York, en una refinería, en un yacimiento arqueológico, en un cóctel, en un juicio, en una entrevista de trabajo, con su compañer@ sentimental……

Robert:

RM soy yo,pero no soy Ricardo Moreno,que cuando interviene pone su nombre completo.Soy otro forero distinto

a:
No sé cómo podemos no obedecer en los dos temas que yo apunto:
Si a los alumnos de 1º y 2º de ESO les siguen manteniendo 10 y 11 asignaturas y 6 hrs diarias contínuas de clase,yo no puedo desobedecer eso,sino sufrirlo.
Suelo darles clase ahora algunos días de 13.30 a 14.30 y eso es insufrible.Cuando sean los 5 días semanales,vamos "apañaos".
Más indisciplina y más fracaso aún,que ahora.
Los de arriba llevan su rollo y les da igual lo que digamos los que damos clase.
Nos pagan,según ellos,para aguantar todo lo que diseñan los "expertos"(expertos en la deserción de la tiza)

RM:
Se cumple, pero no se obedece. Tú y yo sabemos, que para más de un 50 por ciento de alumnos, según zonas, es inviable, tenerlos con más de 10 profesores, 6 h./d.
Sin embargo, otros alumnos, no tendrán grandes inconvenientes.
Mi propuesta es clara. Hagamos grupos en 1º y 2º de eso, implicando a los alumnos en su elección.(Véase enlace del 27/1, en esta misma pág.).
Realizados los 3 grupos, tendremos que llegar a unos acuerdos mínimos:
Para los que sí quieren estudiar, no habrá ningún problema, tantos profesores como materias. Es conveniente, que les den clase, los profesores que siempre tuvieron bachillerato.Es de justicia, pues ellos, no accedieron a una enseñanza obligatoria, sino selectiva.Pueden tener ratios, más altas, para compensar las ratios más bajas del 3º grupo,(antiescuela).
Al 2º grupo, formado por alumnos, que quieren sacar graduado, pero tienen pocas ganas de seguir estudiando, con 3 o 4 profesores, que se pongan de acuerdo, en repartirse las materias, incluso con adaptaciones significativas, flexibilidad de horarios, mínimos básicos vitales cognitivos y de valores...,sería más que suficiente.
Los profesores más cualificados, para este 2º grupo, serían los antiguos de Egb. O es que tú, que eres de Sociales, ¿no estás habilitado para dar lengua, dibujo, Música, E.física, refuerzo de lengua y matemáticas, tecnología...?
Si no hubiera suficientes "maestros", darían varias materias a este 2º grupo, resto del profesorado, que en su mayoría, o son de ciencias o letras, repartánse, las materias, y démos lo esencial de cada una, sin necesidad de ser especialistas, centrémosnos en las instrumentales, sabemos cómo vienen debido a la promoción semiautomática, entre otras razones...
Y con el 3º grupo,(antiescuela: excluidos, absentistas, objetores, expulsados en la primera semana., que tienen nivel de 1º y 2º ciclo de primaria, y que arman follón, porque no se enteran, con tantos profesores, materias..., tan alejados de su realidad, utilicemos los recursos humanos de que disponen los centros, a saber, orientadores que se impliquen tutorialmente con estos alumnos, con programas de enriquecimiento instrumental, alfabetización emocional, modificación de conductas, reestructuración cognitiva...
Además cada centro dispone de profesores de Pedagogía terapeútica, que también deben implicarse con estos alumnos, no favoreciendo su desintegración, al sacarlos de su grupo de referencia, sino desde el grupo, al que pertenecen, y que ellos han elegido, con el conocimiento de los padres, darles los mínimos instrumentales.
Estos alumnos, tendrán un tutor, que estará todo su horario lectivo con ellos, preferentemente orientador o profe de Pedagogía Terapeútica, y un maestro de taller, que se adecuará a los intereses de los alumnos, de tal forma, que puedan existir, varios talleres, en cada Ies, (parecido a los PGS, teóricos PCI). Las ratios del 3º grupo < 15. Mientrás vienen los PCI, monitores de ayuntamiento,... y hacemos que se impliquen los Depart. orientación, ayuntamientos, admon.,creatividad: inventarse talleres para este alumnado(ajedrez, TIC, deportes varios, salidas y excursiones...), incluso hasta "negociar la expulsión", explicando porqué no se dan las condiciones mínimas, que supongan una alternativa al secuestro legal, que pretenden los legisladores...
R.M: antes no expulsábamos. Tengo muy claro, que cuantos menos profesores haya en un grupo de 1º y 2º de eso, menor conflictividad. Continuidad en tutorias, y a ser posible, equipos educativos. Llevamos casi 30 años, en este tramo de edad. Las soluciones de quienes no conocen esto, me hacen sonreir...
Los alumnos del 1º grupo, estarán 30 horas. Sabemos, que con la oferta de plato único, para todos, bastantes alumnos del 2º y 3º grupo,no
permanecen ahora 28h, mucho menos 30h...
Con lo que está cayendo, que me dejen como estoy, cambiar para peor...!no por favor! Suerte que el paraguás de la experiencia, impide que me moje.
A seguir toreando, mientrás se pueda.
Recibe un afectuoso saludo. Gracias.

A:
"¡ten cuidao! El Gran Hermano te vigila" (en realidad es un inspector, pero así queda más "literario").
Bueno, fuera bromas. No quiero desilusionarte, pero en cuanto "un/a padre/madre/tutor(a) legal" (¿es políticamente correcto, no?) no esté de acuerdo con esos agrupamientos "por discriminatorios" y apelara a instancias "superiores" (que no mejores)¿qué haríais?
Ya lo sé, soy un poco "tocapelotas".

Ya he dicho antes que el origen de todos los males es la necesidad de estudiar para aprender. Mientras eso no cambie nunca se solucionará esto. Cualquier sistema que requiera mucha fuerza de voluntad fracasará si se desea bajar de un 25% de fracasos.

¡Vivan las flashcards!

Siento ser tan pesado.

a:
Tu propuesta no la veo mal.Parte del realismo y de la práctica del que da clases,no de teorías librescas.
Pero tienes obstáculos reales:
No la verán viable los de arriba.
Los logsianos, "progresistas" y "expertos" dirán que eso son itinerarios y discriminan a los desfavorecidos.
Muchos profesores ,especialmente de secundaria ,no quieren dar afines,son superespecialistas.
Los orientadores y profes de terapéutica,mientras no los obliguen por ley,no quieren saber nada de los problemáticos y objetores.
Lo de dar clase los orientadores ojalá lo vieran mis ojos.
En mi IES que es sólo de ESO no hay maestros de taller.
Hay que rebajar ratios,especialmente en el grupo 3º,lo que supone aumento de plantilla.

Si te he visto no me acuerdo
13/02/2007
EL MUNDO 12/02/2007

Breve colección de propuestas sociales que el PSOE hizo a la izquierda cuando era oposición y ha olvidado siendo Gobierno

RAFAEL J. ALVAREZ / PEDRO SIMON

MADRID. - Sobresaliente en lo social, la política del Gobierno arrastra algunas promesas incumplidas, portazos en las narices y silbidos de ésos de hacerse el despistado mirando para arriba.

Educación laica.

En buena parte de la izquierda escolar, el desarrollo de la Ley Orgánica de Educación ha supuesto un portazo a los históricos anhelos de laicismo en las aulas.

El programa electoral de los socialistas señalaba textualmente que el futuro Gobierno iba a «potenciar (...) una escuela pública y laica en los términos del artículo 27 de la Constitución».

Nada más lejos de fomentar lo prometido, el Ejecutivo ha tratado de evitar el choque frontal con la Iglesia en el asunto y ha optado por sacrificar el saber secular, olvidar los cantos de sirena franceses en la cuestión y mantener el lustre de los crucifijos... Palabra de la Ley de Educación: la Religión seguirá contando para pasar de curso en la Secundaria.

«Esto ha sido una cesión evidente a la jerarquía de la Iglesia; Zapatero debería haber sido igual de valiente que lo fue aprobando el matrimonio homosexual», opina Augusto Serrano, portavoz del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza, la fuerza sindical más votada entre los docentes.

Al menos en tres ocasiones, el Consejo Escolar del Estado -el máximo órgano consultivo del Gobierno en la materia- ha aprobado reclamar al Ejecutivo, en vano, que saque la Religión fuera del curriculo y se imparta fuera del horario escolar.

PIB en enseñanza.

El PSOE se comprometió a «incrementar el gasto por alumno en todos los niveles del sistema educativo hasta alcanzar la media de la UE al final de la legislatura».

El hecho es que el gasto actual pivota en torno al 4,4% del Producto Interior Bruto.

Según la memoria económica de la propia LOE, este montante subirá un 0,25% una vez que se haya implantado la ley, allá por 2010. Muy lejos del 5,2% del promedio europeo y sensiblemente menos que lo que se invertía hace 12 años en España, un 4,9%.

House:
Si algún padre, quiere cambiar de grupo, lo hace sin problemas, pero el año siguiente. Son ellos, y sus hijos, quienes eligen a qué grupo pertenecer, y no son cerrados.
Solo tiene ventajas, para los 3 grupos.

RM: Los obstáculos que planteas, son reales y muy sensatos.
-"No la verán viable los de arriba"
En base a la autonomía de centros, si comunidad educativa, lo ve bien, los de arriba, no pondrán objección alguna.
-No son itinerarios, en la medida que se permite la movilidad entre los grupos, y a los Pseudoprogres, les gustará saber que no sólo no se discrimina a los más desfavorecidos, al comprobar que bajan casi a cero el nº de partes de incidencia, conflictividad, expulsiones, etc, sino que además se potencia la toma de decisiones en los alumnos, al desarrollar su autonomía y sentido de la responsabilidad, cuando realiza la libre elección, de grupo.
- Es verdad que muchos profesores se resistirán a dar afines, pero excepto a los más veteranos, a los que ha de permitírseles la docencia exclusiva del grupo 1º, el resto del profesorado, está bastante quemado, y saben que tantos grupos y alumnos, les suponen un sobresfuerzo. Hasta ahora, lo llevan con los partes, expulsiones, pero eso no les satisface, porque el alumno expulsado vuelve peor, y suelen portarse mucho peor, con los que tiran de partes como único recurso educativo. Esto genera mucho dolor, sufrimiento y frustración en docentes y alumnos. Ya sabes, al salir de clase, en la calle, pasillos...
Pienso que habrá muchos profesores jóvenes y no tanto, que se atreverán, si les convencemos, que con menos grupos y alumnos, se trabaja mejor. Muchos profesores se sienten derrotados, por la admon. y los alumnos, en una lucha sin sentido. Creo que cualquier posibilidad de cambio, que abra la ventana de la esperanza de que mejorarán algo las cosas, es una oportunidad para arriesgarse y salir de tanto caos sinsentido.
Además, esto casi es una cuestión de supervivencia. En la medida, que se limiten o se prohiban las expulsiones, tendremos que inventarnos formas sutiles de atención a la diversidad, y los de arriba, en sus despachos, ellos no sufren ningún tipo de violencia...
- A los orient. y Pedag. Terap, ya les está obligando la ley, en el POAT, a según las directrices del ETCP, atender a la diversidad. Es verdad, que en general, no quieren saber nada de los más problemáticos, y prefieren trabajar con alumnos buenecitos, de bajo rendimiento, incluso hasta en la compensatoria. Pero habrá que recordarles, que la compensatoria, fue apoyada por los docentes, porque se estableció como primer criterio, trabajar con alumnos más parteados, expulsados...
Si los psicopedagógos y profesores de pedagogía terapeútica, no se implican, habrá que implicarlos, desde el ETCP, QUE ES QUIEN MARCA LAS DIRECTRICES PARA ATENDER A LA DIVERSIDAD.
(Mis ojos, han visto en los últimos dos años, a 3 orientadores dar clases, así que no desesperes, que o se mojan, o los mojamos con el ETCP, y si no ya se encarga la admon. de ponerlos al frente de las aulas de convivencia, que es el calabozo de los expulsados...
- La ausencia de maestro taller, es frecuente en muchos Ies. Se puede suplir, demandando monitores de ayuntamientos,(proyecto equal, facilita 2 monitores de talleres a mi centro). En fín ,mientrás aparecen los PCI, creatividad, como ayer te apunté.
- La reducción de ratio en 3º grupo, y la demanda de profesores de compensatoria, van parejas, y se puede resolver provisionalmente aumentando un poco en 1º grupo...
En fín, que si se quiere se puede...
Gracias por tus acertadas objecciones.

Diario Córdoba.(20/02/07)

Un total de 44 profesores andaluces han sido agredidos en los últimos tres cursos, según las denuncias presentadas ante las delegaciones de Educación, dijo ayer la consejera de Educación, Cándida Martínez, ante la comisión parlamentaria.

La mayor parte de estas agresiones han sido por alumnos y familiares de alumnos, pero también por ex alumnos o personas ajenas a la comunidad educativa y al centro educativo en cuestión, explicó la consejera, que aseguró que su departamento garantizará, mediante una orden, la asistencia jurídica a los profesores agredidos o que pongan denuncias por padecer actitudes violentas. Según Martínez, es la primera vez que una comunidad autónoma regula la asistencia judicial al profesorado.

Se ha convertido en un lugar común, normalmente por parte de cierto profesorado, la crítica a los padres por su falta de intervención en la educación de sus hijos. Llegando estos a los centros educativos muy mal educados e irrespetuosos incluso con el profesorado. Por otro lado también por parte de ese mismo cierto profesorado se defiende, y también quieren convertir en lugar común, que cierta educación pasada fue mejor que esta. Y claro, no queda más remedio que preguntarse que: ¿siendo tan excelente esa pasada educación, cómo es posible que haya producido tales padres que son los que actualmente tienen a sus hijos en edad escolar y los maleducas?.
Al hilo de la noticia más arriba traida y enlazandola con la apreciación anterior queda en el aire la reflexión de que la educación pasada no era tan buena cómo algunos nos la quieren hacer parecer y, sin que sirva de atenuante, esas agresiones son producto de una educación generalmente elitista, segregadora, clasista, marginadora y exclusivista que está pasando factura al actual profesorado cómo poder simbólico del que los actuales padres sufrieron. Así que no es de extrañar que a diferencia de Finlandia aquí el profesorado no tenga la misma consideración social. Algunos insisten en continuar aquella educación. Entre ellos la secta antipedagógica.

Para Diego:

No comparto las argumentaciones de tu última intervención pero admito que son eso, argumentaciones, y no simples descalificaciones al disidente ni juicios de valor sobre su presunta ideología. Por ello, voy a procurar contestarte en el mismo terreno, en el de las razones. Discrepo en tu afirmación de que el sistema educativo anterior fuera “elitista, segregadora, clasista, marginadora y exclusivista”. Terminé la carrera en 1973 (lo cual significa que llevo 34 años en el oficio), y en todos los institutos por los que pasé, mis alumnos de antes de la reforma (esto es, durante los casi primeros veinte años de vida profesional) eran en su mayoría procedentes de familias modestas y trabajadoras. Y aunque a lo mejor te parece increíble, siempre procurábamos (también en el antiguo sistema, sí) ayudar a los alumnos con dificultades, que por cierto, estaban mucho más protegidos que con el sistema actual. Si un profesor pone a trabajar a los chicos en un problema, siempre tiene más fácil acercarse a quien más lo necesita y ayudarle si los demás están razonablemente tranquilos que si están saltando por encima de las mesas. Un alumno que tiene dificultades en entender una explicación tendrá muchas más dificultades si la explicación está entrecortada (porque el profesor ha de interrumpirla varias veces por minuto para mandar a callar) y hay un permanente ruido de fondo.
Yo no dije nunca que el sistema anterior a la reforma fuera buen, digo que el actual es peor, es más, creo que profundizó en los errores del BUP sin enmendar ninguno de ellos. En cualquier caso ¿tú crees que un buen ciudadano ha de aplaudir toda ley solo por ser nueva, para que no parezca que cae en el lugar común de decir que “todo tiempo pasado fue mejor”? ¿Hemos de ser los ciudadanos unos seres sumisos y guardarnos nuestras discrepancias con algunas novedades (que no lo son tanto) para no parecer retrógrados?
Y ahora viene la cuestión más interesante de todas las que planteas. Si tan bueno era el sistema anterior ¿por qué ha dado lugar a tan malos padres? De hecho, la generación anterior a la anterior (digamos, la de los abuelos de nuestros alumnos) tenían menos estudios y eran mejores educadores. Mi primer destino fue en un pueblo marinero de Galicia, y muchos alumnos míos eran hijos de emigrantes, y se criaban con abuelos y otros parientes. Y he visto con estos ojos que se han de comer la tierra algunas abuelas que mientras pelaban patatas tenían al nieto a su lado, sin perderlos de vista, y no les dejaban salir hasta que hicieran sus deberes. ¿Cómo puede explicarse que una abuela de hace treinta años, probablemente analfabeta, tuviera el sentido común del cual carecen la mayoría de los pedagogos que conozco, para comprender que el niño tiene que hacer sus tareas todos los días, esté o no esté motivado? ¿Por qué muchos padres no comprenden algo que antes se le alcanzaba a la abuelita analfabeta? Se me ocurren tres razones. La primera, que educar en una sociedad próspera tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes. Hay que saber decir “no” a cosas que económicamente te podrías permitir, y es muy difícil resistir la tentación de ceder y tener así al hijo contento. La segunda, que en muchos padres ha podido calar parte de la jerga pedagógica, y tienen miedo de usar su autoridad, no vaya a ser que el hijo se traumatice. Para poder decir “no” o decir verdades dolorosas pero que es indispensable que los niños las sepan, hay que renunciar al papel de padre-amiguete y ser padre-padre, aunque sea un papel poco simpático. Y la tercera, que el sistema en parte favorece la desidia de los padres: por mal que haya educado un padre a su hijo, y por más que estorbe o haga la vida imposible a sus compañeros, nunca se lo devolverán diciéndole que hasta que esté educado no lo vuelva a traer al instituto. Responsabilizarse significa soportar las consecuencias de los propios errores, y las consecuencias de educar mal a no las soporta tanto el padre (que es quien ha cometido el error de no saber educar) como los compañeros del hijo.
En fin, Diego, gracias por tu intervención, y ya sabes, en el terreno de la argumentación siempre me encontrarás.
Atentamente

Diego:
Parece que en tu última intervención das algunas argumentaciones.Enhorabuena,vas progresando.
"Una parte" de las familias pasan de los problemas educativos de sus hijos(no vienen a hablar con el profesorado,no recogen boletines,no nos llaman por teléfono o si los llamamos para hablar ponen excusas para no venir).
Hay una pequeñísima parte de familias,minoritaria,
irresetuosa con el profesorado,e incluso agresiva.
Pero no metemos a todos los padres en esos sacos.
Hay otra parte de familias muy permisivas con sus hijos y poco exigentes.
Y hay una parte de familias muy competententes,preocupadas y colaboradoras con el centro.
Un ejemplo de apatía:en mi IES en las últimas elecciones,con 400 alumnos(800 votantes),votaron 32 padres/madres.
Tu tesis es que esto funciona muy bien(síndrome de negación y de no dar clase).
Pues llevas razón.
En mi IES ya te dije que el 62% suspende 4 o más asignaturas.El 50% repite curso.Hacemos mas de mil partes,expulsamos a manta,abandonan montones de alumnos antes de los 16.
Todo marcha bien para tí y la culpa es del profesorado(el profesorado es joven y muchos no conocieron lo del BUP,ni pertenecen a la secta ).
Si los alumnos no trabajan,si no son educados ,la culpa es del profesorado.
Las tesis de la secta pedagógica,a la que tú pareces pertenecer,es que se niegan a aceptar que esto va mal,y culpabilizan al profesorado,para no reconocer el fracaso estructural de lo diseñado en la LOGSE/LOE.
Lo que proponemos algunos no es la vuelta atrás,ni el franquismo,ni la ley de la torta,sino hacer reformas de lo que no funciona para mejorarlo.
Yo sigo esperando tus propuestas concretas para mejorar la ESO y resolver problemas concretos,y digo mejorar,porque según tú esto es una maravilla y no tiene fallos.


