« Los expertos exigen más gasto público para frenar el deterioro de la educación en España según El País | Página principal | Entrevista en Libro de Notas »

Artículo de Victoria Prego

Os propongo que opinéis sobre este artículo de Victoria Prego sobre la violencia que sufren algunos profesores, publicado en el diario El Mundo.
http://www.elmundo.es/elmundo/2006/09/27/prego/1159387210.html

TrackBack

TrackBack URL para este entrada:
http://www.leqtor.com/movabletype/mt-tb.cgi/43

Comentarios

Lamento iniciar mis comentarios al hilo de un artículo de la prensa amarilla. Este artículo que nos propones es un ejemplo de desinformación. No hace más que amplificar un único aspecto de una realidad compleja para crear una noticia sensacionalista pero, por parcial, falsa. Como ejemplo, dice que más de la mitad de los profesores son insultados por los alumnos. No se puede decir eso sin referirse a la fuente y sin matizarlo. Victoria Prego diciendo esto a insultado a "todos" los alumnos tachandolos de maleducados.
Un último detalle. Si los profesores que tantos problemas tienen con los maleducados alumnos se formaran en determinados aspectos de pedagogía y sicología igual tenían más recursos personales para desempeñar su trabajo. Para esta formación podrían emplear parte de sus horas de libre disposición que para eso estan.

Esos "determinados aspectos de la psicología y pedagogía" son uno de los problemas actuales de la enseñanza. Los poseedores de las "soluciones" que propone el anterior interviniente son ese cuerpo especializado en obviedades, encuestas, test, y vocabulario pseudo.científico que nada aportan a los problemas que ellos mismos refuerzan. No olvidemos que los actuales planificadores de todo este desaguisado son los pedagogos, psicólogos y demás que se hacen necesarios en la medida en que ellos mismos venden su charlatanería ilusoria. La formación actual del profesorado, organizada por ellos, entre otros, en los correspondientes centros no es más que su forma de conseguir puestos de trabajo. Su utilidad, en general es nula: cualquier profesor que los haya sufrido puede confirmarlo. Las horas de formación del profesorado no deberían ser, en contra de la opinión anterior, cursillitos de terapia y banalidades disfrazadas de psicología, sino de progreso y profundización en las respectivas materias y en la didáctica práctica que nadie mejor que el profesorado puede conocer. O al menos, mejor el profesorado que estos vendedores de palabras vacías.

Esos "determinados aspectos de la psicología y pedagogía" son uno de los problemas actuales de la enseñanza. Los poseedores de las "soluciones" que propone el anterior interviniente son ese cuerpo especializado en obviedades, encuestas, test, y vocabulario pseudo.científico que nada aportan a los problemas que ellos mismos refuerzan. No olvidemos que los actuales planificadores de todo este desaguisado son los pedagogos, psicólogos y demás que se hacen necesarios en la medida en que ellos mismos venden su charlatanería ilusoria. La formación actual del profesorado, organizada por ellos, entre otros, en los correspondientes centros no es más que su forma de conseguir puestos de trabajo. Su utilidad, en general es nula: cualquier profesor que los haya sufrido puede confirmarlo. Las horas de formación del profesorado no deberían ser, en contra de la opinión anterior, cursillitos de terapia y banalidades disfrazadas de psicología, sino de progreso y profundización en las respectivas materias y en la didáctica práctica que nadie mejor que el profesorado puede conocer. O al menos, mejor el profesorado que estos vendedores de palabras vacías.

Julián:
Gracias a la prensa (amarilla y no amarilla),están saliendo a luz pública muchos problemas de la educación,en concreto de convivencia.El ministerio está interesado en que no se sepa ni se publique casi nada;todo va muy bien para ellos.Y parece que para tí.

El dato al que se refiere, me creo ha sido publicado por CSIF sacado de una encuesta realizada entre el profesorado.

En mi IES no nos insultan la mitad,es mucho,pero sí hay grupos "considerables" de alumnos maleducados y algunos de ellos le faltan y han faltado el respeto a los profesores.

Quizás los que tendrían que formarse mucho más son los padres de los alumnos maleducados,para educar a sus hijos.

Para ello podrían utilizar algún tiempo del que dedican a sacar sobresueldo o el de su tiempo libre en que ven telebasura.

Efectivamente,llevamos 16 años de LOGSE en que los "expertos"(psicólogos y pedagogos)nos vienen preparando ,en todo ,en cursillos.Parece que han fracasado.Según Julián no estamos aún preparados.

Por cierto ,esos expertos suelen ser gente que no ha pisado una clase en su vida,que no conoce en persona a un chaval maleducado de la ESO de carne y hueso.
Los alumnos que ellos conocen están en sus libros,en sus estudios teóricos y en sus filosofías poco reales.

Nos venden humo.Y el humo ,ya se sabe,tiene poca consistencia y desaparece facilmente,especialmente con el aire que corre en los Institutos.

La prensa informa y crea opinión honradamente cuando no es tendenciosa. El articulo de referencia no crea opinion, llama al motín y no aporta soluciones. No centra el problema y por generalizar insulta a padres y alumnos. Si queréis le hacemos un comentario de texto.
Si no buscamos soluciones en la pedagogia o en la sicología, igual alguien puede aportar soluciones con el martirio de la gota, el garrote vil, ... La amenaza de arrancar las uñas con alicates puede llegar a centrar a un alumno díscolo que insulta a un profesor que gasta sus 7 horas y media de libre disposición en ver telenovelas.
Por cierto, yo no he hablado de cursilletes, la técnica del garrote vil se puede asimilar por autoformación, leyendo libros, Internet (para el que sepa encender el ordenador) y haciendo prácticas personales.

Julián, supongo que estás de broma. En tu intento de provocar, haces afirmaciones, propias de tu bajo nivel cognitivo, como demuestras al escribir a del verbo haber sin h, faltas de acentuación, errores en tiempos verbales...
Pero hombre, cómo se te ocurre hablar de prensa amarilla, falsas noticias, y te quedas tan tranquilo, diciendo que Victoria Prego, ha insultado a todos los alumnos...
Terminas tu faena, culpabilizando al profesorado, por su falta de formación psicopedagógica, dando a entender que tenemos horas de libre disposición, y que nos apuntemos a recibir formación, de quienes supongo escriben con menos errores ortográficos que tú, y que no tienen experiencia práctica, de cómo abordar una clase, por ejemplo de adolescentes, de 1º o 2º de ESO.
Te recomiendo una lectura atenta del "panfleto", y de las muchas aportaciones que se hacen en este foro, y otros como profes.net..., y cuando te hayas informado suficientemente, habrás conseguido la formación que te permitirá comprender que quienes están más necesitados de reciclaje son algunos de los "desertores varios", entiéndase legisladores educativos, liberados sindicales, asesores, inspectores, orientadores de despacho,...y pro-carrera docente, ansiosos de dejar la tiza. Para todos estos, la única terapia que se me ocurre, en beneficio del sistema educativo, es que retomen la docencia. Así tendrán mejor criterio, y respetarán un poco más a quienes estamos día a día, a pié de aula, en unas condiciones extenuantes.
Ah, soy psicólogo y docente de adolescentes, desde hace más de 30 años.
Un saludo.

"...más de la mitad de los profesores confiesan que son insultados por sus alumnos. Y muchos de ellos, agredidos físicamente, incluso por los padres de los chicos a los que intentan enseñar..."
Si observamos la salida de un colegio, ¿podemos identificar a cuales de los chicos que salen no se refiere el articulo?. Someto este párrafo a vuestro análisis y que cada cual llegue a sus propias conclusiones.
También "...inculcar al cerril ciudadano que ha producido un rorro, que su niño no es una joya con dientes sino un pequeño mentecato al que hay que desasnar...". La solución pasa por inculcar algo a los ciudadanos cerriles que tienen pequeños mentecatos.
Igual de broma estaba Victoria Prego.

Pido humildemente disculpas por las faltas de ortografía pero cuando el dedo señala a la luna... Gracias por darme más importancia a mí que al post inicial, no esperaba recibir alusiones o ataques personales en una bitácora como esta. Quizás más de 30 años de experiencia como psicólogo y docente de adolescentes permitan evaluar a alguien por 20 líneas de texto pero no lo creo. Usted “A.A.” no puede hablar de mi nivel cognitivo. Además ¿A quién le interesa su opinión sobre mi nivel cognitivo? A partir de este punto no pienso referirme a usted ni contestar ninguna alusión a mi persona.
Si que daré mi opinión personal sobre la responsabilidad de los padres y profesores en la educación de los niños y si suscita el interés de alguien agradeceré que la corrijan y la enriquezcan.
Para comenzar una reflexión. La paternidad se alcanza a veces al margen de la voluntad. En muchas ocasiones se trata de reproducir lo que hicieron nuestros padres. A partir de ahí ya eres padre. Puede ser que te de lo mismo el tema de la educación o que intentes hacer lo mejor posible. Aún en ese caso, habrá padres que fallen por múltiples razones.
Lo normal es carecer de información sobre como acometer el montón de dilemas que se producen en el ejercicio de una paternidad responsable. Lamentablemente, el centro escolar reclama que los padres eduquen activamente a los hijos pero aún no conozco a ningún padre al que le hayan dicho cómo.
La cosa es así (de buena o de mala) se pueden tener hijos sin tener carné de padre. Sin embargo, para ser educador sí que es necesario un “carné”. Además no puede ser un asunto sobrevenido, es de libre elección y además hay que luchar por serlo. Si un profesional de la educación decide que no le gusta la docencia puede dejarlo. A los padres no nos pasa lo mismo. Como vemos, entre otros, hay dos actores en la educación, padres y profesores pero basta ya de considerarlos en igualad de condiciones.
Es comprensible que haya padres que no sepan educar a sus hijos (aunque los padres no sean cerriles y los hijos mentecatos). Lo que no se puede entender es que un profesor no sepa ejercer la autoridad y el respeto. Para alcanzar el estatuto de profesor una persona ha de estudiar durante unos años, realizar prácticas y, si aspira la educación pública, superar una oposición difícil. Por su trabajo el profesor percibe un sueldo. Este sueldo remunera semanalmente 30 horas lectivas y complementarias más 7 horas y media de libre disposición para preparar proyectos especiales con sus alumnos y formarse continuadamente. Estas 28 horas al mes no se evalúan, cada profesor libre y autónomamente elige la formación y la actividad que desea. Estas 28 horas al mes deberían ser como hasta ahora flexibles pero a partir de ya, evaluables.
Igual pondríamos comprender y superar las carencias de algunos docentes que no alcanzan a manejar aulas que para otros compañeros no son tan conflictivas.

Perdón, las horas de libre disposición en 4 semanas serían 30.
7'5x4=30

Julián:
Dices que eres psicólogo y"docente de adolescentes".

Tus palabras bastante críticas con el profesorado y bastantes suaves con los padres ,efectivamente parecen de psicólogo(pero de los de arriba,de la administración),también suenan suenan a inspección.
Dices que eres docente de adolescentes.Yo también pero en un IES con clases de 30 alumnos de ESO.
¿Tu docencia es también en clases como las mías o en entrevistas personales en consulta(despacho) o en pequeño grupo?
Porque hay docencias muy distintas,y cada uno habla de la feria según le va.

Llevo en mi instituto ya 10 cursos.Ha cambiado la mitad de la plantilla anualmente y el nivel de indisciplina y mala educación permanece.Se hacen cientos de partes en cada curso.
Supongo que todos los profesores que los hacemos(de muy distintas edades y promociones)somos unos ineptos y necesitamos reciclaje psicopedagógico.

La filosofía que tú defiendes es muy parecida a la de la administración:lo que falla es el profesorado.
Las leyes (LOGSE,LOE)son perfectas,las familias no tienen responsabilidad,los alumnos tampoco,los centros guarderías.
Pues mira:yo he realizado muchos cursillos oficiales en las horas de libre disposición sobre:mediación y resolución de conflictos y se ve que soy un mal alumno ,pues luego no funcionan igual en la clase real que en el aula del CEP.

Que yo no soy el sicólogo, que lo es 'A.A.' Un esfuercico por leer y comprender. Yo no creo necesario decir mi profesión para cualificar mis argumentos.

Hola:

Hoy me he levantado a las 7:00, he llevado a los niños a desayunar al colegio, y luego al trabajo.

Los he ido a recoger a las 16:00 horas. El mayor de 7 años fue a atletismo el pequeño de 5 años a futbol-sala.

Mientras estaban en actividades extraescolares fui al médico que sin mirarme (escondido tras una pantalla de ordenador)me recetó algo que no entendía; mientras mi mujer fue a una reunión con la profesora del pequeño para ir ella (sin nuestro hijo), una tarde a la semana a preparar material para una obra de teatro de fin de curso.

Los niños están bañándose porque se van a casa de los abuelos (que los llevan mañana al cole),porque mi mujer trabaja y yo tengo que ir a un curso para ascender en el trabajo.

¿En que tipo de sociedad vivimos?.¿Por qué buscamos culpables?.

saludos

Mi amigo Pepe Luis me cuenta, muertecito de risa, una anécdota que no me resisto a repetir aquí. El orientador de su centro es un psicólogo de los que piensan (como los padres de la CEAPA) que todo profesor que tiene problemas con sus alumnos es un inútil al que le falta formación, MUCHA formación (como alguien escribía por aquí, parodiando, sin saberlo, a aquel gánster de película que hablaba de dar “café, MUCHO café”).
El caso es que en el piso de arriba del psicólogo vivía hasta hace poco una ancianita que apenas daba ruido, andando con sus zapatillas de fieltro, con algo de pluma o de fantasma. Pero la vida es cruel. La ancianita ha muerto, y sus nuevos vecinos taconean vigorosamente de madrugada sobre el forjado de su vivienda, y se pueden seguir sus huellas sonoras desde la entrada al dormitorio, y desde allí a la cocina, y de la cocina al equipo de música. Por el forjado pasa también el “pumba-pumba” del hip hop. Y hasta algún que otro ruido poco pudoroso.
Ante tales vecinos disruptivos el psicólogo se permitió usar sus artes académicas. El resultado han sido las gafas rotas, el labio partido y un hematoma preconciliar en la espinilla.
Cuando alguien le preguntó si había cursillos para el tratamiento de vecinos disruptivos, al psicólogo le crecieron garras como guadañas en sus manos, y le lanzó al gracioso una uñarada a la yugular que a punto estuvo de costar la vida al desdichado. Pero desde entonces va por la zona de sombra de los pasillos, lleva la cabeza gacha y le asoman por los bordes de la cartera la denuncia en el juzgado de guardia y las facturas del abogado.

El artículo es de una bajeza moral rayana en lo delictivo. Mi hijo tiene 16 años, ahora está en 1º de bachiller y mi experiencia es esta: 1º En el profesorado (primaria y ESO) hay de todo predominando funcionarios (malos profesionales). 2º He encontrado más violencia de los profesores hacia los alumnos que de los alumnos hacia los profesores, mi propio caso, por mucho que lo cuente no se lo cree ni mi familia: acoso escolar de un centro al completo contra un alumno por reclamar notas y profesionalidad sus padres, COMO SUENA. 3º Los niños no son ni mejores ni peores que antes, simplemente la LOGSE fue un problema de funcionarios durante cinco años, una vez solucionado (reserva de la ESO a los antiguos profesores de Bachiller) produjo el desastre: mi hijo fue un alumno aplicado y brillante hasta que llegó a la ESO y lo estropearon los profesores y el sistema. 4º No existe responsabilidad del funcionario puesto que la mafia sindical se preocupa por ellos, el cuerpo de inspección se nutre de ellos, los elaboradores de informes son ellos y las encuestas como la que da este resultado la dictan ellos. 5º Creo que existe un grupo de presión muy poderoso (medio millón de funcionarios docentes) a los cuales les interesa esta deriva del debate porque a ellos les supone... adivinan?... sí señor, más dinero, menos trabajo, menos responsabilidad. 6º La cruz de lo anterior es esta: debe haber un culpable (al estilo dictatorial, fascista, estalinista) y está identificado: los niños y sus padres. No se dan cuenta estos mentecatos que está inculcando en los niños la idea de que son malos, malísimos, delincuentes; y sus padres también. 7º Se cuestiona la Ley (yo el primero), se cuestiona la pedagogía (yo el primero), se cuestiona al alumno (mucha mentira por medio) pero no escucho a nadie cuestionar al profesorado, yo sí. Puedo afirmar por mi experiencia con estos funcionarios que ellos son la parte del león del problema, ellos son los que no están dispuestos a adaptarse, a ganarse el sueldo. Tengo un caso esclarecedor: una conocida empezó a trabajar como profesora por primera vez, al mes nos vimos y le pregunté como le iba; empezó a quejarse de los niños, del acoso de los profesores... lo típico; le pregunté: tú has visto algo de eso, lo conoces por un caso concreto en tu instituto y me confesó que no. Quien tenga oídos que oiga.

