« RESPONSABILIDAD DEL ACTUAL SISTEMA EDUCATIVO EN LA VIOLENCIA EN LAS AULAS | Página principal | Artículo de Elvira Lindo »

Carta a un profesor joven

El pasado día 1/12/2006 en El Diario Montañés de Cantabria se publicó un artículo firmado por Miguel Ibáñez, profesor de secundaria, titulado "No lo consientas (Carta de un profesor veterano a un profesor joven)"
Reproduzco el texto para que lo podáis comentar.

Ya habrás notado que últimamente estamos de moda. Se habla de nosotros a
todas horas, pero no por los excelentes resultados de nuestros alumnos ni
porque las autoridades educativas hayan decidido que los institutos vuelvan
a ser lugares de estudio y de trabajo, no. Desgraciadamente, los resultados
de nuestros alumnos son más bien mediocres, y a nuestras autoridades les
preocupan más la educación afectivo-sexual, el multiculturalismo y el
pacifismo -por citar algunas de sus obsesiones habituales- que la física o
la literatura.

Por qué estamos de moda, ya lo sabes. Una sociedad que ha consentido y
alentado el desgobierno en las aulas ha descubierto ahora que hay alumnos
que maltratan a los profesores, y con la misma mezcla de hipocresía e
histeria con la que antes impulsó el tópico del profesor-verdugo impulsa
ahora el tópico del profesor-víctima. De pronto hemos cambiado de malo en
esta película de la educación, que sigue sin interesarle a nadie. Parece una
de aquellas películas de Kung-Fu: el público bosteza cuando nos ponemos
serios y sólo mira cuando hay tortas.

Afortunadamente, tú trabajas en Disneylandia. Te lo digo en serio. Cantabria
es en general la autonomía de la 'Señorita Pepis', y no iba a dejar de serlo
en esto de la educación: aquí la violencia es menor, los conflictos de menos
intensidad y los problemas se disuelven en una amable indiferencia tediosa
que a mí, por cierto, no me disgusta. Ojalá sigamos así.

Y expreso ese deseo porque ha sido así hasta ahora, pero eso no quiere decir
que siga siendo así en el futuro. Que no lo sea depende de nosotros. De ti y
de mí, quiero decir. Por eso me he permitido escribir estas líneas, estos
consejos de compañero a compañero, sin querer dármelas de experto.

Para empezar, no consientas ninguna falta de respeto. No esperes al insulto,
no tienes por qué tener tanta paciencia: las malas contestaciones, las malas
caras y los gestos desabridos están fuera de lugar desde el primer día.
Házselo saber así a tus alumnos, y si no lo entienden haz que se lo explique
algún miembro del equipo directivo. Los compañeros del equipo directivo
están para recordarte a ti tus deberes -ser puntual, claro en tus
explicaciones, objetivo en tus correcciones, etc.- y a los alumnos los
suyos. Cumple tú en primer lugar, por supuesto, pero no hagas el primo: no
seas tú el único que cumple.

No consientas que te marginen. Estás dentro de un sistema en el que todo
tiende a culpabilizarte, aislarte y marginarte. Directa o indirectamente te
dirán que en el fondo la culpa de que los alumnos se porten mal es tuya,
porque no has sido lo bastante lúdico ni lo bastante participativo ni lo
bastante comunicativo como para motivarlos. A veces fingirán que te dan la
razón mientras te sugieren que deberías cambiar de estrategia educativa, ser
más cordial, pactar las normas de comportamiento, etc. Pero recuerda que tú
eres un profesor, no un animador cultural ni un monitor de tiempo libre.
¿Has preparado tus explicaciones como es debido? ¿Has atendido las dudas de
los que sí estudian? ¿Has mandado hacer ejercicios que refuercen tus
explicaciones? ¿La materia que has impartido está dentro del programa del
curso? Si has respondido afirmativamente a las preguntas anteriores no
tienes por qué parecer culpable: no lo eres.

No consientas que te enreden. La jerga pedagógica se basa, como todas las
seudociencias, en el manejo de un vocabulario abstruso, para dar la
impresión de que el que lo usa está investido de una autoridad esotérica e
indiscutible. Pero te aseguro que no hay más ciencia en la pedagogía moderna
que en la astrología, y al igual que en la astrología o la ufología no hay
en esa engañifa más que falacias, experimentos trucados, subjetividad teñida
de supuesta sapiencia y abracadabras. Tú sí eres el dueño de una ciencia
concreta, la que tú enseñes, y del sentido común acumulado por muchas
generaciones a la hora de educar. Para ser un buen profesor no necesitas más
que esas dos cosas.

No consientas que te paralicen. Cuando te ocurra algún incidente sé activo y
no te quedes callado, no te hagas el muerto a la espera de que pase el
peligro porque con esa actitud lo estás volviendo a provocar. Están los
compañeros, para empezar: seguro que más de uno ha tenido los mismos
problemas que tú con los mismos alumnos. Habla con ellos, pero no para
desfogarte en la sala de profesores sino para tomar juntos la decisión de
hacer algo, y verás hasta qué punto la firmeza serena y constante de un
grupo puede más que la obstinación de un solo profesor. Reúnete con los
compañeros, tomad decisiones concretas y planteadlas en el claustro, formad
grupos de apoyo -no de lamentación- y actuad.

Después están los sindicatos. No te rías, no. Yo estoy en uno, y tú deberías
estar afiliado a uno si no lo estás, y pagar tu cuota para que puedas
exigirle a tu sindicato que te defienda si ha llegado ese momento. Plántate
en el sindicato y recuérdales a tus compañeros liberados que no están allí
sólo para asuntos de nóminas, traslados y sexenios. Si les hablas de
dignidad profesional, orgullo y derechos del profesor tal vez te entiendan
mejor de lo que habías pensado.

También están las leyes. Deja de reírte ya y escúchame, por Dios. Ya sé que
un garantismo estúpido ha convertido al alumno en el pobre menor indefenso
al que hay que proteger del profesor a toda costa, pero en esas leyes
también tú tienes derechos, aunque haya que buscarlos con lupa. Que el
abogado del sindicato se ponga al microscopio, que algo encontrará. Y tú no
te olvides de dar parte por escrito de cualquier falta de respeto, insulto o
agresión, así de todo eso habrá quedado constancia cuando lo necesites.
También está la opinión pública. Hasta ahora lo normal era que desde el
propio centro se hiciera lo posible para ocultar estas cosas, como en las
familias decentes cuando el señorito tenía un desliz con la criada. Pero tú
no te dejes impresionar por argumentos decimonónicos: el buen nombre de un
centro no puede basarse en el disimulo. ¿No te piden a todas horas que seas
moderno? Pues sé moderno y denuncia en público, si tu caso ha sido lo
bastante grave haz que los medios de comunicación se interesen, y tal vez
así consigamos llegar algún día a la segunda fase, esa que sucede a la
noticia, la de la reflexión y el análisis.

Sea como sea, no te calles: con tu silencio te perjudicas, me perjudicas a
mí y perjudicas a todos tus compañeros.

Y por último, recuerda que en todo esto los menos culpables son los alumnos.
Los han dejado solos, abandonados a su impulsividad adolescente sin que
nadie se tome la molestia de educarlos, condenados muchos de ellos a vegetar
en un sistema educativo que considera injusto y desigual enseñarles un
oficio y por eso los han encerrado en las aulas contigo para que les
expliques materias que no entienden ni les interesan. Y a ti, que querías
ser profesor, te han encargado que los tengas guardados para que no molesten
en la calle ni en su casa.

Tú puedes rebelarte con conocimiento de causa, sabes el porqué y el cómo,
ellos no. Así que tuya es la responsabilidad de acabar con esto. Como
profesor no consientas ninguna falta de respeto. No esperes al insulto, no
tienes por qué tener tanta paciencia: las malas contestaciones están fuera
de lugar desde el primer día

TrackBack

TrackBack URL para este entrada:
http://www.leqtor.com/movabletype/mt-tb.cgi/63

Comentarios

La asistencia a clase de los profesores de la Complutense de Madrid se incrementa gracias al control de los alumnos

Los “alumnos controladores” han aumentado este año y desde el mes de enero 575 controladores se distribuyen por todas las facultades de la Universidad


Estrella Digital/Ep

Madrid

La asistencia a clase de los profesores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) se ha incrementado un 2,1%, entre noviembre y diciembre, gracias al control de los alumnos realizado a instancias del Rectorado, según explicó ayer el vicerrector de Ordenación Académica de la UCM, Carlos Andradas. La presión de este sistema, que algunos han denominado de "alumnos espía, ha logrado que, la asistencia de los profesores a las clases que les corresponde impartir, pase del 90,1% en el curso 2005-2006, al 92,2% en los últimos meses del año pasado.