Llama la atención que la culpa del mal funcionamiento isempre la tengan otros: estructura, profesores, alumnos, etc. ¿Por qué no nos preguntamos: yo qué puedo hacer?
Mis métodos ¿son los mismos que hace cincunenta años?¿Apoyé la protesta por la falacia de los CAP?¿Formamos equipos de trabajo en los centros? ¿Mi horario es de treinta horas semanales de permanencia en el centro como firmo cada curso? Entiendo que la LOE no es maravillosa, que los gestores o consejeros de educación dejan mucho que desear, pero antes de culpabilizar a los niños y niñas sería bueno que intentáramos mejorar nuestra metodología, nuestras relaciones con los alumnos, nuestra responsabilidad con el centro,...

Paco, estoy totalmente de acuerdo, falta un poco de autocrítica general

Hola a todos. En primer lugar, deseo felicitar a Ricardo por darnos voz a todos los cansados, los agotados, los desmotivados y los hartos de tanta mentira pedagógica, de tanto apariencia y tanto politiqueo. Tal vez tu libro y este blog no logren abrir los ojos a quienes deberían tenerlos bien abiertos en cierto ministerio, pero al menos has abierto la puerta a que muchos expresemos nuestra indignación y nuestro hastío ante un sistema hipócrita y perverseo que condena al alumno deseoso de aprender al aburrimiento y al que no quiere aprender al aburrimiento, y de paso aburren al profesor. La secta de la logse debería pedir perdón a varias generaciones de españoles a los que ha condenado a la ignorancia.

Que conste que la mayoría nos esforzamos, que innovamos y creamos constantemente materiales nuevos, que aportamos ideas motivadoras y actividades tan lúdicas como educativas, que luchamos por ganarnos el respeto de padres y alumnos, que nos rompemos los cuernos [con perdón] a diario por excitar la curiosidad y las ansias de aprendizaje del alumnado, pero esta situación ya cansa. Tanto esfuerzo para tan poco fruto mientras los legisladores y los pedagogos van vendiendo su moto por ahí. Y ahora, la LOE, otro parchecito insulso e inútil.

¿No sería hora de crear una plataforma de docentes que nos dé voz de verdad?

Por cierto, me sumo a los que estáis también hartos de oir que os llaman fachas por pensar diferente y por no tragar el sapo de la logse. Os remito a un texto de mi web, a la que invito a todos los profes de lengua y profesorado en general:
http://carlesrull.googlepages.com/mmcxii
La página es:
http://verba.es.kz

¡Hola Carles!

Gracias por tu intervención y bienvenido a este blog. La idea de crear una plataforma que denuncie los males de la reforma me parece bien, pero hace falta alguien con capacidad de organización, algo que yo no tengo.
El que te llamen facha es algo inevitable, la secta pedagógica no perdona a los insumisos que no callamos ante sus delirios. Utilizan el procedimiento dictatorial de descalificar al disidente, cosa mucho más fácil que argumentar razonadamente (algo que está fuera del alcance de los tontos). Si repasas este blog, verás como Hermenegildo, Ramiro, Diego, Ramón y alguno más que ahora se me escapa, no cesan de hacer juicios sobre mi persona pero son incapaces de rebatir racionalmente ninguno de mis argumentos. Esto es así porque la jerga de la cual viven no tiene fundamento alguno, y si se pusieran a razonar se vería lo endeble que es. Algo así como los curas, es más listo el que dice que la fe es un don que se tiene o no se tiene que el que intenta demostrarla, porque entonces queda claro que es insostenible. Esto no es una exageración, algún pedagogo me ha dicho que "hay que creer en la LOGSE", como si una ley fuera objeto de fe y no de debate racional. Pero ya sabes, los estúpidos son impermeables al razonamiento, y es muy significativo que la reforma haya despertado tanto entusiasmo en tantos tontos.
Atentamente

Carles:
He leído tu alegato.Verdaderamente original,crítico y ocurrente.
Expresas muchas ideas que algunos defendemos en este foro y en otros hace mucho tiempo.
En este mismo foro a los que no comulgamos íntegramente con la palabrería progresista vacía,o que pretendemos reformas en la LOE/LOGSE,porque en la realidad de las aulas hace agua por muchas partes,también nos llaman fachas,aunque no hayamos votado nunca PP y defendamos una escuela pública,laica y de calidad.
La izquierda pedagógica ortodoxa oficial no admite críticas.
El que lo critica,al cajón de los fachas.

Para todos los participantes del blog: he escuchado por la radio esta mañana una entrevista de Carlos Herrera a Xavier Pericay sobre la publicación de su último libro titulado "Progresa adecuadamente". Me gustaría compartir con ustedes un artículo publicado en Internet por el Sñr. Pericay donde aparecen esbozadas algunas de sus ideas referentes a la enseñanza para comentarlo.


--"Carta a mi padre, catedrático"--

Querido papá, Ya ves, en castellano. Supongo que es la primera vez. Con todo, no debería sorprenderte: la carta que estás leyendo sirve de prólogo a un conjunto de artículos que fueron en su día publicados en esta lengua en la prensa periódica. Si en lugar de una carta destinada a ti tuvieras delante de los ojos un prólogo convencional, no creo que el idioma te sorprendiera lo más mínimo. El problema es el género, claro, y esta sensación de que te estoy hablando en una lengua extraña. Por si te sirve de consuelo, a mí me pasa lo mismo. Pero, en fin, también me digo que una lengua, al cabo, no es sino un instrumento, un sistema de signos compartido que utilizamos para comunicarnos. Qué te voy a contar. Y el castellano, aun cuando no haya sido nunca el idioma en que tú y yo nos relacionamos, también lo compartimos, claro.
El caso es que este libro reúne, como te comentaba, una serie de artículos. Tratan de la enseñanza y de la lengua. Pero, sobre todo, tratan de cómo la enseñanza y la lengua han servido para conformar la Cataluña actual. Estarás de acuerdo conmigo en que el tema promete. Detrás de semejante enunciado, uno podría ver —con algo de imaginación, lo admito— una reedición del noucentisme de los Pijoan, Ors, Fabra y Carner, con sus escuelas, sus bibliotecas, sus colecciones de clásicos, sus gramáticas, sus diccionarios, sus traducciones y hasta sus ensoñaciones. Puro humanismo, en definitiva. Nada, olvídate; las cosas no han ido por ahí. (…) No, todo ha sido mucho más triste. (…)
En 1985 los socialistas aprobaron una nueva ley orgánica, la LOGSE, que ponía patas arriba el modelo de enseñanza tradicional. Sólo unos datos para que veas el alcance de la remoción: el Bachillerato, que como sabes ya había perdido mucho peso con la reforma de Villar Palasí, quedaba reducido a dos tristes anualidades; aparecía la Secundaria, lo que permitía alargar el periodo de enseñanza obligatoria hasta los dieciséis años y escolarizar a la fuerza a muchos jóvenes que, a esa edad y en condiciones normales, ya estarían preparándose para su inserción en el mundo laboral; se implantaba la igualdad por decreto, eso es, la nivelación por abajo, con alumnos que pasaban de curso aunque tuvieran todas las asignaturas suspendidas; y el profesorado sufría una igualación similar, puesto que los maestros se codeaban con los agregados de instituto, y los catedráticos —por lo menos en Cataluña— debían conformarse con tener la condición de tales. La consecuencia última de todo ello fue que los colegios y los institutos se convirtieron en una prolongación de la guardería, hasta el punto de que, a estas alturas, incluso la universidad empieza a semejar ya un parvulario. Sí, lo que lees. La enseñanza actual, así la inferior como la superior, no posee otro objetivo que el de entretener a los usuarios de las aulas. Y cuando este entretenimiento se vuelve imposible porque alguno de estos alumnos, o un grupo de ellos, o una clase entera, se comportan en el centro como si estuvieran en la calle, el profesor se ve obligado a abandonar su papel de monitor infantil para asumir el de celador de un correccional. Todo muy educativo, como habrás podido comprobar.
A eso nos ha llevado la izquierda, con su negativa a reconocer que la principal función de la enseñanza ha de ser la transmisión del conocimiento; con su rechazo de la memoria, la autoridad, el mérito y el esfuerzo; con su apología del peterpanismo, y con su defensa de la igualdad como valor y aspiración supremos, igualdad a la que todos estamos sujetos y ante la que nada valen ni la libertad ni la excelencia. (…) Pero no ha sido sólo la izquierda. El nacionalismo también ha colaborado lo suyo. Y esto del nacionalismo entiéndelo, por favor, no como algo privativo de los vascos y los catalanes —y, si tanto me apuras, de los gallegos—, sino como algo mucho más hondo y difuso. En definitiva, entiéndelo como un saco enorme donde caben también los regionalismos más burdos y los localismos más groseros. Y es que la LOGSE, entre otras muchas barbaridades, permitía asimismo que la definición de la mitad de los contenidos fuera competencia de las comunidades autónomas. Vaya, que el Estado —el central, que es el que cuenta— sólo se reservaba la otra mitad. No cuesta mucho imaginar el efecto que esta descentralización de las competencias ha producido en la cultura de los jóvenes españoles. Seguramente el adjetivo que conviene a esta cultura es «subsidiaria». Sí, la cultura de nuestros bachilleres, o de nuestros secundarios, o de nuestros primarios, puesto que muchos ni siquiera superan los ciclos iniciales, proviene de la aplicación del principio de subsidiariedad. Y este principio, cuya eficacia en lo tocante a la administración de los asuntos públicos es harto discutible, trasladado al terreno de la enseñanza da como resultado unos conocimientos que a duras penas traspasan el límite del barrio o del pueblo en que se halla ubicado el centro educativo. Se trata, sin duda alguna, del triunfo de lo particular frente a lo general, de lo que separa y singulariza frente a lo que une y universaliza. En lugar de enseñar a nuestros jóvenes lo que, de otra forma, difícilmente alcanzarán a conocer por sí mismos, se les predica las maravillas de lo obvio, de lo que tienen a mano, de lo puramente accesorio, por insignificante y consabido.
Pero esta plaga de localismo, a la que, gracias sobre todo a la LOGSE, no es ajena ya ninguna parte de España, adquiere unas dimensiones descomunales allí donde el nacionalismo gobierna. (…) El nacionalismo ha tenido siempre una preocupación mayor: preservar «la lengua propia», así llamada en los respectivos estatutos de autonomía por obra y gracia de este mismo nacionalismo —y por la inacción, claro está, del resto de las fuerzas políticas, y en especial de los dos grandes partidos nacionales, que cedieron en este punto sin atisbar lo que se les venía encima—. Porque la consideración de que las lenguas no son un asunto estrictamente individual, de cada uno de los hablantes, sino propias de un lugar y poseedoras, en consecuencia, de un áurea colectiva, histórica y simbólica; la consideración, en suma, de que hay lenguas de un territorio y lenguas que no lo son, no sólo determina la primacía de un idioma con respecto al otro —que, para más inri, es el idioma oficial del Estado y el hablado por la mayoría de la población, incluso en el territorio en cuestión—, sino que representa, inevitablemente, una fractura social, unos ciudadanos de primera y otros de segunda, unos más propios y otros más impropios. (…)
El caso es que hoy en Cataluña toda la enseñanza pública obligatoria se imparte, por fuerza, en catalán. Sólo en algunos cursos de Bachillerato, y en algunos —pocos— centros privados, se dan las clases en castellano, además de en catalán, inglés, francés, alemán o el idioma que se tercie. Así está la cosa. Y, dejando a un lado esa similitud entre las lenguas a la que me refería hace un momento y que tan fáciles ha puesto las cosas, ¿sabes cómo hemos llegado hasta aquí, cómo ha sido posible todo esto? Quizá no lo sepas, pero seguro que lo intuyes. Sí, la autonomía, la famosa potestad de cada comunidad para gestionar sus asuntos; de aquí viene todo, en efecto. Por eso la LOGSE fue tan bien recibida en Cataluña, y por eso una coalición como Convergència i Unió, tan renuente, en principio y por principio, a las utopías izquierdistas y a los falsos igualitarismos, y tan favorable, en cambio, a la meritocracia, se avino al pacto. (…)
Como te decía al comienzo de la carta, este libro reúne una serie de artículos que tratan de la enseñanza y de la lengua. (…) Es cierto: habría podido ahorrarme estas líneas e, incluso, la edición de lo que viene detrás. Pero me parece importante —modestamente importante, por supuesto— que quede constancia de lo ocurrido en esta tierra que nos vio nacer. Jean-François Revel dejó escrito que «el arte pedagógico debe concebir la enseñanza en función de las necesidades del alumno, es decir, sus necesidades de progreso; no en la adaptación a su ignorancia presente». Estoy convencido de que harías tuyas sus palabras; jamás entendiste la enseñanza de otro modo, y así lo transmitiste siempre a tus alumnos -que, en tu caso, fueron más bien alumnas-. De ahí que no pueda por menos que alegrarme de que no hayas vivido este hundimiento, este desastre, de que te hayas ahorrado estas dos largas décadas de decadencia que yo he referido mayormente a Cataluña, pero que, quitando la cuestión de la lengua, podemos aplicar por igual a España entera y a buena parte de Europa. (…)
Para qué engañarse. (…) La educación se ha convertido en un trámite, en una pérdida de tiempo. Como el servicio militar de antaño. Hoy en día sólo existe una forma de aprovechar esos años jóvenes, y es pagando. Y para pagar hay que tener dinero. Entonces sí, entonces uno todavía puede encontrar una escuela que merezca la pena. Menuda injusticia, ¿verdad? Fíjate, si en tus tiempos la educación hubiera sido eso, tú, por ejemplo, no habrías sido lo que fuiste. (…) Si fuiste lo que has sido es en gran parte gracias a la educación, al valor que tenía entonces el sistema de enseñanza. La otra parte la pusiste tú, por supuesto, con tu afán de superación, con tu exigencia constante, con tu voluntad de sacar el máximo provecho de tus capacidades. Luego, no podía ser de otro modo, ya desde la cátedra proyectaste esa misma voluntad sobre las capacidades de tus alumnos. Sí, permíteme que lo ponga por escrito: encarnabas la dignidad de lo público, algo que nadie sabe, a estas alturas, adónde ha ido a parar.
Por lo demás, y aun cuando el mundo no invita precisamente a la esperanza, nosotros seguimos adelante. Teniendo tu ejemplo muy presente. Ni yo, ni el resto de la familia, ni quienes tuvieron la suerte de conocerte te olvidamos. Un beso.

Totalmente de acuerdo con el Sr. Pericay. Hemos vivido - estamos viviendo - el Hundimiento - así, con mayúsuculas - de la educación occidental, y lo más patético es que no parece haber solución ni enmienda a corto ni medio plazo. Tal vez acabemos volviendo a la Edad Media y eso puede significar una larga época de oscurantismo: una gran masa ignorante - las víctimas de la ESO pública - dominada por unos poderosos señores feudales (que ahora se llaman Consejos de Administración) mientras el conocimiento se acumula en manos de unos pocos (no la iglesia esta vez, sino unas élites que sí pudieron acceder - pagando - a una educación decente -). Y así nos va.

Me parece muy interesante su trabajo y con un enfoque muy objetivo del tema, necesito conocer nombre del autor de este trabajo para mi tesis universitaria. Gracias !

Hola a todos:

He estado un tiempo ausente del debate porque he disfrutado de unas vacaciones pagadas en la Laponia rusa, a sólo unos kilómetros de Finlandia, modelo egregio de sistema educativo. ¡Qué lástima, tan cerca y tan lejos!.

De todas maneras os cuento lo que he visto, os juro que esto pasa ALLÍ:

- En algunos centros de secundaria hay profesores del mismo nivel y de la misma materia que dan temarios sensiblemente distintos y no pueden ponerse de acuerdo para poner a los alumnos los mismos exámenes, ni siquiera en las pruebas extraordinarias. Además un profesor aprueba a casi todos los alumnos y el otro suspende a la mayoría. La dirección del centro desea suerte a los alumnos y a los padres (por lo que les toca) en el sorteo.

- En otros centros hay profesores que hacen un examen y tardan más de un mes en corregirlos, otros no se lo enseñan nunca a los alumnos y hubo uno ¡creedme! que castigó a los alumnos poniéndoles un examen. El colmo fue una profesora que hizo un segundo examen sin haber dado la nota del primero a los alumnos. ¡Estos Lapones, tiene cojones!.

- No es raro que los alumnos tengan que copiar muchas (a veces cientos) veces un texto cuya traducción sería algo así como “No molestaré en clase” o “Traeré los ejercicios hechos”.

Claro, esto tiene una explicación, la Ley Educativa es penosa y hay unos 25 alumnos por clase. Otro día os puedo contar más detalles de este pueblo tan curioso. Ahora voy a deshacer la maleta.


Hola, Javiyubal. Me ha interesado mucho tu viaje. ¿Has terminado ya con la maleta?. Verás, quería que me respondieras a lo siguientes:
-¿los alumnos no le parten la cara a ningún profesor?
-¿los padres no hacen lo propio?
-¿no hay psicogogos y pedágolos orientando a los profesores?
-¿los profesores pueden hacer exámenes sin ruborizarse por estar haciendo algo malo?. ¿Pueden poner nota a lo que hacen los alumnos?.
-¿cuándo les manda escribir 500 veces "seré respetuoso", lo hacen?
-¿el tema de extranjería está fatal o puede uno sacarse la nacionalidad laponia?. Estoy interesado en esto último especialmente. Cuando sea lapón haré los exámenes que crea conveniente (hay un pequeño detalle: soy e-s-p-e-c-i-a-l-i-s-t-a en mi trabajo), los corregiré cuando estime oportuno, puntuaré con mi docto criterio, entregaré los exámenes en tiempo pertinente... y los alumnos estarán contentísimos con su nuevo profesor. ¡Ah!, no coincidiré, probablemente, con los compañeros de materia y nivel, porque mis exámenes serán más difíciles, daré un temario más exigente, y no permitiré que ningún niño se mueva en clase sin mi permiso. Seguro que los padres lapones me hacen un monumento en vida.


PARA LOS QUE PARTICIPÁIS DESDE ANDALUCÍA:

Os informo que la Consejería de Educación de Andalucía ha puesto en funcionamiento una pág web sobre convivencia escolar.

http://www.juntadeandalucia.es/educacion/convivencia/com/jsp/index.jsp?seccion=portada

Va en la línea oficialista de la Consejería :propaganda de todo lo que hacen y florituras genéricas .

Pero tiene un buzón para hacerles propuestas,quejas,inci-
dencias personales y sugerencias .
Pienso que habría que hacerles llegar las que no quieren ni oir, ni ver ,a sabiendas de que con casi toda seguridad las ignorarán y no las tendrán en cuenta.

R.M. ¿qué te parece, si envío esta propuesta?
1. Hacer públicas, las cifras reales de incidencias, partes, sanciones con expulsiones, de los centros que participan en los "proyectos escuelas de paz", para ver si se apuntan por pillar la subvención y otros beneficios, para coordinadores de proyectos y participantes o realmente bajan las incidencias, comparativamente a cursos anteriores y centros no apuntados a proyectos?
En mi centro, se habló del tema 1 minuto, en el claustro. El dire, se apuntó por pillar la subvención. La coordinadora, consiguió el beneficio de quedarse en el centro, por el proyecto, y los que se apuntaron, igual, hasta cobran más, según el enlace recorte de prensa, que os envié sobre la carrera docente...
En fín, que no sé si vale la pena, hacer propuestas, sobre todo cuando uno espera más de lo mismo...

a.
Yo he mandado ya mis propuestas(mi resumen de tabla reivindicativa),a sabiendas de que caerá en saco roto.
Pero si quieren que enviemos nuestras propuestas,pues las enviamos,pero no las suyas,sino las nuestras.
Que lean lo que no quieren leer.
Es buena idea pedir que publicaran el nº total de partes por faltas leves ,graves y expulsiones del programa Séneca,para que veamos la realidad de los "espacios de paz".
Mi centro es oficialmente " espacio de paz";en la práctica es "espacio de guerra"

El que no publiquen datos reales completos sobre el abandon escolar demuestra que la impresión sería insuportablemente mala.

