« Curso muy formativo | Página principal | Por favor, un poco de educación »

Manolo Pino de "Acontratiempo" entrevista a Ricardo Moreno

Manolo Pino de "Acontratiempo" entrevista a Ricardo Moreno. Os adjuntamos un link a la entrevista por si quereis comentarla.

TrackBack

TrackBack URL para este entrada:
http://www.leqtor.com/movabletype/mt-tb.cgi/26

Comentarios

Soy profesora de matemáticas en un IES. Sin embargo el comentario te lo escribo como madre de dos niñas de 6 y 9 años que asisten a la escuela pública. Porque si como profe estoy decepcionada y me siento engañada, como madre lo estoy mucho más, y cada vez más. Y empiezo a plantearme qué hare cuando mis hijas lleguen a secundaria: ¿seguiré confiando en el sistema público?
Porque hay un tema que no recuerdo que menciones en el panfleto y es: "las programaciones". Resulta que en mi departamento "programamos" lo que hay que hacer en cada curso: la ley lo permite. Yo no quiero programar nada, quiero dedicar el tiempo a preparar las clases o a solventar dudas de niños que lo pidan. Porque quiero tener la garantía, por ley, que en cualquier colegio a un niño se le va a enseñar lo mismo en el nivel en que está. Y me indigna pensar que, los niños y en particular, mis hijas, dependan de lo que "el equipo docente o el departamento de tal asignatura" decida. La garantía de unos contenidos iguales para todos no es clara en la LOGSE.El futuro..., ya veremos
¿Has oído hablar de la 6ª hora en Primaria en Cataluña? Es otro ejemplo de desigualdad. Los niños de la escuela concertada estaban , hasta ahora, 5 horas más en la escuela cada semana durante seis años. ¿Mejor nivel? Muy probablemente.
O... ¿de las diferencias horarias de las Matemàticas del Bachillerato Científico-Tecnológico, que oscilan desde 3 horas (en mi instituto), mínimo legal, a 5 horas en algunos colegios concertados? ¿Serà justa la nota de Selectividad cuando compitan estos niños y uno pueda estudiar lo que quiere y el otro no?

Respeto y admiración por tu panfleto. gracias.
No creo que la reforma, haya sido hecha "por gentes que desprecian el saber y envidian a los que saben".
Se puede decir que estan alejados del día a día en los Ies, incluso hasta les podemos proponer que cada x años, hagan de docentes de por ejemplo, 1º ciclo de eso, en centros públicos, para que puedan hacer las correcciones oportunas...
Respecto a la idea de que "educar es algo que se hace contra la voluntad del educando", no siempre es así. El arte de persuadir, sugerir, proponer, reforzar..., vale la pena iniciarse en él, aunque solo sea para sobrevivir al "caos", en que estamos sumidos en la Eso.
Que no falte, sentido del humor, positividad, desdramatizar..., a pesar de los muchos pesares.
A quienes dan esos maravillosos cursillos, de enseñar gozando y aprender disfrutando, mis respetos , pero, si alguna vez han entrado en alguna clase de eso, no veas, la cara de "vinagre", que se les pone..., se olvidan de la importancia del optimismo en la educación.

Querida Maite:
Es imposible darte un consejo sobre donde llevar a tus hijos. A los míos los llevé, sin dudar, a la eneñanza pública, pero de esto hace ya mucho tiempo. Tienen 29 y 30 años, y yo ya soy padre emancipado. Pero si hoy tuviera que hacerme cargo de un niño, no nada tengo claro lo que debería de hacer. A lo mejor, hasta haría un esfuerzo económico para llevarlos a un centro privado (como de hecho hacen muchos de los que predican la reforma), pero ya te digo, no estoy nada seguro.
un cordial saludo
Ricardo

La reforma fue hecha por gentes que desprecian el saber y envidian a los que saben. Sin ningún género de dudas.El odio y la envidia son sus maestros. Como diría Julián Marías: la animadversión contra la excelencia.Es una prueba muy eficaz, quien defiende este sistema es porque sabe que en un sistema de verdad sería el último de la clase odiando a los que saben. Hoy día, sigue odiando a los que saben pero él se ha convertido en profe de secundaria o de universidad.

Los que odian, es decir los que están en su particular guerra para escalar puestos sociales, luego hablan de desdramatizar. Obviamente están preparando su terreno, podemos pasar y desde luego tenemos mucho sentido del humor porque ni odiamos ni envidiamos como ellos pero, precisamente por nuestra capacidad que tanto envidian sabemos cuál es la verdad.

I.E.S.:¿Y qué otra cosa es el sentido del humor, que intentar desdramatizar lo cotidiano?
También yo, tengo sobradas razones, para estar contra la Loe, Loce, Logse...
Lo de sabemos cúal es la verdad, y que esta solo puede estar al alcance de unas cuantas mentes privilegiadas..., tiene un "tufillo", que prefiero no adjetivar. Igual estoy equivocado.
Mi mente no da para más, ah, y no siento odio, ni envidia por quienes saben más, de cualquier cosa, sino respeto y admiración.
Creeme que en lo esencial, comparto la mayoria de los planteamientos del panfleto de Ricardo.

Ocurrencia genial de Javier Marías


M. García Viñó
Rebelión
El pasado 4 de junio, el diario matinal e independiente de referencia publicó, en un recuadro en negritas, en página impar y bajo el título de “El equipo de Javier Marías”, el siguiente texto, que copio literalmente:


"El novelista Javier Marías ha hecho una alineación futbolística con los escritores del siglo XX, según sus cualidades literarias. Marías recopiló sus textos sobre fútbol en “Salvajes y sentimentales” (Aguilar). / Portería: Dos que jugaron en su vida en esa posición: Vladimir Nabokov y Albert Camus. / Defensas: Lateral derecho Henry James por ser de largo recorrido. En el centro Dashiel Hammet que parecía un tipo duro. Y defensa izquierdo Malcolm Lowry que al ser bebedor sería uno de esos defensas duros que no dejan pasar a nadie. / Lateral izquierdo. Valle-Inclán, un autor muy vivo con malas pulgas a ratos. / Centro del campo. Tres de largo recorrido: Como trabajador Thomas Mann; como 10 y cerebro del equipo y mente clara y organizadora del juego Marcel Proust, y W. Faulkner que tiene mucho aliento. / Delantera. Jugaríamos con extremos: extremo derecho como siete Joseph Conrad, capaz en pocos metros de crear desconcierto y admiración; delantero centro Thomas Bernhardt porque era muy agresivo; y con el 11, extremo izquierdo, uno de esos jugadores finos y creativos como Lampedusa. / Banquillo. En la portería Camus o Nabokov que se alternarían la titularidad con igual solvencia. Para momentos de crisis no estaría mal Conan Doyle que tendría gran capacidad de juego para el medio campo. Defensa, Raymond Chandler. Y delantera un poeta: W. Yeats".


Hay que ver el ingenio y la gracia de que hay que estar dotado para tener una ocurrencia así y publicarla, aunque sea con más de la mitad de los signos de puntuación mal colocados o ausentes. Cuando lo leí, me retorcí de risa. No podía contenerme. En cuanto pude dominarme, me retracté solemnemente de cuanto había escrito contra Marías. ¡Qué importan sus coces al diccionario, me dije, qué importan sus anacolutos, sus discordancias, sus confusiones en el significado de las palabras, sus memeces, sus faltas de ortografía, al lado de tanta pajolera gracia! ¡Jamás perdonaré a “El País” que no diera semejante texto en primera página! Me retracto, sí. El haber tenido esta ocurrencia me sitúa al oxionense, como ha dicho Lucía Etxebarría de sí misma, en lo alto de la cima, de la cúspide de la cumbre (histórico). ¿A quién, sino a un genio, se le podía ocurrir hacer una alineación con escritores y poner a Valle Inclán de media punta? ¡Buenísimo! Me lo imagino poniéndole una zancadilla a Ronaldo con la barba… Por supuesto, no han faltado los criticones que afirman que esto es una gilipollez y que si Marías hubiese cambiado a los escritores de puesto o los hubiese sustituido por otros, los del matinal, desde el director hasta el último redactor, igualmente se hubiesen orgasmado. ¡Envidia cochina! Personalmente, creo que tantos que afirman que Javier Marías es un capullo se tendrían que retractar.


Mucho más interesante el entrevistador que el entrevistado. Creo que la edad obligatoria para ir al cole no debería ser ni a los dieciseis ni a los doce, sino a los tres años cuando el niño empieza a llorar porque no quiere ir al colegio. Así muerto el perro se acabó la rabia... y que le vayan dando, que dan mucha lata los niños.

Ante la sugerencia de Ricardo, envío mis comentarios sobre su Panfleto Antipedagógico.

Un saludo

Al autor del Panfleto Antipedagógico

Estimado compañero, desde el Colectivo Baltasar Gracián me enviaron, hace un año o algo más, el Panfleto Antipedagógico con la autorización expresa de poder enviarlo a quien se estimara oportuno. Así lo hice, y algunas respuestas no fueron, precisamente, para congratularse por su contenido. La verdad es que antes del envío no lo había leído. Comencé su lectura posteriormente y ante las primeras líneas, a mi parecer, derrotistas y victimistas lo dejé.

Pero hete aquí, después del tiempo transcurrido, resucita el Panfleto nada menos que convertido en libro con prólogo de Fernando Savater y comentario del culto e intelectual Antonio Molina, ambos destacados “ militantes” antilogse.

Ante el repentino y supuesto éxito editorial, abro el PDF y armado de energía positiva, sin ningún ánimo apriorístico, lo leo, subrayo y escribo notas.

Mi intención era sólo leerlo; pero, sinceramente, no me resistí, con gran humildad, a mostrarte mi desacuerdo no con todo, pero sí con gran parte del Panfleto.

Y aquí estoy.

Si lo consideras oportuno y quieres, lo leerás. No espero respuesta. Sé por tu currículo ( lo digo sin ninguna ironía) que estás muy ocupado. También te digo que está escrito, muy coloquialmente, desde la pasión y la defensa por la Escuela Pública. No es, por tanto, neutral.

ACOTACIONES
(con afecto )

Desde mi opinión, la Introducción a parte de aclarar porque es un panfleto, tengo la sensación de que está escrita desde cierta pontificación, no hay en ella posibilidad de equivocarse: “… conocimientos ridículos… desánimo del profesorado, además de deprimidos, desesperados… etc”. “La LOGSE, ( ya derogada) es un disparate de arriba abajo”

Doy por supuesto que el autor del Panfleto es consciente de que habla desde una zona concreta del Estado español y que conoce, sólo, una parcela de la enseñanza de unos centros o de un centro y que todo ello no le debería de autorizar para generalizar de la manera que lo hace. Es verdad que hay profesorado “desmotivado” (aunque el término no guste) y que ello haga que algunos y algunas puedan visitar al psiquiatra.