Este incremento en la asistencia supera el objetivo fijado en el 2006 por la UCM. Del mismo modo, Andradas explicó que los datos también han mejorado respecto a las clases no impartidas por el profesor titular, que pueden ser ofrecidas por un sustituto o suspenderse. En concreto, disminuyeron un 0,5%, al pasar del 4, en el curso 2005-2006, al 3,5%, en este curso.

Por otra parte, los viernes, día el que el curso pasado se llegó a registrar un 16,7% de absentismo del profesordo también parece remitir con el sistema de control, aunque aún no haya datos exactos.

Los "alumnos controladores" han aumentado este año y a partir de enero 575 controladores se distribuyen por todas las facultades del campus complutense, es decir, 175 más que el curso anterior, informa EP.

Los firmantes de las encuestas son anónimos, pero también lo son los datos del profesor y de la asignatura. La identidad de los alumnos, que a cambio reciben un crédito de libre elección, queda salvaguardada puesto que disponen de una web destinada a dicho efecto, de modo que se recoge sólo la suma de los datos de todos los alumnos de los distintos centros, a partir de los cuales se elaboran las estadísticas.


¿A santo de qué viene esto? Si lo dice por la cuestión del supuestamente alarmante absentismo del profesorado en los IES, creo que va "un poco" descaminado. ¿De veras piensa que un profesor de ESO puede permitirse el lujo de faltar por faltar sin que nunguna instancia administrativa lo advierta ni lo sancione? Ahora bien, aun admitiendo que ocurriera ¿cree usted que se acabaría de esta manera? ¿Qué recompensa habría que darle a los "alumnos controladores" de la ESO? ¿Un aprobado? ¿En qué asignatura?

Ya debe haber en nuestros institutos quienes estén deseando una medida similar. La inquisición no es un acontecimiento histórico sino un universal histórico, un arquetipo inmemorial...
la ruindad, el miedo, las prebendas, y a funcionar¡

Norberto:
Aunque no sé a que viene este tema en este debate concreto ,he de decirte que la asistencia y control de muchos profesores en la Universidad, es efectivamente un cachondeo.
Apenas tienen controles y hay mucho escaqueado cara dura.

Mi hija fue alumna en la Universidad de mi ciudad y fue un cachondeo el absentismo de muchos profesores.Lo denuncié y me dijeron que no controlaban al profesorado,que la Universidad era muy grande y si no denunciaban los alumnos,no se enteraban del profesor ausente,lo cual es poco serio.
En la Universidad ,como los hijos no molestan,las familias dan poca caña.
La dan, en las guarderías en que se han convertido ,primaria y secundaria.
Sin embargo en la ESO tenemos unos controles que no hay en Universidad.
En la Eso ,en mi IES,firmamos al entrar y al salir.Luego ,hora a hora hay varios profesores de guardia que si faltas,se quedan con tus alumnos(en la Universidad se van al bar o a la calle ,los alumnos)y te anotan en una hoja de incedencias.
Si faltamos ,aunque sea una hora ,tenemos que justificarlo documentalmente.

RM,

Estamos de acuerdo en que las faltas del profesorado deben controlarse, pero el método de "los alumnos controladores" recuerda a los delatores de la inquisición, que además esa labor se pague con "creditos académicos" ofende a la nariz.

Aparte de un detalle fundamental: los alumnos universitarios son adultos, al menos legalmente, y se les supone criterio más o menos objetivo. Me parece que ni es el tema ni tiene aplicación en la educación obligatoria.

Creo que algunos están intentando vengarse, como adultos y padres, de sus propios problemas infantiles; ocurridos éstos con unos profesores que, o están jubilados ya, o directamente criando malvas.

Me ha gustado mucha la carta.

Voy a distribuir copias entre los compañeros en prácticas que asistimos a los "Cursos de formación para profesores en prácticas"

Unos cursos *maravillosos* donde algunos inspectores nos explican que la culpa de todo la tiene una generación de profesores antigua que por suerte ya se va jubilando.

Repartiré la carta en mi centro y procuraré que se debata en la reunión de CCP.

dentro de la educacion significativa, se pretende reeducar en los valores fundamentales del ser humano, responsabilidad,puntualidad, honradez, etc. nuestros directivos han olvidado estos puntos, para manejar la institucion educativa como si fuese un negocio en el cual los padres de familia van a observar que institucion les sirve mejor como "guarderia" y no como centro de enseñanza cognocitiva. ojala se retome este tipo de educacion, gracias y suerte.

Cuando descubrí "el Panfleto...", cuando descubrí que no era el único profesor que parecía darse cuenta de lo terrible de la situación actual y que había más docentes denunciando y publicando esta catástrofe que todos sus responsables parecen ignorar, me emocioné hasta las lágrimas y sentí un soplo de aliento que me ayudó a seguir adelante. Pero ahora, pasado el primer efecto, me pregunto, ¿seguir a dónde? ¿Es bastante que seamos conscientes de toda esta equivocación? ¿No deberíamos actuar de alguna manera? En la "Carta a un Profesor Joven" se plantean una serie de pasos que se podrían seguir, pero, ¿no sería más efectivo si los hiciéramos todos en masa? ¿No deberíamos, efectivamente, exigir a los sindicatos unas condiciones de trabajo dignas? ¿Que denuncien que nos obligan a realizar unas labores vejatorias para las que no fuimos contratados? ¿Que nos imponen unas leyes de educación que van en contra nuestra, cuando somos nosotros quienes deberíamos dictarlas puesto que somos los mayores expertos al ser también los principales afectados? ¿Deberíamos escribir en masa al ministerio de educación? ¿Hacer manifestaciones? ¿Hablar con los partidos? Y, por una vez, ¿No deberíamos estar todos unidos como una piña antes de que esta sociedad se convierta inexorablemente en una manada de lobos rabiosos?
No sé si habrá alguno que piense que soy un radical, pero sería muy deprimente que se me barra con el título de radical por el simple hecho de querer hacer algo más que hablar.

Eugenio,

Por supuesto que es usted radical: porque va a la "raíz" del problema. Lo he escrito ya en este y en otros foros. SOBRAN DIAGNÓSTICOS, FALTAN TERAPIAS.

El diagnóstico del mal es, por supuesto, necesario; pero como primer paso antes de aplicar la terapia que lo remedie. Un enfermo de cáncer necesita conocer cuál es su enfermedad; pero lo que necesita de verdad es que le apliquen una terapia que lo cure.

El diagnóstico de los males de nuestro actual sistema educativo ya ha sido minuciosamente realizado. Falta proponer terapias para acabar con esos males. Y no parece que los profesores estemos por la labor.

En las últimas elecciones sindicales, los sindicatos "oficialistas" (defensores, en lo fundamental, del modelo LOGSE y de la política educativa de la Administración) han ganado por aplastante mayoría. Hay sí, un sector del profesorado muy crítico con el sistema: pero somos una minoría. No nos engañemos (porque no sirve de nada), la mayoría de los profesores ha demostrado ser cómplice del sistema o irresponsablemente "pasota". Pero eso tampoco puede ser una excusa para que capitulemos.

La obligación moral de los profesores críticos (por nosotros mismos y por nuestros alumnos) es seguir denunciando el sistema educativo actual; pero también, y sobre todo, apoyar a asociaciones críticas con ese sistema: o bien, si no nos convencen, ofrecer propuestas alternativas.

Decía Martin Luther King que nuestro siglo sería recordado no tanto por lo que hicieron los malvados, como por lo que las personas honradas les permitieron hacer. Para relexionar...

Un cordial saludo y ánimo, compañero.

Estimado Eugenio:

Gracias por participar en este blog. No eres un radical, sino un hombre con sentido común que desea cambiar las cosas. Personalmente carezco de condiciones de liderazgo para organizar un movimiento de profesores, pero estoy dispuesto a seguir a quien tome la iniciativa. De momento, podemos podemos hacer tres cosas:

1. Votar a quellos sindicatos claramente opuestos a la reforma educativa, sean de derechas o de izquierdas.

2. Denunciar esta situación en todos los foros posibles, no despreciando ninguno por modesto que pueda parecer: sea un periódico de escasa tirada o una tertulia de amigos, o organizando conferencia y mesas de debate en los propios centros para concienciar a los propios padres que la educación se sus hijos está en peligro.

3. Seguir los consejos de la carta a un profesor joven y no tolerar ninguna grosería por parte de ningún alumno. Si no se va de clase, te vas tú, y te niegas a entrar hasta que haya pedido disculpas (disculpa que, si la grosería ha sido pública, también ha de ser pública).
Atentamente

Otra cosa más, Eugenio:

En los cursillos, nunca quedarse callados ante los despropósitos del pedagogo que lo imparte, denunciar sin miedo lo estúpido y vacío de su discurso.