También demuestra que no confían en poder mejorarlos, por muy malos que sean.

Si tuvieran alguna confianza en su propia pólitica, publicarían datos muy completos al principio de la legislatura, culpando al gobierno anterior, para a continuación empezar a mejorarlos a la vista de todos.

Al no hacerlo así aplazan indefinidamente la mejora ya que no se puede mejorar lo que no se conoce. El primer paso para mejorar es medir

Hola Romero,
Gracias por tu apoyo e interés. Preparé las tarjetas de Biología hace casi dos años ahora. Tengo casi de todo hecho, de 3º y 4º (unos 150 juegos de 20-25 tarjetas). Es de las mejores asignaturas para hacer con fichas porque los conceptos son muy visuales. Ver la imagen es mucho más rápido y claro que leer una pregunta en la tarjeta, y todo fluye más. Así, temas como el aparato urinario, los huesos del esqueleto, los músculos, el sistema respiratorio, las partes de la célula, sistema nervioso, aparato digestivo, se aprenden sin ningún esfuerzo (casi): cuantos más términos y conceptos difíciles mejor. La Historia del Arte sería otra asignatura ideal. En el juego que has visto, la foto es siempre la misma y hay una flecha para indicar la parte que corresponde a cada nombre. Explico cómo funciona mientras enseño, y hago la repetición a continuación, y luego explico más y hago más repetición, etc. Si la foto es siempre la misma la gente se fija mejor en el punto importante y hacen caso omiso del resto.

Sabiendo exactamente lo que tienen que aprender, estoy seguro que se podría enseñarlo todo con las fichas, aunque considero que todas las actividades que hacéis en clase para fijar los aprendizajes pueden ser de gran importancia para que el aprendizaje sea más completo, real y utilizable. No enseñar únicamente con fichas, sino empezar con las fichas y luego hacer las actividades cuando la gente ya sabe mucho. El conocimiento produce interés y hace que la cosa se mueva; la ignorancia conduce a grandes silencios y pérdida de tiempo. Para que aprueben tests de diagnóstico, sería importante tener en cuenta el tipo de examen y practicar la clase de respuesta que piden, claro. Todo se puede hacer: añadir las fichas a todo lo que ya hacéis.

Calculo entre 1000 y 1500 tarjetas para un curso completo, denso y bien preparado. La forma de hacer las fichas puede ser como dice RM si el presupuesto es súper limitado (<5 euros), pero lo que hago en el vídeo no se podría hacer con tarjetas de papel porque no se podrían manipular como lo hago. Tienen que ser más rígidas para que se puedan manipular con velocidad y ritmo. Esto sería menos importante en Historia porque tienen que leer toda una frase y la agilidad es menos factible, pero con imágenes se pueden hace a uno por segundo como el vocabulario inglés, y así es muy vivo y dinámico.

Yo uso cartulina de 250g que se vende en paquetes de 250 hojas din A4 en las papelerías (marca "Mondi - Color Copy" por ejemplo) a unos 11 euros por paquete. Con eso se pueden hacer 500 tarjetas (2 por hoja A4). Así que 33 euros en tarjetas. Más el coste del tóner que será mayor (¿100 euros?). También harán falta de 50-70 sobres para guardarlas. Mejor escanear las imágenes del libro de texto o sacarlas del internet y montarlas dos por página en Word con la respuesta detrás. Si me das una dirección de correo te mando alguno de mis juegos para probar. Dime cuál te serviría. Si no van perfectamente los puedes canibalizar para copiar el formato y aprovechar las imágenes.

Hola Romero,
(texto repetido) Gracias por tu apoyo e interés. Preparé las tarjetas de Biología hace casi dos años ahora. Tengo casi de todo hecho, de 3º y 4º (unos 150 juegos de 20-25 tarjetas). Es de las mejores asignaturas para hacer con fichas porque los conceptos son muy visuales. Ver la imagen es mucho más rápido y claro que leer una pregunta en la tarjeta, y todo fluye más. Así, temas como el aparato urinario, los huesos del esqueleto, los músculos, el sistema respiratorio, las partes de la célula, sistema nervioso, aparato digestivo, se aprenden sin ningún esfuerzo (casi): cuantos más términos y conceptos difíciles mejor. La Historia del Arte sería otra asignatura ideal. En el juego que has visto, la foto es siempre la misma y hay una flecha para indicar la parte que corresponde a cada nombre. Explico cómo funciona mientras enseño, y hago la repetición a continuación, y luego explico más y hago más repetición, etc. Si la foto es siempre la misma la gente se fija mejor en el punto importante y hacen caso omiso del resto.

Sabiendo exactamente lo que tienen que aprender, estoy seguro que se podría enseñarlo todo con las fichas, aunque considero que todas las actividades que hacéis en clase para fijar los aprendizajes pueden ser de gran importancia para que el aprendizaje sea más completo, real y utilizable. No enseñar únicamente con fichas, sino empezar con las fichas y luego hacer las actividades cuando la gente ya sabe mucho. El conocimiento produce interés y hace que la cosa se mueva; la ignorancia conduce a grandes silencios y pérdida de tiempo. Para que aprueben tests de diagnóstico, sería importante tener en cuenta el tipo de examen y practicar la clase de respuesta que piden, claro. Todo se puede hacer: añadir las fichas a todo lo que ya hacéis.

Calculo entre 1000 y 1500 tarjetas para un curso completo, denso y bien preparado. La forma de hacer las fichas puede ser como dice RM si el presupuesto es súper limitado (<5 euros), pero lo que hago en el vídeo no se podría hacer con tarjetas de papel porque no se podrían manipular como lo hago. Tienen que ser más rígidas para que se puedan manipular con velocidad y ritmo. Esto sería menos importante en Historia porque tienen que leer toda una frase y la agilidad es menos factible, pero con imágenes se pueden hace a uno por segundo como el vocabulario inglés, y así es muy vivo y dinámico.

Yo uso cartulina de 250g que se vende en paquetes de 250 hojas din A4 en las papelerías (marca "Mondi - Color Copy" por ejemplo) a unos 11 euros por paquete. Con eso se pueden hacer 500 tarjetas (2 por hoja A4). Así que 33 euros en tarjetas. Más el coste del tóner que será mayor (¿100 euros?). También harán falta de 50-70 sobres para guardarlas. Mejor escanear las imágenes del libro de texto o sacarlas del internet y montarlas dos por página en Word con la respuesta detrás. Si me das una dirección de correo te mando alguno de mis juegos para probar. Dime cuál te serviría. Si no van perfectamente los puedes canibalizar para copiar el formato y aprovechar las imágenes.

Gracias, Robert. Disculpa mi tardanza en responder, pero llevo una semanita tremenda de correcciones de exámenes, reuniones y demás. Por si fuera poco, cada vez que entro en este foro, acostumbro a leer todo lo publicado antes de intervenir. Últimamente me encuentro con la entrega, por tomos, de los tratados de pedagogía de Ramón Torrado, y voy y me los leo, encima. Acabo agotado y sin fuerzas para nada más. Hoy parece que hay un respiro.

Ahí te mando mi dirección para que, si puedes, me mandes una par de tarjetas: robio8bio@hotmail.com.
En principio, si tengo posibilidad y disposición anímica suficientes el año que viene, quiero coger en el reparto de grupos un Primero de eso y experimentar tu método. Creo que puedo, incluso, coger dos grupos y experimentar "método tarjetas" y "método tradicional", respectivamente. El problema inicial del que parto es seleccionar las imágenes de todo el curso, seleccionar muy justamente los contenidos que el alumno ha de repetir y, finalmente, darle formato en media hoja A4. No sé si tendré tiempo de todo.

Para RM. Me gustaría preguntarte algunas cosas en tu experiencia de las tarjetas:

1. ¿El tamaño que usas es A4 o la mitad?, ¿en papel o cartulina?, ¿las imágenes a color o en blanco y negro?. ¿Usas la copistería del centro o lo mandas hacer fuera?

2. ¿Cómo dispones a la clase en torno a las tarjetas para que todos tengan acceso visual a las mismas? ¿no son siempre demasiado pequeñas?

3. Cuando, a coro, recitan lo que han de memorizar, ¿no molestan demasiado a las clases de al lado?

4. ¿Qué actitud observas en los compañeros profesores al respecto?, ¿se mofan?, ¿te tildan de reaccionario?, ¿te apoyan?, ¿pasan simplemente?.

5. ¿Tienes la opinión de algunos padres sobre si ven ilusionados a sus hijos con esta nueva forma de aprender?

Quizás no se puedan responder con mucha concreción, pues aún estás probando, pero me basta con conocer tus "sensaciones".

Saludos y muchas gracias, de nuevo, a ambos.

Romero:
Encantado de comentarte mis impresiones.
Te contesto en el mismo orden numérico que preguntas:
1)Mi experiencia es bastante rudimentaria,pues lo estoy simplemente probando.
Parto un folio por la mitad y saco 2 tarjetas.
Escribo a mano con rotulador gruego negro la pregunta y subrayo palabras claves en otro color para que las lean más rápidamente.
Se podría hacer mejor a ordenador,pero para mí es más rápido así.
la cartulina sería un poco más cómoda.

Por ahora sólo he puesto preguntas escritas,nunca imágenes.
2)Lo estoy experimentando en un primero que es reducido.
Son 24,pero como 4 han abandonado ya y falta alguno a diario,se convierte en un grupo de unos 17/18,con lo que todos pueden ver las tarjetas medio bien tal como están sentados;es un aula chica.
3)No molestan a otras clases.
4)Le he comentado a 5 o 6 compañeros el método,me escuchan pero no han mostrado interés en probarlo.Tampoco lo valoran ni positiva ni negativamente.En mi Departamento también he dicho que en un tema he rabajado el fracaso,pero no dicen de probarlo.
Parece que simplemente pasan.
5)A los niños no los veo muy ilusionados.Mi valoración es que es un método un poco aburrido para ellos,por lo repetitivo.
A pesar de ello lo que les atrae es que no hay que escribir y que saben sacarán mejor nota luego, que con sistema usual.
Pero no pienses que se dan tortas por responder.
Algunos no miran la tarjeta o no contestan y tienes que preguntarle luego individualmente.
Otros.
Si la clase es muy numerosa,quizá procedería hacer la pregunta en tamaño folio para que lo vieran mejor.


Estoy probando algunos métodos más amenos de dar las Sociales en algunos grupos de 1º-2º ESO.
Os los resumo por si alguno queréis probarlos también.

-He dado dos temas, en vez de con actividades tradicionales del libro,con actividades tipo juegos,crucigramas y pasatiempos inventadas por mí.Les motiva más,por el carácter lúdico.

-Otro tema lo hemos dado en forma de concurso.Compiten en grupos de 3 -4 y yo hago preguntas.Vamos anotando puntos en pizarra.Los miembros del grupo que gana en cada hora,reciben un positivo,para estimularlos.
Lían un poco de follón al ser concurso,pero les gusta.
Les doy ,antes de preguntar, unos 10 minutos para preparar respuestas del apartado.

-Ahora he comenzado un tema con una mezcla de varios métodos:Robert,Laura,mío.
Para ver como va:
Los niños van sacando las preguntas y respuestas importantes del tema,ayudados por mí,en gran grupo,como hace Laura.
Las van escribiendo en su cuaderno.
Voy a probar a que se las estudien en clase y preguntarle repetidamente,parecido a lo de las tarjetas,a ver si se les van quedando.
Tendría la ventaja sobre tarjetas que cada uno tiene pregunta y respuesta para contestar y estudiar en su casa.No sé si resultará interesante.
Antes de hacerlo así lo hacía dando yo preguntas y respuestas y luego estudiaba en casa el que quería(pocos).
La variación actual:ellos sacan preguntas,con lo que aprender a seleccionar lo importante .
Intentaré repetir y estudiar en clase,siguiendo filosofía de Robert.

Hola RM
Ves contando cómo te van, es muy interesante lo que cuentas. Yo también trabajo con juegos a menudo, les gusta mucho más. Si estás elaborando con ellos preguntas, puedes hacer un Trivial. Si usas el aula de informática, los ejercicios de Hotpotatoes van bien para repasar

Hay un proyecto de trabajar la historia a partir del cómic. Para primaria hay una colección llamada "esa horrible historia" donde se cuentan anécdotas en viñetas sobre pueblos del pasado. He reciclado algunas, añadiendo atículos de revistas, les interesa mucho más que el libro de texto. La idea es partir de algo curioso y después dar el contexto, no al revés.

Ligando lengua y sociales se pueden hacer proyectos muy interesantes. Por ejemplo, en los créditos de síntesis pueden elaborar una guía del barrio. Se reparten los lugares más significativos, deben explicar la historia que ha ocurrido en ellos a partir de testimonios orales de sus mayores y de vecinos, explicar alguna historia relacionada con cómo viven ellos ese espacio (redacción), investigar el porqué del nombre de las calles o plazas (con resúmenes spbre quiénes o qué fueron los homenajeados) y por último elaborar una carta con ideas para mejorar ese espacio.

Un proyecto interesante para ligar las dos áreas es tomar como eje el alfabeto. Escribien su nombre en diferentes alfabetos como motivación inicial (hay páginas específicas). Miramos las características principales de esos pueblos antiguos, escriben sobre la necesidad de tener escritura (reflexión personal). Y si hay alumnos árabes se puede hablar de las diferencias, las vocales y demás

Laura:
Además de lo que cuento antes,hace muchos años que hago ésto:
-Media hora a la semana vamos a vídeo(documentales y pelis de sociales).Ahora cambio a veces esa media hora por internet que les motiva más.He notado que los vídeos les aburren más.
-Solemos hablar,preguntar,debatir,
contar,noticias de actualidad.A partir de ellas vamos conociendo lo que pasa en España y Mundo.
-Les cuento anécdotas de Gª e Hª,al menos 15 minutos a la semana.
Tengo muchos textos recopilados interesantes en papel.
Hace varios cursos compré para la biblioteca del centro:
Esa horrible Hª
Esa breve Hª
Libros interesantes y curiosos del área.
Aunque he de decir que los sacan muy poco para leer.
Ya contaré cómo van saliendo las cosas.Haz tú lo mismo.

Creo que o Diego no lo ha leído todo, o no entiendo yo que tienen de bueno conclusiones como:
- "Este despilfarro de recursos contradice el esfuerzo de la sociedad por mejorar la formación de la población y se debe a un modelo de crecimiento muy basado en actividades con mano de obra poco cualificada y mal pagada".
- "Sorprende que en España, con una economía abierta y desarrollada, se acorte la diferencia salarial entre trabajadores de mayor y menor cualificación, aunque no es tan extraño viendo que la innovación y el desarrollo tecnológico está muy por debajo del nivel de desarrollo del país. Además, la investigación está cada vez más desvinculada de la docencia y de los intereses del tejido productivo".
- "Nos hemos especializado en sectores intensivos en mano de obra menos preparada, como la construcción o el turismo", dice el estudio.
En caso de que haya leído estos comentarios, no quiero ni pensar que esté proponiendo que la sociedad actual se convierta en la de "1984" (todos a producir y que sólo la élite piense). Es cierto que de esa manera, desde su sillón, podría sentirse realmente superior a los demás ("en el reino de los ciegos, el tuerto es el rey").

Para Laura:
Hoy he seguido en mi 2º ESO malo buscando las preguntas importantes del tema con ellos.
Estaban superdesmadrados(5ª hr).He intentado preguntar en voz alta preguntas y que contestaran todos ,tipo tarjetas de Robert.Han comenzado a hacer ruidos raros y a rebuznar,con lo que no les he preguntado colectivamente,sino individualmente.
No atendían,ni se callaban,con lo que he pasado al plan B:dictarles yo las preguntas y respuestas,sin parar y sin darles tiempo a descansar y a copiar obligatoriamente.

Resumen:fracaso por hoy en nuevo método;éxito método dictado obligatorio.

Bibliografía antipedagógica:

Panfleto antipedagógico, de Ricardo Moreno Castillo


La secta pedagógica, de Mercedes Ruiz Paz

La gran estafa. El secuestro del sentido común en la educación, de Alicia Delibes Linniers


La educación destruida, de Javier Orrico

La educación en peligro, de Inger Enkvist

El genocidio educativo, de Tamburri

Pues será por mi media neurona, pero yo diría que el artículo confirma lo que yo digo siempre:

- Que si todo el mundo se lanza en manada a estudiar lo mismo, es como si nadie estudiase nada.
- Que si es por dinero, hoy las profesiones "manuales" se llevan el gato al agua.
- Que para sacarle partido a un título hay que salir al extranjero.

Y desde luego, impagables los comentarios de la gente: "algunos hablan de sus títulos universitarios como si fueran nobiliarios y les debieran algo por tenerlos" "es que hay que moverse y salir de casa" "¿cómo van a contratar a licenciados españoles si ni siquiera saben hablar inglés?".

La verdad es que me he divertido. ¡Igual es que, en mi cortedad, estaba siendo rebatido algún argumento mío y ni me he enterado!

No reculemos, Pascual. No reculemos. No creo que haga falta que te traiga lo dicho por tí en el blog y cual ha sido tu "filosofía" al respecto. "Filosofía" de exaltación de la ignorancia cómo valor por el que se gana más dinero que por el conocimiento y para ello, como no podía ser menos (que Don Ricardo), tus únicos argumentos se basaban en lo anecdótico y las impresiones particulares tipo "elcuñadodeunamigodelamujerdeunprimomio" y otros parecidos ganan un pastón sin haber estudiado. Incluso hiciste un cuadro comparativo para autoapoyar tu tesis. Y... ¡voilá!: Resulta que el estudio dice que aquí en las Españas, aunque en los últimos diez años se ha reducido, los trabajadores que tienen estudios universitarios ganan un 60% más que aquellos que tienen sólo estudios básicos o no tienen. En Reino Unido, un 140% más. Y en Irlanda y Francia, casi el doble (un 90% y un 80% respectivamente). Siendo la tendencia que a cuanto más desarrollo tecnológico del país la brecha se agranda entre los que desarrollan una actividad manual o una intelectual, caso de Corea y EEUU.
Pero, al margen de lo que dice el estudio sobre el particular que contradice tu visión, hay un matíz que considero importante resaltar: tú desprecio por el conocimiento y el "parné" que se gana como valor de las personas.
En lo único que te da la razón el estudio es que el mercado español anda un poco saturadillo de licenciados y siendo así no raro que aquellos que han usurpado históricamente el conocimiento anden preocupados ante la posibilidad de que haya más y puedan ocupar los puestos de trabajo que, también históricamente y por "ley natural", les pertenecieron. Nada mejor para ello que un poco de exaltación del andamio, (que nos hará libres), y un sistema educativo que logre eliminar a los más posibles abriendole cuanto antes las puertas de la formación profesional para que el alumno no tenga que hacer el esfuerzo (¡esfuerzo!) para conseguir otras metas educativas. Ni el esfuerzo de ciertos profesores.

No reculemos, Pascual. No reculemos. No creo que haga falta que te traiga lo dicho por tí en el blog y cual ha sido tu "filosofía" al respecto. "Filosofía" de exaltación de la ignorancia cómo valor por el que se gana más dinero que por el conocimiento y para ello, como no podía ser menos (que Don Ricardo), tus únicos argumentos se basaban en lo anecdótico y las impresiones particulares tipo "elcuñadodeunamigodelamujerdeunprimomio" y otros parecidos ganan un pastón sin haber estudiado. Incluso hiciste un cuadro comparativo para autoapoyar tu tesis. Y... ¡voilá!: Resulta que el estudio dice que aquí en las Españas, aunque en los últimos diez años se ha reducido, los trabajadores que tienen estudios universitarios ganan un 60% más que aquellos que tienen sólo estudios básicos o no tienen. En Reino Unido, un 140% más. Y en Irlanda y Francia, casi el doble (un 90% y un 80% respectivamente). Siendo la tendencia que a cuanto más desarrollo tecnológico del país la brecha se agranda entre los que desarrollan una actividad manual o una intelectual, caso de Corea y EEUU.
Pero, al margen de lo que dice el estudio sobre el particular que contradice tu visión, hay un matíz que considero importante resaltar: tú desprecio por el conocimiento y el "parné" que se gana como valor de las personas.
En lo único que te da la razón el estudio es que el mercado español anda un poco saturadillo de licenciados y siendo así no raro que aquellos que han usurpado históricamente el conocimiento anden preocupados ante la posibilidad de que haya más y puedan ocupar los puestos de trabajo que, también históricamente y por "ley natural", les pertenecieron. Nada mejor para ello que un poco de exaltación del andamio, (que nos hará libres), y un sistema educativo que logre eliminar a los más posibles abriendole cuanto antes las puertas de la formación profesional para que el alumno no tenga que hacer el esfuerzo (¡esfuerzo!) para conseguir otras metas educativas. Ni el esfuerzo de ciertos profesores.