Pero, estimado compañero, te comento: siendo verdad que la enseñanza no transcurre por un campo de rosas, al igual que otras muchas facetas de la vida ,por ejemplo el trabajo para los y las jóvenes, también es verdad, los conozco, que en nuestro trabajo existen profesores y profesoras que responden al modelo de lo que no debería de ser un profesional de la enseñanza y casualmente suelen ser los “más deprimidos”, los que se encuentran con “problemas de disciplina” y los que esperan la jubilación LOGSE ( y eso que es mala ley) porque están “cansados”; también son algunos de los que privatizan el tiempo público de su horario para sus quehaceres de auto-promoción personal: artículos en prensa, revistas especializadas, libros, etc

Seguro que sabes, estimado colega, que hay profesorado que tiene como principio “sine quanon” que el alumnado es, mientras no se demuestre lo contrario, sospechoso de no estudiar, de no respetar,etc.

También estarás al tanto de que tenemos compañeros y compañeras que entran en el aula y no dan ni los buenos días a sus alumnos sin embargo entran amenazando Pues sí, los hay. Y, claro, este colectivo de profesores y profesoras, también son culpables de que la enseñanza pública sea un erial y esté tan descalabrada como tú la percibes.

Es verdad y estamos de acuerdo, de que hay alumnos y alumnas que faltan al respeto, no sólo a sus compañeros, sino también al profesorado de los centros. Pero las causas, que las hay, son múltiples: familiares, sociales, del propio sistema educativo, etc., no quiero decir con ello que tengamos que justificarlas y pasarlas, no. Sencillamente analizarlas e intentar buscar soluciones.

Estoy de acuerdo que ser de izquierdas es defender una enseñanza rigurosa, exigente y disciplinada ¿ quién osa decirte lo contrario? Pero, tal vez haya que explicar que se entiende por esos tres conceptos y qué uso se hace de los mismos.

“Defensa de la memoria y de los contenidos”

Lo comparto en su totalidad. Me resulta extraño que a estas alturas pueda haber profesionales de la enseñanza que duden de la necesidad de la memoria y de su ejercitación. Es, como sabemos, un tema recurrente la pugna entre memoria e inteligencia, pienso que ahora mismo no tiene mucho sentido. Ambas se complementan.

No me parece afortunado el ejemplo de “ quien sabe la lista de los reyes de las casas de Austria… posee un esquema de la historia …” Yo, sinceramente, no sé esa docena. Me quedo y regular, con el actual Borbón, no obstante sí pienso que tengo un buen esquema de la España de los Austrias y, por supuesto de lo Borbones.

Me parece muy “pedagógica” la explicación de las tres cosas que se deben de tener en cuenta para formar al alumnado. Entrecomillo pedagógico, porque en todo tu trabajo subyace una pedagogía, un modelo de enseñanza, una orientación a los posibles lectores y lectoras del Panfleto. Así, merecería titularse “ Otra pedagogía es posible…”

La mentira de la motivación.

Con la motivación pasa algo así como con las meigas en Galicia
“ haber háilas”. Yo no sé si tu acudes al trabajo silbando y cantando, yo pocas veces, pero también es verdad que otras, por distintos motivos, uno no va lo suficientemente “motivado”: una mala noche, una trifulca con algún compañero o en la pareja, etc., son motivos que “desmotivan”, pero se superan y otra vez a silbar y a cantar que la vida son dos días.

En la introducción dices que hay compañeros “ deprimidos” , “desesperados”¿ a esto cómo lo llamas? Entiendo que es una desmotivación por el trabajo, no entro en la razón o sin razón de la misma, pero a buen seguro que la motivación la tienen por lo suelos.

Entonces, ¿ por qué a un alumno o alumna no le puede ocurrir lo mismo? Otro tema es que la familia y el alumnado lo tengan asumido y que le sirva de disculpa para culpar al profesorado o a la sociedad; esto último es un recurso del que se tira demasiado, aunque inmediatamente digo: hay profesores y profesoras que con su actitud ya desmotivan al alumno más tranquilo y “obediente”: lo siento enormemente, pero así es. Y sé que las generalizaciones son injustas, pero asumo la misma “autoridad” que tú te permites en todo el Panfleto.

Estimado Ricardo, no quisiera que lo anterior te indujese a pensar que tomo posición por el alumnado que vaguea o incordia, no. Sólo que, como profesores y profesoras, deberíamos no quedarnos en culpabilizar a la parte externa al centro: padres y alumnos.

Conozco a chicos y chicas, hoy personas muy dignas y ciudadanas, que en su momento, cuando asistían a clase, eran un incordio. Te hablo cuando impartía en el Colegio Público de Lada ( Asturias), Matemáticas y Ciencias en 7º y 8º, lo que ahora es el primer ciclo de la ESO. Tenía alumnos hasta los dieciséis años. Y claro que había problemas con los dos o tres “problemáticos”, pero sinceramente: “la sangre no llegaba al río”, aunque algunos compañeros, por aquello del principio de autoridad, lo pasaban mal. Hoy, puedo asegurarte, que aquellas personas “ problemáticas” están ocupando un trabajo, que nada o poco tiene ver con los contenidos y objetivos académicos.
Y, fíjate, a pesar de haber sido alumnado “ rebelde” ¡ nada de ciudadanos irresponsables! Lo que es mejor, me saludan y juntos recordamos aquellos momentos, tal vez grises para algunos de mis compañeros, para mi no.

El ejemplo del albañil, demasiado fuerte ¿no te parece? Entiendo que no debiste trabajar en la construcción. Además, por qué tendría que blasfemar, ( a propósito es un concepto que entra en el campo del creyente). Podría ser que estuviese lloviendo o haciendo demasiado calor y entonces ¿entiendes, de verdad, qué estaría muy motivado? De verdad, piensas , qué el chico o la chica que va trabajar bajo un contrato basura lo hace silbando ¿ sabes sus comentarios, de verdad los pulsas?

Hombre, comparar la labor del capataz con la que se supone tiene que ser la del profesor o profesora son ganas de ejemplificar a favor de uno. Pero sigamos.

De acuerdo que el estudio requiere esfuerzo y trabajo, de acuerdo que no es un juego o al menos tal como tu consideras el juego, que me parece es de una manera un poco sesgada.

El problema que tengo con tu discurso en el Panfleto anti-LOGSE, supongo que en el libro cambiarías el “ chip”, es que no sé en que lugares “ chocaste” con esas situaciones que se supone viviste, porque sinceramente , alucino a medida que lo leo. Qué profesor puede “hurtar a los alumnos” que el estudiar requiere trabajo y esfuerzo.

Dices algo que requiere mi atención: “ Es cierto que las materias se les puede presentar a los alumnos de forma más o menos amena, pero esto es hacerles la disciplina más llevadera, no eximirles de la disciplina”. Pregunto qué es hacer la materia más amena, me respondo: es querer que el alumno y la alumna se “motiven” y quieran estudiar con gusto y lleven contentos “su trabajo”. ¡Por fin¡

Tengo una duda, por qué “el oficio del profesor no consiste en ser simpático a los alumnos”. Hombre, yo apostaría por cierta simpatía. A quién le gusta un profesor o una profesora con la cara siempre como un higo.

El último ejemplo de este capítulo es ciertamente (y discúlpame) falaz y escogido para convencer y encoger al lector o lectora. Si le damos la vuelta, también valdría así: hay profesores y profesoras que predican una enseñanza digna de Makarenko (a propósito, ¿es tu guía?) y que luego cuestionan a los colegas que puedan ser exigentes con su hijo o hija. Pero, vale: pelillos a la mar.

La falacia de la igualdad

Este capítulo resulta un poco complejo en su redacción y en el contenido. Es un tema controvertido y que va por barrios.

Me explico. Es verdad que en ciertos IES, ya antes en la EGB por aquello de
“General Básica”, compañeros y compañeras interpretando, entiendo que equivocadamente, el espíritu o la filosofía de la LOGSE tendieron a bajar al mínimo los contenidos mínimos y de paso el rendimiento del alumnado y por supuesto el de ellos mismos. Insisto que, desde mi parecer, erróneamente. Yo, al igual que muchos y muchas, nunca interpretamos que la LOGSE invitase a rebajar los contenidos o el rendimiento del alumnado o, como también se comenta, a fomentar la indisciplina, la falta de respeto o puestos a decir tonterías “la guerra de Irak”. Pero la LOGSE ya está derogada –menos para la jubilación anticipada - y no procede el tema.

Pero esa “falaz igualdad” no pienso estuviese en la ley derogada o que esté en la actual, está, querido compañero, en el contexto ( sí, ya sé que no gusta ) o en el entorno y por añadidura en la familia. Veamos el siguiente ejemplo: un IES de una zona donde parte del alumnado ( minoritariamente) es de clase media “ normal” y conviva con compañeros y compañeras de clase media “ menos normal” y con colectivos de emigrantes, entiendo que se deberían de revisar los objetivos y los contenidos sino a la baja, al menos que fuesen alcanzables por una gran mayoría. El profesorado, tiene la obligación de no abandonar al resto y para ello hay recursos que dan pistas para el recorrido.

Puede darse y de hecho se da el ejemplo contrario. Sabes qué se suele hacer en este caso, te lo cuento: se manda a los menos “listos” al aula de recuperación, se llama al psicólogo, se les endilga al orientador u orientadora y si acaso se les expulsa al pasillo, porque no “ tienen interés.

Está claro, como tu bien dices, que los padres tienen una gran responsabilidad en los estudios de sus hijos. Está también claro, como tú apuntas, la falsedad de que los hijos e hijas de padres menos cultivados sean peores estudiantes que los demás. Pero, también está claro, al menos para mí, que la igualdad de oportunidades es pura falacia y mercado electoral, y que no todos la pueden aprovechar aunque quieran. Y que en general, (hay estudios serios sobre el tema y estadísticas que lo avalan) el abandono de los hijos e hijas de clases “menos pudientes” abandonan primero los estudios aunque muchos y muchas quisieran seguir estudiando. Ignorar esto es sencillamente de avestruces.

No entro en la discusión de igualdad versus libertad. Es un tema en discusión y seguirá siéndolo. Al respecto véase la discusión entre liberales y comunitarios, dentro del amplio abanico de ambas posiciones. No obstante y sin ánimo de ser demagogo, las clases más ricas y cultas pueden superar esa dicotomía mejor que las clases pobres. Por lo que también pueden aceptar o rechazar, con más libertad, las oportunidades que se brindan.