Julián, supongo que pides a principio de curso, que te asignen los cursos conflíctivos de 1º y 2º de Eso, dada tu pericia y amplia formación. Claro que como para tí, no hay cursos conflíctivos..., no hay problema. Gozas de la admiración y respeto de todos tus compañeros, y pides se te evalúe ya, para además de obtener el reconocimiento de tus jefes, tengas una recompensa económica, promocional...
Sospecho que por la hora en que has escrito tu última y extensa intervención, estás algo alejado de las aulas. No serás uno de los "desertores varios", a los que alude a.a., lo decía por tu resistencia a decir cuál es tu actual profesión.

Beltran:
1º)Entre los padres hay de todo,abundando cada vez más los que pasan de sus hijos.No todos pasan,eso sí.

2º)La violencia que cada vez aumenta más es la de unos alumnos contra otros,el famoso acoso,y la de los alumnos disruptivos objetores.

3º)Los alumnos de hoy,en general, son peores que los de antes:menos educados,menos trabajadores,menos responsables,más caprichosos,más egoístas,más ególatras,son el centro de sus casas y pretenden serlo en los institutos.Aunque no todos los alumnos son así.
Yo trabajo a pie de cañón y te puedo poner montones de ejemplos de lo anterior,de mis clases.Mi opinión se basa en mi experiencia cotidiana y en lo que veo y vivo a diario.

4º)Coincido contigo en parte en que el paso de la Primaria a la ESO se carga a muchos alumnos.Las estructuras de los IES son muy diferentes de las de Primaria.
Los que diseñaron esa ley,diseñaron ese cambio tan brusco sin prever sus consecuencias,que ahora se ven en la práctica.
Se niegan a rectificar(léase PSOE,que reedita la LOGSE II,en la LOE)

4º)Sindicatos:a diferencia de lo que dices,se han convertido en parte de la administración,ellos sí viven bien y no los controla nadie.

5º)Muchos profesores tratamos de convertirnos en meros funcionarios a la vista del poco interés de la administración,de los sindicatos y de muchas familias.Es un mecanismo de supervivencia.
Cuando diseñan las leyes,pasan de nossotros,dicen que somos funcionarios ,que no pensemos ni opinemos,que los de arriban piensan por nosotros,pero cuando hay abajo problemas nos dicen que no seamos funcionarios,que pensemos en resolver los problemas,muchos de los cuales han creado ellos .

A pesar de ello te puedo decir que una hora en una clase de ESO con 30 alumnos,aunque no hicieras nada,y fueras un mero funcionario,no es deseable para la salud psíquica de nadie.
6º)Culpables:
La LOGSE(ahora LOE),muchas familias(no todas),la Administración,los sindicatos mayoritarios,parte del profesorado y ciertos alumnos
7º)Llevo 30 años en la enseñanza.En el 90 era defensor de la LOGSE.
Ahora ni me creo la LOE,ni la defiendo.Ésto va a ir a peor.
Yo sí vivo y veo en mi instituto montones de situaciones que son indignantes y humillantes hacia el profesorado protagonizadas por un grupo considerable (no todos)de alumnos que carecen de educación y de interés por el Instituto.
En mi IES es la misma asociación de padres la que está amargada de que sus hijos,alumnos normales, tengan que compartir día a día aula, con esos alumnos energúmenos que tenemos en todas las clases.
También a veces hay situaciones humillantes de algunos compañeros hacia los alumnos,pero te puedo decir que ganan las de los alumnos.
Un saludo

Julián:
Efectivamente no es necesario decir la profesión para argumentar opiniones.
Yo no tengo inconveniente en decir que soy profe de la maravillosa ESO.Dudo que tú lo seas.
Y si lo eres estás cercano en tus opiniones a los de la otra orilla(asesores,inspectores,orientadores,políticos y sindicalistas de la educación),vamos ,los que saben mucho de la educación,pero no pisan una clase.Son médicos que saben mucho de medicina,pero ni pasan consulta,ni ven enfermos;eso lo hacemos los profes poco preparados pedagógicamente,como yo.

Pero que manía de hablar de mi y obviar mis argumentos, claro que para eso hay que leer lo que escribo sin prejuzgarlo, antes uno creía que era psicólogo y ahora otro cree que soy docente. Pues ni lo juno ni lo jotro. Y no se de donde se lo sacan pues en ningún momento lo he dicho y nada más lejos de mi voluntad que serlo. En cualquier caso admiro profundamente a los buenos profesionales de la educación y conozco a algunos.
No creo que sea importante mi persona en relación con este blog pero como varios no pueden evitar referirse a mí y veo que hay interés permítanme que me presente. Soy Julián, un padre de familia muy preocupado por que sus hijos y otros niños de su entorno reciban la mejor educación posible. En su hogar y en el contexto de su escuela.
Paso mucho tiempo con mis hijos renunciado a un sobre sueldo y en el colegio soy representante de padres en el Consejo Escolar desde hace dos años. Me he leído el Panfleto (que comparto en gran medida, quizás por estar modulado más que algún participante de este foro), y además del panfleto he leído bastantes más cosas, legislación, ensayos, ... No estoy cualificado como docente pero soy un padre con criterio y espero que con algo de sentido común.
Pertenezco a la comunidad educativa, por favor, permítanme opinar. Los malos resultados de nuestro sistema educativo son causados por muchos factores. Los principales actores de la educación de los niños son los docentes y la familia no necesariamente por ese orden. Evidentemente que los padres son origen tanto de lo bueno como de lo malo que alcancen sus hijos y, en ocasiones su influencia, por acción o por omisión, es nefasta para sus hijos. Para estos casos existen los Servicios Sociales y la Ley del Menor. Hagamos uso de los recursos que la sociedad nos brinda. Si un tutor, o cualquier otra persona, identifica un caso de maltrato o abandono es su responsabilidad denunciarlo. Pero lo habitual no son estos extremos, lo que suele pasar es que los padres estamos desorientados sobre que estilo de educación usar con nuestros hijos. A veces nos pasamos con los castigos, otras veces caemos en la inacción. Es difícil ser coherente cuando llegas a casa cansado esperando encontrar paz y lo que hay es un conflicto. Estoy seguro que a los padres que son maestros les pasa lo mismo.
Yo tengo la suerte de poder estar con mis hijos más tiempo que sus maestros, a que pocos padres les pasa lo mismo.
Para acabarlo de arreglar, la escuela está divorciada de la familia. Pocos momentos de encuentro existen. Dicen que los padres delegan en la escuela el 100 por 100 de la educación de sus hijos. Falso, no delegan, es tan simple como que ellos no alcanzan a realizar su parte pero no renuncian a su protagonismo.
Buscar una solución no es fácil, pero insultando a los padres solo se consigue que los padres insulten a los profesores. En el Colegio Francés de mi ciudad, que se corresponde con la enseñanza pública de ese país realizan lo que llaman evaluación conjunta. Califican los avances en la asignaturas con los padres, oyéndoles y explicándoles la vida académica de su hijo.
Otra parte del divorcio familia – escuela la origina la desconfianza que tienen los educadores de los padres. Quizás han oído demasiadas veces que les van a pegar.
Como me ha tocado ver en este foro mucho educador cree que ningún padre de sus alumnos podría llegar a enseñarle algo. Mi experiencia personal es que lo mejor para el profesorado es que los padres intervengan lo menos posible en la vida del centro. Pues es inevitable la participación de estos para conseguir su corresponsabilidad en la evolución de la vida educativa de los niños en el centro.

Julián:
Me congratulo de que seas un padre interesado por la educación de sus hijos.Eso es lo que necesitamos en los centros.
Tu tono de la última intervención me parece más tranquilo que los anteriores.En éste hablas como padre interesado por la educación.
En los anteriores parecías un miembro de los desertores de la tiza que nos dan lecciones teóricas,sin pisar una clase.
Por supuesto que puedes opinar como padre.
Te cuento yo mi visión de los padres en mi experiencia cotidiana:
En el C. Escolar y directiva de las AMPAS sólo participa una minoría.Colaboran positivamente con el centro y nos llevamos muy bien con ellos.Se quejan ellos mismos de que la mayoría de los padres pasan.

Participación de los padres de alumnos a nivel de aula:

-Hay un grupo muy interesado por sus hijos,que participa activamente y colabora con tutores y profesores.
-Hay otro grupo que pasa relativamente de lo anterior.Sus hijos funcionan medio sólos.
-Hay otro tercer grupo que pasa totalmente de la educación de sus hijos.El centro es una mera guardería.No aparecen ni llamándolos.
-Hay un grupo de padres que nos dicen que están desbordados por sus hijos,que no pueden con ellos.

-Y hay un sector, muy minoritario,pero peligroso,que es agresivo contra el profesorado y superprotector con sus hijos.Éstos, es mejor que ni aporten por el centro.Cuando van es para crear más problemas que sus hijos,con actitudes agresivas.
Efectivamente los profes queremos que participeis constructivamente y en colaboración con nosotros.
Y también algunos queremos que seaís más exigentes con los de arriba(Administración)

En alusión a “R.M.”, puede que seas Ricardo Moreno o no pero, en cualquier caso te transmito mi enojo y extrañeza de que alguien con la lucidez necesaria para pensar y exponer las ideas del “panfleto” sea capaz de hacerse eco de algo tan malo y tendencioso como nuestro artículo de cabecera. Algún que otro padre ha respondido de forma airada, lo raro es que no hayan sido más. También se han congregado docentes que equiparan no cuantitativa pero sí cualitativamente la violencia de los alumnos a los profesores con la inversa. De acuerdo que un menor con 16 años sabe que hace y es en gran medida responsable de sus actos, pero un docente es un adulto específicamente formado para educar. Y es inadmisible que se den “situaciones humillantes de algunos compañeros hacia los alumnos”. Lo del chaval es un gran problema que habremos de resolver, lo del “compañero” es un delito y razón para separar a ese señor de la docencia.
Sobre la participación de los padres no descubrimos nada nuevo diciendo que es escasa. Por favor, ideas. Para los que ya participamos no hace falta gran cosa, quizás un poco de credibilidad y apoyo frente a los padres que nos miran como interesados. Si estamos de acuerdo (y lo estamos) en que sin la participación de los padres y su corresponsabilidad no funciona el sistema. Vamos a ver que se puede hacer.
Lo primero es reclamar nuevos cauces de participación de los padres también desde el profesorado. Pero ojo, cuidado que a veces los deseos se cumplen. A los padres hay que darles información sobre vuestro trabajo, horas lectivas, horas por comedor, por junta directiva, que se hace en la clase de “alternativa”, como se supervisan los recreos. Los padres son muy majos en el Consejo Escolar hasta que quieren conocer el PGA y hacer aportaciones.
Para los padres que carecen de tiempo y ganas de participar yo plantearía soluciones drásticas aunque fuera temporalmente o para casos flagrantes. Los orientadores deciden si un alumno es “acnee” pues el Consejo Escolar debería calificar a ciertos padres como “pacnee”. No se en que grado, pero desvincularse de la evolución escolar de los hijos es abandono y por tanto maltrato. Debería de ser reprimido de algún modo, con sanciones económicas, con servicios a la comunidad. A mi ya se me ocurren algunos casos en que aplicaría esa ley si existiese.
Hay que analizar las causas de esa no participación en la vida académica de los hijos y en la comunidad escolar. Probar sistemas nuevos, evaluación conjunta, revistas del centro, agendas escolares, correo electrónico, …
Pero volvemos al peligro que había mencionado antes. Os conoceremos y os evaluaremos. Somos los consumidores de un servicio de educación para nuestros hijos y aunque el cliente no siempre tiene razón, siempre está es su derecho reclamar.
En mi caso, cada profesor de mi colegio es un profesional “como la copa un pino” delante de mis hijos y terceros, he tenido la suerte de contar con los mejores maestros de España. Pero está claro que con los padres que puedo cambiar impresiones valoramos críticamente el trabajo de cada uno y, este es desigual. Existe funcionarios que realizan un trabajo impecable en muchos aspectos y existen otros que cubre el expediente. Existen unos que son muy capaces y otros muy justos. Mientras superen unos mínimos de calidad los apoyaremos hasta el final. Pero cuando su trabajo perjudique a nuestros hijos pienso que hay que utilizar todos los medios para sustituirlo. Sin ambages recurrir a la Dirección del Centro, al Consejo Escolar y a Inspección con toda la intensidad para que el proceso sea rápido.
Los padres que reaccionan con violencia son unos delincuentes, en mayor o menor medida. Reaccionar con violencia es un atributo de delincuentes, independientemente de si además son padres, maestros, curas o veterinarios. Parece mentira que algo tan evidente se soslaye por gente tan inteligente como algunos periodistas.
Otra cosa es que haya padres enfadados con maestros. Estaremos de acuerdo en que es legítimo que un padre se enfade con un profesor por que no esta conforme con él. Además esto es probable que ocurra por que el gremio docente adolece de una enfermedad que se llama corporativismo. Si, ya se que como otros gremios, pero en esos también esta mal. Vosotros, como colectivo, defendéis causas propias, vuestros sindicatos defienden a los trabajadores. Algo tan de Perogrullo choca sin embargo con que en la comunidad educativa las decisiones se toman en función de las necesidades de los alumnos. Y vuestro colectivo tiene el poder en la comunidad educativa. La jornada continuada se impone a pesar de su efecto indeseable para los educandos, la sexta hora es la “bicha”, los periodos intersesiones de comedor se acortan, la evaluación de los centros la dejamos para el siglo que viene y para la próxima huelga sacamos la reducción de 37’5 a 30 horas semanales, total ese trocico ya era de libre disposición.
Algunos padres, equivocados seguramente, vemos estas cosas y nos da por ser críticos. Acompañarnos con un sentido autocrítico y andaremos juntos.
En otra ocasión me gustaría hablar de política educativa desde la Administración pero, en este caso, el artículo de cabecera hablaba de profesores.

Para Jufese:
R. M. no es Ricardo Moreno. He incluido el artículo de Victoria Prego para crear polémica, y parece que lo he conseguido.
Ricardo Moreno Castillo

No me resisto a aportar al debate lo que acabo de leer en mi blog preferido "www.microsiervos.com":

¡Ah, jóvenes!

Los jóvenes de hoy aman el lujo, tienen manías y desprecian la autoridad. Responden a sus padres, cruzan las piernas y tiranizan a sus maestros.

Σωκράτης, circa 485 adC.

Cuando Socrates llegó a esta conclusión seguro que pensaba que 2500 años despues alguíen también hablaria de los jóvenes de hoy.

Por error he firmado en ocasiones jufese y en otras Julián.

Efectivamente yo firmo como RM ,pero no soy Ricardo Moreno.

A mì personalmente me gustan los padres y madres críticos en los centros.
Yo estoy en el C.Escolar de mi centro y lamentablemente los padres son meros espectadores de lo que les cuentan los equipos directivos.Critican y aportan muy poco.
Lo que echo en falta es que los padres y madres organizados no sean más críticos con la administración y no le exijan mucho más de lo que lo hacen.Podrían presionar mucho más de lo que lo hacen los profesores,pero no lo hacen.
Quizás porque en las superestructuras están controlados por intereses de partidos ,poco independientes.
Concreto lo que digo.
Cuando interviene algún miembro de la CEAPA,en internet o debates televisivos,parecen las posturas del PSOE y de la administración.
Cuando aparecen los de CONCAPA,habla por ellos el PP.
Hacen falta organizaciones de padres fuertes,independientes y críticas,especialmente con la administración,y con la parte del profesorado que se lo merezca.
Yo soy profesor,pero si en mi cuerpo hay una minoría de compañeros poco ejemplares,pues yo no seré el que los defienda.
Si los padres tienen que darle leña,pues a ello.
Pero tenéis que darle mucha más leña a los de arriba(administración)y sois muy suaves con ella.

