« Artículo de Fabricio Caivano en El Periódico | Página principal | Conducción sin exclusiones »

Entrevista sobre la enseñanza de la religión

Me han hecho una entrevista en la revista de filosofía Eikasía sobre la enseñanza de la religión. Espero que os sirva como punto de partida para debatir sobre este tema.

http://www.revistadefilosofia.com/8MORENO.pdf

TrackBack

TrackBack URL para este entrada:
http://www.leqtor.com/movabletype/mt-tb.cgi/50

Comentarios

Globalmente me parecen correctas tus opiniones,Ricardo, sobre el tema de la religión.

Estudiar las principales religiones,desde el punto de vista social e histórico,sí pero dentro de Sociales, Filosofía o Ética,impartida por profesores de esas materias.Para todos los alumnos.

Las enseñanzas religiosas confesionales adoctrinadoras,fuera de currículo y fuera de horario lectivo.En la parroquia,en la familia o por las tardes en los centros,pero financiando cada confesión sus clases ,o las familias interesadas.
El dinero que gasta el estado en pagar a los 34000 profes de adoctrinamiento religioso,para otras necesidades:apoyos,refuerzos,rebajar ratios,aulas de convivencia...
De nuevo, el partido(teóricamente )progresista-PSOE-en la práctica mantiene todo como siempre,no se atreve a sacar la educación confesional de los centros.
Sus prácticas concretas suelen ser poco progresistas.
Comento el último invento del MEC sobre materia alternativa voluntaria a la educación confesional sobre Historia de las Religiones,para algunos alumnos:

La Iglesia es un poder fáctico social.Puede movilizar al país entero aprovechando que tiene sedes hasta en los pueblos más recónditos.
El PSOE le tiene miedo.Por eso no se atreve a revisar los acuerdos con la S. Sede,ni a sacar la religión del horario y del currículo.La invención de la nueva materia sobre Historia de las religiones es una nueva concesión a la Iglesia,para que no robe electorado al PSOE y no lo castigue socialmente.
Es de suponer que la nueva materia la impartirá el profesorado del centro.No hay dinero para refuerzos ni apoyos ,pero sí para concesiones a la Iglesia.
La Iglesia está empeñada en que si hay una alternativa dura ,seguirá manteniendo el chollo de la estadística elevada en su materia.Si no hay alternativa,las familias y los niños en la ESO se irán borrando de Religión.
El PSOE se vuelve a bajar los pantalones para contentar a la insaciable jerarquía.

Creo que efectivamente la asignatura de religión no debiera existir en el curriuculum educativo debido a su base de adoctrinamiento que subyace en su impartición (profesores elegidos por la confesión de que se trate, exclusión del contrario-la única fe verdadera,y no solo me refiero a la religión católica),... Pero es que además complica la gestión sobremanera (la obligatoriedad de la alternativa, la posibilidad de ofrecer sólo aquella religión que tenga un mínimo de creyentes, horarios ,...) y "roba" tiempo a otras asignaturas que deben ser básicas para la formación. Sin embargo, si bien desde el punto de vista educacional la única solución desde el sector público debe ser impartir historia de las religiones, bien como asignatura propia o transversal, al final la autoridad educativa lo reduce a una cuestión política, de oportunidad, y basta ya de que la enseñanza pública se vea doblegada constantemente a lo político. El sistema educativo debe ser claro y constante en el tiempo en lo fundamental,para que cumpla los objetivos que la sociedad le reclama y este tema debería ser resuelto definitivamente sin apelar a lo político.

Estoy de acuerdo con vosotros, la religión no debería tener cabida como algo confesional sino dentro de filosofía o sociales. El día en que haya colegios concertados islámicos, oiremos a muchas personas lamentarse, porque una religión parece ser "cultura" y la otra "extremismo".

Raul P.Oeta
Por Julián
Raul Pablo tenía 2 años y faltaba poco para su cumpleaños, ya sabía lo que se iba a pedir. Quería una cartera por que ya iba a empezar el colegio. Raul manejaba un poco justo el lenguaje porque era muy pequeño, era el menor de la clase que hoy iba a comenzar, era su primer día de colegio.

Su mama le hizo una foto con el babi y la cartera y salieron de casa para el cole.
Lo peor fue dejar a su mama en la puerta y entrar el aquella casa extraña, pero enseguida se encontró en una aula bien iluminada, muy bonita y con un montón de niños como él. Vino un señor, el maestro, se sentaron al rededor de él, "en asamblea" y dijeron sus nombres. Era muy divertido aunque era el primer día y tenía un poco de miedo.

Tras pasar un rato con juegos y canciones entraron dos señoras en el aula que saludaron al maestro, este se despidió de los niños hasta luego y, de repente, la señora más mayor me llamó por mi nombre y mi apellido. Todos los niños se volvieron hacia mi. Yo no quería contestar, tenía miedo. La señora mayor se acercó y me dijo que la tenía que acompañar, que mis compañeros iban a recibir clase de religión. A mis dos años yo no sabía que era eso de religión por lo que esa explicación me desconcertó aún más. Por el pasillo me llevaba de la mano y yo no sabía donde. Entonces me explico que mis papas habían decidido que yo no recibiera clase de religión católica y que iba a pasar una hora en su despacho. Eso sería así una vez a la semana durante todo el curso.

La señora era la directora del centro, compartiría su despacho particular durante la clase de religión, no podía dedicar un maestro para un único niño al que sus padres le evitaban la clase de religión, posiblemente por capricho.
De todas formas, todas estas explicaciones eran inimaginables para él. Solo percibía que por que sus padres lo habían dicho iba a pasar un buen rato solo y aburrido. La señora le había dado unas pinturas y un papel pero no tenía ganas de dibujar, seguía teniendo un poco de miedo. Entonces la señora recibió una llamada y tuvo que salir. Dijo que no se moviera del despacho.

Cuando quedó solo fue cuando comenzó de verdad el miedo, descubrió que esa señora tenía colgado de la pared de ese cuarto un muñeco. Era un señor que estaba retorcido de dolor y lleno de sangre, fue su primera imagen de la tortura. Estaba lleno de heridas y para sujetarlo a unos palos, le habían roto las manos y los pies con unos clavos. Se puse a llorar y a gritar y al poco regreso la señora con otros señores. No podía parar de llorar. Preguntaron por que se había puesto así y solo pudo señalar con el dedo aquel muñeco de la pared. Entonces la señora le dijo que a "El" lo habían puesto así por todos nosotros. Entonces fue cuando salió corriendo del despacho llamando a sus padres a gritos.

Después de aquello les reprocharon a sus padres que su hijo no supiera lo que era un crucifijo y dijeron que la directora del centro podía tener en su despacho los objetos personales que quisiera.

hace 32 años que no voy a misa, mi hijo ha sido el único de su clase que no ha dado religión, polemicé con los profesores de religión durante el bachillerato, me he declarado ateo, agnóstico y todo tipo de pamplinas. He sido el perfecto progre. La verdad me equivoqué. La cuestión religionsa es algo vital, no se enseña, se vive; y no pertenece a ninguna religión establecida, pertenece al Hombre, es un aspecto de su realidad, psíquica o espiritual, tanto monta. Tan es así que el pensamiento "progresista" no es más que un mal remedo de la religión: es una verdadera religión. Ahora soy creyente, no sé muy bien en qué, pero sé que forma parte de mí. Esa relidad hay que mostrarsela a los niños si no queremos seres sin completar, o bien que se completen en cualquier secta, partido, iglesia o mezquita. Ojo, no soy masón. Me parece bien la idea de que, al menos se enseñe la tradicional, en España es la Católica, por motivos culturales, morales y porque forma parte de nuestra visión de la realidad. De hecho, a mi hijo le he relatado los hechos bíblicos esenciales al mismo tiempo que ha aprendido mitología griega, celta, egipcia y otras. Le he tratado de explicar qué es la religión y diferentes formas de enfocarla.
Si no conocemos nuestra, porque es la nuestra, religión no nos entendemos. Entre otras cosas llegaremos a creer que el ideal de justicia, bien, amor y otros lo descubrió Carlos Marx hace dos tardes. Lo siento, pero la izquerda no es más que una secta cristiana, no hay que estudiar mucho para llegar a esta conclusión. En el XIX, los revolucionarios rusos y en otras partes así lo creían. El odio de la izquierda al cristianismo es un odio edípico; odia a su progenitor para quedarse con su madre: los ideales.
Por último, ante la islamización de esta Eurabia creo que es indispensable recobrar nuestra identidad, acabar con la secta progre y restaurar el aspecto religioso como hecho religioso no político-religioso: por ejemplo el islam o el progresismo. Esta identidad de ambos hace que, accidentalmente cabalguen juntos. Aunque ya sabéis, que una vez conseguido el poder, todo ateo de izquierda será decapitado. Quien con niños se acuesta... mojado se levanta.

La COPE y Libertad Digital hacen milagros.

Efectivamente la cuestión religiosa es algo vital,se vive, no se enseña.
Actualmente en los centros se enseña, no se vive.

Esa realidad hay que mostrársela a los niños.Sin problemas en eso,pero cada familia en su casa,o en la parroquia,o en los centros por las tardes como actividad complementaria.

Efectivamente la izquierda y el cristianismo tienen puntos en común teóricos:igualdad,humanismo,combate de la pobreza.

La izquierda no tiene por qué odiar al cristianismo.
Por cierto,hay varios modelos y tipos de cristianos:

el cristiano que sigue la COPE,el cristiano más moderado que se manifiesta con el PP,el cristiano que milita en PSOE o IU,,el movimiento Cristianos por el Socialismo,los curas guerrilleros...

No hay que restaurar ningún aspecto religioso en nuestra sociedad,pues éste está en todas partes:primeras comuniones,bodas,tradiciones,fiestas,educación religiosa en la escuela...

Cada uno es libre de comerle el coco como quiera a sus hijos:con el cristianismo,con el islamismo,judaísmo,con el comunismo,..

Lo que algunos decimos es que esas comeduras de coco no se realicen dentro del horario escolar,ni del currículo,ni financiadas por el gobierno.
Que se hagan en el ámbito familiar privado.
Y que el dinero que ahora se gastan los del PSOE en financiar el adoctrinamiento religioso múltiple(católico,islámico o judío)lo inviertan en otras necesidades de la escuela pública.Que tenemos muchas carencias.

