« Conducción sin exclusiones | Página principal | El Panfleto Antipedagógico será publicado en Portugal »

Una nueva ley que no tolere ni ejerza la violencia

Os adjunto copia del artículo titulado Una nueva ley que no tolere ni ejerza la violencia publicado hoy en El País en la sección Debate respondiendo a la pregunta ¿Como recuperar la autoridad en las aulas? por si queréis comentarlo.

Una nueva ley que no tolere ni ejerza la violencia
Ricardo Moreno Castillo
El País, 26 de noveimbre de 2006

Para resolver un problema se ha de averiguar su causa, y la de la violencia en nuestras aulas no está, dígase lo que se diga, ni en los cambios sociales, ni en la televisión, ni en la presencia de inmigrantes. Está, sencillamente, en que nuestro sistema educativo no educa, es un sistema perverso porque ejerce la violencia y la tolera.

La ejerce sobre los que quieren estudiar, y no pueden por culpa de quienes boicotean la clase. La ejerce sobre los que quisieran aprender un oficio para llegar a la edad laboral profesionalmente cualificados, y están encerrados en un aula escuchando cosas que ni entienden ni les interesan. En una misma clase, bajo el cuidado de un profesor al cual se ha despojado de toda autoridad, hay alumnos con todas las asignaturas del curso anterior aprobadas y otros que no han aprobado ninguna, alumnos que desean progresar y otros que se dedican a molestar. Unos y otros están frustrados. ¿Es de extrañar que un ambiente de general frustración degenere en violencia? Si un alumno repite porque suspende ocho asignaturas sabe que no va a repetir de nuevo aunque las vuelva a suspender, por lo cual nada le estimula a estudiar. ¿Es para sorprenderse que un alumno completamente ocioso se porte mal?

El desprecio por el conocimiento (se puede terminar la ESO sin saber la tabla de multiplicar ni distinguir un nombre de un verbo) y la falta de hábito de trabajo generan seres inmaduros, y en consecuencia, propensos a la violencia. Una persona madura no necesita agredir a un semejante para sentirse alguien.

La madurez, además, tiene que ver con la responsabilidad, y hoy los alumnos raramente tienen que responder. Si no aprenden, la culpa es del sistema, que no les motiva. Si son zafios y maleducados, es que están inadaptados. Si no estudian, algo les pasa, porque ya se sabe que los chicos tienen una inclinación natural hacia el trabajo, y a la vagancia se la conoce a menudo como "dificultades de aprendizaje". Hay una tendencia por parte de algunos educadores paternalistas a considerar los defectos como patologías, pero madurar significa reflexionar sobre los propios defectos, a fin de superarlos, y si los defectos se consideran patologías, se bloquea toda capacidad de mejorar.

Hay un cuento de Gogol, intercalado en su novela Las almas muertas, que narra la historia de un profesor severo, que exigía un buen rendimiento, porque consideraba que estudiar es la obligación de los alumnos. Éstos le querían, porque un profesor exigente es el que valora a sus discípulos. El que se conforma con poco está tratándolos como si fueran idiotas, y nadie aprecia a quien lo trata como un idiota. Los alumnos se portaban bien. Ocupados en estudiar, tenían poco tiempo para hacer travesuras. Pero he aquí que este profesor se muere y llegan otros con ideas novedosas: lo importante no es el saber, sino el comportamiento (en la jerga actual, lo decisivo no son los contenidos). Y como el saber no era importante, dejaron de estudiar, y así tuvieron tiempo para hacer diabluras. En cuanto se empezó a despreciar el saber frente al comportamiento, no sólo decayó el saber, también decayó el comportamiento. Y de este cuento podemos sacar una segunda moraleja. Gogol murió en 1852, lo cual quiere decir que algunas de las sandeces pedagógicas que él satiriza, ya se decían hace mucho tiempo. Una idea no por parecer novedosa es buena, pero además puede suceder que ni siquiera sea novedosa.

Los resultados de la LOGSE no han sorprendido más que a los ingenuos, y la actual LOE no va a resolver absolutamente nada, por mucho que se financie. Un error no deja de serlo por estar mejor financiado.

Los problemas de la violencia en las aulas y de la falta de autoridad de los profesores no tienen solución dentro de la legislación vigente. Urge pues una nueva ley de educación, consensuada por todas las fuerzas políticas, y elaborada con el asesoramiento de profesores (no de pedagogos ni sindicalistas) escogidos por su valía (no por su militancia política). Y esa ley habría de contemplar lo siguiente:

1. La protección de los que sí quieran estudiar, proporcionándoles el ambiente de tranquilidad en el aula que necesitan para ello.

2. Escolarización obligatoria no significa enseñanza común hasta los 16 años. Mantener encerrados en los institutos a los chicos mayores de 12 que deseen prepararse laboralmente es hacerles entrar en el mercado de trabajo a los 16 como mano de obra barata. Aunque pueda parecer una edad demasiado temprana, un alumno que no quiera estudiar no sólo no va a estudiar, sino que también impedirá aprender a los demás. Muchos estudiantes potencialmente buenos se malogran por culpa de los boicoteadores. Así, por no dejar decidir a un muchacho sobre su futuro, se le deja decidir sobre el futuro de los demás.

3. Valorar el saber y la excelencia. Bajar el nivel para no discriminar a los alumnos menos trabajadores frente a los más trabajadores es un acto de barbarie contra los segundos que en nada beneficia a los primeros. Despreciar el saber crea una juventud más ociosa y más inculta, en consecuencia más inmadura y más violenta.

4. Que se castiguen las faltas de disciplina, y se admita sin rodeos que quien manda en la clase es el profesor, igual que admitimos que quien manda en un avión es la tripulación, y que esto no significa ser fascista ni autoritario.

Cuando los hechos contradicen las ideas podemos negar los hechos o rectificar las ideas. Mientras los creadores de la reforma sigan negando los hechos, el desastre educativo irá en aumento. Ya va siendo hora de que rectifiquen sus ideas.

TrackBack

TrackBack URL para este entrada:
http://www.leqtor.com/movabletype/mt-tb.cgi/55

Comentarios

Aquí el artículo de Álvaro Marchesi publicado en la misma sección que el anterior y titulado "Fortalecer la profesión docente":

"Posiblemente ahora hay más violencia en los centros docentes que hace unas décadas o, al menos, así se percibe. Tal vez porque hay más alumnos que estudian durante más tiempo, por fortuna para ellos y para la sociedad, y porque los cambios sociales se producen ahora de forma vertiginosa, de manera que tienden a difuminarse los referentes morales. No se vislumbra en el futuro un cambio de esta situación. Más bien da la impresión de que estas tendencias, lejos de detenerse, se van a incrementar, por lo que no debe extrañarnos que las dificultades vayan en aumento. ¿Qué hacer, entonces?

Conviene, antes de plantear algunas líneas de actuación, pensar brevemente sobre los alumnos violentos. Los estudios realizados apuntan su escasa autoestima, sus dificultades en las relaciones sociales y en la empatía con los otros, su falta de comprensión y control de la conducta y su desvinculación de los objetivos escolares. La descripción de estos alumnos se mueve habitualmente entre dos polos: son alumnos que hacen daño, a veces demasiado daño, pero también son alumnos que sufren. El énfasis en uno o en otro polo orienta las preferencias en las iniciativas educativas: el castigo y la sanción frente a la ayuda pedagógica y psicológica. Ambas, sin duda, deben combinarse con el objetivo de lograr, en la medida de lo posible, la recuperación del alumno para proseguir su formación.

Existen diversas estrategias que pueden reducir la violencia en las escuelas: favorecer la participación de los alumnos, avanzar en la capacidad de decisión de los centros -con la supervisión de la comunidad escolar y de la Administración educativa-, impulsar la cooperación de las familias, trabajar por un mayor compromiso social con la educación y fortalecer la profesión docente. Esta última es la que considero fundamental para mejorar la enseñanza y la que puede otorgar coherencia y dinamismo al resto de las iniciativas.

El fortalecimiento de la labor de maestros y profesores supone una acción en varios ámbitos interrelacionados: mejorar sus competencias profesionales y su preparación, cuidar su equilibrio emocional, situar la profesión docente en la dimensión moral que le corresponde y velar por el prestigio de la profesión.

La gestión adecuada de los comportamientos disruptivos o violentos de determinados alumnos es una dura exigencia para los profesores y les obliga a disponer de diferentes competencias y habilidades: mantener la autoridad, demostrar seguridad y confianza, dialogar, negociar, comprender, exigir. Hace falta formación suficiente y un carácter firme y equilibrado para lograrlo.

La acción educadora exige una estrecha y confiada relación personal entre el profesor y los alumnos. El mérito de la actividad docente es que este vínculo impuesto se convierta en una relación constructiva, en la que la confianza, el afecto y el respeto mutuo sean sus elementos constitutivos. Para ello es imprescindible que el profesor cuide su dimensión emocional, un cuidado del que deberían también ser responsables las Administraciones educativas.

El profesor debe mantener el buen ánimo, la sensibilidad por la formación de sus alumnos y la preocupación por ellos a pesar del desgaste que tanto esfuerzo personal supone. ¿Cómo se logra? En gran medida por el convencimiento de que enseñar a los otros es una tarea que merece la pena, que conecta con lo más noble del ser humano y sitúa a los profesores en el lugar adecuado para promover el bienestar de las nuevas generaciones. De alguna manera esa intuición desvela el carácter moral de la profesión docente y la necesidad de descubrir su valor y su sentido para ejercerla con rigor y vivirla con satisfacción. La consideración del trabajo docente como una profesión moral adquiere desde esta perspectiva toda su fuerza motivadora y permite comprender cómo el olvido o la falta de cuidado de esta dimensión conduce a la "desmoralización" de los docentes.

Además, los profesores deberían sentir que forman parte de una profesión respetada y valorada ya que gran parte de la identidad profesional depende de la consideración social percibida. El sentimiento de pertenencia a una colectividad contribuye a la autoestima. Por ello, las Administraciones educativas tendrían que contribuir a que los profesores se sientan orgullosos de ser profesores. No es una tarea sencilla si tenemos en cuenta que la mayoría de los profesores considera que ni la sociedad ni la propia administración educativa los valora.

Una encuesta reciente realizada por la Fundación SM constató que el 81% de los profesores creen que la sociedad no los valora y el 67% opina lo mismo de su Administración educativa.

La tarea de reforzar la identidad profesional de los docentes conduciría a que las administraciones educativas defendieran el establecimiento de una carrera profesional incentivadora y exigente. Pero también deberían apoyar las distintas formas de representación colectiva de los profesores. Entre ellas, además de los sindicatos y de las asociaciones de profesores, podría tener su lugar un Consejo General de la Profesión Docente que fuera un referente ante la sociedad por sus iniciativas para mejorar la situación del profesorado y la calidad de la enseñanza.

No sería justo atribuir a los profesores la responsabilidad exclusiva de su acción educadora. De nuevo hay que insistir en que la capacidad de los profesores para enseñar adecuadamente a todos sus alumnos, crear un clima de convivencia y reducir los comportamientos violentos tiene mucho que ver con las condiciones en las que se enseña, con los apoyos disponibles, con el número de alumnos con dificultades de aprendizaje que hay en cada aula, con el ambiente sociocultural de los centros, con la cooperación de las familias y con el apoyo social recibido. El compromiso de los profesores depende en gran medida del compromiso de la sociedad con la educación y ambos se apoyan mutuamente para lograr una enseñanza mejor."

Desengañaros, el comportamiento de los chavales es reflejo de lo que ven todos los días en la calle, en sus casas: los adultos haciendo el cafre y apuntándose a los más pintorescos comportamientos e ideales.

El texto de Marchesi (lider doctrinal de la liquidación de la enseñanza secundaria) más que instructivo es sintomático. No dice nada (salvo "el profesor debe"). Peor todavía; no vale para nada. Nos recomienda, en aras de la autoestima, recuperar la dimensión moral de nuestra labor. Qué bonito. Algunas de sus "propuestas" ante el descalabro ya las conocemos; incentivar la participación de alumnos y familias, incrementar la autonomía de los centros (supervisada, por supuesto, a manos de ente lesivo; "comunidad escolar". Padres al poder). Vaya, era eso. Otras "propuestas" son tan encantadoras como imprecisas ("trabajar por un mayor compromiso social con la educación"). Las hay obvias ("fortalecer la profesión docente", "mejorar sus competencias profesionales"), y hasta ridículas ("que el profesor cuide su dimensión emocional, un cuidado del que deberían también ser responsables las Administraciones educativas"). Venga, psicólogos gratis para todos, que hay que "mantener un buen ánimo" para entablar relaciones "constructivas" con los alumnos e impedir, así, el florecimiento de descarriados. Marchesi se pone sensiblero; los violentos sufren. ¿Y quién no?.

Las cosas, advierte al inicio, van a ir a peor. Claro, mientras su cosmovisión mantenga la hegemonía escasas mejoras cabe esperar. Pues sí, los cambios se precipitan en la sociedad de la información, y no hay referentes morales. ¡Viva la sociología de andar por casa! Si ya nos lo sabemos... Bauman, Lipovetski, Castells, Sloterdjik, Bruckner y Giddens, entre otros, nos permiten entender qué está pasando, englobar la crisis educativa en un contexto más amplio (globalización, personalización, digitalización, desnormativización, despolitización, etc). Pero después de practicar la sana e ineludible comprensión intelectual, hemos de acudir cada mañana al IES. Y esperamos, en ese ámbito mundano, medidas útiles y eficientes, sencillas y concretas, inminentes e inteligibles, elaboradas, al menos en buena parte, por quienes pisan cada día las aulas y conocen las problemáticas de primera mano. Psicologizar el problema (Marchesi defiende intereses gremiales y psicologiza, siguiendo modas que le trascienden, la vida toda) forma parte intrínseca del mismo.

"...Cuando los hechos contradicen las ideas podemos negar los hechos o rectificar las ideas. Mientras los creadores de la reforma sigan negando los hechos, el desastre educativo irá en aumento. Ya va siendo hora de que rectifiquen sus ideas..."

Creo que este resumen de tu libro lo asumiría cualquier liberal. Y como tú mismo afirmas, es hora de ir desechando la teoría errada. Muy mal lo debe estar el gobierno socialista para que El País asuma este artículo.

Compré el libro, lo he prestado con la consigna "pásalo". Aunque no esté totalmente de acuerdo en algunos puntos son demasiadas las coincidencias.

Diego.
La izquierda, como los curas, tiene el defecto de moralizarlo todo bajo su miope óptica. También tiene el vicio de crear organismos y comisiones (Consejo General de la Profesión Docente) para solucionar problemas. Aprende la máxima: si no quieres resolver un asunto crea una comisión.
En otra ocasión te contaré el cuento de los remeros.
"...violentos, irónicos, así los quiere la sabiduría, es una mujer y ama al guerrero..."

Emilio.
La estética de la simpleza. Arquitectura minimalista para consumo progre.

Dado la valía del artículo lo hemos comentado en nuestro blog. Ahí tienes la referencia por si te interesa echar una ojeada.
Aunque no pensamos igual en muchos aspectos la situación es tal que conviene sumar la mayor cantidad de vectores de similar dirección y sentido.

Beltrán:
El rectificar las ideas cuando contradicen los hechos no es parte del ideario de un liberal, es el puro sentido común. El mantener las ideas a contracorriente de los hechos es de tontos, no de izquierdas, y tontos los hay en la derecha, el centro y la izquierda

El pobre Ricardo no soporta que tiene el mismo ideario que Beltrán.

Ya no existe la izquierda y la derecha: ya solo existe el sentido común...de la derecha.

Lo mismo que decian las hordas fascistas del ideal y práctica republicana para justificar el golpe: ya se encargaron ellos en los seis años de existencia que así fuera: que los hechos contradijera el ideal para imponer el sentido común.

Gracias Ricardo, es un placer leerte. Quizá, en tu primer párrafo, al enfatizar la importancia del título del artículo, pudiera parecer, que negases la existencia de otros muchos factores, que expliquen la violencia de nuestras aulas. Sé que al igual, que puede haber varias causas para un problema, y que éste a su vez, puede tener varias soluciones, tendemos a simplificar, reducir, quedarnos con lo esencial, y en ello, estamos en absoluto acuerdo: UNA NUEVA LEY QUE NO TOLERE NI EJERZA LA VIOLENCIA.

Una (otra más) lección de realidad:
Recordad la niña de León a la que varias compañeras le partieron la pierna de una paliza y le dejaron la huella de la angustia y el miedo. La... ¿sanción? a las agresoras ha sido una expulsión de CINCO días del centro y veinte días de clases especiales por las tardes.
Los padres de la muchacha agredida están estupefactos,naturalmente. Entre otras cosas porque su hija ha de volver al centro y compartir aula, patio, servicios y lecciones con las agresoras (¿saben vuestras mercedes lo que puede significar esto?). Yo, ahora mismo, estoy que vomito. Porque yo no soy de los que piensan que la culpa es de los sistemas, de la comunidad, de la sociedad, de todos... Los culpables tienen nombres y apellidos, y todos los conocemos.
¿O acaso no saben Vds. quién nos trajo a esta sanción de pedorreta?
Después de esto, lean de nuevo, si tienen estómago, el texto que aparece más arriba del señor Marchesi, para quien la experiencia de un niño nunca ha ido más allá del sujeto agente de sus cuadernillos de encuestas o tests.

Admirado profesor Moreno Castillo:

Permítame, en primer lugar, presentarme. Mi nombre es Ángel L. Romero Redondo. Soy licenciado en Ciencias Físicas y en Economía, y desde hace unos años profesor de enseñanza secundaria de Economía, con destino definitivo en el IES Camilo José Cela de Pozuelo de Alarcón.

Me dirijo a usted, en primer lugar, para felicitarle por su valiente defensa de los principios más elementales que requiere una educación efectiva, y que, resumiendo mucho, se podrían condensar en tres: el orden en clase, el esfuerzo de los alumnos y la instrucción de unos profesores bien preparados. Hace tiempo que leí la versión electrónica de su notable Panfleto Antipedagógico, con cuyas tesis coincido casi plenamente, y cuya fina ironía (especialmente en su capítulo 10, sobre la secta psicopedagoga) me arrancó más de una sonrisa. Por supuesto, en cuanto tuve noticia de su publicación, corrí a adquirirlo, y no paro de recomendárselo a todos mis compañeros.

Llevaba un tiempo rumiando la posibilidad de dirigirme a usted, cuando hoy me he encontrado agradablemente sorprendido al encontrar un artículo suyo en el diario El País, en el que insiste en algunas de esas ideas tan elementales como indispensables. De nuevo, me identifico con su posición, especialmente con sus tesis finales números 1, 3 y 4; con la segunda, únicamente mantengo ciertas reservas sobre la edad a la que debe producirse la separación entre los distintos tipos de alumnos (que, a mi juicio, debería estar más cercana a los 14 que a los 12 años) pero comparto plenamente que es preciso ofrecer una formación profesional alternativa a la educación secundaria tradicional a bastantes alumnos, si no queremos perjudicarles a ellos y, de rebote, como pasa ahora, salir todos malparados por obligarles a permanecer donde no desean estar.

Me temo que, por verter esas opiniones, muchos le tacharán de reaccionario. No sería extraño: hay mucho papanatas en el mundo que confunde la velocidad con el tocino y, por qué no decirlo, la mediocridad con el socialismo. Personalmente, le diré que soy una persona de izquierdas, y ya ve que comparto su posición. Pero soy consciente de que defender el orden y la disciplina en las aulas es algo mal visto en ciertos círculos pseudoprogresistas.

La lectura de su artículo me ha impulsado, definitivamente, a ponerme en contacto con usted y trasladarle una información que quizá sea de su interés. Hace un tiempo, tras la publicación del último informe PISA de la OCDE, dediqué un tiempo a investigar, en mis ratos libres, el sistema educativo finlandés, cuyos resultados, como usted recordará, eran excelentes. Entre otras cosas, encontré y leí su “Ley de Educación Básica” (“Basic Education Act” en inglés, que es la versión que yo he leído: las autoridades educativas finlandesas tienen unas páginas web excelentes en inglés, con toda la información a mano). Le adjunto una copia, en versión PDF. Se trata, como verá, de una ley en la tradición anglosajona, directa, sencilla, clara, de apenas 20 páginas (frente a nuestra verborreica LOE, de más de 50 páginas de apretada tipografía en el BOE, como corresponde a la peor tradición francesa). El caso es que de esas 20 páginas de legislación de un país tan avanzado, de tradición socialdemócrata y con un sistema educativo envidiable... ¡casi 2 páginas completas se dedicaban a analizar los deberes de los alumnos y las cuestiones disciplinarias! Se trata de las “Sections” 35, 36, 36a, 36b y 36c, que encontrará en las páginas 12-14. Allí se dicen, entre otras, cosas tan elementales como que:

35. 2. “The pupil shall complete his or her assignments diligently and behave correctly”,

o que:

36. 2. “A pupil who disrupts teaching may be dismissed from the classroom or other teaching facility for the remainder of the class or to leave a school function”

No menos razonable es que:

36. 4. “A pupil who has neglected to do his or her home work may be ordered to do the assignments under supervision for a maximum of one hour at a time after school”

¡Incluso se llega a hacer mención explícita del uso de la fuerza!:

36b. 2. “If the pupil to be removed seeks to resist efforts to remove him or her, the headteacher and teacher have the right to remove the pupil using force which can be deemed justifiable in view of the pupil's age and the imminence of threat or the severity of the resistance and based on an overall assessment of the situation”

¡Y esto, en la ley de uno de los países con una de las democracias más avanzadas del mundo (ver El País, 21 de noviembre, pág. 8) y cuyo sistema educativo es la envidia de todos! ¿Qué pasaría si a alguien se le ocurriese proponer algo parecido en nuestro país? Seguro que le crucificaban por franquista. Pero es que, desgraciadamente, la realidad es la que es, en Finlandia o en Lesotho, y como en las aulas siempre es posible que se presenten conflictos, más vale tenerlos previstos y disponer de recursos frente a ellos. Así de simple. En Finlandia lo tienen claro. En cambio, si usted recuerda, nuestra LOE solo dedica unas pocas líneas formales a los deberes de los alumnos ¡en la disposición final primera! Y por supuesto, la disciplina en el aula, ni mencionarla, que sería muy franquista... ¿Qué le parece?

Por cierto, que el artículo de Marchesi que acompañaba al suyo me ha parecido tan vacuo y fatuo como todos los de la secta psicopedagoga. He sentido también el impulso de escribirle una réplica, desvelando la desnudez de sus argumentos (y la infamia de sus insidias: ¡entre otras cosas, acusa a los profesores, sibilinamente, de desequilibrados emocionales y de poco vocacionales!). Pero he preferido ponerme en primer lugar en contacto con usted porque, al fin y al cabo, a usted le correspondería en primer lugar ese derecho de réplica. En cualquier caso, me ofrezco a elaborar con usted una contestación que incluya, por ejemplo, la información que acabo de ofrecerle sobre la ley finlandesa, a ver si los responsables educativos de este país comienzan a sacudirse, de una vez, la gazmoñería sobre la cuestión disciplinaria.

Espero que sepa usted disculpar la extensión de esta carta. No le entretengo más. Reciba un cordial saludo, y una nueva muestra de apoyo, de


Ángel L. Romero Redondo
IES Camilo José Cela
angel.romero@terra.es
www.educa.madrid.org/web/ies.camilojosecela.pozuelodealarcon

Las propuestas de Ricardo,algunas pueden parecernos más correctas y otras son discutibles,pero parten de la experiencia y de los problemas diarios que "padecemos"(los profesores y los alumnos,no los ezpertos) en los IES.

Marchesi:palabrería y generalidades.Bla,bla,bla.
Nunca ha visto una clase ni un alumno de ESO de carne y hueso en su vida.
Coocimientos librescos de la educación.Experto de despacho y libro.
Menos rollo teórico progresista y más concreción progresista.
El movimiento se demuestra andando.Menos filosofar sobre el mismo y más retrartarse su partido con la escuela pública.
Algunos picamos en los 90 con la LOGSE.Ya no picamos tan fácil con la LOE,en el 2006.

Esta es la traducción del supuesto uso de la fuerza. ¿Qué tiene que ver la intervención del profesor en una riña entre alumnos con el uso del cachete como método pedagogico que propugna el pope de la secta antipedagógica?


"Si la pupila para ser quitada procura oponerse(resistirse) a esfuerzos para quitar él o ella, el director del colegio y el profesor tienen el derecho de quitar a la pupila aplicar fuerza que puede ser considerado justificable en vista de la edad de la pupila y la inminencia de amenaza o la severidad de la resistencia y basado en una evaluación total de la situación"

35.2 "La pupila completará su asignaciones con diligencia y se comportará correctamente"

36.2 " Una pupila que interrumpe la enseñanza puede ser despedida del aula u otra facilidad(instalación) de enseñanza para el resto de la clase o dejar una función de la escuela"

36.4 "Pueden ordenar(pedir) a una pupila que ha descuidado de hacer su trabajo de casa para hacer las asignaciones en la supervisión para un máximo de una hora a la vez después de la escuela"

-----------------

Lo anterior parecerá algo parecido a un colegio de "ursulinas" comparado con esto:


Real Decreto 732/1995, de 5 de mayo, sobre los derechos, deberes y normas de convivencia de los alumnos de centros sostenidos con fondos públicos.

BOE 2 Junio
Preámbulo
En la educación se transmiten y ejercitan los valores que hacen posible la vida en sociedad y se adquieren los hábitos de convivencia y de respeto mutuo. Por ello, la formación en el respeto de los derechos y libertades fundamentales y en el ejercicio de la tolerancia y de la libertad dentro de los principios democráticos de convivencia es, de acuerdo con el artículo 1 de la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo, uno de los fines primordiales que debe perseguir el sistema educativo.

A la consecución de este fin deben contribuir no sólo los contenidos formativos transmitidos en cada una de las etapas del sistema educativo, sino también, muy especialmente, el régimen de convivencia establecido en el centro. Las normas de convivencia del centro, regulando los derechos y deberes del alumno, deben propiciar el clima de responsabilidad, de trabajo y esfuerzo, que permita que todos los alumnos obtengan los mejores resultados del proceso educativo y adquieran los hábitos y actitudes recogidos en la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo.

Desde esta concepción, es necesario que el alumno perciba que las normas de convivencia no son ajenas al centro, sino que han sido elaboradas y adoptadas por el conjunto de la comunidad educativa. Por ello, en la definición y aplicación del ejercicio efectivo de los derechos y deberes de los alumnos, es importante que se potencie la autonomía del centro.

Es necesario, además, que los derechos reconocidos a los alumnos en la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación, y que se desarrollan en el presente Real Decreto, impregnen la organización del centro, de manera que, superando los límites de la mera declaración programática, los alumnos puedan percibir su incidencia en la vida cotidiana en el centro. Ello sólo es posible si, respetando lo dispuesto en las leyes, el Reglamento de régimen interior del centro desarrolla, concreta y adapta los derechos declarados a las especiales condiciones del centro, a su proyecto educativo y a las necesidades propias de la edad y madurez personal de sus alumnos.

Ambas necesidades llevan, por consiguiente, a la conveniencia de dotar a los centros educativos de una gran autonomía, tanto en la delimitación de sus normas de convivencia como en el establecimiento de los mecanismos que permitan garantizar su cumplimiento. Esta autonomía de organización debe, además, entenderse de manera global, enlazada con una ampliación de los márgenes de actuación en otros campos: en la adaptación del currículo, en la definición de la oferta educativa y en la administración de los recursos. El desarrollo armónico de la autonomía en estos ámbitos, recogidos en el Título IV de la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo, permitirá alcanzar unos niveles aceptables de calidad en la enseñanza.


El deber más importante de los alumnos es el de aprovechar positivamente el puesto escolar que la sociedad pone a su disposición. Por ello, el interés por aprender y la asistencia a clase, es decir el deber del estudio es la consecuencia del derecho fundamental a la educación.


Por otra parte, en la definición y exigencia de los deberes, es preciso tener en cuenta que el objetivo último que debe perseguirse es alcanzar, con la colaboración de todos los sectores de la comunidad educativa, un marco de convivencia y autorresponsabilidad que haga prácticamente innecesaria la adopción de medidas disciplinarias. En todo caso, cuando éstas resulten inevitables, las correcciones deberán tener un carácter educativo y deberán contribuir al proceso general de formación y recuperación del alumno.