Si un padre que, paradojicamente ha estudiado magisterio, aunque no ejerza, que ha dedicado todas las tardes de su vida a su hijo hasta que éste ha prescindido de tí (alrededor de 12 años), que su esposa ha enseñado a andar a su hijo con siete meses, a leer con cuatro años, a hacer sumas y restas con tres años, a distinguir con dos años las formas elementales (cuadrado, círculo...), que hablaba con un año escaso, que le han reconocido un C.I. muy alto, que ha leído libros desde que sabía leer(adecuados a su edad), que los maestros de primaria han reconocido que este sistema educativo está preparado para atender subnormales pero no niños como mi hijo, que ha sido un deportista normal, que ha tenido siempre multitud de amigos y conocidos, que los monitores nos han felicitado por nuestro hijo cada vez que se ha apuntado a algo; si, como digo, ponemos en entredicho la profesionalidad de una mal profesor, nos hemos encontrado con la las amenazas, coacciones, bajadas de notas, suspensos, discriminaciones y toda una serie de delitos contra un niño. No hay problema, como dice el escrito repugnante de Victoria Priego y como ya habéis conseguido hacer creer a la sociedad, el niño es culpable. Pero esto no es el fin. Lo pagareis.
Por cierto, al niño, a pesar de todo no tuvieron cojones de suspenderlo. Eso sí, aplicando el sistema de evaluación LOGSE, eso de actitudes, trabajos, conocimientos; esa basura que aplicáis con total descaro y contra la que no os pronunciáis, le bajaron un promedio de un 30 % la nota. Eso sí, 9 - 30 % = 6: BIEN. No os da vergüenza esto?. Vosotros aplicáis una ley que no evalúa el conocimiento y creéis ser justos. Sois incapaces de hacer objeción de conciencia a esa ley y dejar de evaluar tonterías con las que conseguís la igualdad: al tonto le subis notas vía actitud y al listo se la bajáis, resultado: igualdad. Yo diría majaderías de majaderos. Creo que la mayoría de los profesores son majaderos que se creen sus majaderías.

Majaderos que se creen sus majaderías.

SISTEMA DE EVALUACION LOGSE:
¿No creéis que esto es violencia contra los niños?
¿No creéis que esto es injusticia gratuita?
¿No creéis que habláis tonterías mientras hagáis esto?
¿No hay gente decente entre vosotros?
¿Tendremos que esperar nuestro Herodes particular?
Cada vez que escucho una noticia de un alunmo o ex alumno, o un padre que ha pegado a un profesor me asalta la pregunta ¿qué habrá hecho ese profesor? ¿Qué tropelía habrá cometido? ¿A qué grado de humillación habrá sometido a un niño para que reaccione así?
Lo siento, el problema sois vosotros y vuestra incapacidad de aceptar que, una inmensa minoría (como la segunda), no valéis nada. Sois funcionarios en la peor de sus acepciones.
Y lo más grave y no me cansaré de repetirlo: estáis criminalizando a nuestros hijos para conseguir prebendas.
Indigno.

Beltrán:
-Si te has dirigido al colegio de tu hijo con los mismos modales con los que te expresas anteriormente,lo que es de extrañar es que te hayan atendido.Yo te habría mandado al inspector o a la Delegación.
-Tú criticas el artículo de V. Prego porque según tú culpabiliza al niño,pero tú haces lo mismo,culpabilizas al profesor,a todos por igual.
-No se puede generalizar como haces tú,y como dices tú que hace V Prego.Hay un grupo de alumnos indeseables,algunos maestros indeseables y algunos padres impresentables.
Hay muchos alumnos,padres y profesores muy competentes.
-Si tú has tenido una mala experiencia con un profesor no deberías generalizar,movido por la venganza y el odio.
-Las majaderías del sistema LOGSE las ha puesto en práctica el Gobierno,y los funcionarios podemos aplicarlas más o menos flexiblemente,pero no podemos objetar,no está previsto en nuestras leyes.
-Hay algunos maestros que puede humillen y tratan mal a los alumnos,pero el grupo de alumnos y padres indeseables supera al de dicho grupo de maestros.
-Yo no criminalizo a los alumnos:
Si me fijo en el esfuerzo podría decir que tengo 3 grupos de alumnos:los trabajadores,los poco trabajadores y los objetores escolares.
Si me fijo en sus modales:
Hay un grupo muy educado.
Hay otro grupo con menos educación y un tercer grupo pequeño ,asalvajado.
Como ves yo no generalizo.
Es verdad que algunos profes no valemos nada,pero hemos superado una prueba y una carrera,que es lo socialmente establecido.
Lo malo de ser padres es que no exigen preparación alguna,ni título.
Cualquier cretino puede ser padre.Y así nos va.
-Lo que sí solemos constatar en las clases,con sus excepciones,es que detrás de un alumno con problemas de conducta suele haber una familia problemática.

RM
Pido disculpas. No es mi intención decir que TODOS son incompetentes. Pero nunca se habla de ello al plantear las causas. Yo hago de abogado del diablo y digo lo que pocos dicen. El uso de lenguaje fuerte es una forma más de crear polémica (como acertadamente aclara el autor). De hecho, has caído en el juego y tú mismo hablas de padres cretinos, lo cual demuestra que cualquiera sometido a una presión reacciona mal.
Otra cuestión: el aprobar una oposición no implica ser buen profesor, eso es parte del problema: la funcionarización del profesorado. Ser padre también exige un procedimiento natural: desarrollo, acto, fertilidad: no creas que es tan sencillo.Lo que no necesita (gracias a Dios) es una autorización gubernativa, hasta ahí podíamos llegar (recuerda a Hitler, a la China comunista y otros totalitarismos) hay que tener cuidado con lo que se plantea, salvo que realmente creas que el gobierno puede decidir quién sí y quién no puede tener hijos y bajo qué supuesto ideológicos lo planteamos (islam tal vez???). Esos jardines es mejor no podarlos. Lo que ocurre es que hay más casos de padres a los que se quita la patria potestad que profesores expulsados de la carrera docente ¿conoce alguien a alguno?.
Respecto a la objeción de conciencia: ¿porqué no? ¿porqué cuando queréis habláis de libertad de cátedra para justificar lo injustificable? Estamos otra vez en el planteamiento desde el punto de vista del funcionario no del docente. Además, porqué se aplica para joder o para favorecer y no lo más objetivamente posigle?. Por ejemplo: si considero el alborotar en clase y quito tres puntos de la nota porque un día el niño habló (porque así lo aplicáis cuando queréis) es simplemente una majadería; si yo descuento proporcionalmente a los días de clase y a otros criterior de actitud, eso se puede convertir en una bajada de nota de 0,05 puntos. Además, ¿no se podría compensar con actitudes positiva?. Otro caso, ¿puedo aprobar a un niño sin hacer un examen porque su trayectoria es buena?, esto se hace ¿o no? ¿quien comprobará externamente esa evaluación?. Por eso las pruebas de reválida que proponía la LOCE no gustaban al profesorado: no se evaluaba al niño sino al profesor, y eso lo sabéis bien.
A eso me refiero, con la objeción, una ley mala se puede matizar e incluso, hecha la ley, hecha la trampa, desactivarla. Lo que ocurre es que es un arma que los profesores usan, vaya que si usan!!!.
Por cierto, salvo uno, tengo una muy buena imagen de los maestros que tuve en EGB, creo que fueron muy buenos maestros. En el BUP hubo de todo y en la Universidad, habiendo de todo, me he encontrado lo peor profesionalmente hablando.
Por último, yo he estado varias veces en el centro pidiendo y exigiendo que se expulsara a niños y en alguna ocasión puntual mi hijo ha sido agredido por algún alumno. Yo no oculto nada, solo pido que se aplique a los profesores la misma medicina.

Tu último mensaje me parece más moderado en las formas.
Te comento algunas ideas:
La mayoría de los objetivos que se suelen evaluar suelen ser de conocimientos conceptuales.
Cuando un alumno se me porta mal en clase(y tengo muchos de éstos)no lo suspendo por ese motivo.
Le suelo decir que si se porta mal no le ayudaré a subir nota.
Cuando un alumno se porta mal reiteradamente a veces le rebajo la nota un poco y con el compromiso de que si mejora en el futuro,le rectificaré la nota rebajada.(Es una rebaja condicional).
A veces suspendo a alumnos que tienen un comportamiento ejemplar.Y a veces apruebo a alumnos con un comportamiento malísimo,pero que son muy inteligentes.
Efectivamente el aprobar una oposición no implica ser buen profesional,pero eso es lo que hay.
Yo no tendría inconveniente en más controles al profesorado.
Tampoco el tener un hijo ,implica ser buen padre.
Yo tengo montones de padres,en mi trayectoria de maestro,en que los padres pasan de sus hijos,del instituto y de sus obligaciones.Conciben la educación como un servicio de aparcamiento del hijo.A dichos padres habría que sancionarlos de alguna manera,quitándoles algunos servicios sociales que reciben gratis,si no se responsabilizan en la educación de su hijo.
Coincido contigo en que hay que ir contra la minoría de alumnos,padres y profesores impresentables.No soy corporativista.
Si hay un compañero mío que es un vago,que trata mal a los alumnos y no cumple,me parece bien que se vaya contra él.Yo no suelo solidarizarme con los vagos o maleducados,aunque sean compañeros míos.

“…Lo malo de ser padres es que no exigen preparación alguna, ni título.
Cualquier cretino puede ser padre. Y así nos va. …”

“…La cosa es así (de buena o de mala) se pueden tener hijos sin tener carné de padre…”
Esto último lo dije yo.

A veces se dicen cosas que a lo mejor no están muy reflexionadas. ¿A alguien le gustaría una sociedad en la que se requiriera un examen para poder tener hijos? Suena un poco a fascista. ¿Quién propondría el temario?, ¿Quién corregiría los exámenes?

Yo digo:
“Cualquier cretino puede ser maestro”.
Los estudios universitarios pueden ser superados por cualquiera independientemente de su condición de cretino. ¿Quién no ha conocido o conoce varios cretinos que en la universidad progresan adecuadamente? Los estudios universitarios son mayoritariamente de tipo memorístico. Una oposición, por naturaleza, requiere capacidad memorística.
En la oposición a docente nadie evalúa el nivel de “cretinismo” de los aspirantes.
¿De verdad alguien puede decir que un cretino que se lo proponga no puede aprobar una oposición de magisterio? ¿De verdad alguien puede decir que no hay ningún cretino en el gremio de lo enseñantes?

2ª parte
“…Lo malo de ser padres es que no exigen preparación alguna, ni título.
Cualquier cretino puede ser padre. Y así nos va. …”

De acuerdo. Habemos padres con cierto nivel de cretinismo. ¿Que hacemos si nos preocupamos por nuestros hijos y los queremos?. Como cometemos muchos errores en la educación de nuestros hijos y no entendemos la infalibilidad del profesor hablando excatedra, lo mejor es que nos despidan de padres.
Esto ni sería justo ni es posible. Sin embargo, al profesor cretino si que le podemos despedir. Esto si que puede ser justo y debería ser posible. Permitir que un docente continúe con su trabajo cuando se ha demostrado su no idoneidad, es como meter la zorra a cuidar las gallinas.

¿Entonces que se hace con los padres y las familias que también demuestran su no idoneidad? Pues jugar con las cartas que nos han salido en la partida. Asumir que la sociedad es así. Buscar soluciones que no pasen por el victimismo y la inacción. En otro comentario anterior plantee alguna opción. Existen otros profesionales que en vez de criminalizar a los padres y los alumnos deberían estar arriesgándose a aportar ideas y poniéndolas en marcha.

Por último, le pediría al autor de este blog, que antes de usar panfletos antiperiodísticos para crear no debate si no polémica, directamente usara el Informe Cisneros VIII, que probablemente es el usó “la prego” para escribir su “trabajo”. De paso que indicara que se circunscribe a la Comunidad de Madrid, que no es representativa, y, sobre todo, que únicamente se analizan las opiniones de los docentes. Para llegar a la naturaleza del fenómeno de la violencia en la escuela deberemos buscar las claves en todos los sujetos que intervienen, tanto más para alcanzar un diagnóstico real y plantear soluciones.
También la muestra del estudio estadístico es sospechosa. Fueron 6000 cuestionarios distribuidos científicamente para obtener un error muestral calibrado. Sus artífices dicen que los formularios los entregaban anónimamente y entiendo que por iniciativa propia los profesores. Tuvieron un nivel de respuesta del 35 % que de 6000 son 2100. Luego dicen que finalmente fueron aceptados 2100 cuestionarios (o sea todos fueron válidos).
Yo digo que si la distribución de los cuestionarios fue estadísticamente correcta, la recogida NO. Si todos los cuestionarios fueron validos no se segregaron lo provenientes de una zona independientemente de si creaba un sesgo que la representación de ese bloque geográfico o social ya estaba cubierta. No se incidió en las zonas que no hubo la suficiente respuesta del profesorado. En mi lega y humilde opinión este estudio esta sesgado, y si no que me lo expliquen.
Si para un profesor la violencia y las faltas de respeto son un problema real, seguro que contestará una consulta que verse sobre eso. Si un profesor, sobrecargado de trabajo, recibe un, largo o no largo, cuestionario sobre un tema que no es prioritario para él, seguro que formará parte del 65 % de profesores que pasaron de contestar.
Por favor contéstenme algien este argumento.

Efectivamente existe un grupo de profesores y padres impresentables.

Pero hay ciertas diferencias:
Un profesor impresentable sufre más filtros:carrera universitaria,examen u oposición.
Tiene más controles:APA,Familia del alumno,C. Escolar,Dirección del Centro,Inspección.
Si a pesar de ello,pasa los filtros y educa a vuestros hijos,por mí no hay ningún inconveniente en quitar de su puesto a un profesor impresentable.
Podéis y debéis actuar contra ellos.
Ya he dicho que yo no soy corporativista.
Yo también soy padre y mi hija ha sufrido profesores impresentables,que he denunciado a sus superiores,y que había que haberlos expulsado de su puesto.
Los profesores no criminalizamos a todos los padres y a todos los alumnos,pero sí decimos que cada vez aumenta el nº de los impresentables en ambos sectores(aunque no todos lo son,lógicamente).
Vosotros contáis casos concretos de profesores.
Yo os puedo contar montones de hechos concretos de mi IES,referidos al grupo de padres impresentables,(que suceden en muchos institutos):

-Padres que no le compran materiales ,ni libros a sus hijos.
-Padres que se niegan a venir a hablar al centro.
-Padres ,que expulsan a su hijo varios días por mala conducta, y ni aportan por el centro,o si vienen es para decirnos que se niegan a tener 3 días a sus hijos en sus casas.
-Padres que se niegan a firmar cartas con acuse de recibo cuando ven que es del IES.
-Padres que no se ponen al tlfno cuando los llamamos.
-Padres que cuando su hijo se presenta con 9 o 10 suspensos ,le regalan una bici o una moto ,para recompensarlos.
-Padres que nos dicen que no es muy grave que su hijo nos insulte,siempre que no nos pegue.
-Padres que vienen a insultarnos,a vocearnos,a amenazarnos.
-Padres que nos dicen que aunque su hijo no dé ni golpe,da igual,que esté "recogido " en el centro.
-También tenemos algunos que no pueden con sus hijos.
En una ocasión vino una a madre a pedirle a la Directora que firmara para que metieran a su hijo en el reformatorio,pues a ella le daba miedo denunciarlo.
Son una minoría,gracias a Dios,pero va en aumento.
¿Qué podemos hacer con ellos?
Muy poco,soportar a sus hijos ,que suelen ser muy problemáticos y a aguantar día tras día.
A la prensa le gusta la carnaza del acoso.Qué casualidad que la mayoría de casos son de alumnos contra otros alumnos,de alumnos contra profesores,y de padres contra profesores.
En muy pocas ocasiones somos los profes contra alumnos,y nunca contra los padres.
El estudio del CSIF será más o menos científico,pero os puedo asegurar que si se supiera lo que sucede a diario en los IES,con muchos alumnos,sería de escándalo.
La administración lo tapa ,no quiere que se sepa.
Lo que hacen ese grupo minoritario de alumnos conflictivos es humillante para los profesores y para los alumnos normales,que también los tenemos.