"Una evidencia, que sólo en apariencia es sorprendente y señala por sí sola la novedad de la Nueva Derecha, aunque sólo sea en términos sociológicos, es que la mayor parte de sus protagonistas declaran un manifiesto origen izquierdista. Son antiguos tripulantes de las experiencias políticas más extremas de la década de los 70: en este pull amplio de nombres, se reconocen muchos ex-maoístas de línea dura, ex-leninistas que en los viejos tiempos ejercían un purismo insufrible y libertarios con antiguas posiciones provocadores, además de un largo etcétera de otras apuestas radicales que llevaron a muchos a justificar el aventurismo armado o incluso a emprender en primera persona algunas de aquellas empresas, hoy tan decididamente “terroristas”.

Uno de los legados vivos de esta herencia es que su estilo de comunicación no es ajeno a algunas tradiciones izquierdistas. Aunque con una retórica exactamente opuesta a la de sus años de juventud, beben de la tradición publicística de la extrema izquierda. En oposición al formalismo informativo de los medios serios, de la distinción entre opinión e información, reinventan el lenguaje periodístico, apuestan sin vergüenza por una comunicación que calcula sus efectos en términos políticos, que decidida y descaradamente quiere producir realidad. A propósito de cada punto central de la agenda del país, despliegan una estrategia comunicativa que busca menos la “verdad”, con toda la parcialidad de la palabra, que aprovechar cualquier oportunidad de manera instrumental y populista para ampliar su influencia y generar una corriente de opinión favorable.

No practican un periodismo de información, y mucho menos de investigación, en el que la interpretación se funda a veces en una ardua acumulación de pruebas y datos. Tampoco buscan un escenario, por aparente que sea, de neutralidad del juicio, contraponiendo posiciones y argumentos. Su voz es declaradamente parcial, la acusación y la denuncia se utilizan como un arma que, a falta de pruebas, trata de producir sospecha sobre los discursos del enemigo. Retórica y simplificación son rasgos clave.

El uso de la soflama, del sarcasmo, la hipérbole permanente respecto a las amenazas, la exaltación en la expresión, la indignación moral, se vuelven moneda corriente en un esquema argumental a veces extremadamente sencillo y pobre, uno de los elementos esenciales de su éxito."

Yo sé de quien desde militancia maoísta, pasó a la libertaria, luego, sin carnet socialista estuvo chupando del bote en el 5º Centenario hasta que se liquidó y le echaron y ahora escribe soflamas babeantes en Estella digital y milita en el PP de Madrid.
Si quiere hacerse perdonar ante sus nuevos amos haría bien en devolver al Estado (es decir a todos nosotros) el dinero que antes cobró...
Pero ¿qué digo? Si estos tipos se arriman siempre al comedero y ya se sabe que donde hay comedero siempre hay cerdos.
Incluso no criticaría a quien llevado de su obsesión por el dinero pasara de un extremo a otro, pero lo repugnante es ese no estar callado y poner verde todo aquello que antes fue con el único objetivo de lamer el culo al nuevo jefe.
¿Empezamos a dar nombres?

akí, con K, cada uno habla como le va, claro, yo soy un viejo profesor de literatura y tengo campañeros k si fuera alumno les partiría la cara. tenemos lo k nos merecemos. Eso sí sigo hablando de Rubén Darío y de Valle y los únicos k me faltan el respeto son una panda de funcionarios k se creen compañeros, sin saber a lo k sdabe el pan

Para Donosti y Sabin:
Efectivamente, son muy cargantes las soflamas de la Nueva derecha, sobre todo cuando proceden de quienes no hace tanto tiempo nos criticaban a otros por nuestra tibieza revolucionario. En fin, ya se sabe lo que es el fervor de los neoconversos. Pero a mí me preocupa más, por lo menos en el plano educativo, los que siguiendo en la izquierda han apoyado una reforma que tanto ha perjudicado a las clases más desfavorecidas. Y lo más grave es que muchos de estos izquierdistas no siempre actúan de buena fe: mandan a sus hijos a colegios privados donde les inculcan el hábito de trabajo y estudio que de boca para afuera ellos consideran tan reaccionario. Pero sucede que hacer experimentos pedagógicos con los hijos de los demás es muy divertido, con los propios mejor los métodos ya muy contrastados y de probada eficacia.
Atentamente

El argumento político me parece irse del tema. Creo que si las cosas están como están es precisamente por contaminar el mundo educativo con ideas políticas: desde la construcción de un nuevo tipo de sociedad desde la escuela (en vez de centrarse en adaptar a los chicos a la realidad monda y lironda), hasta el exorcismo del fantasma de Sor Virtudes y sus reglazos.

En la blogosfera se puede examinar la opinión educativa de personas de muy diversas tendencias políticas, y lo mejor es que la mayoría coinciden en lo fundamental. Que los de derechas defiendan ideas como "la religión en las aulas", "ed. para la ciudadanía es aleccionamiento político" o "mejor concertada que pública", ideas con las que la izquierda diverge, no significa que cuando digan "el nivel de química es pobre" también tengan una intención política. Ni que se equivoquen al decir esto último. Y cuanto más pelemos la mona con los temas ideológicos, menos atención prestaremos a los conocimientos y las actitudes.

Lo fundamental es que en los colegios se enseñe. Para eso hacen falta unas condiciones. Salirse de ahí, desvía el tema.

¿Pero todavía cree usted, pascual, que a la mayoría de la gente (incluidos muchos profesores) le interesa más mejorar el sistema educativo que hacer de "hooligans" de sus respectivos partidos?

Eso de coincidir en que algo no va bien e intentar solucionarlo es aburrido. ¡Lo entretenido es pelearse!

El panorama sindical,simplificando:

A)Oficialistas pro-PSOE:
CCOO y FETE.
CCOO se ha convertido en el sindicato mayoritariamente votado,en nº de delegados.
Le sacan defectillos a la LOE y al gobierno,pero globalmente apoyan su estrategia.Nada de movilizaciones porque ahora gobiernan los suyos.
"Globalmente ésto marcha bien".

b)Un poco más críticos con los de arriba y la LOE:ANPE y Csif.
Ven grandes fallos en la LOE,pero tampoco son partidarios de movilizaciones.Sólo denuncias en prensa y despachos."Ésto no va muy bien".

c)Supercríticos con PSOE y con LOE:Stes(en perspectiva progresista) ,CGT (anarquista).
Le critican al Psoe la incoherencia de una filosofía progresista con unos hechos concretos totalmente contrarios.
Stes ,ha sido la confederación más votada en el país.
Ven bien la filosofía LOE en muchos puntos,no todos, pero dicen que no se cumplirá por falta de medios."Esto va mal"
-Asociaciones varias,que se oponen frontalmente a la LOE,y que surgen por no verse representados en los sindicatos más tradicionales.
"Ésto va fatal e irá a peor"

Richard,

Leí tu libro recientemente y estoy muy de acuerdo con todo lo que dices en él, con muy pocas excepciones. Está claro que algo tiene que hacerse para remediar esta situación, pero bastante menos claro qué.

La situación disciplinaria es mala, obviamente, pero yo entiendo que el sistema educativo sólo tiene derecho a exigir silencio, respeto y buen comportamiento a los alumnos en la medida en que pueda garantizar que vayan a aprender si se comportan correctamente. En la situación actual esta condición no se da. Hay mucho niños que por muy bien que se porten en clase no van a aprender porque el sistema de enseñanza no es adecuado.

Decir que todos los niños deben estudiar no es una solución. Es como decir que todos los gordos tienen que comer menos, que todos los fumadores han de dejar de fumar si no quieren morir antes, que todos los pobres podrían hacerse ricos si se pusieran a trabajar con esfuerzo y constancia. Mucha gente carece de la fuerza de voluntad necesaria para cumplir con estas indicaciones. Los gordos seguimos gordos, los fumadores siguen fumando, los pobres continúan pobres, y muchos alumnos educados siguen sin aprender, por mucho que quieran cambiar su suerte.

¿Durante cuántas horas, días, meses y años es razonable que un niño que está perdido en clase y muerto de aburrimiento se mantenga callado, atento y con buen comportamiento? La idea de hacer repetir cursos a alumnos que no aprenden es siempre una posibilidad, pero sólo funciona en pocos casos, y es dañino psicológicamente ya que marca al niño como un fracasado, con lo cual pierde las ganas de esforzarse. El éxito lleva al éxito y el fracaso produce más fracaso. La idea de desviar a los alumnos hacia la Formación Profesional quizás tampoco sea solución, porque la mayoría no tienen más interés por lo uno que por lo otro. Quizás los alumnos más vagos son los que más sueñan con la grandeza y menos querrían desviarse hacia un camino no muy bien visto socialmente.

Con el fin de evitar todas estas soluciones de dudoso pronóstico, pienso que es el sistema de enseñanza que tiene que cambiar. El método de las tres EEE - explicar, estudiar, examinar - vigente desde hace siglos - no es adecuado si queremos que todos aprendan y que desaparezca el fracaso escolar. Y el punto débil es el estudio personal.