No reculemos, Pascual. No reculemos. No creo que haga falta que te traiga lo dicho por tí en el blog y cual ha sido tu "filosofía" al respecto. "Filosofía" de exaltación de la ignorancia cómo valor por el que se gana más dinero que por el conocimiento y para ello, como no podía ser menos (que Don Ricardo), tus únicos argumentos se basaban en lo anecdótico y las impresiones particulares tipo "elcuñadodeunamigodelamujerdeunprimomio" y otros parecidos ganan un pastón sin haber estudiado. Incluso hiciste un cuadro comparativo para autoapoyar tu tesis. Y... ¡voilá!: Resulta que el estudio dice que aquí en las Españas, aunque en los últimos diez años se ha reducido, los trabajadores que tienen estudios universitarios ganan un 60% más que aquellos que tienen sólo estudios básicos o no tienen. En Reino Unido, un 140% más. Y en Irlanda y Francia, casi el doble (un 90% y un 80% respectivamente). Siendo la tendencia que a cuanto más desarrollo tecnológico del país la brecha se agranda entre los que desarrollan una actividad manual o una intelectual, caso de Corea y EEUU.
Pero, al margen de lo que dice el estudio sobre el particular que contradice tu visión, hay un matíz que considero importante resaltar: tú desprecio por el conocimiento y el "parné" que se gana como valor de las personas.
En lo único que te da la razón el estudio es que el mercado español anda un poco saturadillo de licenciados y siendo así no raro que aquellos que han usurpado históricamente el conocimiento anden preocupados ante la posibilidad de que haya más y puedan ocupar los puestos de trabajo que, también históricamente y por "ley natural", les pertenecieron. Nada mejor para ello que un poco de exaltación del andamio, (que nos hará libres), y un sistema educativo que logre eliminar a los más posibles abriendole cuanto antes las puertas de la formación profesional para que el alumno no tenga que hacer el esfuerzo (¡esfuerzo!) para conseguir otras metas educativas. Ni el esfuerzo de ciertos profesores.

Las meigas han hecho de las suyas.

Diego se ha convertido en Dios en nuestro blog. ¡De uno se ha hecho tres!

El pedagogo eres tú, hermoso. Lo digo por lo de la "exaltación de la ignorancia".

Debe ser que los 200 fulanos que lloriqueaban diciendo "después de dos carreras y tres masters sólo me pagan 500 E al mes" son todos familia mía.

En mis tiempos mozos intentaba pagar el alquiler diciéndole al casero las declinaciones latinas, pero no colaba. No sé cómo no podía entender el muy ignorante que lo que importa es el conocimiento, no el dinero...

Pero vamos, que como a tí te da igual lo que te digan, tú a tu aire.

Además, ahora resultará que la expresión "generación de los mileuristas y submileuristas" es invento mío.

Pero nada: títulos, títulos, aprobados por sistema, reducción de los planes de estudios, educación obligatoria hasta los 52 años. Que aquí no trabaje nadie, que el Estado del Bienestar se mantiene solito. Y si no siempre tenemos al árbol del dinero, que nunca se agota.

Aburres a los muertos, pelmazo.

Aquí los que sobran son los "malos albañiles" y los "malos abogados", los "malos camareros" y los "malos pedagogos".
A quien quiera entenderlo: formación y titulación no son lo mismo, pero algunos pretenden que lo sean de cara a las estadísticas, ya que si no su sillón, poltrona o cátedra peligrarían.

Para todos:

Me dirijo a todos los que, a diferencia de Diego, tengáis la funesta manía de pensar. El problema de nuestro sistema educativo está en que elimina a muchos chicos con ganas de aprender y dispuestos a esforzarse (si: esforzarse) para ello. Y esto es así porque, por muchas ganas que tenga un alumno de estudiar, si hay un jaleo permanente en el aula, el profesor no puede dedicarle la atención necesaria (porque la mayor parte de su tiempo y energía la tiene que dedicar a mantener a raya a los alumnos boicoteadores), y además está acosado por los más matones, no es de extrañar que termine desmoralizándose y tirando la toalla. En nuestro sistema educativo impera la ley del más fuerte, los alumnos que quieren aprender están menos protegidos por la ley que los que conculcan ese derecho, y los agredidos menos que los agresores. No sería la primera vez que, en caso de acoso, quien termina abandonando el centro es el alumno acosado y no el alumno acosador. Es muy triste que un chico tenga posibilidad de estudiar y termine en un trabajo no cualificado por haber desaprovechado la oportunidad. Pero más triste todavía es que un chico que sí está dispuesto a trabajar y esforzarse termine fracasando y en un trabajo no cualificado porque el estado no ha sabido protegerle de quienes ponían en entredicho el ejercicio de ese derecho. Y algún fascista imbécil que frecuenta este blog (¿os acordáis de la intervención de Diego del 9 de Mayo en el post de “entrevista televisiva”, en la cual sostenía, en el más puro estilo fascista, que las cosas mejorarían cuando se jubilen los profesores que no piensan como él?) se atreve a decir que “siendo así no raro que aquellos que han usurpado históricamente el conocimiento anden preocupados ante la posibilidad de que haya más y puedan ocupar los puestos de trabajo que, también históricamente y por "ley natural", les pertenecieron”. No la reforma fue muy bien pensada por personas que llevan a sus hijos a colegios de élite y crearon una enseñanza pública de bajísima calidad para que los hijos de los pobres no puedan competir con los propios, y de este modo los pobres no puedan llegar a “ocupar los puestos de trabajo que, también históricamente y por "ley natural", les pertenecieron”.

Eso de la "usurpación del conocimiento", me da bastante risa. ¿Cómo se puede usurpar el conocimiento? Y pensando, pensando, he dado con el porqué. He aquí la historia:

Había una vez, hace muchos años, un "conocimiento" blanco y de porcelana, que era de uso común entre el pueblo llano. Los artesanos se sentaban en él a diario y hacían...bueno, creo que no hace falta que explique lo que hacían. El caso es que al acabar se alejaban silbando muy satisfechos y decían; "¡me siento como un rey!". Es por eso que al "conocimiento", en ciertos lugares, también se lo llama "trono".

Pero un día, unos malvados hicieron su aparición por la lejanía. Eran más malos que chupar un polo de cerumen, y además, tenían la fea costumbre de dar la murga a todo el mundo. Eso les convirtió en el terror de sus semejantes, que se alejaban a su paso gritando: "¡¡socorro, que vienen los "murgueses"!!".

Cuando llegó a los oídos de los murgueses que existía algo llamado conocimiento, al principio no les dio ni frío ni calor. ¿Se come el conocimiento? ¿Espanta las pulgas?. Pero todo cambió cuando alguien se refirió al conocimiento como "trono". ¡¡Ajá!!, se dijeron; si hay un trono, debemos usurparlo. Es nuestra tradición y las tradiciones deben ser respetadas. Además, lo dice el Derecho Natural.

Para quien no lo sepa, el Derecho Natural es un poste muy tieso (de ahí lo de "derecho") que los murgueses plantan en mitad de la plaza pública con todas sus leyes escritas con tinta sin aditivos (de ahí lo de natural). Se supone que cualquiera está obligado a cumplirlas, lo que resulta difícil cuando uno es bajito y no alcanza a leer la parte alta del poste porque ve la letra diminuta. De ahí nos llegó la expresión "leer la letra pequeña del contrato", y esa otra que llama "alta sociedad" a los que alcanzan a leer la parte alta del poste. Como los murgueses son tan malutos, ya se ha dicho, suelen mentir sobre las leyes que están en las alturas para sacar ventaja de los pequeñomurgueses, a los que obligan a cosas terribles como andar a la pata coja en días pares.

Pero nos estamos dispersando, y debemos volver al "conocimiento". Siguiendo la tradición murguesa, con nocturnidad y alevosía, viento de levante (y dicen que con un sarpullido muy feo), los murgueses de echaron el conocimiento a hombros y tomaron las de villaDiego (que era un señor con malas pulgas que se pegaba el día intentando echar de su casa al fantasma de Sor Eduvigis, la cual se aparecía regla en mano para obligarle a recitar la lista de los reyes godos. Por desgracia, nadie más que él la veía, lo que le hacía parecer un poco ridículo dando aspaviendos y palos de ciego.). Pero si algo odiaba por encima del fantasma de Sor Edivigis, eso eran los murgueses, así que se lió parda. Pero esto es tema para otra historia...

Los pobres aldeanos, que habían visto su "conocimiento" usurpado tan injustamente, al principio fueron presas de gran nerviosismo y dolor de vientre, que creció al pasar las horas. Al final, uno de ellos no pudo aguantarse más y estalló en mil pedazos, yendo a esparcirse sus restos por los campos (que pasaron a llamarse por aquello "explotaciones agrarias"). Como el pobre regentaba un taller de chapa y pintura, se empezó a recordar el atropello sufrido con las palabras "explotación murguesa del trabajador", expresión que llegó a nuestros días.

Y colorín colorado...

Sobre la saturación de licenciados:

Pienso que el problema es que hay mucho titulado que no sabe nada. Hay demasiadas universidades en España, y no hay tantos alumnos preparados para acceder a ellas y para, luego, progresar por los distintos cursos. Pero las universidades han de mantener un mínimo de alumnos (no puede haber más mando que tropa), y por ello permiten que el personal promocione como sea. Si a ello unimos que los alumnos salen analfabetos de los institutos, la quimera ya está completa.

¿Soluciones?
1. Cerrar universidades y dotar exquisitamente en lo personal y material a las que queden.
2. Seleccionar los mejores investigadores y docentes para las mismas.
3. Seleccionar a los mejores alumnos. Que se cumplan los niveles exigibles en bachillerato a todo el alumnado que aspire a este título. Que se haga una prueba nacional externa al final del bachillerato e independientemente de las que cada universidad concreta pueda, a su vez, considerar.
4. Que una vez un alumno ha entrado en la universidad, se le facilite gratuatamente todo lo que necesite en lo personal y académico para su progreso. Que su única preocupación sea su formación.
5. Que en Bachillerato se estudie lo mismo en todos los institutos españoles, salvo algunas optativas de segunda categoría donde se puedan inclurir los delirios nacionalistas
6. . Que la obtención progresiva de los créditos sea exigente. Que los contenidos que conllevan a esos créditos tengan calidad.

De esta forma, en pocos años tendríamos los mejores licenciados, arquitectos, ingenieros, etc, no tendrían paro y gozaríamos de la consideración internacional de la que hoy carecemos. Y todo el país se beneficiaría.

El Don Ricardo, como ya apunté, parece ser que comienza a echar un poco de espumarajo por la boca y nos vuelve a soltar la retahíla de siempre de su apreciación visionaria y anecdótica: el fanatismo suele tener esa sintomatología.
El pobre hombre se agarra a sus iluminaciones sobre los supuestos alumnos boicoteadores, pero la realidad dice lo contrario. A saber: que los alumnos en más del 90% se encuentran a gusto en su centro; que no es ninguna preocupación de los padres a no ser que sean "jaleados" por el profesorado y sobre todo en el informe de La Caixa de reciente aparición dice cosas como esta que desmiente sus fantasías: "Hace 10 años, el 19% de los españoles entre 25 y 64 años tenían estudios universitarios. En 2004 el porcentaje había subido al 26%, por encima del 25% de media en los países de la OCDE". Y claro, para que esa tendencia se pare (que es lo que temían cuando la logse) porque le van a quitar "sus" puestos de trabajo, la derecha española, acompañada de tontos útiles como Don Ricardo, han de proponer una política educativa que deriven a la mayor cantidad de alumnos hacía la formación profesional cuanto antes. Esto nos lleva a la hipócrita demanda del esfuerzo que pregonan: ¿Porque, qué esfuerzo es ese que demandan cuando a la menor dificultad se propone derivar a los alumnos para una opción educativa más fácil? Se supone que algunos se referirán al esfuerzo de los demás y no de ellos mismos como partícipes también de la comunidad educativa.

Diego, majo, pásate por mi aula cuando quieras, que te presento unos cuantos "supuestos boicoteadores". Seguro que les impresiona ver un troll de cerca.

Para todos:

En su último rebuzno, el don Diego vuelve a darnos muestras de su estupidez. Cada vez que argumento razonadamente mis ideas, dice que echo espumarajos por la boca. Claro, como es tonto y no sabe razonar, no distingue (¡angelillo!) un razonamiento de un espumarajo. Diego, tesoro, yo comprendo que te sientas acomplejado frente a las personas que tienen la inteligencia que a ti te falta, pero ya que el Señor no ha atendido tu plegaria del día 1 de Mayo (¿te acuerdas que Le pediste que te librara de las gentes de bien y con sentido común?) y sigue poniendo en tu camino gente más lista que tú (lo cual tampoco es mucho decir) debes pensar que Sus razones tendrá y que lo hace por tu bien.
Una muestra de la incapacidad del don Diego para razonar está en su intervención anterior, en la cual, como tantas otras veces, me atribuye cosas que no he dicho. De este modo me puede atacar sin pasar por el previo trámite (¡tan doloroso para el pobrecillo del don Diego!) de reflexionar.
Porque ¿quien ha dicho que a la menor dificultad haya que derivar a los alumnos hacia una opción educativa más fácil? Pero mientras el don Diego vive de la jerga pedagógica, los profesores de a pié estamos día a día ayudando, precísamente, a los alumnos con más dificultades y, sobre todo, procurando que los males de nuestro sistema educativo les afecte lo menos posible. Pero este trabajo de ayudar a quienes lo necesitan se hace casi imposible si en el aula hay alumnos que se dedican a conculcar el derecho de aprender de sus compañeros. Y yo sostengo que ese derecho es sagrado, y que ha de ser protegido por los poderes públicos, sea cual sea el porcentaje de los alumnos boicoteadores. Pero claro, para diferenciar al alumno que necesita ayuda porque quiere aprender del alumno que ni quiere aprender ni deja aprender a los demás, hace falta un coeficiente intelectual algo superior al del don Diego, que cuando hablamos de la protección del derecho a aprender se cree que estamos hablando de "derivar a los alumnos hacia una opción educativa más fácil".
Por cierto, ¿no os parece llamativo que al don Diego le moleste tanto hablar de esfuerzo? ¿No será porque no supo esforzarse lo suficiente para entrar en una carrera de ciencias y después de intentarlo durante tres años tuvo que conformarse con pedagogía?
De todas formas, creo que debemos estar muy agradecidos al don Diego, porque gracias a él pasamos muy buenos ratos en este blog. Yo, por lo menos, me rio mucho con sus tonterías, y cada vez que interviene pienso si se puede decir una memez de mayor calibre. Y aunque parezca mentira, sí que se puede, y eso lo demuestra el don Diego en la intervención siguiente. Esperemos su próxima "aportación" y vereis como se supera.
Atentamente

Bienvenidas sutilezas para buscar soluciones, no descalificaciones.

"¿Porque, qué esfuerzo es ese que demandan cuando a la menor dificultad se propone derivar a los alumnos para una opción educativa más fácil?" (Diego)
Ahí está la clave. Mientras muchos sigan pensando que la FP DEBE SER una enseñanza de segunda categoría con respecto a la Universidad, nunca se podrá resolver el problema.
En un mercado de trabajo moderno tiene más opciones un buen Técnico Superior en Diseño Gráfico que un mal Licenciado en Bellas Artes.
Y ahora una pregunta: en la actualidad ¿en qué se diferencia un Técnico Superior en Sistemas Informáticos de un Ingeniero Técnico en Informática?

Me pone de los nervios el desprecio hacia la FP, e incluso hacia la maestría del trabajo no cualificado pero bien hecho. Pero no voy a volver sobre lo mismo, que me aburro hasta yo.

Luego está esa estúpida identificación de alumno problemático con "alumno con problemas personales". Me he hartado de comprobar que los mejores alumnos (tanto cuando yo estudiaba como hoy mismo, al decir de mis familiares y amigos maestros) son bastante a menudo aquellos que más problemas tienen en su vida privada. Porque para ellos aprender es, precisamente, la vía de escape. Otra cosa es qué resultados consigan, porque la voluntad y la inteligencia no siempre van juntas, y siempre habrá gente que, con el mismo esfuerzo, obtenga mejores notas. Pero lo que nunca son es un castigo para sus compañeros y profesores.

Si un tipo es un predelincuente, es por otras causas. La fundamental, que disfruta haciendo sufrir al prójimo. Y ya vale de esa idea romanticona del "rebelde sin causa", que algunos somos ya perros viejos para que nos cuelen tales collares.

Las propuestas de Romero me parecen muy sensatas y muy lógicas. Aprobar por sistema, masificar la universidad y reducir la carga lectiva sólo consigue fabricar licenciados mediocres, poco adaptados a la vida laboral y diluir en la masa a la gente brillante haciendo que pase desapercibida.

Diego:
Como no das clase,no conoces la realidad de la ESO.Sólo las estadísticas.

En todas nuestras clases hay un grupo de objetores.De ellos ,la mayoría,tienen nivel normal medio o bajo para integrarse en la clase.
Pero simplemente no quieren,no les da la gana,porque supone un ESFUERZO que NO quieren hacer.
Así de simple.
Te resumo qué esfuerzos les pedimos y se niegan a hacer:
-No quieren traer libro.
-Si lo traen,no quieren sacarlo,ni abrirlo.
-Si lo abren,no quieren leerlo.
-No quieren sacar el cuaderno.
-Si lo sacan,no quieren escribir.
Tenemos que obligarlos a sacar el libro y el cuaderno.A pesar de ello,no conseguimos que los utilicen.
A tí te parece eso de cuento,pero nosotros lo vemos a diario.

Diego:
A tí te gustan mucho las estadísticas macroeducativas.A mí lo que vivo a diario.
Te cuento dos anécdotas de últimos días sobre esfuerzo.
-Objetor de 1º de ESO.
Le ofrezco la carta,para intentar haga algo:
actividades normales como los demás(tiene capacidad para hacerlas)
actividades fáciles con mi ayuda.
ficha lúdica de lengua.
lectura de libro interesante de Sociales que le llevo.
ficha de Dibujo.
No le da la gana hacer nada de ello.
"Maestro no quiero hacer nada,ni estar en el IES,si quieres me pones un parte; Mi madre no lo entiende".
Cuando probé el método de tarjetas de Robert,ni las miraba,ni contestaba.Tampoco quería hacer ese mínimo esfuerzo.
2ªAnécdota:
Clase de 2º.En vez de actividades normales,hacemos actividades lúdicas,inventadas por mí.
Hoy toca hacer un crucigrama ,cuyas respuestas las sacas tras leer apartado del libro.
Los objetores se niegan a copiarlo,a leer libro y a escribir respuestas.Supone un esfuerzo y no quieren hacerlo.
"Maestro me pones el negativo,pero no lo hago,me da igual"
Así de simple es la realidad de la ESO,a pesar de los cuentos macroestadísticos tuyos,de la OCDE y de la Ministra.

Lo peor no es que no quieren hacer nada,-sería un problema que afectaría sólo a ellos-,sino que lo que desean hacer mientras, para no aburrirse, es dar por culete al resto y al profe.
Si quieres te concreto lo que es dar por culete en una clase,por si no viene en tu tratado estadístico.