Religión progresista actual:
1. Multiculturalismo: aceptación de las otras culturas aquí. Impongamos la sharía.
2. Ecologismo fundamentalista: basado en sistemas matemáticos, el experimento con la tierra no se puede hacer, refutados en muchos de sus principios. Algunos teóricos ecologistas proponen la eliminación del 70 % de los hombres: hagámoslo. Teoría del crecimiento cero: para Adena wwf, el país más sostenible ecológicamente es... Cuba. Jódete.
3. Minorías varias: homosexuales, drogadictos, gitanos, pederastas (algún grupo propederastia está incluido en federaciones de gays y lesbianas), mujeres. A cada cual le aplicamos una legislación específica dando lugar a un sistema basado en el grupo (tribu, casta, clases social, apetencia sexual, etc) y no una ley igual para todos (individuos): es decir, volvemos al feudalismo, el individuo tiene derechos en tanto pertenece a un grupo. Este sistema está plenamente asumido teóricamente por la izquierda, os propongo que leáis lo que acerca de esto escriben los jovencitos de www.socialdemocracia.org (ojo, si en lugar de org ponéis es estais en el PSOE). Así entenderéis a Zetapito.
4. Igualdad. Pensamiento roussoniano totalmente descartado por la psicología moderna y el descubrimiento de la genética. Siguen pensando en la tabula rassa, aunque esté demostrada su falsedad. La única igualdad es ante la ley, lo demás es desigualdad, individuo. Pensamiento cristiano de la izquierda: "ante Dios todos somos iguales", lo transforman en "todos somos iguales", pero sin metáfora alguna. Literalismo puro.
5. Justicia. Derivado de lo anterior, la justicia es el robo al mejor dotado para repartir entre los borregos, excepto que el borrego sea propietario. Acordaos del chiste de la Revolución y las dos gallinas. Decían los nazis que la Justicia estaba al servicio del ideal nacionalsocialista. Equis de lo mismo con la izquierda: en caso de duda aplique la ideología.
6. Otros.
Pues bien, todo esto es lo que se pretende enseñar al "ciudadano". Este adoctrinamiento en un sentido concreto camuflado de objetividad; "educación para la ciudadanía". Pero si en lugar de darlo como una especie de "Orden Natural" lo enseñamos como perteneciente a una Religión determinada... malo. Porque, no olvidemos que "otras religiones" no poseen estos valores y suponen, en la práctica, la destrucción del mundo tal como lo entendemos. El islam es enemigo de la libertad individual; el induismo militante impone castas; el budismo lamaísta es feudalista; el confucionismo estatista; el sintoísmo adoraba al emperador; el chamanismo hace depender al individuo y al orden tribal del chamán. Toda religión está asociada a un pueblo y una cultura, la una no se entiende sin la otra. Y nosotros somos cristianos, os guste o no. Y el abandono del cristianismo dió lugar al desastre de los totalitarismos de izquierda: socialimo, fascismo y nacionalsocialismo. Cualquier persona mínimamente cultivada sabe que son versiones de lo mismo: sustituye a proletariado por pueblo ario y el socialismo se convierte en nacionalsocialismo. Actualmente al avance del islam.
Todo esto son razones prácticas. Pero la razón de fondo es la naturaleza humana, su psicología, su estructura mental que necesita del hecho religioso. Resulta curioso que cualquier psicólogo hable de entidades fantasmales como hechos reales (voluntad, inconsciente, personalidad, sensación, etc) y que si cambias de terminología te das de bruces con la religión (alma, demonio, carisma).
Ya con Juan Pablo II ha entrado la Iglesia Católica en la psicologización del hecho religioso. El cielo como un estado mental, no un lugar físico, la naturaleza del pecado y otras afirmaciones que entroncan la religión con la psicología. Además sabéis que cuanto menos religiosos son los hombre más acuden a la superstición (cartas, horóscopo...) o a los psicólogos (sustituto del cura de toda la vida).
Como conclusión: si no preservamos la concepción de nuestra realidad (representada básicamente por la religión) nada impedirá que otra concepción se apodere de nuestro espíritu y termine transformando nuestra realidad. Y las opciones disponibles son las que son: socialimos totalitarios, islam o humanismo occidental de base cristiana, indisolublemente asociado al capitalismo liberal.

Para Graciela: eso y lo otro. La realidad es como decía Niestzche: quien aprendió algo sin razones no hay razón humana que lo haga cambiar de opinión. Este es el problema. El pensamiento progresista se aprende desde niño y luego es muy difícil de cambiar. Si a un niño le colocas una argolla en las narices y lo llevas con una cuerda como si fuera un perro se acostumbrará a ello, no lo dudes. Si de mayor se lo quitas lo traumatizarás.
El progresismo impregna a toda la izquierda y gran parte de la derecha política.

Beltrán:
Estás obsesionado con los progresistas y con la izquierda.
Mezclas montones de ideas,opiniones personales,problemas;algunos sin ninguna relación y llegas siempre a la misma conclusión:lo mala que es la izquierda.
No sufras,que ZP no es la izquierda,es la derecha moderada ,en casi todos los temas.
Multicultarismo:
Es una realidad en nuestras clases.Hay que convivir con otras culturas,te guste o no.
Ecologismo:
Son tonterías,no hay nada más que mirar el agua de los mares,los ríos,las ciudades,el cambio climático.
Los científicos mundiales son de izquierdas.
Minorías:
Metes en el mismo saco a todos.Lo mismo da ser homosexual ,que drogadicto,que pederasta,que ser de izquierdas.Todos al infierno,a quemarse.
De lo demás:sin comentarios.
El conjunto ideológico personal que tienes siempre llega a la misma conclusión:lo mala que es la izquierda y las ideas progres.
Estás en tu derecho,si así lo ves.Pues mira en las próximas elecciones votas al PP(que le da alergia la palabra izquierda,ZP y progresismo) ,o alguno más a la derecha y punto.
La prueba de que la religión debe ser un asunto privado son todas las opiniones y valoraciones que realizas como católico,(otros lo harán en nombre de otra religión)y que confirman que la escuela no debe entrar en el campo de las creencias subjetivas,personales,opinables y acientíficas.
La escuela pública no debe entrar en el campo subjetivo de las creencias y la fé,ese campo es para la parroquia,la mezquita , la sinagoga,o la escuela privada de ideario religioso y la familia.
Pero te repito que no sufras.La derecha moderada que gobierna el país(PSOE),no tiene entre sus objetivos quitar la religión de los centros.Lo ha garantizado en la LOE.Tranquilo

Multiculturalismo: una cosa es que estén aquí, otra que importen sus sociedades: admitiríamos la ablación del clítoris como hecho cultural?. Pues eso, el que no se adapte que se vaya.
Ecologismo: los estados socialistas han sido los mayores enemigos de la ecología, infórmate. El medio ambiente en los países desarrollados está hoy mejor que hace dos décadas. Los estudios serios relacionan el cambio climático con el sol y nada nos dice que vaya a caminar en la senda opuesta cualquier día. A la actividad humana se le imputa menos de 2 %. El avance del desierto en el sahel se debe entre otras cosas al uso de leña para cocinar y calentarse eliminado la flora. Y muchas más que no voy a relatar. El cambio climático es el mayor fraude de la época moderna. Es más, si sucediera es probable que fuera beneficioso globalmente. Períodos más cálidos que el actual han sucedido en tiempos históricos y aquí estamos. Sabes qué significa Groenlandia y que los vikingos cultivaron cebada allí alrededor del año 1000?. Que muchos digan algo no significa que sea verdad. Hay más científicos de los que crees que niegan la mayor.
Minorías: lee los diferentes artículos en www.socialdemocracia.org. Es tal que así. El objeto de la izquierda ya no es el proletariado, son los grupos y, ahora mismo, esos son los que están actuando y la legislación es la que hay. Por cierto, el tema de la pederastia está denunciado. El grupo en cuestión es norteamericano y actúa a través de una federación gay en USA. Búscalo en google, en cinco minutos puedes llegar si metes las palabras claves adecuadas.
De lo demás: es fundamental la concepción del hombre que tiene la izquierda desde Rousseau para comprender la educación y sus leyes hoy día.
Lo siento, pero no entiendes. Yo no soy católico, pero tampoco soy agnóstico ni ateo, ni budista, ni masón, ni budista ni de la nueva era.
El PSOE no es de derecha, lo cual dice de qué pie cojeas. El PSOE del presidente Rodríguez es muy de izquierda. Tan así, que para que no se note se ha sacado de la manga eso de la derecha extrema para no quedar descentrado. Pero de esta izquierda desnortada: lee las reflexiones que hace la izquierda sobre este desnortamiento, son conscientes de ello, en la página susodicha.
Insisto, el sistema educativo es fruto de una ideología, si no aceptamos el error no podremos arreglarlo.
Discutir sobre el peso de "lo religioso" en la psique humana y, por tanto, en las sociedades es complicado. Yo expongo lo que creo y con ello no me posiciono a favor de la iglesia católica sino que la sitúo donde creo que debe estar. Es más si finalmente queda eliminida, el camino del "hombre nuevo socialista" quedará libre. Y la verdad no me interesa: Mao, Stalin, Castro, Pol Pot, El Ché, máxime si viene de la malo del multiculturalismo proislámico.
Me quedo con lo malo.
Yo opino que se debe enseñar "El hecho religioso" con especial incidencia en el cristianismo católico, como expresión de una necesidad humana, de una necesidad vital. Además explicando que la moral de occidente es la cristiana (menos el sexto mandamiento), que esto no es buenismo izquierdista, es muy anterior. Evidentemente, la catequesis para quien quiera, yo no me opongo que se realice en las aulas para aquellos que lo quieran.
Las cuestiones de costes son intrascendentes desde el momento en que la Administración se gasta diero en mil chorradas y nadie lo discute. Sin embargo, desde la izquierda se cuestiona permanentemente lo que se gaste en las chorradas de la iglesia. Sabes que las semanas santas en Andalucía son de interés turístico? Ala!.
La gente que no es andaluza se extraña que alguien milite en el PCE, sea de CCOO, lleve a sus hijos a colegios de pago religiosos, voten al PP y pertenezcan a alguna cofradía de semana santa. Esta es la realidad. Comprendes?

Se te cuelan sin quierer. La libertad sin límites.
http://www.vidahumana.org/vid
http://www.elpais.es/articulo/sociedad/grupo/pederastas/holandeses/quiere/crear/partido/politico/elpporsoc/20060531elpepisoc_10/Tes/afam/onu/homos.html
Ojo! la pregunta es: si admitimos el matrimonio gay, si el multiculturalismo nos cuela la poligamia y mahoma tuvo relaciones sexuales con aisha (con la que se casó con 6 años)cuando ésta tenía 9 años y lo que hizo el profesta es un ejemplo. ¿Porqué no?.

Beltrán:
Eres incansable e inamovible.
Los inmigrantes de otras culturas se deben adaptar a las nuestras en los que sea necesario y seguirán con las suyas si no van en contra de nuestras leyes.Correcto.
Los estados "comunistas" han sido los mayores contaminantes.De acuerdo.
Pero no sé si sabes que EEUU es uno de los mayores contaminantes del mundo y no firma el protocolo de Kioto(el negocio es el negocio).
Los estados más ricos y avanzados del planeta son los nórdicos,donde ha gobernado muchos años la socialdemocracia y no ha pasado nada.
Dices que no eres nada concreto ideológicamente .
Tú dirás que no,pero para los que te leemos es fácil de encajar tu ideología.
Mira, yo creo que soy en religión agnóstico,y en escuela ,laico.Así de claro y de simple.
De qué pie cojeo:es difícil decirlo.
En algunas cosas de izquierdas y en otras de derechas,soy un poco ecléctico.
Te pongo un ejemplo:
Defiendo una escuela laica.Es de izquierdas para tí.
Defiendo mano dura para los alumnos problemáticos e itinerarios diferenciados y aulas talleres(es de derechas para el Psoe e IUnida).
El Psoe es muy de izquierdas:
Sigue con la Religión en la escuela.
Sigue financiando a la Iglesia.
Sigue financiando la educación concertada.
Los bancos y la bolsa van mejor que nunca en beneficios.
Las pensiones ,de pena.
La justicia,de pena.
Qué miedo de izquierda.
Lo único que ha hecho de "izquierda", lo de los matrimonios gays,porque le salen baratos, y lo de Irak.
Aunque dices que no eres de nada:
Lo del hecho religioso,lo defiende la Jerarquía y el PP.Exactamente igual.Lo de la catequesis dentro de la escuela,los mismos.
Efectivamente el estado se gasta montones de millones en tonterías y habría que cuestionarlo.
Muchos dirigentes socialistas y de izquierdas preconizan la escuela pública para los demás ,pero llevan a sus hijos a centros concertados,privados y religiosos.Es así de contradictorio,pero es que saben que la pública está de pena.Son teóricos de izquierdas.Venden el producto para los demás.
Las cuestiones económicas son intrascendentes para tí en educación.
Cuando pido en mi centro:rebajar la ratio,aula de reeducación de convivencia,profesores de apoyo,aula taller,desdobles..., nos contestan:no hay plantilla,no hay dinero,no lo permite la Consejería.La misma que derrocha el dinero en otras muchas cosas,para tí intrascendente.
Lo de la S. Santa en Andalucía es un folklore turístico y un negocio,muy poco que ver con la religiosidad profunda.
Las cofradías son como club de diversión.
Los que llevan los tronos,llevan debajo la bota de vino,como símbolo de la religiosidad.
Yo escribo desde Andalucía.