En la vida de los centros docentes actúan diferentes colectivos que se rigen por normas específicas; de entre ellas, tiene especial importancia desde el punto de vista educativo la que se refiere a la actuación de los alumnos, regulada mediante el Real Decreto 1543/1988. Se ha juzgado necesario por ello, y a la vista de estos principios y de la experiencia en la aplicación de dicha norma, elaborar un nuevo Real Decreto que recoja los derechos y deberes de los alumnos y, en general, que ayude a regular las normas de convivencia de los centros. Se pretende con él potenciar la autonomía de los centros en la definición de su régimen de convivencia, ampliar los derechos de los alumnos, suprimir aquellas sanciones que conlleven la pérdida del derecho a la evaluación continua del alumno y establecer un régimen especial para la corrección rápida de aquellas conductas que no perjudiquen gravemente la convivencia en el centro inserta en el proceso de formación del alumno.


En su virtud, a propuesta del Ministro de Educación y Ciencia, previo informe del Consejo Escolar del Estado, de acuerdo con el Consejo de Estado y previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión del día 5 de mayo de 1995,


DISPONGO:

TITULO PRIMERO
Disposiciones generales
Artículo 1.
Lo dispuesto en este Real Decreto será de aplicación, en el ámbito territorial de gestión del Ministerio de Educación y Ciencia, a los alumnos de los centros sostenidos con fondos públicos que impartan alguna de las enseñanzas reguladas en la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo.
Artículo 2.
Todos los alumnos tienen los mismos derechos y deberes básicos sin más distinciones que las derivadas de su edad y de las enseñanzas que se encuentren cursando.
Artículo 3.
El ejercicio de los derechos y deberes de los alumnos se realizará en el marco de los fines que a la actividad educativa atribuye el artículo 2 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación, y los artículos 1 y 2 de la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo.
Artículo 4.
La Administración educativa y los órganos de gobierno de los centros docentes, en el ámbito de sus respectivas competencias, velarán por el correcto ejercicio de los derechos y deberes de los alumnos y garantizarán su efectividad de acuerdo con el presente Real Decreto.
Artículo 5.
El Consejo Escolar del centro es el órgano competente para la resolución de los conflictos y la imposición de sanciones en materia de disciplina de los alumnos, de acuerdo con lo establecido en los artículos 42 y 57 de la Ley Orgánica reguladora del Derecho a la Educación y en los respectivos Reglamentos orgánicos de los centros.
Artículo 6.
El Consejo Escolar velará por el correcto ejercicio de los derechos y deberes de los alumnos. Para facilitar dicho cometido se constituirá una Comisión de convivencia, compuesta por profesores, padres y alumnos, elegidos por el sector correspondiente, y que será presidida por el Director. Las funciones principales de dicha Comisión serán las de resolver y mediar en los conflictos planteados y canalizar las iniciativas de todos los sectores de la comunidad educativa para mejorar la convivencia, el respeto mutuo y la tolerancia en los centros docentes. Todo ello a los efectos de garantizar una aplicación correcta de lo dispuesto en este Real Decreto.
Artículo 7.
Los órganos de gobierno del centro, así como la Comisión de convivencia, adoptarán las medidas preventivas necesarias para garantizar los derechos de los alumnos y para impedir la comisión de hechos contrarios a las normas de convivencia del centro. Con este fin se potenciará la comunicación constante y directa con los padres o representantes legales de los alumnos.
Artículo 8.
El Consejo Escolar elaborará, siempre que lo estime oportuno y, en todo caso, una vez al año, un informe que formará parte de la memoria de final de curso sobre el funcionamiento del centro, en el que se evaluarán los resultados de la aplicación de las normas de convivencia, dando cuenta del ejercicio por los alumnos de sus derechos y deberes, analizando los problemas detectados en su aplicación efectiva y proponiendo la adopción de las medidas oportunas. La Inspección técnica de Educación examinará dicho informe y propondrá al centro o, en su caso, a las autoridades educativas las medidas que considere convenientes.
Artículo 9.
El Reglamento de régimen interior aprobado por el Consejo Escolar, que en los centros públicos forma parte del proyecto educativo, contendrá las normas de convivencia del centro, así como las otras normas sobre organización y participación en la vida del centro que considere necesarias el Consejo Escolar. Dichas normas de convivencia podrán precisar y concretar los derechos y deberes de los alumnos reconocidos en este Real Decreto.


TITULO II
De los derechos de los alumnos
Artículo 10.
1. Todos los miembros de la comunidad educativa están obligados al respeto de los derechos que se establecen en el presente Real Decreto.

2. El ejercicio de sus derechos por parte de los alumnos implicará el reconocimiento y respeto de los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa.
Artículo 11.
1. Los alumnos tienen derecho a recibir una formación que asegure el pleno desarrollo de su personalidad.


2. La formación a que se refiere el apartado anterior se ajustará a los fines y principios contenidos en los artículos 1 y 2 de la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo.


3. El pleno desarrollo de la personalidad del alumno exige una jornada de trabajo escolar acomodada a su edad y una planificación equilibrada de sus actividades de estudio.
Artículo 12.
1. En el marco del Título V de la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo, sobre compensación de desigualdades en la educación, todos los alumnos tienen derecho a las mismas oportunidades de acceso a los distintos niveles de enseñanza. En los niveles no obligatorios no, habrá más limitaciones que las derivadas de su aprovechamiento o de sus aptitudes para el estudio.
2. La igualdad de oportunidades se promoverá mediante:
• a) La no discriminación por razón de nacimiento; raza; sexo; capacidad económica; nivel social; convicciones políticas, morales o religiosas, así como por discapacidades físicas, sensoriales y psíquicas, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
• b) El establecimiento de medidas compensatorias que garanticen la igualdad real y efectiva de oportunidades.
• c) La realización de políticas educativas de integración y de educación especial.
3. Los centros desarrollarán las iniciativas que eviten la discriminación de los alumnos, pondrán especial atención en el respeto de las normas de convivencia y establecerán planes de acción positiva para garantizar la plena integración de todos los alumnos del centro.
Artículo 13.
1. Los alumnos tienen derecho a que su rendimiento escolar sea evaluado con plena objetividad.
2. Con el fin de garantizar el derecho a la evaluación con criterios objetivos, los centros deberán hacer públicos los criterios generales que se van a aplicar para la evaluación de los aprendizajes y la promoción de los alumnos.
3. A fin de garantizar la función formativa que ha de tener la evaluación y lograr una mayor eficacia del proceso de aprendizaje de los alumnos, los tutores y los profesores mantendrán una comunicación fluida con éstos y sus padres en lo relativo a las valoraciones sobre el aprovechamiento académico de los alumnos y la marcha de su proceso de aprendizaje, así como acerca de las decisiones que se adopten como resultado de dicho proceso.
4. Los alumnos o sus padres o tutores podrán reclamar contra las decisiones y calificaciones que, como resultado del proceso de evaluación, se adopten al finalizar un ciclo o curso. Dicha reclamación deberá basarse en la inadecuación de la prueba propuesta al alumno en relación con los objetivos o contenidos del área o materia sometida a evaluación y con el nivel previsto en la programación, o en la incorrecta aplicación de los criterios de evaluación establecidos.
5. La Administración educativa establecerá el procedimiento para la formulación y tramitación de las reclamaciones contra las calificaciones y decisiones que, como consecuencia del proceso de evaluación, se adopten al final de un ciclo o curso.
Artículo 14.
1. Todos los alumnos tienen derecho a recibir orientación escolar y profesional para conseguir el máximo desarrollo personal, social y profesional, según sus capacidades, aspiraciones o intereses.
2. De manera especial, se cuidará la orientación escolar y profesional de los alumnos con discapacidades físicas, sensoriales y psíquicas, o con carencias sociales o culturales.
3. La orientación profesional se basará únicamente en las aptitudes y aspiraciones de los alumnos y excluirá toda diferenciación por razón de sexo. La Administración educativa y los centros desarrollarán las medidas compensatorias necesarias para garantizar la igualdad de oportunidades en esta materia.
4. Para hacer efectivo el derecho de los alumnos a la orientación escolar y profesional, los centros recibirán los recursos y el apoyo necesario de la Administración educativa, que podrá promover a tal fin la cooperación con otras Administraciones e instituciones.
5. Los centros que impartan educación secundaria, formación profesional de grado superior y enseñanzas artísticas se relacionarán con las instituciones o empresas públicas y privadas del entorno, a fin de facilitar a los alumnos el conocimiento del mundo del empleo y la preparación profesional que habrán de adquirir para acceder a él. Además estos centros podrán incluir en su programación general anual las correspondientes visitas o actividades formativas.
Artículo 15.
Todos los alumnos tienen derecho a que su actividad académica se desarrolle en las debidas condiciones de seguridad e higiene.
Artículo 16.
1. Los alumnos tienen derecho a que se respete su libertad de conciencia, sus convicciones religiosas, morales o ideológicas, así como su intimidad en lo que respecta a tales creencias o convicciones.
2. En el marco de lo establecido en la Ley Orgánica reguladora del Derecho a la Educación y en la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo, el derecho a que se refiere el apartado anterior se garantiza mediante:
• a) La información, antes de formalizar la matrícula, sobre el proyecto educativo o sobre el carácter propio del centro.
• b) El fomento de la capacidad y actitud crítica de los alumnos que posibilite a los mismos la realización de opciones de conciencia en libertad.
• c) La elección por parte de los alumnos o de sus padres o tutores, si aquéllos son menores de edad, de la formación religiosa o moral que resulte acorde con sus creencias o convicciones, sin que de esta elección pueda derivarse discriminación alguna.
Artículo 17.
Todos los alumnos tienen derecho a que se respete su integridad física y moral y su dignidad personal, no pudiendo ser objeto, en ningún caso, de tratos vejatorios o degradantes.
Artículo 18.
Los centros docentes estarán obligados a guardar reserva sobre toda aquella información de que dispongan acerca de las circunstancias personales y familiares del alumno. No obstante, los centros comunicarán a la autoridad competente las circunstancias que puedan implicar malos tratos para el alumno o cualquier otro incumplimiento de los deberes establecidos por las leyes de protección de los menores.
Artículo 19.
1. Los alumnos tienen derecho a participar en el funcionamiento y en la vida de los centros, en la actividad escolar y en la gestión de los mismos, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley Orgánica reguladora del Derecho a la Educación y en los respectivos Reglamentos orgánicos.
2. La participación de los alumnos en el Consejo Escolar del Estado, en los Consejos Escolares Territoriales y en los Consejos Escolares de los centros, o en otros órganos de gobierno que, en su caso, se establezcan, se realizará de acuerdo con las disposiciones vigentes al respecto.
Artículo 20.
Los alumnos tienen derecho a elegir, mediante sufragio directo y secreto, a sus representantes en el Consejo Escolar y a los delegados de grupo en los términos establecidos en los correspondientes Reglamentos orgánicos de los centros.
Artículo 21.
Las Juntas de delegados tendran las atribuciones, funciones y derechos que les asignen los correspondientes Reglamentos orgánicos.
Artículo 22.
1. Los delegados no podrán ser sancionados por el ejercicio de sus funciones como portavoces de los alumnos, en los términos de la normativa vigente.
2. Los miembros de la Junta de delegados, en ejercicio de sus funciones, tendrán derecho a conocer y a consultar las actas de las sesiones del Consejo Escolar, y cualquier otra documentación administrativa del centro que les afecte, salvo aquella cuya difusión pudiera afectar al derecho a la intimidad de las personas o al normal desarrollo de los procesos de evaluación académica.
3. El Jefe de estudios facilitará a la Junta de delegados un espacio adecuado para que pueda celebrar sus reuniones y los medios materiales necesarios para su correcto funcionamiento.
Artículo 23.
Los alumnos tienen derecho a asociarse, creando asociaciones, federaciones y confederaciones de alumnos, las cuales podrán recibir ayudas, todo ello en los términos previstos en la legislación vigente. Igualmente, tienen derecho a constituir cooperativas en los términos previstos en la Ley 3/1987, de 2 de abril, General de Cooperativas.
Artículo 24.
Los alumnos podrán asociarse una vez terminada su relación con el centro, al término de su escolarización, en entidades que reúnan a los antiguos alumnos y colaborar a través de ellas en el desarrollo de las actividades del centro.
Artículo 25.
Los alumnos tienen derecho a ser informados por los miembros de la Junta de delegados y por los representantes de las asociaciones de alumnos tanto de las cuestiones propias de su centro como de las que afecten a otros centros docentes y al sistema educativo en general.
Artículo 26.
Los alumnos tienen derecho a la libertad de expresión sin perjuicio de los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa y el respeto que merecen las instituciones de acuerdo con los principios y derechos constitucionales.
Artículo 27.
Los alumnos tienen derecho a manifestar su discrepancia respecto a las decisiones educativas que les afecten. Cuando la discrepancia revista carácter colectivo, la misma será canalizada a través de los representantes de los alumnos en la forma establecida en la normativa vigente.
Artículo 28.
1. En los términos previstos en el artículo 8 de la Ley Orgánica reguladora del Derecho a la Educación los alumnos podrán reunirse en sus centros docentes para actividades de carácter escolar o extraescolar que formen parte del proyecto educativo del centro, así como para aquellas otras a las que pueda atribuirse una finalidad educativa o formativa.
2. Los Directores de los centros garantizarán el ejercicio del derecho de reunión de los alumnos dentro del horario del centro. Los Reglamentos de régimen interior de los centros establecerán el horario que se reserve al ejercicio de este derecho. Dentro de las atribuciones de dirección y coordinación que les confiere la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación, los órganos competentes de los centros facilitarán el uso de los locales y su utilización para el ejercicio del derecho de reunión.
Artículo 29.
Los alumnos tienen derecho a utilizar las instalaciones de los centros con las limitaciones derivadas de la programación de actividades escolares y extraescolares y con las precauciones necesarias en relación con la seguridad de las personas, la adecuada conservación de los recursos y el correcto destino de los mismos.
Artículo 30.
Los alumnos tienen derecho a participar, en calidad de voluntarios, en las actividades de los centros docentes.
Artículo 31.
1. Los alumnos tienen derecho a percibir las ayudas precisas para compensar posibles carencias de tipo familiar, económico y sociocultural, de forma que se promueva su derecho de acceso a los distintos niveles educativos.
2. La Administración educativa garantizará este derecho mediante una política de becas y los servicios de apoyo adecuados a las necesidades de los alumnos.
3. La Administración educativa establecerá las medidas oportunas para compatibilizar la continuación de los estudios con el servicio militar o la prestación social sustitutoria en la medida en que éstos lo permitan.
4. Los alumnos forzados a un traslado obligatorio del lugar de residencia habitual recibirán asimismo especial atención.
5. Los centros docentes mantendrán relaciones con otros servicios públicos y comunitarios para atender las necesidades de todos los alumnos y especialmente de los desfavorecidos sociocultural y económicamente.
Artículo 32.
1. En las condiciones académicas y económicas que se establezcan, los alumnos que padezcan infortunio familiar tendrán la protección social oportuna para que aquél no determine la imposibilidad de continuar y finalizar los estudios que se encuentren cursando.
2. La protección social a que se refiere el apartado anterior comprenderá el establecimiento de un adecuado régimen de becas y, en su caso, la adjudicación de plazas en residencias estudiantiles.
3. En función de las disponibilidades presupuestarias, los poderes públicos promoverán la concesión de ayudas a familias que acojan alumnos acreedores de protección social.
4. Los alumnos tendrán cubierta la asistencia médica y hospitalaria y gozarán de cobertura sanitaria en los términos previstos en la legislación vigente.
5. En casos de accidente o de enfermedad prolongada, los alumnos tendrán derecho a la ayuda precisa, ya sea a través de la orientación requerida, material didáctico y las ayudas necesarias, para que el accidente o enfermedad no suponga detrimento de su rendimiento escolar.
Artículo 33.
Cuando no se respeten los derechos de los alumnos, o cuando cualquier miembro de la comunidad educativa impida el efectivo ejercicio de dichos derechos, el órgano competente del centro adoptará las medidas que procedan conforme a lo dispuesto en la legislación vigente, previa audiencia de los interesados y consulta, en su caso, al Consejo Escolar del centro.
Artículo 34.
En el Reglamento de régimen interior de los institutos que impartan enseñanzas en régimen nocturno se tendrá en cuenta esta circunstancia cuando se trate de fijar los criterios que puedan dar lugar a una valoración adecuada de la inasistencia a clase de los alumnos, a los efectos de fijar las correcciones en los términos a que se refiere el artículo 43.


TITULO III
De los deberes de los alumnos
Artículo 35.
El estudio constituye un deber básico de los alumnos y se concreta en las siguientes obligaciones:
• a) Asistir a clase con puntualidad y participar en las actividades orientadas al desarrollo de los planes de estudio.
• b) Cumplir y respetar los horarios aprobados para el desarrollo de las actividades del centro.
• c) Seguir las orientaciones del profesorado respecto de su aprendizaje y mostrarle el debido respeto y consideración.
• d) Respetar el ejercicio del derecho al estudio de sus compañeros.
Artículo 36.
Los alumnos deben respetar la libertad de conciencia y las convicciones religiosas y morales, así como la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa.
Artículo 37.
Constituye un deber de los alumnos la no discriminación de ningún miembro de la comunidad educativa por razón de nacimiento, raza, sexo o por cualquier otra circunstancia personal o social.
Artículo 38.
Los alumnos deben respetar el proyecto educativo o el carácter propio del centro, de acuerdo con la legislación vigente.
Artículo 39.
Los alumnos deben cuidar y utilizar correctamente los bienes muebles y las instalaciones del centro y respetar las pertenencias de los otros miembros de la comunidad educativa.
Artículo 40.
Los alumnos tienen el deber de participar en la vida y funcionamiento del centro.


TITULO IV
Normas de convivencia

CAPITULO PRIMERO
DISPOSICIONES GENERALES
Artículo 41.
Las normas de convivencia del centro, recogidas en el Reglamento de régimen interior, podrán concretar los deberes de los alumnos y establecerán las correcciones que correspondan por las conductas contrarias a las citadas normas. Todo ello, de acuerdo con lo dispuesto en este título.
Artículo 42.
Los incumplimientos de las normas de convivencia habrán de ser valorados considerando la situación y las condiciones personales del alumno.
Artículo 43.
1. Las correcciones que hayan de aplicarse por el incumplimiento de las normas de convivencia habrán de tener un carácter educativo y recuperador, deberán garantizar el respeto a los derechos del resto de los alumnos y procurarán la mejora en las relaciones de todos los miembros de la comunidad educativa.
2. En todo caso, en la corrección de los incumplimientos deberá tenerse en cuenta:
• a) Ningún alumno podrá ser privado del ejercicio de su derecho a la educación, ni, en el caso de la educación obligatoria, de su derecho a la escolaridad, de acuerdo con lo dispuesto en el apartado 3 del artículo 53 del presente Real Decreto.
• b) No podrán imponerse correcciones contrarias a la integridad física y a la dignidad personal del alumno.
• c) La imposición de las correcciones previstas en este Real Decreto respetará la proporcionalidad con la conducta del alumno y deberá contribuir a la mejora de su proceso educativo.
• d) De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 48 del presente Real Decreto, los órganos competentes para la instrucción del expediente o para la imposición de correcciones deberán tener en cuenta la edad del alumno, tanto en el momento de decidir su incoación o sobreseimiento como a efectos de graduar la aplicación de la sanción cuando proceda.
• e) Se tendrán en cuenta las circunstancias personales, familiares o sociales del alumno antes de resolver el procedimiento corrector. A estos efectos, se podrán solicitar los informes que se estimen necesarios sobre las aludidas circunstancias y recomendar, en su caso, a los padres o a los representantes legales del alumno o a las instancias públicas competentes la adopción de las medidas necesarias.
• f) El Consejo Escolar determinará si la inasistencia a clase de los alumnos por razones generales y comunicadas previamente por la Junta de delegados no deba ser objeto de corrección, debiendo adoptar las medidas necesarias para que esta situación no repercuta en el rendimiento académico de los alumnos.
Artículo 44.
1. Los alumnos que individual o colectivamente causen daños de forma intencionada o por negligencia a las instalaciones del centro o su material quedan obligados a reparar el daño causado o hacerse cargo del coste económico de su reparación. Igualmente, los alumnos que sustrajeren bienes del centro deberán restituir lo sustraído. En todo caso, los padres o representantes legales de los alumnos serán responsables civiles en los términos previstos en las leyes.
2. La falta a clase de modo reiterado puede provocar la imposibilidad de la aplicación correcta de los criterios generales de evaluación y la propia evaluación continua. Aparte de las correcciones que se adopten en el caso de las faltas injustificadas, a juicio del tutor, los Reglamentos de régimen interior establecerán el número máximo de faltas por curso, área y materia y los sistemas extraordinarios de evaluación previstos para estos alumnos.
Artículo 45.
A efectos de la gradación de las correcciones:
• 1. Se considerarán circunstancias paliativas:
o a) El reconocimiento espontáneo de su conducta incorrecta.
o b) La falta de intencionalidad.
• 2. Se considerarán circunstancias acentuantes:
o a) La premeditación y la reiteración.
o b) Causar daño, injuria u ofensa a los compañeros de menor edad o a los recién incorporados al centro.
o c) Cualquier acto que atente contra el derecho recogido en el artículo 12.2.a) de este Real Decreto.
Artículo 46.
Podrán corregirse, de acuerdo con lo dispuesto en este título, los actos contrarios a las normas de convivencia del centro realizados por los alumnos en el recinto escolar o durante la realización de actividades complementarias y extraescolares. Igualmente, podrán corregirse las actuaciones del alumno que, aunque realizadas fuera del recinto escolar, estén motivadas o directamente relacionadas con la vida escolar y afecten a sus compañeros o a otros miembros de la comunidad educativa.
Artículo 47.
Los Consejos Escolares de los centros supervisarán el cumplimiento efectivo de las correcciones en los términos en que hayan sido impuestas.


CAPITULO II
CONDUCTAS CONTRARIAS A LAS NORMAS DE CONVIVENCIA DEL CENTRO
Artículo 48.
Las conductas contrarias a las normas de convivencia del centro podrán ser corregidas con:
• a) Amonestación privada o por escrito.
• b) Comparecencia inmediata ante el Jefe de estudios.
• c) Realización de trabajos específicos en horario no lectivo.
• d) Realización de tareas que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del centro o, si procede, dirigidas a reparar el daño causado a las instalaciones o al material del centro o a las pertenencias de otros miembros de la comunidad educativa.
• e) Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares o complementarias del centro.
• f) Cambio de grupo del alumno por un plazo máximo de una semana.
• g) Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases por un plazo máximo de tres días. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno deberá realizar los deberes o trabajos que se determinen para evitar la interrupción en el proceso formativo.
• h) Suspensión del derecho de asistencia al centro por un plazo máximo de tres días lectivos. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno deberá realizar los deberes o trabajos que se determinen para evitar la interrupción en el proceso formativo.
Artículo 49.
1. Serán competentes para decidir las correcciones previstas en el artículo anterior:
• a) Los profesores del alumno, oído éste, las correcciones que se establecen en los párrafos a) y b), dando cuenta al tutor y al Jefe de estudios.
• b) El tutor del alumno, oído el mismo, las correcciones que se establecen en los párrafos a), b), c) y d).
• c) El Jefe de estudios y el Director, oído el alumno y su profesor o tutor, las correcciones previsas en los párrafos b), c), d), e) y f).
• d) El Consejo Escolar, oído el alumno, las establecidas en los párrafos g) y h), si bien podrá encomendar al Director del centro la decisión correspondiente a tales correcciones. El Director, oído el tutor y el equipo directivo, tomará la decisión tras oír al alumno y, si es menor de edad, a sus padres o representantes legales, en una comparecencia de la que se levantará acta. El Director aplicará la corrección prevista en el párrafo h) siempre que la conducta del alumno dificulte el normal desarrollo de las actividades educativas, debiendo comunicarla inmediatamente a la Comisión de convivencia.
2. Las conductas contrarias a las normas de convivencia en el centro prescribirán en el plazo de un mes, contado a partir de la fecha de su comisión. Las correcciones impuestas como consecuencia de estas conductas prescribirán a la finalización del curso escolar.
Artículo 50.
El alumno, o sus padres o representantes legales, podrán presentar una reclamación en el plazo de cuarenta y ocho horas contra las correcciones impuestas correspondientes a los párrafos g) y h) del artículo 48 ante el Director provincial, cuya resolución pondrá fin a la vía administrativa.


CAPITULO III
CONDUCTAS GRAVEMENTE PERJUDICIALES PARA LA CONVIVENCIA DEL CENTRO

SECCION PRIMERA De las conductas que perjudiquen gravemente la convivencia del centro
Artículo 51.
No podrán corregirse las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro sin la previa instrucción de un expediente, que, tras la recogida de la necesaria información, acuerde el Director del centro bien por su propia iniciativa o bien a propuesta del Consejo Escolar del centro.
Artículo 52.
Se consideran conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro:
• a) Los actos de indisciplina, injuria u ofensas graves contra los miembros de la comunidad educativa.
• b) La reiteración, en un mismo curso escolar, de conductas contrarias a las normas de convivencia del centro recogidas en el capítulo II del Título IV de este Real Decreto.
• c) La agresión grave física o moral contra los demás miembros de la comunidad educativa o la discriminación grave por cualquiera de las razones enumeradas en el artículo 12.2.a) de este Real Decreto.
• d) La suplantación de personalidad en actos de la vida docente y la falsificación o sustracción de documentos académicos.
• e) Los daños graves causados por uso indebido o intencionadamente en los locales, material o documentos del centro o en los bienes de otros miembros de la comunidad educativa.
• f) Los actos injustificados que perturben gravemente el normal desarrollo de las actividades del centro.
• g) Las actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa del centro, o la incitación a las mismas.
• h) El incumplimiento de las sanciones impuestas.
Artículo 53.
1. Las conductas enumeradas en el artículo anterior podrán ser corregidas con:
• a) Realización de tareas que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del centro o, si procede, dirigidas a reparar el daño causado a las instalaciones o al material del centro o a las pertenencias de otros miembros de la comunidad educativa. Estas tareas deberán realizarse en horario no lectivo.
• b) Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares o complementarias del centro.
• c) Cambio de grupo.
• d) Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases durante un período superior a cinco días e inferior a dos semanas. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno deberá realizar los deberes o trabajos que se determinen para evitar la interrupción en el proceso formativo.
• e) Suspensión del derecho de asistencia al centro durante un período superior a tres días lectivos e inferior a un mes. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno deberá realizar los deberes o trabajos que se determinen para evitar la interrupción en el proceso formativo.
• f) Cambio de centro.
2. El Consejo Escolar impondrá las correcciones enumeradas en el apartado anterior con arreglo al procedimiento previsto en el artículo 54 de este Real Decreto. Cuando se imponga la corrección prevista en el párrafo e) del apartado anterior, el Consejo Escolar podrá levantar la suspensión de su derecho de asistencia al centro o readmitirlo en el centro antes del agotamiento del plazo previsto en la corrección, previa constatación de que se ha producido un cambio positivo en su actitud.
3. Cuando se imponga la corrección prevista en el párrafo f) del apartado 1 de este artículo a un alumno de enseñanza obligatoria, la Administración educativa procurará al alumno un puesto escolar en otro centro docente.
4. Las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro prescribirán en el plazo de cuatro meses, contados a partir de la fecha de su comisión. Las correcciones impuestas como consecuencia de estas conductas prescribirán a la finalización del curso escolar.
Artículo 54.
1. La instrucción del expediente se llevará a cabo por un profesor del centro designado por el Director. Dicha incoación se comunicará a los padres, tutores o responsables del menor.
2. El alumno y, en su caso, sus padres o sus representantes legales podrán recusar al instructor ante el Director cuando de su conducta o manifestaciones pueda inferirse falta de objetividad en la instrucción del expediente.
3. Excepcionalmente, al iniciarse el procedimiento o en cualquier momento de su instrucción, el Director, por decisión propia o a propuesta, en su caso, del instructor, podrá adoptar las medidas provisionales que estime convenientes. Las medidas provisionales podrán consistir en el cambio temporal de grupo o en la suspensión del derecho de asistencia al centro o a determinadas clases o actividades por un período que no será superior a cinco días. Las medidas adoptadas serán comunicadas al Consejo Escolar, que podrá revocarlas en cualquier momento.
Artículo 55.
1. La instrucción del expediente deberá acordarse en un plazo no superior a los diez días, desde que se tuvo conocimiento de los hechos o conductas merecedoras de corrección con arreglo a este Real Decreto.
2. Instruido el expediente se dará audiencia al alumno y, si es menor de edad, además a los padres o representantes legales de aquél, comunicándoles en todo caso las conductas que se le imputan y las medidas de corrección que se proponen al Consejo Escolar del centro. El plazo de instrucción del expediente no deberá exceder de siete días.
3. Se comunicará al Servicio de Inspección Técnica el inicio del procedimiento y le mantendrá informado de la tramitación hasta su resolución.
Artículo 56.
La resolución del procedimiento deberá producirse en el plazo máximo de un mes desde la fecha de iniciación del mismo y contra la resolución del Consejo Escolar podrá interponerse recurso ordinario ante el Director provincial, en los términos previstos en los artículos 114 y siguientes de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.