Dirijo una empresa de enseñanza del inglés con más de tres mil alumnos anuales, de todas las edades, aunque mayoritariamente niños y jóvenes. Hace años me di cuenta de que por muy bien que preparábamos las clases (y no tenemos grandes problemas de disciplina) una parte significativa de los alumnos no aprendían. Por ello, trabajando con los alumnos rezagados, desarrollé una forma de enseñar que no depende que que los alumnos tengan la fuerza de voluntad necesaria para trabajar solos.

La enseñanza de los contenidos importantes es totalmente oral, ya que es la única forma de garantizar la atención de todos en todo momento (cuando están escribiendo o leyendo no hay forma de saber si están trabajando o pensando en cualquier otra cosa). El sistema se desarrolló para enseñar inglés, pero llevo dos años utilizándolo experimentalmente con las demás asignaturas de hasta 4º ESO - incluyendo matemáticas - con éxito. Desde hace años lo utiliza un equipo de 70 profesores de todo tipo de procedencias y edades, sin grandes problemas de adaptación y como única forma de enseñar. El método se usa con todas las edades y es igualmente popular con todos.

Pienso que el futuro de la enseñanza pasa por la utilización de un sistema de este tipo, que reduce prácticamente a cero el fracaso total (aunque inevitablemente hay alumnos que aprenden mejor que otros). Si te interesa que te informe con más detalle, estoy a tu disposición.

Si tiene tanto éxito, quizás sería bueno difundirlo. Siempre es bueno conocer otros planteamientos, más aún si vienen avalados por una praxis contrastada durante varios años. ¿Cómo podría hacerse para que lo conociéramos los demás, ponerlo en práctica en nuestros centros, y evaluar sus resultados?

Robert:
Podrías resumir en este foro en qué consiste dicho método.

Ricardo,

La metodología tiene diferentes matices según el objeto a enseñar. Probablemente el caso más frecuente en la enseñanza primaria y secundaria es el signo clásico: significante-significado, es decir, un nuevo concepto y su nombre.

Para cada concepto se produce una tarjeta de tamaño A5 (papel de 250g o más) con la definición del concepto por un lado -en forma de imagen o texto- y la respuesta (su nombre en español) por detrás. En el caso de los idiomas, éstas serán fichas de vocabulario y tendrán el nombre en español o una imagen por delante y el nombre en el otro idioma por detrás.

Pongamos que queremos enseñar a una clase los nombres de todas las comunidades autónomas. Se producen 17 fichas, cada una con el mapa de España con las autonomías claramente representadas en un lado. El mapa no tendrá ningún nombre escrito; sólo un mapa en color donde se ve cada comunidad claramente diferenciada de las demás (por ejemplo el mapa que aparece en la Wikipedia, pero sin los nombres). En cada ficha se señala claramente una comunidad (por ejemplo con una flecha) y por detrás se escribe su nombre.

Ya que la enseñanza va a ser oral y controlada por el profesor, cuya responsabilidad es comprobar que todo el mundo está participando en todo momento, es necesario que los alumnos estén siempre lo más cerca posible del profesor; también para que puedan ver bien las fichas. Cada alumno trae su silla delante de las mesas y las mesas se empujan hacia atrás para dejar el espacio necesario. Los alumnos forman filas ligeramante cóncavas de 8 -10 alumnos a 2 - 3,5 metros de la posición del profesor para que todos puedan ver las fichas.

A menudo interesa ordenar las fichas para facilitar la presentación y la asimilación conceptual. En este caso conviene empezar por un extremo del país y avanzar sistemáticamente. El profesor tiene el montón de fichas ordenadas en una mesa a su lado y coge la primera. La muestra a la clase, y dice el nombre: Andalucía. Los alumnos repiten en coro, dos o tres veces, mirando la ficha en la que Andalucía está señalada con una flecha. Se coge Extremadura del montón y se coloca delante de Andalucía. Se practica de la misma manera. Luego se alternan las dos fichas, los niños repitiendo en coro siempre: Andalucía - Extremadura - Andalucía - Extremadura. El profesor debe comprobar siempre que todos están participando. Luego se introduce una tercera, Castilla-La Mancha, y se repite con la clase hasta que la digan bien. Se repite alternando con la anterior: Castilla-La Mancha - Extremadura - Castilla-La Mancha - Extremadura. Luego se incluye Andalucía: Castilla-La Mancha - Extremadura - Andalucía - Extremadura - Castilla-La Mancha - Extremadura - Andalucía hasta que se oiga y se observe que todos lo están haciendo bien.

Ahora se introduce una cuarta ficha, se alterna con la tercera 2-3 veces, luego se pasa hacia delante y hacia atrás con las 4 fichas hasta que todos las estén diciendo bien. Luego se introduce una quinta, se repite alternando con la cuarta y se repite el mismo proceso siempre practicando la nueva con la antigua que esté al lado hasta que se sepa; luego repasando todas al menos una vez e introduciendo otra nueva. Es importante realizar la práctica en coro RÍTMICAMENTE, sobre todo cuando hay ya más de 6 fichas. El ritmo los hipnotiza y trabajan a gusto sin darse cuenta. Nunca añadir una ficha nueva hasta que se oiga que todos las están diciendo bien. No hay prisa. No cambiar el orden de las fichas durante la sesión: les ayuda a aprender. Continua así hasta acabar todas las fichas, y después haz 2-3 vueltas completas más, siempre en coro. Finalmente pregunta individualmente a los alumnos por orden para comprobar que todos saben todas las fichas (2-3 turnos). No debe haber más de un 5-10% de errores, y nunca la misma persona equivocándose cada vez (querrá decir que no estaba participando correctamente).

El tiempo necesario puede ser de 15-20 minutos sin contar el tiempo que se gaste en reorganizar la clase. Mientras los chicos están repitiendo es importante estar vigilando sus bocas para comprobar que todos están participando correctamente. Es vital nunca dejar que nadie se descuelgue ni se ausente momentáneamente, porque si pasa eso no aprende casi nada. Obligarles a mirar a las fichas en todo momento. Normalmente siempre mantenemos una competición por puntos o similar, para que todos se esfuercen y para descontar puntos a los que hablen o se porten mal. En las vueltas individuales reciben un punto si la respuesta es correcta y cero puntos si no. Nada de segundas oportunidades, para que haya justicia, y para garantizar la máxima agilidad en los turnos individuales, que es cuando los alumnos pasan más tiempo sin hacer nada.

Este sistema, cuando te acostumbras, permite un 100% de éxito siempre, enseñando cualquier tipo de conceptos o vocabulario nuevo. Para consolidar bien el aprendizaje hay que repetir el mismo juego la clase siguiente (8 minutos), y al menos una tercera vez (4 minutos). A partir de entonces se puede contar con estos conocimientos como base para aprendizajes más complejos basados en ellos. Por ejemplo descripciones o comparaciones entre las diferentes comunidades.

Normalmente funcionamos con grupos de 10-15 alumnos. Cuantos más alumnos hay más difícil se hace (proporcionalmente) controlar que todos estén participando correctamente; y las vueltas individuales se hacen más largas. En principio se podría hacer con grupos de 30, si están muy bajo control. La otra alternativa es formar dos grupos de 15 y poner unos a trabajar en sus mesas mientras que los otros trabajan contigo.

El error más grave que se suele cometer es pensar que los alumnos se pueden aburrir por tanta repetición, ir más de prisa por ello, no aprenden bien, y se crea mucha frustración. Nunca introducir una sola ficha nueva si no estás seguro de que dominan las otras cómodamente. La mejor manera de ver esto es recibir una sesión de enseñanza de este tipo. Que un profesor enseñe un bloque de 15 palabras desconocidas (latín/griego/vasco/árabe…) a los demás para que vean lo que se siente y la importancia de mucha repetición rítmica y tranquila y nada de agobios. Verá que, lejos de aburrirse, lo que hará es luchar como si su vida estuviera en juego para aprender y no quedar mal.

¿Cómo crees que podría adaptarse el sistema para la enseñanza de, por ejemplo, un tema de Historia, a un nivel de 4º ESO (15-16 años)? ¿Qué pondrías en las fichas?

Para la Historia, el cerebro de muchos alumnos de 4º ESO es como una página en blanco. No poseen apenas conocimientos previos. El profesor les cuenta la Historia de España en el s.XVI o el Renacimiento, pero no tienen ninguna estructura conceptual en la memoria sobre la que enganchar los datos e ideas que oyen. Se les resbala todo. Es "escribir sobre el agua" como dice Ricardo en el Panfleto.

El objetivo inmediato ha de ser empezar a desarrollar estos espacios mentales vírgenes. El paralelismo con la geografía - RMC (ibíd.) - es perfectamente ilustrativo: una vez que conozcan la ubicación de Londres y París empezarán a sentirse cómodos cuando les "hablan de un lugar al este de Londres o al sur de París". La mayoría de los jóvenes nunca lograrán esto solos - como quisiera el constructivismo - sino que tenemos que hacérselo nosotros desde fuera (¿constructivismo externo?).