No me interesan las cuestiones subjetivas,personales,creencias,la fé.Ni de Mahoma,ni de Buda,ni de Confucio.
Eso lo dejo para los que sois creyentes,en vuestra vida privada.
Te he dicho que soy laico y agnóstico.
Ni voy a criticar a Mahoma,ni a Jesús.No están en mi agenda ideológica.La guerra de religiones,en Historia y desde el punto de vista histórico.Punto

Bendito catolicismo andaluz. Eso es religiosidad y lo demás amargamiento.

Por partes:

1. El adoctrinamiento en educación es siempre rechazable: en los colegios e Institutos no se "enseña" Historia de las Religiones, sino sino que se "educa" en (nombre oficial de la materia) Religión y Moral Católica (o Evangélica, Islámica, etc). Debe ser la familia quien eduque y el colegio quien enseñe, por eso me da igual la Religión que la Educación para la Ciudadanía. Eso para la casa, la parroquia, la mezquita, o la asamblea general del partido. ¿Por qué me tienen que decir lo que debo creer, mientras cumpla con las leyes establecidas "por todos"?

2. La "semanasanta" (y lo escribo así a propósito) en Andalucía es como una boda por la Iglesia, un bautizo o una comunión: participa quien le da la gana, crea o no crea, porque ya no es un hecho estrictamente religioso, sino folclórico (quizás en otros lugares no lo sea). Además, cada uno participa como quiere: unos por el espectáculo, otros por tradición familiar, otros por sus creencias, otros por dinero. Si queremos que se conserve lo estrictamente religioso en las celebraciones, entonces que los católicos tengan vacaciones en Navidad, Semana Santa, el Santo Patrón o la Virgen de Dondesea y no trabajen los domingos; los musulmanes durante el Ramadán o la fiesta del cordero y que no trabajen los viernes; los judíos durante el Yom Kippur y el Bar Mizvah y no trabajen los sábados; y los agnósticos y ateos que celebren lo que les dé la gana y cuando les dé la gana. ¡Pues vaya follón de calendario escolar y laboral!

3. Multiculturalismo no es cambiar de una cultura a otra cuando los otros sean más, sino admitir aquellos hechos culturales diferentes que no conculquen los derechos de la sociedad establecida, por tanto queda claro que la ablación de clítoris o la lapidación de las adúlteras no es admisible en una sociedad democrática, mientras que sí lo es celebrar el Ramadán o el Año Nuevo Chino. De todas maneras hay un viejo refrán que dice; "Donde fueres, haz lo que vieres". Además, alguien dijo: "el nacionalismo se cura viajando" (no haciendo turismo, que conste). Finalmente, debo decir que el miedo a la "invasión" cultural que propugnan algunos es el argumento que han esgrimido las élites de muchos pueblos a lo largo de la Historia para promover el exterminio de sus vecinos y acogotar a sus compatriotas

EL PAÍS (URL)
"La asignatura de Historia de las Religiones es muy similar a la que preparó el PP.
Los contenidos de la asignatura de Historia y Cultura de las Religiones que ha diseñado el Ministerio de Educación muestran un gran parecido con los que en su día redactó el PP para la misma materia. Hay párrafos prácticamente idénticos, a pesar de que el PSOE, en la oposición entonces, criticó duramente aquellas enseñanzas. Encontraban en ellas demasiadas coincidencias con la materia confesional, algo que reconocieron con gusto los obispos. La diferencia es que entonces la asignatura era obligatoria para los alumnos que no se matricularan en Religión y ahora será voluntaria".

EL MUNDO
El Consejo Escolar exige que la Religión se enseñe fuera del horario lectivo

El Consejo Escolar del Estado (CEE) pide que la Religión salga del horario académico, según sendas enmiendas a los proyectos de enseñanzas mínimas de Educación Secundaria (ESO) y de Infantil aprobadas ayer . En concreto, la modificación aprobada señala que el horario destinado a la enseñanza religiosa no debe computarse dentro de las 30 horas lectivas semanales de la ESO y de las 25 fijadas para Infantil.


Finlandia - Prevención de la intimidación y la violencia en la escuela

Ministerio de Educación, Consejo Educativo Nacional, Departamento de Educación de la Ciudad de Helsinki
Definición de la intimidación en la escuela
La violencia o la intimidación en la escuela es un comportamiento (directo o indirecto) negativo, dirigido hacia un alumno y de carácter repetitivo. No es una cuestión de ataques esporádicos dirigidos hacia diferentes alumnos, sino más bien un acoso sistemático hacia una víctima. Otra característica importante de la intimidación en la escuela es el desequilibrio del poder entre las personas implicadas: es difícil que la víctima pueda defenderse, experimentando de este modo una sensación de impotencia y de indefensa frente al "matón" de la clase. La intimidación ocurre de muy distintas manera: (1) presión verbal, amenazas o burlas; (2) abuso físico, empujones, patadas y golpes; (3) indiferencia, rechazo; (4) mano dura y a veces chantajes; o (5) vandalismo.

Prevención de la intimidación en la escuela
En Finlandia se está revisando actualmente la legislación educacional en su totalidad, y bajo el nuevo proyecto de ley sobre la educación, cada alumno y estudiante cuenta con el derecho de aprender en un entorno seguro. Esto significa que la escuela tiene la obligación de intervenir inmediatamente en cuanto se produzcan intimidaciones, así como tomar medidas para mitigar el problema.

El Ministerio de Educación pretende adoptar la intimidación en la escuela como uno de los temas de seguimiento dentro del proyecto que se está llevando a cabo sobre "Una Sana Confianza en Uno Mismo". Dentro de este proyecto, algunos municipios que están en prueba incluirán la prevención de la intimidación en sus propios proyectos con el fin de fortalecer la imagen que los alumnos tienen de sí mismos. Además, se ofrecerán seminarios especializados y material para uso pedagógico con un énfasis especial en la prevención de la intimidación.

El Ministerio de Educación está llevando a cabo un proyecto de capacitación para profesores, orientado a incrementar el porcentaje de pedagogía especial que se incluye en la formación de los profesores, así como publicar material adicional que trate sobre las relaciones humanas.

El Consejo Educativo Nacional está promocionando el bienestar de los alumnos a través de métodos pedagógicos. Ha elaborado varios proyectos y comités, además de editar publicaciones que analizan el grado de satisfacción dentro de las escuelas y las formas de prevenir la intimidación, tales como proyectos enfocados hacia la seguridad educacional básica, la educación social, la capacidad de las escuelas para enfrentarse a crisis, escuelas sin violencia y la prevención de las expulsiones, directrices para enseñar buenas actitudes, además de material pedagógico, extensa cooperación con varios grupos de interés y cursos de capacitación para profesores.

Intervención contra la intimidación en la escuela
En 1993 el Ministerio de Educación creó un comité dirigido por una sola persona que informaría sobre la intimidación en las escuelas y presentaría propuestas sobre medidas preventivas. El informe estudió la situación actual y barajó varias propuestas de intervención y prevención con respecto a la intimidación; como los siguientes y simples modelos de acción:

Se admite que la intimidación ocurre en todos los colegios.
La comunidad del colegio decide que no se aceptará más la intimidación.
El colegio decide maneras de enfrentarse a la intimidación.
Todo el mundo se adhiere sistemáticamente a las decisiones tomadas.
Por ejemplo, estos modelos pueden ser ofrecidos a los colegios a través de Internet

Además de las medidas preventivas, se debe prestar atención a una temprana detección de la intimidación. Es preciso asegurarse que las víctimas tengan el derecho de poder asistir sin riesgo alguno al colegio de su elección, además de recibir apoyo. Las medidas de seguimiento y la intervención adecuada son indispensables, tanto a nivel de escuela como del individuo. La solución no puede tomarse trasladando a la víctima a otra escuela; lo que se precisa es una intervención activa en cada uno de los incidentes.

Proyecto de la UE emprendido por el Departamento de Educación de la Ciudad de Helsinki
En su capacidad como coordinador, el Departamento de Educación de la Ciudad de Helsinki solicitará la cofinanciación por parte de la UE para un proyecto multilateral (Finlandia, Suecia, Reino Unido y los Países Bajos) llamado Escuela segura y comprensiva (Violencia en la Escuela, véase propuesta Nº DG XXII/15/98). El objetivo será elaborar una definición común sobre lo que significa la intimidación en la escuela, y estudiar el índice de intimidaciones en distintas culturas. Algunos estudios han mostrado la dificultad que encuentran algunos profesores en identificar índices de intimidación, y por consiguiente resulta importante desarrollar métodos de seguimiento sobre las relaciones entre los compañeros de colegio, así como detectar a tiempo los casos de intimidación. El proyecto se centra en la acción preventiva. El objetivo principal es examinar y evaluar métodos con la colaboración activa de los alumnos y los padres. Un método sería formar un grupo de adultos y alumnos elegidos de diferentes cursos, con el fin de mejorar las relaciones y el clima de la escuela. Los alumnos son los que mejor conocen el ambiente de la clase, y por consiguiente pueden asumir asuntos importantes relacionados con ellos mismos. Dentro del sistema mentor, los alumnos mayores pueden ayudar a que sus compañeros más pequeños se adapten a la escuela. Se prestará atención a la cooperación entre los padres y la escuela en la etapa en la que los niños empiezan el colegio.

La persona a contactar en el proyecto es Sra. Merja Hallantie, Jefa de Psicología, Departamento de Educación de la Ciudad de Helsinki, División de Educación General, Hämeentie 11 A, FIN 00530 Helsinki, Finlandia. Tel: + 358 – 9 - 3108614, Fax: + 359 – 9 – 31086635, e-mail: merja.hallantie@edu.hel.fi


FAPAC de Cataluña exige retirada religión centros públicos


Barcelona, 1 dic (EFE).- La Federación de Asociaciones de Padres
y Madres de Alumnos de Cataluña (FAPAC) ha pedido hoy la retirada de
la asignatura de religión de las escuelas e institutos públicos, al
considerar que actúa como "un elemento descohesionador" en una
sociedad tan diversa como la catalana.
"La religión no sólo tiene que quedar fuera del horario lectivo,
sino también fuera de la escuela. Dentro de la escuela pública no se
puede optar por ofrecer una asignatura de religión", ha señalado la
FAPAC en un comunicado.
La asociación considera que los profesores que tienen que
impartir esta asignatura o la de historia de las religiones están
directamente designados por el Obispado, lo que "condiciona su
imparcialidad".
"El hecho religioso es una opción íntima, propia de cada familia.
Por tanto, su inclusión como materia de estudio no viene determinada
por criterios educativos ni pedagógicos, sino que viene fundada por
las presiones que la Conferencia Episcopal Española ejerce sobre el
Estado", ha manifestado la FAPAC. EFE

Parece que todos los padres no están de acuerdo sobre lo del derecho a elegir la formación religiosa de sus hijos dentro de la escuela.
CONCAPA ve bien ese derecho ,la educación religiosa dentro de la escuela,mientras CEAPA,todo lo contrario,que salga de la escuela.