DISPOSICIONES ADICIONALES
Primera.
1. Este Real Decreto se aplicará en los centros docentes concertados en aquello que les afecte con arreglo a la normativa vigente. Las competencias que se atribuyen en este Real Decreto al Jefe de estudios serán realizadas en los centros docentes concertados por las personas que se determinen en sus respectivos Reglamentos de régimen interior.
2. De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 25 de la Ley Orgánica reguladora del Derecho a la Educación y las normas que la desarrollan, los centros privados no concertados gozarán de autonomía para establecer sus normas de convivencia y para determinar el órgano al que correspondan las facultades disciplinarias.
Segunda.
Lo dispuesto en este Real Decreto se aplicará en los centros de educación infantil, educación primaria y educación Especial con las adaptaciones que sean precisas de acuerdo con las características y edad de sus alumnos y la normativa específica de estos centros.
Tercera.
Lo dispuesto en este Real Decreto se aplicará a los alumnos que utilicen el servicio de residencia, con las adaptaciones que se regulen en el Reglamento de régimen interior del centro.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Disp. Transit. 1
Primera. Los Reglamentos de régimen interior en vigor deberán adaptarse al presente Real Decreto y, en ningún caso, podrán aplicarse si se oponen a lo dispuesto en el mismo.
Disp. Transit. 2
Segunda. Lo dispuesto en este Real Decreto será de aplicación a los centros que impartan enseñanzas anteriores a las reguladas en la Ley Orgánica 1/1990, de 3 de octubre, de Ordenación General del Sistema Educativo.
DISPOSICION DEROGATORIA UNICA
Queda derogado el Real Decreto 1543/1988, de 28 de octubre, sobre derechos y deberes de los alumnos, y cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo dispuesto en este Real Decreto.

DISPOSICIONES FINALES
Primera.
1. Se autoriza al Ministro de Educación y Ciencia para dictar las disposiciones de ejecución y desarrollo de lo establecido en este Real Decreto.
2. Se autoriza al Ministro de Educación y Ciencia para adaptar lo dispuesto en este Real Decreto a las peculiaridades que se deriven de la normativa específica de los centros a que se refiere el artículo 11.2 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación.
Segunda.
El presente Real Decreto entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».


Uy, uy, uy. Vaya, vaya con el nuevo enlace que nos aporta "I.E.S.". Precioso. Es curioso la de sentido común que tienen contigo, Ricardo. Yo más bien les llamaría Institución Escolar (Nacional)-Socialista.

Para Ángel:
Gracias por tu intervención en este foro. Efectivamente, muchos me tachan de reaccionario, pero también he recibido muchísimos apoyos desde la izquierda. De todas las maneras, no me preocupan las críticas de personas inteligentes, al contrario. Los argumentos inteligentes que apoyan ideas que no compartes te obligan a reflexionar sobre los fundamentos de las tuyas. Reconocer que las cosas con las cuales discrepas pueden ser argumentadas inteligentemente es la única vacuna contra el fanatismo. Los que me aburren son los que, en lugar de rebatir racionalmente las ideas, hacen juicios de valor sobre quienes las sostienen. Si has seguido algo las intervenciones de este foro, verás que este modo de, llamémosle así, argumentar, está muy extendido: Beltrán opina que en realidad soy un liberal, pero que me falta valor para reconocerlo porque estoy imbuido de lo que el llama la “ideología progre” (algo así como si yo descalificara de un plumazo a todo el pensamiento liberal llamándolo “ideología facha”). Según Diego, mi preocupación consiste en no parecerme a Beltrán, y según Ramiro, soy de derechas pero me declaro de izquierdas para tener más público. También afirma Ramiro, lumbrera del pensamiento de izquierdas, que mis ideas se podrían defender en la COPE. Hombre, si yo digo que tres por dos son seis, también estarían de acuerdo conmigo Franco, Stalin y Hitler, pero qué le vamos a hacer, no voy a defender que tres por dos son siete para no concordar con esa colección de impresentables. Ya ves Ángel, yo había creado este blog para discutir sobre educación y algunos lo utilizan para discutir sobre mi persona. Y por supuesto no entraré en ese tipo de debates. Lo que yo soy o dejo de ser lo decido yo, y a nadie le concedo el derecho de decidir por mí.
Atentamente

A Ricardo Moreno Castillo.

Yo insisto mucho en el tema ideológico porque si no repensamos los fundamentos no entendemos su desarrollo. La secta pedagógica (yo sufrí sus teorías al estudiar magisterio) existe, y es de izquierdas. Y se basa en los fundamentos ideológicos de la izquierda. Y por eso falla cuando se aplica. Si prescindimos de los fundamentos, lo que construímos ya no es plenamente izquierda aunque lo sigamos llamando así. De hecho, aquellos que siguen situados en la izquierda tradicional lo ven claro y lo denuncian.

Cada uno se denomina como quiere yo me digo liberal porque en conjunto es más aceptable esa ideología.

Pero hablando de educación, que es de lo que va la cuestión. Si una mayoría notable de los docentes no termina de aceptar aquello que planteas y que une a sectores docentes de izquierda y derecha (terminología tradicional)no se podrá obligar a los partidos (los reales, los que hay) a modificar la ley. Y ya sabemos que temas como la libertad de enseñanza (léase enseñanza privada), la religión y otras cosas que supuestamente desunen son accesorias. Hay que leer la Constitución y ver qué dice, el personal se llevaría desagradables sorpresas.

Otra cosa es hasta que punto, bordeando lo necesario esta mala ley, se puede sacar un poco la nariz del pozo. Creo que este sí es un debate abierto y posible. No plantear qué ley hay que hacer sino qué podemos hacer. Ya he planteado alguna cuestiones. Por ejemplo: boicotear el sistema de configuración de las notas mezclando conocimientos con "actitudes" y con "trabajos", este absurdo que nos desinforma de cómo va realmente la educación. Y no hay que evitar la ley sino aplicarla de forma inteligente para, simplemente, no cumplirla. Otra idea: cómo organizar los grupos para separarlos según su progreso. Cosas prácticas. Ideas concretas, sistemas de simulación de la ley para a través de la ley boicotearla en lo posible.
Claro que esto solo se puede hacer donde exista un consenso suficiente, una masa crítica de docentes dispuestos a ello. Y si algún Centro lo consigue que explique cómo lo ha hecho.

Hombre Ricardo, es cierto que no es muy interesante hacer juicios de valor sobre las personas pero ya que sacas el tema he de decirte que parece que Beltrán tiene razón. Da la sensación de que eres un liberal al que te cuesta reconocerlo, digamos que empiezas a abandonar la ideología progre pero después de tantos años te cuesta trabajo. Mi primera impresión al leer el Panfleto antipedagógico fue excelente, no tanto por lo que expones que también, sino porque vimos en él otra reacción más de un socialista que no puede sostener por más tiempo el desastre educativo que padecemos y que está fundamentado en los principios progres propios del socialismo. Da la sensación de que te has enterado hace unos poquitos años de todo lo que escribes, pero es igual, hace falta mucha gente que desde el socialismo (entiendo que a ciertas edades eso ya no se puede cambiar y que cada uno es como es) tenga voluntad de cambiar la pérdida educativa que padecemos. Por eso valoramos tanto tu panfleto, sin el PSOE y los socialistas (como tu mismo te defines en entrevistas) no hay manera de cambiar esto y está claro que el panfleto sienta de maravilla a muchos de los intoxicados por la pedagogía que bien es cierto no sólo son del PSOE sino que los hay en todos los partidos.

Osease, que utilizando la terminología de Don Federico, el pope de los liberales, Ricardo es un "maricomplejines".

Estimado señor Moreno Castillo:

he leído su "Panfleto Antipedagógico" y también los posts que incluye Ud. en esta web, y he de decirle que resulta sumamente reconfortante comprobar que todavía hay gente con la mente clara y la voz alta capaz de señalar con el dedo la impudicia y la falsedad con la que se intenta confundir a unos y a otros.

He encontrado en su "Panfleto" uno de los más lúcidos análisis del marasmo en que se encuentra la educación pública en este país, y de la impudicia que se esconde tras determinados discursos.

Ya en el plano personal, veo que su defensa radical de una verdadera educación pública de calidad revela una persona profundamente de izquierdas. Vaya esto por las acusaciones que dice Ud. haber recibido de "facha" o de "liberal".

Cuenta Ud. con todo mi apoyo. A veces viene bien saber que uno no está sólo.

Edmundo Busoni

Para I.E.S.:
Me has interpelado cortésmente y me apresuro a responderte. No voy a hacerlo con Beltrán, que sí niega los hechos antes que rectificar sus ideas, ni mucho menos con Diego, aventajado discípulo de Federico Jiménez Losantos en el arte de descalificar al interlocutor en lugar de argumentar con él (verás cómo en su última intervención invoca respetuosamente a su maestro). La izquierda (y no la “ideología progre”) se diferencia de la derecha en que da más importancia al sector público frente a la derecha, que se la da al privado. Una reforma que ha provocado un flujo de alumnos a la enseñanza privada no es una reforma de asumible por alguien de izquierdas (¿tú crees que en el P. P. están muy desconsolados por ese flujo?), más bien al contrario. Se trata de que los chicos procedentes de las familias pobres puedan competir en el futuro con los que proceden de las ricas (y eso en el más puro pensamiento de izquierda) en igualdad de condiciones, y una enseñanza donde muchos no pueden aprender por culpa de los que boicotean está perjudicando, precisamente, a los muchachos de origen más humilde, que no tienen otra posibilidad de promoción que la enseñaza pública. Por eso digo, desde la izquierda, que se ha de favorecer el sector público, también en la enseñanza estatal y que ésta no puede convertirse en una oenegé para que los pobres estén entretenidos hasta que les toque ser mano de obra barata.
Atentamente

diego:
Tus intervenciones siempre son iguales, descalificas a los demás,en especial a Ricardo, acusándolos de que son liberales o de derechas.
Nunca veo propuestas concretas tuyas sobre la educación,sólo descalificaciones generales por las supuestas ideologías de los demás.
Supongo que es legal y legítimo que cada uno sea de lo que le dé la gana.¿O es que el ser liberal o de derechas invalida a las propuestas que haga uno?.
Tu postura es la inversa de Beltrán(todo lo que viene de la izquierda es malo)
Ni la izquierda,ni la derecha tienen la patente del sentido común,ni de la razón.
El PP plantea propuestas acertadas y otras desacertadas, y al PSOE le pasa lo mismo.¿Y qué?
"Todo" lo que dice Ricardo no es malo.
Todo lo que dice Marchesi,no es bueno.
Hay una diferencia entre ambos(además de la ideológica).
Ricardo torea en la plaza a diario,con los desgastes y peligros que eso lleva.
Marchesi nunca ha puesto los pies en una plaza.Ve los toros desde la barrera,y entiende mucho del arte de torear,es un "experto".
Por tus intervenciones,genéricas e ideológicas,sin propuestas ,sospecho que tú también ves los toros desde la barrera y eres un "experto" en el toreo.

Estimado Ricardo:
Sabía yo que estábamos condenados a entendernos. Suscribo punto por punto lo que escribes en tu anterior mensaje sobre la escuela pública y privada. Ser liberal no es malo, tampoco es un insulto, llamémosle si quieres como dicen los de Ciudadanos de Cataluña "Liberal de izquierdas". Desde mi punto de vista es una posición política que casi no está definida en España, si hay algo que desde luego defendemos es la escuela pública, sobre todo intentamos defenderla de la izquiera progre ya que consideramos que hoy día es su mayor enemigo.
Larga y próspera vida.

Estimado I.E.S.:
Efectivamente, ser liberal no es nada malo, igual que no lo es ser musulmán. Pero si me preguntan si me considero liberal, diría que no, igual que si me preguntan si me considero musulmán. Es cierto que la enseñanza pública se la cargó la izquierda, para desconcierto y tristeza de los que, modestamente, y con permiso de Diego, Ramiro y otras cimas del pensamiento que frecuentan este blog, nos consideramos de izquierdas. Y lo más importante es que muchas personas de izquierda piensan como yo, sin renegar por eso de sus ideas.
Atentamente

Constitución Española de 1978.

Artículo 41
Los poderes públicos mantendrán un régimen público de Seguridad Social para todos los ciudadanos, que garantice la asistencia y prestaciones sociales suficientes ante situaciones de necesidad, especialmente en caso de desempleo. La asistencia y prestaciones complementarias serán libres.

(sistema público para situaciones de necesidad, acepta sistemas privados complementarios. La riqueza del país ha permitido crear un sistema que vaya más allá de las situaciones de necesidad)

Artículo 27
1. Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.

2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.

3. Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

4. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.

5. Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes.

6. Se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centros docentes, dentro del respeto a los principios constitucionales.

7. Los profesores, los padres y, en su caso, los alumnos intervendrán en el control y gestión de todos los centros sostenidos por la Administración con fondos públicos, en los términos que la ley establezca.

8. Los poderes públicos inspeccionarán y homologarán el sistema educativo para garantizar el cumplimiento de las leyes.

9. Los poderes públicos ayudarán a los centros docentes que reúnan los requisitos que la ley establezca.

(Huelga seguir atacando a la escuela privada y a la educación religiosa.)

Bendita Constitución.

No olvidemos que la Constitución la hicieron entre la izquierda, las burguesías nacionalistas y los restos del franquismo, sistema fascistoide muy intervencionista, y ese intervencionismo supura en todo el texto constitucional.

Qué manía con atacar a la enseñanza de la religión (léase católica) por ser malo y que empeño en apoyar al islam por no ser malo.

noticiasdeeurabia.wordpress.com

Hablemos de hoy, no de la inquisición. Los tiempos son diferentes.

Laicismo bien entendido: no celebrar la navidad... para no ofender a...
endefensadeoccidente.blogia.com: preparando el camino.

A dónde llegamos atacando la religión en la escuela... a promocionar una religión... que no es la mejor que digamos. Porque quien ataca a una religión y defiende (de supuestos ataques) a otra... qué quieres que te diga.

3. Los poderes públicos "garantizan el derecho" que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.
--------------------------
En dicho artículo no se contempla que garantizar signifique financiar con fondos públicos,ni que se deba incluir en el horario lectivo,ni en el currículo,eso se deriva de los Acuerdos con la Santa Sede,no de la Constitución.
No se concreta en la Constitución,quién paga y dónde y cuándo se imparte.

Si la ed. religiosa se imparte por las tardes en los centros,financiada por las familias y las confesiones,fuera de horario lectivo y currículo se garantizaría igualmente dicho derecho.
"Todas" las enseñanzas adoctrinadoras religiosas(católica,islámica,judía...)fuera de horario,de currículo y autofinanciadas.
Ni se atacan,ni se dejan de atacar,sino en otro sitio y horario distinto.
Todas son un asunto privado,no público.
La Constitución también garantiza la libertad de movimientos,de prensa y de residencia,pero cada uno se paga sus viajes,sus emisoras y sus casas.No tiene por qué financiarlo el estado.

Fracaso escolar

Después de leer el artículo de Ricardo Moreno y revisar su libro Panfleto antipedagógico, sólo quiero reflexionar sobre unos números que un compañero de Educación Física hizo sobre los estudios de formación profesional (imagen y sonido) del año 1990. De 120 alumnos que empezaron primero, sólo quedaban cinco en el último curso. Sin embargo, aquellas cifras (115 abandonos), no se consideraban fracaso escolar.


Rafael Chicoy Massa ( Alicante)


(El País, cartas al director)

Mañana, elecciones sindicales en Andalucía. Se cortan las clases, las dos últimas horas. ¿Para qué? Para dar apoyo, a quienes firman acuerdos pro-loe,loce,logse..., no iré a votar, nisiquiera a APIA, aunque comparta la mayoría de sus planteamientos y su "mételes un gol", a tantos legisladores educativos, inspectores, liberados sindicales, psicopedagógos teóricos..., me hagan desearle unos buenos resultados.
¡Ojalá ganen¡ Sin embargo, mi voto no lo tendrán, ya que yo, que según consta en mi título, soy profesor de EGB, con especialidad en Matemáticas-Ciencias, que trabaja en un Ies, con adolescentes, en el mismo tramo de edad, que en los últimos 30 años, no puedo pertenecer a Apia, según sus estatutos, aunque simpatice plenamente con ellos. ¡Suerte¡

A Ricardo los números, la estadística, informes y estudios sobre el tema se la trae floja:. Él con sus impresiones visionarias tiene bastante.

En relación con el artículo de hoy de Ricardo Moreno Castillo "Una nueva ley que no tolere ni ejerza la violencia" decir dos cosas:
1. Estoy básicamente de acuerdo en su análisis de la realidad que se vive en las aulas. La enorme diversidad del alumnado en cuanto a capacidades y motivaciones se ha querido resolver encerrándoles en el mismo 'cubículo cúbico' donde el profesor debe hacer de mago y de tonto.
2. Antes de buscar la solución en dar autoridad al profesor, que se debe hacer, es imprescindible modificar la infraestructura de los IES para intentar dar respuesta educativa a esos alumnos que no encajan en el currículo ordinario, que demendan otros espacios y otros métodos. Tal vez sean no más del 5%, pero dan mucha guerra por que se aburren como ostras. Se pasan años sin aprender absolutamente nada porque nada atractivo para ellos se les ofrece y no el aburrimiento les lleva a comportarse como el perro del hotelano: ni aprenden ni dejan aprender.
Rafael.

RM
El artículo 27 de la Constitución es UN TODO e interpretable, evidentemente. Yo interpreto que el estado debe garantizar la
educación construyendo centros, no que tenga exclusividad. Habla de la gestión de CENTROS SOSTENIDOS CON FONDOS PUBLICOS y de que ayudará a los que se adecuen a la ley, no distingue privados de públicos. Se puede dar un caso de un centro público que no se adecuara a la ley: patrocinio público, enseñanza no reglada de pago. Sí dice que la enseñanza obligatoria será gratuita, por lo tanto los centros que se adecuen a la ley y que impartan enseñanza gratuita serán sostenidos con fondos públicos o bien sus padres recibirán el llamado cheque escolar.
El punto 3 es una parte del artículo 27, no del 45, 62, o 13, habla de formación EN LA ESCUELA, si no fuera así no tendría porqué estar en este artículo 27 que trata de educación.
Lo que echo de menos es la explicitación del derecho del padre a elegir la educación en general, no solo la moral o religiosa. El derecho a elegir del padre es indirecto.
Además, no obliga a nadie, es un derecho a elegir. Lo cierto es que me da el derecho a rechazar una enseñanza moral llamada "educación para la ciudadanía" si no la comparto. Porque una cosa es "...en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales..." y otra desgranar lo general para interpretarlo según una visión sesgada: el multiculturalismo como nos lo quieren vender no me interesa, ni los homomonios , ni una FF.AA. convertidas en ONGs, ni otras lindezas. No encajan con mi moral y por lo tanto aplico mi derecho a discrepar "moralmente" que no legalmente. Y estamos hablando de moral, no de legalidad. Será legal el aborto, pero yo no lo veo "moral". Del mismo modo que los socialistas no ven "moral" el beneficio empresarial y lo repiten como un mantra cuando les place. Todos sabemos de qué irá la susodicha asignatura sabiendo quién la propone.

Por eso creo que este es un debate inútil y solo sirve para distraer de la cuestión fundamental: los alumnos, como niños concretos, con nombre y apellidos están fracasando. Con independencia de su extracción social (yo no discrimino por ello) son proyectos vitales fracasados cuando quieren estudiar, tienen cualidades personales para formarse plenamente como hombres y no se les ofrece la oportunidad porque el sistema no funciona. El que lo aprovechen libremente, sin importar la extracción social, vuelvo a insistir, es otro asunto.

A Enrique Montiel.

La F.P. no era obligatoria. El Bachiller tampoco. El abandono de algo que no es obligatorio tiene una lectura diferente de no llegar a unos mínimos teóricamente necesarios para todos.
Además, si el caso no se acompaña con saber a dónde fueron (a trabajar, a la carcel, a una esquina) unos niños que en el transcurso de sus estudios llegaban a la edad laboral es engañoso.
Según ese criterio, en la Universidad el fracaso podría llegar al 60 %. Pero ese dato solo interesa para plantearse si el sistema de costes actual es viable: el alumno apenas paga el 15 % del coste, si pagara el 100 % se lo pensarían antes de perder el tiempo en la Universidad.

Enrique Montiel Ayalam

Cuando comenzó ésto de la LOGSE,allá por los 90,muchos nos creímos lo que nos vendían-yo uno de ellos-,nos decían que el fracaso en 7º,8º de EGB era altísimo ,en torno al 25% y que la LOGSE acabaría con ello.
El fracado medio de mi IES,para las mismas edades,ahora 1º y 2º de ESO,en los últimos cursos,ronda el 50%.Se ha duplicado.
Las mismas edades,no son los niños nuevos que se han quedado en el sistema,esos serían los de 3º y 4º de ESO.
Ha sido todo un éxito.Por eso,entre otras muchas cosas,algunos hemos cambiado de ideas sobre la LOGSEII(LOE).

a.a.

Coincidimos en muchos planteamientos.Estamos muy cerca también en el puesto de trabajo.
Yo soy Profesor de EGB,y estoy en primer ciclo de ESO en un IES en Andalucía.
Efectivamente hoy son la elecciones.
Yo no milito en ninguno,pero he colaborado y pedido el voto a mis compas,para USTEA(aunque no coincido en muchos planteamientos utópicos logsianos que sigue manteniendo),dado que sigue fiel a sus principios y es crítica con el PSOE.
También simpatizo en muchos aspectos(actitud crítica,...)con APIA,aunque le critico el hecho,como tú, de diferenciar y en parte menospreciar a los maestros que estamos en los IES.También colaboro y he pedido el voto para ella.
Yo sí he votado.
Pienso que hay que votar a los más críticos con la actual situación que tenemos en la ESO,para intentar remediarla.

diego:

Es una pena que no podamos votarte en las elecciones sindicales.
Dado la cantidad de propuestas concretas que tienes en tus intervenciones, para resolver los problemas de la educ,especialmente en la ESO.

Rafael Calderón Fernández :
Básicamente de acuerdo contigo en tus dos ideas.

1ª)Lo de la atención a la diversidad,con clases de 30,es una demagogia y una tomadura de pelo,por parte de los "expertos" logsianos de arriba.

2ªEfectivamente,los objetores antiescuela,aunque son un grupo pequeñísimo,ni aprenden ,ni dejan aprender,en las estructuras actuales de los IES,que seguirán igual con la LOE
(LOGSEII)y que habría que modificar.

Anda, anda, RM, que en cuanto tienes un poco de dificultades en clase se te hace la picha un lío.

Beltrán:
Yo interpreto la Constitución de manera distinta a la tuya.
El estado debe garantizar el derecho a que existan centros privados,pero no financiarlos.
Yo sólo veo dos tipos de centros:totalmente privados y públicos.
Los concertados son un invento de la UCD,continuado por el PSOE y PP.Es un negocio redondo:
Alumnos seleccionados de clases medias,(nada de emigrantes ni conflictivos),en los mejores y céntricos barrios de las ciudades.
Y lo paga gratis el estado.
Lo del cheque escolar es libertad real para algunos,y ninguna para otros.
Lo de la libertad de elección de las familias:
Yo he trabajado 16 años en un pueblo perdido de la sierra,con sólo dos centros:un cole y un IES,los dos públicos.
La concertada no crea allí colegios porque no ve negocio.¿Qué libertad tienen esos padres?
¿Por que la iniciativa privada concertada no crea centros en barrios suburbiales ,de emigrantes y conflictivos?.Tampoco hay negocio.
Sólo se crean dónde hay pasta y negocio y luego quieren que los sufrague el estado encima.

Educación para la ciudadanía:
Es muy contradictorio que los que defendéis el derecho al adoctrinamiento subjetivo, partidista y confesional religioso,basado en la fé, impartido por profesores elegidos a dedo por la iglesia y financiado con pasta pública,luego veáis sospechosa una nueva materia impartida por profesores de historia o filosofía,por oposiciones,no dedocráticos.
Si un profesor imparte esa nueva materia debe informar de las distintas opciones legales del país indicando que unos las ven bien y otros no, moralmente,pero que son legales,te gusten a tí o no te gusten.Yo no voy a decir cúal es la mejor opción.
Lo del derecho de los padres a objetar de la nueva materia:
Te pongo un ejemplo.
Un padre es republicano y comunista acérrimo y a su hijo el profe de Sociales le explica que en España en la Constitución se establece la Monarquía y el capitalismo.Según tu teoría el padre debe objetar y su hijo no dará sociales.
Otro padre es partidario de que el hombre manda en la mujer.Debe objetar de Sociales si le decimos que son iguales los dos.
Si alguien le ha comido el coco a la gente en general y a los jóvenes en particular han sido los que ahora se oponen a la nueva materia.
Los profesores de Sociales ,Ética o Filosofía deben informar a los alumnos de las distintas y plurales opciones legales que hay en la sociedad.Después que cada familia le coma el coco a su hijo con sus opciones morales privadas personales.

Lo del fracaso del alumno individual,yo no me lo creo.
Yo de chico,estudié en un colegio privado.Allí había verdaderos golfos y vagos de las clases medias y adineradas de mi ciudad.
Sus falilias corrigieron esas tendencias con pasta,en verano a Málaga ,a Campillo,y profes particulares a manta.Hoy esos vagos,que hubieran fracasado en la ESO logsiana pública actual,tienen carrera y son ciudadanos ejemplares.El dinero hace milagros.

diego:
De nuevo me sorprendes con otra propuesta concreta.No me da tiempo a analizarlas,¡son tantas!

En lo que dices llevas razón.
No creo que a tí se te haga la picha un lío con las dificultades de clase dado que dudo que seas profesor,ni sabes lo que es un alumno o una clase.

Seguro eres un "experto"en temas educativos oficialmente con patente ideólogica progresista.

Pésima evolución del alumnado en el último lustro ,según los profesores andaluces
------------------------

Encuesta realizada por iniciativa de Profesionales por la Ética entre 1.100 trabajadores de Primaria y Secundaria en la Pública, la Concertada y la Privada,en Andalucía.

http://www.magisnet.com/articulos.asp?idarticulo=2269

RM
En Málaga y en otras muchas ciudades, una parte muy importante de la educación en barrios populares ha correspondido a centros concertados de la iglesia. De negocio nada. Amigos mios han estudiado en colegios privados laicos cochambrosos, auténticas ruinas, con dueños al borde de la quiebra pero realizando el sueño de su vida. No toda la educación privada es de élite. Eso ya es hora de decirlo. Olvidamos la acción que la mayor ONG (la iglesia católica) realiza en barrios conflictivos a traves de jóvenes que no cobran nada (he conocido a muchos de ellos) y de los centros de todo tipo (incluidos colegios) que mantienen en esos barrios. Lo que ocurre es que cualquiera aplaude una subvención a cualquier ong o la construcción de cualquier mezquita (multiculturalismo a gogó) pero a la izquierda le jode todo lo que huela a iglesia. Es parte de la irracionalidad de la que todavía no se ha desprendido.
Vuelvo a insistir, no soy cristiano, pero ya tampoco soy lo bastante tonto como para declararme ateo, y mucho menos agnóstico.

El sentido del artículo 27 de la Constitución es claro. Otra cosa es que uno quisiera que no fuera así. No es un invento de UCD es un imperativo constitucional.

Como Ricardo Moreno, cometes el error de plantear la educación, no en función del niño sino de su extracción social (el marxismo puede). Somos desiguales en los orígenes, en nuestra carga genética y en nuestro ambiente. Cada cual reacciona independientemente y no hay ciencia que controle los efectos de las causas. El hombre es imprevisible. El gran error la izquierda es creer que controlando las situaciones puede prever, conseguir un resultado: el hombre nuevo. Pero el hombre es algo más que comer, dormir, trabajar. No se ha inventado todavía la pastilla que haga al hombre obedecer.
Por tanto, debemos centrarnos en tratar de enseñar lo mejor que se pueda la ciencia y el conocimiento básico de nuestra sociedad. La cuestión moral debe quedar al margen, efectivamente, pero la constitución prevé la formación moral libremente elegida como parte de la educación. El aprovechamiento que cada niño haga del esfuerzo social será individual. Para mí no es importante que un niño humilde logre igualar o superar a un niño rico. Para la izquierda sí, pero si ese niño humilde triunfa y llega a ser rico, salvo que se declare progresista, pasara a ser enemigo. Entonces ¿para qué el esfuerzo?. Para lo que realmente importa a la izquierda: la igualdad, todos iguales, todos borregos.
Recuerda que todos los grandes filósofos y místicos ya lo dijeron: si no existe fealdad no podemos disfrutar de la belleza. Bien y mal, luz y oscuridad siempre van juntas. Yin Yang. Y sabemos que el cristianismo tiene un problema con un Dios "solo" bueno, y que la izquierda es heredera del cristianismo.