La falsedad de la enseñanza obligatoria

En este capítulo no aprecio que te posiciones en contra de la Enseñanza Obligatoria, sino que analizas algunos criterios que la propia obligatoriedad de la enseñanza hace, a veces, que la misma no se tome en serio. Es verdad que el colectivo de profesores y profesoras de la ESO y, en menor medida, del bachiller denuncian las actitudes negativas de sectores del alumnado que hacen las clases poco o nada llevaderas, y que esas denuncias son reales en unas zonas más que en otras. Así, mencionas el estudio, la asistencia a clase, el comportamiento, etc., como factores que no siempre hacen buena la definición de “enseñanza obligatoria”. Estoy de acuerdo porque conozco casos de compañeros y compañeras que sufren situaciones como las que comentas; pero a renglón seguido digo que algunos casos son debidos a dejación y “pasotismo” de los profesores. En la enseñanza, además de conocimientos, se requiere cierta formación del carácter y de la personalidad. El hecho de ser licenciado o licenciada da autoridad académica pero, tal vez, no baste con eso. Ocurre, entonces, que la falta de carácter y de personalidad ante situaciones de indisciplina se palian recurriendo al código de régimen interno o a la baja del profesor por “ depresión”.

¿Qué no se puede expulsar a ningún alumno? Esa afirmación, no se corresponde con la realidad, al menos en Asturias. Otra cosa es que veamos expulsiones en aspectos o comportamientos que no sean objeto de una sanción tan drástica.

Te comento un caso del que fui protagonista. Cuando impartía, como dije, clase de matemáticas, un compañero con una “abundante” alopecia increpó a un alumno de séptimo de EGB porque llevaba el pelo largo, éste le respondió si le tenía envidia porque era calvo ¿ qué ocurrió? El profesor pidió la expulsión del muchacho, porque le había faltado al respeto ¿…?

Hay una frase que me preocupa: “los que amamos la libertad por encima de la igualdad”. Con el debido respeto, entiendo que falta algo para completarla: “los que amamos “ nuestra” libertad…”, queda mejor y más comprensible ¿ no te parece ? Ya que así, nos curamos en salud y miramos para otro lado cuando intuimos injusticias, desigualdades, etc., siempre nos queda aquello de: escogieron en función de “su libertad”. Pensamiento muy ortodoxamente liberal y rayando en el más descarnado individualismo.

Vuelves con la motivación. Pero compañero, qué es “ animar al enfermo” sino motivarle a que tome la medicación. Piensas ¿qué “ el diagnóstico certero” si es que existe, en medicina, es lo mismo en la enseñanza? Por favor, no hagamos similitudes que puedan rayar en la falacia y que sólo van destinadas a convencidos.

No estoy de acuerdo con que hay que estudiar cosas cuyo sentido y utilidad no comprenda hasta más tarde. Si un profesor o profesora, no es capaz de que los alumnos y alumnas “vean” la necesidad de los conceptos que enseñan, tanto como su futura utilidad, no están, a mi entender, en disposición de exigir que tomen interés por la asignatura. Yo estudié muchas cosas que siempre me parecieron una inutilidad y me siguen pareciendo. Porque para la vida real y cotidiana entiendo que pocos me valieron.

Por seguir con tu ejemplo: ¿ piensas que un hijo o una hija debería obedecer en todo a sus padres? Yo no. Por lo tanto, el alumnado, al menos del segundo ciclo de la ESO y del bachiller, tiene todo el derecho a cuestionarse algunos aspectos y conceptos de las enseñanzas. ¿Piensas lo mismo de los alumnos y alumnas de la Universidad? ¿Por qué tu te cuestionas la LOGSE o, tal vez, la actual LOE, y los alumnos tienen que ser ciegos seguidores de “lo que manda el profesor”?

Desconozco, tampoco me interesa, si tienes hijos; pero ¿estarías dispuesto a sostener para ellos que a los doce años te plantasen los estudios y aprendiesen un oficio? Perdona, pero siguiendo tu discurso en el Panfleto e intuyendo tu estatus, me atrevo a asegurar que no.Harías todos los posibles para “guiarles” por el camino del estudio.

Sólo me resta, en este capítulo, darte las gracias por la alternativa de escuela primaria: actividades creativas, dictados y cuentas y, además, buena educación.Vale.

Las buenas intenciones

A ver si lo entiendo: “ Cierta corriente pedagógica …dice que hay que exigir al estudiante según sus capacidades… que el resultado en si no importa” y más adelante dices: “ que el profesor le exige lo que razonablemente se le puede exigir dentro su edad y sus conocimientos” (subrayado mío). Pregunto, ¿las capacidades de razonar, analizar, dar explicaciones, concentración , etc., no están, entre otros factores, sino directamente, si “ colateralmente” relacionadas con la edad? Y ¿ dentro de una edad, por ejemplo dieciséis años, no hay capacidades diferentes? Dudas, dudas…

Dices que los grandes maestros son los exigentes, los que de verdad enseñan, si así lo piensas, vale.

Conozco a maestros y maestras, profesorado, que realmente saben mucho, no sé si bien, de su materia, son grandes trabajadores, hasta llegan temprano y salen tarde del centro y suspenden a lo “ Yon güein” ( como tu) a aquellos que entienden que valen mucho pero que son unos vagos, y se quedan tan tranquilos, sin preguntarse ¿ si aprueban con todos los profesores y conmigo no, es posible que yo tenga la culpa? Y algunos de esos buenos profesores, que hasta tratan de usted al alumnado, son serios, no se ríen, no dan confianza y toda la culpa la tienen las familias y los propios alumnos, se consideran los reyes del mambo: sencillamente patético.

De verdad piensas eso de “Y que si no era listo se volviera listo…” Estimado compañero, no te voy a contar mi vida, nada triste por cierto. Pero podría ponerte un ejemplo real, muy cercano y caro para mi, que rebate el tuyo del muchacho suspenso. Pero no.

¿Será real que te vanaglories de “ que tus entrañas eran de mármol”?
¿ Y puedes, realmente, asegurar que el muchacho “ aprendió algo valiosísimo, mucho más valioso que el año que perdió, y que le será útil durante toda su vida”?: “ supo que no era tan tonto como él mismo y su familia imaginaba”. Muy fuerte, amigo, de verdad.

Veamos ¿ pero perdió o no el año? Cómo se puede perder un año y en él aprender algo valioso. Y por qué entiendes que el muchacho se sabía tonto si aprobó todas las asignaturas menos la tuya, (lo de justitas sobra a no ser que con ello quieras justificarte. Aprobó y punto) quieres decir, tal vez, que el resto de tus compañeros son igualmente tontos porque aprueban a un idem y tu eres más listo que ellos. Permíteme hacer de psicólogo: no será que tienes la autoestima muy alta. No será que “ triunfaste” en la vida y ahora la ves desde muy arriba: suele ocurrir.

Es posible que ignores la existencia de personas totalmente frustradas e insociables porque sus papás y mamás, así como ínclitos profesores, les exigieron más de lo que sus propias limitaciones podían dar o que, al contario, pusieron demasiadas expectativas en su esfuerzo y luego la dura vida no se portó como esperaban . Puestos a poner ejemplos: valga el del “doping” que se administra a ciertos deportistas para que den más que sus propias limitaciones… qué es falaz, tal vez. Pero es que los tuyos son de cine.

Es totalmente cierto que los padres son responsables de ciertas normas, como las que pones de ejemplo. Es cierto que la actual dimisión y abstención de algunas familias en la educación de sus hijos e hijas, influye negativamente en la actitud que puedan tener en la enseñanza. Es cierto y estamos de acuerdo, que el esfuerzo es imprescindible para afrontar no sólo los estudios sino también el propio proceso vital. Pero, no comparto que se justifique la bofetada, ni otra clase de represión en el alumnado. Caro lo pones si para salvar una vida hay que dar un cachete. El ejemplo es válido cuando se trata de salvar a una persona en trance de poder perecer ahogada. De otra manera es falaz.

La buena educación.

Hace unos días presencié cómo una madre, a la salida del colegio público, razonaba con un pequeño de cinco años que se empeñaba en que ella tirase de una moto con pilas y él, por supuesto, montado en la misma. El niño aceptó, sin posteriores recompensas, el ir andando hasta el cercano parque ( hay que cruzar la vía pública) de la mano de su madre y ¡¡ no pataleó!! ¿Esa madre razonando con su hijo, no le estaba, a su vez educando? Rousseau, escribió para una época y para unos niños y padres determinados. Sacar de contexto frases de diferentes autores (cosa a la que recurres continuamente) no me parece el mejor método de apoyo argumentativo, aunque cada uno puede hacer lo que le de la gana.

Años atrás tuve que llamar la atención a una compañera por dejar el cenicero lleno de colillas en la sala de profesores, ya que, según ella, había mujeres de la limpieza que cobraban para limpiarlo. Ves como también hay personas mayores y educadoras que la ética les queda en el talón de los zapatos y no es patrimonio de las personas más jóvenes. Esta compañera (por llamarle algo) era y es de las que el alumnado mientras no se demuestre lo contrario, es sospechoso de cualquier cosa menos de estudiar, la opinión que tiene de los padres no te la cuento. Te aseguro que no exagero.

Es difícil entender ciertas aseveraciones que haces a lo largo del Panfleto. Así, me preocupa que un enseñante y educador sostenga que “Los fracasos y los sentimientos no se han de buscar por si mismos, ni el sacrificio por el sacrificio tiene sentido ( hasta aquí estamos de acuerdo) pero, hay que saber aceptar, sin dramatizar demasiado, los que de todos modos nos va a imponer la vida ( subrayado mío), hombre, dicho así, me suena a pseudocristianismo rancio. ¿Cuáles nos va imponer la vida: el paro, el sufrimiento de la mujer que la están “hostiando”, el de la juventud que finaliza unos estudios universitarios y se encuentra con el contrato basura del trabajo (si tiene esa “suerte”) y sabe que el patrón puede prescindir de él cuando le de la real gana?
¿Cuáles, querido compañero? O la vida es como “ la mano invisible del mercado”.

Estamos de acuerdo en lo referente a los padres. Soy padre y, junto con mi compañera, entendemos que la educación o al menos ciertos aspectos de la misma, se mama en casa. Pero tampoco perdemos de vista que el entorno social también educa y que el profesorado tiene su parte de responsabilidad en la misma. Por lo dicho, no comparto que una norma, por el hecho de serla, haya que respetarla y menos porque lo diga el profesor o ¿ no hay normas injustas? Además, en qué quedamos, por un lado la convención se respeta ( la gorra en lugar cubierto, en clase, hay que quitarla) y por otra “ hay que poner límites” a ciertas normas convencionales. En fin, pequeñas contradicciones que afloran.