IU se declara "insumisa" ante los acuerdos del gobierno y la iglesia y los recurrirá ante el Constitucional
Madrid, 6 de diciembre de 2006.-
El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, afirmó hoy que su formación se declara "insumisa" ante los últimos acuerdos alcanzados entre el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y la jerarquía de la Iglesia Católica en materia económica y de educación. Adelantó que su formación estudiará la presentación de un recurso ante el Tribunal Constitucional para que pueda analizarlos.

En declaraciones en el Congreso en el marco de la recepción por el Día de la Constitución, Llamazares calificó de "triste" que el acuerdo entre la cúpula eclesiástica y el Ministerio de Educación haya coincidido con esta efeméride porque con él se niega "la aconfesionalidad del Estado" que señala la Carta Magna.

“IU se declara insumisa –dijo- ante un acuerdo que le da prácticamente todo a la Iglesia, el control sobre la enseñanza de la Religión y una financiación generosa y de privilegio, le permite el control de la formación religiosa en los centros públicos y que esa educación en creencias se mezcle con la pública. Es triste que se niegue la aconfesionalidad del Estado y que se continúe en el nacional-catolicismo en el siglo XXI en un Estado definido como laico".

Parece que el "progresista" PSOE y ZP,no lo son tanto como dicen algunos en éste foro.
¿Quienes son los carcas?
¿Los que criticamos la LOE o los que le dan poder y privilegios a la jerarquía eclesiástica,desde el gobierno(para no perder votos moderados),pero van de progres "teóricos" con la LOE?

Yo pensaba que la Guerra de Afganistán había acabado con los "talibanes", pero resulta que no. Parece que los más peligrosos están aquí y le dicen a todo el mundo lo que tienen que pensar y hacer desde ciertos despachos, ciertos gabinetes pedagógicos y ciertas asociaciones de padres (y madres), y que si no irás al Infierno. Una ley (LOGSE) es mala no porque la haya hecho tal partido, sino porque no funciona como se pensaba. Y si se cambia por otra igual o casi igual, no hemos arreglado nada. Ese ha sido el problema de las TRES últimas reformas educativas. En lo tocante a la religión prácticamente no se ha tocado una coma. ¿Por qué tanto miedo? ¿Es que alguien piensa que van a volver las quemas de conventos? Por cierto, éstas ocurrieron precisamente porque las jerarquías se negaban a los cambios y no por aceptarlos. Quien no conoce la Historia está abocado a repetirla.

Mi tesis en lo relativo a la educación religiosa,es que PSOE y PP,en lo fundamental son idénticos:los dos a favor de la educación confesional dentro de la escuela y financiada con fondos públicos.
Luego, aparentan ser distintos con dos o tres chorraditas para que parezca que se diferencian.Puro teatro de cara a la galería.

"La enseñanza de la religión católica es otro de los temas en los que el Gobierno ha hecho concesiones inesperadas e injustificadas, sobre todo a la Iglesia católica, pero también a las religiones de notorio arraigo que tienen acuerdos con el Estado, al haber reconocido a la asignatura de religión confesional carácter evaluable y computable para pasar curso y al haber establecido la cultura e historia de las religiones como materia alternativa en Primaria y en la ESO.
Es también el resultado de las negociaciones del Gobierno con representantes de la jerarquía eclesiástica y de las federaciones católicas de enseñanza, tras las movilizaciones del año pasado.


La regla general parece ser la siguiente: a mayor presión de los obispos y de los dueños de los colegios católicos, más concesiones del Gobierno; cuanto más fuertes son las protestas y mayor es el ruido en la calle, más ventajas para la enseñanza de la religión confesional.
Las reivindicaciones del mundo católico en materia económica y educativa son insaciables y, a la vista de los buenos resultados obtenidos, seguirán dejándose oír cada vez con más fuerza y exigencia.

LA JERARQUÍA católica ha acusado al Gobierno de querer imponer al alumnado una ideología estatal y de reproducir en la escuela la mentalidad socialista a través de la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, y ha llegado a pedir a los padres la objeción de conciencia frente a ella. También estas críticas han logrado su objetivo, que era modificar algunos contenidos de la asignatura".
(Juan José Tamayo.Teólogo católico)

En primer lugar, niego que la religión cristiana sea algo irracional o indemostrable. Los cristianos creemos en la compatibilidad entre fe y razón.

En segundo lugar, creo en el derecho de los padres a educar a sus hijos de acuerdo con sus convicciones. Naturalmente que puede haber padres que no quieran lo mejor para sus hijos, pero la experiencia nos dice que son los menos. No se puede decir en cambio que todos los Gobiernos quieran lo mejor para sus ciudadanos.

Por ello, la educación no debería ser pública sino privada, toda ella, de manera que los hijos se eduquen donde y como a sus padres les parezca más adecuado. Las escuelas cristianas, musulmanas, libertarias o ateas deberían estar subvencionadas por el Estado para que el derecho a la educación fuera efectivo.

Si se dan -como dice el señor Moreno en su Panfleto- contradicciones entre lo que enseña el Estado (divorcio, preservativos, etc) y lo que enseña una religión, la culpa es del Estado, que se está metiendo donde no le corresponde. La educación en general (y la religiosa y moral en particular) es cosa de los padres.

En tercer lugar, como la educación impuesta por el Estado lamentablemente existe y para más inri se considera un derecho humano, habrá que adaptarse por ahora y procurar que sea lo mejor posible. En ese sentido coincido con el resto del Panfleto en la necesidad de procurar unos conocimientos serios y rigurosos, obtenidos mediante el esfuerzo personal y el respeto a los demás.

Aunque éste no es un foro sobre religión,ni yo un experto en la misma,he de decirte que la religión católica y las demás, tienen montones de verdades para los creyentes, que son difíciles de digerir por los que se acercan a ellas desde el punto de la razón,sin fé.
Yo no coincido con tu tesis de las escuelas por ideologías,pero en todo caso si existen serían privadas,no subvencionadas por el estado.
La que se suele meter en donde no le llaman es la iglesia más que el estado.Se empeña en que todos y toda la sociedad se muevan por sus verdades.
El estado legisla para todos los ciudadanos,las iglesias deben predicar para sus creyentes.
Yo soy profesor y le informo a los alumnos del derecho civil y legal al divorcio.Si luego tú quieres decirle a tu hijo que moralmente no lo admite tu religión,es tu opción.
Y lo mismo pasa con el uso de preservativos.
El niño tiene derecho a saber lo del divorcio y lo del preservativo aunque a tí como padre no te guste que lo oiga.

Sobre lo dicho por PM: como profesor de Geografía e Historia me niego a volver a enseñar "Historia Sagrada" o a explicar que los primeros seres humanos fueron Adán y Eva, tirando a la basura casi doscientos años de investigación. Si a uno no le gusta el mundo como es tiene dos opciones: cambiarlo o dejarlo. En cuanto a lo primero, lo veo difícil (si no es por la fuerza) desde tales planteamientos; con respecto a lo segundo(y no hablo de suicidarse, que es pecado) podría consistir, por ejemplo, en meterse en un monasterio y vivir de acuerdo con la moral que a uno le dicte su fe, tan ricamente... y sobre todo dejando de decir a los demás lo que deben pensar y lo que deben hacer con su cuerpo. Hasta el siglo XX, la educación en la mayor parte del mundo era y había sido absolutamente privada, y si no sabe lo que ocurrió debería releer algún manual de Historia. Ya pasó el tiempo en que el mundo se gobernaba desde el Vaticano, a Dios rogando y con el mazo dando, por si no se ha dado cuenta.

JP, hará usted muy bien no enseñando Historia Sagrada, puesto que es usted profesor de Geografía e Historia. La Historia Sagrada puede dejársela a los profesores de Religión. (Quienes, por cierto, no enseñan nada que se oponga a la ciencia, pero no entraré en eso porque éste no es un foro de religión).

RM: una cosa es enseñar que las cosas existen y otra cosa juzgarlas moralmente. Usted puede enseñar que la ley actual permite el divorcio porque eso es un hecho, pero no puede decir que el divorcio es "algo bueno" o "un progreso", porque ahí ya se mete en la formación moral que es cosa de los padres y (si así lo desean éstos) de los profesores de religión.

Lo que defiendo aquí no es la educación cristiana (aunque yo lo soy) sino esencialmente el derecho de los padres a educar a sus hijos como ellos consideren oportuno. Creo que la asunción por el Estado de la educación de los niños fue una cosa perniciosa y potencialmente totalitaria.

Pues para eso no hace falta que vayan a niguna escuela, que cada uno aprenda en su casa lo que quieran (o sepan) enseñarles los padres, o que éstos contraten a un maestro particular (si pueden pagarlo). ¡Venga! Volvamos todos a los tiempos en que se heredaba el oficio de los padres porque la mayoría de éstos no sabía enseñarles otra cosa salvo ser un buen campesino que trabaja la tierra, reza los domingos en misa y da las gracias a su señor por no cobrarles demasiados impuestos.
¿De verdad cree usted que una enseñanza exclusivamente privada acabaría con los males de nuestra sociedad actual?

¿Alguien ha visto la película "Timeline"? Creo que PM se ha escapado del siglo XIV por un agujero de gusano.

Pues para eso no hace falta que vayan a niguna escuela, que cada uno aprenda en su casa lo que quieran (o sepan) enseñarles los padres, o que éstos contraten a un maestro particular (si pueden pagarlo). ¡Venga! Volvamos todos a los tiempos en que se heredaba el oficio de los padres porque la mayoría de éstos no sabía enseñarles otra cosa salvo ser un buen campesino que trabaja la tierra, reza los domingos en misa y da las gracias a su señor por no cobrarles demasiados impuestos.
¿De verdad cree usted que una enseñanza exclusivamente privada acabaría con los males de nuestra sociedad actual?

Una correción: anoche "me hice la picha un lío", que diría un amigo, y envié dos veces el mismo mensje. Disculpas.
Otra corrección: creo que el agujero de gusano está conectado con el siglo X, no con el siglo XIV, en el que ya existían universidades y algunos pensadores empezaban a desembarazarse de las rémoras de la teología tomista.

Bueno, el "homeschooling" está muy extendido en EE.UU. y los resultados académicos son al parecer muy buenos. Es una opción más, dentro de la libertad de los padres. Pero no la única: la iniciativa social puede crear escuelas con idearios determinados.

A menos que consideremos la educación como una transmisión aséptica de "información pura", algo prácticamente imposible, tendremos que reconocer que debe ir unida a alguna formación metafísica y ética. En ese caso, lo ideal es que el profesorado en su conjunto comparta las convicciones de los padres y sean capaces de responder desde ese punto de vista a las preguntas que los chicos les plantearán, si no son idiotas, sobre si la II Guera Mundial fue una guerra justa, o sobre si la evolución implica necesariamente la inexistencia de Dios.

Por eso creo en la necesidad de escuelas privadas con un ideario determinado. Es la educación integral lo que importa. Así los padres pueden estar seguros de que en la clase de biología y en la clase de religión no van a enseñar cosas contradictorias.

En fin, yo no quiero educar a los hijos de nadie, pero tampoco quiero que a mis hijos los eduque nadie que no sea yo.