No pretendas encontrar lo que tampoco pretendo: un hilo de coherencia entre mis posicionamientos. Soy como el fotón, ora onda, ora corpúsculo. El llamarme liberal no es ser de derechas, ni religioso (mucho menos católico), nunca de izquierdas, siempre individualista y, por tanto, presto a colaborar con otros; no es una religión, ni una filosofía. Es más bien una postura ante la realidad que te permite ver con más claridad la fracción menos importante de la realidad humana, porque la importante permanece oculta.

Todos estos debates son absurdos, hipocresía para tranquilizar conciencias, porque realmente nadie de vosotros arriesgaría su puesto por mejorar la educación.

Beltrán:
En mi ciudad,la educación concertada está toda en los barrios céntricos.Ninguna en barrios periféricos o suburbiales.Vn las clases medias y altas.
A la labor social de la iglesia(Cáritas,Manos Unidas,Residencias mayores...)
hay que subvencionarla como a otras ONGs.Pero no hay que subvencionar colegios privilegiados ni educación relgiosa adoctrinadora confesional(de ninguna confesión).
Efectivamente encuentro falta de coherencia en muchos de tus argumentos:
Dices que no eres católico,pero te partes la boca por la iglesia en el foro.
No eres ni creyente,ni ateo,ni agnóstico.(¿)
Defiendes la e. pública,pero tus nenes están en la privada.
La izquierda es malisima con la religión.Por eso el ¿izquierdoso? ZP sigue financiando la ed. religiosa y pagando a 34000 profes,más ahora los islámicos y los judíos.
Defiendes el derecho a la educación religiosa católica(la verdadera).Con tu lógica,el izquierdoso ZP también está subvencionando la islámica,la judía...,que parece te gustan menos,porque son falsas.
Yo quiero mejorar la educación pública por dos motivos:
1.Trabajo y padezco en ella.Lo mío es una "necesidad",lo tuyo es un entretenimiento idelógico.

2.Es a la que vienen la mayoría de los hijos de familias con menos medios.
Supongo tú tienes,como demuestras en el foro,menos interés que yo, por dos motivos:
1.No trabajas en la educación.
2Tus hijos están a salvo en la Privada.
Supongo que tú sí arriesgarías tu puesto por la educación(eso sí,por la religiosa y privada,como demuestras en el foro)

Caro colega Ricardo Moreno

Como são iguais as questões do ensino em Portugal e em Espanha.
Também aqui a "pedagogia progressista" assente nas teorias construtivistas e românticas nos sufocam, a nós que todos os dias damos aulas.
Um ensino "centrado no aluno" que mais não faz do que imbecilizar gerações atrás de gerações, e que apenas vê na escola o local para remediar todos os males da sociedade, como se essa fosse a verdadeira função da escola.

Alguém seu conhecido, que aqui no blogue não posso mencionar, recomendou-me o seu manifesto antipedagógico. Será que está publicado em Portugal? Como posso ter acesso ao livro?
Saudações de alguém que comunga das suas procupações e que vai resistindo

Admirado profesor Moreno Castillo:

Mi nombre es Adrián Begoña Moncó. Tengo los títulos superiores de Profesor de Piano y de Ingeniero de Telecomunicaciones, y desde hace unos años ejerzo de profesor de enseñanza secundaria de Música.

Le felicito por su libro, que suscribo punto por punto.

Opino que mantener en el aula a un alumno que boicotea la clase perjudica el derecho del resto de sus compañeros a recibir una enseñanza digna. ¿Puedo ampararme en ese razonamiento para expulsar a los que se dedican a la "klase borroka"? ¿O tengo que recomendar a mis estudiantes que se vayan a estudiar a Finlandia?

Muy ocurrente lo de la Klase borroka.
Actualmente tu pregunta tiene difícil respuesta.
Yo ,a esos alumnos, los llamo "objetores antiescuela de baja y media conflictividad continuada"
Unos días medio lo tienes entretenido,otros días te lía un follón enorme que te impide dar clase.
Estará unos días expulsado del IES,pero regresa y otra vez vuelta a empezar y así un mes y otro hasta que se aburre y no vuelve, o hasta que cumple los 16.
Como ha dicho otro miembro del foro:ni aprenden,ni dejan aprender.
La administración y la LOE te dice que la culpa la tienes tú(y yo) que no sabemos motivarlo,ni sabemos atender a la diversidad.Y así lo resuelven , se quedan tan tranquilos y miran hacia otro lado.

El mensaje anterior no es de Adrían,sino mío,de RM.
Disculpas a Adrián por el error técnico.
Quise encabezar el mensaje con tu nombre y por error lo puse en el mío.

"¿O tengo que recomendar a mis estudiantes que se vayan a estudiar a Finlandia?"

Yo creo que sería más sencillo si vas tú a Finlandia y te reciclas.

RM
1º. Hay una lógica en mis oscuros y contradictorios argumentos, pero este no es el foro adecuado.
2º.La educación sí es mi problema. Yo soy padre y estoy hasta el gorro de esta educación y de sus agentes. Tengo que explicar cosas que estudié en 8ª de EGB a mi hijo que está en 1º de bachiller. También es mi problema la degradación de la enseñanza. Es tanto como pensar que la salud es un problema de los médicos. No es un entretenimiento ideológico. Otra cosa es que desvele la raiz ideológica del problema.
3º. Yo no defiendo la enseñanza privada frente a la pública, ni a la religiosa frente a la laica!?. Yo defiendo dos cosas :a) la libertad de educación (privada-pública, laica-confesional) b) la educación de calidad.
4º. En la educación privada rigen las mismas leyes absurdas que en la pública. Otra cosa es que hay más educación (menos insultos, menos agresividad) y más trabajo. Y espero que mi hijo aprenda más que en la pública. Por cierto, yo formo parte de esa capa social que al hacer el IRPF, lhacienda se queda con un pellizco nada desdeñable. Y pago dos veces la educación: una vía impuestos otra en cash.
Dejemos las demagogias para otra ocasión.

Adrián:
Hazle caso a norberto.Tienes que reciclarte.No te sabes la LOE:
Motivación,integración,atención individualizada y a la diversidad,el conflicto es positivo...
Debes ir a algún cursillo a reciclarte,de esos que dan los "expertos";sí hombre esos que saben mucho,porque leen muchos libros e investigan mucho(en la universidad).
Además si no te dejan dar clase,no pasa nada.
Prueba con la play,o con el móvil.

Para Adrián:
El problema es muy difícil de resolver, porque la legislación vigente protege más a los que violan el derecho de aprender que a aquellos cuyo derecho de aprender es violado. Lo más grave y lo más estúpido es que hay quienes culpan al profesor de aquello que es consecuencia de una legislación disparatada (un ejemplo de esta estupidez nos la ha proporcionado Norberto hace un rato). Algo así como una ley que autorice a los conductores a desobedecer a los policías de tráfico y luego culpara a los policías de tráfico por el caos provocado por los conductores que no les obedecen. ¿Qué se puede hacer? En primer lugar, hablar con los padres de los alumnos cuyos derecho a aprender está siendo conculcado por sus "compañeros". Que sean conscientes de que el futuro de sus hijos está en serio peligro por culpa de la desidia de una administración que se niega a actuar contra los boicoteadores. En segundo lugar, denunciar la sitaución en todos los foros posibles, sin despreciar ninguno, por modesto que pueda parecer (desde las tertulias de amigos, revistas de modesta tirada, blogs,..). En caso muy extremo, de una grosería manifiesta, yo me negaría a entrar en el aula hasta que el grosero pida disculpas (disculpas que deben ser públicas si pública ha sido la grosería). Acuerdate que en un estado norteamericano se acabaron las leyes segregacionistas en los transportes públicos el día que una mujer de raza negra se negó a ceder el asiento a un hombre blanco.
Atentamente

Beltrán:
La educación también es mi problema,además de mi trabajo.
Yo defiendo la pública frente a la privada,porque trabajo en ella y porque es la que se está degradando.
Yo también quiero una educación de calidad.
Yo respeto el derecho de los padres a elegir privada o pública y laica o confesional;pero en mi opinión ese derecho no debe pagarlo el estado.
Efectivamente en la privada se trabaja más y hay más educación que en la pública.
La administración ha convertido a la pública en guardería social,donde hay una parte de alumnos interesados y educados y otra que van sólo a pasar el "rato" hasta los 16.

Lo tuyo Ricardo, se puede considerar una mezcla entre "gobelianismo" y autismo. Y además con un discurso pobre y demagógico. No te iría tampoco nada mal un viaje por Finlandia para recibir algunas de las 1500 horas en formación pedagógica que recibe allí el profesorado y puedas salir de ese sota, caballo y rey de la educación en el que te formaron y que es lo único que conoces.

norberto:
No sé si sabes que en Finlandia rara vez expulsan a un alumno de clase o del IES.Se considera una deshonra y un escándalo social para el alumno y la familia.Está muy mal visto.Les tienen un respeto enorme a los profesores.
En mi IES los alumnos expulsados en un curso se cuentan por decenas.Los niños encantados, y las familias sin problemas.Igual que los de Finlandia.

Un apunte de un post de Gregorio Sales en otra conversación en referencia a la violencia escolar en Finlandia:

"Un método sería formar un grupo de adultos y alumnos elegidos de diferentes cursos, con el fin de mejorar las relaciones y el clima de la escuela. Los alumnos son los que mejor conocen el ambiente de la clase, y por consiguiente pueden asumir asuntos importantes relacionados con ellos mismos."

La diferencia sustancial es que mientras en Finlandia la metodología, directrices y pedagogía para afrontar los problemas la marcan los especialistas en el tema (los pilotos del avión de Ricardo), apoyados por la propia formación del profesorado, aquí esos mismos especialistas son rechazados y combatidos, con el agravante de la negativa a formarse en tales disciplinas. Con la única formación como referencia que aquellas que les dieron en sus colegios de curas cuando eran estudiantes.

Norberto: ¿A qué especialistas, te refieres?
¿No te referirás, a los que nunca han pilotado una clase...,p.ej. de 2º de eso, con 34 alumnos, de refuerzo de lengua y matemáticas, con más del 70 por ciento de repetidores, donde la desmotivación, apatía, provocan más de 300 partes de incidencia anuales, con más de la mitad de la clase sancionada con reiteradas expulsiones
debido a faltas graves y muy graves...?
Fíjate, que nisiquiera, te he comentado, que en esas clases, más de 4 alumnos, tienen un desfase curricular entre 2 y 6 años, a los que conviene hacer una ACI, y claro, no es lo mismo, hacer una ACI, a 4 (media de alumnos por hora, del pre-jubilado profesor de E. especial o P.T.), que a esos 4 con otros 30, que es lo que sufren, resto de profesores en 1º y 2º de eso.
Así que si piensas como la torpe administración legislativa, que los especialistas son los D.O., con esos profesores de PT, que hace más de 20 años, hicieron un cursillo de 100 horas, y que están descansaitos en su privilegiada situación, sin implicarse tutorialmente con las modalidades B y C, "transtornos de la conducta y comportamiento", y desfase curricular superior a 2 años, y que según ellos, su terapía pedagógica no les capacita para tratar a "alumnos difíciles, problemáticos...", porque es más cómodo estar con poquitos buenecitos y con un poco atraso..., pues que tengan un poco de respeto por sus compañeros y por decencia, que se callen, si van a seguir con su comportamiento insolidario, y no nos vengan a hablar de metodología, directrices pedagógicas, cuando les estamos pidiendo desde el claustro, que se mojen solidariamente con los problemas y necesidades reales.
La mayoría de ellos, han tenido la desfachatez de no tutorizar siquiera a los "síndrome de dow, autistas...", y legalmente debieran haberlo hecho.
Los orientadores, que están 18 horas lectivas,tutorizando grupos de alumnos de compensatoria, talleres, mis respetos. El resto, es decir, la mayoría, que además los eligen, a propósito, para que casi nada cambie, no vayamos a cuestionar los muchos puntos ciegos de la Logse,Loe...
¿qué metodología- pedagogía van a comunicar, si tienen experiencia cero, con adolescentes de alto riesgo...?
¿Van a hablar de planes de orientación y acción tutorial, a los que llevamos más de 30 años prácticando?
¿Técnicas de estudio?
¿compromiso pedagógico, a quienes estamos hartos de firmar y pactar a 3 bandas, con las familias y alumnos...?
Que no, que sobran papeleros, y hace falta gente, que se implique, y que se RECICLE EN LA PRÁCTICA, sobre todo de los teóricos, y desertores varios.
Pero los más desorientados, son los legisladores educativos, que alejados de los centros, y con huida hacia adelante, siguen legislando, sin tener en cuenta ni la realidad, ni a los que han de aplicar dichas normas....
Dime pues, Norberto de qué especialistas, estás hablando, que quizá en otra ocasión, te hable de aquellos orientadores, que hacen de la Pseudoorientación, un negocio, con academias para preparar oposiciones a Orientación, y tráfico de influencias, para sacar máximo nº aprobados, aunque no se tenga puñetera idea de temas típicos del temario, tratamiento de transtornos comportamentales en adolescentes, enfoque preventivo de los mismos..., eso sí, marco legislativo al dedillo, clientelismo ideológico, y cuanto más alejado de la realidad mejor, así no nos salpica, mejor entre papeles, burocracía....

norberto
Seguro que sabes que en los IES existe una Comisión de Convivencia,de la que forman parte profesores,alumnos y padres del C. Escolar.No sólo está para sancionar sino para hacer propuestas de mejora sobre convivencia.Ya existe lo que tú dices.
En España llevamos desde los 90 dirigidos por los especialistas que mencionas:Asesores de CEP,Orientadores,"expertos varios".
No los rechazamos,es que estamos hartos de consejos de gente que no tiene experiencia práctica,estamos hartos de teorías y filosofías que venimos oyendo hace años y en la práctica demuestran que no funcionan.
Algunos conocemos muy bien esas teorías y hemos hecho cursillos y estamos reciclados en teoría.
Lo que hace falta es que los expertos,asesores,orientadores,profes de EE,se reciclen en la práctica educativa.
Los que diseñan(¿diseñáis?) las medicinas pedagógicas están en los laboratorios.
Nosotros aplicamos en la consulta sus medicinas y sabemos que no curan y que tienen muchos efectos secundarios no deseados.

Comisión de convivencia:
Cómo viajar de gorra a Europa.
Cómo captar a alumnos para la causa.
Cómo entretenerse dando cursillos que engrasan la c.c.c. de los impartientes profesionales.
Cómo crear palabrar y comisiones bonitas que no sirven para nada.
Buenismo en estado purto.

Eso es para lo que sirve la comisión de convivencia. Lo sé por experiencia.

Ya lo dije: si no quieres resolver un problema crea una comisión.

Beltrán,nos acusas a los maestros de que hacemos lo que nos da la gana contra los alumnos.
No sé si sabes que los profesores no podemos sancionar,ni expulsar por las faltas ,a los alumnos.Hace falta reunir a una comisión delegada del C. Escolar del Centro.En ella ,además de profes ,participan padres y alumnos.
No se "escogen" para la causa.Salen del Co. Escolar que se vota democráticamente por elecciones.
Ella pone los castigos de cierta importancia.
¿En qué quedamos?.Si decidimos los maestros,malo y si participan los alumnos y padres también.
Como te dije eres pura contradicción.

Norberto, se queda sin argumentos. ¿volará a Finlandia, este puente, para buscar razones que respondan las preguntas de a.a.p.?
Ante su fallido intento, de minar la moral del autor del panfleto, ¿esconderá el ala..?

Profesores perplejos


Sabíamos que las buenas noticias no son noticia y que, por eso, los esfuerzos cotidianos de profesores y alumnos no tendrían ningún atractivo para los focos. Nos parecía bien, porque en silencio se trabaja mejor. Pero ocurre que, últimamente, salimos -nosotros y nuestros alumnos- todos los días en periódicos y telediarios. De repente, actitudes violentas esporádicas y, con más frecuencia, incidentes nimios entre adolescentes en el recreo o faltas de respeto al profesor merecen un tratamiento sensacionalista, que tiende a difundir la especie de que la escuela vive en un régimen de terror. Esta sociedad agresiva, competitiva e hipócrita que formamos todos ha descubierto el “acoso escolar”, y el descubrimiento ha provocado “alarma social” y una cierta dosis de paternalismo barato e indigesto.

Permítannos expresar nuestra perplejidad. Adultos de todas las edades saben que siempre ha habido en la escuela un cierto grado de violencia: la presión sicológica en los internados hacia los alumnos, las novatadas entre estos, los motes humillantes a profesores y compañeros, las rimas satíricas que etiquetaban de por vida .... Pero no se había inventado el “bullying”. Ahora que lo conocemos nos dedicamos a hablar de los adolescentes como ignorantes satisfechos, cuando no como delincuentes en potencia, y nos complacemos en presentar a los profesores (a todos los profesores: si son casos aislados no hay noticia) como pobres hombres carentes de los más elementales recursos de autoridad. Solo hay algo peor que una escuela en crisis, como la que vivimos: una escuela convertida irresponsablemente en espectáculo mediático.

Hemos dicho crisis: la escuela está en transformación y a nadie le consuela vivir en y de la incertidumbre. A la falta de respeto del alumnado (el respeto es un valor que cotiza poco en nuestra sociedad), se unen la inexplicable complicidad de algunos padres con ciertas conductas de sus hijos, la falta de normas claras en la política educativa y el aplauso que el “malvado precoz” obtiene a diario en los medios de comunicación. Los profesores actuamos contra corriente, porque en eso consiste, en buena medida, educar; y así, decimos “no” a determinados comportamientos de los adolescentes, sabedores de que ese “no” es una respuesta insólita en su vida diaria (¿por qué tenemos la sensación de que fuera de la escuela nadie les niega razonadamente nada?). También tratamos de que los alumnos (además de exigirles cosas tan impopulares como la desconexión en clase de los artilugios electrónicos de que vienen equipados) aprendan a ser responsables y a amar el trabajo diario, la expresión correcta y educada o las normas que rigen un debate respetuoso. No es fácil, pero sabemos a qué nos dedicamos. Nos gustaría mucho contar con más colaboración de las instituciones y de las familias y no soportar tanto ruido informativo.

Cuando se abordan los problemas de la educación con estética de reality show (disculpen, pero es la sensación que tenemos) se le hace un flaco favor a la escuela, uno de los principales activos de la sociedad democrática. Por favor: absténganse arbitristas, tertulianos impetuosos e improvisadores de toda laya.


Teresa Vidaechea Solís, Profesora del I.E.S. Villa de Vallecas y 250 firmantes más.


EL PAÍS Cartas al director

¿A qué llamará esta señora "incidentes nimios"? ¿A la paliza grabada en un móvil, por ejemplo? Si eso sale en un periódico... ¿es ruido informativo?
Espero que no le ocurra nunca algo así ni a ella ni a los 250 firmantes más. En caso de que así ocurra siempre les quedará el consuelo de reeler su carta a El País.

"Por favor: absténganse arbitristas, tertulianos impetuosos e improvisadores de toda laya."

A ver si es posible...

Quien tenga curiosidad por saber la lista de los “casos aislados” de violencia y maltrato sobre profesores y alumnos que en los últimos meses se han dado en España no creo que tenga muchos problemas en encontrar, si navega por la internet algunos minutos, un listado descorazonador. No obstante, hay un empeño constante por parte de ciertos sectores de la “comunidad educativa” en minimizar su importancia. ¿A beneficio de quién?
La teoría del caso aislado ha fracasado, por purita estadística machacona y repetitiva. Fue la teoría de los políticos. Una vez fracasada, viene dando paso poco a poco a la teoría de que ha existido siempre, la teoría de lo cotidiano, de lo familiar, de que el escandalizarse es casi estúpido, propio de arbitristas, tertulianos impetuosos e improvisadores de toda laya..... La nueva teoría han pasado a defenderla los peones de brega –ellos sabrán por qué-, adoptando siempre un aire circunspecto y de ecuánime distancia. Ni qué decir tiene que me parece, por lo demás, una postura escandalosa, carcamal y recalcitrante.
Por supuesto que hay ambientes donde se trabaja muy bien y muy a gusto y con un alumnado exquisito. Que todo el mundo no sufre violencia. Cualquiera lo sabe sin que nadie tenga que subrayárselo. Faltaría más. Claro que esto no es la guerra. Pero yo me preocupo, por izquierdismo y decencia, por los que sufren, y se les pega y se les rompen las piernas, y me siento incapaz de firmar un escrito que debe ser de tan dolorosa lectura para quienes sufren o han sufrido tanta injusticia. Y nunca me abstendré en la denuncia de lo que considero injusto por la sencilla razón de que no me da la gana.

La administración primero decía que no pasaba nada.Luego, que eran casos aislados.Ahora que siempre ha existido,pero es minoritaria.
Al final,debido a la reiteración de casos de violencia,especialmente de alumnos hacia alumnos(acoso)no les queda más remedio que reconorcerlo,aunque minimizándolo.
Hay que agradecer a la prensa la labor informativa,a pesar de que no le guste a la administtración.
Lo importante ,para ellos,son los votos de las familias;así que hay que tranquilizarlas y convencerlas de que no pasa nada.El poder es el poder.
Los sucesos de violencia escolar son mínimos estadísticamente comparándolos con el total de alumnos y profesores,pero importantes y a tener en cuenta.
La violencia de género(salvando las distancias por ser muchísimo más cruel,hablamos de crímenes)también es minoritaria estadísticamente si tenemos en cuenta el total de hombres y mujeres de España.
Los poderes establecidos(se llamen PSOE,o PP)tienden a minimizar lo que no les gusta y les quita votos socialmente.
Yo escribo desde Andalucía,donde a finales del curso pasado se paró casi mayoritariamente una mañana y nos concentramos dos o tres mil profes en cada una de las delegaciones,contra la violencia escolar,en las distintas capitales.
Si no pasara nada,no somos tontos,no hacemos esas movilizaciones,por cierto ,convocadas por unanimidad sindical, de todos los colores ideológicos.

"Por favor: absténganse arbitristas, tertulianos impetuosos e improvisadores de toda laya."

Parece que no va a ser posible... se denota mucha violencia en el ambiente.

De acuerdo con los 250 firmantes. Que son muchos. La violencia escolar es la moda del momento, como lo fue las despariciones de personas hasta que se les fue de las manos con las niñas de Alcaser.
Puturrufú:
En internet encuentras de todos en poco tiempo y con la acometida mediática del asunto... y de higos no te digo.
La mayoría de la violencia denunciada corresponde a lo de toda la vida: achuchones, motes y gamberradas menores. Los varios familiares y conocidos que son profesores no han podido relatarme de primera mano ni un solo caso realmente importante (rayano en lo delictivo), y son muchos IES los que abarcan.
Los casos graves, que toda la vida han existido, tal vez hoy día con un ligero incremento, son pocos.
El problema planteado es el boicoteo de la enseñanza, dentro del aula y cuyo origen parece claro: falta de exigencia, alumnos que no quieren estar allí, profesores que cobran hagan lo que hagan (funcionarios, porqué será que en los privados esto ocurre significativamente menos?), incluso el circo mediático creado alrededor del asunto, y otros que podéis añadir.
Un dato a tener en cuenta: ayer entrevistaban al autor del libro "El varón castrado". Entre mucha información interesante, el único estudio serio sobre la violencia doméstica indicaba
1. que la mujer era la causante en más del 50% de los casos
2. Que el hombre ha quedado indefenso ante la ley
3. Que la violencia doméstica se ha incrementado un 50 % desde que se aplica la ley.

El circo mediático de la violencia escolar está consiguiendo:
1. Impedir evaluar la violencia que ejercen los profesores.
2. Dejar a los padres y niños indefensos.
3. Incrementar la vilencia escolar.
Poneros a pensar.

Beltrán, yo te cuento un caso real. Se trata de un compañero al que le dieron una soberana paliza porque sí, porque a varios señores se le cruzaron los cables. Tiene una depresión de caballo desde hace varios meses, y ha sido amenazado reiteradamente, tantas que decidió retirar la denuncia para proteger a sus familiares. El fiscal no lo ha consentido, y piensa actuar de oficio. Este caso sólo fue motivo de unas breves líneas en la prensa local.
Espero que no haya leído que su caso forma parte de un circo mediático y de que su situación personal es uno de esos casos de siempre, de lo de toda la vida .... porque es algo horriblemente injusto.
Hay que hablar. Hay que decir las cosas. Otro asunto es que determinada prensa trate las cosas de forma circense. Ese es su problema. Se da en política, en las noticias de sociedad, se da hasta en cultura.... Pero ese es el problema de la prensa, no el de los que deseamos una escuela en valores y en paz.
Intentar descalificar a los que hablamos de estos temas (no sólo aquí, también en la calle, en los claustros, en las familias, en la cafetería...) es algo deleznable (lee más arriba y verás con qué mala leche y retorcimiento se intenta).
Supón que alguien te acusa a ti de la misma treta: montaje, circo mediático, etc... Ya noto como te hierve la sangre.

La violencia es la moda del momento,pero eso no quiere decir que no haya aumentado en los últimos años.Te lo digo yo que llevo mi estadística diaria desde hace 29 cursos ,que doy clases.
La escuela ejerce una "violencia" encubierta sobre los niños:
El alumno no quiere estar allí 6 horas al día,no quiere trabajar,no le interesan los temas planteados.
Les obligamos a hacerlo y algunos se oponen con violencia de baja o alta intensidad.
El problema más preocupante no es la violencia contra el profesor,sino contra los iguales(acoso)que ha aumentado en los últimos años.
En las clínicas privadas hay menos conflictos que en las clínicas públicas.Los pacientes con pasta son menos conflictivos.
Los alumnos de los privados suelen tener más medios,más educación y más interés ,motivados por sus familias,que los públicos.El alumnado está seleccionado.
La hija de un amigo mío ha estudiado ESO en un cole concertado y el alumnado es todo clase media-alta.El nivel es elevado y no hay conflictos.Las familias colaboran con el centro.
Hay 3 vías:
Privada:clases altas,élite.
Concertada:clases medias y populares que pueden huir
Pública:Guardería social,desmotivados,emigrantes,objetores,futura de mano de obra baratilla.
Eso lo apoya tanto PSOE(derecha moderada(,como PP(derecha).
Y encima algunos pretendéis que el estado financie gratuitamente a los dos mejores vías,en detrimento de la peor situada.Lo llamáis libertad de enseñanza.
La piden hoy los que nunca dieron ejemplo de ella(jeraquía de iglesia,centros privados,derechona)

"Esta sociedad agresiva, competitiva e hipócrita que formamos todos ha descubierto el “acoso escolar”, y el descubrimiento ha provocado “alarma social” Y UNA CIERTA DOSIS DE PATERNALISMO BARATO E INDIGESTO"

Meigas haberlas haylas. Otra cosa es que el mundo esté lleno. Yo los únicos casos que conozco directamente son contra niños y de profesores contra niños. De primera mano eso es lo que sé. Que hay violencia real, lo creo; que es minoritaria, lo afirmo.
Mi crítica es para buscar soluciones. Pero no se pueden buscar soluciones si no se analiza TODO el problema.
Igualmente creo que hay delincuentes infantiles, no gamberros. Pero son minoría.

Mejor que se relatara los hechos o motivos que causaron la agresión más allá del "porque a varios señores se le cruzaron los cables". No es por nada pero, a veces resulta inverosimil que se crucen cables sin mediar manipulación.

Efectivamente, creo que nadie va dando ostias... porque sí. Algo le habrán hinchado, las narices, por ejemplo.

Dale con la enseñanza privada-pública. Pues está claro, lo dices tú RM, existen diferencias de acuerdo con las procedencia sociales. Qué le hacemos si somos diferentes?.

A propósito de la ideología progresista que infecta la educación... Estoy leyendo una interesante reseña de un libro sobre la teoría de la evolución y la izquierda:
http://www.nodulo.org/ec/2002/n001p11.htm

Algo aclara sobre lo que aquí se discute.

Beltrán:
Yo de violencia de género no conozco ningún caso directo a mi alrededor.Por tanto siguiendo tu lógica es un problema que no existe.¿O me fío de lo que dice la TV?.
Tampoco conozco ningún caso a mi alrededor de hambre y pobreza.¿Me creo lo que dice la tv?


No último ano lectivo, em Portugal, 2500 pessoas foram vítimas de crimes nas escolas. A policía verificou um aumento de crimes relacionados com posse de armas, consumo de estupefacientes e roubos.
-------------------------
Aqui como aí.

ABC.

El PP reclama una ley sobre convivencia escolar en Andalucía.