No entendemos mucho de educación, sólo somos unos padres de dos niños de 4 y 5 años. Pronto irán a la obligatoria. Decimos pronto porque se nos hará muy corto el tiempo en el que tendremos ascendiente sobre nuestros hijos. Estudiarán en catalán, con el castellano al nivel del inglés. Se les educará en una visión del mundo diferente a la nuestra, más que diferente, opuesta. Tenemos tiempo y ganas para educar a nuestros hijos, por el expediente de no comprar cosas innecesarias, pero el sistema educativo parece que quiere salvarles de nosotros, pobres imbéciles. Recibimos avisos de los servicios territoriales de educación porque no llevamos a nuestros hijos a la escuela por las tardes. 3 horas nos parecen suficientes para unos niños tan pequeños. En Cataluña no es posible encontrar escuelas con jornada continua.El resto del día lo dedicamos a la cohesión familiar. No hemos hecho ningún curso sobre pedagogía, simplemente estamos juntos, nos gusta hacerlo, y lo demás viene por sí mismo. No los aislamos del mundo. Comprendemos que deben aprender a desenvolverse en la realidad. Pero la familia es lo único que queda de cuerpo social. No es verdad que todo sea individuo, individuo e individuo.
Si la educación obligatoria agrede a nuestros hijos, tendrá que venir la Guardia Civil a llevarlos a la escuela. Les formaremos nosotros. En nuestra casa se gusta de la literatura y la música, se hablan 5 idiomas y se está formado en contabilidad, explotaciones agropecuarias, ciencias políticas y sociología, por lo que somos aptos para transmitir conocimientos a la siguiente generación. Les pido que nos den su opinión.

Javier:

Conozco el caso de unos padres que eludieron mandar a sus hijos a educación infantil sin encontrar problemas con Servicios Sociales. Lo consiguieron haciendo que estudiaran a distancia con el método de una escuela americana, que los examina un par de veces al año.

Creo que en España lo que es obligatorio es la educación, no la escolarización. Sí que es cierto que pueden llegar a denunciarte, pero como hay un vacío legal, las denuncias no prosperan. Incluso si se llega a juicio, ya hay sentencias a favor de los padres.

Lo que tiene que quedar claro es que la familia no está ni desatendiendo a los hijos ni consintiéndoles el absentismo, sino que realmente los educan en casa.

Eso sí: si quieren examinarse de graduado en ESO o de Bachillerato tienen que hacerlo más tarde que los demás (18 años para la ESO en lugar de los 16 habituales). Ese es el mayor problema legal que pueden tener.

Por otro lado, la enseñanza en casa sí que está reconocida en Portugal y Francia, donde se puede estudiar a distancia sin problemas. Tal vez llegado el tiempo podáis hacer que se examinen a la edad correspondiente, pero en el sistema francés...

Hola, javier. Al leer tu exposición saco en conclusión que sufres el acoso del ultranacionalismo, además del acoso del pseudoprogresismo. Y tú, es evidente, no comulgas con ruedas de molino. Ambos, pseudoprogresismo y ultranacionalismo, pretenden lo mismo: convertir a la población en "épsilons" dóciles a sus terrenales intereses.

La legislación habla de "educación obligatoria" desde los 6 a los 16 años. Pero no habla de que el alumno deba recibirla en un centro reglado público o privado. Vosotros, por vuestra formación académica, sois plenamente competentes para dar esa formación básica a vuestros hijos. Os aseguro que la única formación pedagógica que se necesita es el interés y el amor con que, evidentemente, pretendéis formar a vuestros hijos "sin aislarlos del mundo que les rodea". Es curioso, pero tendréis, casi siempre, mayor formación que cualquiera que vaya, enviado por la autoridad educativa de turno, a reprenderos por no mandar a vuestros hijos a una escuela que no os gusta.

Si tenéis tiempo para dedicarlo a la enseñanza de vuestros hijos, y eso es indispensable, os aconsejo, humildemente, que compréis una colección de libros de cualquier editorial para el nivel, en el caso de vuestros hijos, de primero de primaria. Ahí vienen desarrollados de un modo muy didáctico todos los contenidos necesarios. Tus hijos serán formados con las mejores garantías, y podrán pasar cuantas pruebas oficiales se les ordenen (eso sí, que aprendan bien el catalán y la microhistoria del "país" pues, si no, no les concederán titulación alguna, a no ser que, para esas pruebas, os desplacéis a cualquier otra comunidad cuyos gobernantes carezcan de delirios nacionalistas).

En niveles posteriores, igualmente, segundo, tercero... seguiréis perfectamente el ritmo creciente de aprendizaje con vuestros hijos. Además, una hora de docencia vuestra equivale a dos de un profesor convencional, pues no tenéis que mandar callar continuamente, rellenar papeleos innecesarios... y toda esa pila de actividades que, a diario, entorpecen nuesta labor educativa y, por tanto, retrasan la formación de nuestros alumnos.

Saludos afectuosos.


LEY DE POLITICA LINGUISTICA

Aprobada por el Parlament de Cataluña el 30-12-97

http://personales.mundivia.es/lbouza/leypol.htm

CAPITULO III

La enseñanza

Artículo 20. La lengua de la enseñanza

1. El catalán, como lengua propia de Catalunya, lo es también de la enseñanza, en todos los niveles y modalidades educativos.

2. Los centros de enseñanza de cualquier grado deben hacer del catalán el vehículo de expresión normal en sus actividades docentes y administrativas, tanto las internas como las externas.

Artículo 21. La enseñanza no universitaria

1. El catalán se debe utilizar normalmente como lengua vehicular y de aprendizaje en la enseñanza no universitaria.

2. Los niños tienen derecho a recibir la primera enseñanza en su lengua habitual, ya sea ésta el catalán o el castellano. La Administración debe garantizar este derecho y poner los medios necesarios para hacerlo efectivo. Los padres o tutores pueden ejercerlo en nombre de sus hijos instando a que se aplique.

3. La enseñanza del catalán y del castellano debe tener garantizada una presencia adecuada en los planes de estudio, de modo que todo los niños, cualquiera que sea su lengua habitual al empezar la enseñanza, deben poder utilizar normalmente y correctamente las dos lenguas oficiales al final de la educación obligatoria.

4. En la enseñanza posobligatoria la administración educativa debe fomentar políticas de programación y docencia que garanticen perfeccionar el conocimiento y el uso de las dos lenguas para que todos los jóvenes adquieran el bagaje instrumental y cultural propio de estas enseñanzas.

5. El alumnado no debe ser separado en centros ni en grupos clase diferentes por razón de su lengua habitual.

6. No se puede expedir el título de graduado en educación secundaria a ningún alumno que no acredite que tiene los conocimientos orales y escritos de catalán y de castellano propios de esta etapa.

7. La acreditación del conocimiento del catalán no puede ser exigida en el caso de alumnos que han sido dispensados de aprenderlo durante la enseñanza o una parte de ésta, o que hayan cursado la enseñanza obligatoria fuera del territorio de Catalunya, en las circunstancias que el Govern de la Generalitat debe establecer por reglamento.

8. El alumnado que se incorpore de forma tardía al sistema educativo de Catalunya debe recibir un apoyo especial y adicional de enseñanza del catalán.

Javier, no pueden obligarte a llevar a los hijos al colegio hasta los 16 años, se pongan como se pongan. De todas maneras, por ir hasta las 5 en vez de hasta las 3 tampoco serán tan malinfluenciados, la familia sigue siendo el principal agente educativo

Muchas gracias. No nos sentimos solos. ¿Para qué nos sirve el articulado de la ley?. Legal no es sinónimo de justo.Y el hecho de que una cuestión esté positivamente recogida en una ley no significa que se haga nada por perfeccionarla.A nivel político la supervivencia del catalán está por encima de cualquier otra consideración.En efecto, 3 ó 5 horas de 24 no es gran cosa, pero al ser jornada partida, no es lo mismo ir por la mañana, convivir con compañeros y maestros (aprovechamos para expresar nuestro reconocimiento)y tener otra parte del día disponible, que salir los niños a las 5 de la tarde cansados, no aptos para aprender nada más de sus padres, y tener como única opción acabar el día lo más decentemente posible, sin histerias,lo que en último término parece ser la política educativa. A trabajar y a callar. ¡Menuda pretensión, tener criterio a la hora de educar a los propios hijos!. Señores maestros, no les arrendamos la ganancia. Y nosotros estamos encantados con los profesores de los niños, que no con la dirección del colegio.

Muchas gracias. No nos sentimos solos. ¿Para qué nos sirve el articulado de la ley?. Legal no es sinónimo de justo.Y el hecho de que una cuestión esté positivamente recogida en una ley no significa que se haga nada por perfeccionarla.A nivel político la supervivencia del catalán está por encima de cualquier otra consideración.En efecto, 3 ó 5 horas de 24 no es gran cosa, pero al ser jornada partida, no es lo mismo ir por la mañana, convivir con compañeros y maestros (aprovechamos para expresar nuestro reconocimiento)y tener otra parte del día disponible para compartir con la familia, que salir los niños a las 5 de la tarde cansados, no aptos para aprender nada más de sus padres, y tener como única opción acabar el día lo más decentemente posible, sin histerias,lo que en último término parece ser la política educativa. A trabajar y a callar. ¡Menuda pretensión, tener criterio a la hora de educar a los propios hijos!. Señores maestros, no les arrendamos la ganancia. Y nosotros estamos encantados con los profesores de los niños, que no con la dirección del colegio. Ahora sigue escribiendo la madre de los niños. Pertenezco a la Asociación de Padres de Alumnos de nuestra escuela, y al comenzar el curso, que es cuando decidí formar parte de ella, me sorprendí viendo la actitud de los otros representantes de los padres. Parece que el único cometido de dicha organización sea descargar a las familias del "problema" de sus hijos, de tener a los niños aparcados durante el máximo tiempo posible que los padres estén dispuestos a pagar. Todas las iniciativas a favor de una vida social que en sus actividades incluya todos los miembros de una familia nuclear ( como las actividades extraescolares pero conjuntamente con los padres)son rechazados en nombre de los "pobres niños cuyos padres no se interesarían por tal oferta", no se vayan a sentir diferentes. No señores, los que se tienen que sentir "raros" son los que sí tienen una vida ligada a la de sus padres. Los niños agradecen diariamente en sus actitudes la atención recibida, creo que de alguna manera todos somos conscientes de ello, pero da miedo tener opinión propia y defenderla. Lo que me preocupa es la estabilidad emocional de unas personas que en su infancia no aprenden los sentimientos más elementales como son el amor, el agradecimiento, el sacrificio por el bien de la comunidad en este caso la familia y muy importante, la seguridad de que los padres y hermanos siempre están para ayudar. Personalmente me sentiría una madre fracasada si mis hijos acabaran en este desierto emocional.

¡Buen trabajo Ramón Torrado! Una aportación útil al problema del catalán. También me ha gustado tu respuesta sobre la batería (de Adrián). La implicación personal y adaptación al contexto da vida a las aportaciones.

HISTORIA

Hace unas semanas en la tele, hablando del tesoro de monedas hallado cerca de Gibraltar, mostraron una moneda ¿procedente del barco? donde se leía claramente la fecha 1852 y hablaron de que se puede tratar de un buque hundido de hace 400 años (!)

Hoy han mostrado una moneda procedente del tesoro, de Carlos III (s.XVIII), y han vuelto a hablar del barco de hace 400 años. ¿Cómo puede una moneda de hace 150 o 250 años estar en un barco hundido hace 400 años?

No valen para detectives, y/o no tienen concepción de la Historia. Serán reporteros jóvenes logsianos.

HISTORIA

Hace unas semanas en la tele, hablando del tesoro de monedas hallado cerca de Gibraltar, mostraron una moneda ¿procedente del barco? donde se leía claramente la fecha 1852 y hablaron de que se puede tratar de un buque hundido de hace 400 años (!)

Hoy han mostrado una moneda procedente del tesoro, de Carlos III (s.XVIII), y han vuelto a hablar del barco de hace 400 años. ¿Cómo puede una moneda de hace 150 o 250 años estar en un barco hundido hace 400 años?

No valen para detectives, y/o no tienen concepción de la Historia. Serán reporteros jóvenes logsianos.

(repito para borrar lo otro)

"si a un alumno no le da la gana de estudiar,ni le voy a obligar ni le voy a dar de comer a mano"

No dejéis salir vuestros instintos más bajos. Es una reacción humana pero un profesional y una persona de moralidad superior ha de estar por encima de eso.

Toda la vida moderna está llena de ejemplos parecidos, donde las personas de bien aguantan sus primeras reacciones salvajes para construir un mundo mejor.

"si a un alumno no le da la gana de estudiar,ni le voy a obligar ni le voy a dar de comer a mano"

No dejéis salir vuestros instintos más bajos. Es una reacción humana pero un profesional y una persona de moralidad superior ha de estar por encima de eso.

Toda la vida moderna está llena de ejemplos parecidos, donde las personas de bien aguantan sus primeras reacciones salvajes para construir un mundo mejor.

"si a un alumno no le da la gana de estudiar,ni le voy a obligar ni le voy a dar de comer a mano"

No dejéis salir vuestros instintos más bajos. Es una reacción humana pero un profesional y una persona de moralidad superior ha de estar por encima de eso.

Toda la vida moderna está llena de ejemplos parecidos, donde las personas de bien aguantan sus primeras reacciones salvajes para construir un mundo mejor.


Robert:
Si a un alumno no le da la gana de estudiar, hay pocos medios para obligarlo.
Si fuese tan fácil no tendríamos los porcentajes de fracaso que tenemos.
Su familia tiene más obligación que yo de obligarlo o convencerlo.
En la ESO es un objetivo conseguir que te dejen dar clase para los que quieren estudiar.Lo que no podemos encima es crearnos otro frente con los que rechazan el IES,obligándolos.
Recuerda que la pública no es una empresa privada donde los padres los llevan para que apruebe como sea.Para muchas familias la pública es una guardería.
Yo le pregunto a algunos de mis objetores que para qué vienen al IES y qué les dicen sus padres.Algunas respuestas:
-Me aburro en mi casa sólo.
-Vengo a ver a mis amigos.
-A jugar en el recreo.
-Mi madre dice que me aguanten los maestros.
-Mi madre no quiere dejarme sólo,pues trabaja.
¿Cómo explicar si no alumnos que llevan 4 cursos en ESO 1 y sus familias ni aportan por el IES?
Una parte de las familias valoran la educación,otra sólo la guarda social de sus hijos.Así de simple.

RM
No dudo que todo lo que dices sea cierto. Pero también creo que los niños dicen esas cosas porque no quieren quedar como pringados. Decir que quieren aprender cuando están fracasando demostraría que son tontos. Ya que van mal, tienen que decir que no quieren aprender: es la historia del zorro y las uvas verdes: ya que no lo pueden tener, no lo quieren. Y así dan a entender que controlan la situación, y no que la situación los supera.

Lo primero que hace falta para que empiecen a trabajar es la seguridad de que vaya a salir bien. Nadie que no se sienta seguro haciendo algo estará a gusto haciéndolo, ni lo hará bien. Esto vale, creo, para cualquier buen estudiante. Sabe que domina la cosa y que si le dedica las horas necesarias que sacará buenas notas. Los que fracasan piensan que aunque trabajen, al final suspenderán igual. Tienes que empezar por crear esa sensación de esperanza (ya has visto que es posible con las tarjetas). Lo demás vendrá poco a poco. Cambiar su mentalidad puede requerir perfectamente 2 años de éxitos forzados, según mi experiencia.

Todos los estudios de psicologia humana indican que el éxito produce un estímulo psíquico que tiende a hacer que la persona repita la acción. Esta es la base del aprendizaje de los bebés. Si cuando sacan la mano hacia determinado punto y la meten en la boca sabe a dulce, intentarán volver a sacar la mano hacia el mismo sitio. El éxito hará repetir la actividad exitosa. Con tanta psicopedagogía en el mundo es increíble que la regla nº1 de la psicopedagogía, descrita claramente por la gran estrella Piaget, apenas se tenga en cuenta en la educación actual.

"Todos los éxitos o los fracasos de la actividad propia se registran en una especie de escala permanente de valores, elevando los éxitos las pretensiones del sujeto y rebajándolas los fracasos con respecto a acciones futuras. De ello se desprende un juicio sobre sí mismo al que es conducido el sujeto paulatinamente y que puede tener grandes repercusiones en todo el desarrollo." (Seis Estudios..., 1992, p.50)

Robert:
Muchos alumnos entre el éxito escolar con esfuerzo y el fracaso escolar sin esfuerzo,prefieren voluntaria y conscientemente lo segundo porque es más cómodo para ellos a corto plazo.
Muchos no es que no estudien porque sepan que fracasarán,sino porque no quieren realizar un esfuerzo aunque fracasen.

RM
Supongo que habrá de todo, pero pienso que la mayoría de los jóvenes sí se esfuerzan en las cosas que les gustan y en las que son buenos (fútbol, videojuegos, música, deportes, algún hobby...).

Otro aspecto importante es la "edad del pavo" que afecta gravemente a los chicos en edad de ESO. La mayoría empiezan a salir del estupor a los 16 años, que es una buena justificación para no obligarles a tomar decisiones irremediables antes de esa edad.

Las tarjetas son una buena manera de llevarles hasta ahí con todas las opciones abiertas.

Es una auténtico placer leer tus palabras, Robert. Ofreces soluciones simples y aplicables pero, desgraciadamente y como ya se ha comentado en diversas ocasiones en este foro, las condiciones de las que partes en tu academia (grupos de nivel homogéneo, flexibilidad y libertad absoluta a la hora de configurarlos, alumnos voluntarios. etc.) poco o nada tienen que ver con las de los IES.

Son dos filosofias divergentes. Por un lado está tu academia: se coloca al alumno en el grupo de nivel que le corresponde, luego es el alumno quien se pone a la altura del profesor (se garantiza la atención del mismo durante los 60 min. de clase). Del otro lado los IES: se exige que el profesor se ponga a la altura del alumno, de todos los alumnos sin importar sus niveles de competencia (en un ejercicio de malabarismo, cada alumno recibe un trato individualizado durante 5 o 6 min por clase).

La conclusión es clara: el sistema actual LOGSE-LOCE requiere alumnos con gran autonomía de trabajo. Como esta situación idílica no se da, los maestros y profesores se ven obligados a nivelar por abajo perjudicando a los alumnos y familias diligentes.

Tal como lo veo, es lícito exigir a la escuela y a las autoridades la adopción de medidas para atajar la falta de implicación de las familias en la educación de sus hijos pero, de ninguna menera, podemos exigir a los compañeros de estos alumnos problemáticos que se conviertan en el bálsamo sanador argumentando las bonanzas de la diversidad (miren ustedes: en el segundo ciclo la conflictividad baja porque la diversidad se reduce y recibe tratos diferenciados en emplazamientos físicos diferenciados).

Se necetarían agrupamientos mucho más homogeneos que los existentes en la actualidad (la ley exige justo lo contrario: la solución barata de todos juntos y revueltos) para intentar imitar las condiciones imperantes en tu academia y la posibilidad de pocer mover de un nivel a otro a los alumnos de forma ágil e inmediata para premiar sus logros. Esto último requiere la eliminación de buena parte de la burocracia que día a día crece y aumenta en nuestro sistema educativo y, seguramente, la reducción de ratios para permitir la movilida durante el transcurso del curso.

Veo difícil la aplicación de un experimento como el que planteas en la enseñanza pública en las actuales circunstancias. No obstante continuaré leyendo sobre tus métodos considerándolos como un intento de obligar a todos los alumnos a comer del menú común.

P.D.: En ambientes rurales en los que he trabajado, todavía sigue existiendo una eduación diferenciada en cuanto al sexo. Las niñas son educadas en la diligencia, la constancia y el respeto a los demás, todavía no se han contagiado de los modelos de conducta de los niños porque en casa, sencillamente, no se lo permiten. Como consecuencia las diferencias de rendimiento entre sexos es prácitcamente infinita. Ahora estoy en un instituto urbano y nunca había tenido niñas tan poco dispuestas al estudio como las alumnas de este centro,ni tan irespetuosas en el trato hacia sus iguales.