JP, temo que no comparto su extraña creencia de que los siglos posteriores son mejores que los anteriores; dependerá en qué. Me sentiría encantada de poder traerme por un agujero de gusano temporal algo del espíritu de Cluny.

PM:
Yo soy profesor de Sociales y te explico el método que utilizo:
Cuando un tema social es polémico(por ej:divorcio,matrimonios gays,educación religiosa en la escuela,...) les expongo a los alumnos las distintas posturas que hay y lo que argumenta cada una.
En ningún momento les digo cual es la buena o la mejor,dejo que razonen,comparando ellos,para no manipularlos;unos eligen unas y otros las contrarias.
Si me pregunta alguno mi opinión ,se la doy ,pero le aclaro que es la "mía",no la verdadera.Que su padre u otro profesor puede pensar lo contrario.
Los profesores tenemos que decir a los alumnos cosas que a algunos padres no les gusta.
Hay padres que puede que:
-defiendan la dictadura.
-defiendan la desigualdad entre géneros.
-no ven bien el divorcio.
-no ven bien los matrimonios gays.
...
No por eso yo voy a ocultarle a su hijo las realidades sociales y legales existentes porque a la familia no le gusten.
Me parece bien que existan escuelas privadas con ideario religioso,siempre que no las pague el estado.

PM:
Está claro por dónde va. Si el espíritu de Cluny le fascina y desearía traérselo es porque no conoce el contexto en el que se desarrolló, sino sólo lo que elaboraron las élites de la época. Por eso le reitero que ese mundo autosuficiente que predica lo puede hallar en un monasterio, pero no en la realidad social actual donde existe una pluralidad de ideas, conductas y hasta de creencias. ¿Piensa usted que seríamos más felices si cada uno hiciera de su capa un sayo? ¿Qué pasaría si cada uno estableciera unas normas de acuerdo con su conciencia? Querer volver a épocas pasadas idealizadas es un mal síntoma, es como querer volver a ser niño para no afrontar los problemas del adulto. Y si todos lo quisiéramos, alguien tendría que hacer de papá para que fuéramos educados según su ideario. Y entonces... ¿sabe ya como continúa el cuentecito?

Miret Magdalena apuesta por una escuela pública que enseñe una moral común


Madrid, 31 ene (EFE).- El teólogo y escritor Enrique Miret
Magdalena apostó por "una escuela pública que enseñe una moral
común y que eduque en la convivencia humana dentro de los preceptos
de todo ser humano".
En una entrevista con EFE con motivo de la publicación de su
nuevo libro "Creer o no creer", editado por Aguilar, Miret Magdalena se
mostró en contra de que se imparta en los colegios una religión sólo
para los católicos, otra sólo para protestantes u otra para los
islámicos y dijo que "eso es un galimatías".
"Lo importante es que en la escuela pública se enseñe una moral
natural propia de cualquier religión y maneras de pensar", algo que
opinó que es lo que quiere el Gobierno y que "quizás no acierta a
explicar".
Para Miret Magdalena, los preceptos religiosos deben aprenderse
en otros lugares como dentro de la familia o en los diferentes
grupos religiosos.

Más claro, agua (de la de botella, ¡eh!), que hay quien confunde el aconfesionalismo con el anticlericalismo.

Me gustaría y agradecería mucho que ustedes pudieran leer este artículo y dar su opinión sobre el tema que estamos discutiendo aquí.


"Educación para la esclavitud" por Juan manuel de Prada

Recordemos la célebre frase de Jean-François Revel: «La tentación totalitaria, bajo la máscara del demonio del Bien, es una constante del espíritu humano». Todas las ideologías totalitarias que en el mundo han sido aspiran a crear, bajo esa máscara de bondad, un «hombre nuevo» que se amolde a sus postulados. El ser humano, cada ser humano, posee unos rasgos, querencias y convicciones de índole moral que dificultan la consecución de ese modelo; las ideologías totalitarias, lejos de admitir la pluralidad de sensibilidades que componen la sociedad, tratan de modificarlas mediante la «reeducación», hasta convertirlas en engranajes del sistema. Si algo hermanó al nazismo y al comunismo fue precisamente este propósito de fabricar un «hombre nuevo», en el que el valor intrínseco de la persona era negado en pro de la comunidad. Esta labor de «reeducación» social se presentó, paradójicamente, como una empresa filantrópica. Y esa «máscara del demonio del Bien» fue a la postre la que amparó el derecho de desterrar a los arrabales de la sociedad a categorías enteras de hombres, incluso el derecho a aniquilarlos sin dubitación.

Este sueño de construir la sociedad perfecta e imponerla a los demás sigue infectando los regímenes democráticos, bajo estrategias mucho más amables y sibilinas. Un ejemplo palmario de ingeniería social lo representa esa asignatura llamada cínicamente Educación para la Ciudadanía, cuyo objetivo no es otro que imponer un nuevo sistema de valores, presentándolo como un imperativo moral e imprescindible para la existencia de una sociedad cohesionada. Para ello, se impone una «nueva ética» basada en los «nuevos paradigmas»: el nuevo paradigma de familia, el nuevo paradigma de derechos humanos, el nuevo paradigma de género, etcétera. A nadie se le escapa que el adoctrinamiento de las mentes infantiles produce a medio plazo unos opíparos réditos electorales; a nadie se le escapa que todo régimen político que anhela perpetuarse dedica especiales esfuerzos a las tareas de proselitismo y propaganda entre los más jóvenes, pues con ello se asegura un granero de votos. A través de esta asignatura llamada cínicamente Educación para la Ciudadanía, nuestros hijos serán atiborrados de un pienso ideológico que naturalmente no se limitará a incluir unas normas de convivencia cívica, sino que sobre todo se preocupará de imponer una «moral pública» que tuerza y pisotee la moral que los padres, legítimamente, les intentamos transmitir. Y así, por ejemplo, se entonarán las loas del «derecho a elegir libremente la opción sexual», y se les explicarán los muy benéficos logros que deparará la experimentación con embriones, todo ello aderezado con apelaciones a la «recuperación de la memoria histórica» y demás mitologías del Nuevo Régimen. La formación de nuevas generaciones de esclavos está asegurada.

Ante tal atropello, los ciudadanos libres -si es que todavía resta alguno -deben actuar enérgicamente. Recordemos las palabras de Henry David Thoreau en su opúsculo Desobediencia civil (1849): «Existen leyes injustas. ¿Debemos conformarnos con obedecerlas? ¿Nos esforzaremos en enmendarlas, acatándolas hasta que hayamos triunfado? ¿O debemos transgredirlas de inmediato? Si la injusticia requiere de tu colaboración, convirtiéndote en agente de injusticia para otros, infringe la ley. Que tu vida sirva de freno para detener la máquina. Lo que debes hacer es tratar por todos los medios de no prestarte a fomentar el mal que condenas». Una ley es injusta cuando conculca derechos ciudadanos y trata de confiscar ese ámbito de libertad personal que corresponde en exclusiva al individuo y que el Estado no puede invadir. Esta asignatura llamada cínicamente Educación para la Ciudadanía nos amenaza con una flagrante invasión de ese ámbito inviolable, ejercida además contra los más débiles e indefensos, que son nuestros hijos. La desobediencia civil será, llegado el momento, un recurso legítimo.


Me gustaría y agradecería mucho que ustedes pudieran leer este artículo y dar su opinión sobre el tema que estamos discutiendo aquí.


"Educación para la esclavitud" por Juan manuel de Prada

Recordemos la célebre frase de Jean-François Revel: «La tentación totalitaria, bajo la máscara del demonio del Bien, es una constante del espíritu humano». Todas las ideologías totalitarias que en el mundo han sido aspiran a crear, bajo esa máscara de bondad, un «hombre nuevo» que se amolde a sus postulados. El ser humano, cada ser humano, posee unos rasgos, querencias y convicciones de índole moral que dificultan la consecución de ese modelo; las ideologías totalitarias, lejos de admitir la pluralidad de sensibilidades que componen la sociedad, tratan de modificarlas mediante la «reeducación», hasta convertirlas en engranajes del sistema. Si algo hermanó al nazismo y al comunismo fue precisamente este propósito de fabricar un «hombre nuevo», en el que el valor intrínseco de la persona era negado en pro de la comunidad. Esta labor de «reeducación» social se presentó, paradójicamente, como una empresa filantrópica. Y esa «máscara del demonio del Bien» fue a la postre la que amparó el derecho de desterrar a los arrabales de la sociedad a categorías enteras de hombres, incluso el derecho a aniquilarlos sin dubitación.

Este sueño de construir la sociedad perfecta e imponerla a los demás sigue infectando los regímenes democráticos, bajo estrategias mucho más amables y sibilinas. Un ejemplo palmario de ingeniería social lo representa esa asignatura llamada cínicamente Educación para la Ciudadanía, cuyo objetivo no es otro que imponer un nuevo sistema de valores, presentándolo como un imperativo moral e imprescindible para la existencia de una sociedad cohesionada. Para ello, se impone una «nueva ética» basada en los «nuevos paradigmas»: el nuevo paradigma de familia, el nuevo paradigma de derechos humanos, el nuevo paradigma de género, etcétera. A nadie se le escapa que el adoctrinamiento de las mentes infantiles produce a medio plazo unos opíparos réditos electorales; a nadie se le escapa que todo régimen político que anhela perpetuarse dedica especiales esfuerzos a las tareas de proselitismo y propaganda entre los más jóvenes, pues con ello se asegura un granero de votos. A través de esta asignatura llamada cínicamente Educación para la Ciudadanía, nuestros hijos serán atiborrados de un pienso ideológico que naturalmente no se limitará a incluir unas normas de convivencia cívica, sino que sobre todo se preocupará de imponer una «moral pública» que tuerza y pisotee la moral que los padres, legítimamente, les intentamos transmitir. Y así, por ejemplo, se entonarán las loas del «derecho a elegir libremente la opción sexual», y se les explicarán los muy benéficos logros que deparará la experimentación con embriones, todo ello aderezado con apelaciones a la «recuperación de la memoria histórica» y demás mitologías del Nuevo Régimen. La formación de nuevas generaciones de esclavos está asegurada.

Ante tal atropello, los ciudadanos libres -si es que todavía resta alguno -deben actuar enérgicamente. Recordemos las palabras de Henry David Thoreau en su opúsculo Desobediencia civil (1849): «Existen leyes injustas. ¿Debemos conformarnos con obedecerlas? ¿Nos esforzaremos en enmendarlas, acatándolas hasta que hayamos triunfado? ¿O debemos transgredirlas de inmediato? Si la injusticia requiere de tu colaboración, convirtiéndote en agente de injusticia para otros, infringe la ley. Que tu vida sirva de freno para detener la máquina. Lo que debes hacer es tratar por todos los medios de no prestarte a fomentar el mal que condenas». Una ley es injusta cuando conculca derechos ciudadanos y trata de confiscar ese ámbito de libertad personal que corresponde en exclusiva al individuo y que el Estado no puede invadir. Esta asignatura llamada cínicamente Educación para la Ciudadanía nos amenaza con una flagrante invasión de ese ámbito inviolable, ejercida además contra los más débiles e indefensos, que son nuestros hijos. La desobediencia civil será, llegado el momento, un recurso legítimo.


Me gustaría y agradecería mucho que ustedes pudieran leer este artículo y dar su opinión sobre el tema que estamos discutiendo aquí.