Seis tipos de medidas, como son las legales (para que las agresiones a los profesores se consideren delitos), preventivas, formativas, disciplinarias, laborales y sociales, deberá recoger la Ley de Promoción de la Convivencia Escolar en Andalucía que el Partido Popular va a proponer a la Junta para su elaboración, una iniciativa que ayer presentó en rueda de prensa el presidente regional de la formación, Javier Arenas, junto al portavoz parlamentario de Educación, Santiago Pérez. Arenas planteó la necesidad de abordar un asunto «en el que la Junta se está poniendo todos los días de canto, mirando para otro lado, e incluso no reconociendo el problema que tenemos», resaltó. Apuntó Arenas que en la Comunidad autónoma se produce un exceso de «violencia escolar», que justifica la elaboración de una «Ley de Promoción de la Convivencia Escolar».

Andrés:
No conoces la realidad social de algunos barrios. Cualquier nimiedad puede ser causa de cortocircuito y de que los cables se crucen. En última instancia, el derecho a no ser agredido está en la Constitución. No hay causa que lo justifique.
Beltrán:
Me preocupa toda clase de violencia, tanto la que se ejercita contra el profesorado como la que se ejercita contra el alumnado. De hecho, los mayores conflictos de mi vida profesional se han dado como consecuencia de intervenir a favor de alumnos a los que se les estaba machacando.
En este mundo de la Educación la realidad en que se vive y que nos rodea es determinante. No es lo mismo la experiencia amable y gozosa de un ambiente muelle y dulce, que un ambiente hostil y duro, en uno de esos barrios en donde a muchos de los que por aquí opinan -digámoslo así-, un poco paternalista y bonachonamente, no se les ocurriría ni comprar un piso ni siquiera en un ataque de locura. Es preferible, incluso, ignorar que estos mundos existen y creer que la realidad es, estrictamente, la de nuestro colegio concertado.

Beltrán, añado aparte algo muy importante: el caso que te he referido con anterioridad del compañero agredido por varios individuos con los cables cruzados tuvo su razón de ser: el compañero tuvo la mala idea de sujetar a un muchacho que estaba agrediendo a otro. Eso le costó la paliza por parte de sus parientes. ¡Los contrincantes eran niños de siete años!.
La expresión "cruzársele los cables" es, como ves, extremadamente benevolente. En una conversación de café utilizaría una terminología mucho más castiza y, por supuesto, mucho más exacta.

RM
Nunca he negado la violencia, solo quiero dejarla en sus justos términos y que se considere TODA la violencia. Para estudiarla hacen falta las estadísticas y que éstas sean fiables. Por ejemplo, determinar claramente los tipos de violencia: no es lo mismo un insulto que un puñetazo. Y las estadísticas a veces no gustan.
Si algo es masivo suele estar presente en todo lugar. Lo que dices prueba dos cosas añadidas a mi plantemiento: 1. la violencia de género es marginal 2. la pobreza es marginal en Europa.

Puturrufú.
En los barrios conflictivos los profesores, normalmente, se guardan mucho de agredir a los niños o padres porque saben lo que hay. En los barrios normales sí. En los altos lo hacen con cuidado porque los abogados suelen actuar cuando menos se espera.
Esta realida EXISTENTE, como decía el enlace que puese anteriormente, funciona como un reloj. Pero lo que refuerza este hecho es la necesidad de una nueva ley que contemple estas diferencias y NO NOS TRATE A TODOS POR IGUAL, la mayor majadería inventada por el hombre. El que quiera estudiar que estudie y que se facilite, el que no que no estudie o que se le ofrezca alguna salida hasta que pueda trabajar, pero separadamente de los que sí quieren estudiar.

Noticia: camionero asesinado por una familia gitana porque atropelló a una niña mientras maniobraba. La niña no murió. ¿recuerdas esta noticia? ¿Te extraña que tipos marginales abofeteen a quien toque a sus niños?. Pero fuera de la marginalidad esto no suele ocurrir. No mezclemos churras y merinas. Es el problema de presentar la parte por el todo o la estadística manipulada.

Beltrán:
En los centros de enseñanza hay constantemente conflictividad:
Baja:malos modales,malas contestaciones.(muy frecuente).Ejercida por muchos alumnos y algunos profes.
Media:insultos,amenazas.(menos frecuente).Algunos alumnos y algún profesor.

La alta es más esporádica:agresiones físicas.Algún alumno,alguna familia y algún profesor(menos éstos últimos,con los tiempos que corren)

Por una vez vamos a coincidir:muchos de los problemas actuales los tenemos(además de por la sociedad y familias actuales) por el empeño de la izquierda política oficial en tener juntos a alumnos que rechazan la vía de estudios normal con los que la toleran.
Los objetores devuelven el menú contra sus compañeros o contra los profes y el centro.
Lo del mismo menú para todos no funciona en la práctica;sólo funciona en la cabeza e ideología de la izquierda que lo postulaba en la Logse y ahora en la LOE.

Teresa y los 250 firmantes más, en su artículo señalan "la falta de normas claras en la política educativa", como otra causa de su perplejidad.
Las puntualizaciones de "Puturrudefuá y RM", son claras y acertadas, por más que Ramón Torrado, intente silenciarnos.
En la carta se admite, que la escuela está en crisis y se hacen bastantes afirmaciones con las que es difícil estar en desacuerdo, motivo por el cual, ha sido firmada por 250 profesores, lo que no significa, que los 250 firmantes, suscribieran integramente el texto porque lo de "incidentes nimios", en la prensa, nada de nada.
Hay agresiones físicas a profesores y alumnos que no salen a la luz pública, por temor a que los medios, los marquen, más aún.
Ahora bien, si a los responsables en política educativa, les jode que la cruda realidad aparezca en los medios, tomen nota de la misma, y eviten las condiciones que propician la violencia. Si siguen, negando la realidad, evidencian su ineptitud e irresponsabilidad, al maquillar, las cifras, datos, hechos...

Me ha venido a la mente este párrafo del artículo "¿Nueva Derecha?" insertado por Gregorio Sales en la conversacion "Inspección aprueba a...":

"Contra el pensamiento postmoderno, la ND (Nueva Derecha) escenifica una puesta en escena de valores sustantivos, fuertemente morales, en sociedades erosionadas en parte (y ésta es la paradoja) por la propia política desarrollada bajo sus criterios (el neoliberalismo). La ND genera así un curioso círculo virtuoso de autolegitimación."

Y, claro, en la educación resulta que también se da la paradoja que aquellos que más han hecho para erosionar la educación, son a la vez los más detractores de la misma.

Y también estos dos párrafos sobre la producción y construcción de la realidad:

"...apuestan sin vergüenza por una comunicación que calcula sus efectos en términos políticos, que decidida y descaradamente quiere producir realidad."

"...descubren la comunicación como arte de la performance (en una línea evolutiva de la vieja propaganda) y la retórica como herramienta de construcción de realidad."

En la educación esa misma Nueva Derecha es la que produce y construye una realidad para a partir de ella demandar un retroceso.

Andrés:
La realidad educativa actual no la ha producido la nueva derecha,sino la vieja izquierda oficial(PSOE ,IU).Ellos inventaron la LOGSE y ellos continúan con la LOE con los mismos postulados teóricos e ideólogicos,que son preciosos escritos,pero que en la práctica diaria de los centros hemos visto que no funcionan.
Algunos en los 90 nos creímos toda esa filosofía,pero la cruda realidad nos la ha echado abajo.por eso ahora no nos lo creemos con la LOE.
La izquierda oficial(PSOE) no invierte lo suficiente en educación pública,sigue beneficiando a la concertada y a la jerarquía eclesiástica.
Para ser de izquierdas no sólo hay que declararse así,sino comportarse como de izquierdas.
Mi tesis es que el PSOE representa en educación la derecha moderada o centro derecha.
La nueva derecha(representada por el PP)es lo del PSOE pero acentuado:más educación privada,más concertada y más educación católica en los centros y poca inversión en la escuela pública.

a.a.

A la administración y al PSOE le pasa lo mismo que a la administración norteamericana respecto a los medios,salvando las distancias,que quiere influir en los medios para que en sus guerras no aparezcan muertos,ni bajas,ni problemas,ni aspectos negativos.
A los socialistas les jode mucho que los medios hablen de violencia y conflictividad,o de datos sobre fracaso escolar.
Su realidad teórica es cojonuda y la realidad cotidiana viene a contraponerse con la teórica.Así que el problema lo resuelven ignorando la realidad cotidiana y refugiándose en la teórica.
La culpa,para ellos:la sociedad,los profesores,las familias,los medios de comunicación...
Ellos y sus leyes,nunca.¡Si son perfectas!
No hay peor ciego que el que no quiere ver.

Disculpen que interrumpa el hilo ideológico; pero quiero proponerles una cuestión polémica:

Los profesores nos quejamos -con razón- del lamentable nivel cultural y de la indisciplina y la pésima educación de muchos de nuestros alumnos.

Culpamos de ello -con razón- al sistema educativo, a los padres, a los medios de comunicación...

Sin embargo, se acerca la primera evaluación; y, pese a que el nivel de muchos de mis alumnos es lamentable -hasta el punto de apenas saber escribir correctamente en ¡bachillerato!-, pese a que -reconocido por ellos mismos y por sus padres- apenas estudian y NUNCA leen literatura o prensa, etc., MUCHOS DE ELLOS VAN A APROBAR CASI TODAS SUS ASIGNATURAS.

¿Soy el único profesor escandalizado por, entre otras cosas:

- La práctica de "pasar la mano" a los alumnos que no molestan en clase y "hacen los ejercicios" (¡como si fuera un mérito y no su obligación!), aunque su nivel de conocimientos sea ínfimo.

- La práctica de aumentar el número de aprobados ("por la cara") en un grupo, para maquillar unos resultados globales desastrosos.

- La costumbre de hacer "recuperaciones" y "recuperaciones de las recuperaciones", al final del trimestre -progresivamente menos exigentes-, hasta conseguir un número de aprobados aceptable.

- La confesión de muchos compañeros de que les "tiembla la mano" si resulta que tienen que suspender a muchos alumnos.

- El ridículo nivel de exigencia de la convocatoria extraordinaria (sea en junio o en septiembre), donde muchos profesores aprueban a poco que el alumno demuestre que "más o menos sabe de qué va la cosa".

- La presión de muchas directivas de los centros para que se apruebe "por cojones", si los resultados son desastrosos.

- Y, last but not least, la práctica de dar el título de la E.S.O. a analfabetos funcionales, con el pretexto de "quitárselos de enmedio" o por "conmiseración con el pobrecito que se queda sin título".?

¿Qué enseñamos a los alumnos con esto? Que, si esperan lo suficiente, entre la promoción obligatoria y la "ayudita de los profes" acabarán pasando los cursos y sacando su título de Secundaria aunque apenas sepan leer ni escribir.

Saben perfectamente que no es necesario estudiar durante el curso, porque han aprendido que se les dará todo tipo de oportunidades de última hora.

Tienen muy claro que CUANTO MÁS BAJO SEA SU NIVEL, MENOS SE LES EXIGIRÁ, porque -se lo he escuchado literalmente a un alumno- "los profesores no nos atrevemos a suspender a mansalva", por muy incompetentes y vagos que sean nuestros alumnos.

Muchos de estos alumnos, a los que se les regala el título, acaban cursando el Bachillerato. Este año me he encontrado con un grupo de Bachillerato de un nivel tan bajo y -por si fuera poco- una capacidad de trabajo tan escasa (más revoltosos, por otra parte, que un grupo de Primero de E.S.O.) que voy a suspender a TODA LA CLASE (casi 30 alumnos).

¿Cómo pueden llegar estos alumnos al Bachillerato? ¿Aprobarán, a pesar de todo, las demás asignaturas? ¿Pasarán a Segundo y a la Universidad? Tal como está la Selectividad, no lo duden...

¿Cómo podemos quejarnos de un sistema educativo -que detesto-, cuando ni siquiera nos atrevemos a suspender a un alumno manifiestamente incompetente?

No nos engañemos: es cierto que recibimos presiones desde todos los ámbitos y que las administraciones educativas nos tienen desprotegidos y se ponen de parte -casi invariablemente- de los quejumbrosos padres, con tal de no asumir el fracaso de su sistema educativo; pero LOS PROFESORES SOMOS LOS ÚNICOS RESPONSABLES DE APROBAR INJUSTIFICADAMENTE A NUESTROS ALUMNOS.

Mientras no asumamos esto, nuestras -fundadas- críticas al sistema educativo seguirán sonando a hipócrita cobardía.

Perplejo:
Te expongo mi experiencia.
En mi IES no aprobamos a los alumnos que no se esfuerzan un mínimo y consigan un mínimo de los objetivos,aunque se porten bien.
El buen o mal comportamiento puede matizar la nota,pero no determinarla.
-No solemos maquillar los resultados,ni nos presiona el equipo directivo.Tenemos autonomía total.
-Es verdad que algunos profes hacen recuperaciones con menos exigencia.Yo no,suelo hacer evaluación contínua.
En mi IES hay cursos que suspenden masivamente,otros medianamente y otros muy poco.Con el mismo profesorado.
En mi IES(sólo de ESO)dado el escaso éxito de Septiembre ,han decidido pasarla a Junio.Sólo recuperan una minoría pequeñísima.Los demás o no tienen capacidad en verano de recuperar tantas asignaturas o no lo intentan.

RM,

En ningún momento he sostenido que TODOS los profesores realicen esas prácticas venales.

Soy consciente de que hay centros que funcionan bien, de que hay alumnos brillantes y trabajadores, de que hay profesores que cumplen con su obligación y no se dejan presionar.

Hablo desde un punto de vista generalizador (que no totalizador); hay matices que, por razones obvias, no puedo realizar aquí.

Subrayo (porque creo que es importante y necesario) aspectos criticables de los profesores.

Le respondo:

"En mi IES no aprobamos a los alumnos que no se esfuerzan UN MÍNIMO y consigan UN MÍNIMO de los objetivos,aunque se porten bien." (las mayúsculas son mías).

Llámeme puntilloso; pero el lenguaje nos delata. No se trata de esforzarse un mínimo, sino -como "mínimo"- lo suficiente para superar los objetivos. Ni de conseguir un mínimo de los objetivos: sino todos los posibles. Piense que un alumno que alcanza la mitad de los objetivos (puntuado, normalmente, con suficiente) desconoce la mitad de la materia.

"El buen o mal comportamiento puede matizar la nota,pero no determinarla."

Asumo que, en su centro, nunca se aprueba a alumnos que obtienen -digamos- un 3,5 o un 4 en los exámenes (¡han aprendido sólo un tercio de los contenidos!); pero que se "comportan bien" y son "buena gente y simpáticos". No sabe la suerte que tiene: su centro es excepcional.

"-No solemos maquillar los resultados,ni nos presiona el equipo directivo.Tenemos autonomía total."

Evidentemente, ninguna directiva te "obliga", en plan mafioso, a aprobar a tus alumnos. Pero, ¿nunca ha escuchado "recomendaciones" de aprobar a determinados alumnos para, por ejemplo, "cuadrar" los grupos del próximo año? ¿Ni recriminaciones -más o menos sutiles- de excesiva "dureza" en la evaluación? Repito: es usted inmensamente afortunado.

"-Es verdad que algunos profes hacen recuperaciones con menos exigencia."

Una verdad como un templo. Basta charlar con los chavales, para que te expliquen la forma más fácil de aprobar realizando el mínimo esfuerzo: si aplicaran ese pensamiento estratégico a sus estudios...

(Hasta tal punto es una práctica generalizada que mis alumnos se sorprenden cuando me niego a poner recuperaciones e -incluso- a hacer "evaluación continua")

"En mi IES(sólo de ESO)dado el escaso éxito de Septiembre ,han decidido pasarla a Junio.Sólo recuperan una minoría pequeñísima.Los demás o no tienen capacidad en verano de recuperar tantas asignaturas o no lo intentan."

Cierto. Son pocos los aprobados en las convocatorias extraordinarias. Pero: ¿se puede decir que esos pocos que aprueban han adquirido los mismos conocimientos que aquellos que aprueban -con la misma nota- en la convocatoria ordinaria?

El caso es especialmente sangrante en 4º de E.S.O., donde se aprueba a los alumnos a mansalva.

¿Tampoco ha asistido a esos aprobados "a mogollón" de asignaturas pendientes de otros años y del mismo curso para que los alumnos titulen?

¿No ha visto a profesores que, a última hora, en plena evaluación, cambian su nota con un escueto: "venga, ponedle un 5". Le soy sincero: me sorprende su centro...

Si estos argumentos son el delirio de un profesor obcecado en mantener un nivel de exigencia excesivamente duro, ¿cómo explicamos, por poner dos ejemplos?:

- los estudios que alertan sobre el significativo número de analfabetos funcionales ¡TITULADOS EN LA E.S.O.! (no hablemos de los no titulados...)?

- la alarma de los profesores universitarios que alertan del escasísimo nivel de conocimientos de los alumnos que llegan a la Universidad. Y no sólo se trata de los tristemente célebres "cursos 0"; si yo le contara lo que he visto en Quinto curso de filología o en un doctorado de filosofía... y hechos en modo alguno anecdóticos.

Le propongo dos pruebas que he hecho en cuatro institutos:

- Pase una encuesta a padres y estudiantes en la que respondan (sinceramente) el tiempo semanal que dedican al estudio los alumnos. Compruebe luego sus notas al final de curso y advierta si hay algo que no cuadra.

- Charle un rato con los alumnos titulados en la E.S.O. y:

a) interrógueles por cualquier cuestión de "cultura general" que considere esencial para entender nuestra sociedad o nuestra cultura.

b) pídales que escriban una carta o un texto argumentativo coherentes y sin faltas de ortografía.

c) intente mantener una mínima conversación en inglés con ellos (idioma que han estudiado durante MÁS DE DIEZ AÑOS).

A ver cómo responde buena parte (¿la mayoría?) de los titulados...

Con esto pasa lo que decía el adagio popular: "entre todos la mataron y ella sola se murió".

Mis argumentos son inverosímiles y exagerados. Los profesores cumplimos estrictamente con nuestras obligaciones.

Y después acusamos a las consejerías de ocultar o manipular datos y de barrer bajo la alfombra...

Como usted dice en uno de sus comentarios: "no hay peor ciego que el que no quiere ver".

Un saludo cordial.

perplejo:

En mi IES,sólo de ESO, el índice de suspensos medio en las evaluaciones de Sociales,(al Departamento que pertenezco), está entre el 40% y el 70%, aproximadamente,según los grupos.
En Septiembre ,tras las recuperaciones, rondaba el 50% ,globalmente de media, en Sociales.
Es verdad que podríamos ser más exigentes,pero con lo que ahora somos ya realizamos una buena escabechina.Pienso que no regalamos el aprobado.
Si apretáramos más las tuercas la mortandad sería tremenda.
Aunque yo he tenido a veces algún curso en que he tenido que suspender casi un 85%.
Sólo imparto clases en 1º y 2º,por lo que no conozco bien el tema planteado para 4º y Titulación.
Es verdad que los profesores nos quejamos de los alumnos que recibimos:
Los de ESO no estamos contentos con lo que viene de Primaria,y lo mismo sucede en Bachillerato y en la Universidad.
Yo pienso que falla la estructura globalmente,pero que no se arreglaría aunque aumentara el tanto por ciento de suspensos.

Por si os interesa, el que escribió el Panfleto Antipedagógico vota socialista, o, al menos, así lo confiesa en el libro. Lo que no es ni mucho menos contradictorio. Una/o puede ser de izquierdas y no estar de acuerdo con la Logse. De hecho a una gran parte del profesorado que conozco le ocurre exactamente eso. Lo que pasa es que este es un país de dogmas, y de fascistas que aprovechan cualquier oportunidad para desgastar e intentar aniquilar al contrario, o lo que perciben como tal. De hecho existe un libro en catalán, de Pere Pena, que se llama "Els fills de la Reforma Educativa", que también critica la Logse y hace un estudio de sus orígenes y principios -los constructivistas, por ejemplo- y resulta que ya los encontramos en la anterior EGB. También se ve como un partido poco sospechoso de militancia de izquierdas sino todo lo contrario, el CIU, abrazó la reforma sin dudarlo ni un momento porque le va como anillo al dedo a la doctrina neoliberal y privatizadora que preconiza-puesto que la Logse constituye además una degradación importante de la escuela pública. Como son conservadores neoliberales pero no fascistas, enseguida lo vieron, mientras que los otros ni siquiera saben qué defienden.

RM,

Evidentemente, el problema no se soluciona SÓLO con una mayor exigencia por parte de los profesores.

Sin embargo, si hay que suspender a un 85% de los alumnos de una clase, se los suspende. Sin que "tiemble el pulso", como confiesan sentir muchos compañeros.

En algún momento hay que cortar por lo sano, antes de que todo se gangrene.

Hablando de experiencias personales: soy el profesor de mi instituto, con diferencia, que a más alumnos suspende en el primer trimestre.

Mis alumnos se quejan, los padres protestan, la directiva y los compañeros se incomodan. Tengo que aguantar esa presión. Pero mis alumnos acaban aprendiendo que, conmigo, hay que esforzarse para aprobar (y tampoco es que exija algo desproporcionado; sólo que comparativamente...).

En el segundo trimestre las notas mejoran; en el tercero, son sólo ligeramente inferiores a otras asignaturas "duras" (como inglés o matemáticas). Y, si no son iguales o mejores, es porque algunos alumnos, contando con aprobar con otros profesores menos exigentes, abandonan mi asignatura: "juegan" con la promoción con dos "cates". Otro de los perjuicios de los desniveles en los criterios de evaluación...

En resumen, que me estoy poniendo muy pesado: ¿cómo nos podemos alarmar ante suspensos masivos, si los propios estudiantes reconocen que apenas estudian?

Deberíamos alarmarnos por la ridícula formación que han adquirido tras titular en la E.S.O. Insisto: haga la prueba que le he recomendado. Descorazonador.

Un saludo cordial.

El Sr. Perplejo, nos recuerda con razón, que también los profesores, tenemos una parte importante de responsabilidad, en el cómo están las cosas en los Ies. Me recuerda por sus argumentaciones, a un excelente profesor de Ingles de mi Ies, radical en sus propuestas, y muy coherente en sus planteamientos, eso sí políticamente incorrecto..., que por supuesto goza de mis respetos y admiración.

(¿No os parecen divertidísimos los ejercicios espirituales que algunos tienen que hacer para saborear su rueda de molino?)

RM y Perplejo.
Desde hace mucho tiempo sé (intuición PROBADA sobradamente) que cada servicio, oficina y, para este caso, IES, tiene un carácter, podríamos decir. También sé que el carácter viene dado por el equipo directivo, los jefes. El carácter de los directivos es una fuerza poderosa para bien y para mal. Unos directivos trabajadores animan a trabajar unos golfos a golfear unos sinvergüenzas a sinvergonzonear, los inmorales te obligarán a renegar de tí mismo, etc. Olvidáos del PUEBLO ni nada que se le parezca. Suele ocurrir que los indios se acomodan o se van. Raro que un indio permanezca en un sitio QUE NO LE CORRESPONDA. Es decir, cuando uno puede elegir elige. Lo dice la sabiduría popular ...y ellos se juntan. De ahí que se suelan crear grupos humanos buenos y malos, morales e inmorales, bien preparados y chapuceros. Si uno tiene como se dice inquietudes suele buscar un lugar donde poder desarrollarlas y es una suerte dar con él. Por eso todos sabéis que hay buenos centros de enseñanza públicos y privados y tambien malos de ambos tipos. Os propongo que reflexionéis sobre esta cuestión y miréis a vuestros directivos (olvidando que son compañeros) desde esta óptica: cómo influyen sobre el colectivo. Si no os gusta o cambiáis de centro o terminaréis cambiando. Es muy duro ser DIFERENTE.
También podéis optar al cargo.

Para Helen:
Tienes toda la razón. Es más, creo que una persona de izquierdas, precísamente por serlo, debe luchar por una escuela pública de calidad, en la que los chicos de familias modestas que salgan de ella puedan competir en igualdad de condiciones con los de las familias pudientes que van a colegios de élite. La LOGSE, al degradar de tal modo la enseñanza, ha ampliado la brecha entre unos y otros. Pero a pesar de esta evidencia, hay algún que otro progre de opereta que frecuenta este blog que considera que los que criticamos esta situación somos cómplices de la derecha. Por lo visto, lo autenticamente de izquierdas es conseguir que en la escuela pública se aprenda muy poquito para que los profesionales más cualificados procedan de la privada.
Atentamente

Efectivamente,el PSOE y la LOGSE(ahora LOE)han conseguido lo contrario de lo que dicen querer conseguir.
Pretendían la escolarización hasta los 16:montones de alumnos abandonan en 2º y 3º de ESO.No aguantan el mismo menú para todos,diseñado en la teoría y en los despachos.
Pretendían disminuir el fracaso escolar:
Ha subido al doble del anterior.
Ha convertido a los centros de Secundaria para un grupo considerable de alumnos en guarderías donde simplemente"están",esperando día tras día cumplir 16 años o que los quiten sus familias antes de tiempo.Luego salen sin saber un mínimo, y sin ninguna formación profesional,pasarán a ser mano de obra superbarata en el mercado.
Las clases medias han huído para "salvar" a sus hijos a la concertada,que sigue financiada por la "izquierda" socialista.

Considero un permanente -y pernicioso- disparate la política de nuestras administraciones educativas. Estoy de acuerdo con casi todas las críticas que he leído aquí al respecto. Y considero también que ministerio y consejerías de educación son los principales responsables del desastroso estado de la educación en España.

Dicho esto: no he leído en ningún foro o blog sobre educación un sólo artículo o comentario -escrito por un profesor- cuestionando la responsabilidad de los docentes. Sí hay muchos ataques de profesores a maestros y viceversa; pero ¿críticas negativas al cuerpo al que uno pertenece?

Sorprende, por ello, que exijamos insistentemente a los políticos encargados de administrar el sistema educativo que reconozcan sus errores. ¿Cómo van a hacerlo políticos cuyo puesto depende de la opinión favorable de los votantes sobre su gestión cuando no lo hacemos funcionarios cuyo puesto de trabajo está garantizado?

Hay quien ve la paja en el ojo ajeno; pero no la viga en el propio. Los profesores tenemos tendencia a ver la viga en el ojo ajeno; pero no la paja en el propio.

Así nos va...

Y era yo el que hablaba de ideologías. Sin embargo en vuestros discursos se repite machaconamente:

1. "...una persona de izquierdas...debe luchar por una escuela pública de calidad...". No por la escuela (sustantivo) sino por la escuela pública (sustantivo+adjetivo). Para tí está claro que es una lucha ideológica, no lo puedes ocultar R.M.C.

2. "...chicos de familias modestas...puedan competir en igualdad de condiciones ...". No los niños (sustantivo) sino los niños pobres (sustantivo+adjetivo). No interesa la humanidad sino MI GRUPO. Luego hablamos de la derecha como egoista.

3. "...la concertada,que sigue financiada por la "izquierda" socialista..." No sabía que la izquierda pagara la enseñanza concertada; quién? el PSOE, IU?. Yo creía que se pagaba con los impuestos de los ciudadanos, sin preguntar si eres de izquierda o derecha. Igualito que la pública. Demagogía barata RM.

4. "...Una/o puede ser de izquierdas y no estar de acuerdo con la Logse..." No se debe tropezar dos veces con la misma piedra (izquierda=logse)Helen.

5. "...un país de dogmas, y de fascistas..." Sin comentarios. Por no ofender.

6. "...la reforma (la logse, se entiende)...le va como anillo al dedo a la doctrina neoliberal..." Todo los malo siempre será de derecha (neoliberal es como... una derecha malísima, te lo juro por snoopy). Todavía no te has enterado de quién hizo la ley? y bajo que presupuestos ideológicos?. La ignorancia nunca se rinde.

7. "...para que los profesionales más cualificados procedan de la privada..." Porque, como todos sabemos, cuando los profesionales más cualificados proceden de la pública es mejor. En base a qué argumento? Solo interpretándolo según la ideología de la izquierda se entendería. R.M.C.

Y LUEGO ME ACUSAN DE PONER SIEMPRE EL TEMA IDEOLÓGICO SOBRE EL TAPETE.

Manda huevos.

Perplejo:
Yo no he inventado esto de ser funcionario.Parece que tenenmos que sentirnos culpables por ser funcionarios.
En Andalucía hay miles de interinos que no tienen garantizado el puesto de por vida y tienen los mismos problemas que los funcionarios.Y un comportamiento parecido en los centros.
Hay un sector del profesorado que también puede ser culpable de lo que pasa por:dejadez,anquilosamiento,metodologías inapropiadas,pasotismo,poco trabajador,absentismo...
Pero es a la administración a la que le corresponde establecer los mecanismos correspondientes de control y no los establece,supongo que por motivos electorales para no enfrentarse a los sindicatos de funcionarios.