Totalmente de acuero con Robert:

Alguien capaz de tolerar largas sesiones de consola de videojuego, es perfectamente capaz de tolerar el estrés de las clases del IES. El problema comienza cuando intenta solucionar sus conflictos y contradicciones de la misma manera en la que se desenchufa la play.

Mis mejores alumnos no saben lo que es una play ni una xbox. Algunos de estos ni tan siquiera tienen teléfono móvil, y si lo tienen, el uso que le dan esta seriamente restringido por sus padres. La mayoría de estos alumnos de los que hablo, no reciben premios por sus notas y usan el messenger tan śolo durante los fines de semana. Esto lo sé por conversaciones privadas, puedo imaginarme los resultados de las estadísticas.

Si Sin Chan está terminantemente prohibido para los menores en Japón, ¿qué hacen nuestros hijos mirándolo y estudiándolo todo el día?

Completamente de acuerdo con lo que dice Tiresias. Yo en un post de hace bastante tiempo ya apunté lo mismo: mientras no se pueda agrupar a los chavales por clases de nivel homogéneo no hacemos nada. Esto, que es más que evidente y que nadie pondría en duda si hablásemos por ejemplo de deporte escolar, parece que da alergia cuando se trata de la educación general. Si alguien es bueno en fútbol no esperamos a que cumpla 18 años para empezar a jugarlo en serio. Pero ¡ay de tí si eres bueno en matemáticas! Te vas a comer largos y tediosos años de aprender con cuentagotas hasta que por fin puedas estudiarlas a un nivel adecuado. Esto en el supuesto de que no llegues a la universidad más quemado que un bosque en agosto, o medio tocado del ala por la "bondad de corazón" de tus compañeros.

Y no sólo es que convendría agrupar por niveles. Es que no se puede cerrar los ojos al hecho de que hasta el final de la adolescencia la diferencia de madurez y de capacidad intelectual entre sexos es brutal. Las chicas de unos 10 años encajan bastante mejor con los chavalillos de 12 años que con los de su propia edad (de manera estadística, no unánime).

Esto, en el sistema actual, tiene dos consecuencias pervesas:
- Muchos hombres se pasan media vida sintiéndose un cero a la izquierda por que se les dan mal los estudios. Curiosamente a partir de cierta edad empiezan a encontrar fácil aprender cosas nuevas, y lo asocian con el hecho de estar ya especializándose profesionalemente, no al hecho completamente biológico de que tardan más en desarrollarse. Al final triunfan en sus carreras, pero nadie les devuelve los malos ratos pasados.

- Muchas mujeres pierden largos y tediosos años de vida escolar aprendiendo notablemente menos de lo que podrían, hasta que llega el nivel preuniversitario y les meten "como a las ocas" todo el temario retrasado. Esto a menudo les desborda, a veces de manera irremediable. (Yo podría contaros media docena larga de casos como este sin pararme a pensarlo mucho).

El sistema educativo debería encargarse de fijar el mínimo generoso al que hay que llegar, pero no poner TECHO a lo que cada alumno puede aprender. Mucho feminismo y mucha castaña, pero a nadie se le ocurre que las mujeres deberían aprovechar la precoz inteligencia que les da la naturaleza, ganar años de aprendizaje o de experiencia laboral, y empezar la universidad cuando están preparadas para ello, no cuando lo están los demás. (Si teneis hijas adolescentes que sean muy buenas estudiantes sabreis lo que digo).

En lugar de peroratas transversales sobre la igualdad entre sexos, mejor romper ese esclerótico molde de hacer cursos por edades y dejar que cada individuo llegue a su máximo potencial en cada momento de su vida...

Vale, no me resisto:

http://www.aso-apia.org/asamblea/viewtopic.php?t=581&view=previous

Aquí elucubran sobre un nuevo tipo de bachillerato, con sus asignaturas y las horas para cada una. En mi opinión, faltan horas de ciencias por todos los lados. Y sobran "marías". Si os interesa ese hilo, podemos comentarlo.

Quizás lo que falten sean algunos planteamientos más realistas, entendiendo por ello, lo que demanda el mercado de trabajo y no lo que está dispuesto a ofrecer la Administración.
Algunas de las propuestas que se plantean en el foro referido quizá pequen de academicismo, pero no van del todo descaminadas. Creo que en realidad deberíamos partir de una reforma de la estructura de las enseñanzas y de la red de centros. En otros países no se imparte toda la enseñanza secundaria en los mismos centros: hay centros diferentes para la secundaria básica (ESO), la secundaria técnica (FP) y la secundaria preuniversitaria (Bachillerato). Aquí seguimos con la manía de "confundir las churras con las merinas"
Si se trata de proponer yo propondría (quizás a algunos les suene algo de lo que digo):
1. ESO hasta los 14 años que sirviera de preparación básica para los otros dos niveles. Aquí predominarían contenidos instrumentales sin ningún tipo de optatividad (lengua, matemáticas, idioma extranjero, geografía, ciencias naturales, e.física...). Mi opinión sobre las enseñanzas de religión me la reservo para no desviar el tema de debate. Para reutilizar las instalaciones existentes habría dos opciones:
a) Reconvertir los CEIP en CEIPSO (creo que se entiende)
b) Que la ESO, con profesorado especialista (no generalista, sino de los adscritos a los IES actuales) de Primaria, abarque de 10 a 14 años en los IES donde sólo se imparte ESO.
2. Enseñanzas técnicas de grado 1, 2 y 3 (2 años por nivel), hasta los 20 años. Predominarían contenidos específicos de titulaciones orientadas directamente al mercado laboral. Sería importante entre ellos la formación jurídica en cuestiones laborales (hay mucho abusón por ahí suelto) y las prácticas en empresas (aumenta las posibilidades de inserción laboral rápida, a tenor de mi experiencia). Por si me critican "los de letras" (yo soy de esos, pero además realista), podría incluirse un ámbito de contenidos sociolingüísticos, de carácter más práctico que teórico (e.g.: redactar correctamente un currículo o saber qué es y para qué sirve un sindicato, con la posibilidad de incluir referencias a la historia del sindicalismo). En esta etapa, el profesorado sería tanto de la actual ESO (contenidos generales), como maestros de taller y técnicos de FP, en centros específicos asociados a residencias escolares para el alumnado procedente de las poblaciones más alejadas, o con auténticos servicios de transporte y/o comedor.
3. Enseñanzas orientadas a la Universidad, con profesorado especialista de la actual Secundaria (sin catedráticos, a ser posible, es que me dan "yu-yu"). Al existir un número reducido de centros específicos (al menos en mi IES son menos de la mitad los que van a Bachillerato) cabría la posibilidad de ofrecer un alto nivel de optatividad real, tanto en itinerarios como en materias. Es aquí donde considero realmente válidas las propuestas del foro de APIA al que se refería Pascual, excepción hecha de la cuestión de las enseñanzas religiosas, sobre las que, reitero, no pienso pronunciarme por no desviar el tema de discusión.
Algunos podrán tacharme de elitista, clasista e incluso fascista, pero (y perdón por la expresión, pero es que tienen hasta ese mismo sitio), "me la trae floja y pendulona". Yo estudié con la ley "Villar-Palasí" y empecé a trabajar con la LOGSE. Llevo en la enseñanza desde el 90 y es mi experiencia la que me dicta lo expuesto. Si alguien quiere conocer mi filiación política, se va a quedar con las ganas: que piense lo que le salga de la... sesera.
Por descontado que admito matizaciones, críticas y replanteamientos a lo dicho. Otra cosa es que la Administración tome nota de lo que aquí se discute y lo lleve a cabo (de ilusión también se vive).

Os recomiendo un libro de Oakes sobre el tracking, que ya en el año 85 advertía de los riesgos de arupar por niveles. No va por ahí la solución, a mi parecer

Os recomiendo un libro de Oakes sobre el tracking, que ya en el año 85 advertía de los riesgos de arupar por niveles. No va por ahí la solución, a mi parecer

Os recomiendo un libro de Oakes sobre el tracking, que ya en el año 85 advertía de los riesgos de arupar por niveles. No va por ahí la solución, a mi parecer

Bueno, del texto referido yo saco algunas ideas que me parecen importantes:

- Me parece que un mínimo conocimiento de la economía, el derecho y las instituciones políticas sí que debería impartirse. Personalmente me harto de ver cada día a cuarentones y cincuentones con una incultura socioeconómica total.

- Creo que hay demasiadas asignaturas, y encima se imparten a un nivel muy bajo. Plástica, tecnología, música... El que realmente tiene un interés en el tema se tiene que buscar la vida extraescolarmente para aprender algo, en conservatorios, academias... El que no tiene interés en ellas está perdiendo el tiempo. Y seamos realistas, poquísimos adultos hacen de estas cosas su profesión. Que sean obligatorias para todos es un contrasentido.

- El inglés debería ser opcional. Todo el mundo prefiere ir a clases particulares, que es donde se aprende. Las horas lectivas son una pérdida de tiempo para la mayoría, porque se dan a un nivel muy bajo. Si no hay dinero como para hacer grupos de 10 por niveles, tipo academia, que símplemente se deje exento al que ya va por delante.

- La religión sobra en la escuela. La filosofía haría falta el doble de horas.

- En esta vida o se abarca, o se profundiza. Tener a los de ciencias haciendo comentario de texto hasta la universidad y que luego se peguen el gran costalazo porque no saben matemáticas debería hacer pensar a alguien. Faltan horas de ciencias, pero me da en la nariz que los logseros no destacaron en ellas precisamente...

- A los 12 años ya se ve quien estudia y quien no. El que dude esto es que tiene amnesia selectiva sobre su propia infancia. Yo haría tres rutas posibles: una cultural, con muchas asignaturas de humanidades y mucha exigencia en ciencias. Otra menos humanística que incluyese asignaturas prácticas: informática, dibujo técnico, contabilidad, inserción profesional (donde se explicase CON TODO REALISMO en qué consisten las diversas profesiones y qué hace falta para ejercer cada una). Por último, una opción que consistiese en lo siguiente:
- En lengua, corrección profunda de carencias. Nada de literatura; ejercicios prácticos de comprensión de documentos cotidianos.
- Matemáticas: corrección profunda de carencias.
- Sociales. Historia contemporánea, política, economía. Derechos y deberes de la vida civil, vaya.
- Taller, taller, taller, taller, taller....

No puede ser que alguien llegue a los 12 años siendo analfabeto funcional y se le deje pasar sin más: o se coge el toro por los cuernos y se le da específicamente el refuerzo que necesita, o no hacemos nada. Y APRENDER A TRABAJAR es bueno, digan lo que digan los ociosos resabiados de este mundo.

Hasta aquí la ESO.

En el bachillerato de ciencias, cuatro asignaturas SÓLO, mas una opcional: matemáticas, físicas, química, biología, con geología/dibujo. Cada una de ellas el doble de horas que se da ahora.

Cinco horas de clase por la mañana, tardes libres, con oferta de asignaturas no puntuables: educación física, música, dibujo artístico... De calidad y exigentes, para quien realmente tiene un interés en ellas.

Y lo más importante de todo: pruebas estatales al final de la primaria, la eso y el bachiller, pero SIN LÍMITE DE EDAD. Es decir, que si uno llega a los 10 años al nivel de 4º de ESO no se pudra de aburrimiento cuatro años más porque el resto no sea tan listo. Como si nos pudiésemos permitir desperdiciar cerebros en este país, con la que está cayendo...

Bueno, estas son mis ideas. A ver qué os parecen.

Buena idea, Laura.

A mí siempre se me dio de pena el fútbol. Es brutalmente discriminatorio que quien sí puede jugar reciba honores y premios, incluso que se le lleve a equipos pre-profesionales. Eso sólo perpetúa la discriminación entre torpes y atléticos, en su mayor parte ficticia.

Además, los hijos de los atletas tienen más ventajas profesionales y contactos en el mundo del deporte que los de los torpes, lo que perpetúa la brecha social.

Así que nada: que nadie tire a puerta hasta que el último paquete de su equipo hay tocado balón. Aquí jugamos todos o pinchamos el balón.

El darwinismo social fue popular desde finales del siglo XIX hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Los proponentes del darwinismo social utilizaban esta teoría para justificar diferentes esquemas sociales imperantes durante este periodo de tiempo desde el capitalismo a la justificación de la desigualdad social. Entre sus influencias más extremas se citan el comienzo de la eugenesia y de las doctrinas raciales Nazis. Aunque la teoría en sí misma no implica una posición política determinada muchos de los proponentes de la teoría la han utilizado para justificar posiciones de este tipo. Desde la inevitabilidad del progreso hasta la justificación de doctrinas raciales y en general todo tipo de movimientos totalitarios.

Manzanas traigo.

And looked up through lesbian milfs her ben wa set. But you.

En serio: ¿no se puede hacer nada con el spam, meter un filtro o algo así?

Se podría poner un "filtro humano", algo del tipo "copie el texto de la imagen en la casilla de verificación" (una de las habilidades que los robots spam no acostumbran tener, es la habilidad de reconocer texto en imágenes deformadas). Si combinamos esto con un filtro pr palabras clave, es seguro que se filtraría el 99% del spam. Pr desgracia estas prácticas son complicadas si no se han tenido en cuenta a la hora del diseño del sistema.

Soy moderador de un minoritario foro accesible únicamente a los usuarios registrados (aparece poco por google; sólo se localiza por referencias en página web enlazadas poe google) y los spammers se despachaban a gusto. La solución en el foro del que hablo, pasa por una actualización a una versión de php más moderna (asunto nada trivial ni con software libre -con el propietario toca pasar por caja con xxxxxx$, lo que hace que pesar...-) y el asunto sigue parado hasta que nuestro benefactor o algún alma caritativa, y con conocimientos, se digne dedicar el tiempo del que no dispone. De momento permanece en modo escritura excepto para los moderadores, que dicho sea de paso, borrábamos, de forma conjunta, no menos de 50 post guarros diarios (el más madruagador y/o trasnochador, se ponía las botas).

Ya puestos:

www.vegazone.com/aol

bonito ordenador (el último lo saqué por 55 euros hará dos años; 20 euros en ram y un micro que un forero me regaló y me ha quedado una bonita máquina corriendo Debian Etch de maravilla).

Si el spam beneficia a las empresas de software, o a la empresa (Micro$ft, que muy pronto no habrá otra por mucho que se asocien las de la competencia para plantarle cara), ¿a quién beneficia la LOGSE? A los alumnos no, eso está claro.

Disculpen las faltas. No es culpa mía sino de Viña Costeira.

Para Tiresias,

Gracias por tus palabras, aunque luego siempre venga el "pero".

No digo que no haya diferencias entre nuestras academias y las IES, puesto que es obvio que las hay. Sin embargo, nuestra forma de organización NO se parece a la de otras academias. No ofrecemos clases de apoyo, sino un curso completo de inglés en 12 niveles = 12 años, paralelo al de la escuela. Los niños entran con 6-9 años y pasan de nivel en nivel cada año - todos, con escasísimas excepciones (el nivel de fracaso está alrededor del 3% en este momento - y aún así pasan de nivel con el resto). Metemos a los alumnos en el nivel correcto cuando empiezan con nosotros y suben todos juntos (el 90% empiezan en el nivel 1). Hay pocas opciones de horario, y si las hay es sólo para escoger el Nivel X a tal o cual hora, en tal o cual centro. No hay grupos buenos o remediales; no seleccionamos a los alumnos a la entrada: los primeros que se apuntan son los que entran. Intentamos nunca contar con los padres para nada. Hasta aquí nuestras circunstancias son similares a las vuestras. La diferencia está en la ratio - normalmente de 11 a 15 - y el tipo de alumnos, ya que no vemos los casos más problemáticos.

Si nuestros grupos son de nivel homogéneo es debido solamente a nuestra organización y metodología. Aunque es verdad que empiezan todos en el mismo nivel, el mérito está en conservar esa uniformidad de nivel a través de los años, con aprendizajes adecuados. Métodos como el de las 3 EEE (explicar-estudiar-examinar) dividen a los alumnos. Con ese método aunque os dieran grupos de nivel uniforme, no tardarían en diversificarse: los que estudian o les ayudan van bien; los demás, mal. La enseñanza tradicional es incapaz de impedir esta diáspora y la situación actual es el resultado. Sólo cambiando a un método como el nuestro podríais mantener grupos uniformes a través del tiempo. El desnivel de los grupos es el peor problema que puede existir en la enseñanza, y lo tenéis endémicamente: el propio sistema lo genera de una manera ineludible.

La diversificación no se produce por las diferencias entre los niños, sino por las diferencias entre lo que hacen unos y otros. En mi experiencia casi todos pueden aprender bien. (RM también ha expresado una opinión similar.) Mientras todos trabajan juntos todos aprenden más o menos lo mismo. Cuando trabajan por separado es cuando se produce la diversificación. Por tanto, hay que trabajar juntos en lo esencial, y dejar el desarrollo más profundo para el trabajo individual, para los que quieren sacar nota.

¿Cómo transformar el sistema actual? Ya propuse un camino a pequeña escala - en un solo instituto (sección "Carta al Director del País" - Marzo 14, 2007 11:32 AM).

1) Enseñar a los profesores algo con tarjetas para que vean cómo se aprende, y que no es ni aburrido ni pesado, sino más bien absorbente como un videojuego. Ganar su confianza en la bondad y eficacia de lo que iban a hacer; éste sería el primer paso importante.
2) Empezar a dar apoyo a alumnos rezagados y dar clases para demostrar el sistema y probarlo en el entorno IES. Diseñar los materiales para empezar en serio el próximo curso. Formar al profesorado en el uso de las tarjetas.
3) Dar un curso completo. Haría falta siempre tener al menos a un profesor de apoyo disponible - al principio del año sobre todo - para mantener al día a los alumnos más remolones (hasta que se acostumbrasen a la idea de que tenían que trabajar) o faltos de base previa; o hacerlo el mismo profesor en plan castigo fuera del horario lectivo (por la tarde, no en el recreo).

¿Sería posible poner en marcha una prueba de este tipo, para ver si esto funcionaría o no? Yo estaría dispuesto a dirigir la operación y participar activamente.

Para Tiresias,

Gracias por tus palabras, aunque luego siempre venga el "pero".

No digo que no haya diferencias entre nuestras academias y las IES, puesto que es obvio que las hay. Sin embargo, nuestra forma de organización NO se parece a la de otras academias. No ofrecemos clases de apoyo, sino un curso completo de inglés en 12 niveles = 12 años, paralelo al de la escuela. Los niños entran con 6-9 años y pasan de nivel en nivel cada año - todos, con escasísimas excepciones (el nivel de fracaso está alrededor del 3% en este momento - y aún así pasan de nivel con el resto). Metemos a los alumnos en el nivel correcto cuando empiezan con nosotros y suben todos juntos (el 90% empiezan en el nivel 1). Hay pocas opciones de horario, y si las hay es sólo para escoger el Nivel X a tal o cual hora, en tal o cual centro. No hay grupos buenos o remediales; no seleccionamos a los alumnos a la entrada: los primeros que se apuntan son los que entran. Intentamos nunca contar con los padres para nada. Hasta aquí nuestras circunstancias son similares a las vuestras. La diferencia está en la ratio - normalmente de 11 a 15 - y el tipo de alumnos, ya que no vemos los casos más problemáticos.

Si nuestros grupos son de nivel homogéneo es debido solamente a nuestra organización y metodología. Aunque es verdad que empiezan todos en el mismo nivel, el mérito está en conservar esa uniformidad de nivel a través de los años, con aprendizajes adecuados. Métodos como el de las 3 EEE (explicar-estudiar-examinar) dividen a los alumnos. Con ese método aunque os dieran grupos de nivel uniforme, no tardarían en diversificarse: los que estudian o les ayudan van bien; los demás, mal. La enseñanza tradicional es incapaz de impedir esta diáspora y la situación actual es el resultado. Sólo cambiando a un método como el nuestro podríais mantener grupos uniformes a través del tiempo. El desnivel de los grupos es el peor problema que puede existir en la enseñanza, y lo tenéis endémicamente: el propio sistema lo genera de una manera ineludible.