Oigan, que por haber, también hay alumnos cretinos. Y con los padres cretinos, los profes cretinos, los inspectores cretinos, los psicopedagogos cretinos, los políticos cretinos y las leyes cretinas... Y con todo ello, todavía hay algunos que aprenden algo. Hermosa especie, el ser humano.

Es bueno que los padres sepáis lo que pasa en los IES reales,no en los imaginarios del Ministerio y de la Consejería.
Mi IES no está en ningún barrio suburbial.
Hay como 3 grupos de alumnos,como en casi todos:
-Un grupo de alumnos muy educado y correcto.
-un segundo grupo que NM (Necesita mejorar) en modales,educación y civismo.
-Un tercer grupo,que aunque pequeño,posee una gran capacidad de interferencia,los muy maleducados.
Os cuanto a los que sóis padres algunas de las cosas que suelen sueceder en un IES,especialmente entre el grupo 3º:
-Se niegan a traer libros y materiales.
-Si los traen se niegan a sacarlos y utilizarlos,
-Te boicotean la clase con interrupciones,gracias,ruidos ,impertinencias.
-Te contestan de malas maneras.
-Les da todo igual porque saben que el castigo que se les pone,es lo que ellos desean,irse expulsados del IES.
Algunas anécdotas:
Hace dos cursos en un momento sin profesor,los de ESO tiraron una mesa al patio desde el 2º piso.El Dire no pudo averiguar quién fué.
-El curso pasado un padre de mi tutoría vino a pegarme porque le dije a su hijo que dado el comportamiento malo,si el IES pudiera legalmente,lo expulsaríamos hasta fin de curso.
-Hace dos cursos,estoy explicando y entra un alumno de otra clase y me manda a la mierda,porque dice que le han dicho,que yo he dicho,algo sobre él(luego era mentira)
-Alumnos que se van de clase y te dicen que le pongas un parte,que están hasta el moño del IES.
-Alumnos que nos dicen que este curso nos van a amargar el año.
-Alumnos que nos amenazan con llamar a su padre.
-Alumnos que si les dice algo un profe o el Dire,llaman a su mamá por el móvil y a los 5 minutos aparece ,la misma madre que no viene nunca cuando la llama el tutor.
-Alumnos que en mitad de la clase se ponen a cantar o a hacer palmas.
Así se podríoa seguir,con un largo etc.
¿Quién paga el pato?El profesorado,que trabajamos en unas malas condiciones y el alumnado normal.
El curso pasado me contaba un padre que su hija lloraba en casa pensndo en los compañeros que había en su clase.
Ante ésto ¿qué hacemos?
Lamamos a los padres(muchos no vienen),ponemos negativos y partes,expulsamos a los alumnos conflictivos.Y vuelven tras la expulsión igual o peor,y así desde los 12 años hasta los 16 o hasta que se cansan y desaparecen.
Lógicamente todo esto no sucede en el mundo idílico de la Consejería,de la CEAPA,de la Escuela como lugar de convivencia.Ellos venden una imagen de la ESO elctoralemte correcta

R.M.: Es un placer leerte. Gracias.

Mi experiencia como docente es anecdótica pero creo que puede ser ilustrativa esta anécdota. Hace unos 3 años me propuse para dar uno talleres de alfabetización informática en el centro de mis hijos. Con un niño tuve muchos problemas, de 3º o 4º de primaria, no paraba de decir palabrotas y hacer gestos groseros. Lo peor era que revolucionaba el grupo. Yo no sabía que hacer y le pregunte a un maestro que a la vez era el director del centro. ¿Qué actitud debo tomar con este niño? Su respuesta fue esclarecedora aunque no me sirvió de nada. Me dijo simplemente que con él la actitud de este y otros niños era totalmente distinta. Le respetaban y ni se les ocurría hacer ninguna gracia en su presencia.
Esta anécdota es real y dejó claro donde había un educador profesional y donde había un aficionado.

El final de esta historia también merece la pena contarlo. La solución que yo aplique fue pedirle a la madre de ese niño que no lo trajera más. La actividad era gratuita y mi sueldo 0 por lo que era posible esta salida. Aun con todo no me siento orgulloso de mi actitud ante el problema. Claro que yo carecía de formación para otra cosa. Yo creo que un profesor que ha superado unos estudios universitarios, ha hecho unas prácticas, que , tras una dura preparación ha ganado una plaza en oposición y tiene “x” años de experiencia como docente no debería ni plantearse “…si el IES pudiera legalmente, lo expulsaríamos hasta fin de curso…”. ¿De verdad que no hay más opciones entre la expulsión y resignarse a no hacer nada por que la ley no deja?

"Es bueno que los padres sepáis lo que pasa en los IES reales,no en los imaginarios del Ministerio y de la Consejería..."
tampoco en los nada representarivos del informe Cisneros, de CSIF, de Victoria Prego, ...

Para Julián:
Obraste correctamente, Julián. Estoy seguro que si el chico te hubiera pedido disculpas y cambiado de actitud, le hubieras dejado entrar de nuevo. No lo hizo, luego es que no le interesaba el curso. Para él no supuso ningún perjuicio (entre no ir a un curso, o ir para perder el tiempo y molestar a los demás, mejor lo primero), y los demás alumnos salieron ganando, porque sin las molestias que provocaba el niño expulsado, seguro que aprendieron más. En cuanto al maestro que te dijo que no tenía problemas con él, una de dos, o le había parado los piés enérgicamente el primer dia, o se había tirado un farol. Ni la experiencia ni la formación te convierte en un mago, y si un niño está dispuesto a alborotar la clase no hay más remedio que hacer valer tu autoridad. Te lo dice un profesor con 34 años de experiencia y que ha tenido en general pocos problemas con los alumnos. Es más, los más díscolos, a los que les dejé claro que conmigo ni iban a jugar y que procuré tenerlos muy derechos durante todo el curso, al final lo han agradecido.

a.a.:
Gracias por tu cumplido.

Julián:

Educador profesional y aficionado:
En mi IES somos unos 34 profesores:de distintas edades,con distintas experiencias,con distintas ideologías.Unos definitivos ,otros no.Unos con oposiciones,otros ,no.
La plantilla suele cambiar al 50 % casi todos los cursos.
Pero se repite siempre lo mismo con casi todos:
Problemas de convivencia , partes y expulsiones.
Por lo visto la mayoría somos aficionados y no estamos preparados,ni los jóvenes ,ni los mayores,ni los intermedios.
Yo ,por ejemplo,soy un principiante,sólo llevo 30 años dando clases.Está claro que me falta experiencia.Cuando la adquiera me jubilaré.

¿Hay alternativas entre la expulsión y la resignación?

Pues yo creo que sí.
Llevo años reflexionando y escribiendo sobre esto.Te resumo "algunas"(habría más) de mis ideas para mejorar este galimatías:

-Rebajar la ratio a 20 en la ESO.En zonas y aulas conflictivas a 15.
-Poner profesores de refuerzo en la ESO.
-Crear aulas de convivencia,donde personal especializado(educadores sociales,psicólogos escolares , psicólogos clínicos,y profesores especializados)intenten reciclar y modificar conductas de alumnos conflictivos.
-Desdoblar las clases,para dedicarnos más individualmente a los niños problemáticos.
-Poner aulas- talleres para alumnos que rechazan radicalmente la escolaridad obligatoria hasta los 16,y rechazan el itinirario normalizado.
-Obligar, con medidas legales, a los padres que pasan de sus hijos en los IES a que se impliquen,quieran o no quieran.
-Agilizar y desburocratizar el régimen de sanciones contra alumnos conflictivos.
-Integrar a los alumnos muy problemáticos en cursos especiales ,transitorios ,hasta que tengan una conducta relativamente normal y puedan estar con los alumnos normales.
-Reconocer que no funciona lo del mismo café para todos.
-Reconocer que la LOGSE,y ahora la LOE,van a perpetuar muchos problemas,que van a ir a peor.
Habría también que tomar otras medidas de tipo social y relativas al profesorado.No tengo inconveniente en exponerlas más adelante,si lo quieres.

Esto tiene varios problemillas:
Que vale mucho dinero.El MEC y las Consejerías prefieren dedicarlo a otros menesteres.(electoralmente más rentable)
También exige que la administración reconozca lo que pasa en realidad en los centros,pero eso no interesa electoralmente.
Lo electoralmente rentable es decir que todo va bien,con pequeños fallos y que es mejorable.
Nos dicen que los que los criticamos o somos catastrofistas,retrógrados,o fachas,o no somos profesionales,no estamos preparados o somos del PP.

También se mejoraría si nos dejaran influir en la educación a los profesores,que solemos movernos por criterios profesionales y vemos la realidad día a día a pie de obra.
Pero los que diseñan la educación ,no somos nosotros,sino:asesores,orientadores,sindicalistas liberados,políticos,expertos de universidad,cargos burocráticos de las confederaciones de padres...

Todos ellos tienen varias cosas en común:suelen ser desertores de la tiza,que o no han pisado nunca una clase o llevan décadas en los despachos,o tienen intereses sindicales,personales y electorales ajenos a la educación.
Para muchos de ellos la educación es una manera de seguir en los despachos o de ganar las próximas elecciones.
Lo que pasa en los Centros es secundario.
Por cierto se les llena la boca defendiendo a la Ed. Pública,pero luego como saben lo que pasa aquí,llevan a sus hijos a la concertada o a la privada,que allí corren menos riesgos

Hay unos observadores privilegiados de lo que pasa en los centros:los que estamos todos los días con los niños y vemos cómo se comportan en los pasillos,en las clases,en los patios.Y esos somos los profesores.
Tú a lo mejor sabes cómo se portan algunos compañeros de la clase de tu hijo,porque él te lo cuenta.
Yo, todas las semanas veo cómo se portan 140 alumnos a los que les doy clase.
Pero a nosotros no nos preguntan,no vaya que digamos o propongamos lo que no conviene,ni está previamente negociado y escrito en el guión.

Los padres y la educación

Un estudio de la Fundación La Caixa, "Padres e Hijos en la España actual”, aporta datos muy preocupantes sobre la implicación de los padres en la formación escolar de sus hijos: más de la mitad reconoce que apenas se ocupan de la misma, un 4 por ciento sólo se preocupa cuando hay suspensos y cuatro de cada diez reconocen que no lo hacen nunca. Así mismo, cerca del 37 por ciento asegura que ni vigila ni incentiva a sus hijos para el estudio, y nada menos que la tercera parte de las familias considera que no hace falta vigilar los estudios. En cuanto a la ayuda que prestan a sus hijos a la hora de hacer los deberes, menos de la mitad lo hacen de forma constante. Esta ayuda, por otra parte, es menor a medida que el niño pasa a cursos superiores, precisamente cuando más falta podría hacer su supervisión y apoyo.

R.M.: Manifiestas lo que pensamos, la mayoría de los docentes, con bastantes años de oficio. Hace dos años, escribí un ensayo, con el título: "prevención de problemas en los Ies", donde se apuntaban propuestas parecidas a las que tú apuntas.
Permíteme discrepar en la conveniencia de poner profesores de refuerzo en secundaría, si éstos no se implican tutorialmente.
No creo que bajar ratios y permitir que los 3 tipos de alumnos elijan distintas opciones, sea tan costoso, a largo plazo, dado que al parecer todos estamos de acuerdo, en que invertir en educación, es garantía de futuro.
Gracias por compartir tu enriquecedora visión, y aunque "arriba", nos ignoren, seguimos en la lucha, resistiendo..., que no es poco, con lo que llueve desde el Boe, boja...

Después de leer el artículo de V. Prego y la polémica aquí suscitada me senté a tener paciencia. Ya llegará el momento, me dije. Y el momento, para desgracia de todos, ha llegado. No me alegro, y lo digo explícitamente porque aquí hay que hilar muy fino, ya que se aprovecha la más liviana palabra para montar hipótesis monstruosas sobre uno con una pasmosa alegría de bocafloja. No, no me alegro. Al contrario. Escribo esto con una profundísima tristeza. Ya me gustaría a mí, e imagino que a todos, que las cosas fuesen de otra manera.
Pero la realidad es terca, muy terca, muy terca. Y la realidad habla muy clarito para quien quiere oír.
La noticia saltó el lunes pasado, en Granada. La recogió, ayer martes, 24 de Octubre, “El Ideal” de Granada. Un chico de 5 años agredió a otro de 3. Su maestra le reprochó la acción y esperó a su madre para contarle el suceso y para que censurara ella misma la conducta a su hijo. La reacción de la madre fue emprenderla a golpes con la maestra, que tuvo que ser atendida en el hospital. Al cabo de un rato, la madre, con dos miembros más de su familia provistos de barras de hierro, se presentó en el colegio ante la directora utilizando estas palabras: “Si denuncia, la matamos”. La maestra en cuestión está en su segundo año de ejercicio de la profesión, y ,además de las heridas, parece que ha sufrido un trauma psicológico brutal. A mí no se me ha ido esta muchacha de la cabeza desde que leí ayer la noticia ni en un solo momento, y desde aquí le mando un beso, mi apoyo, mi comprensión y todo cuanto pueda yo hacer para que se recupere y para que pueda ejercer su trabajo en el futuro con la dignidad con la que todo trabajador merece ejercer el suyo.
Porque el problema fundamental de la Educación en España no son las Leyes Orgánicas. Ni las metodologías. Ni la formación del profesorado.
El problema fundamental es que el clima social en Educación es, en amplios sectores de la sociedad, y entre el alumnado no digamos, y en un cada vez mayor número de ocasiones, nefasto para dar, simplemente, una clase.
El artículo de Victoria Prego se basa en una encuesta que el sindicato CSIF hizo entre más de 12.000 profesores. De éstos, un 17% reconoció haber sido agredido alguna vez físicamente por alumnos o padres, y más de un 60% (hablo de memoria) reconoció agresiones verbales. La encuesta podrá ser más o menos científica, pero viene a refrendar otras muchas señales en las que cada día se aprecia más claramente la tendencia de la Educación a ocupar las páginas de sucesos.
Lo que me sorprende es la ira inexplicable que ha despertado en algunas personas la publicación de estos datos, no su significación. Hay hasta una carta de la CEAPA rayana en la indignidad. Pero pónganse a imaginar que estos resultados se obtienen no de un sondeo entre el profesorado, sino entre los trabajadores de las grandes superficies, o entre los empleados municipales de los servicios de limpieza, o entre los albañiles o carpinteros. El escándalo hubiese sido arrollador, y las voces clamando al cielo se hubiesen oído en Saturno. Y el legislador, como es su trabajo, se habría puesto inmediatamente manos a la obra para poner coto a tal injusticia.
Pero para algunas personas parece que el profesorado no tiene la misma encarnadura que los demás trabajadores.
Léanse ustedes ahora despaciosamente las propuestas que sobre violencia escolar se han hecho por aquí, retengan en su mente mientras tanto el episodio descrito, y vean la simplicidad y la falta total de conocimiento del paño que tienen muchos de los opinantes.
La realidad es terca, muy terca. Y habla muy clarito a quien quiere oír.