Beltrán:
Me reitero en lo dicho:
A la izquierda le corresponde defender la escuela pública.Pero no lo hace.
No le corresponde defender la escuela en general.
La privada se defiende ella misma,con la pasta de las familias adineradas clientes.
La izquierda oficial,no debería hacer lo mismo que hace la derecha,aunque lo hace igual en la práctica,el subvencionar a la escuela concertada.
Y no debe hacerlo no porque la concertada sea mala, sino porque es una escuela que selecciona a los alumnos(barrios céntricos,clases medias mas adineradas,pocos alumnos problemáticos,pocos emigrantes...)
Y porque no existe la posibilidad de elegir a todos la pública o la concertada.Sólo se monta donde hay negocio.
Me gustaría que los colegios religiosos los pusieran en barrios suburbiales,para redimir a los pobres.O en pueblecillos perdidos de la sierras.
Por ejemplo ,en el pueblo donde yo trabajo hay dos tipos de centros:
Privada pura,para los de pasta.
Pública:para el resto.
¿Dónde está la libertad de esos padres para elegir la concertada?.Lo mismo sucede en los barrios de mi ciudad,sólo hay pública.La concertada en mi ciudad está en los cascos céntricos.Se entra por proximidad o por tener hermanos.Hay un filtro social encubierto.
Hay concertadas a las que el gobierno les paga por coger emeigrantes.A mi IES no le pagan por ello,es obligatorio y punto.
La derecha hace lo mismo que el PSOE,pero más descaradamente:menos control para los conciertos,más pasta para ellos(con el cuento de la libertad de enseñanza),más religión en los colegios(el PP se apunta a todas las manis de la Jerarquía).
Las autonomías del PSOE son un desastre en educación pública,pero las gobernadas por el PP,son igual o peor.
Los dos principales partidos oficiales pasan de la escuela pública.No pasan de la concertada.Muchos de sus hijos van a la concertada y a la privada.
Las familias prefieren a la concertada,no porque sea mejor que la pública,sino porque sus hijos no tienen que estar juntos con algunos grupos que tenemos en la pública,están con compañeros seleccionados.Hay menos malos ejemplos,más ambiente de estudio,más educación,más interés de las familias,menos conflictos.

Cuando un hermano mío quiso tener electricidad en la casa que construyó en mitad del campo tuvo que pagar 130,000 pts. de las del año 1980 para que que tendieran los postes del alumbrado, no las 7.000 que valía una alta del contrato de luz en la ciudad. No tenía menos derecho a la electricidad, pero su caso no era normal y tenía que pagar por ello. Hay posibilidad de elegir donde hay. Si yo quiero vivir en una pueblo alejado los servicios disponibles son los que son. Como yo digo: el Museo del Prado está en Madrid, no por ello tengo yo menos derechos que un madrileño al arte. Si me voy a vivir a un pueblo remoto no podré reclamar el derecho a tener un teatro de operra porque me guste, tendré lo que tendré. Pero eso ni añade ni quita derechos, es la REALIDAD CRUEL que la izquierda no acepta: la Sagrada Familia está en Barcelona, el Louvre en París, el Coliseo en Roma, el Hermitage en San Petersburgo, y en mi pueblo nada. Y eso no que quita derechos.

Fácil.

RM,

"Yo no he inventado esto de ser funcionario.Parece que tenenmos que sentirnos culpables por ser funcionarios."

En absoluto. Jamás he dicho tal cosa.

"En Andalucía hay miles de interinos que no tienen garantizado el puesto de por vida y tienen los mismos problemas que los funcionarios.Y un comportamiento parecido en los centros."

Cierto. Aunque no entiendo qué tiene que ver todo esto con mi comentario.

"Hay un sector del profesorado que también puede ser culpable de lo que pasa por:dejadez,anquilosamiento,metodologías inapropiadas,pasotismo,poco trabajador,absentismo...
Pero es a la administración a la que le corresponde establecer los mecanismos correspondientes de control y no los establece,supongo que por motivos electorales para no enfrentarse a los sindicatos de funcionarios."

Completamente de acuerdo con usted. Son las administraciones las que deben velar por que los funcionarios cumplamos con nuestras obligaciones.

Y con su comentario introduzco un tema aun más polémico que el anterior. En muchos casos LOS PROFESORES NO SÓLO SOMOS PARTE RESPONSABLE EN EL FRACASO EDUCATIVO, SINO TAMBIÉN CÓMPLICES DE LAS ADMINISTRACIONES EDUCATIVAS QUE CRITICAMOS.

Y me explico: hay una suerte de "acuerdo tácito" entre administración y profesores.

La primera se olvida de controlar y exigir escrupulosamente -o sólo lo hace de cara a la galería- cuestiones como la asistencia, la elaboración de programaciones adecuadas, etc. a cambio de que los profesores no respondamos consecuentemente al desastre que ha supuesto el sistema educativo, suspendiendo a mansalva.

Algo así como: "yo te apruebo a un mínimo de alumnos a cambio de que tú me dejes ir a mi aire".

Pedimos controles de calidad en muchísimos aspectos (¡comprensiblemente!); pero ¿un control de calidad a los profesores? (ja).

Al final, pasa lo de siempre: en muchísimos centros, diez profesores voluntariosos compensan el sesteo de los otros cuarenta.

Y, con esto, introduzco una última reflexión: ¿no le sorprende que, en un ambiente tan crítico, los sindicatos oficialistas, CCOO y FETE, hayan aumentado su número de respresentantes en las últimas elecciones?

¿La mayoría de los profesores descontentos con la administración y el sistema educativo? Hipocresía, hipocresía, hipocresía...

Un saludo cordial.

La LOCE establecía un sistema de control de la calidad de la enseñanza: la prueba de fin de 2ª de ESO sin validez académica.
La idea era simple pero eficaz. Un tribunal externo al centro examina a los alumnos, teniendo en cuenta las correcciones oportunas por la procedencia social de los niños se podían comprobar si los resultados correspondían con lo previsible.
Esta prueba no era para evaluar a los niños sino A LOS PROFESORES y al centro.
Ejemplo: en un centro de clases medias se daría un resultado típico de campana; si las notas de los niños se alejaban significativamente de la campana habría que estudiar porqué; si las calificaciones reales no correspondían a la campana también: para premiar si son buenas y además coinciden con la prueba externa o para castigar si se aleja.
Pero el colectivo de profesores no vió con buenos ojos esto. ¿Porqué será?.
Pero un sistema de quinquenios, sexenios y otras chorradas sí lo exigieron: porque se cobra, no por resultados, sino por cursillitos, que además de inflar la cartera del quinquenista infla la cartera de los impartientes, sindicatos y todo tipo de chupópteros varios del presupuesto público.
Abolición de sindicatos YA.

Perplejo:
En mi IES nunca hemos sufrido presiones ni por parte del equipo directivo,ni de la inspección para aprobar a un nº determinado de alumnos.
Hay profesores más duros,medianamente duros y otros más blandos.
Hay cursos con un elevado nº de aprobados y otros de suspensos.
Cada profesor tiene autonomía ,sin presiones.
Puede que con otros e. directivos o inspectores distintos,no sea así.
Pienso que habría que controlar la calidad del profesorado.
Aunque veo difícil llegar a un consenso sobre cómo.
Si nos fijamos en los resultados:
Pongo varios ejemplos:
Un profesor suspende mucho.Podríamos decir que es muy bueno porque exige o que es muy malo porque no consigue buenos resultados.
Un profesor aprueba mucho:¿es muy blando y regala las notas o ha conseguido motivar y que trabajen sus alumnos?
Yo mismo he tenido 3 grupos.Mismo método,mismo libro,mismo profesor;en uno resultados muy buenos,en otro regular y en el tercero ,catastróficos.
Si nos fijamos en las metodologías:¿qué profesor es mejor el tradicional o el innovador?Según el que evalúe.

Los sindicatos oficialistas,CCOO principalmente,pienso que ha crecido a base del voto de Primaria.
En Andalucía,un nuevo sindicato de Secundaria(APIA)ha conseguido crecer enormemente sin apenas presupuesto y siendo desconocida.Es antiLOE y antiadministración.
En Primaria están relativamente bien:pocos conflictos,jornada continuada.La cosa es llevadera.
Secundaria es otro mundo.Dudo que aquí el profesorado haya votado mayoritariamente a CCOO.
Además ,los grandes sindicatos son grandes máquinas electorales,como los partidos.
Sin embargo en Andalucía se ha abstenido casi la mitad del profesorado,lo cual demuestra un descontento y desconfianza importantes hacia todos los sindicatos.

Hay un grupo pequeño de profesores contentos con lo actual,otro grupo pequeño muy descontento y un tercer grupo, medianamente descontento pero que no se complican la vida.

Beltrán:
Ya hemos hablado otras veces del tema de la concertada y nunca llegaremos a un acuerdo.

Tu interpretas el derecho, como pago por parte del estado.
Yo respeto el derecho a elegir,pero no debe pagarlo el estado.Y menos teniendo la escuela pública las deficiencias económicas que tenemos.

Prueba externa:
No estás bien informado.
La LOE contempla esas pruebas y en Andalucía,la LEA también.
En Andalucía se ha realizado la prueba externa el pasado mes de Octubre.
Y resulta que ha sido al revés de lo que dices.
Mi claustro la ha criticado por blanda ,ridícula y poco exigente.
La ha programado la Consejería con "expertos" desde Sevilla.Los profesores no hemos pintado nada.Sólo corregirla y con los criterio milimétricos dados por ella.
Han salido unos resultados positivos inflados artificialmente ,a propósito ,que no coinciden con la realidad.Se lo han puesto a los niños muy fácil(muchísimo menos que lo que pedimos nosotros)para ahora decir,como van diciendo en TV y Parlamento,que la educación en Andalucía funciona y que ésto es un ejemplo para España.Puro cuento teatral y electoralismo.

Tendría que evaluarse por alguien neutral,ajeno al profesorado,pero ajeno a la Administración también.

Sindicatos:
No hay que abolirlos.Dónde están abolidos la cosa va peor que en España.
Hay que castigarlos negándoles el voto o premiándolos según sus comportamientos.
Nada de votos clientelistas.

Lo de cobrar por resultados:
Si me pones a mí a trabajar en un IES de barrio suburbial,me tienes que quitar el sueldo.
Si trabajo en un IES concertado,de los céntricos,de buen barrio,me duplicas el sueldo.
En el mío actual:se me queda cómo está.
Por resultados académicos no se puede cobrar.
No es lo mismo un barrio gitano,por ejemplo,que una urbanización de lujo.Los niños no son iguales y no obtienen los mismos resultados,aunque tengan el mismo profesor.
Yo he tenido en mi IES actual los cursos con menos suspensos de mi historia(10%)y otros grupos los de más suspensos de mi historia(85%).
En los resultados influyen muchos factores,no sólo el profesor.

Beltrán, es urgentísimo que reciba alguna clase de ortografía...Ya,ya... que le conste que no es, de ninguna manera, tomar el rábano por las hojas...No le van a creer cuando hable de las bondades de la escuela privada si en sus, supongo, muchísimos años de alumno, no ha sido capaz de asimilar (¿o quizá de enseñarle?) Asuntos tan sencillos como:
¿Por qué...? Porque, el porqué...O que los monosílabos no llevan tilde, sólo diacrítica cuando diferencian significados.
De nada, es gratis...Apuesto por la enseñanza pública y laica.
Ahora...Puede continuar.

RM,

"En mi IES nunca hemos sufrido presiones ni por parte del equipo directivo,ni de la inspección para aprobar a un nº determinado de alumnos."

Veo que insiste en esto. En su IES, no. En otros muchos, sí. Es afortunado. Por esta vía poco vamos a adelantar. Además, sólo es un tema tangencial al que propongo que es el de la responsabilidad de LOS PROFESORES. Así que veamos sus argumentos.

"Hay profesores más duros,medianamente duros y otros más blandos.
Hay cursos con un elevado nº de aprobados y otros de suspensos."

Obvio.

"Cada profesor tiene autonomía ,sin presiones.
Puede que con otros e. directivos o inspectores distintos,no sea así."

Así es.

"Pienso que habría que controlar la calidad del profesorado."

Completamente de acuerdo. Y también controlar la calidad de los equipos directivos, de los equipos de inspección, etc.

"Aunque veo difícil llegar a un consenso sobre cómo."

Que conseguir un acuerdo sea complicado no implica que haya que olvidar la cuestión. Es urgente que se vele por ganantizar la profesionalidad de los docentes. Es sintomático que del celebrado sistema educativo finlandés recordemos la dotación presupuestaria, la "ratio", etc. (exigencias que comparto); pero que "olvidemos" que el método de selección del profesorado en este sistema es infinitamente más exigente con los futuros profesores (no somos tontos, no).

"Si nos fijamos en los resultados:
Pongo varios ejemplos:
Un profesor suspende mucho.Podríamos decir que es muy bueno porque exige o que es muy malo porque no consigue buenos resultados."

Mire: plantea la cuestión de forma errónea. Voy a intentar aclararle mi punto de vista. Si un profesor suspende mucho PORQUE SUS ALUMNOS NO ESTUDIAN es, en este sentido, un buen profesor.(¿Se ha preocupado alguna vez por hacer un estudio serio sobre el tiempo que sus alumnos dedican a estudiar en casa? Yo sí; en varios centros de diferentes perfiles: en general, apenas hay alumnos que ESTUDIEN -no hablo de hacer las tareas- todos los días).

Inversamente: si un profesor suspende mucho, aunque sus alumnos estudien mucho, es un mal profesor. O bien no explica adecuadamente, o bien no se ha percatado de que es necesaria una adaptación curricular (en la E.S.O., claro; el alumno que no tenga capacidad para cursar el bachillerato es el responsable por no haber elegido adecuadamente).

"Un profesor aprueba mucho:¿es muy blando y regala las notas o ha conseguido motivar y que trabajen sus alumnos?"

Más de los mismo. SI APRUEBA PORQUE LOS ALUMNOS TRABAJAN y demuestran haber aprendido, es bueno. Si aprueba sin que los alumnos trabajen ni aprendan, es malo.

"Yo mismo he tenido 3 grupos.Mismo método,mismo libro,mismo profesor;en uno resultados muy buenos,en otro regular y en el tercero ,catastróficos."

Eso es porque sus alumnos eran distintos. Unos, probablemente, eran más estudiosos, trabajadores o inteligentes. Otros, menos. Y los últimos, nada.

"Si nos fijamos en las metodologías:¿qué profesor es mejor el tradicional o el innovador?Según el que evalúe."

Cierto. Es difícil ser absolutamente "objetivo" en estas cuestiones. Algo es evidente: si aprueba sin que sus alumnos trabajen y estudien es malo (práctica alarmantemente frecuente).

La cuestión no es ser "tradional" o "innovador" -dicho sea de paso: a saber qué entendemos cada uno por tales cosas-: sino ser buen profesor (innovador o tradicional); para ello debe existir un sistema de selección del profesorado verdaderamente exigente que garantice (en la medida de lo posible) que no se paseen por los institutos algunos "elementos" que, supongo, no le serán desconocidos. ¿O también piensa que el sistema de selección del profesorado en España es el adecuado?

Insisto en lo que ya le he dicho en otras ocasiones. Que los profesores aprobamos sin que los alumnos lo merezcan (no hablo de usted ni de su centro) es inobjetable.

Si no fuera así, no habría analfabetos funcionales con su título de la E.S.O., ni "cursos 0" en las universidades, etc.

Pasemos al otro tema.

"Los sindicatos oficialistas,CCOO principalmente,pienso que ha crecido a base del voto de Primaria."

Eso habría que demostrarlo con datos. Sea como sea (yo tampoco dispongo de esos datos), si el profesorado de secundaria está tan descontento con el sistema educativo actual: ¿por qué no vota en masa a sindicatos y asociaciones contrarios a ese sistema? Cierto que el voto de los maestros es "pro-LOGSE" en su mayoría; pero hay suficientes profesores de secundaria como para "compensar", en mucha mayor medida, el éxito de los sindicatos "oficialistas".

"En Andalucía,un nuevo sindicato de Secundaria(APIA)ha conseguido crecer enormemente sin apenas presupuesto y siendo desconocida.Es antiLOE y antiadministración."

Lo sé: soy afiliado.

"En Primaria están relativamente bien:pocos conflictos,jornada continuada.La cosa es llevadera.
Secundaria es otro mundo.Dudo que aquí el profesorado haya votado mayoritariamente a CCOO."

Puede que no. No lo sé. Tampoco a otros como la APIA, por seguir con su ejemplo.

"Además ,los grandes sindicatos son grandes máquinas electorales,como los partidos.
Sin embargo en Andalucía se ha abstenido casi la mitad del profesorado,lo cual demuestra un descontento y desconfianza importantes hacia todos los sindicatos."

Sólo estoy de acuerdo en parte. Cierto, hay un sector descontento y desconfiado con todos los sindicatos y asociaciones. Pero hay un número mucho mayor de "pasotas". Pensar que el no votar es un "castigo" a los sindicatos es hacer trampa. Yo me creería ese "castigo" y esa crítica si hubiera un alto porcentaje de voto en blanco.

"Hay un grupo pequeño de profesores contentos con lo actual,otro grupo pequeño muy descontento y un tercer grupo, medianamente descontento pero que no se complican la vida."

Exactamente; pero yo añadiría: "y este tercer grupo es muy numeroso". Y aun añadiría más: hay un cuarto grupo (también muy numeroso) de profesores que, supuestamente, son críticos con el sistema; pero, realmente, son cómplices de él. Su filosofía (quizá no reconocida ni por ellos mismos)es, simplificando: "A mí que la inspección me deje en paz. Yo apruebo a un tanto por ciento asumible por la consejería; pero que no me busquen las cosquillas, que no me obliquen a cumplir las PAO, ni a venir por la tarde, ni a trabajar demasiado".

Pero claro, hay que tener valor para enfrentarse a una administración y a unos padres que sólo quieren aprobados y a tantos alumnos indisciplinados que están acostumbrados a aprobar, estudiando casi nada. Es más cómodo y menos comprometido bajar la cerviz.

Una última vez: el actual sistema educativo me parece detestable. Hay profesores que son grandísimos profesionales. Hay alumnos magníficos. Pero hasta que no asumamos nuestra parte de responsabilidad en la pésimo nivel educativo del país, poco autoridad tendremos para señalar a los demás responsables.

Un saludo cordial.

Con la autoridad de quién está día a día, en el aula, consiguiendo a veces, discretamente, lejos de la excelencia, sacar lo mejor de mis alumnos, sobreviviendo que no es poco, tal y como está el patio en los Ies, me permito humildemente proponer alguna medida, que no siendo costosa económicamente, pudiera mejorar algo las cosas.
1. No limitar por ley, el nº de repeticiones en E. obligatoria.
2. Fijar contenidos mínimos básicos obligatorios para todos los alumnos, en
cada ciclo de primaria, para que superados éstos, fuesen garantía de continuidad en el curso siguiente.
3. Obligación de superar prueba o examen, al final de cada ciclo en primaria y prueba de acceso al Instituto, al final de etapa, donde el alumno, demuestre que ha adquirido las destrezas básicas instrumentales, de lecto-escritura comprensiva, operaciones de cálculo elementales...
Con estas pequeñas medidas se conseguirían al menos dos cosas:
1. El alumno no aprendería que haga lo que haga da igual, va a pasar de curso...,
2. El alumno aprendería que tiene más ventajas estudiando que llamando la atención, o pasando...
Fácil verdad, ¿porqué no se hace..?

Mª Dolores
Escribir al voleo da lugar a faltas si no se repasa el escrito, cuestión de dactilografía. Discrepo en lo de las tildes y los porqués. El español admite diferentes grafías y algunas normas son simples recomendaciones, admitiendo dos versiones. Las reglas de tildación de porqué-porque son tan simples que su misma pronunciación ya dice cuándo (con tilde) llevan tilde. En cualquier caso es cuestión de claridad, las reglas son para clarificar y yo las uso para ese objetivo. Yo, por ejemplo, continúo fiel a no tildar las palabras escritas en mayúsculas. Pero, vamos, si quieres me suspendes, y además me bajas la nota por revoltoso.

RM
Si la prueba no se adecua a lo previsible es engañosa. Si era demasiado blanda tenía un objetivo claro: la enseñanza va de p. madre, los socialistas somos cojonudos en educación. Precisamente planteo que las pruebas deben ser:
1. Externas (incluso los evaluadores)
2. Los contenidos adecuados a lo previsto en el currículo (no simplonas)
3. Contar con correctores socioculturales (difícil pero factible); unos resultados mediocres en colegios marginales pueden tener una lectura positiva.
Estos requisitos parece que, según cuentas, no se han dado en esas pruebas.

Perplejo va afinando un poco el problema de la complejidad de las interpretaciones. Efectivamente, la tan cacareada evaluación continua y adaptación curricular parece que solo sirve para rellenar informes y no para aplicarla. La evalucación continua se refiere, ante todo, al proceso mediante el cual se estudia y reflexiona sobre la actividad docente (la real, la de tu clase) para ir adaptándola a la realidad de un grupo, centro, tiempo, concreto. No se puede dar el mismo plato a alumnos diferentes, sería injusto. Lo que se debe pretender es que cada alumno aprenda hasta donde pueda. Otra cosa es que las calificaciones reflejen fielmente ese HASTA DONDE han llegado.

Las pruebas en Andalucía,han sido externas a los centros, pero no externas a la Consejería.
Los que las han diseñado han sido "expertos" designados por la Consejería.
Los contenidos no se han adecuado a los ofiales que damos,sino que han sido facilones(instrumentales,de la vida cotidiana,muchos se contestaban por intuición geberal) para que saquen buenas puntuaciones.
Las han aplicado y corregido los profesores de cada centro ,para que no le cueste dinero extra a la Consejería.

Parece que el tema de la responsabilidad pedagógicade los docentes y el de su aquiescencia política con el sistema educativo interesa poco. La autocrítica no es fácil. Dejémoslo ahí, pues.

juan,

Propone usted medidas tan sensatas y evidentes que clama al cielo que no se pongan en práctica. Pero, ay, qué rapapolvo serían esas pruebas para profesores "blanditos" y para el sistema educativo que los fomenta y ampara.

"1. No limitar por ley, el nº de repeticiones en E. obligatoria."

HASTA LOS PADRES (sensatos) claman por esta medida.

"2. Fijar contenidos mínimos básicos obligatorios para todos los alumnos, en
cada ciclo de primaria, para que superados éstos, fuesen garantía de continuidad en el curso siguiente."

Sobre el papel, existen; pero, claro, son los profesores los que evalúan. Y ya se sabe que, si no hay un control externo que garantice que los docentes hemos logrado que nuestros alumnos han superado lo exigido...

Más aun: cuando hay pruebas externas; como las últimas "Pruebas de diagnóstico" (hablo de Andalucía), repito lo dicho por RM -en esto estamos de acuerdo- ocurre que: "Los contenidos no se han adecuado a los oficales que damos,sino que han sido facilones (instrumentales, de la vida cotidiana, muchos se contestaban por intuición general) para que saquen buenas puntuaciones". Y añado que se trata de pruebas secretas y evaluadas finalmente por un arcano programa informático del que nada sabemos los docentes. Además, no se hacen públicos los resultados por centro. Un maquillaje de auténtica vergüenza.

No hablemos ya de la Selectividad, que se supera ¡con un 4! y cuyo nivel de exigencia es de auténtica risa. Así están las facultades (sobre todo las de letras)...

"3. Obligación de superar prueba o examen, al final de cada ciclo en primaria y prueba de acceso al Instituto, al final de etapa, donde el alumno, demuestre que ha adquirido las destrezas básicas instrumentales, de lecto-escritura comprensiva, operaciones de cálculo elementales..."

Medida sensatísima. Pero, ¿sabe usted? Incluso en el caso de que se hiciera así: ¿se convertirían dichas pruebas en nuevos trámites para acabar aprobando a todo dios?

"Fácil verdad, ¿porqué no se hace..?"

Porque si se hiciera, y se hiciera bien, los profesores y, sobre todo, las administraciones educativas tendrían que reconocer que han fomentado la creación de una generación de semianalfabetos.

A ver quién tiene el valor de asumir eso, remangarse las camisa y ponerse a trabajar con seriedad y rigor.

Un saludo cordial.

Beltrán,

Matizo:

"La evalucación continua se refiere, ante todo, al proceso mediante el cual se estudia y reflexiona sobre la actividad docente (la real, la de tu clase) para ir adaptándola a la realidad de un grupo, centro, tiempo, concreto. No se puede dar el mismo plato a alumnos diferentes, sería injusto. Lo que se debe pretender es que cada alumno aprenda hasta donde pueda."

Esto debería ser aplicable a la E.S.O., que es la educación que un Estado tiene la OBLIGACIÓN de proporcionar a sus futuros ciudadanos. Lógicamente, no puedes exigir los mismo a un alumno con una deficiencia mental o una inteligencia justita que a un superdotado. Como bien dice, la obligación del profesor es intentar que cada uno progrese en la medida de sus posibilidades. Y evaluarlo respecto a esas posibilidades.

Pero eso es IMPOSIBLE en la práctica si no se aumenta sustancialmente el presupuesto educativo, si no se ofrece y no se exige (y no se retribuye en consecuencia a esa exigencia) a los docentes los medios adecuados para tan complicada tarea.

Intentar adaptar los contenidos a CADA UNO DE LOS ALUMNOS de un grupo de 31 alumnos de 12, 13 ó 14 años; unos brillantes, otros inmigrantes, otros medianitos, un deficiente psíquito o físico (que no puede, por ejemplo, ni manejar un bolígrafo) no es tarea de buenos profesores, sino de magos.

Eso por parte de la administración. Pero, además, uno no puede hacer bien su trabajo si los alumnos no se comprometen a hacer el suyo: que es estudiar.

Porque eso de la "adaptación" al alumno es un arma de doble filo. Hay muchos (muchísimos) alumnos que pasan por "incapaces", cuando su problema es que no han cogido un libro en su vida. Y los pusilánimes profesores, temerosos de traumatizar o enfrertarse al crío, o a los padres, o a inspección, acaban aprobándolo. Y si no lo aprueba, por vago, ya llega la "promoción automática" para "solucionar" el problema.

Uno no debe tratar a un alumno como incapaz de llegar a un nivel estándar, hasta que éste se haya esforzado y se demuestre que, efectivamente, no da más de sí. Entonces tiene sentido y es necesaria la adaptación.

Insisto en que esto debe suceder en la E.S.O., que es la educación obligatoria. El Bachillerato es otra cosa: aquí los alumnos eligen estudiar y prepararse -normalmente- para una carrera universitaria. Si un alumno "adaptado" en la E.S.O. decide estudiar el Bachillerato y no puede con él, ya es problema suyo. No del profesor, cuya obligación es formar rigurosamente a los bachilleres antes de su paso a la universidad.

Un saludo cordial.

Sr.Perplejo: En relación al punto 2, los contenidos que existen en el papel, son un referente, no obligan a nadie, de manera que cada centro, o profesor puede interpretar, de manera flexible, según su criterio, en su PCC.
Así, los legisladores educativos, pretenden vendernos la falaz idea de autonomía de centros, y cuando algún Ies amparándose en este concepto pretende dar una respuesta educativa a alumnos de 1º y 2º de eso, con un desfase curricular entre 2 y 6 años, resulta que no puede, en aras a una integración mal entendida. Hablan de segregar, quienes con sus leyes, ley de absentismo incluida, propician la exclusión, el abandono prematuro, expulsiones...
En lo demás, coincido con sus matizaciones, siendo más benevolente con el sector profesorado en general, ya que la excelencia que usted sugiere, está al alcance de muy pocos, porque sus niveles de autoexigencia, son muy difíciles para la mayoría.
Le reitero mi admiración y respeto.

Esta ley dice, que no necesitas estudiar para pasar de curso, así que los niños, que son muy listos, aprenden lo que más les interesa desde primaria, y cuando llegan a los Ies, se las saben todas,
¿para qué van a estudiar...?
Si llevo sin dar golpe, 6 o 7 años, y sé que lo peor que me puede pasar, es que repita una vez, pues a vivir que son dos días. Además el año, que repita, voy a dar menos golpe todavía, para que se enteren quién soy yo. Ya me lo tomaré de otra manera, para que me den el graduado, en un programa de esos de compensatoria, diversificación, que son más divertidos y menos rollo...
Solo una persona ha estudiado en la clase de 1º de eso, el éxamen de ciencias, que casi les había dado las preguntas. El resto, reconoció, que nada, nada, ni intentarlo...
¿Adaptación curricular individualizada...?
ACI: Aprueba Con Ignorancia.
MEDIDAS PROPUESTAS:
que cambien la ley, para que cuando el profesor diga al alumno, que ESTUDIE, este no piense que estás de broma...