Los capítulos dedicados a “ Por qué se debe de estudiar filosofía” y “ Por qué no se debe de estudiar religión en la escuela” los comparto totalmente y te felicito por la valentía en los argumentos del segundo. No se comprende que haya profesorado que no entienda los argumentos que das sobre la religión en la escuela.

La enseñanza participativa

Es controvertido el debate sobre una enseñanza más participativa por parte del alumnado. Yo mismo dudo a veces sobre tal participación en el autoproceso de aprendizaje. Pero intentaré explicar lo que entiendo por tal y cómo lo enfocaba yo cuando impartía Matemáticas y CCNN. En la explicación está implícita la discrepancia contigo.

Pienso que efectivamente para descubrir hay que saber primero otras cosas, al menos “saber descubrir”, saber leer, discernir el grano de la paja.

En los tiempos que impartía Ciencias Naturales , en los niveles del entonces Ciclo Superior, me propuse que los alumnos y alumnas “ participasen y descubriesen” por si mismos ciertos aspectos del crecimiento y desarrollo de un árbol frutal. Como estamos en Asturias, qué mejor árbol que el manzano.

Ellos y ellas plantaron las primeras semillas. Una “prendió” y poco a poco desarrolló un incipiente árbol. Lo trasladaron a una maceta grande y así durante el curso, sin perder de vista el resto de los contenidos a impartir en el área, fueron anotando en un diario varias cosas que “descubrían” con su directa “ participación”.

Altura que iba alcanzando el principio de árbol: medidas

Aparición del primer nudo y tiempo que tardó en aparecer el segundo, al igual que el resto. Lo mismo con las hojas.

Cambio del color verde del tallo en las diferentes estaciones

Riego: cantidad, clase de agua, abono.

Fotografía del desarrollo del incipiente manzano.

Medidas y anotaciones de la temperatura y humedad exterior.

Visita a Villaviciosa para conocer “ in situ” los viveros de manzanos. Entrevista a responsables del mismo.

Investigación ( tomando tal concepto de una manera muy elemental) sobre bibliografía y visitas a la Biblioteca Municipal ( el maestro guía, aconseja, ayuda sobre que libros pueden resultar más idóneos y menos farragosos).

Así hasta que el manzano se “cansó” y “ mustió” , murió. Debatimos las causas de la muerte de nuestro querido manzano: el haber quedado durante las vacaciones de semana santa demasiado cerca de la ventana con la consiguiente exposición al sol y el olvido del riego por parte del encargado, fueron las consecuencias de su muerte. También aprendimos con el error.

No hay pedantería en lo que te narro. Sé que la investigación es más, mucho más que lo comentado, pero desde mi parecer, participaron, descubrieron y tal vez aprendieron mejor que con el frío libro de texto o la visualización de un vídeo de Naturales; no estoy cuestionando ambas herramientas, sólo que las entiendo como unas más.

La Formación del Profesorado

Es de Perogrullo que “ quien quiera seguir aprendiendo deberá seguir estudiando, y esto ha de ser una actividad constante, no esporádica”. La LOGSE ( ya derogada ) ¿ cuestionaba lo anterior? Entiendo que no.

Uno de los aciertos que se le reconoce a la tan injustamente tratada Ley, es que por primera vez se habla de la “necesidad” de la formación del profesorado. Ya sé que hubo en su momento y hay actualmente profesores y profesoras ( sobre todo en Secundaria y Bachiller) que se ofendieron por el artículo 56 de la mencionada Ley, faltaría más.También los hubo en el Ciclo Superior de la EGB. Para impartir clase no hace falta más que el libro, el encerado y la tiza: frase que oí más de una vez tanto a profesores de la antigua Secundaria como de la EGB. Uno de ellos, es actualmente director de un centro público.

Estamos de acuerdo en que el profesional de la enseñanza tiene la obligación de actualizarse continuamente, ¿ quién lo duda? Aquellos compañeros que no tengan claro lo anterior deberían dejar el puesto de trabajo y dedicarse a otros menesteres.

No entro en las propuestas que haces sobre que debería hacer la administración para conservar en los profesores de enseñanza secundaria, hoy obligatoria (no se te olvide) antes no, la ilusión de seguir estudiando. El subrayado lo hago porque, por fin, salió “ la madre de todas las anti-LOGSE”: el profesorado de Secundaria, los antiguos catedráticos, el sentido corporativo de la enseñanza. No es casualidad que la “guerra” contra la mencionada ley haya partido del cuerpo de catedráticos. Esto es así. Mariano Fernández Enguita lo pronosticó en un artículo de Cuadernos de Pedagogía , en los nefastos tiempos de la ínclita, que no ubérrima, Esperanza Aguirre.

Ya que estás en ello, podrías haberte acordado del sufrido cuerpo de maestros y maestras. Hay en este sector muchos y muchas que también escriben libros y no se les abren las puertas de los IES ya que carecen de licenciaturas. Supongo que estás enterado cómo en muchos IES, se acogió a maestros y maestras que tuvieron que pasar hacia ellos por el tema de la supresión de la EGB: con la frialdad de quien recibe a intrusos. También sabrás, que en muchos IES no hablan – los licenciados y cátedros- con “ esos maestrucos”. Te comento lo anterior no con el ánimo de enfrentar sectores de la enseñanza, sino de hacerte ver que ella – la enseñanza- no empieza ni termina en la ESO. Tengo muy buenos compañeros y compañeras en ese tramo de la enseñanza obligatoria y también algún catedrático, al margen de cómo entiendan el proceso de enseñanza.


CONCLUSIONES

Bueno, estimado compañero, toca finalizar. Pero antes debo de sacar algunas conclusiones de tu Panfleto, conclusiones que son, por supuesto, cuestionables. Pero que se implican en una concepción de la enseñanza que entiendo ya has captado

Primero, tu Panfleto no es “ antipedagógico”: lleva implícita una pedagogía de la autoridad cuasi infalible del profesorado, tanto en saberes como en autoridad moral. Es la pedagogía del bachiller: el profesor como mero transmisor de contenidos ( al margen de lo que pase en los “alrededores” del entorno escolar) y el alumnado como receptor de los mismos. Si sabe aprueba, sino repite. Es una pedagogía de la meritrocracia, de la disciplina, del silencio, de la obediencia, de “la paz de los cementerios”.

Segundo, en todo el discurso del Panfleto no hay cabida para la autocrítica. La culpa del alumnado y de las familias y, en este caso, también de la LOGSE. El profesorado está en el séptimo cielo, ¿culpa? ¿de qué?

Tercero, la educación y la enseñanza, son para ti, como un universal: valen siempre, para siempre y en toda circunstancia histórica. En ellas , según se desprende de tu recorrido, no influye nada externo: ni el entorno social, ni el familiar, ni los intereses espúreos ( corporativos) de ciertos sectores del profesorado, ni los intereses del mundo laboral, de la política, nada. Tu concepción es que la escuela está en una esfera y la sociedad , en su conjunto, en otra.

Cuarto, es una concepción elitista de la enseñanza. Se esconde en todo el Panfleto la vieja escuela de que los estudios son para los mejores y, aquel o aquella que por circunstancias no buscadas, tal vez impuestas por necesidades, no tenga el comportamiento que algunos entendéis como normal, que se vaya . Y ¿a dónde? A quién interesa. Seguiré dando clase a los buenos y buenas estudiantes.

Quinto, tu concepción de la enseñanza está en consonancia , así lo entiendo, con aquellos que Raimundo Cuesta ha denominado “guardianes de la tradición y esclavos de la rutina”.

Sexto, en todo el escrito no mentas para nada la enseñanza como “ pública” lo que me invita a interpretar, tal vez erróneamente, que la concibes en el marco de “ servicio público” junto con la privada-concertada.

He leído la entrevista que te hace Lluís Amiguet en La Vanguardia y en ella he visto tu amplio y meritorio currículo. He de confesar que al conocerlo dudé en escribirte, pero de “osados es el mundo”.

De la entrevista me asombran tus respuestas rotundas, sin miedo a la equivocación, tu fortaleza de espíritu, digna, de quien tiene pánico a descarrilar. Eres el ejemplo pedagógico de “la España que se rompe”, donde una juventud caprichosa, y
“ pueril” cabalga como Mío Cid, descarriado. De unos padres despistados que, encima, a pesar de que sus hijos aprueban son- los hijos- unos holgazanes.

Pero compañero, quién, según tu, está cuerdo en este país, quién sabe realmente lo que quiere.

PARA FINALIZAR, transcribo unas líneas de dos amigos, que hago mías con lo que manifiesto mi clara postura sobre la educación y escuela pública.

Ambos profesores de universidad: Albert Recio, de la Universidad Autónoma de Barcelona y José María Rozada, maestro en Colegio Público de Asturias y Profesor de la Facultad de Pedagogía de Oviedo.


Son párrafos entresacados de sendas ponencias, la primera EDUCACION Y SEGMENTACION LABORAL Albert Recio (Dep Economia Aplicada, Universitat Autónoma de Barcelona) y la segunda LOE: EL PEOR DE LOS PACTOS POSIBLES de J.Mª Rozada


1ª Sin lugar a dudas la crisis que padece el sistema educativo es preocupante, especialmente desde la perspectiva de quienes, aún, consideramos la educación como un medio para erosionar las diferencias sociales, como un medio de formación integral de ciudadanos y ciudadanas libres, informados y capaces de intervenir en la gestión de las necesidades colectivas. Pero esta crisis del sistema educativo está en consonancia con las tranformaciones en el mundo laboral. Y ambas transformaciones se están orientando en un sentido que socava la base material de todo proyecto social mínimamente igualitario, en el que las personas tienen acceso a un conjunto básico de recursos materiales, culturales que les permite vivir decentemente y participar plenamente de la vida social. Por esto defiendo que el debate sobre el sistema educativo no puede plantearse al margen, del debate sobre el mundo laboral, dado que se trata de esferas fuertemente conectadas y en las que cada una influye sobre la otra. El desarrollo de un sistema educativo plenamente formativo está asociado al desarrollo de un mundo laboral donde todas las personas tengan acceso a empleos que les permiten desarrollar un nivel básico de realización personal y les garantiza un nivel adecuado de derechos y condiciones de vida.