"Educación para la esclavitud" por Juan manuel de Prada

Recordemos la célebre frase de Jean-François Revel: «La tentación totalitaria, bajo la máscara del demonio del Bien, es una constante del espíritu humano». Todas las ideologías totalitarias que en el mundo han sido aspiran a crear, bajo esa máscara de bondad, un «hombre nuevo» que se amolde a sus postulados. El ser humano, cada ser humano, posee unos rasgos, querencias y convicciones de índole moral que dificultan la consecución de ese modelo; las ideologías totalitarias, lejos de admitir la pluralidad de sensibilidades que componen la sociedad, tratan de modificarlas mediante la «reeducación», hasta convertirlas en engranajes del sistema. Si algo hermanó al nazismo y al comunismo fue precisamente este propósito de fabricar un «hombre nuevo», en el que el valor intrínseco de la persona era negado en pro de la comunidad. Esta labor de «reeducación» social se presentó, paradójicamente, como una empresa filantrópica. Y esa «máscara del demonio del Bien» fue a la postre la que amparó el derecho de desterrar a los arrabales de la sociedad a categorías enteras de hombres, incluso el derecho a aniquilarlos sin dubitación.

Este sueño de construir la sociedad perfecta e imponerla a los demás sigue infectando los regímenes democráticos, bajo estrategias mucho más amables y sibilinas. Un ejemplo palmario de ingeniería social lo representa esa asignatura llamada cínicamente Educación para la Ciudadanía, cuyo objetivo no es otro que imponer un nuevo sistema de valores, presentándolo como un imperativo moral e imprescindible para la existencia de una sociedad cohesionada. Para ello, se impone una «nueva ética» basada en los «nuevos paradigmas»: el nuevo paradigma de familia, el nuevo paradigma de derechos humanos, el nuevo paradigma de género, etcétera. A nadie se le escapa que el adoctrinamiento de las mentes infantiles produce a medio plazo unos opíparos réditos electorales; a nadie se le escapa que todo régimen político que anhela perpetuarse dedica especiales esfuerzos a las tareas de proselitismo y propaganda entre los más jóvenes, pues con ello se asegura un granero de votos. A través de esta asignatura llamada cínicamente Educación para la Ciudadanía, nuestros hijos serán atiborrados de un pienso ideológico que naturalmente no se limitará a incluir unas normas de convivencia cívica, sino que sobre todo se preocupará de imponer una «moral pública» que tuerza y pisotee la moral que los padres, legítimamente, les intentamos transmitir. Y así, por ejemplo, se entonarán las loas del «derecho a elegir libremente la opción sexual», y se les explicarán los muy benéficos logros que deparará la experimentación con embriones, todo ello aderezado con apelaciones a la «recuperación de la memoria histórica» y demás mitologías del Nuevo Régimen. La formación de nuevas generaciones de esclavos está asegurada.

Ante tal atropello, los ciudadanos libres -si es que todavía resta alguno -deben actuar enérgicamente. Recordemos las palabras de Henry David Thoreau en su opúsculo Desobediencia civil (1849): «Existen leyes injustas. ¿Debemos conformarnos con obedecerlas? ¿Nos esforzaremos en enmendarlas, acatándolas hasta que hayamos triunfado? ¿O debemos transgredirlas de inmediato? Si la injusticia requiere de tu colaboración, convirtiéndote en agente de injusticia para otros, infringe la ley. Que tu vida sirva de freno para detener la máquina. Lo que debes hacer es tratar por todos los medios de no prestarte a fomentar el mal que condenas». Una ley es injusta cuando conculca derechos ciudadanos y trata de confiscar ese ámbito de libertad personal que corresponde en exclusiva al individuo y que el Estado no puede invadir. Esta asignatura llamada cínicamente Educación para la Ciudadanía nos amenaza con una flagrante invasión de ese ámbito inviolable, ejercida además contra los más débiles e indefensos, que son nuestros hijos. La desobediencia civil será, llegado el momento, un recurso legítimo.


Con respecto a esta nueva asignatura yo me encuentraba ante un dilema: como profesor de Sociales no la consideraba "oportuna" más que en el sentido de ampliar los contenidos de Vida Moral y Reflexión Ética de 4º ESO a niveles inferiores (en Andalucía, la Administración propone que se imparta en 3º). Para mí no es ninguna novedad, ya que llevo más de cinco años desarrollando dichos contenidos en diferentes centros. Al principio tuve mis dudas sobre el contenido de la nueva materia: justo hasta que salió el RD de enseñanzas mínimas a principios de enero. Mi prevención iba en una línea similar a la de JM de Prada, esto es, porque pensaba que podía ser manipulable desde el gobierno para crearse una cantera de votos. Lo que ourre es que mis motivaciones ideológicas eran radicalmente opuestas a las de este "individuo": él piensa que "sólo un partido" (el PSOE) manipularía las mentes; yo pensaba que "cualquier" partido llegado al gobierno lo haría (¿se nota el matiz?). Una vez leído el RD donde se especifican los contenidos y el artículo de JM de Prada, no puedo más que mostrarme a favor de que se imparta dicha asignatura. Me ha molestado mucho que se ponga en entredicho la labor que llevamos realizando los profesores de esta materia durante años tratando de "no adoctrinar", sino de "enseñar valores", algo que muchos padres, por no saber o por no querer, han dejado en manos de los centros de enseñanza. Me parece una hipocresía que el señor JM de Prada (que no sé si se ha leído el RD) hable de que con esta materia se conculcan derechos de los padres cuando precisamente muchos de éstos hacen dejación de sus obligaciones para con sus hijos adolescentes.
Para información de algunos que ya están con el dedo en el gatillo para fusilarme, el criterio de evaluación principal que sigo (y seguiré si me toca hacerlo en 3º) no es estar o no de acuerdo conmigo y con lo que yo pienso, sino mostrar coherencia en la argumentación de las razones para estar a favor o en contra de cualquier idea. Yo no examino de lo que deben pensar, sino de que deben pensar antes de actuar y aceptar las consecuencias de lo que hagan, buenas o malas. Yo evalúo actitudes y no ideologías. Yo no adoctrino (eso ya lo hacen sacerdotes, políticos y periodistas), yo enseño (o eso intento)a pensar.

Con la irritación se me ha escapado no un gazapo, sino un conejo de treinta kilos: debe decir "encontraba" no "encuentraba", pero es que con las pastillas para lo de la pierna a veces me despisto.

Los que llevan toda la vida adoctrinando y quieren seguir haciéndolo(léase jerarquía católica)son los que paradójicamente acusan al estado de manipular.Quieren seguir con la exclusiva del comecocos moral e ideológico.
Los profesores de religión que se ponen a dedo y con critérios subjetivos ,personalistas,
ideológico-religiosos,no adoctrinan según la jerarquía.
Los profesores titulados de Sociales o de Filosofía,que estamos por oposiciones,manipularemos,
según la jerarquía.
Muchos de los que apoyaron el régimen anterior,ejemplo de libertades,acusan al estado actual de totalitario en la moral.
¿Por qué un padre puede comerle el coco a su hijo moralmente y un profesor no puede exponerle en clase las distintas opciones sociales legales que existen en España,aunque no le gusten algunas al padre?.

Es que hay quien sólo ve la paja en el ojo ajeno.. Quisiera matizar mi anterior comentario: al final digo "yo no adoctrino (eso ya lo hacen sacerdotes, políticos y periodistas), yo enseño (o eso intento)a pensar". Debo añadir que intento enseñar a pensar de forma crítica, lo cual, aunque algunos se emperren en decir que sí, no significa poner todo el tinglado patas arriba y que ¡viva la anarquía! o ¡vamos a quemar iglesias!. NO. Pensar de manera crítica es darse cuenta de cuándo quien habla lo hace con sinceridad, aunque uno piense que se equivoca, y cuándo otros, diciendo lo mismo, pretenden manipular las ideas de los demás, ya que lo que dicen no se lo creen ni ellos mismos, pero lo dicen por tocar las... narices. Intento que l@s alumn@s identifiquen la hipocresía (por ejemplo la de JM de Prada)para cuando se la encuentren delante y trato de enseñarles que cada cual crea en lo que quiera, pero que no hay que obligar a otros a pensar como uno mismo. Trato de enseñarles a convencer y no a imponer, a que no sean egoístas en sus relaciones ni violentos en sus reacciones...
Otra cosa es que lo consiga, ya que en algunas familias las únicas ideas válidas son las del líder de la tribu y porque sí.
¿Quién piensa que lo que trato de enseñar es nocivo para los adolescentes? Sólo aquéllos que no desean que piensen por sí mismos y hagan lo que el rebaño.
Muchos llevan años diciendo lo de que "los jóvenes de hoy no tienen ideas ni valores". Pues bien hé aquí la oportunidad de que los desarrollen. ¿Hemos de desperdiciarla? ¿O es que lo que querían decir es que "los jóvenes de hoy no tienen las ideas ni los valores de nuestros abuelos"? Si alguien me obliga a enseñar una determinada moral (religiosa o no) entonces me negaré a hacerlo, pues soy consecuente con lo que pienso. Puede que alguno salga diciendo que lo que yo imparto es en sí misma una moral determinada. Le contestaría que entonces es que tienen miedo a pensar por sí mismo y a darse cuenta de las equivocaciones que comete, como un niño que si no se sale con la suya patalea y lloriquea y, si sabe, además insulta y lanza golpes a diestro y siniestro sin importarle quién los reciba. ¡Todo un ejemplo a seguir!

Para mi , se termina el Panfleto con una reflexion, una intuicion de algo que aunque no se acaba de desarrollar si que como suele pasar se entrevee como el conflicto y la solucion."
" la de hacerse respetar por los alumnos y comunicar con ellos. Para quien carece de estas
habilidades los cursos de formación pedagógica son inútiles, para quien las tiene son superfluos."

¿De que estamos hablando?,habilidades sociales, carisma, empatia,¿se pueden desarrolar o uno tiene que nacer con ellas?,¿ son suficientes? , tambien hablaste de entusiamo ( es importante como dices recuperar a los griegos, :en theos, estar con Dios)...
hablaste de religion, de las multiples formas del fenomeno religiosos, y brevemente , nombraste la espiritualidad...

Para mi hay un grave problema en la sociedad, no acabar de comprender que las religiones nacieron para el desarrollo del ser humano,no para entorpecerlo...
¿Que es el entusiasmo? ¿de donde viene?( fluir)
Ese sentimiento, es lo que cualquier mistico de cualquier religion busca,es por ejemplo la funcion final del yoga, esa pasion por el desarrollo personal, por aprender, por conocer y conocerse. Hasta que no comprendamos eso, no podremos realmente pensar en la transversalidad( que hay de mas transversal que el fenomeno religioso?), no podremos unir la etica, la creatividad, la busqueda del respeto, si no entendemos que cualquiera que crea que su Dios es el verdadero quiera defenderlo.Es logico , es la lucha de poder, del ser humano. Si como sociedad no se comprende que mas alla de las formas, incluso mas alla de si existe un dios, o mil formas de dios, o si existe una religion atea,(como el budismo), o si dios es la vida misma, la naturaleza, ...en el fondo lo importante es desarrollarse en la compasion y los principios universales...
Asi la educacion no puede ir desligada de ninguna manera de esa comprension de la religiosidad(pj.osho, Dalai Lama, Amma), unida como tu dices a la disciplina(pj. gandhi), del desarrollo , del instinto de vida, del estar presente, feliz en las aulas, compartir esa felicidad con los alumnos, ese entusiamo( ese estar en al amor por la vida).
Para ello los profesores deben hacer un trabajo personal, de interiorizacion, de autoconocimiento, independientemente de la linea que sea( eso es lo que aun yo no resuelvo, ¿cada profesor tendria que escoger su linea, o deberia haber una linea comun para todos?)...
te muestro dos alternativass( ni las unicas, ni seguramente las mejores , pero son las que ahora conozco, 1-los cursos de expresion corporal y psicomotricidad de la escuela de verano en barcelona, donde hay un amplio abanico de posibilidades de introduccion a diversos caminos de autoconocimiento)...
www.bcn.es/imeb/expressio/

y la pagina de una escuela de desarrollo para profesores, basada en el eneagrama, antigua enseñanza sufi y que se utiliza por los jesuitas en sus retiros de autoconocimiento, y en las escuelas modernas de psicoterapia humanista:

http://www.sateduca.org/

Desde esta vision, se pueden comprender muchos de los aspectos de los que hablamos: por un lado historia de las religiones como asignatura social, por otro la etica y enseñanza de los valores universales, por otro la enseñanza de la inteligencia emocional y el desarrollo personal, por otro el desarrollo psicofisico( gimnasia- yoga)...el respeto a la naturaleza y al ecosistema ( Gaia) y compresioon de que somos parte de ese sistema mayor que debemos cuidar...