Estoy de acuerdo con muchos de los planteamientos que hacéis unos y otros, incluso con la idea de que el profesorado tiene que asumir su parte de responsabilidad, pero creo que no se ha tratado uno fundamental que tiene que ver con la actitud que se maifiesta cada vez más en este colectivo (el pasotismo). Una enseñanza de calidad, con LOGSE o sin ella, progre o carca, de izquierdas o de derechas, no se puede hacer sin una financiación adecuada. Muchos de los propósitos de la LOGSE, que no es ni la panacea ni el demonio con cuernos, no han llegado a materializarse por la racanería de los sucesivos gobiernos (todos, nacionales y autonómicos), conviertiendo a España en uno de los países desarrollados con menor gasto por estudiante. Por mucho que quieras innovar, adaptar contenidos, atender a la diversidad, etc, si no tienes los espacios adecuados en el centro, resulta imposible. Si tienes que meter a 35 alumn@s en una misma clase porque no hay más en el instituto, ¿qué haces? Pues eso ocurre y no pocas veces. Y doy datos: en Andalucía, para hacer dos grupos de cualquier curso de secundaria, bastan 34 alumn@s (17 por clase, estupendo, cojonudo), pero para hacer tres, necesitas 67. Como te quedes en 66 tienes que innovar con 33 por aula. Como te quedes con uno o dos menos te reducen los grupos autorizados y consiguientemente la plantilla de profesores. Resultado: más alumn@s por clase con menos profesores para desdobles, optativas, aulas de apoyo, diversificación curricular... Alguien dijo que para enseñar sólo hacen falta una pizarra, una tiza y ganas. De acuerdo, pero para enseñar tal como pretende la LOGSE hace falta algo más: cada vez que aumenta el presupuesto de Educación, aumenta a la vez para la pública y para la concertada (ésta en un porcentaje mayor). ¿Por qué? ¿Para garantizar la "libertad de elección de centro escolar" y no le cueste tanto a ciert@s padres y madres? Pues entonces yo reivindico la "libertad de elección de centro de salud": si no me dan una habitación individual en un hospital de la Seguridad Social, que me la den en la Clínica Ruber, pero a cargo de los Presupuestos Generales del Estado.

La LOGSE y la LOE nos venden generalidades pedagógicas voluntaristas y poco o nada realistas.
La realidad ,luego, de esa aplicación,cuando hay que dar pasta,es otra muy distinta,no hay dinero para la pública.
Los gobiernos hacen su opción real,no teórica;subvencionan la educación religiosa,y la concertada,quitando dinero a la pública,con lo cual todo lo expuesto en la ley se convierte sólo en papeleo,filosofía y burocracia.
El problema es que los que sacan votos en el gobierno,pasan de lo que decimos los profesores y los sindicatos mayoritarios(especialmente CCOO)participan de esa farsa y colaboran vendiéndonos las bondades progresistas de la LOE y desmovilizando a los profesores.
Lo mismo hace CEAPA con los padres,con su línea prosocialista, los desmoviliza.CONCAPA y el PP aprovecha el follón y pide más pasta para la religión y la concertada
Con lo cual esto tiene difícil arreglo,siendo realistas.

JP,

"Estoy de acuerdo con muchos de los planteamientos que hacéis unos y otros, incluso con la idea de que el profesorado tiene que asumir su parte de responsabilidad, pero creo que no se ha tratado uno fundamental que tiene que ver con la actitud que se maifiesta cada vez más en este colectivo (el pasotismo). Una enseñanza de calidad, con LOGSE o sin ella, progre o carca, de izquierdas o de derechas, no se puede hacer sin una financiación adecuada."

Se ha tratado; en mi comentario anterior, escribí:

"... la obligación del profesor (en la E.S.O.) es intentar que cada uno progrese en la medida de sus posibilidades. Y evaluarlo respecto a esas posibilidades.

Pero eso es IMPOSIBLE en la práctica si no se aumenta sustancialmente el presupuesto educativo, si no se ofrece y no se exige (y no se retribuye en consecuencia a esa exigencia) a los docentes los medios adecuados para tan complicada tarea.

Intentar adaptar los contenidos a CADA UNO DE LOS ALUMNOS de un grupo de 31 alumnos de 12, 13 ó 14 años; unos brillantes, otros inmigrantes, otros medianitos, un deficiente psíquito o físico (que no puede, por ejemplo, ni manejar un bolígrafo) no es tarea de buenos profesores, sino de magos".

Evidentemente, la única manera seria de mejorar el sistema educativo público español es aumentar la dotación presupuestaria y fomentar "mediante leyes", como bien dice a.a.p., una enseñanza exigente PARA TODOS los que en ella intervienen: alumnos, profesores, directivos, inspectores, etc.

a.a.p.,

Le doy toda la razón: la desidia generalizada de los alumnos es un hecho irrefutable; el permisivo sistema educativo es el principal responsable; pero insisto en alertar sobre la connivencia de los propios profesores.

Si "Solo una persona ha estudiado en la clase de 1º de eso, el éxamen de ciencias, que casi les había dado las preguntas. El resto, reconoció, que nada, nada, ni intentarlo...", confío en que haya suspendido al resto.

Es más: le aconsejo que no baje jamás el nivel, hasta que sus alumnos hayan demostrado fehacientemente su esfuerzo y que "no llegan" a ese nivel. Recibirá presiones directas e indirectas (incluso de sus propios compañeros, a quienes dejará en evidencia su decisión de no doblegarse; pero, a la larga, se sentirá más satisfecho consigo mismo.

"que cambien la ley, para que cuando el profesor diga al alumno, que ESTUDIE, este no piense que estás de broma..."

Basta con que suspenda a los vagos para que sepan que usted no bromea. Cierto es que es difícil cuando todo el sistema "empuja", más o menos sutilmente, al aprobado. Pero la tranquilidad de no sentirse cómplice del sistema no se compra con nada. Ánimo.

RM,

"El problema es que los que sacan votos en el gobierno,pasan de lo que decimos los profesores y los sindicatos mayoritarios(especialmente CCOO)participan de esa farsa y colaboran vendiéndonos las bondades progresistas de la LOE y DESMOVILIZANDO A LOS PROFESORES.

Lo mismo hace CEAPA con los padres,con su línea prosocialista, LOS DESMOVILIZA."

No deja de sorprenderme su comentario. Sintomático de su tendencia a justificar al profesorado.

¿Cómo puede un sindicato "desmovilizar" a padres y profesores? No nos exima de nuestra responsabilidad, RM, que ya somos mayorcitos. Si un padre o un profesor no vota en unas elecciones contra la línea oficial es PORQUE NO LE DA LA REAL GANA.

Si padres y profesores estuvieran realmente interesados en cambiar el sistema lucharían para hacerlo. Cuando ni siquiera se preocupan de votar a sindicatos antioficialistas (o en blanco), ya me dirá. Complicidad absoluta con el sistema, por omisión.

Otro de los argumentos que me hacen sonreír (sardónicamente) es el supuesto "desconocimiento" de sindicatos antioficialistas (como la APIA); aparte de que -insisto- se puede votar en blanco, un profesor (y cualquier votante) TIENE EL DEBER MORAL de informarse de las opciones de voto que se le ofrecen.

Nos quejamos de la inmadurez y la falta de iniciativa de nuestros alumnos, cuando los profesores somos ejemplos manifiestos de ello...

Así, efectivamente (recojo su conclusión): "esto tiene difícil arreglo,siendo realistas". Amén.

Un saludo cordial.

perplejo:
La culpa de lo que pasa es múltiple:
-Familias:
No se movilizan para pedir mejoras en la educación pública.
-Sindicatos:
La mayoría muy poco exigentes y oficialistas.
-Profesorado:
No lo justifico.He dicho en otra ocasión que hay una minoría prosistema actual,otra minoría crítica antisistema actual y una inmensa mayoría que aunque tengan cierto descontento ,pasan,no prosionan,no votan,no se movilizan,no critican,no exigen,no se leen la propaganda de los sindicatos,no se informan de las distintas opciones.Les da casi todo un poco igual.No presionan a los sindicatos ,ni votan otras opciones más críticas.
Éste sector del profesorado tiene su gran parte de culpa.
Pero lo que digo también es que los sindicatos mayoritarios han desmovilizado a la parte crítica del profesorado con su:falta de crítica,falta de medidas de presión,falta de participación y consulta ...en los últimos años.
Es una relación de desmovilización en las dos direcciones:culpa de las cúpulas sindicales y culpa del profesorado de base.

RM,

Por supuesto que la culpa es múltiple: familia, directivas, sindicatos, administraciones (sobre todo, de éstas).

Pero creo que también es importante que los profesores seamos autocríticos. Y por una razón fundamental: estoy convencido que la mejor manera de persuadir es mediante el ejemplo.

Si los profesores no somos autocríticos: ¿con qué autoridad moral podemos exigírselo a los demás?

Un saludo cordial.

Y si las familias nos movilizamos para pedir una mejor educación pero no se comulga con con el TODO A CIEN(solo pública) malo.
La izquierda está más preocupada en acabar con el enemigo (privada, iglesia) que en mejorar la educación.

Perplejo.
Cuidado, con los porqué-por qué-porque que está Mª Dolores vigilando y te baja la nota.

Beltrán:
Las dos principales confederaciones de padres y madres son:
-CEAPA:
No se moviliza, pues está copada en sus cargos altos por socialistas y apoyan por tanto la LOE y las principales medidas del PSOE.Son seguidistas de la política educativa del mismo
-CONCAPA:
Detrás de ella :las familias católicas,la iglesia y el PP.Se movilizan mucho y son muy críticas,pero sus peticiones se resumen en dos:
1)más religión confesional(católica ,por supuesto) en la escuela.(le llaman formación integral de la persona)
2)más dinero público para los centros concertados y menos control de los mismos(le llaman libertad de enseñanza).
La CONCAPA defiende muy bién sus intereses económicos e ideológicos(de la concertada)para salvar a sus hijos de la pública.
La CEAPA ha abandonado a las familias de la escuela pública.
Algunos no queremos acabar ni con la privada ,ni con la Iglesia.
Queremos:
Privada,como está, autofinanciada.
Concertada a desaparecer progresivamente
y la Iglesia(la católica,la islámica y la judía) si quieren seguir con la educación religiosa,en la parroquia(mezquita o sinagoga) o en el centro por la tarde(fuera de horario lectivo y de currículo) y autofinanciadas.

Por supuesto que vigilo...Me encantan estos tan políticamente incorrectos que rompen con las normas de...ortografía.
Pues verá...Si pregunto, separado; si respondo, junto. Si voy más allá y quiero convertir mi opinión en sustancia, sustantivo...
¿Por qué no sé escribir correctamente? Porque me paso el día arreglando el mundo.
En cuanto a las tildes, mis alumnos, bastante vagos pero más listos que el hambre, entienden rápido cuando les explico, desde luego desde mi postura amoral y anticatólica, que no es lo mismo "Tener un lío con la secretaría" que "Tener un lío con la secretaria".
Estos son algunos de los porqués que sustancio para que usted, Beltrán, corresponda adecuadamente a los esfuerzos de su estupendo colegio privado. Ya sabe, el liberalismo brutal que arrecia..(Y si no a la calle)
Y, como siempre, gratis como esa enseñanza laica, pública y de calidad que añoramos.

Amigo Ricardo:
Sabía de tu Panfleto antipedagógico, pero no lo había leído. Tu artículo del País de hace tres semanas lo fotocopié con una nota que puse "Es muy deseable que lo leas con tus padres", y se lo di a todos mis alumnos de Ética de 4º y a los de 1º de Filosofía, y que me hicieran un comentario de no menos de 10 líneas. En los comentarios ha habido de todo; mas, una chica de 4º me hizo un comentario de 17 líneas extraordinario.
He leído de un tirón el libro. Sólo te puedo decir GRACIAS. Has plasmado magníficamente lo que tantos pensamos y lo no me harto de insistir en mi centro y de luchar por llevarlo a cabo desde hace tanto tiempo.
Nací en el 48 y llevo 35 en la docencia. Estoy en un colegio concertado de una orden religiosa. Soy de CCOO. NO te doy más datos. Con estos saca conclusiones.
Mañana, lunes 18, pondré en el tablón de anuncios de la sala de profesores en un folio con letras bien grandes que les recomiendo ENCARECIDAMENTE que se autoregalen en esta Navidades tu Panfleo antipedagógico y que se lo lean detenidamente.
Que pases buenas vacaciones. Nos las tenemos merecidas.
Un abrazo y de nuevo, GRACIAS.

Amigo Fermín:
Muchas gracias por tu intervención en este blog y por tus elogios. Estos son particularmente valiosas por proceder de alguien que se considera de izquierdas. Esto es así por dos razones: La primera, porque la LOGSE fue creada por un gobierno socialista, y criticar los errores de la izquierda es la actitud más honrada que podemos tener las personas de izquierdas. La segunda, porque hay muchas personas (alguna de ellas asidua de este blog) que piensan que criticar la reforma educativa socialista es propio de fachas y ultraliberales. Es difícil creer que todavía pueda haber progres tan despistados que piensen que deteriorar la enseñanza estatal es un avance, pero haberlos haylos.
Atentamente

Mª Dolores.
Tiene razón, tanto tiempo hace que terminé los estudios que se envicia uno y olvida las reglas. Una vez repasadas acepto la crítica del por qué (separado)interrogativo directo e indirecto. Lo de las tildes en monosílabos no explicas qué monosílabos: las casuística es grande y, en este caso, hay mucha "recomendación". Otra cosa son los errores no corregidos que aparecen en todo tipo de intervenciones redactadas al voleo.
Y como colofón: la libertad de infringir determidas reglas como emplear la interrogación final solo (vicio anglosajón que yo empleo como media interrogación, o interrogación débil), entremezclar interrogaciones y exclamaciones y otras artimañas del lenguaje escrito que uso libremente y sin intención de cambiar(y eso que estoy en contra de los emoticones que si no te ibas a enterar).
La educación y aprendizaje o reaprendizaje es para toda la vida.
No obstante, no creo que haya inducido a nadie a error con mis porqués varios.
Por cierto, y para terminar de arreglar el mundo, me gustaría que repasara todos los comentarios escritos en esta web y les comunicara a los profesores (sí, profesores) que han cometido tal o cual falta de ortografía. Creo que distinguiría muy bien si son progresistas o fachas a la hora de criticar. Porque, a falta de mejores ideas ha recurrido al ataque personal. Si se aplicara a corregir a sus colegas (de su centro) se llevaría desagradables sorpresas. Le puedo decir que algunos escritos de profesores del centro de mi hijo eran lamentables en cuanto a la expresión y algunos con faltas de ortografía garrafales. No por ello deduzco que su "ciencia" fuera lamentable. Fuera del departamento de lenguaje encuentras de todo, y dentro a muchos objetores. El mundo no es plano (socialista) sino curvo (diverso).
Las reglas son para entendernos y convivir y, por tanto mutables. En un pasado no muy lejano las reglas de acentuación de agudas-llanas eran exactamente al contrario que ahora. ¿Estaba mal escrito? ¿Deja de tener validez el pensamiento progresista expresado con faltas de ortografía? ¿Carece de derecho al voto el analfabeto? ¿Conoce el significado de la palabra errata?
Por cierto, ser de izquierda, laica y anticatólica no añade nada a tu ciencia.
Un saludo.

"Una evidencia, que sólo en apariencia es sorprendente y señala por sí sola la novedad de la Nueva Derecha, aunque sólo sea en términos sociológicos, es que la mayor parte de sus protagonistas declaran un manifiesto origen izquierdista. Son antiguos tripulantes de las experiencias políticas más extremas de la década de los 70: en este pull amplio de nombres, se reconocen muchos ex-maoístas de línea dura, ex-leninistas que en los viejos tiempos ejercían un purismo insufrible y libertarios con antiguas posiciones provocadores, además de un largo etcétera de otras apuestas radicales que llevaron a muchos a justificar el aventurismo armado o incluso a emprender en primera persona algunas de aquellas empresas, hoy tan decididamente “terroristas”.

Uno de los legados vivos de esta herencia es que su estilo de comunicación no es ajeno a algunas tradiciones izquierdistas. Aunque con una retórica exactamente opuesta a la de sus años de juventud, beben de la tradición publicística de la extrema izquierda. En oposición al formalismo informativo de los medios serios, de la distinción entre opinión e información, reinventan el lenguaje periodístico, apuestan sin vergüenza por una comunicación que calcula sus efectos en términos políticos, que decidida y descaradamente quiere producir realidad. A propósito de cada punto central de la agenda del país, despliegan una estrategia comunicativa que busca menos la “verdad”, con toda la parcialidad de la palabra, que aprovechar cualquier oportunidad de manera instrumental y populista para ampliar su influencia y generar una corriente de opinión favorable."

Andrés :
Mucha filosofía.
Algunos de los que participamos en el foro son de la antigua derecha,atros de la nueva derecha,otros de la antigua izquierda y otros de la nueva izquierda.
¿Y qué?
Lo que invalida una propuesta,opinión o valoración no es a qué grupo los asignes tú,o a qué grupo uno pertenezca,sino la racionalidad , viabilidad y eficacia de la propuesta en sí.
Los de derechas tienden a invalidar globlamente todo a la izquierda y viceversa.
Algunos ,como yo ,criticamos cosas de la derecha y de la izquierda y apoyamos ideas de ambos.
Por ponerte un ejemplo, yo estoy a favor de la escuela laica y en contra de la financiación de la concertada(izquierda real,no de la oficial)y a favor de rebajar la edad de los itinerarios preprofesionales(derecha).
¿Me das permiso para ser ecléctico?.
¿O tengo que asumir el ideario completo de la de derecha, o de la de izquierda,como si fuera un ideario de fé?

"En su intervención, el general Sanz Roldán aseguró que 'todos juntos, militares y civiles, debemos hacer progresar España' y subrayó que después de 'mucho tiempo filosofando' ya es el momento de hacer algo concreto,..."

Cuando ayer, domingo,volví del cine con mi pareja, me encontré con tu respuesta a mi comentario.Comentario que tenía varias erratas, ya que mi teclado no anda muy bien y tuve el despiste de no releer lo escrito. Disculpa y disculpen los posibles lectores.
Subscribo totalmente las dos apreciaciones tuyas. Considero de lo más simple no hacer autocrítica. Sí, me considero de izquierdas, y por eso me duele tanto este desaguisado en la enseñanza, porque está diseñado por unos gobiernos que deberían tener más sentido común en materia tan importante. Y los que piensen que criticar algo que se considera que está mal, en este caso un nefasto "producto" pedagógico procedente de gobiernos de izquierdas, es una actitud fascistoide, etc., creo que es ser totalmente acríticos y sin el mínimo sentido común.
A mis alumnos siempre les digo que soy "conservador" en cuanto a conservar el medio natural de esta hermosa Cantabria, conservador de nuestro patrimonio histórico-artístico, conservador de una serie de normas de convivencia y de la llamada urbanidad, mínimas al menos. En lo que no me considero conservador es en política. De lo demás hay muchas cosas que debemos conservar.
Mi padre era analfabeto, nunca fue a la escuela; mi madre leía y escribía muy bien, y apenas sabía las cuatro reglas, les tocó vivir en una zona, entonces muy apartada y con malas comunicaciones, en la zona de Liébana, estribacioones de los Picos de Europa; mas, ambos fueron las personas que más han influído en mi vida y en mi educación, ¿por qué?, porque tenían un enorme sentido común.

¿El sentido común es estático o dinámico?

Andrés:

Algunos aspectos reivindicativos concretos de mi filosofía educativa personal:

-Escuela laica.
-Que no exista la escuela concertada financiada con fondos públicos.
-Que el PSOE invierta el 6% del PIB en educación.
-Que se ocupen,con más medios, de los objetores escolares,que ahora están desatendidos.
-Que mejoren la convivencia.
-Que pongan profesores de refuerzo,educadores sociales,sicólogos especializados en reeducación de conductas problemáticas,aulas de convivencia para los problemáticos.
-Aula taller preprofesional para los objetores que "ahora" abandonan la ESO,sin titulación y conocimientos.
-Que bajen las ratios a 20 o 15.

Si eso,según tú, es de la nueva derechona,pues nada, me apuntas a ella.
Supongo que si esos puntos son de la nueva derechona los pedirá también el PP y los estará aplicando en sus autonomías.
Yo pensaba que eran ,muchas,
reivindicaciones tradicionales de la izquierda(de la real,no de la oficial que se ha olvidado de ellos por completo)

Dime si la izquierda oficial socialista asume esos puntos,no las filosofías y los cuentos que nos ponen en la LOE,o en la LEA,y que después ni ellos están dispuestos a financiar.

RM,

"Lo que invalida una propuesta,opinión o valoración no es a qué grupo los asignes tú, o a qué grupo uno pertenezca,sino la racionalidad, viabilidad y eficacia de la propuesta en sí".

Si esta humilde verdad se aceptara, nos quedaríamos sin una magnífica excusa para no pensar.

¡Con lo sencillo que es "invalidar" argumentos ajenos con una simple etiqueta (rojo, facha, progre, idealista, nostálgico...)!

Un saludo cordial.

Dicho sea de paso...

El error de base está en "pertenecer" a grupos.

Muy bonita la racionalidad al margen de las ideologías. Lo malo es que la misma racionalidad es imposible sin ideología. Los presupuestos aceptados a priori, sin demostración, son necesariamente ideológicos. El pez se muerde la cola.
Los fines de la educación se definen ideológicamente. De ellos los objetivos, las actividades, las metodologías. Los fines siempre van adjetivados. Vamos a dejardos de tonterías asépticas.
Todos partimos de unos presupuestos ideológicos. Por tanto hay que aceptar parte de la razón del contrario y hallar un sistema estable que, no contentando a todos, todos acepten.

Beltran:
Nadie habla de que no tengamos ideologías,sino que lo que no se puede es invalidar a priori una propuesta porque venga de la izquierda(lo que haces tú)o al revés,invalidar una que se asocie a la derecha(lo que hace Andrés.)
Hay que analizarla,ver si es aplicable,si es realista,si es eficaz en educación o si ha funcionado bien o mal en la práctica,no en la teoría de la ley.
Hay propuestas más ideológicas y otras menos.
Por ejemplo, cuando yo reivindico una escuela laica ,parto de presupuestos ideológicos distintos a los tuyos,que quieres una escuela con educación religiosa.
Las dos ideas son respetables,aunque opuestas.
Pero si yo te digo que no es razonable que un alumno de 1º de ESO tenga 11 asignaturas o 6 horas seguidas de clases,porque no es viable en la práctica,quizás podamos estar de acuerdo los dos.
No hay que atrincherarse en los bandos idelógicos como hacéis/hacen algunos.

Se puede ser globalmente de izquierdas,por poner un ejemplo, y criticar al Psoe y a la LOE.
O se puede ser de derechas y aceptar aspectos de la LOE.
Las cosas no son,a veces,blancas o negras,tienen matices y pueden ser con tonos grises.

Los presupuestos ideológicos dan lugar a significados conceptuales diferentes lo que imposibilita el entendimiento. Cuando hablamos de "derecho a la educación" entendemos cosas diferentes; cuando hablamos de "laico" o "aconfesional" entendemos cosas diferentes; cuando hablamos de "igualdad" entendemos cosas diferentes, y sigue. ¿Por qué? (lo he aprendido Mª Dolores de mi alma). Porque nuestros presupuestos ideológicos son diferentes. Incluso lo que podríamos considerar más objetivo, la "didáctica", está totalmente inbuida de conceptos y presupuestos ideológicos. Y son éstos: socialismo, materialismo dialéctico, progresismo, krausismo, ruousonianismo, feminismo, ecologismo, antiglobalización, okupas (forma de vida: Trujillo dixit (y pixie)), anticlericalismo, multiculturalismo y todo aquello que ES la izquierda los que han creado la LOGSE-LOE. No es un error conceptual, el la aplicación del concepto. Pero su demostración requeriría un libro, no un comentario.
Por eso me río de la idea de que la educación REALMENTE de izquierda es lo que tradicionalmente HA SIDO de derecha.

Decía Nietsche, en su época, que era indecente llamarse "cristiano", hoy es indecente llamarse "progresista", demasiado daño se está haciendo en su nombre.

Aclarada la idea, a lo que voy:
La izquierda tendrá que aceptar la enseñanza concertada, la educación religiosa (que la pide el 80 % de los padres) y la discriminación en función de las cualidades personales (positivas y negativas), es decir, la desigualdad. La derecha tendrá que aceptar el aumento del gasto y la ayuda a los más desfavorecidos, aunque con buen sentido sería mejor tirar la toalla, los programas de apoyo tan del gusto progresista y centros "laicos" para los que les salgan sarpullidos cuando ven un crucifijo (y se corren con el mito de Al Andalus). Y los padres, como los detentadores efectivos del derecho a la educación de sus hijos (y esto, por ejemplo, es un presupuesto ideológico; para la izquierda el derecho pertenece al estado) determinarán qué centros cierran (por falta de clientes) y qué centros permanecen (y esta es otra idea muy liberal: el mercado; siempre hablamos ideológicamente). Y seguir hablando de esto es no querer llegar a un pacto en educación.

Otra cuestión es aquello en lo que estamos fundamentalmente de acuerdo salvo cuatro izquierdistas (curioso, ningún facha) recalcitrantes y que está más que expuesto.

Creo haberme expresado con claridad.

Beltrán,

"Muy bonita la racionalidad al margen de las ideologías. Lo malo es que la misma racionalidad es imposible sin ideología. Los presupuestos aceptados a priori, sin demostración, son necesariamente ideológicos. El pez se muerde la cola.
Los fines de la educación se definen ideológicamente. De ellos los objetivos, las actividades, las metodologías. Los fines siempre van adjetivados".

Obvio. Pero es otro tema. Le respondo con palabras de RM:

"Nadie habla de que no tengamos ideologías,sino que lo que no se puede es invalidar a priori una propuesta porque venga de la izquierda (...)o al revés, invalidar una que se asocie a la derecha".

Respecto a su segundo comentario:

"- PROFESOR: Luisito: hábleme usted del oso hormiguero.

- LUISITO: El oso hormiguero se alimenta de hormigas. La hormiga..."

La lección de la ideología ya nos la sabemos. El desastre del sistema educativo no se arregla con alambicadas disertaciones sobre el "desde dónde" argumentamos: sobran análisis y faltan terapias.

Se trata de proponer modelos concretos, con medidas concretas. Que vengan de alguien (auto)denominado de "derechas" o de "izquierdas" me es completamente indiferente.

Evidentemente, todos los modelos que se propongan provendrán de una ideología determinada. Esa ideología será más o menos "fiel" a la ideología "canónica" de la izquierda -¿qué izquierda?- o de la derecha -¿qué derecha?-; pero calificarlas de válidas o inválidas "a priori" es de una insensatez infinita.

Lo que hay que hacer -insisto- es proponer soluciones (que pueden ser desde una "poda" del actual sistema hasta arrancar el árbol y plantar otro completamente distinto) y sometarlas a crítica -para cambiarlas si no funcionan-.

Después adjetivamos y nos matamos los unos a los otros; pero a ver si vamos solucionando esto, que ya da grima.

Un saludo cordial.


Beltrán:
Sobre tus disertaciones ideológicas:
Efectivamente partimos de presupuestos ideológicos distintos.
Para tí los que han creado la LOGSE -LOE son los de izquierdas,para mí son de centroderecha.Pero el problema es ver si funciona,la hayan diseñado unos u otros.
Lo de que es indecente llamarse "progresista" es una falta de respeto(habituales en tus intervenciones en los foros,cuando te sale la vena ultra que tienes)e impropias de un liberal(que es de lo que presumes,pero no eres).
Por la misma lógica tuya(no mía) sería indecente llamarse, por ejemplo, cristiano o de derechas por el daño que la iglesia o la derecha ha realizado en la historia.
Sobre propuestas concretas:
-La "izquierda oficial mayoritaria"(PSOE) acepta y financia la concertada y la educación religiosa.Así nos va en la pública de bien.
Otros sectores que se reclaman de izquierda, o sin declararse de izquierdas defendemos la pública, no compartimos esa postura.
Lo del 80%:¿Por qué está tan asustada la iglesia con que pongan la clase de adoctrinamiento católico por las tardes o a primera y última hora de la mañana y los que no dan religión puedan permanecer en casa?.
Porque esos mismos padres del 80% bajarían en picado.
Muchos son creyentes en función del horario que se ponga.Así de coherentes.

Derecho de los padres a la educación de sus hijos:
En todas las polémicas sobre este tema disentimos.Tú interpretas derecho de padres como obligación de pagar ese derecho por el estado.Yo no.
Yo respeto el derecho de los padres a elegir,pero pagando de sus bolsillos.
Sobre lo de cerrar centros por la ley del mercado está claro cuales elegirían actualmente los padres:
La pública:donde tu hijo estará con alumnos normales pero también con:inmigrantes,objetores antiescuela,conflictivos,
alumnos de necesidades educativas especiales...
La concertada:con alumnos seleccionados socialmente y con muchos menos alumnos de los grupos anteriores.
Muchas familias elegirían la concertada.No son tontas.
Ponle la opción a la inversa a ver cuáles cierran.