2ª En principio, esta idea de que la escuela pública se hunde de la mano de los pedagogos que han expulsado de ella el conocimiento de altura para dedicarse a entretener al alumnado con juegos y diversiones varias, no tiene la menor base empírica. El profesor Gimeno Sacristán ha publicado por lo menos dos trabajos ("La transición a la educación secundaria", publicado por Morata en 1996 y "La calidad del sistema educativo vista desde los resultados que conocemos", en el libro "El sistema educativo. Una mirada crítica", anteriormente citado) en los que aporta datos suficientes para que podamos afirmar que la escuela secundaria pública es más dura con sus alumnos que la privada con los suyos. Así que estas proclamas a favor de la recuperación de los conocimientos expoliados por la pérfida pedagogía y sus secuaces para poner en
desventaja a los trabajadores con respecto a la burguesía, son más bien desahogos ideológicos que constataciones de una realidad. Cualquiera que conozca un poco la pedagogía y los institutos de educación secundaria, además de saber que la primera no se deja fácilmente reducir a paidología, a tecnología didáctica, a sociología o a gestión de recursos humanos, sabe de sobra que las relaciones entre ellos son muy poco frecuentes y casi clandestinas.
Otra cosa es que en la escuela haya hoy graves problemas para llevar el día a día de la escolarización de unos niños y, sobre todo, de unos adolescentes que ya no son lo que eran. Y no sólo porque la escolarización de masas haya metido a todos en las aulas donde antes estaban nada más que unos pocos, sino porque la evolución de la sociedad ha colocado a la familia y a la escuela en medio de una profunda crisis, ante la cual la izquierda escolar anda tan perdida como el resto. ( subrayado mío)

Por un lado, el neoliberalismo, con sus intentos de mercantilización de la enseñanza, pero también con sus procesos desreguladores del trabajo y sus efectos demoledores sobre el sentido que puede dársele al esfuerzo que requiere el estudio, en tanto que preparación para unas profesiones identificables desde lejos, es decir, desde la infancia y la adolescencia; por otro, el vertiginoso ritmo de cambio social, que impide prácticamente que se dé un reconocimiento hacia la generación adulta por parte de los más jóvenes, base sobre la cual se desarrolló siempre la enseñanza que los docentes de hoy conocemos; y, por último, los efectos de algunos discursos "post" contra la propia institución escolar y hasta contra la razón y la ciencia sobre las que la escuela de la modernidad basó su prestigio, constituyen metafóricamente las tres caras sobre las que se afila la punta de un dardo que hoy envenena la escuela por dentro.

Con afecto y agradeciéndote la atención prestada

José Manuel Barreal San Martín


Maestro de E. Primaria
Asesor del Centro del Profesorado de Recursos del Nalón-Caudal
Áreas de E. Infantil y E. Primaria
Langreo (Asturias)

José Manuel:
Perdona, pero me doy cuenta que pones "Asesor del Centro de profesorado de recursos....etc..etc ". Me parece entender que estás " liberado " de la tiza por algún motivo , si no me confundo...
Las opiniones que puede hacer una persona con " CARGOS " de semejante índole, distan mucho de las que harías si estuvieras " tiza en mano ".( Os olvidais muy pronto de la realidad académica en cuanto aterrizáis en despachos. Suele pasar....)

Paco, no sé de que va el tema ¿ A cuento de que envias semejante bodrio ?. Sin duda para demostrarnos tu sabiduría en Historia...¿ Tiene eso algo que ver con el Panfleto Antipedagógico ?. Te confundiste de foro sin duda.

José Manuel:
Me gustan las manzanas. No te veo futuro como agricultor.
En los IES, a los profesores de EGB, con especialidad, y a los maestros, siempre se nos trató con respeto, y hasta casi con admiración. Lo de "maestrucos", lo entiendo coloquialmente, y es una mención que ensalza la capacidad de los mismos, los "trucos", que empleamos para, para poder dar clases en 1º ciclo de Eso, cada vez más difíciles...
¿Cuándo seremos capaces de ponernos en lugar del otro?
¿porqué no haces un esfuerzo, en ver lo positivo del panfleto?
Se podrían tachar de equívocas y contradictorias tus conclusiones. No voy a desmontarte nada, acepta al menos, que es un panfleto valiente y brillante.

Todavía recuerdo el IES que tenían dos cafeteras: una para los maestros y otra para los licenciados.

Me olvidaba: por supuesto, el personal laboral y subalterno tenían otra.

Vaya, cómo me temía, salió el argumento "ad hominem". Irene, no se trata de " desertar de la tiza". Es un argumento muy casposo. Hay profesorado que entra en el aula,pero sólo entra. Esos y esas hace tiempo que desertaron de la tiza.

Juan, no dudo del trato respetuoso. Comento que en algunos IES.Claro que el Panfleto tiene cosas positivas. Pero también las tiene la LOGSE, y la enseñanza en general y la juventud y ete., etc. Sin embargo, Ricardo en su Panfleto no es precisamente positivo.

Un abrazo a ambos.

En principio y sin más historias, José Manuel, hay que aprender a redactar, dejarse de ese "alumnos y alumnas" tan políticamente correcto como absolutamente papanatas...Lo tercero bajarse de ese escabel de la verdad absoluta y, quizá, pasarse un ratito por las aulas y volver a coger la tiza...y dejar de creerse el líder de opinión que mandó Salomón a las ranas.

Asi que lo de desertar de la tiza, es un argumento CASPOSO...¿ pOR QUÉ os molesta tanto dicho argumento ?. Si tanto te ilusiona la enseñanza, a nadie obligan en semejantes puestos...
No me creo eso de " profesores que solo "entran "en el aula.
Pero no me confirmas lo que imaginé: No curras de profe, sino de " pedagogo, psicólogo, ....ilusionista.en definitiva ".
Te recomiendo urgentemente la vuelta a las aulas para que te RECIQLUES y ver la enseñanza IN SITU.

¿Podríamos serenarnos todos un poco? Estamos entrando en el terreno de la descalificación personal

Estimadas amigas
( redactando bien).Tiene razón Irene: gracias.

Pensaba que se trataba de debatir el " Panfleto...", pero,no.Soy la " diana" de algunas "iras"¿...?
Si tenéis alguna sugerencia o algún argumento,que no dudo de que sí lo tendréis, sobre el Panfleto... vamos a debatirlo; sino ¡por fa...! sed buenos y buenas ( sigo redactando como quiero).

IRENE: RECICLES. No como lo escribiste.
De cualquier manera siempre estoy en ello.


Abrazos respetuosos

MªDolores, estimada, pero cómo me hablas de "la verdad absoluta" y comienzas " sin más historias".

Un saludo

Jose Manuel, dilectísimo...¿Que tienen que ver los c ... con....c.....trigo? Fijate que "historias" suele utilizarse como sinónimo de cuentos...Y como decía León Felipe ya nos sabemos todos.

Mª Dolores, ¡¡¡ vale!!!

La peseta para vos.

¡Salud ! y ya que nombras a León Felipe... y República

Lo bueno de estos temas es que todos hemos sido alumnos y por ello creo tenemos la suficiente experiencia vital en este terreno para opinar. Con todos mis respetos, el 90 % de los profesores que han pasado por mi vida podrían calificarse profesionalmente como mediocres. Son infinitas las anecdotas que todos podríamos contar sobre la rutina insoportable que suponía asistir a muchas clases para enfrentarse a un individuo que se limitaba a cumplir con el programa amparado, eso si, por una ferrea disciplina.
No estamos hablando de educación estamos hablando de modelo social y claro que en eso hay mucho mito. La democracia tambien puede ser uno si se analiza a fondo, porque ¿quien puede afirmar que siempre la ecuación un hombre = un voto es la más acertada o que un adolescente de 18 años está siempre capacitado para ejercer ese derecho?.
Los que apelan a disciplina como solución final son los mismos que no tienen el valor de plantear lo que somos como sociedad y las implicaciones que ello tiene. No somos iguales, pero eso no justifica que finalmente eso se traduzca en desigualdad social. La pregunta es cual es el proposito final de la educacion. La educación es entendida hoy como un elemento para la promoción social y no como un elemento de formación del individuo. Esfuerzo si, pero sabiendo hacia donde se orienta el esfuerzo y con que proposito.
No creo en los modelos rigidos y en los dogmas, en uno u otro sentido, el fracaso de la educación es un fracaso de la sociedad en su conjunto y de su modelo. Son las contradicciones las que destruyen todo proposito de buena educación. ¿Quien no conoce a profesionales excelentes en su especialidad que fuera de ella son autenticos analfabetos ?.¿Que mensaje se lanza cuando vemos a personas amasar fortunas y prestigio social desde el desprecio por la cultura?.¿Como puede compertir la educación con los millones de estímulos con los que se bombardea a los niños?.¿Cuantas personas terminan en la educación porque no tenían otra salida, porque su mediocridad o la falta de posibilidades les impidieron ejercer en aquello para lo que estudiaron ?.¿Como explicar el déficit de profesionales en muchos ambitos mientras las universidades se llenan de gente poco capacitada para desarrollar esos estudios y que finalmente engrosan las listas del paro, se sienten frustradas y en ocasiones, para desgracia de todos, terminan en la docencia?. ¿Es posible seguir manteniendo que es compatible el trabajo de los dos miembros de la pareja a tiempo completo y la educación de los hijos?. ¿Es posible seguir fomentando una sociedad cada vez mas competitiva e individualista y dejar toda la labor educativa en manos de los profesores?.¿Donde estan nuestras prioridades?.
Los que proponen soluciones finales, disciplina, memorización... parchean una realidad con solucines faciles y es precisamente una concepción comoda y simplista la que nos está llevando al desastre como sociedad. Son los hábitos que se han promocionado desde el propio sistema, el que ha puesto como motor de todo el placer y el beneficio a corto plazo. Parece pues paradógico que, desde ese mismo sistema se reclame disciplina para generar, seguramente, individuos mas dociles, con mejor rendimiento pero igualmente simples y mediocres, el buen consumidor educado.

"Gauche pedodemonja"

Comunicación que para este foro me piden que inserte las Sras del Ropero de Santa Eduvigis, las del Cotolengo de Santa María Egipciaca y sus Sres esposos, de la orden del PudoroSO cuEsco ("vulguis pedodemonja"):

"El fracaso de la educación es un fracaso de la sociedad en su conjunto y de sus modelo.
¿Pero cómo no habían de pegar nuestros pobres hijos dos leches a la misearable profesora licenciada en Lenguas Clásicas? Una señora fracasada, hablando claro, a la que ninguna empresa de su ramo contrataba, por mucho sobresaliente cum laude de su tesis doctoral. Una señora sin vocación, una estrecha que no dejaba ni eructar en clase...
El fracaso de la educación es el fracaso de la sociedad y de sus modelos. ¡Pues no faltaba más! Esa mediocre de mierda, que pretendía enseñar declinaciones! ¡Pobres muchachos! ¡Y, encima, exigiendo respeto, la tía!
¡Cómo si los pobres no tuvieran ya bastante con su desgracia!
Es que hay que repetirlo: ¡El fracaso de la educación es un fracaso de la sociedad en su conjunto y de su modelo! ¡Lo que pasa es que el sistema reclama disciplina sólo para generar, seguramente, individuos más dóciles, con mejor rendimiento pero igualmente simples y mediocres, el buen consumidor educado."