Termino comentandote que si, como dices la danza ( almenos la espontanea), las artes, etc se aprenden "facilmente", naturalmente, pero si no se cultivan si no se asocian a volers positivos, si no se dedica tiempo a esta, por ejemplo en nuestra sociedad se han asociado de forma demasiado negativa, las expresiones de la danza , y la expresion corporal y la diverson , con el alcohol y las drogas, cosa que se deveria paliar tambien en la escuela.
yo por ejemplo he participado de numerosas expresiones de alegria y danza, donde llegaba al "extasis" colectivo, sin necesidad de tomar ningua substancia que luego perjudique mis sentidos y mi capacidad de reflexion , ni mi entorno...

Tambien recominedo un libro : "Educar en una cultura del espectaculo" de Ferres, muy inspirador!

Gracias a la vida...

Para mi , se termina el Panfleto con una reflexion, una intuicion de algo que aunque no se acaba de desarrollar si que como suele pasar se entrevee como el conflicto y la solucion."
" la de hacerse respetar por los alumnos y comunicar con ellos. Para quien carece de estas
habilidades los cursos de formación pedagógica son inútiles, para quien las tiene son superfluos."

¿De que estamos hablando?,habilidades sociales, carisma, empatia,¿se pueden desarrolar o uno tiene que nacer con ellas?,¿ son suficientes? , tambien hablaste de entusiamo ( es importante como dices recuperar a los griegos, :en theos, estar con Dios)...
hablaste de religion, de las multiples formas del fenomeno religiosos, y brevemente , nombraste la espiritualidad...

Para mi hay un grave problema en la sociedad, no acabar de comprender que las religiones nacieron para el desarrollo del ser humano,no para entorpecerlo...
¿Que es el entusiasmo? ¿de donde viene?( fluir)
Ese sentimiento, es lo que cualquier mistico de cualquier religion busca,es por ejemplo la funcion final del yoga, esa pasion por el desarrollo personal, por aprender, por conocer y conocerse. Hasta que no comprendamos eso, no podremos realmente pensar en la transversalidad( que hay de mas transversal que el fenomeno religioso?), no podremos unir la etica, la creatividad, la busqueda del respeto, si no entendemos que cualquiera que crea que su Dios es el verdadero quiera defenderlo.Es logico , es la lucha de poder, del ser humano. Si como sociedad no se comprende que mas alla de las formas, incluso mas alla de si existe un dios, o mil formas de dios, o si existe una religion atea,(como el budismo), o si dios es la vida misma, la naturaleza, ...en el fondo lo importante es desarrollarse en la compasion y los principios universales...
Asi la educacion no puede ir desligada de ninguna manera de esa comprension de la religiosidad(pj.osho, Dalai Lama, Amma), unida como tu dices a la disciplina(pj. gandhi), del desarrollo , del instinto de vida, del estar presente, feliz en las aulas, compartir esa felicidad con los alumnos, ese entusiamo( ese estar en al amor por la vida).
Para ello los profesores deben hacer un trabajo personal, de interiorizacion, de autoconocimiento, independientemente de la linea que sea( eso es lo que aun yo no resuelvo, ¿cada profesor tendria que escoger su linea, o deberia haber una linea comun para todos?)...
te muestro dos alternativass( ni las unicas, ni seguramente las mejores , pero son las que ahora conozco, 1-los cursos de expresion corporal y psicomotricidad de la escuela de verano en barcelona, donde hay un amplio abanico de posibilidades de introduccion a diversos caminos de autoconocimiento)...
www.bcn.es/imeb/expressio/

y la pagina de una escuela de desarrollo para profesores, basada en el eneagrama, antigua enseñanza sufi y que se utiliza por los jesuitas en sus retiros de autoconocimiento, y en las escuelas modernas de psicoterapia humanista:

http://www.sateduca.org/

Desde esta vision, se pueden comprender muchos de los aspectos de los que hablamos: por un lado historia de las religiones como asignatura social, por otro la etica y enseñanza de los valores universales, por otro la enseñanza de la inteligencia emocional y el desarrollo personal, por otro el desarrollo psicofisico( gimnasia- yoga)...el respeto a la naturaleza y al ecosistema ( Gaia) y compresioon de que somos parte de ese sistema mayor que debemos cuidar...

Termino comentandote que si, como dices la danza ( almenos la espontanea), las artes, etc se aprenden "facilmente", naturalmente, pero si no se cultivan si no se asocian a volers positivos, si no se dedica tiempo a esta, por ejemplo en nuestra sociedad se han asociado de forma demasiado negativa, las expresiones de la danza , y la expresion corporal y la diverson , con el alcohol y las drogas, cosa que se deveria paliar tambien en la escuela.
yo por ejemplo he participado de numerosas expresiones de alegria y danza, donde llegaba al "extasis" colectivo, sin necesidad de tomar ningua substancia que luego perjudique mis sentidos y mi capacidad de reflexion , ni mi entorno...

Tambien recominedo un libro : "Educar en una cultura del espectaculo" de Ferres, muy inspirador!

Gracias a la vida...

La FE no es "argumentable" pero sí "razonable". Y desde luego que hay medios de propiciar un encuentro con Dios, aunque no únicos ni "infalibles".

Pido disculpas por la longitud de mi escrito, que trata de profundizar en la cuestión desde mi experiencia cristiana.

En resumen, mi postura concuerda con la de Ricardo en que la concepción actual de la asignatura de religión en las escuelas públicas tiene que cambiar hacia la enseñanza de “cultura religiosa” (no sólo de la religión católica, sino de las más importantes en la historia de la humanidad), como corresponde a un Estado aconfesional. Dicho esto, en el Panfleto sobran muchas críticas indiscriminadas y simplistas.


1. ENSEÑANZA DE RELIGIÓN Y TRANSMISIÓN DE LA FE

A mi modo de ver, hay dos cuestiones bien diferenciables y que, sin embargo, a menudo se confunden: una es la enseñanza de religión y otra es la transmisión de la fe.
Personalmente, me defino como católica “practicante” y convencida, y además he sido educada en una escuela “religiosa”, con lo cual he sido “iniciada” en la religión católica, no sólo por mis padres, sino en la escuela. Sin embargo, me declaro contraria a la “catequización” de los alumnos de una escuela pública.
La fe pertenece al ámbito “privado”, en el sentido de que es y debe ser asumida personalmente, aunque alimentada y celebrada en comunidad. La fe es la creencia en un Dios creador y Padre, que nos Ama y nos llama a desarrollar al máximo nuestro potencial para amar y ser felices. Dicho de modo muy sintético y simple.
La religión es la sistematización de la fe de una iglesia (asamblea de creyentes), que incluye un sistema ético más o menos desarrollado, unas normas morales e incluso normas de “buena educación” o convivencia, por así decir. Las religiones existen desde tiempos remotos como intentos del ser humano por responder a las preguntas básicas de la existencia: ¿quién soy, de dónde vengo, a dónde voy? ¿cuál es el sentido y el fin de mi vida, del mundo...?
La religión es como el arte o la literatura... Suprimir la enseñanza de religiones (al menos las más importantes) para “salvaguardar la libertad (y la salud mental)” de los niños sería como saltarnos todas las guerras en la enseñanza de la historia, porque muestran la inmoralidad del ser humano... Es parte de la cultura de las más grandes civilizaciones. Un niño que no sabe quién fue Jesús, Buda o Mahoma, cuál es el origen de la tan oída guerra santa o por qué es tan polémicamente famoso alguien a quien llaman “el Papa”, es un rematado ignorante, como lo es el niño que nunca ha oído hablar de Napoleón, que no sabe a qué se refieren los políticos cuando utilizan el “franquismo” en sus batallas orales, o que no puede apreciar la belleza encerrada en una pintura de Miguel Ángel o una sinfonía de Beethoven. A un niño que no tiene ninguna cultura religiosa (como por lo demás, y vergonzosamente, sucede ya hoy en día en los centros que imparten “religión”) le faltan muchas claves para entender el mundo moderno, porque no conoce gran parte de la historia pasada. Por esto, en nuestro mundo “globalizado” es aún más importante si cabe la enseñanza no sólo de la religión católica, sino de religiones. Porque da no sólo claves para entender muchas cosas que suceden en nuestro mundo, si no contenidos para formar su conciencia y su capacidad “filosófica”, crítica, reflexiva.
Es absolutamente lamentable que los adolescentes de hoy en día no lean la Biblia porque es “una invención de un tío loco”, pero en cambio vengan a decirte como si hubieran descubierto la luna “¡así que Jesús se casó con María Magdalena!”, porque acaban de ver la peli de El código da Vinci.

Enseñar una religión no es adoctrinar, es transmitir hechos históricos y aportar conocimientos sobre los sistemas morales –y todo lo derivado de ello- de las grandes religiones. Que un niño sepa, p.ej., que el islamismo obliga a las mujeres a llevar velo, permite que pueda preguntarse por qué, de dónde viene esto, si es un principio moral absolutizable o más bien discutible (si empuja a la persona hacia una mayor libertad y responsabilidad, o por el contrario, la oprime), etc. Esto es muy distinto que transmitir a los niños que las mujeres deben llevar velo. Lo mismo, por poner un ejemplo de nuestra religión aún dominante, con el tema de los preservativos o la homosexualidad.
Una cosa es transmitir al niño los grandes puntales de las religiones y las ideas que defienden desde su sistema moral (por favor, ¡bien fundamentadas!) y otra cosa, imbuirle una lista de normas y mandamientos de la Iglesia como único y esencial componente de su conciencia moral, a una edad en que esta conciencia aún no esta formada y necesariamente se construye introyectando normas del exterior (“no pegues a tu hermano”, “devuelve eso al niño”, “sé bueno”...). Desde luego, si los padres optan por formar la conciencia de su hijo de acuerdo a las normas de una religión, es asunto suyo, no de la escuela si ésta es “pública” y aconfesional.