Sr.Perplejo:
De acuerdo en que hacen falta soluciones, terapías...
Gracias por sus argumentaciones, aunque para que nadie se lleve a engaño, convendría que aclarase que su último párrafo, es una expresión coloquial, "Después adjetivamos y nos matamos los unos a los otros;", que no invalida sus inteligentes matizaciones, y que tampoco son excusa para que en las reuniones de evaluación, algún compañero intente con gritos, silenciar a otros, no respetando turnos de palabra...¿le suena...?
En cualquier caso, reciba un cordial saludo, y como están al caer las vacaciones, que solucionarán temporalmente, nuestros pesares,...felices vacaciones.

a.,

No pensé que fuera necesario aclararlo: por supuesto que es una expresión coloquial y figurada.

Y no sólo eso: es irónica. Cuando digo lo de "después nos matamos los unos a los otros" es, precismente, para alertar contra el "guerracivilismo" al que muchos llegan por discusiones ideológicas.

Decía El Roto (entre sarcástico y alarmado): "España es una excusa para odiarnos los unos a los otros". A veces, los enfrentamientos ideológicos -que no las ideologías- se parecen mucho a eso. Etiquetemos al otro: "facha", "rojo", ya sabe... para poder cargárnoslo (figurada o literalmente) con menos remordimiento.

Yo atiendo a las ideas -incluso, si me apura, a las ideologías-: no a las etiquetas simplificadoras.

Un saludo muy cordial y gracias por sus amables palabras. Que tenga usted unas felices fiestas.

"Ante todo hablaré de la tesis de Fukuyama acerca del “fin de la historia ” subrayando algo que me parece
decisivo:ella carece de originalidad y es esencialmente la reiteración de un fraude intelectual que bajo el
rótulo del “fin de la ideología ” promovió la CIA hace medio siglo.Entonces como ahora se quería hacer
creer que vivíamos en un supuesto nuevo orden mundial del que pretendían excluir la lucha social.En ambos
casos el “engaño y la distorsión ” confiaron sobre todo en ciertos medios de comunicación cuya verdadera
misión es engañar a los seres humanos y manipularlos.
Esa manipulación se ha hecho y se hace con un propósito muy específico:defender el régimen político,
social y económico dominante..."


Artículo completo en:

http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=27752

¿Maniobras distractorias? NO, por favor.

Se me ha adelantado en el comentario, a.a.p.

Seguimos recordando obviedades y olvidando el tema que aquí nos trae: la mejora del sistema educativo español.

¿No creen que sería interesante que cada uno de los que aquí participamos propusiéramos ideas concretas para ello?

Nada pretencioso: unos modestos apuntes de por dónde debería conducirse un proceso (otro) de renovación.

Un saludo cordial.

RM
Evidentemente, la raíz ideológica impide el entendimiento. Si la base fundamental de tu visión de la educación es atacar al otro...malo. Hay una piedra de toque en este asunto, el MUFACE: el 95 % de los docentes escogen sanidad privada, el 5% restante no porque le queda muy lejos. ¿Por qué no escogéis la pública hipócritas, teniendo en cuenta que el 80 % os declaráis de izquierda? ¿No os gusta la educación pública? ¿Por qué vosotros que podéis escogéis lo privado?. Vamos a dejarnos de tonterías, o tiramos el embudo o no se juega.

Alguien que se gusta de corregirme se denominó "anticatólica". Eso en una España que asesinó curas y quemó iglesias, conventos y bibliotecas es problemático. También eres antimusulmana? o eso no se lleva hoy día?.

No puede haber encuentro si todo se niega al otro lo fundamental de su visión, porque lo fundamental de la propia es anti.

Perplejo.
Ya he expuesto algunas ideas y he manifestado general acuerdo sobre las causas de la debacle. Otra cosa es que me calle cuando se pretende convertir en derecha lo malo y en izquierda lo bueno por sistema:"bajar impuestos es de izquierda" dijo un b. solemne. ¿desde cuándo? .
Seriedad, y si no asumid a Groucho: si no le gustan mis convicciones tengo otras.

a.

Era inevitable... A este "guerracivilismo" (literal) me refería:

"Alguien que se gusta de corregirme se denominó "anticatólica". Eso en una España que asesinó curas y quemó iglesias, conventos y bibliotecas es problemático."

Beltrán,

Antes de nada: le respondo por educación; sin embargo, este será el último comentario que le dirija si continúa empleando ese tono agresivo. Y le aseguro que lo lamentaría.

Respecto al contenido de su mensaje. Creo que se confunde: trabajar por el afianzamiento de una enseñanza pública de calidad no implica un rechazo a la enseñanza privada. Una enseñanza pública poco exigente condena al estudiante sin recursos a recibir una educación deficitaria respecto al estudiante cuyos padres pueden pagarle un buen instituto privado.

Por eso -entre otras razones- considero absolutamente imprescindible que un país cuente con un buen sistema educativo público.

Asimismo, me parece maravilloso que existan colegios e institutos privados. No así los concertados: una excusa para que el Estado se ahorre el dinero que (siempre según mis convicciones) debería invertir en el sistema público.

Yo no sé dónde está la contradicción entre apoyar la conformación de un buen sistema público de enseñanza con acudir uno mismo a instituciones privadas. Imaginemos que yo quiero que mis hijos estudien en el mejor instituto de mi ciudad: y pago por ello. ¿Eso significa que debo dejar de apoyar la existencia de un buen sistema educativo público? ¿Dónde está la contradicción? Yo estoy dispuesto a pagar más impuestos (o a apoyar que se distribuyan de otra forma) para aumentar la calidad del sistema público; pero ¿eso me obliga a que mis hijos estudien dentro de ese sistema?

Imaginemos que, el instituto público que me toca en suerte, es un almacén de delincuentes. ¿Apoyar la mejora del sistema educativo público me obliga a matricular a mi hijo en ese centro? ¿Qué disparate es ése?

No: yo apoyo incondicionalmente que exista una excelente enseñanza pública; pero eso no me obliga a que mis hijos hagan uso de ella. ¿O el hecho de que defienda un buen sistema de abogados de oficio me impide poner mis pleitos en manos de un abogado privado de confianza?

Otro tema: que -por seguir con su ejemplo- bajar los impuestos sea de "izquierda" o de "derecha" me es completamente indiferente. Lo que de verdad me importa es con qué justificación y con qué finalidad se bajan o suben. Le ruego que no me implique en conversaciones que -en este contexto- no me interesan ni me parecen productivas.

Un saludo cordial.

""El problema es la educación pública"", porque parece (tampoco es así) que la privada no los tenga. Volvemos a querer no hablar de Educación sino de escuela pública. La LOGSE-LOE no distingue a la hora de contenidos, títulos, formas de evalucación, etc. entre pública-privada. Las malas prácticas están en las dos. Lo único que las distingue, y no siempre, es la procedencia del alumnado y, por tanto, son un poco más civilizadas.

"Guerracivilismo": yo nunca me declaro CONTRA la enseñanza pública, y hay razones contra ella, sino a favor de la LIBERTAD de elegir. Y si la pública solo ofrece laicismo-progresismo desaparece la libertad de elegir. La concertada ofrece una oportunidad para tomar un plato diferente por el mismo precio (impuestos). Lo contrario sería una guitarra de una sola cuerda en educación. Otra cosa es la privada elitista que la hay confesional, progresista (si, progresista) y de todo tipo y lengua vehicular (el exministro Montilla (ahora honorable) lleva a sus hijos a uno alemán). Pero aquí en lugar de mejorar uno su casa está más pendiente de que el vecino se vaya al paro; más pendientes de luchar CONTRA la escuela concertada (a la que opta la clase media, no es elitista) que a favor de la pública. Si la pública fuese buena yo iría a la más próxima sin dudarlo.

No es mi intención el insulto, ni creo insultar a nadie, sino la manifestación de hechos generales que invitan a la reflexión. Si alguien se da por aludido directamente es que no me he expresado bien o que no lo ha entendido así. A mí mismo en más de una ocasión me han indicado mi contradicción que asumo puesto que yo solo conozco mis razones y puede parecer contradictorio el pensamiento. Incluso puede ser contradictorio. A ello me refiero cuando hablo de la hipocresía del profesorado, no digo que RM particularmente sea un hipócrita, y si se ha sendido aludido directamente me disculpo; hablo del profesorado en general. Cada cual tendrá sus razones pero es una hipocresía defender lo público y elegir lo privado. No es un delito, es una contradicción moral. Estas contradicciones, que el mismo autor del libro expone en él en alguna ocasión, plagan el sistema educativo. El mismo libro es una denuncia de estas contradicciones.

De qué he hablado?

1. De sistemas de evaluación objetivos.
2. De discriminación de alumnos, separación en función de resultados.
3. De movilizaciones contra la LOE.
4. De organización de actividades de Objeción AntiLOE.
5. De denuncia de malas prácticas docentes.
6. De despedagogización de los centros.
7. De cumplimiento de programaciones y normativas de centro.
8. Fundamentos ideológicos de la LOGSE-LOE.
9. Denuncia de determinados posicionamientos ideológicos como enemigos de la solución que buscamos.
10. Crítica a la campaña publicitaria del acoso escolar.
11. Apoyo con pocos matices al libro motivo de esta discusión.
12. Visión desde el lado del padre de estos asuntos.

Estos son los temas que yo he puesto sobre la mesa en mis intervenciones. No se me podrá acusar de no aportar ideas.

""El problema es la educación pública"", porque parece (tampoco es así) que la privada no los tenga. Volvemos a querer no hablar de Educación sino de escuela pública. La LOGSE-LOE no distingue a la hora de contenidos, títulos, formas de evalucación, etc. entre pública-privada. Las malas prácticas están en las dos. Lo único que las distingue, y no siempre, es la procedencia del alumnado y, por tanto, son un poco más civilizadas.

"Guerracivilismo": yo nunca me declaro CONTRA la enseñanza pública, y hay razones contra ella, sino a favor de la LIBERTAD de elegir. Y si la pública solo ofrece laicismo-progresismo desaparece la libertad de elegir. La concertada ofrece una oportunidad para tomar un plato diferente por el mismo precio (impuestos). Lo contrario sería una guitarra de una sola cuerda en educación. Otra cosa es la privada elitista que la hay confesional, progresista (si, progresista) y de todo tipo y lengua vehicular (el exministro Montilla (ahora honorable) lleva a sus hijos a uno alemán). Pero aquí en lugar de mejorar uno su casa está más pendiente de que el vecino se vaya al paro; más pendientes de luchar CONTRA la escuela concertada (a la que opta la clase media, no es elitista) que a favor de la pública. Si la pública fuese buena yo iría a la más próxima sin dudarlo.

No es mi intención el insulto, ni creo insultar a nadie, sino la manifestación de hechos generales que invitan a la reflexión. Si alguien se da por aludido directamente es que no me he expresado bien o que no lo ha entendido así. A mí mismo en más de una ocasión me han indicado mi contradicción que asumo puesto que yo solo conozco mis razones y puede parecer contradictorio el pensamiento. Incluso puede ser contradictorio. A ello me refiero cuando hablo de la hipocresía del profesorado, no digo que RM particularmente sea un hipócrita, y si se ha sendido aludido directamente me disculpo; hablo del profesorado en general. Cada cual tendrá sus razones pero es una hipocresía defender lo público y elegir lo privado. No es un delito, es una contradicción moral. Estas contradicciones, que el mismo autor del libro expone en él en alguna ocasión, plagan el sistema educativo. El mismo libro es una denuncia de estas contradicciones.

De qué he hablado?

1. De sistemas de evaluación objetivos.
2. De discriminación de alumnos, separación en función de resultados.
3. De movilizaciones contra la LOE.
4. De organización de actividades de Objeción AntiLOE.
5. De denuncia de malas prácticas docentes.
6. De despedagogización de los centros.
7. De cumplimiento de programaciones y normativas de centro.
8. Fundamentos ideológicos de la LOGSE-LOE.
9. Denuncia de determinados posicionamientos ideológicos como enemigos de la solución que buscamos.
10. Crítica a la campaña publicitaria del acoso escolar.
11. Apoyo con pocos matices al libro motivo de esta discusión.
12. Visión desde el lado del padre de estos asuntos.

Estos son los temas que yo he puesto sobre la mesa en mis intervenciones. No se me podrá acusar de no aportar ideas.

En primer lugar, Beltrán, le diré que yo no corrijo, simplemente me he permitido enseñarle unas normas ortográficas que usted desconocía y que quitaban, digámoslo así, efectividad a sus delirios.
Por supuesto que me declaro anticatólica, es el catolicismo ramplón e hipócrita el que ha impedido el pensamiento y la racionalidad en este país desde siempre y hasta ahora mismo con su pertinaz oposición a todo aquello que signifique progreso, racionalidad y, en última instancia, felicidad. Es su postura férrea contra todo aquello que sospecha pueda acabar con sus inmerecidos privilegios, su hipocresía constante, su crueldad...
Pero eso es mi posición privada, individual, mi convicción más profunda. Otra cosa es que, además, defienda la existencia de una escuela pública laica, formadora de ciudadanos libres y que ejerzan su derecho a pensar libremente.
Por esa escuela apuesto desde mi experiencia docente, como profesional y como ciudadana.
No puedo ni quiero objetar contra una escuela privada que se autofinancie, no está la época para ello...Pero sí apuesto y trabajo por una enseñanza pública exigente y válida que permita conseguir todo aquello que se proponga un alumno a despecho de clase social o poder económico.
Hay muchas actitudes, aspectos y leyes erróneas que cambiar, pero lo primero es acabar con los privilegios de las escuelas concertadas, casi todas en manos del clero:
- Selección anticonstitucional de alumnos: económica, social...
-Exigencia de la misma titulación para el profesorado que en la pública: licenciados en el área que se deba impartir.
-Revisión del nº de alumnos que suspenden en 2º de Bto...¿Por qué en ese curso? ¿Quizá es que se les va una buena fuente de ingresos?
Muchas cuestiones hay que arreglar, desde luego, pero no estaría mal empezar por lo más obvio.

Discusiones y desacuerdos aparte...

Me despido hasta el comienzo del nuevo trimestre. Para estas fiestas: descansen y sean felices.

Un saludo muy cordial a todos.

Beltrán:
Ideologías:
La ideología distinta no impide el entendimiento.
Salvo que la ideología sea autoritaria y poco democrática.Cosa que a veces te pasa a tí en algunas de tus intervenciones.
Si así fuera, nos estaríamos enfrentando contínuamente en los colegios,porque a pesar de cómo tú nos ves a los profesores,somos de ideas muy distintas y convivimos a diario en el mismo centro y llegamos a muchos acuerdos.
Si alguien ataca a veces en este foro , con malos modales ,despectiva y agresivamente ese eres tú.
Muface:
Como la concertada,es una herencia del franquismo y efectivamente un privilegio para los funcionarios,que los políticos(de todas la ideologías)han mantenido porque les interesa principalmente a ellos y de paso nos meten al resto de funcionarios.
No es justo.Ves, coincido contigo en algunas cosas.
-80% Profesores de izquierdas:
Tú parece que tienes un censo personal ideológico.
La última estadística objetiva son las elecciones sindicales en la enseñanza el pasado mes:
Un 43% de los profesores pasaron de votar ,ni opciones de izquierdas ni de derechas.
De los que votaron,los más votados dos centrales,STES y CCOO, llamésmoslas de izquierdas(aunque habría mucho que discutir sobre el izquierdismo de CCOO).
Pero otros dos sindicatos que no son precisamente de izquierdas(CSIF y ANPE)obtienen el 3º y 5º puesto.
A mí no me sale lo del 80% sumando abstención más sindicatos que no son de izquierdas.
Y hay que tener en cuenta que muchos profesores votan sin tener en cuenta lo del matiz ideológico.
-Lo de elección de centro:
Tú defiendes aquí la mejora de la educación pública,pero tienes a tus hijos en la privada.
-Laicismo-progresismo de la pública.
En la pública los alumnos que quieren reciben adoctrinamiento católico.¿Dónde está ahora el laicismo?
Explícame lo del progresismo de la pública,que yo no lo veo.
-La pública va mal, entre otras muchas cosas, porque llevamos décadas desviando dinero a la privada concertada en detrimento de aquella.
Algunos te hemos dicho que lo de la libertad de elegir no implica que pague el estado dicha elección.
Algunos estamos en contra de la concertada por varios motivos:
Porque desvía y quita dínero a la pública.
Porque selecciona al alumnado(todos no tienen libertad de elección) y pone a dedo al profesorado .
El estado financia la pública y el que no le gusta se paga otra él.
En la Constitución el estado debe garantizar montones de libertades ,pero no tiene que pagar esas libertades,se las puede pagar cada uno.
Te voy a decir también una cosa de tipo personal:
Tiene recochineo histórico que los que defienden hoy lo de la libertad de educación son los mismos que nos imponían una sóla educación nacionalcatólica o sus herederos.Yo lo he vivido de alumno.

Feliz Mavidad y próspero año nuevo a todos

Malditos dedos.

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo a TODOS.

Feliz Navidad a todos y todas.
En especial a Beltrán,a pesar de nuestras enconadas discusiones.

El pleno del Senado aprobó por asentimiento la creación de una comisión especial para estudiar el problema de la violencia escolar y el deterioro de la convivencia en los centros educativos. La iniciativa fue defendida en el pleno de la Cámara Alta por el Grupo Popular, que constató en su iniciativa la "creciente" preocupación de la sociedad española ante el problema de la convivencia en las aulas. Recordó el PP en su propuesta que el pasado año el Senado ya decidió crear una ponencia en la Comisión de Educación y Ciencia para estudiar este problema, tras los casos de acoso y violencia física y psicológica que se habían detectado entre los escolares. Desde entonces, según el PP, se han sucedido los casos de agresión o acoso sufridos por escolares o por profesores en distintos centros educativos. Para este grupo parlamentario, las implicaciones de este problema van más allá de la "grave amenaza" de que se quiebre la convivencia escolar, ya que a su juicio demuestran "una inquietante extensión" entre los jóvenes de hábitos que "relativizan o frivolizan" la violencia. La iniciativa del grupo popular fue aprobada con la unanimidad de todos los grupos de la Cámara Alta.(EFE).21/12/06.

Si no entiendo mal su planteamiento, Beltrán exige como derecho constitucional que pueda elegir entre enviar a sus hij@s a un centro público o enviarlos a uno privado por cuenta del Estado. Según eso, seríamos tontos si, además, no reivindicásemos, en las mismas condiciones, lo siguiente:
- Que cualquiera pueda tratarse en la Clínica Ruber, aunque sea de una diarrea.
- Que me defienda gratis Del Nido hasta de las multas de tráfico.
- Que en la puerta de mi casa haya una parada de autobús, metro y tranvía (y en todos los portales de la calle, claro), además de un parking para mi coche.
- Que haya millones de viviendas de VPO con 200 m2.
- Que si quiero comer angulas por Navidad, me lo subvencionen.
- Que si no me llega para los "reyes" de mis hijas, también me los subvencionen.
-...(podría seguir la lista hasta el infinito).
Alguien dirá que todas estas propuestas son absurdas... y tendría toda la razón. El Estado tiene la obligación de garantizar las NECESIDADES BÁSICAS, no los CAPRICHOS. Ahora bien, si queremos que "papá" Estado nos lo proporcione TODO y tal como lo queremos, cambiemos el sistema por uno TOTALITARIO.
¡Ah!, y por si alguien (que yo me sé) me pone una etiqueta político-ideológica debe saber:
- Que un estado totalitario puede ser de derechas y de izquierdas.
- Que un estado totalitario es ni más ni menos que aquel sistema que pretende reglamentar e intervenir TODAS las facetas de la vida humana, tanto privadas como públicas.
- Que mis hijas están en un colegio público y no las meto en "las monjas" ni gratis.

Hoy he leído el “Panfleto antipedagógico” de Ricardo Moreno Castillo, soy estudiante y estoy muy de acuerdo con lo que dice. espero que me sirva de algo lo que he leido, entre otras cosas para no volver a clase a esperar a que me motiven...
Gracias

Creo que si la escuela pública fuese una alternativa atractiva no sería necesario hablar de enseñanza privada o concertada, ya que la mayoría de los padres optarían por ella y estas últimas serían residuales. Igual deberíamos hacer aportaciones para que ese absurdo clasismo desaparezca (procedo de la educación pública y he podido competir con otros que no tuvieron esa suerte).
Necesitamos un sistema educativo del que los ciudadanos, que antes fueron alumnos, se sientan orgullosos y tengan el deseo de proteger.
No necesitamos más luchas ideológicas, necesitamos buenas ideas para afrontar el futuro de de una educación pública de la que me gustaría que mis hijos disfrutaran

Enhorabuena señor Ricardo Moreno por sus argumentaciones que aúnan la profundidad de los pensamientos con el efecto sorpresa de una formulación siempre ingeniosa. Le sigo desde hace tiempo y no defrauda nunca mis expectativas de lectura placentera y estimulante. También disfruto con la difusión de sus artículos entre los profesores de mi centro, y ante algunos “pero” de los compañeros siempre intento llenar con “pasta” de nuestra propia experiencia profesional lo que sus textos no resuelven, o sólo rozan, o quizás yerren, quien sabe, pero desde luego no engañan, ni presumen, ni evangelizan, ni otorgan, ni presuponen, ni optan por la fe ideológica frente a las evidencias que sólo la razón acepta convincentemente. Y cuando alguno de sus planteamientos me parece discutible, ¡qué fácil sería llegar a un acuerdo tras una discusión razonada!, ¡qué fácil nos resultaría abandonar las propias ideas por unos argumentos mejor planteados y una valoración objetiva del tema en discusión! ¡Qué fácilmente llegaríamos a concretar las prioridades! Y qué difícil consensuar nada con los Hermenegildos, Diegos y Beltranes, cotorras rayadas de verbo febril, picadura incisiva y estéril reflexión.

Paralelamente a su Panfleto he leído y releído los aforismos de Jorge Wagensberg, tan intelectualmente placenteros e ingeniosos también (“A más cómo, menos por qué”, “Si la naturaleza es la respuesta…”) y algunos de ellos se fusionan tan íntimamente con mi lectura del “Panfleto” que me parece necesario reproducirlos…

• “Los aciertos despiertan la autoestima y adormecen la capacidad para aprender.”
• “Los errores despiertan la capacidad para aprender y adormecen la autoestima.”
• “Malentendido masivo: acabar con la elite por el procedimiento de que la elite se convierta en masa.”
• “Bienentendido elitista: acabar con la elite por el procedimiento de que la masa se convierta en elite.”
• “En general, ante una minoría cultural selecta hay que intentar que sea menos minoría, no menos culta, ni menos selecta.”
• “Un mundo de prohibiciones invita a crear; un mundo de obligaciones, a dimitir.”

Y es precisamente este último aforismo el que me ha parecido más en sintonía con su conferencia y el que me ha llevado a esta intervención en el foro.

Posiblemente (de nada estoy completamente convencido y suelo cambiar fácilmente de ideas ante pruebas y buenos razonamientos en sentido contrario a mis propios planteamientos iniciales) si hemos de escoger entre un hombre “malo” por instinto o por contacto con la perversidad social que lo rodea, tiene mejor arreglo el primer escenario que el segundo. La domesticación cultural pone fronteras a nuestros instintos y libertad, de la misma manera que la física pone límites a la interacción entre objetos: si te tiras por un puente te mueres, si tocas el fuego te quemas. Al mismo tiempo las prohibiciones permiten inventar nuevas rutas creativas para nuestra limitada libertad: tirarse de un puente atado a una cuerda puede ser emocionante, cocinar la carne la vuelve más sabrosa.
Por el contrario, con el segundo planteamiento el hombre es bueno por naturaleza y enferma de violencia en su interacción con ciertos entornos (ambiciones, celos, tele, videojuegos, desestructuración familiar, migraciones, adolescencias, faltas de recursos…) La justificación de las razones nos lleva a situaciones laberínticas sin salida, el mundo es muy complejo, las responsabilidades y fronteras (prohibiciones) se diluyen y la confusa red nos lía hasta el infinito.
Como hijos históricos de un régimen dictatorial que se amparaba en prohibiciones (morales, sociales, políticas, religiosas…) cuyo quebranto acarreaba enormes dosis de violencia institucional, la recuperación democrática conllevó la supresión de las prohibiciones y su sustitución por un mundo de obligaciones. Pero las obligaciones, contrariamente a las prohibiciones que invitan a la creación, en este caso invitan a la dimisión. Vivimos en una sociedad que se ha autoimpuesto el prohibido prohibir. Los ciudadanos tienen ahora derechos y deberes. Los derechos son las obligaciones de los demás con uno; los deberes son las obligaciones de uno con los demás. Pero el mundo de las obligaciones invita a la dimisión cuando unas obligaciones entran en colisión con otras: ¿Qué derecho prevalece, el del fumador a fumar o el del no fumador a no ser fumado? ¿El del alumno aplicado a estudiar en un ambiente relajado de estudio o el del alumno permanentemente aburrido que necesita entretenimiento a toda costa? ¿El de la esposa que se ha hartado de servir al bruto del marido o el del frustrado marido que piensa que tiene derecho a no ser abandonado? ¿El derecho del ciudadano anónimo que busca vivir libremente su vida o la del grupo que se siente oprimido históricamente y exige satisfacciones y reparaciones de supuestos derechos conculcados, incluso a costa de la propia vida de los insignificantes ciudadanos colaterales? ¿Debemos negociar y consensuar siempre? Ante tales dilemas yo sí tengo clarísimo qué es lo prioritario y qué aspectos son secundarios a pesar de las frustraciones que acarree la no satisfacción de todos los derechos. Pienso que las prohibiciones (quien quiebra los límites pierde derechos, aunque esta pérdida de derechos no debe menoscabar la integridad física del quebrantador, desde luego, sólo tiene que menguar su derecho a exigir socialmente) son más claras y resolutivas que las obligaciones, siempre confusas, de compleja interpretación, sin claras consecuencias ante quebrantos. Nos perdemos intentando comprender las razones, probando nuevas justificaciones, castigar tiene mala prensa y se encaja mal, pero de hecho las obligaciones nos llevan casi siempre a una dimisión social: los padres acaban dimitiendo de su deber de educar a los hijos, los alumnos dimiten del deber de estudiar, los profesores del deber de exigir y corregir (frustrar intelectualmente para despertar la capacidad de aprender), los políticos dimiten del deber de legislar eficientemente, dimiten los jueces…
Las prohibiciones parecen ausentes y sobran las obligaciones, frente a las cuales todos dimiten.
Si las obligaciones deben gobernar nuestro mundo sólo pido una sola prohibición: “Prohibido dimitir”. Sin embargo pienso que un mundo de prohibiciones aguza el ingenio y permite una mayor creatividad.

JP
La escuela pública y la enseñanza concertada (religiosa o no) es el mismo perro con distinto collar. La única diferencia es el alumnado. Los profesores han cobrado menos durante muchos años y, además, los padres tienen que pagar parte de la educación. En realidad al Estado (ese ser infernal) prácticamente le sale más barato concertar que construir escuelas y contratar profesores, limpiadoras, bedeles, administrativos, empresas varias de mantenimiento, etc. Además, si la demanda cae, simplemente se denuncia y anula el concierto.
¿Sabes que el coste de un puesto en una Universidad pública casi duplica de promedio el coste de la privada?. Pero eso no interesa explicitarlo.

Otra cosa es la Enseñanza privada pura y dura. Elitista por necesidad.

Yo no pido la clínica Barraquer pero sí poder elegir entre un centro de médicos funcionarios y otro de médicos a secas que me den exactamente las mismas prestaciones.

Tu planteamiento es demagogia fácil.

Ya entiendo. ¿Es que por el hecho de ser funcionrios ya no somos profesionales? Está claro por donde van tus prejuicios contra la enseñanza pública. Si es así lo mejor sería acabar con el funcionariado. Pero entonces que todo sea "libre mercado" y que cada cual pague lo que quiera...(o pueda).

Leer a Marchesi me produce arcadas. Nos jorobó con la LOGSE y ahora (con la vuelta del PSOE al poder) quiere otra vez tomar el protagonismo

Estoy leyendo sobre ese Marchesi, porque no lo conocía. No me parece un tipo muy realista. Buena intención, seguro. Pero lo que es sentido de la realidad, escasito. En cuanto me forme una opinión, os castigaré con ella (es broma;-p)

Escribir un comentario

(Si anteriormente no ha dejado un comentario, necesitará ser aprobado por el autor, hasta entonces su comentario no aparecerá. Gracias.)