La diversificación no se produce por las diferencias entre los niños, sino por las diferencias entre lo que hacen unos y otros. En mi experiencia casi todos pueden aprender bien. (RM también ha expresado una opinión similar.) Mientras todos trabajan juntos todos aprenden más o menos lo mismo. Cuando trabajan por separado es cuando se produce la diversificación. Por tanto, hay que trabajar juntos en lo esencial, y dejar el desarrollo más profundo para el trabajo individual, para los que quieren sacar nota.

¿Cómo transformar el sistema actual? Ya propuse un camino a pequeña escala - en un solo instituto (sección "Carta al Director del País" - Marzo 14, 2007 11:32 AM).

1) Enseñar a los profesores algo con tarjetas para que vean cómo se aprende, y que no es ni aburrido ni pesado, sino más bien absorbente como un videojuego. Ganar su confianza en la bondad y eficacia de lo que iban a hacer; éste sería el primer paso importante.
2) Empezar a dar apoyo a alumnos rezagados y dar clases para demostrar el sistema y probarlo en el entorno IES. Diseñar los materiales para empezar en serio el próximo curso. Formar al profesorado en el uso de las tarjetas.
3) Dar un curso completo. Haría falta siempre tener al menos a un profesor de apoyo disponible - al principio del año sobre todo - para mantener al día a los alumnos más remolones (hasta que se acostumbrasen a la idea de que tenían que trabajar) o faltos de base previa; o hacerlo el mismo profesor en plan castigo fuera del horario lectivo (por la tarde, no en el recreo).

¿Sería posible poner en marcha una prueba de este tipo, para ver si esto funcionaría o no? Yo estaría dispuesto a dirigir la operación y participar activamente.


Para Tiresias,

Gracias por tus palabras, aunque luego siempre venga el "pero".

No digo que no haya diferencias entre nuestras academias y las IES, puesto que es obvio que las hay. Sin embargo, nuestra forma de organización NO se parece a la de otras academias. No ofrecemos clases de apoyo, sino un curso completo de inglés en 12 niveles = 12 años, paralelo al de la escuela. Los niños entran con 6-9 años y pasan de nivel en nivel cada año - todos, con escasísimas excepciones (el nivel de fracaso está alrededor del 3% en este momento - y aún así pasan de nivel con el resto). Metemos a los alumnos en el nivel correcto cuando empiezan con nosotros y suben todos juntos (el 90% empiezan en el nivel 1). Hay pocas opciones de horario, y si las hay es sólo para escoger el Nivel X a tal o cual hora, en tal o cual centro. No hay grupos buenos o remediales; no seleccionamos a los alumnos a la entrada: los primeros que se apuntan son los que entran. Intentamos nunca contar con los padres para nada. Hasta aquí nuestras circunstancias son similares a las vuestras. La diferencia está en la ratio - normalmente de 11 a 15 - y el tipo de alumnos, ya que no vemos los casos más problemáticos.

Si nuestros grupos son de nivel homogéneo es debido solamente a nuestra organización y metodología. Aunque es verdad que empiezan todos en el mismo nivel, el mérito está en conservar esa uniformidad de nivel a través de los años, con aprendizajes adecuados. Métodos como el de las 3 EEE (explicar-estudiar-examinar) dividen a los alumnos. Con ese método aunque os dieran grupos de nivel uniforme, no tardarían en diversificarse: los que estudian o les ayudan van bien; los demás, mal. La enseñanza tradicional es incapaz de impedir esta diáspora y la situación actual es el resultado. Sólo cambiando a un método como el nuestro podríais mantener grupos uniformes a través del tiempo. El desnivel de los grupos es el peor problema que puede existir en la enseñanza, y lo tenéis endémicamente: el propio sistema lo genera de una manera ineludible.

La diversificación no se produce por las diferencias entre los niños, sino por las diferencias entre lo que hacen unos y otros. En mi experiencia casi todos pueden aprender bien. (RM también ha expresado una opinión similar.) Mientras todos trabajan juntos todos aprenden más o menos lo mismo. Cuando trabajan por separado es cuando se produce la diversificación. Por tanto, hay que trabajar juntos en lo esencial, y dejar el desarrollo más profundo para el trabajo individual, para los que quieren sacar nota.

¿Cómo transformar el sistema actual? Ya propuse un camino a pequeña escala - en un solo instituto (sección "Carta al Director del País" - Marzo 14, 2007 11:32 AM).

1) Enseñar a los profesores algo con tarjetas para que vean cómo se aprende, y que no es ni aburrido ni pesado, sino más bien absorbente como un videojuego. Ganar su confianza en la bondad y eficacia de lo que iban a hacer; éste sería el primer paso importante.
2) Empezar a dar apoyo a alumnos rezagados y dar clases para demostrar el sistema y probarlo en el entorno IES. Diseñar los materiales para empezar en serio el próximo curso. Formar al profesorado en el uso de las tarjetas.
3) Dar un curso completo. Haría falta siempre tener al menos a un profesor de apoyo disponible - al principio del año sobre todo - para mantener al día a los alumnos más remolones (hasta que se acostumbrasen a la idea de que tenían que trabajar) o faltos de base previa; o hacerlo el mismo profesor en plan castigo fuera del horario lectivo (por la tarde, no en el recreo).

¿Sería posible poner en marcha una prueba de este tipo, para ver si esto funcionaría o no? Yo estaría dispuesto a dirigir la operación y participar activamente.

Para Tiresias,

Gracias por tus palabras, aunque luego siempre venga el "pero".

No digo que no haya diferencias entre nuestras academias y las IES, puesto que es obvio que las hay. Sin embargo, nuestra forma de organización NO se parece a la de otras academias. No ofrecemos clases de apoyo, sino un curso completo de inglés en 12 niveles = 12 años, paralelo al de la escuela. Los niños entran con 6-9 años y pasan de nivel en nivel cada año - todos, con escasísimas excepciones (el nivel de fracaso está alrededor del 3% en este momento - y aún así pasan de nivel con el resto). Metemos a los alumnos en el nivel correcto cuando empiezan con nosotros y suben todos juntos (el 90% empiezan en el nivel 1). Hay pocas opciones de horario, y si las hay es sólo para escoger el Nivel X a tal o cual hora, en tal o cual centro. No hay grupos buenos o remediales; no seleccionamos a los alumnos a la entrada: los primeros que se apuntan son los que entran. Intentamos nunca contar con los padres para nada. Hasta aquí nuestras circunstancias son similares a las vuestras. La diferencia está en la ratio - normalmente de 11 a 15 - y el tipo de alumnos, ya que no vemos los casos más problemáticos.

Si nuestros grupos son de nivel homogéneo es debido solamente a nuestra organización y metodología. Aunque es verdad que empiezan todos en el mismo nivel, el mérito está en conservar esa uniformidad de nivel a través de los años, con aprendizajes adecuados. Métodos como el de las 3 EEE (explicar-estudiar-examinar) dividen a los alumnos. Con ese método aunque os dieran grupos de nivel uniforme, no tardarían en diversificarse: los que estudian o les ayudan van bien; los demás, mal. La enseñanza tradicional es incapaz de impedir esta diáspora y la situación actual es el resultado. Sólo cambiando a un método como el nuestro podríais mantener grupos uniformes a través del tiempo. El desnivel de los grupos es el peor problema que puede existir en la enseñanza, y lo tenéis endémicamente: el propio sistema lo genera de una manera ineludible.

La diversificación no se produce por las diferencias entre los niños, sino por las diferencias entre lo que hacen unos y otros. En mi experiencia casi todos pueden aprender bien. (RM también ha expresado una opinión similar.) Mientras todos trabajan juntos todos aprenden más o menos lo mismo. Cuando trabajan por separado es cuando se produce la diversificación. Por tanto, hay que trabajar juntos en lo esencial, y dejar el desarrollo más profundo para el trabajo individual, para los que quieren sacar nota.

¿Cómo transformar el sistema actual? Ya propuse un camino a pequeña escala - en un solo instituto (sección "Carta al Director del País" - Marzo 14, 2007 11:32 AM).

1) Enseñar a los profesores algo con tarjetas para que vean cómo se aprende, y que no es ni aburrido ni pesado, sino más bien absorbente como un videojuego. Ganar su confianza en la bondad y eficacia de lo que iban a hacer; éste sería el primer paso importante.
2) Empezar a dar apoyo a alumnos rezagados y dar clases para demostrar el sistema y probarlo en el entorno IES. Diseñar los materiales para empezar en serio el próximo curso. Formar al profesorado en el uso de las tarjetas.
3) Dar un curso completo. Haría falta siempre tener al menos a un profesor de apoyo disponible - al principio del año sobre todo - para mantener al día a los alumnos más remolones (hasta que se acostumbrasen a la idea de que tenían que trabajar) o faltos de base previa; o hacerlo el mismo profesor en plan castigo fuera del horario lectivo (por la tarde, no en el recreo).

¿Sería posible poner en marcha una prueba de este tipo, para ver si esto funcionaría o no? Yo estaría dispuesto a dirigir la operación y participar activamente.

Yo,efectivamente reconozco que con las tarjetas los niños aprenden conceptos.Incluso los vagos y torpes.
Pero también afirmo que es un método repetitivo,mecánico y un poco o un mucho aburrido para muchos alumnos,a pesar de que puedan aprobar.

Interesante aclaración sobre la estructura organizativa de tu academia. No sigas dando datos. Robert, o terminarás entregando el mercado a la competencia.

De tu exposición es extrae un dato importantísimo: la tasa de fracaso (espero que no te moleste que me refiera a ella en estos términos) tan solo es del 3%. Esto hace asumible la promoción automática en la medida que mantiene los grupos dentro de una heterogeneidad prácticamente absoluta y permite albergar grandes experanzas de éxito para medidas de atención personalizadas (seguro que podrías justificarlo con estadísticas repasando en tus ficheros). Por otro lado no estás permitiendo una heterogeneidad de entrada desde el momento que las nuevas incorporaciones se hacen siguiendo criterios de competencias más que de edad. Y en eso radica la gran diferencia:

En los IES entran los alumnos tras una serie de promociones automáticas que han generado, por defectos de sistema, de dinámica o lo que quiera que sea, grandes diferencias en capacidades y aptitudes. El funcionamiento de los IES no permite tomar medidas eficaces a la hora de garantizar unos grupos mínimaente homogeneos como los que disfrutas en tu academia. Todo parece sugerir que o se adelanta el experimento a la primaria para garantizar unas condiciones de homogeneidad aceptables o el éxito de las tarjetas no será tan elevado como el que está teniendo en el ámbito de tus academias. Con esto no quiero negar las excelencias de esta forma de trabajo, todo lo contrario, lo que pongo en duda es la idoneidad de las condiciones iniciales para conseguir un éxito tan rotundo como el que tu equipo docente y tú mismo estáis obteniendo en vuestro ámbito.

En el ámbito de las matemáticas, probablemente, este método no obtenga réditos tan elevados. En ese sentido me gustaría hacerte una consulta.

Últimamente estoy contemplando las posibilidades de utilización, dentro del área de matemáticas, de un servidor de ejercicios interactivos llamado Wims (http://www.linux.org/apps/AppId_7283.html). Uno de los aspectos de mayor valor de Wims es su carácter abierto tanto a nivel desarrollo como a nivel usuario. La sintaxis del lenguaje empleado en la confección de los ejercicios es de gran sencillez, permite introducción de parámetros aleatorios, lo que garantiza gran variedad de ejercicios "similares" y no plantea, a mi modo de ver, grandes dificultades para que profesores no demasiado entrenados en asuntos informáticos, puedan llegar a desarrollar actividades de calidad. Es, a mi modo de ver, un complemento virtual excelente al método de flashcards, diría más, es, en si mismo, un sistema de flashcards interactivo que permite un seguimiento en tiempo real de los logros del alumnado mediante las estadísticas y registros que el mismo sistema confecciona. De momento estoy en la fase de familiarización con el sistema informático, no convenientemente documentado y mucho más no podría comentar.

Me gustaría saber si tienes alguna experiencia con este tipo de herramientas y tu valoración de las mismas desde un punto de vista práctico. Si nunca has lidiado con estas cosas, puedes ehcar un vistazo a los enlaces a servidores Wims que aparecen en la web que he dejado más arriba. El material es, predominantemente, de matemáticas (los desarrolladores del sistema son matemáticos) aunque también encontrarás alguna cosilla sobre lengua francesa.

Gracias por tu paciencia y opiniones.

Esta mañana, en el pasillo del Ies, he evitado una pelea, metiéndome en medio, y separando a los implicados. Conocía a los mismos, repetidores de 2º de eso, a los que dí clase, hace 2 años. Tengo cierta autoridad moral sobre ellos, y ello me ha permitido desactivar la pelea, en menos de 2 segundos. Después de escuchar a ambos, sobre los motivos de la misma, y recordarles la inutilidad de la violencia y la conveniencia de resolver los conflictos y diferencias de otra manera, me he preguntado si algunos de mis compañeros, que se apuntaron al proyecto, educación para la paz, que dicen que van a ganar más, hubieran intervenido con la mitad de eficacia...
Es posible que si tal cosa ocurre, y no conozca a los alumnos, no intervenga, y deje que cada palo aguante su vela, y que los mediadores y otros papeleros, prevengan conflíctos, y si no, a mí no me van a pillar en medio, no vaya se escape alguna...
Moraleja: mucha proyectitis, poca eficacitis, o "quién mucho abarca, poco aprieta"...

a:

No desesperes. Al final la culpa será tuya y de todos los que partipáis de forma directa en el programa por no implicaros. Lo de siempre: hagas lo que hagas, la culpa siempre será tuya y nunca de los tecnócratas y los que a su sombra viven.

El fracaso está garantizado desde el momento en el que una consecuencia (violencia) recibe el tratamiento de causa (la verdadera es el aburrimiento).

Se nota que esta gente no pasó por la mili y lo que significa pasarse 9 o más meses de lo mejor de tu vida sin ningún cometido concreto más que contar los días que te quedan para la blanca. Con la blanca en la mano, oye, ¡que cambio pegaba el personal!

"me ha permitido desactivar la pelea, en menos de 2 segundos. Después de escuchar a ambos, sobre los motivos de la misma, y recordarles la inutilidad de la violencia y la conveniencia de resolver los conflictos y diferencias de otra manera".

Voy a hacer de abogado del diablo. Yo me pegué un par de veces con más o menos la edad de esos chicos, y el dolor de las tortas me fue mucho más útil para descubrir que la violencia es un recurso peligroso que la charla de cualquier adulto.

Ojo, no quiero restar valor a tu intervención, ni sugerir que hay que dejar a los alumnos que se maten.

Perdón, no sé por qué ha salido triplicado el mensaje.

Tiresias, yo no estoy apuntado en dicho proyecto y coincido con tu planteamiento, en lo del secuestro legal, y la confusión que se pretende entre causa y consecuencia.
Adrían, la charla no duró más de 2 minutos, mientrás salían del "secuestro emocional"...
Mi intervención evitó posibles daños físicos, secuelas...
Siempre hemos mediado, previniendo la violencia en lo posible; es ahora, con tanto papelero, cuando empezamos a cuestionarnos, según y cómo...

A. estoy de acuerdo, muchos de estos proyectos no sirven para nada más que para aumentar papeleo y cargos; los valores se trabajan en las áreas y la relación en todo el centro, no a través de proyectos

Laura,
¿Es privado el centro donde trabajas?

Laura,
¿Es privado el centro donde trabajas?

Laura,
¿Es privado el centro donde trabajas?

Robert, es un caep público, aunque tenemos algún programa especial concertado (convenios con entidades de la zona) Llegan muchos alumnos derivados de otros centros en los que ya han tenido problemas ¿Por qué, varía en algo?

Me interesaba por si una entidad privada podía montar un centro así, costeado por la administración.

Me imagino que los institutos estarían más que interesados en deshacerse de este tipo de alumnado. Hasta los sindicatos se opondrían menos a la intervención privada supongo.

Sería interesante porque son los alumnos que más se beneficiarían del aprendizaje con tarjetas, con lo que los resultados serían muy buenos en un 70% de los casos, estimo. En mi experiencia, si juntas un grupo de alumnos flojos y les enseñas bien (por ejemplo con la tarjetas) se reproduce la gama completa (estadísticamente 'normal' con distribución en forma de campana) de calificaciones, desde sobresaliente hasta muy deficiente (antigua terminología).


http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Cientos/alumnos/logran/titulos/irregulares/avalados/Universidad/Gales/elpepusoc/20070630elpepisoc_5/Tes

"Los expedientes presentados para su homologación plantean además numerosas dudas, según diversos informes. Por ejemplo, en las homologaciones solicitadas, sobre todo por CESINE (en Cantabria) y EADE (en Málaga), es prácticamente imposible encontrar un solo suspenso en los expedientes que se presentan para homologar el título con uno oficial. O también hay casos concretos, como el de un joven que aprobó en un solo año dos cursos de la Arquitectura Técnica que ofrece el centro EADE, con unos contenidos similares a los de una universidad pública, donde la media para acabar la carrera, de tres cursos, es de seis años."

Para el administrador:

¿No se pueden filtrar los mensajes escritos en inglés? Son todos SPAM.

Muchas gracias.

Algo se mueve en Murcia. En La Opinión de 1 julio:

"TODOS LOS INSTITUTOS PODRÁN AGRUPAR A LOS REPETIDORES DE 1º DE ESO

La Consejería extiende una medida que se puso en marcha de forma experimental el pasado curso para tratar de acabar con el fracaso escolar.

A partir del próximo mes de septiembre todos los institutos que lo soliciten podrán agrupar a los alumnos repetidores de primer curso de Educación Secundaria en una sola clase para tratar de reconducirlos y evitar que terminen engordando las listas de fracaso escolar de la Región.

El pasado curso siete institutos implantaron esta medida de forma provisional y los resultados, según Educación, no han podido ser mejores, ya que han promocionado a segundo sin ninguna materia suspensa algo más del setenta por ciento de los alumnos. Desde la dirección general de Ordenación Académica se asegura que estas cifras en repetidores de primero no se habían dado nunca.

El programa de Refuerzo Curricular está diseñado para aquellos alumnos que no saben adaptarse al instituto tras la Primaria y terminan repitiendo con casi todas las asignaturas suspensas. En este programa especial los alumnos siguen estudiando las mismas asignaturas que el resto de compañeros, pero la diferencia es que ellos tan sólo tienen dos profesores que se reparten todas las asignaturas. De esta manera se consigue que los alumnos vuelvan a tener la referencia de los maestros del colegio. Además, dedican más horas a refuerzo de matemáticas y lengua. En todo caso, la dirección general sostiene que los alumnos conflictivos no podrán participar en ningún momento en el programa.

Todos los institutos que quieran abrir estos grupos tendrán que solicitarlo a la consejería de Educación hasta el 15 de julio. La decisión de si un chico entra o no en este programa la toma el claustro de profesores con el asesoramiento de los orientadores. Los padres no tienen en este caso la última palabra.

Los alumnos de este programa que promocionen a segundo tendrán dos opciones, dependiendo de la opinión de los profesores, pueden estudiar segundo curso bajo el mismo sistema o integrarse en los cursos ordinarios con el resto de compañeros.

Luis Navarro, director general de Ordenación Académica y promotor de este programa de refuerzo curricular, afirma sin ningún tipo de dudas "que esta es la iniciativa de la que me siento más orgulloso de todas las que hemos puesto en marcha". Según Navarro gracias a este programa "los alumnos recuperan su autoestima, ven que pueden aprobar".

El ejemplo que cita la dirección general para demostrar que el programa funciona es el del instituto Alcántara de Alcantarilla. De un grupo de diecinieve alumnos han promocionado sin ninguna asignatura pendiente 16, dos lo hacen con una sola materia suspensa y otros dos lo hacen con dos materias.

Según explica Luis Navarro los alumnos que hasta ahora repetían primer curso de ESO "eran carne de cañón y terminaban en su mayoría abandonando los estudios sin el título de Secundaria".

Tecleado, que no "copiado y pegado" por...

Si esto no hace más que darnos la razón.