La enseñanza con tarjetas permite lograr este objetivo. La repetición oral es esencial para la memorización, como señalan los especialistas y saben los que preparan oposiciones en casa. Sugiero fichas como éstas para empezar a enseñar (por ejemplo) el siglo XVIII político en España, tema que debes estar viendo más o menos ahora (son las que acabamos de utilizar):

Los Reyes Españoles del s.XVIII fueron ………. (4)
 Felipe V, Fernando VI, Carlos III y IV
Felipe V empieza a reinar en …….
 1700
Fernando VI empieza a reinar en …….
 1746
Carlos III empieza a reinar en …….
 1759
Carlos IV empieza a reinar en …….
 1788
Tras la muerte de Carlos II de España en 1700, heredó el trono ....................
 Felipe V de Anjou
Las potencias europeas ……….. a Felipe V
 no aceptaron
La oposición a Felipe V de Anjou causó la ........... ... ……….
 Guerra de Sucesión
La Guerra de Sucesión tuvo lugar entre las fechas .............. - ................
 1700-1714
La Guerra terminó con la firma de las Paces de.............. y...............
 Utrecht y Rastadt
Felipe V fue aceptado como rey pero España perdió sus ..................
 posesiones europeas
Los tratados de paz impusieron un .......... ........
 Equilibrio continental
Este equilibrio intentaba que ningún país alcanzara la ..............................
 Hegemonía
Las nuevas potencias .............. (4) buscaban expandirse
 Inglaterra, Prusia, Austria y Rusia
Las antiguas potencias .................. (2) intentaban recuperar su antiguo poder
 Francia y España
La guerra dividió a España en 2 bandos: ……. y ……..
 Aragón y Castilla
………….. ganó porque había apoyado a Felipe V
 Castilla
Aragón perdió porque había apoyado al ………
 Archiduque Carlos
Felipe V abolió las leyes de ……… y puso las de ……… en su lugar
 Aragón / Castilla
También apoyaron a Felipe V ……… y …..…….
 Navarra y Provincias Vascas
Se premió a Navarra y Provincias Vascas con el ................
 Mantenimiento de sus fueros (leyes tradicionales)
¿Qué acontecimiento estalló en 1789?
 Revolución Francesa
La monarquía española culpó de la Revolución a…………
 Las ideas ilustradas
El gobierno, por miedo al contagio revolucionario ordenó el ............................
 Cierre de las fronteras

Estas fichas se deben presentar en orden, acompañadas de la explicación habitual del tema, aunque en los turnos individuales se pueden desordenar, sobre todo cuando se hacen por segunda o tercera vez. Su memorización inmediata servirá como una red de "perchas" para que toda la explicación se fije en la memoria. La sesión de memorización sustituye a la habitual sesión de preguntas y respuestas que intenta ayudar a los alumnos a retener los contenidos. Tiempo de memorización, una vez terminada la presentación, unos 15-20 min. En este caso las frases a repetir son más largas, pero apenas contienen términos desconocidos. La comprensión de la presentación previa ayuda a la memorización. El sistema de "drilling" debe ser hacia delante y hacia atrás igual que con las CCAA. Es más difícil mantener un ritmo - el profesor tiene que dirigir la clase un poco como un director de orquesta. Como siempre, no introducir una ficha nueva hasta que se oiga que las anteriores están bien asimiladas. Los chicos se lo pasan bien por lo fácil e interactivo. Se repite en dos clases posteriores como siempre, quizás como punto de partida para una discusión o ampliación del tema. Se podrá hacer al menos un juego como éste en cada clase de 55 min.

Una vez que hayan memorizado los datos, éstos no sólo permitirán la asimilación y comprensión de detalles nuevos posteriores, sino que despertarán directamente su interés. La familiaridad lo es todo. Si pasan por la sala de una museo y ven un retrato con la leyenda "Felipe V de Anjou" se pararán un segundo para mirarlo porque les sonará familiar; ya no pasarán de largo.

Robert, el método este de flashcards puede ir bien para conceptos, pero para procedimientos no lo veoaplicable, ¿cómo lo hacéis?

¿por ejemplo?

Parece interesante. Lo probaré. Ya os contaré acerca de los resultados. ¡Cuántos ponentes de cursillos me han hablado de teorías y métodos, y ninguno me ha explicado un caso práctico! ¿Será que la "secta pedagógica" no quiere que sepamos de la vacuidad de muchos de sus conceptos y que sigamos haciéndolo mal para poder echarnos la culpa de su incompetencia?

Una idea que me ronda por la cabeza es que disiento bastante de la manera en que se gasta el dinero en los colegios. Se construyen unos polideportivos cubiertos que cuestan lo suyo, unos auditorios que se usan unas pocas veces al año, unos laboratorios que idem, y luego hay 32 alumnos por clase.

El problema es que esas instalaciones a menudo existen ya a menos de 100 metros: polideportivos, piscinas, auditorios, talleres de artes... y son públicos y municipales. Si no existieran, merecería la pena crearlas en los colegios. Pero habiéndolas, es gastar el dinero dos veces.

¡Si en lugar de eso se gastase el dinero en lo que no puede hacerse en otro lugar que el colegio: aprender!. Duplicar el personal docente para poder tener clases de 15 (y si triplicamos ya ni te cuento), separar a los alumnos por niveles (uh, uh, discriminación), dar incentivos económicos a los profesores a quienes les tocase dar clase a los "huesos", examinar oralmente a cada estudiante tras cada nuevo tema (para eso también hace falta gente)
Y tres veces al año, hacer grupitos de 5 alumnos y mandarles hacer un trabajo supervisado (si no hay un profesor encima, los trabajos no valen para nada: para que se los haga el padre o lo copien de otros años no merece la pena).

En fin, y más importante: menos horas de clase, más concentradas. Menos asignaturas, y más horas de cada una. Que hubiese tiempo de sobra de machacar los conceptos básicos a lo largo de la primaria. Y que se pudiera pagar a gente para que les organizase cosas por las tardes: desde excursones al jardín botánico a ludotecas para los pequeños cuyos padres tienen otros horarios. Pero en plan lúdico, reservando el trabajo duro para las mañanas.

Pero vamos, resumiendo: si de mí dependiera el gasto se haría en profesorado, no en instalaciones. Creo que tendemos a confundir lo bueno con lo necesario. ¿Deporte escolar? Muy bueno. ¿Matemáticas? Muy necesario. ¿Plástica? Bueno ¿Comprensión lectora? Imprescindible.

En fin, es mi idea.

Pascual:
El PSOE en la LOE se ha negado a rebajar las ratios.
En el Senado I.Unida y ERC presentaron una enmienda parcial para poner 25 alumnos por aula en la ESO y el Psoe votó en contra.Siguen en 30 y hasta 33 por necesidades de escolarización.
El PP en sus autonomías tampoco rebaja las ratios.
Ambos coinciden.Vale mucho dinero y como se tiende a centros- guarderías,cuantos más niños guardemos por clase,más barato les sale.
Así es la cruda realidad,aunque luego nos cuentan rollos sobre la atención a la diversidad y la educación personalizada,para culpabilizarnos a nosotros de lo mal que lo hacemos.

Pascual:
Buenas ideas. Hombre, lo de dar incentivos económicos, a los que trabajen con los alumnos más difíciles, lástima que no se les haya ocurrido antes, porque algunos nos habríamos forrado...
Ahora parece ser, que pondrán en las "aulas de convivencia", a los psicólogos y pedagógos, que tendrán que trabajar con los alumnos más difíciles en grupos reducidos. Son ellos, los más capacitados para reestructurar situaciones, contextos, y cabecitas mal amuebladas de alumnos, para eso les pagan, aunque algunos de ellos, prefieran los papeles...
Así que igual repartimos la carga, y si en vez de tener 30-34 alumnos de ratio en 1º y 2º de eso, nos quitan a los más problemáticos, algo habremos ganado.

JP
Espero que mis explicaciones hayan sido lo bastante claras. Últimamente me meto en clase mucho con los profesores que empiezan con el sistema para ayudarles a que todo salga bien. Los puntos importantes son:

1. Practica el manejo de las fichas antes de la clase para que no se te caigan.

2. Que todos estén mirando las tarjetas en todo momento y participando. La disciplina es vital. Mira las bocas de los chicos para comprobar que están contigo. No hace falta que tú mires las fichas.

3. Usar el ritmo. Nadie puede contestar rítmicamente si no sabe de memoria las respuestas. El ritmo impide razonar, y para memorizar datos la razón no debe sustituir a la memoria. Para contestar rítmicamente hace falta que la actividad sea en todo momento fácil. El mantenimiento del ritmo ayuda a graduar la velocidad de introducción de fichas nuevas, ya que si vas demasiado rápido se rompe el ritmo y muchos son incapaces de contestar.