Algunos signos de puntuación, tildes y corecciones ortográficas son de mi cosecha. No me sale escribir de otra forma.

El que se pica... Sencillo, sencillo. El profesor y recibe un curso x. El primer día, examen para evaluar el nivel medio del curso, el último día, examen para evaluar los progresos. Con unas condiciones mínimas para todos, el profesor que no logre elevar dos puntos el nivel inicial de su curso, a la calle. Se termino el funcionariado vitalicio.
Las clases grabadas permanentemente, para estar al día de lo que hacen unos y otros.
Cuando los menores muestren comportamientos inadecuados de forma reiterada, estudiando cada caso particular, sanción económica para los padres y toque de atención de los asistentes sociales.
Educacion para los padres, no hay cosa mas compleja que educar y mucha gente no sabe ni esta preparada para ello.
Políticas que permitan que uno de los dos miembros vuelva a estar mínimamente presente en casa y en las vidas de sus hijos.
Eliminar el televisor de la vida diaria.
Planes de estudio realistas y modernos, teniendo en cuenta la generalización de la educación y a quien va dirigida. Es mejor insistir en lo fundamental. Refuerzo y complementos para los que estén por encima y por debajo de la media.
Una formación profesinal digna.
Instalaciones dignas y adecuadas.
Aumento del presupuesto en educación.
Profesores mejor pagados pero aumentando la calidad de la enseñanza, que es pésima. Magisterio es un coladero y un licenciado que aprueba unas oposciciones no es un profesor.
El que sustituye las posibles soluciones con ideas simplistas (disciplina, memorización...etc) es más necio que el más necio de sus alumnos.

Francisco, creo que hay que hacer cambios y estoy de acuerdo con muchas cosas que comentas, pero parece que quieres pasar de la disciplina férrea del profesor que aquí se respira a una especie de inquisición desde fuera (con sanciones para todos)

Es absolutamente lamentable e irritante la facilidad con la que se cuestiona la profesionalidad de las personas en este trabajo. Pero no ya por parte de quienes desconocen las más elementales herramientas del oficio, sino también, y muy dolorosamente, por parte de los compañeros. Amaranta se refería ya a ello en alguna parte de esta página.
Cualquier diferencia metodológica o de concepto hace suponer, de entrada, que eres un desastre profesionalmente. Sintiéndolo mucho (o todo lo contrario: alegrándome mucho) he podido encontrar de todo en esta viña: profesionales estupendos de pensamiento conservador y metodología tradicional y profesionales magníficos de métodos innovadores y planteamientos progresistas. Del mismo modo, y entre ambos polos, también me he topado con algún que otro desastre, pero en muy, muy, muy pocas ocasiones.
En general la formación del profesorado considero que es buena. Los problemas de la Educación vienen por otro camino. Además, el oficio también se aprende con tiempo, paciencia y experiencia. No todos vamos a ser gente maravillosa regalada de los dioses.Pero está visto que prácticamente todos somos un desastre.
Porque...¡Cuánta inquina despertamos en algunas personas! Un amigo dice que en España existe un clarísimo complejo de Edipo escolar. Fíjense en esta frase: "un licenciado que aprueba unas oposiciones no es un profesor". A nadie se le ocurriría decir que un médico sin el MIR no es un médico. O que un maestro sin oposiciones no lo es.
Un licenciado con oposición ya es un maestro, y además con trabajo. Luego, con la experiencia, podrá ser mejor. Pero no hay derecho a negarle una condición.
La desconsideración profesional del discrepante es absolutamente inaceptable. Por ejemplo: hay quienes pensamos que en muchos centros se necesita disciplina. Naturalmente que no se trata de una disciplina llevada al ridículo, como alguno quiere, militar, carcelaria, tiránica... Se trata de aceptar normas esenciales de convivencia y de generar el respeto que el alumno, pero también el profesor, necesitan como personas, todo lo cual está muy claro en la Constitución, en el derecho generado por nuestro sistema político y, sobre todo, en el sentido común. Pero he aquí que quienes defendemos estas ideas somos el asco de profresionales que se retrata más arriba, esa especie de tiranos babosos con oposición.
Pero algo, digo yo, debe pasar, cuando, por ejemplo, un estudio de la Fundación Jiménez Díaz, coloca a un 73% del profesorado de Madrid en riesgo de padecer ansiedad o depresión, o cuando diversas fiscalías provinciales, con más reflejos que las autoridades de Educación, comienzan a tomar medidas para proteger la figura del docente al comprobar que las noticias sobre Educación están ya más cercanas a las páginas de Sucesos que a las de Cultura.
Si se quiere ver...
(Léase aquí el último párrafo de Francisco que está algo más arriba y constátese todo cuanto llevo dicho).

No hay inquisición si las decisiones son consensuadas. Lo que no me parece admisible es que se hable de que la educación está mal, como si esta fuera un fenómeno aislado del resto de la problematica social. Vamos a seguir siendo los mismos, la misma sociedad, pero para que estos no se muevan les damos caña. Cuidado con las contradicciones y con tratar de apretar por donde resulta más facil y comodo. Lo que quiero decir es que antes de sacar el palo tenemos que admitir que los mayores lo estamos haciendo muy mal. Por mi trabajo veo a muchos papas cultos y formados que no saben relacionarse con sus hijos en los pocos momentos que disponen de convivencia real, porque nunca la han tenido. El bebe desde los cuatro meses en la guardería, madrugón, comedor escolar...ahora no que papa está muy cansado y luego a ponerse como una fiera cuando llegan las notas del trimestre. No hay familia, no hay grupo ni barrio y el profesor es un señor que llega, suelta su discurso y se va. Si alguno intenta implicarse un poco más de la cuenta... molesta. Si denuncia la situación personal de un niño, molesta. Si propone mejoras que impliquen más trabajo, moleta. Vamos a cumplir con el programa y para casa. ¿Por qué hay centros educativos públicos en todas las comunidades que destacan por encima de los otros sin que ello responda a una variable concreta?. Porque en esos centros coinciden un grupo de profesionales implicados, normalmente dirigidos por una persona excepcional, trabajadora, motivada y con vocación por la enseñanza.Logran implicar a los padres y a los alumnos, se ganan su respeto y logran resultados. ¿Que sucede en la mayoría de los centros con estas personas? Que son apartadas y toman el mando los mediocres, los incapaces, los comodos, los medradores...

Esto se está convirtiendo en un nido de serpientes.... Me empieza a dar asco entrar en el blog .
Desde luego eso del Corporativismo, por lo que veo no se estila aqui.( mediocres, incapaces, cómodos, medradores...)
¡Apañaos estamos ¡

¡Claro que una licenciado que supera el MIR no es un médico!. Estoy seguro de que si un hijo suyo tuviese que ser tratado por una grave enfermedad usted preferiria un médico de contrastada experiencia y no el primer salido de la facultad. La educación es una cosa seria, tan seria como la salud, el problema es que la sociedad no es consciente de ello y por eso los padres somos negligentes, la formación y la calidad de la enseñanza son mediocres y estamos construyendo una sociedad con muy malas pintas.Pero creo sinceramente que el 80% de la responsabilidad es de los adultos.

Para una grave enfermedad es posible que buscara al mejor. Pero para una enfermedad más que diagnosticada y con un tratamiento más que claro me bastaría con un buen médico.
Así, por ejemplo, para enseñar a mi hijo a poner tildes me bastaría con un buen maestro que supiera ponerlas. No lo llamaría, por tanto, a usted...
¿Qué empeño es éste de pedir a los enseñantes la genialidad y el martirio? Pídaselo Vd. a Vd. mismo. Fórmese Vd., porque a lo peor no esta Vd. dentro del grupo de los electos, como todo parece indicar.

Si sus argumentos son esos, los de un profesor insatisfecho y bastante amargado, como suele ser la norma, tampoco le considero a usted muy adecuado para impartir nada a mis hijos. Entre usted en el debate y dejese de tildes, muy mal lo tienen que estar haciendo ustedes, cuando, efectivamente, el porcentaje de personas que llegan a la universidad, sin saber escribir correctamente, sin comprender bien lo que leen es abrumador. Conozco a profesores rurales que tuvieron que hacer frente a cursos con niños de distintas edades, sin medios y lo lograron, y veo hoy a otros con 15 alumnos de siete años y son incapaces de enseñarles a leer y escribir correctamente.Si quiere usted que bajemos a lo personal y le cuente mi trayectoria personal no me importa, pero no me confunda usted con unos de esos padres que va al colegio sin saber lo que se cuece dentro. No soy un docente pero he tenido la ocasión de vivirlo desde dentro, durante muchos años y en bastantes centros como para saber de lo que hablo. Siga usted hablando de tildes que así nos va la cosa.

Y,por cierto, podríamos hablar del porcetaje de profesionales de la enseñanza que hacen faltas de ortografía, que tienen una caligrafía ilegible, que no leen nada que no sea el manual, etc, etc, etc.... claro está, son hijos del sistema educativo.

por favor, este blog es para debatir el panfleto antipedagógico y lo que se derive de él, moderen todos un poco el tono o no se podrá debatir nada

Tiene usted toda la razón Laura, pido disculpas si mi tono ha sido excesivo. Lo que me preocupa es que no veo autocrítica, no veo auténtico debate. No puedo entender que la educación sea tratada como algo aislado del contexto social. No entiendo el corporativismo ni el espíritu funcionarial.
La cosa está como para deprimirse y darse de baja en muchos sitios. El que tiene un contrato basura también se drepime. No busquemos culpables y tratemos de encontrar soluciones que no pasen por criminalizar a alguien. Es cierto que la situación esta mal. Yo asisto a situaciones preocupantes todos los días, agresíones verbales, gritos, consejos disciplinarios, destrozos del mobiliario, pasotismo, abuso de drogas... pero ni se me pasa por la cabeza que los culpables de esta situación sean únicamente los alumnos y que todo se pueda arreglar con disciplina. Si un profesor considera que su mundo se circunscribe dentro las cuatro paredes de su clase fracasará seguro y de esos hay muchos desgraciadamente.
Pensar que la educación puede mejorarse únicamente desde las decisiones políticas es un error.Los padre, arrastrados por un modelo competitivo y por una escala de valores errónea, solo están interesados por el aprobado y no por una formación integral. Sin el compromiso de todos no hay solución posible.
¿Es posible alcanzar un compromiso mínimo por la educación y el futuro de nuestros hijos?.