Los padres agresores son una minoría pequeña,pero hay que actuar contundentemente contra ellos,pero lamentablemente la administración no nos apoya.Salvo a nivel de declaraciones.
Os propongo 2 maneras de apoyarnos:
1)Denuncia de oficio por parte de los abogados de la Delegación provincial.
Muchos directores y maestros agredidos no denuncian a nivel personal por miedo a represalias.
2)Cuando un padre agrede,su hijo debería ser expulsado indefinidamente de ese centro.Se le traslada a otro y si le viene mal a la familia,se j., que se lo hubieran pensado antes.
No es de recibo que la madre agresora vuelva por el colegio y por el centro a que la vean todos los días los profesores agredidos.
Por cierto comentar que para una noticia que sale de un profesor que se pasa de la raya,salen 20 de alumnos acosadores o de padres agresores.

ENTREVISTA A CARMEN PERONA abogada de CCOO ,especialista en la defensa de docentes.

El director de un centro escolar de Madrid se encontraba un día sí y otro también con que a un alumno no le venía a buscar su madre, prostituta y toxicómana, al salir de clase. Le daba pena y se lo llevaba a casa. La madre, en lugar de agradecer su acción, le denunció por secuestro. Después de soportar año y medio de proceso judicial, el tribunal le declaró inocente, pero el director ya no volvió al colegio y sufrió problemas psicológicos. Es uno de los casos con los que se ha encontrado la abogada de CC OO y especialista en defensa jurídica a docentes Carmen Perona en su investigación sobre las denuncias a este colectivo. Ayer presentó en Bilbao un libro en el que recoge sentencias y ofrece claves a los maestros para evitar acabar ante los tribunales.

-Durante tres años se ha dedicado a recopilar denuncias en las que se ven implicados docentes y centros escolares. ¿Cuál es la situación?

-Cada vez hay más padres que denuncian a los profesores y, a la vez, muy pocos docentes deciden actuar contra sus alumnos cuando sufren acoso verbal o agresiones. Además, desde el año 2000 las familias han comenzado a utilizar la vía penal de forma muy habitual. No se conforman con presentar una reclamación administrativa para conseguir una indemnización, quieren ir contra la persona.

-¿Por qué motivos les llevan a los tribunales?

-Por accidentes que sufren los alumnos en el aula o en el patio, en excursiones o salidas. Pero últimamente he visto muchos casos en los que padres denuncian por la vía penal al profesor por quitarle el móvil o el MP3 a su hijo. Les acusan de apropiación indebida. También hay denuncias por agresión, simplemente porque un profesor agarra del brazo a un alumno para obligarle a entrar en clase o evitar que cometa alguna acción. Denunciar es muy fácil.

Secuelas psicológicas

-Afectan psicológicamente a los profesores.

-Ya no levantan cabeza. Todos los docentes implicados en un proceso judicial acaban con depresión, problemas psicológicos, de baja... Es muy duro. Tienen que pasar por un juicio, con un fiscal, con unos padres que ratifican su denuncia ante el juez. Aunque les declaren inocentes, que sucede en la mayoría de las ocasiones, el daño ya está hecho.

- ¿Por qué motivos llegan a condenarles?

-No hay condenas penales a profesores por dolo, por un acto con el que pretendían hacer daño de forma intencionada. Sí las hay por culpa grave, acciones que realizan, aunque sea de buena fe, pero provocan un daño -Por ejemplo, cuando un docente lleva a un alumno accidentado en su coche en lugar de esperar a la ambulancia-. O por dejación de sus funciones: en un momento que abandona el aula pasa algo, un niño le clave un boli a otro en el ojo.

-Los profesores sufren agresiones de sus alumnos, acoso verbal y apenas lo denuncian.

-Siempre tratan, por su profesión, de aplicar medidas pedagógicas. Y sólo denuncian a un menor cuando hay una agresión con lesiones. Un error. Un profesor tiene que utilizar todos los medios que el sistema pone a su alcance. Si tiene un alumno conflictivo, que es un agresivo reincidente, debería ponerlo en conocimiento del Fiscal de Menores o de la asistente social. Quizá evite que llegue a delinquir de mayor. Un maestro no puede vivir atemorizado.

Apoyo legal

-¿Qué deben hacer los maestros para evitar ser denunciados?

-Primero, actuar con el escolar en una situación conflictiva como si se tratara de su hijo. Después, tienen que cumplir las leyes y los reglamentos del centro a rajatabla. Si la ley dice que cuando a un niño no le vienen a buscar a la salida del colegio hay que avisar a la Policía, se avisa. Si a un alumno herido no se le mueve hasta que llega la ambulancia, no se le traslada en coche.

-¿Y si existe ya la denuncia?

-En numerosas ocasiones solicitan la ayuda legal al recibir la citación, ya es tarde. Es imprescindible que busquen apoyo legal de forma inmediata. La Administración ofrece ese servicio, pero no tiene abogados suficientes para atender de forma eficaz todos los casos. ¿Que recurran a un abogado particular, al sindicato! La respuesta debe ser rápida y eficaz. Hacer ver al juez que el caso no tiene que llegar a la vía penal. Evitar que el profesor se enfrente a un juicio.

-¿Qué puede hacer el colegio?

-Crear programas de conviviencia. Acordar reglamentos de comportamiento internos aceptados por toda la comunidad educativa, padres, alumnos, profesores. Evita conflictos.

-Una petición a los padres...

-Deben tomar conciencia de que no se puede recurrir a la vía penal sin justificación alguna. Que utilicen la vía administrativa si lo que buscan es dinero. De esa forma dejan al docente al margen, no le hacen daño y, además, obtendrán mayor indemnización.

-¿Qué haría usted?

-Si a mí me meten una denuncia falsa unos padres, les denunciaría yo. Que sepan lo que es pasar ese mal trago.

Apreciado R.M.:
Efectivamente, la deministración no nos apoya.
CC.OO. va a publicar próximamente una “Guía para el profesorado para evitar problemas con la justicia”. Las sindicales andan cerca... Ya se conocen algunos de sus contenidos, que van, en gran parte, en la dirección que marca la señora Perona. La guía da una profunda tristeza, porque tendrá razón en cuanto a la finalidad expuesta en el título, pero también demuestra hasta qué punto el tejido social se va deshilachando (la solidaridad, el respeto a los mayores y menores, la colaboración.... los valores, en una palabra). Puede, por ejemplo, que ahora se nos desangre un niño mientras esperamos la ambulancia. Judicializar la cotidianidad tiene estos inconvenientes. Para saber más, ahí está la sociedad norteamericana.

Pero lo que yo –y muchos- reclamamos es la implicación de los poderes.
Las noticias sobre el suceso de Granada se amplían. Parece ser que la Delegación Provincial de Educación de Granada ha subrayado la conducta correctísima de la maestra agredida al dirigirse a la madre y su actuación absolutamente profesional. Condena –faltaría más- el hecho y... OFRECE sus servicios jurídicos a la agredida. Es decir, algo así como quien dice: “y, además, si quieres, hasta puedes usar mi teléfono”. Pero te defiendes tú.
Eso sí. Te quiero mucho, según una campaña publicitaria que hay en la televisión autonómica, y mira cómo te doy una palmadita en la espalda.
No, no, no, no, no.
Si la trabajadora de esta empresa ha actuado como debía y ha sido agredida, la empresa debería presentarse como denunciante y pringarse por su personal hasta que la justicia dicte sentencia con toda ejemplaridad para aviso, además, de mareantes.
Pero de eso nada.

Otra nota “de color”, pero muy significativa para hacerse idea de cómo está el patio. Pocas horas después de los hechos cierta Asociación se brindó generosísimamente, con desmadrado espíritu filantrópico y febril sensibilidad social ....¡A MEDIAR! –agárrate fuerte- entre la maestra agredida y hospitalizada y la familia agresora. Con la mayor naturalidad, oiga.

Lo de "deministración" ha sido un "lapsus calami", pero reconozco que queda redondo.

Puturrudefuá, sencillamente eres genial. Gracias por tu visión, sentido del humor....

Muchas gracias, a. a. Pero me gustaría que quedase claro que mi sentido del humor es algo natural, y que no he hecho ningún cursillo al respecto (dejemos las cosas claras, vaya a ser que alguien crea que nos lo estamos tomando a chunga).

¿Alguien sabe a cuántos padres se les ha quitado la patria potestad?
¿A cuántos profesores se les ha despedido?
Simplemento por lo que se lee en la prensa creo que hay más padres sancionados que maestros. El motivo: no son funcionarios y, por tanto, su empleo no está asegurado.
Recordad que en Andalucía se han dado casos de retirada provisional de la patria potestad por la simple sospecha de malos tratos emitida por un médico. Sin embargo, la simple denuncia de una agresión o práctica abusiva contra un profesor no.
¿Donde está la igualdad?

Beltrán:
Hay montones de casos de alumnos que acosan a compañeros.
Hay muchos casos de padres con malos tratos hacia sus hijos.
Hay cada vez más casos de padres agresivos contra maestros.Por cierto le ponen una multa de 20 o 30 euros:¡ejemplar!
Hay pocos casos de malos tratos de profesores hacia alumnos.
Estás obsesionado con que despidan a los maestros.
Por mí,que los despidan si practican los malos tratos de manera habitual .No hay problema.A la calle.No soy corporativista.
Los chorizos,sean alumnos,padres o maestros,sanción y a la calle.
Supongo que si un maestro realiza malos tratos a sus alumnos,tras la denuncia oportuna via judidicial le pondrán una sanción:económica,administrativa o penal.Y si es muy grave podrán impedir que trabaje .Según la gravedad del caso.
No creo que si es vía judicial el juez diga :
como es funcionario no pasa nada,que siga maltratando.
la justicia está mal,pero no tanto y no tan a favor de los maestros funcionarios

2006:Rincón de la Victoria (Málaga). Profesora denunciada por malos tratos a niños de 5 años; la delegación no encuentra motivos, la Justicia condena a la profesora a multa por vejaciones. Seguía dando clases meses después de que fuera sentencia firme.
2006: Ronda (Málaga). Profesor denunciado por abusos sexuales; al inicio del curso siguiente continúa dando clases.
La lista sería interminable, lo que ocurre es que no interesa dar publicidad a estos datos y otros muchos más. Sólo si los familiares presionan a los medios de comunicación se conocen. Vosotros tenéis publicadores de oficio: los sindicatos.
Por otro lado, las noticias se dan sesgadas de forma que no conocemos diferentes versiones; lo único que interesa es el titular (que es lo que lee la mayoria): profesor agredido.
Todavía no existe la Asociación de Padres y Alumnos Acosados y Maltratados por los Profesores (APAAMP). El día que se funde echaros a temblar.
Mi tesis es simple:
1. El profesorado es un grupo de presión que está consiguiendo ventajas a costa de criminalizar a los padres y a los alumnos.
Desde siempre han existido los alunmos y padres malos pero ahora se magnifica para cargar sobre ellos más de lo que les corresponde.
2. Los profesores no asumen que ellos son la mayor parte del problema por : a) que no eliminan elementos indeseables, que existen y son muchos más de los que admitiréis; b) siempre enfocan la educación desde un punto de vista funcionarial que lo vicia todo y c) participan de la pedagogía progre en tanto que la mayoría creen en ella y la aplican, y esta pedagogía es fundamental para entender el caos escolar tanto como las leyes que la han sustentado.
Una reflexión. Alguien ha dicho que se debería trasladar al alumno cuyo padre cometa alguna agresión. Esto es síntoma de la degradación en que se mueve el colectivo. No entendéis que la pena es personal? que nuestro código penal no prevé derivar la pena a un tercero y además sería delictivo por cuanto se castigaría a un inocente? cuesta mucho trabajo entender que esa práctica es propia de las mafias que matan a familiares (terceros) como advertencia? no entendéis la degradación moral que supone la sola propuesta?

Beltran:
En tus mensajes se respira un rencor,un ansia de venganza y unas formas super agresivas contra "todos" los maestros.
Modera tus formas,hombre.
La lista de los alumnos que agreden a otros y la de las familias que agreden a profesores es mucho más larga que la tuya.
Los niños que agreden a un profesor son trasladados a otro centro,para que puedan agredir a otro distinto.
Los niños que practican acoso,no son trasladados del centro.Son los niños acosados los que se tienen que ir amargados por sus compañeros.
Los padres que agreden a profesores,aparte de pagar una ridícula multa,continuan asistiendo al centro al que fueron a agredir.
Puedes fundar la asociación de que hablas,que tengas éxito.Yo desde luego no temblaré,suelo ser bastante respetuoso con los alumnos y padres,incluso con los que me faltan al respeto.
Te dije anteriormente que por mí no hay inconveniente en que los padres pidáis medidas más duras contra los maestros indeseables.Estoy de acuerdo contigo,el maestro indeseable,a la calle.Pero el alumno indeseable,a la calle,y el padre indeseable que ni aporte por el centro.
Te contesto a tus tesis:
1)Los profesores las ventajas que estamos consiguiendo últimamente son:cada vez menos respeto de muchos alumnos y de algunos padres y mayor nº de agresiones físicas de esos mismos.
Efectivamente desde siempre han existido alumnos y padres malos,pero en los últimos años van en asceso fulminante.
Los profesores no criminalizamos a los padres y a los alumnos,sino a un reducidísimo grupo de padres y de alumnos,totalmente minoritario, pero agresivo.
La mayoría de los padres y alumnos son personas normales y medianamente educadas.
2) A mí como profesor no me corresponde eliminar a los elementos indeseables de mi sector.Eso le corresponde a:
equipos directivos,inspectores,asociaciones de padres,jueces.Ellos son los que cobran por supervisar e investigar al profesorado.
A mí me pagan para dar clase,no para eliminar a los que trabajan conmigo.
Supongo que tendrás un estudio estadístico de los profesores que practican la pedagogía progre.Yo no tengo datos.En mi centro cada profesor practica la pedagogía que quiere y son más los tradicionales que los progres.
Sobre la propuesta de expulsión del centro:
Yo pienso que cuando un alumno agrede a un profesor,debe ser expulsado a otro centro.
Si el que agrede es un familiar habría que decretarle a dicho familiar la orden de alejamiento al centro(como hacen con la violencia de género).
Lo que no es de recibo es que un padre me agreda físicamente y luego yo tenga que recibirlo en tutoría,en asambleas de padres o para recoger a su hijo,o para pedirme información de cómo va su hijo.
Los que castigan a terceros que no tienen culpa son algunos padres.
Por ejemplo la última agresión a una profesora en Granada:Un
niño de ed. infantil agrede a otro,se llama a la madre del primero y ésta agrede a una tercera(la maestra).
La última agresión sufrida en mi provincia el curso pasado:un niño molesta a otros en el recreo.Su maestro lo castiga sin recreo,salta la valla,llama a su falilia y agreden a un tercero(al maestro) sin mediar palabra.Le parten la mandíbula.
Mientras tú en tus mensajes culpabilizas a casi todos los profesores,yo en los míos sólo culpabilizo a un reducido grupo de alumnos y padres.
Tras leer tus intervenciones,pareces estar muy dolido por lo sucedido con tu hijo.Puede que lleves razón en lo que dices que le ha sucedido,pero todos los maestros no somos los culpables de lo que hayan hecho mal uno cuantos del centro de tu hijo.
Yo estoy dolido con algunos niños y padres ,por cómo me han tratado y no lo pago con el resto.

ÚLTIMA AGRESIÓN DE UNA MADRE A UNA PROFESORA

Un crío de cinco años arremete contra uno de tres en el patio del colegio Arrayanes de Granada.
La profesora trata de corregir ese comportamiento en clase y además decide trasladar a la madre el suceso para que amoneste a su hijo. La respuesta de la progenitora del menor fue lanzar a la cara de la docente una bolsa de macarrones, golpearla con una barra de pan y después emprenderla a bofetadas, una tras otra, hasta que lograron reducirla. No contenta con esta contestación a la joven maestra, que apenas acumula un año de servicio tras aprobar las duras oposiciones enseñanza como guinda a los tres años de la carrera de Magisterio, se dirige a la directora del centro educativo, ubicado en la zona norte de la ciudad. De la forma más irracional y desafiante que cualquier persona pueda imaginarse le dice de forma literal: «Le he pegado a la maestra y se la va a cargar». Se marchó con el niño, que presenció todos los hechos, cogido de la mano. Pero volvió y no sola. La acompañaban tres individuos de la misma familia provistos de barras de hierro y otros objetos contundentes. El patriarca avisa a la directora: «Si denuncia, la matamos». La profesora tardó poco en presentar la correspondiente demanda contra los agresoras. La directora del centro educativo también cursó otra denuncia más.