Por lo que se describe en la crónica, uno de los puntos fuertes del programa radica en la selección de un grupo homogéneo de alumnos en el que no se incluyen los alborotadores y demás elementos disruptivos. Vaya una novedad, ya solo falta que se generalizen estas medidas con los más diligentes y veremos lo que se puede sacar de ellos.

Otro punto fuerte: refuerzo de las áreas instrumentales.

El punto final lo pone la reducción al mínimo del número de profesores del grupo. No dudo de la eficacia de esta medida en alumnos con escasísimo nivel de motivación, aún así siguen pareciéndome fundamentales las medidas anteriores.

Ojalá sea un comienzo y se termine por dar una solución a los objetores escolares; aunque sin un cambio significativo del marco legal poco futuro le veo al asunto.

En respuesta a la pregunta de Adrián, nuestro sistema no permite filtrar por idioma.

El sistema está filtrando bien muchos mensajes basura que son efctivamente filtrados, y cada uno de los mensajes basura que da como válidos los marcamos luego como "Spam/Junk" para que no vuelva a permitir uno parecido.

Parece que lo único que podemos hacer frente a la plaga de Spam para evitar que mensajes correctos no se publiquen,.. cómo ya ha sucedido,.. es seguir vuestros mensajes y marcar los que no son detectados como basura,... seguiremos haciéndolo.

La verdad es que lo que van a hacer en Murcia coincide con lo que habéis estado reclamando punto por punto. Por fin se ponen en marcha soluciones eficaces. Murcia es la mejor.

Cuando muchos proponemos algo parecido(desde hace años),somos segregadores y carcas.
Cuando lo hacen los listos de arriba es todo un éxito,no es segregador y es una medida estupenda.
Los "listos" de arriba tardan años en reconecer la evidencia que proponemos los "segregadores" de abajo.

Sic fatur lacrimans.
Pero al menos lo han hecho.

Elena Martinéz Rubio Doctora en Filosofía

Llegar, sólo se llega una vez
Para ninguno que nace puede estar el mundo hecho a medida. Desde el primer instante, la vida es un intento por llegar a ser. O siquiera, por imaginar lo que se hubiera sido -de haber podido-. Pues esto no viene dado del exterior, sino más bien quitado. Y se pelea a costa de un interior que quiere librarse de tanto ritual atrofiante, y se empeña en seguir siendo él mismo a pesar de las transformaciones. Por eso, en el viejo del espejo, uno quisiera reconocerse, encontrar su origen intocado aún.

Llegar, sólo se llega una vez, y ésa es la primera. El recién llegado ve cosas asombrosas, y con razón. Su mirada es aguda e interesante como pocas, porque no ha sido debilitada por la costumbre, ni adiestrada por el miedo, ni domesticada en la falta de verdad.

Los que llevan ahí más tiempo han olvidado, y ahora ignoran, desde su posición, esa extrañeza, más bien la niegan y la aplastan, teniéndola por una falta de algo que ellos se encargarán de remediar. Y actúan según sobreentendidos que a menudo nadie entiende, o de cuya legitimación no son capaces de dar cuenta.

«Estos adultos y sabelotodos se han entretejido por completo en una red, donde una malla engancha a otra, de manera que el conjunto parece admirablemente natural; pero no hay quien sepa dónde está la primera que sostiene todo el resto», descubren los dos compañeros de clase en la novela de Robert Musil «Las tribulaciones del joven Törless».

Padres que corrigen y enderezan una y otra vez a hijos que nunca terminan de darles gusto, igual que escritores revisando y machacando sus textos. Profesores que los examinan, ajustan y rectifican, como mecánicos probando coches. El mal hacer se derrama sobre los que son todavía esponjas vulnerables, con el fin de aplanar y nivelar lo individual en ellos, y evitar cualquier desviación de una imaginaria línea recta común.

Pero en realidad: «Esos no han hecho sino horadar, a través de su cerebro, un camino de mil pasadizos de caracol, volviéndose lo justo para echar un vistazo hasta la última esquina, a ver si aguanta aún el hilo que han hilado detrás. De modo que tú los pones en apuros con tus preguntas. Ni uno sabría dar con el camino de vuelta», le dice a Törless su amigo.

Entre los adultos, consenso en lo fundamental: salir a flote, sobrevivir, durar. Lo cual no es automático en el recién llegado, que no ve siempre por qué, para qué. Con mayor motivo si, tras haber sido invitado a un lugar como éste, cuando menos tortuoso y complejo, no es recibido después debidamente, y empieza a sufrir congelaciones. Así se comprenden las tristezas, que pueden llevar hasta el suicidio, de quienes intuyen tempranamente lo que se les viene encima, y carecen de defensas. En absoluto desean llegar a ser parte de una especie mezquina que, en general, se multiplica dormida.

«Hay una cosa que sí sabemos: los seres humanos no viven como debería vivir un ser humano», recordaba Paul Nizan al escribir sobre aquella, supuestamente, época más bonita de la vida. «Vuestras bellas consignas esconden hechos que nos espantan».

Mientras los más imprevisibles y genuinos siguen preguntando de forma inocente, sin obtener respuesta, otros, en cambio, pronto mimetizan como monos y aplican alrededor, en su medida, la misma presión e incomunicación sufridas.

Por su parte la escuela se ocupará de enseñar eso que tan buenos resultados da más tarde en la vida: que es más importante aparentar que ser. Por lo que, en este sentido, no hay que aprender para uno mismo, sino para otros. Y que cada movimiento ha de tener un fin, y traer consigo un éxito visible, una subida de escalón. Lo que, en el futuro, acabará por tomar cuerpo en el dinero sin más, fin en sí mismo incuestionable.

El resto del trabajo lo harán, en cada hogar, las diversas pantallas, que lo son sobre todo de protección de un sistema que necesita peones. Eficientes prefabricados, moralmente apáticos. Gran Programador programa la gran máquina...

Entrenados para el aburrimiento, para permanecer callados y sin pestañear mientras escuchan las estupideces más atroces, ya sólo se trata de rellenar el hueco con entretenimientos más o menos compulsivos y demás ataduras no reflexionadas. Es decir, llegado el día, también con nuevos hijos para ese mismo mundo.

De ahí proviene quizá la impresión penosa, que dan muchos padres, de fingir o estar disimulando ante los suyos ¿qué? El bostezo.

Hola, Ramón Torrado. Hola a todos los que os deis un paseo por el foro.

Yo no sé exactamente a dónde quiere llegar la doctora Martínez en el texto que Torrado nos ha colocado arriba -sí, lo encontraréis subiendo las escaleras del montón de spam o como se llame que han metido entre su intervención y la mía-.

Aplicando el texto de la doctora a la educación-instrucciòn, que es el tema que a mí me interesa en este foro, saco en conclusión que esta señora pretende que los alumnos redescubran por sí mismos la rueda o el fuego. Que instruirlos directamente en cómo frotar los palos para producir fuego es algo impositivo, que quita la libertad y la espontaneidad creativa, la mirada nueva con que un chico sin instrucción ni conocimientos adapatados a la sociedad en que vive se enfrenta a la vida.
Si pretendemos que cada individuo redescubra todo, pretendemos permanecer en el Paleolítico por los siglos de los siglos. A lo mejor el hombre primitivo no vivía tan mal. Pero yo no lo creo. Yo creo que la Civilización ha hecho al hombra más feliz. Y la civilización se ha forjado históricamente instruyendo a los nuevos incorporados a una sociedad en los conocimientos que ya esa sociedad poseía y, a partir de ahí, dándole la posibilidad de crear cosas nuevas. Es decir, construir el edificio sobre las piedras ya colocadas.
En los institutos es eso justamente lo que hacemos los profesores especialistas. Ya sabemos que el sol provoca cáncer y que la piel blanca es muy susceptible. Instruimos al alumno en ese aspecto para que no se exponga demasiado y sufra las consecuencias. No podemos permitir que él adquiera por sí mismo ese conocimiento.
Igualmente hemos aprendido, gracias a instructores que nos han precedido, que la mejor forma de avanzar en la sociedad es con Disciplina y Organización. Eso es perder libertad individual en favor de un bien común. En una clase de treinta alumnos hay que estar en silencio cuando el profesor explica -sí, explica, expone, enseña, imparte docencia...el poseedor del conocimiento lo comparte con el que carece de él-, pues, de lo contrario, si cada uno se levanta cuando lo cree conveniente o habla cuando le parece, o aparece por clase cuando le da la gana, ocurre que en lugar de convertirse en una ser útil para la sociedad y para sí mismo, se convierte en un parásito.
¿Por qué un parásito? Porque ése que se deja llevar por su propio instinto, sus tendencias innatas, puede que no tenga el más mínimo interés en saber historia o matemáticas, o ciencias o filosofía. Será un bruto y un burro. Pasará de todo salvo lo que a él le interese particularmente. Pero se aprovechará, no lo duden, del esfuerzo de los demás. Cuando esté en paro porque no se ha preparado para ser útil a la sociedad, no dudará en cobrar los subsidios que una sociedad avanzada ha creado para estos casos. No dudará en dar la entrada, con ese dinero, para un coche con las últimas novedades, coche que han diseñado antiguos empollones despreciables que atendían en las clases de física y matemáticas... y ecología. En casa no dudará en jugar a la lúltima versión de videojuegos creada por gente también despreciable, que fue inconvenientemente instruida según la doctora Martínez. Y, finalmente, cuando se ponga malito no dudará en tomarse la medicación que un médico -otro estúpido que se dedicó a estudiar lo que otros que sabían más que él le enseñaban- le recete.
En resumen, si queremos ir "por libre" en lo que aprendemos y pasamos de que la sociedad nos imponga qué debemos saber, lo lógico es ser coherente y no beneficiarnos de lo que la sociedad pone a nuestra disposición precisamente porque hay gente que sí acepta, desde el principio, las reglas impuestas y las cumple convenientemente. Y las reglas impuestas en educación es que en el Mundo Occidental, el mejor de los mundos que existen en la actualidad, el alumno tiene la obligación de ser educado e instruido desde los 6 años, y que eso obliga a niños y padres. Y esa formación incluye el aprender muchos conceptos: nombres de países, partes del cuerpo, componentes de un ordenador, fechas históricas, nombres de planetas,...Y que ese conocimiento exige esfuerzo y renuncia a seguir los instintos o tendencias naturales que, normalmente, tienen su origen en nuestros genes y son, por tanto, primitivos. La Educación es, precisamente, pulir y reorientar esas tendencias innatas, que valen para la selva pero no para el ser humano organizado en sociedad.


“Javier, cállate por favor” – ruega la profesora. “Cállate tú, que aburres” – contesta Javier desafiante. Ana, la profesora, calla durante unos segundos mientras varios alumnos, séquito de Javier, ríen y dan palmas debajo de la mesa. “Eres un maleducado, ve a Jefatura de Estudios ahora mismo – dice la profesora”. “Pues voy puta, que te den” – contesta Javier dando un portazo al salir.

Esta situación se “resolvió” de la siguiente manera: Javier vuelve “reñido” de la Jefatura de Estudios y se le pone un parte más. Ya son tres los partes que tiene en su haber y será expulsado tres días. Esta situación lejos de causar a Javier un problema le agrada y engrandece su leyenda dentro de la historia reciente del instituto. Varios de su séquito, aquellos que alientan a Javier en sus disputas habituales, también están amonestados y cercanos a la expulsión. “Cuando eso ocurra - comenta Ana-, podré dar clase unos días”. “Es triste que tenga que esperar a que varios alumnos sean expulsados para poder dar clases tranquilamente al resto” - reflexiona Ana - que sabe que esta situación de tranquilidad pos-expulsión es pasajera porque la mayor parte del año en el aula las disrupciones son habituales.

Ni educación, ni miedo. Aquellos alumnos, fundamentalmente de Secundaria, que suelen trastocar seriamente la agenda educativa del profesor de turno, no tienen la educación mínima que debieran traer de casa para portarse en el entorno socio-educativo como persona civilizada, tampoco tienen miedo porque su comportamiento les sale gratis, dado que para los niños “objetores de educación” las expulsiones son premios y, en muchos casos, galones que le confieren poder entre sus congéneres.

“Yo buscaría un careo entre los padres de los niños buenos y los padres de los niños malos” – explica Ana -, intentando con ello abochornar a los padres de los niños que van al Instituto para cercenar la convivencia sana necesaria para que el proceso educativo cumpla sus objetivos y no se rompa. Pero Ana se equivoca, en realidad, la mayor parte de los padres de los adolescentes que causan problemas no saben qué hacer para cambiar la actitud de sus hijos, y otra parte justifican a sus vástagos contra viento y marea. “Si la Consejería de Educación se implicara de lleno….” – especula Ana - , en la creencia cierta de que las autoridades educativas están más preocupadas en comunicar a la sociedad que no pasa nada, que en enfrentar el problema con la contundencia necesaria.

El problema de Ana es el mismo que padecen tantos docentes de secundaria. Lo verdaderamente grave no son (con todo y con serlo) los expediente de expulsión, sino el día a día, el transcurrir de las diferentes jornadas escolares, plagadas en muchos casos de disrupciones continuas, de indisciplina de “baja intensidad” que condiciona seriamente el devenir educativo de los alumnos y la estabilidad psicológica del docente, obligado a “enfrentarse” continuamente a situaciones que crean un ambiente enrarecido: continuas llamadas de atención, malos modos del algunos alumnos (falta de respecto, malas contestaciones…), líos en clase provocados por algunos alumnos para divertirse, en su afán de aislarse de lo que no le interesa viendo pasar el tiempo hasta que el timbre salvador, como silbato de salida en una carrera, precipita rápidamente al alumnado hacia la libertad y llena las aulas silencio. “En ese momento –dice Ana – me planteo mi vocación, dado que para mí también el timbre de salida se ha convertido desde hace algunos cursos en una liberación, en un deseo, en una necesidad…hay que ver cómo una parte mínima del alumnado puede provocar el derrumbe emocional de un profesor y condicionar la salud del sistema educativo”.
Es difícil valorar el “éxito” social que supone la extensión de la educación hasta los dieciséis años, cuando en muchos casos esa extensión se basa en la degradación de la convivencia escolar que sufren muchas aulas producto de las disrupciones, los desplantes, la indisciplina, la falta de educación… de un grupo concreto de niños que no quieren estar allí. Esta realidad creciente (que se intenta paliar con el recién creado Observatorio para la Convivencia) provoca no sólo una lesión de los derechos de los niños que quieren estudiar y que ven frenada su evolución – no se puede rendir en un ambiente tenso y lleno de interrupciones - , sino también un perjuicio para los niños que no quieren estudiar y que su afán es no hacer y no dejar hacer nada a los demás, dado que el tiempo perdido por estos chavales es irrecuperable.

En el devenir de la conversación con Ana me sorprende con una reflexión, en la que – confieso – yo había pensado alguna vez: “Los padres de los niños que ven disminuida su evolución educativa por la presencia en el aula de chicos que pasan el rato molestado deberían estudiar la posibilidad de denunciar a la Consejería de Educación como responsable, es más pienso que los padres de los niños que impiden que los demás puedan evolucionar como deben y van al centro al perder años preciosos deberían denunciar a la Consejería de Educación por permitir que sus hijos pierdan el tiempo en vez de estar aprendiendo algo en consonancia con sus verdaderos intereses, incluso voy más allá, lo profesores que sufren las disrupciones, las faltas de respeto…y que nada pueden hacer por tener las “manos atadas” – un niño puede insultar a un docente o algo más grave y éste debe “poner la otra mejilla” – debería denunciar a la Consejería de Educación por este hecho”.

El problema, quizá el más grave, es que la Consejería sigue sin reconocer verdaderamente el situación y sitúa la conflictividad escolar entorno al 0,08 % en los centros de Secundaria. No se entiende que se cree, entonces, el observatorio de la convivencia si la incidencia es tan baja; de niño me enseñaron que mentir no estaba bien y creo que este principio ético debería se aplicado por los políticos y representantes institucionales en sus declaraciones. Si todos Centros registraran documentalmente cada insulto, cada desplante, cada falta de respeto, cada disrupción…quedaríamos petrificados del susto, no entiendo cómo desde la Consejería se ofrecen datos de conflictividad tan manipulados, “así no se resuelven los problemas” – comenta Ana, entre indignada y derrotada.

Ana, la profesora abnegada y doliente, advierte: “La enseñanza se irá degradando cada vez más, los chavales que no reconocen autoridad van en aumento”. Sin duda primero hay que reconocer el problema en su justa dimensión y después afrontarlo con la severidad necesaria. La Consejería de Educación debe actuar sin fisuras para acabar con la lacra de la indisciplina y los malos modos en las aulas e impedir que el “observatorio de convivencia” – creado con intención sanadora de los problemas de las aulas – se convierta en un espejismo plegado y vencido por la sobreprotección indiscrimina que hace fuertes a aquellos adolescentes cuya pulsión primera nada tiene que ver con el compromiso educativo.

yo necesito los videos no las lectueras tan largas por favor

Ramón,
Si quieres que la diferencia de clase deje de pasar a la generación siguiente (al menos en educación-aprendizaje), hay que implantar una forma de enseñar que puede realizarla totalmente en el centro, para que los chicos no tengan que someterse a la lotería de los padres. Si esta enseñanza no es muy buena los padres con recursos enviarán a los hijos a academias etc para completar su formación, pero si es muy buena no lo harán, o aunque lo hagan, apenas se notará.

La escuela es difícil que compense lo que la sociedad no lo haga.Aunque hay sus pequeñas excepciones.
Pero como ya he dicho en muchas ocasiones,hay tres vías actualmente:
1)Privada:para minorías pudientes.
2)Concertada:clases medias.
3)Pública:Sectores trabajadores y alguna clase media.
El problema es que con la ESO actual se acentúa el clasismo,pues los hijos de los menos puedientes simplemente están "aparcados" en las aulas y salen de los IES,sin nivel,sin título y sin cualificación,lo cual es un chollo para el mercado laboral actual:mano de obra superbarata.

Hay que ser un poco inocente, RM, para pensar que los itinerarios profesionales lo van a utilizar las clases medias y acomodadas. Eso sí que va a ser mano de obra temprana, barata e ignorantes (de la educación formal) para los de siempre y de los de siempre.

Luis, está claro que las clases medias y acomodadas no van a usar los itinerarios profesionales, ya que a papa le sobra dinero para llevar a su hijo a clases particulares, o a un internado si hace falta, o para sostenerlo estudiando hasta los 40 años.

Se trata de darle una alternativa a aquellos chavales que no van a estudiar (por la razón que sea), para que no se ahogen en clase ni estallen, para que cuando llegue el día de cumplir 16 años se vayan sabiendo algo.

Ya que la pública debe cumplir su caracter asistencial hasta los 16 años, que se respete el derecho de los que están motivados, para que puedan luchar contra los nenes de la privada en igualdad de condiciones.

Los resultados actuales ya los ves.

Luis:
Las clases acomodadas seguirán utilizando la privada y la concertada,con itinerario o sin él.
Pero los hijos de las clases menos pudientes que ahora están calentando la silla y tras 4 años de suspensos se van sin título y sin cualificación(y por tanto son mano de obra barata),con un itinerario profesional(muchos de ellos)tendría un título y una cualificación superior a la actual ¿o nó?
Ya os dije que en mis tres grupos de 2º de ESO hay un 30% de alumnos fuera del sistema(por no asistir a clase o por no hacer absolutamente nada,sólo esperar en la silla cumplir 16 años)
Ese grupo sería el beneficiario del itinerario preprofesional.
En la LOGSE y en la LEA ya existen dos cosas que teóricamente no existen:
La escolaridad obligatoria no es para todos,pues muchos están en sus casa o en la calle,a pesar de la ley.
Y también existe ya un itinerario:se llama itinerario basura encubierto.
En vuestra "utopía legal" están integrados y no segregados;en la "realidad" de mi IES están segregados en un itinerario basura permitido por la LOE.

Escribir un comentario

(Si anteriormente no ha dejado un comentario, necesitará ser aprobado por el autor, hasta entonces su comentario no aparecerá. Gracias.)