-Competitividad y mejor formación del profesorado.
-Medios económicos suficiente.
-Programas que desarrollen aspectos fundamentales.
-Programas que incidan más en las tecnicas de aprendizaje, estudio, memorización,análisis,síntesis, comprensión, crítica sin dejar de lado los contenidos.
Programas vivos y realistas (mi hijo de 7 años me hace preguntas sobre la cultura egipcia y en Conocimiento del Medio le enseñan cosas como brazo, pierna, mano...).
- Que educación y con que propósito.
-Formación para la convivencia y el respeto, alguien tiene que empezar. (Invito a quien lo desee a pasar 15 minutos en el recreo de cualquier colegio, es un experiencia única. Cuando pregunto por qué no hay una actividad tutora, no pasiva, en ese momento fundamental de la convivencia escolar, me contestan que es el momento de tomar el café para los profesores.)
Puede que el sistema escolar haya fracasado por ambicioso. Puede que determinados programas precisen un esfuerzo complementario para el que no hay medios ni voluntad, simplemente porque reclaman más trabajo y más tiempo.
Muchos padres sustituyen el tiempo por una buena dosis de gritos, algúnos profesores también.
Ese niño que contesta a un profesor, que fracasa en sus estudios, que se droga los fines de semana (cifras alarmantes) puede ser el mio o el suyo, no creo que los docentes sean una casta aislada. ¿Sigue creyendo que la falta de disciplina es la causa de todos los males?.Padres y profesores dejemos de mirarnos el ombligo, asumamos nuestros errores y busquemos las causas profundas de nuestro fracaso.

Se lee más arriba:
"Yo asisto a situaciones preocupantes todos los días, agresiones verbales, gritos, consejos disciplinarios, destrozos de mobiliario, pasotismo, abuso de drogas... pero ni se me pasa que los culpables de esta situación sean únicamente los alumnos y que todo se pueda arreglar con disciplina."
Admirado quedo. Angelitos... Víctimas de un sitema que les obliga al insulto y los destrozos. Perdonémosles, porque no saben lo que hacen.

Para su respuesta si que no hay palabras.Digo "únicamente". Sr. Puturrú, definitivamente no le quiero a usted como profesor de mis hijos, espero, por el bien de todos, que no siga en la docencia.Le convendría dirigir alguna organización de víctimas del sistema educativo, oportunamente politizada.Le invito a que nos abra su corazón y su mente y nos cuente lo que le ha sucedido a usted en el ejercicio de su profesión.¿Que le han hecho sus alumnos?.
La falta de debate en este foro me parece un signo bastante esclarecedor de lo que está pasando en el interior del sistema educativo y me entristece.
Mucho ruido oportunista y poco contenido.

fRANCISCO, ¿ a quién quieres tú como profesor de tus hijos ?. Al profesor que por pena ( pobre chaval que se droga, pobre chaval que sus padres se separaron...) permite y consiente a dicho "elemento " y a otros, que alteren, boicoteen y falten el respeto a compañeros y profesores. ¿ Le estaremos haciendo algún bién al consentirle, y saberlo él de antemano, que todo le está permitido ?. Seremos responsables de su inmadured . Tarde o temprano tendrá que incorporarse a la Sociedad y entonces seguramente seguirá repitiendo los mismos modos de comportamiento que en el Instituto...pero ya será algo tarde. ( Y veo hasta razonable que pueda RSPONSABILIZARNOS de nuestra dejadez manifiesta) . Asumo mi responsabilidad, aunque para no crearme demasiados remordimientos diría que " yo solo era un engranaje de la burocracia educativa "

Mario, entiendo lo que me dices y lo comparto. Lo primero que tenemos que admitir, es que la situación es tan mala, se ha degradado tanto, que nos resulta imposible hacer un analisis sereno. Es una situación que no se ha querido ver incluso desde el interior del propio sistema. Seamos sinceros y digamos cuantos centros han preferido mirar para otro lado, cuantos profesores se han sentido solos frente al problema. Los padres no quieren ver y no son malas personas, muchas veces también están desbordadas por las circunstancias. Están atrapados en el sistema, buscan consejo y no siempre lo encuentran. El numero de adolescentes y niños que agreden a sus padres se ha disparado. En Francia los centros de reeducación trabajan a destajo. Claro que hay que combatir esos comportamientos y eso me ha generado más de un problema, porque no he tolerado actitudes violentas o insultantes hacia compañeros o profesores en mi presencia. Pero dime si no es verdad que muchas veces los adultos miran para otro lado como si no fuese con ellos. Somos responsables todos de esta situación. Es necesario que empecemos a contar lo que pasa, pero sin hacer recaer toda la responsabilidad sobre los niños o los adolecentes, son nuestros hijos y algo estamos haciendo mal. No entiendo esta distinción entre buenos y malos porque salvo contadas excepciones el nivel de educación, de civismo, es muy bajo y vamos a peor.¿Crees que es suficiente con sancionar?.¿Estamos solo ante un problema de disciplina o es algo más profundo que afecta a nuestro modo de vida, a nuestras elección de prioridades?.
¿Que harías tu para mejorar el sistema?.
Un saludo.

¡Oh, qué enfadado le veo a Vd., D. Francisco!Tanto, tanto... que voy a hacerle caso y abrirle mi corazón,como me pide, contándole mis traumas personales:
Don Francisco, los muchachos de mi centro me toman a pitorreo y se ríen de mí.
Pero no es eso ÚNICAMENTE: soy hijo de padres separados y nunca pude superarlo.
Pero no es eso ÚNICAMENTE: mi mamá no quiso comprarme nunca el Scalectix y sufrí un trauma horrendo por diferencias de trato.
Pero no es eso ÚNICAMENTE: siempre quise ser rubio y alto y no moreno y gordito.
Pero no es eso ÚNICAMENTE: en el cole ligaba menos porque los demás tenían dinero para invitar a cocacola a las chicas.
Pero no es eso ÚNICAMENTE: me suspendió las Matemáticas un pobre desgraciado y tuve que tirarme todo un verano estudiando logarítmos y derivadas, algo que nunca he podido superar.
Pero no es eso ÚNICAMENTE: unos malos amigos me metieron en la droga y tuve que dedicarme sin remedio a dar palos en estancos y gasolineras, para el gasto.
Y así sucesivamente. Ya sabe: la educación, la familia, los amigos, la televisión, la sociedad, la Iglesia Católica, la Protestante, el sexo, las drogas, el rock, las diferencias de clase, las lecturas inapropiadas... Todo es tan... complejo.
Afortunadamente, a mí me salvó un libro: la "Historia del Teatro Español", de Francisco Ruiz Ramón, en el que al llegar al capítulo de Echegaray se leía algo así (cito de memoria): si el espectador contemporáneo no tuviera la salida de la risa, el teatro de Echegaray sería la más macabra de las torturas chinas. Desde entonces, siempre me he tomado a chunga saludable todo lo que me sonaba a Echegaray, y, por ejemplo, mis intervenciones aquí han sido redactadas, hasta las más hiperbólicas, con verdadera hilaridad.
Pero su intervención me ha cambiado el destino. Yo soy un pobre desgraciado: mi profesión, mi familia, mis circunstancias, las de Ortega, la sociedad, la televisión... Por lo tanto me siento con derecho a hacer nuevos propósitos de vida, que todo el mundo comprenderá, perdonará, y, si cabe, aplaudirá llegado el caso:
- Voy a rayar el coche nuevo de mi Director, el tío imbécil.
- Le voy a pinchar las ruedas a la nueva de Matemáticas, que no me deja hacer con ella esas cositas que tanto me gustan. De paso superaré así el trauma de mi suspenso adolescente.
- Voy a romper las vidrieras de la iglesia románica de mi barrio, que está recién restaurada, para joder al tonto del cura, que me cae gordo.
Todo el mundo me comprendera... Mi vida ha sido tan dura...La sociedad, la familia, la televisión, el suspenso en Matemáticas, las drogas...
Le informaré de todos mis nuevos proyectos. Prometo nunca más tomarme la vida a guasa, como si leyera a Echegaray.
Un abrazo afectuoso por descubrirme todo un mundo de liberación.

¡Pero querido compañero! Puedo comprender cualquier desviación ético-estética, pero no me negará que leer a Echegaray no tiene perdón de dios, hombre.
Ya, ya veo que Ruíz Ramón siempre contemporizando pero ni el humor ni nada, hombre.
Sin asideros y ÜNICAMENTE.

Hay algunos que lo mismo podrían haber sido "madero" que profesor. Aunqe igual salieron ganando siendo ambos a la vez.

Mª Dolores, La literatura de Echegaray sigue vivita y coleando. Lea Vd. algunas cosillas que andan por esta bitácora. Por ejemplo, a la intervención anterior le pone Vd. tres o cuatro signos de admiración al principio y otros tres o cuatro al final y se le queda un perfecto fin de acto de "¡LOS CULPABLES SOMOS TODOS!", que podría llevar por título la obrita. Después sólo queda escribir: TELÓN.

Rocio, ¿ Tu crees que alguien sensato , podría alternar el papel madero-profesor ?.¡¡ ¡ Estamos en un estado de derecho¡¡¡Fijate que incluso estamos dispuestos , a que alguna alumna con ganas de "jodernos", nos demande por Acoso sexual sin comernos ni bebernos nada ( No se pondría en duda por supuesto su credibilidad PERO SI LA NUESTRA. SERIAMOS NOSOTROS los que tendriamos que demostrar semejante tinglado . ¿ Como se nos quedaría el cuerpo después de haber salido en los periódicos como presuntos acosadores, ....y demás ( Te hablo de datos reales de gente cercana en un Insitituto conocido. Habla con ellos ....a ver

Como este foro no se creo para tratar los síntomas del autismo...¿Alguien se imagina al señor Puturrú y compañía al frente de una clase de adolescentes de última generación?. Bueno, cuando el mal es tan visible, no hablamos de cuatro gamberros. Cuando la estadística refleja un fracaso tan amplio. Cuando los niveles de civismo, respeto, comportamiento, han caido tan bajo, también entre los adultos, algo estaremos haciendo mal TODOS. No creo que la pedantería y la soberbia sean el camino.
Me comentó mi hijo, en una ocasión, que el ambiente de su clase no era bueno. Una grupo de niños tenían un comportamiento agresivo, no dejaban de molestar e interrumpir el ritmo constantemente. El resto de los niños se contagiaba de este ambiente y la profesora se sentía desbordada. Como no me gustó nada el tema hable con ella y le pedí que no tolerase las faltas de respeto, incluyendo a mi hijo, hacia su persona. Estamos hablando de niños de 6 y 7 años.
Cuando se trató el tema en el consejo escolar, se llego a la conclusión de que estos niños en su mayoría procedían de familias con problemas. Se inició una labor conjunta con los asistentes sociales, inspectores, etc y se lograron progresos notables.
En este centro algunos profesores han tenido el valor de denuciar situaciones extremas y trabajando en equipo con otros organismos se han atajado situaciones preocupantes cuando hay que hacerlo, cuando empiezan a manifestarse.