Todo el profesorado de este colegio, no se atrevió a salir a la calle porque los miembros de esta familia esperaban en la puerta la salida de la docente para agredirla de nuevo. La llegada de un coche de la policía nacional permitió dispersar a los miembros de esta familia y trasladar a la joven maestra vejada al hospital de Traumatología, donde la curaron de sus heridas y la sedaron para frenar la crisis de ansiedad que la azotaba.

La familia del agresor también ha presentado denuncia, según han comunicado desde el centro educativo.
La crisis nerviosa en la que se encontraba atrapada ayer la profesora agredida la obligó a hacer las maletas para volver a su tierra tras esta amarga experiencia, cada vez más frecuente entre los responsables de educar a las niños y adolescentes de esta sociedad.
(Resumen sacado de Ideal digital)

..., cada vez más frecuente entre los responsables de educar a las niños y adolescentes de esta sociedad.

Estimado RM., me permito aludirle ya que emplea un texto de un tercero y sobre el me quiero referir. También el hacerse eco de una opinión implica cierto grado de identificación. “más frecuente” es comparativo de superioridad de “frecuente” que a su vez indica que un hecho sucede muy repetidamente.
No hay estudios serios que avalen esta tesis. Un solo caso ya es inadmisiblemente excesivo pero hablar de “que cada vez es más frecuente” llama a arrebato. Y no hay respuesta social ni política proporcional al arrebato. Es posible que haya que concluir que ese nivel de violencia es preocupante pero no frecuente.
Frecuente es la siniestralidad en la construcción. Cuando un médico sufre represalias de un paciente descontento. Cuando un dependiente de un “super” o un empleado de banca sufre daños personales tras un atraco. O en otros muchos casos que un trabajador sufre la violencia de delincuentes por desarrollar su trabajo encuentro situaciones de injusticia. Por que hablar solo de los casos de los docentes. Está claro que solo en los casos de los docentes los agresores son padres. Pero evidentemente no son violentos por su condición de padres.
Yo mismo y cualquier persona desearía expresar su solidaridad por esa maestra del artículo y sus compañeros pero esa violencia no la vamos a evitar la comunidad educativa. Eso no es violencia en la aulas, es delincuencia y se resuelve con métodos policiales. Los maestros están expuestos a ese tipo de violencia como los taxistas lo están a mayores peligros y tampoco es justo para ellos.
Señor RM, vamos a cambiar el discurso. Primero vamos a identificar realmente el problema. Luego lo vamos a cuantificar y finalmente vamos a plantear soluciones creativas y eficaces, independientemente de si son populares, económicas o políticamente correctas. Entre todos vamos a reivindicarlas pero con nombres y apellidos y no usando alias más o menos divertidos que hablen de nuestro sentido del humor.

PROPUESTAS PARA MEJORAR LA CONVIVENCIA EN LA ESO

(Algunas propuestas de cosecha personal, abiertas a debate y crítica).

AULA:
-Disminuir la ratio, en todas las clases de ESO .
La Consejería se empeña, por criterios de ahorro económico, en obligarnos a dar clases en aulas con 30 o 33 alumnos, ratios que fomentan la conflictividad necesariamente.
El MEC, con la LOE, apuesta por lo mismo.
DIDÁCTICAS:
-Bajar la edad de comienzo de los Programas de Iniciación Profesional, para alumnos conflictivos y desmotivados, con la opinión previa de los orientadores, profesores y familias.
La edad de 16 o 15 años, de la LOE, sigue siendo muy tardía.
Tendrían menos materias teóricas y más áreas prácticas. Éstos alumnos ahora terminan expulsados o abandonando los IES. Son disruptivos, conflictivos e indisciplinados y llevan de cabeza a los centros.
A pesar de que algunos puedan ver estas medidas como discriminatorias, la verdadera discriminación está sucediendo ahora, pues los alumnos conflictivos terminan expulsados, aborreciendo el Instituto y abandonando la ESO anticipadamente, ya que en la práctica están desatendidos, y no podemos dedicarnos a ellos como demandan.
FAMILIAS:
-Formación, asesoramiento y seguimiento de las familias con alumnos conflictivos.
-Obligar a éstas a que se impliquen obligatoriamente en el comportamiento negativo escolar de sus hijos, a través de los orientadores y trabajadores sociales.
APOYOS:
-Integrar a un trabajador social dentro de los equipos de orientación del centro.
-Crear la plaza del profesor de apoyo para alumnos que no son de E. Especial, pero tienen mucho retraso escolar o comportamiento conflictivo.
-Instruir a los orientadores de los centros como mediadores en conflictos, y en centros muy conflictivos o muy grandes, crear la plaza del profesor mediador en conflictos, con reducción horaria.
El profesorado normal se dedicará a sus clases (que ya va bien servido)y no a todas estas nuevas tareas .
FORMACIÓN:
-Cursillos sobre intervención ante conflictos, convivencia y valores, para profesorado y Equipos Directivos.
MEDIDAS LEGALES
- La Consejería y el Gobierno central deben regular medidas legislativas que obliguen a disminuir la violencia y los valores violentos en los medios de comunicación, como cine, tv, vídeos , videojuegos ...etc, a los que tienen acceso los jóvenes.
-Cambio y endurecimiento de las leyes en ese sentido, con compromiso real de las administraciones ,que ahora hacen dejación de sus funciones aunque luego culpan a la sociedad de estos problemas.
-Endurecimiento legal,en cuanto a multas y sanciones para los familiares de alumnos que agredan al profesorado.
Las televisiones y las empresas privadas no se van a auto-regular ni se van a autocensurar .Son un negocio y funcionan por el dinero y por lo que se vende en el mercado, no por valores morales. Las empresas privadas han convertido la violencia en un espectáculo y un gran negocio, ante la pasividad y permisividad de las distintas administraciones.
Los profesores no podemos neutralizar en las aulas dicha influencia social y familiar.
-Apoyo de la administración, de tipo legal, psicológica..., ante agresiones al profesorado, denunciando con sus abogados a los alumnos o padres agresores y tomando medidas contra los mismos.
-Nueva regulación legal de las medidas sancionadoras de los alumnos conflictivos, que simplifiquen y agilicen los trámites actuales que son muy burocráticos y lentos, que impidan que estos alumnos perjudiquen al resto del alumnado, y que se choteen continuamente de todas las normas y del profesorado, cosa que sucede ahora.
MEDIDAS SOCIALES:

Habría que tener planes sociales a nivel municipal y provincial para tratar de sacar de la marginación a muchas familias que son fábricas de alumnos conflictivos por sus situaciones pésimas, y que después se pretende que resolvamos en la escuela.

ALUMNADO.
-Mayor participación del mismo en : el centro, elaboración de R.R.I., normas, comisiones de convivencia...
-Educación transversal y en tutoría(incorporándola en los libros del alumno) sobre :valores, convivencia, resolución de conflictos...
-Creación en los IES de un aula de convivencia, donde se intenten reeducar y cambiar conductas problemáticas de alumnos conflictivos .Dotada con educador social ,psicólogo preparado, y profesorado específico preparado para modificar conductas conflictivas.
PROFESORADO:
-Formarlo en resolución e intervención ante los conflictos.
-Aumentar la coordinación horizontal de los equipos docentes de un mismo grupo, para coordinar criterios en la manera de llevar a los alumnos conflictivos.
LIBROS DE TEXTO:
-Cambio de contenidos, para aumentar el interés de los alumnos.
-Incluir dentro de los libros de texto los valores transversales como contenidos más importantes que ahora.
-Elaboración de materiales específicos sobre esta problemática, para los tutores.
HORARIOS:
Pienso que los horarios actuales del primer ciclo de la ESO, que concentran en sesiones de mañana de hasta 6 horas de clase, a lo que hay que añadir horas de transporte, influyen negativamente en los niños en general y en especial en los conflictivos, que son incapaces de resistir dicho horario. La jornada debería ser como máximo de 5 horas . Se aprecia que las dos últimas horas actuales de clase ,por el cansancio acumulado, generan situaciones de conflicto en los centros, entre muchos alumnos.

La Consejería debe empezar reconociendo que hay un problema grave de indisciplina y convivencia. Debe invertir dinero para resolver el problema de la convivencia en los centros, pues muchas de las medidas anteriores son costosas. Esto no se resuelve sólo con una campaña puntual consistente en un teléfono, un foro observador sobre la convivencia, unos posters y pare usted de contar, como a veces se hace y que sólo sirven de cara a la galería.
También debe reconocer que algunos presupuestos pedagógicos que mantiene tercamente(antes con la LOGSE y ahora con la LOE), generan conflictividad en los centros en general y en especial en la ESO..

Fdo.RM(Profesor en Primer ciclo de la ESO)

Os reproduzco una carta publicada en El País.Opinión .( 26-10-06).

La firma un profesor de instituto de un pueblo de Granada,aunque podríamos firmarla muchos otros profesores,como yo,que también imparto clases en 2º de ESO.
Es interesante que muchos padres conozcáis lo que pasa realmente dentro de las clases,versión muy distinta de la propaganda oficial de la Administración.
____________________________
EN EL INSTITUTO

En mi clase de 2 ºde ESO el maestro intenta dar una clase de mil formas distintas,explicando,con ejercicios,leyendo,dictando, charlando, con ordenadores,con periódicos,con la pizarra.Pero nadie le escucha.Estamos 30 alumnos y él.Como cada día,ha expulsado a los cuatro primeros que más molestaban:irán a la biblioteca y sus padres deben firmar la agenda con las actividades indicadas,aunque duda de que lo hagan,ya que,al irse,uno de los expulsados ha exclamado,por ejemplo:"¡Qué miedo,mira cómo me lo hago en los dodotis!".
Hoy sólo hacen los deberes tres -ayer fueron cinco-:los más callados,los más tímidos,tal vez los más medrosos.Los otros 23 se dedican a jugar a los barcos,hacer aviones,hablar ruidosamente,cambiar de sitio,molestarse entre ellos, dibujar,recortar,"tipear",reírse felizmente.
Y todo eso mientras el maestro les llama la atención,les regaña,les amenaza con partes de conducta inadecuada -menudo eufemismo-,o intenta intimar con algunos,les invita a que cojan algo para estudiar,les pide que se porten bien,por favor.Nada,se encogen de hombros,contestan cualquier cosa sin sentido y sin educación,lo ignoran directamente.Y así pasan los días en mi clase de 2 ºde ESO,una mañana tras otra,un mes tras otro,con los repetidores,con los que no entienden nada,con los que no quieren estudiar,con los que no traen ni los libros.

Y conmigo.

Impresionante el primer post, cuantitativamente un río desbordado de propuestas, todas con sentido. Me va a dar trabajo pues deseo analizarlas todas. Esto es aportar ideas con argumentos. Si acaso, puede faltar innovación, algunas de la propuestas son recurrentes, p.e. los ratios. Lo que pasa es que nunca se experimentado bajar los ratios y hay que seguir reclamándolo.
Demandaba algo de creatividad, ver las cosas con cierta perspectiva. Los niños que conflictivos y desmotivados que llegan a primer ciclo de ESO tienen precedentes. No se trabaja en coordinación con la primaria. En primaria no se trabaja con la perspectiva de la ESO. Creo que aquí hay una oportunidad de mejora. Donde hacen falta pedagogos terapeutas es en primaria que es más fácil y rentable intervenir y yo soy testigo de cómo nos escamotean esos recursos. No se dan cuenta que luego nos lo gastaremos en policía.
También me gustaría comentar que la solución no está en reducir el horario, los niños necesitan abundar en su proceso educativo. ¿Por que una hora menos?, para emplearla en la calle, en casa viendo gran hermano. Necesitan una hora más, a algunos le salvaremos una hora del abandono de sus padres. Es cierto que necesitan jornada partida. El truco de la jornada continuada ¿a quién beneficia si no a los profesores?. Lo siento, yo tengo jornada intensiva pero para mi trabajo es posible, para el vuestro y para el de muchos otros trabajadores no.
El segundo post es repetitivo, lo siento pero no me lo creo. Es posible que se den casos tan extremos como el narrado, pero si esto fuera la normalidad, en el informe de Pisa estaríamos detrás de los últimos. Lo preocupante es que el profesor que lo cuenta está resignado y convive con la situación. No me parece muy profesional. Si a un profesor, a final de curso ninguno de sus alumnos a asimilado los mínimos de contenidos curriculares ¿quién ha fracasado y quién paga las consecuencias?. ¿Quién es en realidad la víctima?

A propósito de la agresión a la maestra de Granada, Doña Cándida ella, después de condenar la paliza, volvió a remarcar, como se suele por estos lares, que la agresión no fue de la raya de la puerta para adentro del cole, sino de la raya para afuera, así como una cuarta para acá. De modo que, queridos niños, “¡a mi plin!”, y chincharos, porque violencia escolar lo que se dice escolar no es. Es simple violencia... callejera. Demasiado hace, que le presta su abogado y todo.
Doña Cándida ha descubierto desde hace tiempo toda una nueva teoría de la historia. He aquí tres asesinatos mal catalogados por los libros de Historia como asesinatos políticos:
- El asesinato de Lincoln, no fue un asesinato político, no, no, queridos niños, sino trágico-cómico-dramático, porque fue en un teatro.
- Kennedy se debe incluir entre los muertos de tráfico, porque iba en un coche cuando lo acribillaron a balazos.
- Luis XVI sufrió un problema de afeitado tosco y sin espuma. Un simple problema de barbería.
¡Ah, Madame Candide!

R.M.: De acuerdo en las 2 primeras propuestas, con algún matiz,(la ratio debe ser significativamente menor, en cursos de 1º y 2º de eso, repetidores la mayoría, absolutamente desmotivados por "el menú" que se les ofrece desde los Ies, y sin ninguna expectativa, interés o deseo de terminar siquiera la Eso, mucho menos seguir estudiando.
Mucho menor también debe ser el nº de profesores que inciden en estos niveles, y si bien apuntas la conveniencia de anticipar los programas de cualificación profesional inicial, para los alumnos que tienen claro, que lo suyo no es estudiar, dudo que la administración vaya a tragar, ya que son el sustituto de los PGS, que estaban para los que no podían con los programas de diversificación curricular, que como sabes, se ofertan a partir de los 16 años.
Respecto a las familias, es imposible "obligar a que se impliquen...," cuando sabemos que tenemos una "ley sobre absentismo", laxa, ambigua, que no llega nisiquiera a concretar los motivos de faltas justificadas por los alumnos. Así, podemos ver bastantes alumnos de primaria, en horario lectivo, sin asistir a clases, acumulando graves retrasos académicos, que luego en la adolescencia, desencadenan problemas de conducta.
Algunos ayuntamientos, envían unos psicólogos tipo "nany", a las familias para tratar de reestructurar situaciones insostenibles en el ámbito familiar, pero se necesita la disposición de la familia. Este trabajo, no lo pueden hacer los orientadores de los Ies, y menos enviando a los padres, a salud mental, sin haber establecido un buen "rapport" con los mismos, o amenazándoles con la policia, juez...
El problema viene de primaria, aunque se enfatice en secundaria, por varias razones.
En absoluto desacuerdo con lo que dices de los apoyos y formación.
Los apoyos que no se implican tutorialmente, son una perdida de tiempo. Me llama la atención, que no apuntes, la continuidad en las tutorías, sobre todo con alumnos difíciles, y menos interesados con los estudios. Respecto a la formación, el sentido común de la mayoría de los docentes, les habilita para mediar en conflíctos solubles. Las situaciones paradógicas, a que nos someten los legisladores educativos, exigen que los orientadores se impliquen activamente en la PREVENCIÓN DE CONFLICTOS, con agrupamientos diferentes. No es posible, mismo menú para todos, ni mismo nº de profesores, ni..., porque parten de realidades diferentes.
Hay una violencia encubierta, que se produce desde el marco legislativo, cuando se obliga a un alumno, que no ha superado los mínimos de 1º y 2º ciclo de primaria, a soportar a 10 profesores de 1º de eso, que les hablan de cosas, que ni entienden, ni quieren entender, entre otras cosas, porque no ha habido controles de mínimos, ni exigencias de ningún tipo, para promocionar de ciclo...
Y ante esta realidad, lo sorprendente, es que algunos se sorprendan de lo que ocurre en los Ies. Si a mí me hablan en "chino mandarín", durante 6 horas, todos los días, ¿no estarías hasta...?
En cuanto al profesorado, sobra coordinación horizontal, con los alumnos conflictivos, ya que lo ideal es que hubiera dos docentes máximo incidiendo sobre estos alumnos, uno de ellos, el psicopedagógo. Así evitamos caer en la "reunionitis", para justificar la no implicación con alumnos de quienes debían estar más comprometidos.
El problema es que arriba no se enteran. En el último borrador sobre orientación, se hablaba de la posibilidad de que un tutor, pudiese tutorizar varias tutorias simultánemanete. Ya veis, que algunos de los "mandamases", entre los orientadores, no tienen ni "puñetera idea", y que utilizan 2 mecanismos de defensa muy tenazmente, la "evitación", y la "negación". Evitan currar con alumnos difíciles, para aplicar los programas de modificación de conducta..., y niegan que haya problema alguno, a ellos no les llega, si acaso de uno en uno.