4. Nunca introducir una tarjeta nueva hasta que todo el mundo haya aprendido las anteriores y suenen bien en coro. Jamás dejar atrás a nadie, ni por un minuto. La velocidad ha de ser siempre la del más lento (esto le obligará a esforzarse, viendo que no se va a avanzar sin él). Igual que en la enseñanza tradicional, es desastrosa la idea de que los alumnos flojos "si no lo cogen la primera vez podrán terminar de cogerlo en la segunda sesión". No ocurre. La segunda sesión es más rápida, y si no lo pillan cuando se hace lentamente, peor lo tienen cuando se acelera. Trabajando así se descubre que no hay grandes diferencias de capacidad real entre los más fuertes y los más flojos (quizás un 10% ó 20%). Las grandes diferencias que se observan se producen por la acumulación exponencial de diferencias pequeñas y el desánimo que esto provoca. Y trabajando así las diferencias que se han creado en el pasado disminuyen paulatinamente.

No se puede castigar a los alumnos por no saber las respuestas, pero sí se puede hacerlo por no participar correctamente cuando les estás garantizando que aprenderán, y podrán aprobar si lo hacen. El premio para todos es que al final de la sesión todo el mundo habrá memorizado todos estos datos y, tras su consolidación en otras dos ocasiones, estarán disponibles como punto de partida para nuevos aprendizajes. Una piedra compacta y resistente para la construcción de un gran edificio.

Very, very thankful, Robert (pa ke luego digan que los profesores no tenemos formación).

Pascual,
Hay que tener en cuenta que un solo profesor puede costar tanto como un polideportivo. El polideportivo puede construirse con un pago único de, digamos, un millón de euros y durará al menos 30 años antes de se caiga. Un profesor que cueste alrededor de 30.000 euros anuales supone un gasto total de un millón de euros a lo largo de 33 años de vida profesional. O se podrían contratar 33 profesores durante un año, y nada más.

Por otra parte el peso político de un nuevo polideportivo es grande. Se ve todos los días. Mucha gente lo usa ….. Se sacan la foto en la ceremonia de apertura. Etc. En cambio un profesor más apenas se nota. Más aún, mientras no se demuestre que un aumento (inevitablemente enorme) del gasto en profesorado repercuta en una mejora significativa y medible de los resultados educativos, los gobernos no van a estar dispuestos a hacer mucho en este sentido.

Pero si no prueban ¿cómo pueden saber si funciona?

Hace no mucho le dije a mi jefe de estudios que iba contra mi dignidad profesional mantener en el aula a un alumno cuando me falta al respeto. Su respuesta fue que "me cambiara de profesión".

Sin comentarios, Adrián.

Adrián, de ahí nos vienen gran parte de los problemas: de las direcciones de los centros.
¿Se puede ser directivo y ser crítico con el sistema actual? Me temo que para ser directivo hay que ser transigente con la administración..

pena, pena

ct-351:
Yo matizaría la frase "para ser directivo hay que ser transigente con la administración":
Algunos directivos son obligados a ocupar el cargo, sobre todo en los centros de pocas unidades, sean críticos o no con el sistema e independientemente de sus aptitudes. Otros son críticos con el sistema y tratan de reformalo desde dentro hasta que la Inspección les llama al orden y sólo les quedan dos caminos: tragar o dimitir (y hasta esto último debe contar con el visto bueno de la Inspección). Pero por supuesto que también los hay como el que cuenta Adrián, que simplemente pretenden tener menos horas de docencia, un complemento económico superior y, en un futuro no muy lejano, utilizar la dirección como plataforma política. En este último caso está claro que el primer requisito es ser transigente.
Mi experiencia: por acuerdo unánime del Claustro y el Consejo Escolar, y a propuesta de la nueva directiva, decidimos, dentro de nuestras posibiblidades, tomar medidas "drásticas" para sancionar los casos más graves de insultos a profesores y agresiones entre alumnos, lo que ha llevado a que un grupo de 4 ó 5 alumnos sean expulsados en repetidas ocasiones, después de haber tomado todas las medidas previas que establece la ley. Consecuencia: llamada al orden de Inspección ("no se puede expulsar tanto"). ¿Y ahora qué?.

En ningún artículo ,que yo sepa,viene regulado que para expulsar a un alumno hay que tener en cuenta la opiniòn de la inspección.
Está en su derecho de opinar,pero si la Dirección y la Comisión de Convivencia deciden,legalmente y en virtud de sus facultades legales ,una expulsión ,no sé cómo va a impedirla un inspector.

Es un tema delicado, el de las expulsiones, el de los alumnos conflictivos. La pena es que a menudo esos directores, o esos jefes de estudios, no "viven" con ese alumno. Les queda tan lejano que siempre intentarán que el profesor se retraiga. Por supuesto, aún más los inspectores. Mucho ánimo a tod@s. Lo necesitamos!
Salu2
Edu
Ya que aquí hay mucho profe con exeperiencia, me gustaría que dejarais vuestra opinión sobre la web que tengo. Es un proyecto en el que estoy muy ilusionado. Y si alguno quiere colaborar, ¡que no lo dude!

Lo peor, es que cuando el alumno expulsado regresa, se dedica a fastidiar aún más, rotura de ratones, teclados, monitores..., dificultando el funcionamiento de las aulas TIC...
Yo también estoy contra las expulsiones y a favor de que los inspectores investiguen a ver si siempre son los mismos los que ponen los partes, y obligarles a que hagan cursos de mediación de conflictos, impartidos por personal que casi nunca ha dado clases, no vaya a estar viciado...
Superado el cursillo, el inspector le hará una demostración, de cómo se imparte una clase, sin alumnos claro, no vayamos a cuestionar a su ilustrísima...
A los inspectores, que son unos mandaos, les dicen que digan, y ellos, a largar. ¿cómo era aquello de se cumple, pero no se obedece...?
Pero hombre, !en la carcel, y con miedo!

EM:

¿A qué web te refieres?

JP:
¿Te atreviste a enseñar algo con las fichas al final?

Laura:

Me preguntaste cómo enseñaría "procedimientos" con las flash-cards pero no me has preguntado ningún caso concreto.

¿Te vale un problema de matemáticas? En general los problemas matemáticos se deshacen en pasos, un paso por ficha. Se transcribe el problema con la pregunta: ¿Qué harías primero? Detrás viene el primer paso de la solución. La segunda ficha contiene la respuesta de la primera, con la pregunta: ¿Ahora qué harías? etc. En cualquier punto del problema hay un paso siguiente, que es la respuesta a esa ficha. Cada ficha es una línea de la solución, hasta que la última desemboca en la solución definitiva.

Tras verlas todas en orden para comprender el proceso, con cuatro o cinco casos sencillo del mismo procedimiento, las fichas se pueden desordenar y se practica el arte de identificar y realizar el paso siguiente desde cualquier punto del procedimiento.

En inglés la creación de frases, practica de tiempos verbales, etc. no suponen ningún problema.

Puede haber procedimientos que no se puedan tratar de esta forma, pero de momento no tengo constancia.

Vuelvo a participar a petición, ya que en otro post ya me despedí de tod@s.
RM: estoy exeperimentando el procedimiento y, al menos de momento, me está sirviendo para que memoricen datos históricos fundamentales (nombres, fechas). No sé si el estímulo les viene del hecho de la novedad o del método propiamente dicho, pero el caso es que de momento funciona. No obstante, creo que no se debe de sustituir una metodología por otra, sino más bien complementarlas y combinarlas según el tipo de contenidos que se trabaje en cada momento. Creo que en general, el método es muy útil para memorizar datos sobre los que, más tarde, "construir" el esquema conceptual y las relaciones causa-efecto. No sé en otras materias, pero al menos en Geografía e Historia es útil.

JP
Gracias. Valoro mucho tu trabajo. Sé que no es fácil enseñar de este modo sin poder observar alguna clase previamente.

Totalmente de acuerdo en cuanto a las limitaciones del sistema. Por otra parte, pienso que para buena parte de los alumnos se trata de un proceso previo imprescindible para poder realizar la clase de Historia con la participación e interés de (casi) todos los alumnos.

En cuanto al motivo del estímulo, no creo que sea la novedad, sino que lo que les estimula es el éxito en el aprendizaje. Por eso es un buen sistema. Es imposible interesar a todos los álumnos en todo momento por las cualidades inherentes a la materia o haciendo gracias o clases 'divertidas'. Lo que estimula el interés de todo el mundo siempre es el éxito en el aprendizaje.

9. Fortalezas y debilidades de las teorias del aprendizaje

El conductismo fue incapaz de explicar ciertas conductas sociales. Por ejemplo, los niños no imitan todas las conductas que han sido reforzadas, es más, ellos pueden desarrollar nuevos patrones de conducta días o semanas después de su observación sin que estas hubieran recibido ningún refuerzo. Debido a estas observaciones, Bandura y Walters difieren de la explicación del condicionamiento operativo tradicional en la que el niño debe realizar y recibir refuerzo antes de haber aprendido. Ellos establecieron en su libro publicado en 1963, Aprendizaje Social y Desarrollo de Personalidad, que un individuo puede adoptar conductas mediante la observación del comportamiento de otra persona. Este postulado condujo a la Teoría Cognitiva Social.