2. ALGUNAS ACLARACIONES SOBRE LA RELIGIÓN Y LA FE CATÓLICA

Me gustaría poder desmentir (desde mi propia experiencia y mi fe, sin pretender hablar “en nombre de” nadie) una falacia que percibo en el fondo de las afirmaciones sobre la religión católica. Sé que no hace tantos años las cosas no se han vivido como ahora, pero por eso me gustaría que se escuchara también la voz de la gente que llega a la Iglesia hoy en día...
La religión católica NO se centra en una serie de “opiniones” proclamadas con más o menos convicción y apariencia de norma moral absoluta. La religión católica NO consiste en saber que si eres homosexual, o lo niegas y vives engañándote a ti mismo, o estás condenado a las llamas eternas; NI en creer que cada vez que usas preservativo, estás pecando, porque el preservativo es malo en sí mismo; NI en la obligación de repasar periódicamente la lista de normas para contarle a un señor que no te conoce de nada cuáles te has saltado esta vez. Todo esto es parte de la sistematización que la iglesia católica ha hecho de la fe en Dios... y que en el Panfleto se comenta de manera caricaturizada y simplista (aunque es cierto que a veces se ha vivido así). La religión católica tiene un sistema moral que puede ayudar a formar nuestra conciencia y que puede sernos “guía” sobre la actitud o la acción más apropiada a tomar en determinadas circunstancias. Pero -que me perdone mi abuela y toda su generación- esto NO ES ni la religión ni la fe.
Para empezar, la enseñanza de la religión cristiana nos llevará a conocer, entre otras cosas, el “nacimiento” del pueblo de Israel, los mandamientos de la ley de Moisés, las palabras de los profetas; la vida, dichos y hechos de Jesús de Nazaret que “no vino a abolir la ley” pero sí a superarla; y a partir de ahí la creación y desarrollo de la Iglesia institución, con sus equivocaciones y corrupciones como toda institución humana.
Conocer todo esto –si no es impuesto por un fanático, creyente o ateo, como doctrina inapelable- ayuda a la formación de una conciencia crítica y reflexiva. Los mandamientos de la ley de Moisés, por poner un ejemplo, no están tan alejados de los tan manoseados “derechos humanos”... ¿o es que las religiones (o al menos la cristiana) no son también un intento por mejorar la humanidad, la convivencia, de llegar a unos principios morales básicos...?
Y, más aún, conocer todo esto proporciona el fundamento para no opinar desde prejuicios, tanto a favor como en contra, sino en base a una conciencia propia y bien formada. Por ejemplo en las cuestiones de ética sexual, que tanto preocupan al Vaticano y a la sociedad actual. Yo, como creyente, puedo poner en cuestión las normas de la iglesia, de la misma manera que pongo en cuestión las normas –mucho más “subliminales”- de la sociedad de consumo, la moda, etc. Mi fe se basa en una experiencia de Dios que llena mi vida de sentido, que me llama a amar más y mejor, y mis actitudes y las guías de mi conducta se basan en el criterio del amor a Dios, “al prójimo como a uno mismo” e incluso al enemigo, como proclamó Jesús. ÉSTE y no otro es el centro de la fe en el DIOS DE JESÚS que a mí me han transmitido y que he hecho mía. La Buena Noticia de Jesús es que estamos salvados (si queremos) porque Dios nos ama incondicionalmente. Y su único mandamiento es el del Amor (¡bien entendido!). Nada que ver con ir por ahí culpabilizando a nadie por usar preservativo o por tener una orientación homosexual (y no entro en estos temas porque merecen un capítulo a parte).
Por supuesto que mi fe, vivida en la Iglesia, me lleva a vivir y defender unos criterios morales determinados. Pero es que cualquier padre con un mínimo de cordura procurará que sus hijos crezcan con unos criterios morales, y con la capacidad para reflexionar sobre su validez, desde una conciencia humana y solidaria que busca la vida, el bien y el crecimiento de la persona, no sólo de uno mismo. Aunque a lo mejor los padres y profesores de hoy en día piensan que es mejor para el niño inculcarle los valores del egoísmo y la competitividad, “tal como está el mundo”.

Desde aquí enlazo con un último punto. De acuerdo con que “es mejor esperar a que el niño tenga edad para hacerse por sí mismo unas cuantas preguntas antes de contestárselas”. Pero yo, si tengo hijos, no voy a dejar de decirles cuánto les quiero y cuánto quiero a su padre, aunque no me lo pregunten; no voy a dejar de decirles lo importante que es para mí la familia y la amistad... no voy a ocultar mi afición por la literatura y la psicología ni voy a esconder los libros de mi colección para que sus elecciones literarias no estén “sesgadas”. Por la misma razón, y aún más rotundamente, no voy a ocultarles mi fe en Dios; no voy a callar, aunque no me lo pregunten, lo que da sentido a mi vida. Precisamente porque “cuando se habla de lo que hay que enseñarles no están en juego los derechos de los padres, sino el bien de los hijos”, no voy a dejarles en casa mientras yo voy a la iglesia, ni les voy a negar la enseñanza de religión, mientras no tengan una edad en que puedan realizar libre y conscientemente ésa como otras elecciones; porque, con todo ello, les estaría negando una oportunidad, la oportunidad de recibir lo mismo que yo recibí de niña y que me permitió abrir la puerta a la Trascendencia que hoy día tanta gente busca, desorientada, en medio de mucho ruido y superficialidad.
Después, cuando vayan creciendo, ellos decidirán si quieren visitar la iglesia, igual que decidirán si quieren seguir visitando a sus abuelos; si quieren saber más de Jesús o prefieren conocer el Islam. Será trabajo suyo responder a las preguntas fundamentales de su existencia; será decisión suya incluir, en sus respuestas, a Dios, a Alá o a la fuerza del destino... o bien prescindir de toda búsqueda trascendente. Tal vez no superen la crisis de sentido en el paso a la juventud adulta, o ésta se resuelva sin pasar por Dios. Esto será una decisión personal, pero yo habré hecho lo posible porque sea en verdad una decisión libre y responsable.

¡Vaya! Por fin alguien que no confunde los términos. Ya era hora. A ver si algunos entienden de una vez dos cosas:
1. Que la religión y la Iglesia no son lo mismo.
2. Que lo que hace malo a un sitema ético no son las creencias, sino la ausencia de crítica, esto es, el fanatismo.
Como conclusión: cultura religiosa sí, catequesis en la escuela pública, no.

Comentario a un post de rafael robles, que copio:

Hay una confusión sobre la asignatura EPC (educación para la ciudadanía). Primero: "adoctrina" tanto o tan poco como cualquier materia, ¿o acaso filosofía, historia, geografía y demás no transmiten una determinada visión del mundo? ¿Y la actual ética? Segundo: con la carga horaria que le dan, desgraciadamente se convertirá en una "maría" así que poco podrá influir en los pobres niños indefensos Tercero: los temas son intachables (política, familia, medio ambiente, civismo...) El tratamiento concreto depende del profesor y del libro de texto, no del temario, abierto como todas las áreas pero más en ésta cuando caben tantas interpretaciones (¿O alguien se cree que se dará igual el tema del amor y la familia en un colegio del Opus Dei que en el IES de un barrio obrero? ¿O que se tocará igual la Constitución en los pueblos de Salamanca que en los catalanes?). Pero claro, interesa fijarse sólo en una parte de esos temas y no entrar en concreciones. Cuarto: instigar a la objeción de conciencia niega justamente el debate, yo si estuviera en contra de los contenidos, querría justamente que los dieran para después debatirlos en casa y contrarrestarlos, ya que tiene mucho más peso la educación de la familia como sabe cualquier profesor y debería saber cualquier padre Quinto: tiene gracia que sea la iglesia quien llame a objetar cuando es la única que ha tenido casi el monopolio moral educativo, ya que se sigue impartiendo religión católica en colegios concertados pagados por todos, incluidos ateos y musulmanes Sexto: como siempre se han fijado políticamente en algo de barniz y no entran en debates mucho más a fondo sobre la educación, cosa que haría mucha falta, y se da un pésimo ejemplo a los niños que dicen intentar defender

Dicho esto, yo estoy en contra de esta asignatura, pero no por las barbaridades que se oyen , sino por otros motivos Primero: considero que es absurdo restar horas y entrar en polémicas sobre quién dará, cómo y cuándo en vez de unir esfuerzos Segundo: creo que los valores dbene darse en cada área, que para algo están los transversales, y ya existen espacios específicos como la tutoría, absolutamente infrautilizada Tercero: como siempre caemos en el libro de texto único, en una asignatura que por su propia naturaleza invita a plantearla como un diálogo (los estudios marcan que un 90% del profesorado programa siguiendo casi exclusivamente las directrices editoriales del manual escogido por el departamento, y casualmente un 75% de ellos están en manos de cinco empresas) Cuarto: los temas deben surgir naturalmente en el aula, motivados por la actualidad, por las actividades que marca el profesor, por las preguntas de los alumnos y no impuestos desde una ley, que parece que lo que no esté escrito no se da Quinto: la polémica crecerá con la evaluación: ¿se inflarán las notas como se hace con materias como religión? ^Porque entonces perderá el poco peso que pueda tener para los estudiantes, será otra clase light donde se pierde el tiempo. Y dudo que la gente suspenda y provoque problemas de promoción de curso por esta área ¿Además se evaluará con exámenes, en los que hay que memorizar los conceptos ciudadanos? ¿O con diálogos y comentarios - y entonces su lugar es otra asignatura?

Laura,
Al copiar este texto sin comentario, ¿he de entender que lo suscribes al 100%? Al aportar documentos de esta forma creo que sería bueno que los artífices dejaran constancia de su propia opinión respecto a los mismos. Arriesgarse más y ofrecerse así a defender las ideas contenidas. O quizás esto ya se sobreentiende sin tener que decirlo¿?

Lo comparto, sí, si no suelo comentarlo. ¿Tú no estás de acuerdo?

En general estoy de acuerdo, sí. No obstante, no creo que los gobiernos, controlados por partidos, deban establecer los contenidos del currículum, pues a veces, como ahora, sólo representan al 50% de la población. Tal como está planteado, EPC promueve muchos valores predilectos del socialismo (la igualdad por encima de todo, defensa de los más débiles, descriminación positiva…) y escasean los de la "derecha" (patriotismo, esfuerzo, competitividad, familia, unidad de España). Es razonable sospechar que una educación así tenderá a formar votantes de izquierdas.

Cuando cambia el gobierno, puede cambiar el currículum, de manera exagerada. Lo curioso es que no ocurrió esto cuando entró el PP después de la LOGSE. Supongo que no sabían cómo arreglarlo y no quisieron un follón con los sindicatos, con lo que mantuvieron un perfil bajo en este asunto.

Opino que el currículum debe ser acordado por quizás el 75% de la representatividad popular, para evitar los usos electoralistas. Cualquier cosa que no acepte la gran mayoría que quede fuera. Entonces, resulta cuestionable hasta qué punto un profesor individual puede introducir sus propias opiniones en una clase (ideas nacionalistas locales, aborto libre, ¡España! no a los matrimonios gays, si a los matrimonios gays,…). Yo me inclino por un currículum en que no entren estas cuestiones, más allá de unas ideas generales con las que todos estarían de acuerdo.

La gran pregunta es quién tiene la última palabra sobre lo que se va a enseñar a las futuras generaciones: ¿el gobierno, los padres o los profesores?

Hola,¿qué tal andáis?:
Tras un par de semanas de vacaciones, un poco lejillos de aquí,estoy de nuevo en casa.
Yo, en mis clases de sociales,para no caer en la manipulación ni en el partidismo ,lo que hago es reflejar y resumir las distintas posturas políticas e ideológicas existentes sobre los temas polémicos y que los alumnos razonen,debatan y argumenten críticamente sus posturas.
No hay verdades personales del maestro o del partido de turno.
Se trata de llevar el pluralismo social a la clase.

Escribir un comentario

(Si anteriormente no ha dejado un comentario, necesitará ser aprobado por el autor, hasta entonces su comentario no aparecerá. Gracias.)