Se nota a la legua, a.a., que te lo curras a pie de obra. Hay, en quienes saben de qué hablan, una claridad de ideas, una claridad de exposición de los problemas y una claridad en las soluciones aportadas que abruman. Seguramente te podría discutir este o aquel punto, o matizarte en tal apartado o aspecto, pero no puedo dejar de tener la impresión de que llegaríamos a acuerdos con facilidad, y de que el sentido común y la experiencia deben ser la base de toda reforma de la educación, y de que sin escuchar a quienes estamos a diario con los pies en la tierra solo se pueden diseñar pamemas.
¿Qué impide a los gobernantes escucharnos, y ponerse, en cambio, a los pies de cualquier Departamento de Psicopedagogía "a la violeta"?
No lo puedo entender.

(Por cierto, hoy hay otra noticia triste: otro compañero apaleado, en Alicante. La alumna -la "rora", que diría V. Prego- ha filmado la agresión con su móvil¡Qué exagerados somos! ¿verdad?).

Para Julián:
Ratios:
Hay que rebajarlas.Con 30 o 33 alumnos,en un aula de ESO,no se puede dar clase.Se puede resistir la hora simplemente.Así de sencillo.
Yo confío poco en el apoyo de la administración y poco en cambiar a algunos alumnos.Cuantos menos tengamos,será más llevadera la lucha en que se ha convertido la clase en la ESO.
6ª hora:
Los alumnos de 1º y 2º de ESO,no soportan seis horas de clase por la mañana.
No lo digo yo;yo sólo lo constato día a día.Están cansados,no atienden,no rinden,están conflictivos.
¿por qué no van a tener 5 horas?
Durante décadas,los actuales alumnos de 1º y 2º,antes 7º y 8º EGB han tenido 5 horas diarias y no ha pasado nada.
La única manera de tener 6 hrs es con la última hora práctica:e. física,plástica,informática,taller..pero eso no es viable.
Jornada partida o intensiva:
Si después de experimentar las mañanas con 5 horas(para 1º y 2º ESO) no funcionaran,se podría estudiar reducirla a 4 y trasladar esas horas a un par de tardes.
Aunque eso no lo aceptaría,como bien dices ,el profesorado.

Carta de un maestro:
Muchos profesores de mi IES podríamos firmarla.
Los que no daís clase en la ESO no os lo créis.Los que estamos en ella,no nos queda más remedio que vivirlo a diario.Te puedo contar y detallar montones de situaciones parecidas,vividas y vistas por mí o en mi IES.

a.a.:

Ratios:yo las rebajaría a 20.La administración no está dispuesta ni a ponerla en 25.
Disminuir nº de profesores;
coincido contigo,pero el profesorado de secundaria es reacio a impartir asisnaturas ajenas a su especialización.
PIP:
El Psoe ha tragado sólo a oartir de 15 años y no generalizados,aunque en la práctica intentaremos generalizarlos.
Los que obligaron a pasar a los niños de 12 y 13 años a los IES,con jornada intensiva de 6 horas y con 11 profesores y sin base,han sido los del PSOE,con la LOGSE.Ahora no saben cómo resolver el problema que han creado.

Hay medidas coercitivas para las familias:
quitarles ayuda de libros o ayudas sociales,si no colaboran con los centros.
De acuerdo en lo de que los orientadores no quieren trabajar con alumnos difíciles y nos los pasan a los profesores.
Los alumnos difíciles deberían tener muy pocos profesores,contenidos básicos y la implicación de los orientadores.

Puturrudefuá :
Yo pienso que los de arriba no quieren enterarse de lo que pasa.
Están dirigidos y asesorados por desertores de la tiza y gente que no da clase.
No es electoralmente rentable reconocer lo que pasa.
En los despachos no hay problemas similares a los de las clases de los centros.Viven muy bien.
No creen en la partcipación del profesorado de a pie,ni en su profesionalidad.
Conciben a los centros como guarderías sociales,para tener contentas a las familias,que son las que luego les dan los votos,no el profesorado.


Efectivamente ,nueva agresión en Alicante.
Somos unos exagerados.
Hace unos días en Granada,el viernes en Alicante y la semana que viene por concretar.
Los profesores tendríamos derecho a protestar si fuese a diario,pero total una vez a la semana tampoco es tanto.
Parece que, lamentablemente para nosotros ,va a tener más éxito la "Asociación de Profesores Agredidos",que la que alguien proponía arriba de padres y alumnos acosados por profesores.
Cuando un hombre agrede a su pareja es violencia de género,pero cuando un padre o un alumno realiza la agresión en un centro,no es violencia escolar.Es que pasaba por allí, cerca del centro, casualmente.

Continúan las agresiones.
Dije que era una por semana,pero me equivoqué.
En las últimas dos semanas,son ya 3 agresiones contra los profesores.
Sin embargo, de profesores contra alumnos o padres ninguna.Contradicciones de la vida.
Parece que el minigrupo de familias y jóvenes agresivos,son más activos que el de profesores.

-----------------------
Padres colegio Elche denuncian a madre por pegar a dos profesoras


Elche (Alicante), 31 oct (EFE).- Los padres del colegio público
Casablanca de Elche, el claustro de profesores y el consejo escolar
del centro han presentado una denuncia en la Conselleria de
Educación contra la madre de tres alumnos después de que ésta
agrediera a dos de las profesoras delante de parte del alumnado.
El director de este colegio situado en el barrio de Carrús-Este,
Juan Yáñez, explicó a Efe que los hechos ocurrieron el pasado
viernes y que el detonante fue, al parecer, una pelea ocurrida en el
patio del centro entre dos alumnos, una de ellas hija de la
denunciada.
Al ver la pelea, una de las profesoras acudió a separar a los
estudiantes aunque posteriormente fue acusada por la hija de la
supuesta agresora de haberle pegado a la hora de separarlas.
Entonces, la niña avisó por teléfono a su madre, que "irrumpió en
el centro a los cinco minutos dando patadas a las puertas,
insultando y agrediendo a los que se encontró a su paso", según el
director.
Concretamente, a su llegada se dirigió hacia una de las maestras
que se hallaba en uno de los pasillos mientras vigilaba la subida de
los alumnos a las aulas tras el recreo, y le propinó varios
pellizcos en el cuello y una bofetada, todo ello en presencia de un
buen número de estudiantes y de otros docentes.
Acto seguido, la supuesta agresora se dirigió a un aula de
primaria, donde encontró a otra maestra y le propinó patadas,
empujones e insultos junto a amenazas de muerte, también ante los
niños que se encontraban en la clase.
Según el centro escolar, estos niños han quedado psicológicamente
afectados por ver lo ocurrido.
El director del colegio Casablanca indicó que esta mujer
denunciada ya cuenta con antecedentes en el colegio por otros casos
de agresión e insultos, y añadió que sus hijos no acuden al colegio
con la asiduidad necesaria.
Además, Yáñez comentó que "el colegio tiene archivadas las notas
de su hija desde hace seis años" puesto que "nunca se ha interesado
por venir a recogerlas".
El director confirmó que el caso ha sido puesto en conocimiento
de la Conselleria de Educación y confió en que se determinen las
responsabilidades, incluso penales si las hubiera, para la
denunciada.


¡El artículo de V. Prego era una exageración!.

Granada,Alicante,Elche,Ponferrada...
(La historia interminable)
----------------------------
PONFERRADA(LEÓN)

Tres niñas parten una pierna a otra en una agresión a la salida de un instituto

Tres niñas de 13 años, que cursan primero de la ESO en el Instituto Virgen de la Encina de Ponferrada, rompieron la tibia, el peroné y el tobillo de la pierna derecha a una de sus compañeras de clase, -de la misma edad-, en una agresión perpetrada a la salida del centro. La menor lesionada fue ingresada en el Hospital del Bierzo y hoy cumple una semana en su domicilio recuperándose de las heridas, y sin querer regresar a las aulas por miedo a que se repita lo que ha vivido. Sus padres han interpuesto una denuncia en la comisaría de Policía y el centro sanitario ha hecho lo propio, adjuntando el parte médico de lesiones a las diligencias judiciales.

La agresión tuvo lugar el pasado miércoles 25 de octubre. Según la versión de la lesionada y su familia, la adolescente había sido objeto de insultos y mofas en el recreo, y después de salir de clase, (a eso de las 14.20 horas), las tres compañeras del instituto volvieron a increparla en la calle y comenzaron a seguirla por las avenidas Gómez Núñez y Valdés hasta que llegó por la calle Alcón a la calle Ramón y Cajal. La niña iba cargada con una mochila a la espalda y, presuntamente, por dos ocasiones recibió agresión directa de las otras tres menores. La tiraron de los pelos y la empujaron. En una de esas refriegas, la agredida cayó hacia atrás y ya no se pudo levantar del suelo. Tenía rota la pierna derecha por tres puntos y también moratones en la cabeza.

Según relató a este diario, pidió auxilio a gritos. Fue así como dos personas mayores que pasaban por el lugar intervinieron en su defensa y las otras tres estudiantes, al ver lo sucedido, escaparon corriendo del lugar. La niña herida intentaba zafarse de las otras en dirección al lugar donde trabaja su madre. Uno de los mayores que la socorrió la cogió en sus brazos y la acercó hasta la céntrica cafetería San Remo, en la plaza República Argentina. Allí, en ese momento, se encontraban en el local dos médicos, los doctores Pablo Abad y Julián Justo. Los dos fueron los primeros en atender a la niña y se dieron cuenta de inmediato que tenía rota la pierna. Llamaron a una ambulancia y la trasladó al hospital. La menor tiene cita el 10 de noviembre en el centro para conocer si la tienen que operar, o bien le colocan una escayola. Sus padres están indignados y reclaman una actuación urgente para que no se repita lo sucedido.

«Sabemos que llevaban una semana acosándola y esto hay que atajarlo»

Padre de la niña agredida

Puturrudefuá, gracias. Un placer leer tus matices, sutileza, puntos de vista..., la mayoria de los cuales comparto.
R.M.: Compartimos una visión parecida en lo esencial, y estoy convencido que llegaríamos fácilmente a acuerdos en nuestras posibles discrepancias.

Puturrudefuá:
Muy buena tu ironía,especialmente con nuestra Dª Cándida.Yo escribo también desde el paraíso socialista de Andalucía.
a.a:
Efectivamente comparto muchas de tus propuestas.

"El estudio juicioso de la realidad discernible ya no es la forma en que funciona realmente el mundo", dice un asesor del presidente George W. Bush en la introducción de La historia mejor vendida de todos los tiempos (The greatest story ever sold), el último libro de Frank Rich, escritor y columnista del diario The New York Times. ¿Y cómo funciona? El mismo asesor precisa: "Ahora somos un imperio, y cuando actuamos creamos nuestra propia realidad. Y mientras usted estudia esa realidad -juiciosamente, como seguramente lo hará-, nosotros volveremos a actuar, creando otras nuevas realidades, que usted también estudiará, y así es como son las cosas. Somos actores de la historia... y usted, todos vosotros, se ven reducidos simplemente a estudiar lo que nosotros hacemos".

Raquel:

No deberías concretar tanto en el foro tus opiniones y propuestas sobre la realidad diaria de las aulas.
Nos tienes agobiados con tanta propuesta concreta para resolver el desaguisado mundo escolar.


Deberías reseñar de vez en cuando algún texto de algún libro teórico o pedagógico de carácter general que hayas leído.Apenas lo haces.

"Nunca permitas que la realidad te estropee una buena historia", conocida tesis del periodismo inmoral.

Advierten a familias que dejan en manos de los maestros la disciplina sobre sus hijos


Valencia, 9 nov (EFE).- Expertos en Educación achacaron el
aumento de la violencia escolar a una crisis de autoridad familiar,
donde los padres renuncian a imponer la disciplina hacia sus hijos y
la trasladan a sus profesores, que llegan a sentirse "abandonados y
desasistidos socialmente y no saben a quién a recurrir".
Cerca de un millar de personas asisten
al congreso "Familia y escuela: un espacio para la
convivencia", organizado por la Generalitat y en el que interviene
una veintena de expertos para debatir sobre el valor de la familia
como agente educativo en la sociedad.
Los participantes coincidieron en destacar que es necesario
"evitar" que todo el peso de la autoridad sobre los menores recaiga
en la administración educativa, y para ello consideraron importante
un "esfuerzo conjunto de la sociedad".
El filósofo Fernando Savater, quien pronunció la conferencia
inaugural sobre "La familia en clave educativa", aseguró que los
niños "no encuentran en su casa la figura de la autoridad", un
elemento fundamental para su crecimiento.
"Las familias no son lo que eran antes, un núcleo muy amplio, y
hoy lo único adulto que ven los niños es la televisión, que siempre
está en casa", aseguró.
A su juicio, los padres "no quieren asumir esa autoridad, sino
que quieren que el poco tiempo que pasan con sus hijos sea alegre"
y, por ello, dejan la imposición de esa disciplina en manos de los
profesores.
No obstante, agregó, cuando los maestros intentan imponer esa
disciplina en sus alumnos "son los propios padres o madres que no
han ejercido su autoridad sobre los hijos los que intentan ejercerla
sobre los profesores, a los que se enfrentan".
Opinó que el "abandono de su responsabilidad quita a los padres
la posibilidad de protestar y exigir después, porque quien no
empieza por intentar defender la armonía en su entorno no tiene
razón para quejarse luego".
Según Savater, "muchas veces las familias piensan que están
pagando un colegio para que le quiten ese problema y
responsabilidad", y explicó que hay profesores "muy agobiados
psicológicamente por la situación y se convierten en auténticas
víctimas" de sus alumnos.
A los enseñantes "no se les puede dejar solos. La libertad exige
un camino de disciplina y el maestro no puede estar desamparado y
desprovisto de apoyo, sino contar con un respaldo de las familias y
de la sociedad".
"La buena educación es cara, pero lo es mucho más la mala
educación", afirmó Savater, quien indicó que los padres deben
transmitir a sus hijos la importancia que tiene la escuela y que
recibir una educación "es una oportunidad y un privilegio, porque
les permite desarrollar unas habilidades que les van a ayudar a
vivir".
También consideró necesario que se imponga una disciplina en los
hijos "desde que son pequeños", ya que los niños y niñas "no se van
a librar de encontrar en algún momento de su vida la autoridad. Si
no respetan a sus padres ni a sus profesores, tendrán que respetar a
la Guardia Civil o a un miembro de los GEO".
Tras su intervención, Fernando Savater manifestó a los
periodistas que hoy en día los niños "no son más violentos, sino más
indisciplinados y brutos. Antes tenían un respeto hacia la autoridad
de la persona mayor, pero ahora no ven al adulto como poseedor de
una experiencia sino como fuente de molestias".
"Esto le lleva a rebelarse ante cosas que no entiende ni le
interesan", destacó el catedrático de Filosofía, quien consideró que
los códigos legislativos "no resuelven las cosas ni modifican
automáticamente las conductas, pero dan puntos de referencia".
Señaló que no se debe tener "fobia a un azote. Más vale dar un
azote a tiempo que tener luego un 'serial killer' (asesino en serie)
dando vueltas por el mundo", aunque también indicó que hacer más
deberes, estar más horas en el colegio o suprimir pequeños
privilegios pueden ser otras formas de castigo. EFE.