Conductismo
Debilidades – El que aprende podría encontrarse en una situación en la que el estímulo para la respuesta correcta nunca ocurre, por lo tanto el aprendiz no responde. – Un trabajador al que se le ha condicionado solo para responder a ciertas situaciones de problemas en el lugar de trabajar, de pronto puede detener la producción cuando sucede algo anormal y el no es capaz de encontrar una solución por no entender el sistema.
Fortaleza – el que aprende sólo tiene que concentrarse en metas claras y es capaz de responder con rapidez y automáticamente cuando se le presenta una situación relacionada con esas metas. W.W.II fueron condicionados para reaccionar a las siluetas de los aviones enemigos, la respuesta que se esperaría sería automática.

Cognitivismo
Debilidad – el aprendiz aprende a realizar una tarea, pero podría no ser la mejor forma de realizarla o la más adecuada para el aprendiz o la situación. Por ejemplo, acceder al Internet en una computadora podría no ser lo mismo que acceder en otra computadora.
Fortaleza – la meta es capacitar al aprendiz para que realice tareas repetitivas y que aseguren consistencia. Acceder dentro y fuera a una computadora del trabajo es igual para todos los empleados; es importante realizar la rutina exacta para evitar problemas.

Constructivismo
Debilidad – en una situación donde la conformidad es esencial, el pensamiento divergente y la iniciativa podrían ser un problema. Tan solo imaginemos, lo que sucedería con los fondos fiscales, si todos decidiéramos pagar impuestos de acuerdo a los criterios de cada quien – A pesar de esto existen algunas aproximaciones muy "constructivistas" que realizan rutinas exactas para evitar problemas.
Fortalezas – como el que aprende es capaz de interpretar múltiples realidades, está mejor preparado para enfrentar situaciones de la vida real. Si un aprendiz puede resolver problemas, estará mejor preparado para aplicar sus conocimientos a situaciones nuevas y cambiantes.

Andrés:

¿Qué conclusión sacamos de eso?

Estimado Robert:

Estoy probando tu método para memorizar contenidos en clase. Tras mi habitual explicación, les enseño fichas con fechas y les hago repetir rítmicamente las respuestas.

Ejemplo:

-1607
¿Qué pasó? Primera ópera
¿Cómo se llamó? Orfeo
¿Quién compuso la música? Claudio Monteverdi
¿Qué pasó dos años antes? El Quijote

-1637
¿Qué pasó? Primer teatro de ópera
¿Dónde? En Venecia
¿Qué pasó ese año? Teorema de Fermat

etc.

En la próxima clase pasaré un examen escrito para evaluar los resultados del método.

Adrián:

Dime cómo sale. No sé si piensas repetir la memorización antes de la prueba escrita. Normalmente siempre la hacemos en tres ocasiones. Son las normas. Cada día se puede hacer un tema por primera vez, uno por segunda y uno por tercera vez. Así el aprendizaje avanza constantemente, sin sobresaltos.

Antes de la segunda sesión parecen casi haberlo olvidado(aún si sólo ha pasado un día). Pero lo recuperan pronto si el primer aprendizaje fue bueno.

La tercera vez ya muchos lo saben, pero si quieres que los más flojos lo aprendan, hay que hacer las tres veces. La constante actividad mantiene a los buenos contentos, y aún pueden estar perfeccionando algún aspecto.

A lo mejor sería interesante hacer la prueba escrita antes de la 2ª y 3ª sesiones para medir el avance. O comparar esta clase con otra enseñada con las técnicas habituales.

Buena suerte

¿por qué nunca se opina de niños de Primaria? ¿solo funcionan mal cuando pasan al Instituto, o el problema ya viene desde Primaria? no soy profesora tan solo una madre que está en un Consejo Escolar y creando junto a profesores y dirección el "Plan de convivencia" de nuestro centro escolar.

eli:
Deficiencias que traen de primaria,cuando llegan a 1º ESO:

-Algunos alumnos no saben "estar",ni comportarse mínimamente(intervenir,escuchar,comportarse...).
Habría que trabajar más este aspecto.
-Muchos han pasado automáticamente y traen niveles bajísimos.No pueden con el IES.
Tendrían que repetir al menos dos veces(en 2º y en 6º).Deberían dominar lo básico instrumental en Lengua y Matem.
-No traen hábitos de estudio y trabajo autónomos,en casa.
Deberían haber trabajado más las técnicas de estudio.
-Deberían haber tenido refuerzos en Primaria,en vez de pasar curso tras curso arrastrando las deficiencias.
El cambio de Primaria a 1º ESO es muy brusco:
aumento de asignaturas,de nº de horas lectivas,de nº de profesores,están menos controlados en los IES y muchos o se desmadran en comportamiento o se vienen abajo académicamente.
Las estructuras de los IES están pensadas más para alumnos mayores autónomos,no para alumnos tan pequeños como los de 1º.
La Primaria necesita reformas,que no se afrontan en la LOE,y el paso a la ESO también,pero que tampoco se hace.

Después de empaparme de la normativa de reciente aparición que va desarrollando la LOE, creo que, aunque no le dedica mucho espacio (no sé por qué), plantea una tímida solución al problema de la transición de EPO a ESO: el agrupamiento de materias por ámbitos en 1º(como se venía haciendo en los PDC). Creo que el profesorado ideal para ello son los maestros adscritos a Secundaria. Otra cosa será hacerles tragar la pastilla.

-n Creo que no hay maestros suficientes en 1º en los IES para eso.
-A mí no me importaría dar ámbitos.Soy maestro.Pero te informo que yo estoy adscrito a Sociales,igual que un Licenciado,que igual lo podría hacer.
Quizá habría que partir de la voluntariedad o compensando al interesado de alguna manera en horas o dinero,al dar materias que no sean de su especialidad.

En cuanto a lo último que comentas, ya te puedo decir por adelantado que la "cuestión de las afines" es la que no ha cambiado, por eso dije antes que se trataba de una "tímida solución". La normativa dice claramente (si es que no ha cambiado), que los licenciados deben cubrir todas las horas del 2º ciclo antes de asumirlas en el 1º, y los maestros adscritos tienen el "handicap" de no poder dar clases en 2º ciclo a menos que, además de diplomados en Magisterio, sean licenciados (corregidme si me equivoco, hablo de Andalucía).
Tú puede que te ofrezcas hasta voluntario para asumir los ámbitos, pero otros que conozco, los de mi centro, son bastante reacios a salirse de su especialidad. La "cuestión de las afines" siempre levanta ampollas. A mí aun siendo licenciado, no me importaría, ya que llevo ya cuatro años seguidos con el PDC de 4º y eso te da experiencia en el asunto, pero otros... ya se sabe.

RM. gracias por tu contestación, estoy contigo. ¿Crees que seria bueno que los niños se quedaran un par de años más en Primaria, como antiguamente? Mi hija está en 5º de Primaria y su nota es de notable pero aún no la veo madura para un Instituto. Es importante ese "tu a tu" con su tutor.

Nunca se habla de la violencia psicológica y es la más silenciosa y creo que perjudica tanto como la física.

eli:
Yo soy maestro.Trabajé en la antigua EGB y ahora en la ESO,en 1º y 2º.
Cuando se planteó en los 90 que los alumnos de 7º y 8º pasaran a los IES muchos nos opusimos como profesores y como padres.Pensábamos que eran muy chicos para un IES.
La administración no nos hizo caso.Así nos va.
Lo correcto hubiese sido mantener a esos alumnos en los colegios.
Pero eso ya no tiene marcha atrás.
Ahora lo que procede es suavizar el cambio tan brusco de 6º de Primaria a 1º de ESO,que muchos alumnos no son capaces de superar.
¿Cómo hacerlo una vez que están en los IES?
-Menos asignaturas(la LOE sigue 10 en 1º y 11 en 2º)
-Menos profesores por grupo.Un mismo profesor debería dar varias materias afines.
-Máximo de 5 horas lectivas continuadas.En Andalucía les meten 6 todos los días,en el próximo curso.
Lo previsible es que ese cambio seguirá cargándose a muchos alumnos.
La administración asesorada por sus expertos(que nunca han dado clase)sigue en sus trece.