Las noticias malas,lamentablemente, no paran.

Colegio exige traslado de alumnos que causaron destrozos de 60.000 euros


Zaragoza, 9 nov (EFE).- El director del colegio Condes de Aragón,
Rafael Santacruz, exigió el traslado a otros centros de Zaragoza
de los siete alumnos que causaron destrozos por valor de 60.000
euros en sus instalaciones, el pasado 8 de octubre, porque a su
juicio beneficiará a toda la comunidad educativa.
En una conferencia de prensa, Santacruz mostró su disconformidad
con la resolución de la Dirección Provincial de Educación, que
ordenó la reincorporación de los alumnos al centro, cuya dirección,
de forma unánime, consideró que debían abandonarlo.
Los siete escolares, de 13 y 14 años, fueron detenidos y puestos
a disposición de la Fiscalía de Menores por romper 180 lunas, 28
puertas dobles y ordenadores, entre otros elementos, valorados por
el centro en unos 60.000 euros y cuya reparación será sufragada por
el seguro y los padres de los alumnos responsables.
Al parecer, decidieron asaltar el colegio, que es concertado y de
confesión católica, con el objetivo de causar cuantos más daños
mejor y con la idea de que mientras los reparaban no tendrían
clases, según informaron entonces fuentes policiales.
En la rueda de prensa, la directora técnica del colegio, Esther
Santacruz, explicó que en estos momentos se vive una situación "muy
difícil" en el centro, ya que seis de los menores -que nunca habían
sido conflictivos, aseguró- han vuelto a clase y ha generado en el
resto de alumnos reacciones muy dispares.
Los profesores han tenido que hablar con los escolares más
mayores y explicarles que ahora lo que hay que hacer es "reeducar" a
estos jóvenes, mientras que para los más pequeños se han convertido
en "héroes negativos" a los que admiran, algo que no beneficia a
nadie, sentenció.
A juicio de Santacruz, si los siete menores fueran trasladados a
otros colegios todo esto se convertiría en "una mancha que iba a
desaparecer" con el tiempo, mientras que si continúan "no sabemos
cómo va a ser la evolución de los chicos", especialmente porque seis
van a la misma clase.
Aseguró que tanto los padres de los alumnos como los profesores
están "muy afectados" e incluso algunos de los enseñantes están
"hundidos anímicamente".
El director Rafael Santamaría añadió que se tomarán todas las
medidas necesarias en beneficio del centro y de la comunidad
educativa, y consideró que la Dirección Provincial ha dejado
"indefensos y sin autoridad" al profesorado y una puerta abierta a
la impunidad en caso de que vuelvan a ocurrir hechos similares.
Lo más importante es que impere la "dignidad" y la "justicia",
manifestó Santamaría, quien además informó de que los jóvenes ya
tenían adjudicados otros centros concertados y de la misma zona.
Sobre este conflicto se pronuncio también el director provincial
de Educación, Felipe Faci, quien defendió la decisión de reintegrar
en el colegio a los alumnos por ser la "mejor" solución para ellos y
para el centro
Argumentó que la continuidad de los estudiantes servirá para
"restaurar un régimen de convivencia" y que la decisión se adoptó en
favor de los menores y de su plena integración.
De haber sido trasladados, enfatizó, el conflicto "hubiera
quedado como problema del centro y se hubiera trasladado a otros" y
argumentó que la normalidad no puede recuperarse "diluyendo" a los
implicados.
Tras destacar el apoyo dado al centro desde el servicio de
Inspección de Educación, incidió en que se trata de un hecho
"puntual, desgraciado, que debemos reprobar, y del que deben
arrepentirse y mostrar su voluntad de reintegrase en el centro
educativo". EFE.


TESTIMONIO DE UNA PROFESORA ACOSADA POR SUS ALUMNOS

"Tiemblo al ir a clase y vuelvo llorando"

http://www.20minutos.es/noticia/170601/0/profesora/acosada/madrid/

Yo al principio era de los que recibían, pero hace tiempo que soy uno de esos chicos que se pasa la hora dándole collejas al de delante. ¿Por qué? Porque es el que no se defiende. La vida es una cuestión de respeto y a veces se gana a hostias. Si te ven que eres el más achantao van a por ti. Aquí pisas o te pisan. En el colegio era distinto. Allí los profesores me conocían y me trataban como si fuera de la familia, y no tenía problema. Aquí soy la oveja negra".

"Creo que si hablaran con nosotros de verdad, no habría problemas", dice un alumno conflictivo
Mike, como ha decidido llamarse este estudiante de 17 años que cursa segundo de bachillerato en Madrid con una media de notable, llega a la cafetería del instituto después de su última pelea. Detrás de esa cara de niño, con ojos oscuros y despiertos, vaqueros, zapatillas, sudadera negra con capucha, mochila, cadena de plata gruesa al cuello y anillo a juego, se oculta un chaval problemático e inadaptado:

-He hablado con él. Le he tenido que poner la silla en el cuello y advertirle de que no se vuelva a repetir porque si no... Me he cagado en todos los rumanos y le he dicho que estaba hasta la polla de sus tonterías. Y ya, sin problemas -resume de su última actuación.

Lo que ocurrió (es su versión) fue que él iba andando por la clase y pisó "sin querer" la cartera a un compañero de origen rumano, con la mala suerte de que le rompió la tapa de la calculadora. El dueño de la calculadora decidió tirarle su mochila por la ventana. Así que su respuesta fue la que él contaba al llegar a la cafetería...

-A mí me va mal porque soy muy impulsivo. Pero ya me empiezo a controlar.

Apenas llevaba una semana en el instituto cuando le echaron por primera vez. Expulsión. Ése fue uno de los primeros conceptos que aprendió en ese centro Mike.

-Había estado hablando en clase y el profesor me obligó a escribir 100 veces: "No hablaré en hora de clase". Me pareció una tontería y no lo hice. Así que me mandó 500. Y si no había escrito 100, menos iba a escribir 500 veces esa gilipollez. Llegó a mandarme que lo escribiera 5.000 veces. No lo hice, ni una sola vez. La siguiente amenaza fue: "A jefatura". Cuando salí del despacho del jefe de estudios no sabía qué hacer. Estaba expulsado. Iban a llamar a mis padres. Era la primera semana de instituto. Tenía 13 años. Me fui a la calle y anduve horas y horas. No sabía qué hacer. Si volvía a casa me iba a caer una bronca de la hostia. No quería volver. No sabía adónde ir. Al final me encontraron. Vi a mi padre venir hacia mí. Pensé que me iba a dar un hostión. Pero me abrazó. La amistad más importante son mis padres. Nunca me van a dejar tirado.

Pocos saben qué es lo que le importa a Mike. Casi nadie, salvo algún profesor, sabe que es un crack con los ordenadores. Nadie sabe que quiere ser ingeniero informático, que da clases particulares a chavales de cursos inferiores de matemáticas, física y química ("y aprueban... ¿eh?"), que se pasa las tardes en casa estudiando y jugando con su hermano pequeño, y que luego su madre, que vive bastante ajena a sus problemas de comportamiento, repasa con él la lección.

-Por eso yo voy al instituto a divertirme. Las clases son un coñazo. Muchos profesores llegan y nos leen un libro. Eso también lo hago yo. Y luego quieren que les respetemos por el simple hecho de que son profesores. El respeto hay que ganárselo. Mira cómo con la de lengua no tengo ningún problema. Nos trata como a personas y se curra las clases.

-Es que los profesores se refugian en la jefatura todo el rato. Por qué no lo resuelven ellos. ¿Qué me van a hacer? ¿Expulsarme? Vale -arranca Andrés (pelo rubio, vaqueros, zapatillas, sudadera gris, mochila al hombro, anillos de oro...), otro de los piezas del instituto, con 15 años y que viene de hacer un examen.

-Yo no tardo mucho. Pongo el nombre y entrego -dice con una media sonrisa-. Total, es una tontería estudiar los dos primeros trimestres. Si suspendes el segundo, tienes que examinarte también del primero. Así que yo sólo estudio para el tercero, que es el que cuenta. En vez de hacer tres exámenes de 10 preguntas, hago uno con 10, pero variadas -explica.

Entre los dos suman cerca de 40 expulsiones y varias citaciones judiciales por problemas fuera del centro. La media de Andrés, aunque puede acumular tantas faltas como Mike, es mucho más baja. De hecho, ha repetido un curso ("soy un vago"), primero de la ESO.

-A mí me colgaron el sambenito de malo por mi hermano, que estuvo en este mismo instituto antes que yo. Nada más llegar ya estaba señalado por los profesores -dice mientras cuenta que el otro día se encaró con la de inglés porque le dijo que tenía que hacer lo que ella dijera porque era la profesora.

-Tú no mandas a nadie. Te meto un capón que te hundo -recuerda que le respondió-. Hay profesores que sólo por serlo se creen más que tú.

Mike y Andrés forman parte de esa oscura franja de entre el 1,5% y el 4,5% de alumnos que las estadísticas recogen como conflictivos y maltratadores en sus diversas versiones (según los informes sólo hay un 0,4% de acosadores). Son esos a los que, según los estudios, cerca del 50% de padres, alumnos y profesores culpan de ser los causantes de la conflictividad en los centros educativos.

En las últimas semanas se ha hablado mucho de violencia escolar. Desde los incidentes ocurridos por la agresión de unos padres a un profesor en Barcelona, a los registrados en Elche (Alicante) y en Lepe (Huelva) entre alumnos y profesores, pasando por los diversos casos de agresiones entre estudiantes y de bullying... La alarma se ha extendido y desde los medios de comunicación se ha contribuido a generar una preocupación por lo que ocurre en los institutos. Los tribunales superiores de Justicia de Cataluña, Valencia y Andalucía ya estudian y reciben solicitudes para que las agresiones verbales o físicas contra los profesores sean consideradas "atentado contra un funcionario público". La petición de intervención judicial crece. Pero, ¿es ésa la solución? ¿Desde la institución educativa no se puede hacer nada con chicos como Mike y Andrés más que ponerlos ante el juez o expulsarlos?

"Si los escolares no perciben que lo que ellos llaman gamberradas continuas con un compañero constituye un delito de libro, mal vamos. Porque estamos ante casos similares a la violencia de género, que ha requerido la intervención penal. Y se confunde el Derecho Penal de Menores con la "mano dura", cuando en realidad la legislación ofrece un abanico de soluciones que permite adaptarse a cada caso como un guante", explica Manuel Dolz, fiscal adjunto de la Fiscalía delegada de Menores.

-Yo tengo una causa pendiente en el juzgado aún. Ya tuve que ir otra vez. Fue por pegar a una tía en una salida con la clase. Si no llega a ser porque ella me puso el ojo morado, me cae la de Dios -dice Mike con un falso orgullo.

-A mí me llegó un aviso de citación, pero no me ha vuelto a llegar -apunta Andrés.

Ambos se saben conflictivos. Reconocen que es una manera de defenderse para hacerse respetar. Se aburren en clase e insultan y se ríen de unos, molestan y retan al profesor... Su refugio más pasivo es el MP3 ("me pongo los cascos y desconecto"). Y ni siquiera responden al mismo perfil. Sus mundos son distintos. Mike se va a casa de los padres de su novia las tardes de los fines de semana. No bebe y dice que ahora ya no fuma porros.

-Durante una época me junté con grupos de chicos mayores y probé. Pero paso de ese rollo, es una mierda. Sólo fumo tabaco.

Andrés, en cambio, vive más la calle, porque su familia le tiene menos controlado. Su madre trabaja, su hermano mayor no le habla ("no sé por qué") y su padre...

-Sí, él me dice que estudie, cuando me ve. Mike aprueba con nota y Andrés pasa de estudiar, aunque...

-Bueno, si pudiera elegir qué ser, diría que médico, pero no quiero estudiar tanto -dice. Así que quiere terminar la ESO y sacarse un módulo de soldador (como su padre); tener dinero, comprarse una moto y viajar.

Mike, en cambio, tiene claro que será ingeniero informático.

-Se me da muy bien. Lo arreglo todo. Maqueté la revista del instituto.

¿Qué se puede hacer con ellos para que consigan sus objetivos sin provocar problemas a los demás y a sí mismos?

La respuesta no es un misterio, al menos no totalmente. Parte radica en los innumerables estudios sobre violencia escolar que se vienen realizando desde los años setenta y que en España han proliferado últimamente por encargo de las comunidades, del Defensor del Menor (2005), del Defensor del Pueblo (2000 y 2006)... Pero aún falta aplicar sus resultados.

"La solución no puede entenderse como la ausencia del conflicto. El conflicto es un elemento esencial de la vida, una oportunidad de aprendizaje. Hay que resolverlos de manera que hagan crecer a los individuos y a la institución", dice Elena Martín, catedrática de Psicología Evolutiva de la Universidad Autónoma de Madrid y autora de varios estudios. "Los programas que implican a los alumnos en la convivencia resultan muy útiles, ya que son los iguales quienes antes detectan las agresiones. La participación en la elaboración de las normas, la adecuada atención a la diversidad, los planes de acogida y tutoría y el funcionamiento de comisiones de convivencia son factores relevantes en la prevención del maltrato", agrega.

-Yo estoy en una de las comisiones de convivencia de mi curso -dice Andrés-. Mola, por lo menos se hablan las cosas.

Sólo el 6% de los directores de los IES dice contar con programas de convivencia en sus centros, pese a que el 90,7% de los profesores cree que todos deberían tenerlos. El 60% de ellos asegura que, cuando las hay, son puros órganos sancionadores. Y el 72% cree que la Administración educativa no se preocupa por los problemas de convivencia en los centros.

"El modelo punitivo en exclusiva está fracasando. No funciona con los chicos que no cumplen habitualmente las normas No favorece un desarrollo moral: sólo se reprimen. En un caso de acoso, no puedes trabajar de entrada la relación entre acosador y víctima, pero sabes que, aunque expulses al agresor, volverá. Por tanto, hay que castigar, pero no sólo. Y son cuestiones que no se deben abordar sólo desde el profesorado, sino que requieren la colaboración de los alumnos", dice Juan de Vicente, que dirige un premiado programa de convivencia en el IES Miguel Catalán, de Coslada (Madrid): cinco alumnos ayudantes por curso, elegidos por sus compañeros, se encargan de observar cualquier situación de maltrato y estudiarla con los orientadores. Con mediaciones, mediante acompañamientos de alumnos a otros compañeros, mediante estrategias de integración... Y funciona. "Lo mejor de esta fórmula es que te permite detectar cualquier caso de maltrato, del tipo que sea, casi de inmediato. Algo fundamental para atajar estas cuestiones", explica de Vicente.

Según los estudios, la mayoría de los estudiantes (el 90%) dice estar bien en su centro, y sólo la mitad de los estudiantes siente que se valoran sus opiniones ("una vez que te han etiquetado, lo que tú opines no les importa", dice Mike). Por otra parte, el 22% reconoce que le han pegado alguna vez, y el 30%, que lo ha hecho. Y ante una situación de acoso a un compañero, más de la mitad cree que habría que decírselo a un profesor, pero sólo el 10,8% lo haría. Y casi la mitad cree que los profesores no se enteran de esos casos.

Son datos de los estudios citados. Y delatan que la conflictividad no sólo no está controlada, sino que hay una gran falta de comunicación entre las partes.

-Yo creo que si hablaran con nosotros de verdad, no habría problemas -dice Andrés.

-En el fondo yo tengo muy buen corazón -añade Mike.

Uno, con el objetivo claro, pero perdido en el camino. Y otro, en el camino, y con el objetivo confuso. ¿Qué será de ellos?

EL PAÍS 26-11-06

Escribir un comentario