"Yo también estoy contra las expulsiones y a favor de que los inspectores investiguen a ver si siempre son los mismos los que ponen los partes, y obligarles a que hagan cursos de mediación de conflictos,..."
a.a.p, entonces, según tú, si cambiáramos al profesor en esos grupos habría menos partes? La respuesta es no, si siempre son los mismos los que ponen partes es por 2 motivos:
1.- Porque son profesores implicados que intentan impartir disciplina, mientras los otros "pasan", y no quieren problemas ni con directiva ni con padres...
2.- Son los profesores a los que siempre les toca los cursos más bajo y por tanto más "hueso",mientras la otra mitad del claustro, profesores "veteranos", se quedan con los bachilleratos y 4º de la ESO, donde evidentemente, hay mucha menos indisciplina...
RM: en la comunidad valenciana la mayoria de institutos tienen horario de 8:00 a 15:00, intensivo, es decir, 7 horas, y aquí tenemos mucha culpa los profesores, ya que a todos nos viene muy bien el horario intensivo, pero sabemos que no es el más adecuado, pero eso si, los que aprobaron el horario intensivo son los que se hacen horarios personalizados para acabar a las 12 o a las 13, otra cosa que no controla nadie.
Y ahora voy a ser impopular, cuando me toca dar por ejemplo un 2º o un 3º de la ESO, lo primero que pregunto es quien les dio Matemáticas el año anterior, si un profesor o un maestro, porque se que si ha sido un maestro, la mayoria se van a caer a las primeras de cambio, porque generalmente, se les ha tratado "muy bien" y se ha sido muy condescendiente en las notas...es curioso que un alumno con un 6 el año anterior que venia con un profesor sea mejor que un alumno con un 8-9 que tenia un maestro...

"a.a.p, entonces, según tú, si cambiáramos al profesor en esos grupos habría menos partes? La respuesta es no, si siempre son los mismos los que ponen partes es por 2 motivos:
1.- Porque son profesores implicados que intentan impartir disciplina, mientras los otros "pasan", y no quieren problemas ni con directiva ni con padres..."


Perdonen la intromisión, pero eso de la disciplina tiene distintas lecturas. Hace poco se ha abierto una conversación a cuenta de los móviles y por ejemplo hay una entrada donde una profesora que al sonido del móvil de un alumno solo le basta cruzar una mirada con el infractor para que este lo apague y se disculpe. En cambio otro puede montar un "pifostio" consistente en retenerle el móvil, ponerle un parte, llamar a los padres o a la policia local si hubiera menester, porque considere que tal incidencia es una absoluta falta de respeto.
Creo que hay verdaderos maniáticos y fanatizados con el tema de la autoridad y la disciplina que sería capaz de ponerle un parte a una mosca que revolotea en la clase y que solo pudiera estar escondiendo sus inseguridades e incapacidades de intervención para solucionar la menor incidencia. Rasgos de haber recibido (y querer impartir) una educación preponderantemente conductista.

Si alguien ha salvado a los institutos del desastre han sido, generalmente, los maestros, que aportaron la experiencia adquirida con alumnos en edad obligatoria.

Yo tengo cursos donde apenas pongo partes y otros en los que me inflo de ponerlos.
Con los cursos problemáticos en la 5ª y 6ª hora hay más partes.
La jornada continuada de 6 clases se pensó para alumnos voluntarios de BUP y para comodidad del profesorado.
Los alumnos de 1º y 2º no la aguantan.
Los maestros puede que tratemos a los alumnos demasiado infantilmente,pero muchos licenciados estáis acostumbrados a alumnos mayores y pensáis y exigís lo mismo a un alumno de 1º o 2º que a los mayores.

Estimado compañero Victor:
Te ruego releas, mi escrito del 8/2, y convendrás conmigo en que tiene guasa la cosa, ya que textualmente, digo que "los cursos de mediación de conflictos, impartidos por personal que casi nunca ha dado clases, no vaya a estar viciado...
Superado el cursillo, el inspector le hará una demostración, de cómo se imparte una clase, sin alumnos claro, no vayamos a cuestionar a su ilustrísima..."
Supongo habrás advertido, la ironia del texto...
1. No dudo, ni cuestiono a ningún compañero, que pone o no partes. Tampoco hago distinciones entre maestros, profesores de EGB con especialidad, y licenciados. Estamos en el mismo barco, implicados hasta el cuello, con tantos cursos, tan numerosos y conflictivos. Debemos unir fuerzas, BUSCAR SOLUCIONES * y no pelear entre nosotros, bastante pelea, tenemos con los muchos alumnos problemáticos, con esas ratios tan elevadas...
No le demos el gusto de vernos enfrentados, a los de arriba, que propician el caos, y luego quieren mediar, negando las causas y antecedentes...
Sé que muchos compañeros lo están pasando realmente mal y que están sufriendo unas condiciones estresantes muy frustrantes, que les causan graves problemas de ansiedad, pérdidas de autoestima, incluso estados depresivos de diferente intensidad..., y naturalmente no es a éstos a quienes iba dirigida mi ironía, sino a los de arriba, que siguen dando más de lo mismo...


*Coincido con a. en su escrito del 12/2 en "responsabilidad sistema educativo violencia aulas", en la busqueda de soluciones.
Puede que si se aplicasen, no habría tantos profesores sufriendo, cada vez que encaran una clase de 1º o 2º de eso.
Recibe un afectuoso saludo.

no comprendo como se puede trabajar en lo mismo y cada uno ver los problemas o no verlos. ¿hay o no problemas en las aulas? los primeros culpables ¿somos los padres?

Me gustaria saber que se hace con un alumno de 6º de primária que ha sido expulsado dos dias y vuelve a clase con las mismas ideas con las que se fue.

eli:
1)Para el grupo de los profesores que damos clase a diario y que trabajamos con alumnos reales en las clases,sí hay problemas,especialmente en la ESO.
Para los "expertos" teóricos variados,que no dan clase y que trabajan con libros,ideas y alumnos teóricos,apenas hay problemas;todo va relativamente bien,según ellos.
2)Las expulsiones como tales,no resuelven los problemas.
Depende de cómo aborde la familia y el alumno dicha expulsión.
Convendría reflexionar(alumno,tutor y familia)sobre lo que ha pasado y analizar las causas del problema y las posibles soluciones.

"Me gustaria saber que se hace con un alumno de 6º de primária que ha sido expulsado dos dias y vuelve a clase con las mismas ideas con las que se fue."

¿Se puede saber por qué fue expulsado y con qué ideas se fue?

-No pertenezco a ningún sindicato de maestros.Estoy en contra de muchos de ellos .
A pesar de ello,lo de criticar a los sindicatos en general me recuerda tiempos pasados,en que sólo se permitía el sindicato vertical de maestros.(SEM.Sindicato Español de Maestros).
Los de libertad digital supongo muchos añoran el antiguo régimen.
-Lo del trabajo vitalicio de los maestros vale para cualquier funcionario.
El debate no es ser maestro,sino ser funcionario.
¿Qué partido español plantea lo de quitar la funcionarización en general?¿PP,PSOE,IU? ¿Por qué no lo plantean si es la solución?
-En la empresa privada el jefe despide al que no funciona y mide su rendimiento económicamente.
-En la enseñanza la cosa es más difícil y menos objetiva.
¿Quién es mal maestro?¿Quién es bueno?
Cuando un maestro pone muchos partes ¿es muy duro o es muy blando y por eso los pone?
Si suspende mucho ¿es que no sabe enseñar o es muy exigente?.
Si hace muchos cursillos está interesado en perfeccionarse o es sólo un paripé?.
¿Quién evaluará al maestro?¿el inspector que lleva décadas sin dar clase?
¿O los padres como Beltrán que odian a los profesores en general?
¿O lo evaluará el director,con lo cual seremos fieles y sumisos a la autoridad del mismo?
En la concertada y privada no hay funcionarios,pero muchos pertenecen a sindicatos para defenderse de sus patronales.¿Hay que suprimirlos?
¿Funciona mejor la concertada y privada por no ser funcionarios o porque filtran y seleccionan socialmente al alumnado?
¿Seré yo igual de buen o mal profesor en un IES suburbial que céntrico?
¿En uno concertado o privado,con alumnado superseleccionado ,que en un público,con lo más variopinto?
Hay muchos interrogantes


Patricio: este alumno fue expulsado por tener el libro de incidencias lleno por lo tanto no es por una sola causa, sino por un cumulo. Se fue por lo antes comentado y ha vuelto con ganas de continuar llenando "su libro de incidencias". ¿Tienes alguna solución?

Para mí sigue siendo algo vago e impreciso eso de un cúmulo de incidencias tanto e igual que decir que fue expulsado y ya está sin tener en cuenta al otro. ¿Cuáles fueron exactamente las incidencias? ¿Por qué? ¿Qué le conduce a ello? ¿Qué nos está diciendo con su actitud? Estos y otros interrogantes que aparecerán de nuevo son los que hay que clarificar y actuar sobre ellos dialogando y razonando a la vez con el niño. Desde la aceptación y no del rechazo sin más de él.

Patricio:
Creo que la gente no está a la altura. Si eres un hombre vete para allá y enséñales cómo se hace.

Escribir un comentario

(Si anteriormente no ha dejado un comentario, necesitará ser aprobado por el autor, hasta entonces su comentario no aparecerá. Gracias.)