Hay un ambiente general de tolerancia. Los niños son tratados como adultos y estos se comportan como si lo fueran.No hay una labor diaria, tediosa pero necesaria de educación, de reiteración y cuando el problema desborda solo se aplica disciplina.Los niveles de civismo, respeto al otro, saber estar, son muy bajos en general,esto se refleja claramente en los contenidos de muchos medios de comunicación.

Es que es muy triste que un profesor tenga que comportarse como un "madero". Es triste que la policía tenga que estar en la puerta de los colegios. Es triste que los colegios se conviertan en carceles con detectores de metales.
Algunos paises de nuestro entorno, no precisamente laxos en materia de disciplina, estan viviendo situaciones que solo ahora empezamos a conocer.

A los que andan por este "blog":
¡He cumplido mi primera promesa! ¡Le he rayado el coche nuevo a mi dire y le he rajado, además las cuatro ruedas!
¡Qué liberación! Esto de ser una víctima del sistema es fantástico. Ya saben...: mi mamá no me mimó, la publicidad me crea ansiedad, no tengo tolerancia a la frustración. El mundo me ha hecho así porque nadie me ha tratado con amor, porque nadie me ha querido nunca oír. Ser una víctima es fantástico: ni la más mínima sombra de culpa, esa gangarrera carcamal.
(¡Y cómo chichaba el tío!¡Purito Echegaray!)

pedante (del it. "pedante")
1 (ant.)*Maestro que enseñaba la gramática a los niños yendo a las casas.
2 Se aplica a la persona que hace ostentación presuntuosa e inopotuna de sus conocimientos, así como a su tono, a sus palabras, etc.
Curiosa la etimología.
¡Más cárceles y menos escuelas! Ni atados a la silla le soportarían a usted.

¡Dios mío! ¡Y con el trabajo que me ha costado bajar el nivel para que me entienda, que hasta he tenido que recurrir a la parábola, como Cristo hizo para los su "pueblo de dura cerviz"!

Francisco:
Sus argumentos me suenan un poco a los de la administración.La culpa es de todos.La sociedad es la culpable.
Digo yo que algunos tendrán más culpa que otros.
Con la disciplina no se resuelven los problemas,pero los nenes de hoy en día necesitan mayor dosis de disciplina.
Los profes no somos monjas ni ONGs para intentar salvar a la humanidad.Le recuerdo que somos trabajadores.
Cuando un ciudadano va con malos modales a un sitio(tienda,banco,comercio...)lo largan a la calle,y no se paran a pensar tanto como usted hace, en las motivaciones sociales de su conducta.
Es verdad que los nenes son así por culpa de muchas cosas,pero los profes ni tenemos tiempo,ni podemos arreglar esas cosas.
No nos pida a nosotros que hagamos lo que no hace la administración,los papás,la TV...
Además,cuando los profes proponemos alguna medida para intentar resolver estos problemas ,los de arriba no nos hacen puñetero caso.Ellos piensan y deciden.
Pero cuando hay problemas concretos nos dicen que pensemos nosotros en resolverlos.Se quitan el mochuelo de encima.

¿Cree usted, Puturrú de Foie (no confundir con foi, en su caso mauvaise foi), que merezco yo un solo minuto de su atención.?
Si pretende usted continuar con su labor pastoral, iluminándonos con parábolas, hágalo de forma que nos resulte grato a todos, a ser posible en verso.

Tiene Vd. toda la razón: no merece un solo minuto. Alguien que entró en esta página a saco, como elefante en cacharrería, insultando, con un evidente odio hacia nuestra los que estamos en nuestro trabajo, no merece la pena polemizar con él, salvo que se tengan cartas escondidas en la manga. Si he polemizado ha sido por sacarle de sus casillas algunas cosillas que usaré en su debido momento.
Pero ya he terminado.
Amén.

Siento coincidir totalmente con los razonamientos de Panfleto Antidemocrático, pero supongo que no ha incluido los verdaderos motivos por prudencia y estar viviendo del tema. Pero yo que únicamente lo sufro mensualmente en mi sueldo después de cobrarme por todo: sanidad, educación, seguridad, asistencia social, ... un Gobierno y una Administración formada por necios, incompetentes, despilfarradores e inútiles (pues yo tengo que pagar un colegio concertado a mis hijos para evitarles el fracaso escolar, tengo que pagar una Mutua Médica para evitar unas listas de espera mortales para el paciente y poder elegir un especialista con una titulación válida y para colmo la Consellera nos dice que contratemos una empresa para garantizar nuestra seguridad. Tendrían que estar picando piedra semejante pandilla de vagos, maleantes y oportunistas que viven de engañar y aprovecharse del trabajador.

He leído con verdadera fruición su "Panfleto". Lo he conocido porque me enteré de la creación de una nueva editorial, Leqtor, y me interesó.
Soy Padre, mis hijos tienen 18 y 14 años, y siempre me ha preocupado la enseñanza;creo que es la base fundamental para tener una sociedad más justa y más libre.Todo esto ya ha sido dicho cientos, miles de veces,pero este es el camino. Le animo a que continúe en esta línea, falta nos hace. Un saludo

esta vez os gustará lo que digo: estoy indignada por esta noticia y me gustaría que aportaseis más información si conocéis el caso: http://www.csi-csif.es/clm/Sections-article189-p1.html

Laura, claro que esto me gusta, y más tu indignación ...muchas veces leía cada cosa tuya...
Pero este tema que planteas no es nuevo. Estamos acostumbrados a que las reclamaciones de los alumnos respecto a sus notas, prosperen todas cuando llegan a las Consejerias. Estamos habituados a los frecuentes Varapalos a los profesores ( El profe suspende y la Consejería aprueba...¿Como se come esto ? ). ¿ Y quieren calidad en la enseñanza , calidad es aprobarlos a todos ? Profes que se han visto envueltos en semejantes tinglados ante la más mínima duda optan por el aprobado fácil. ¡ Se te queda el cuerpo que pa qué...¡ Pero estos casos no se pueden permitir por parte de los Sindicatos, que presumiblemente están para defendernos ..por que nosotros ya se sabe lo que somos INSOLIDARIOS A TOPE. Como sigamos tragando y tragando...vamos por mal camino. ( Yo que siempre fuí defensora de la Movilización a nivel masivo, sería un buen motivo de apoyo a nuestros compañeros , que ahora los tocó a ellos y mañana a cualquiera de nosotros). Saludos Laura.

Laura, la noticia que envías sobre la "represión" de los docentes en Cuenca es una más de las tantas cacicadas que suelen ocurrir por parte de algunos "personajillos" con el culo asentado en los sillones. Pero también muestra que los sindicatos sirven algunas veces.

Y que la compañera Irene aprovecha para poner el ventilador y mezclar churras con merinas.

De cualquier manera que lo ocurrido en Cuenca ( y que no es nuevo) no nos haga "mártires de la causa.

La casualidad ha hecho que su libro "Panfleto Antipedagógico" haya caido en mis manos. Estoy de acuerdo en la mayor parte de lo que expone en él.

Al leerlo, me ha venido a la memoria la forma en la que he sido educado y formado. Desde los comienzos en un pequeño pueblo de Navarra, pasando por la Escuela de Formación Profesional, hasta terminar la Universidad primero como Ingeniero Técnico y después como Ingeniero Industrial. Quiero participar con ud. que sin los Profesores que me transmitieron la Cultura del Esfuerzo, en mi opinión, esto no hubiera sido posible. Sin los Profesores que primaban el derecho de los que queriamos aprender tampoco.

Añadiré que soy Padre de una niña de 6 años y de un niño de 4. Mi forma de acercame de nuevo a la Educación fue la de realizar el C.A.P. Pensé "ya que voy a ser actor de la formación de mis hijos, por qué no adquirir unos conocimientos y a la vez ver a algunos de los futuros Educadores/ Formadores?". Me ha servido de mucho: conocer la Ley, derechos, deberes, disfrutar de algunas Ponencias... y salir defraudado de la actitud de la mayoría de los asistentes al Curso. Mi percepción fue que había pocas vocaciones y mucho utilitarismo. Lo importante es tener el CAP, no el adquirir conocimientos.

Terminaré diciendo que creo que tenemos un problema que a corto plazo va a ser todavía mayor. Así que me uno a alguno de los sentidos del Panfleto: hagamos algo ya!

José A. González

No soy maestro de ESO ni profesor de instituto, tampoco de universidad.

He decidido participar a partir de leer en el diario "El Punt" (25 d'agost del 2006) la carta que seguidamente traduciré del catalán. Los problemas que uds. abordan no son temas académicos, se trata de un problema que mina nuestra sociedad: la educación en la familia, en la escuela, en el instituto, en la universidad, en la calle, en el trabajo...

Espero que uds. sepan dar respuesta a está carta enviada por una maestra o profesora de instituo. El escrito señala un problema humano que, perdonen el calificativo pero lo creo justo, no se puede tolerar si queremos una sociedad sana en todos sus niveles.

Perdonen mi castellano, no es milengua habitual, ni hablada ni escrita.

"Vacaciones de una maestra"

Vacaciones, bendecidas vacaiones; añoradas vaciones, fugaces vacaciones. Siete dias al Goierri es poco tiempo para aprender un idioma aún más frágil que el nuestro; poco tiempo para gozar de la intesidad de aquellos bosques. Poco tiempo de serenidad y tranquilidad: poco tempo de anonimato.
hace más de siete años que mis únicas vacaciones son el anonimato. Si deseo unos días tranquilos he de irme lejos porque ellos y ellas también se desplazan, y el pueblo de al lado y el pueblo de al lado del de al lado están asu alcance de sus priimeros coches y de sus ensordecedorasmotos. A lo largo de estos años he tenido tiempo de sentirme de muchas formas.

Incrédula: ¿cómo es posible que alumnos a los que nunca he dado clases me insulten, me griten i me sigan por las calles? Insegura:, con temor a salir de casa, encontrarmelos em cualquier esquina y quedarme paralizada, avergonzada, temblorosa y sin aliento al oir sus alaridos y sus imprecaciones.

Angustiada por un sufrimiento que a estas alturas aún no sé como quitarme de encima. Sola: aún me da vergüenza explicar lo que me está pasando. Sola del departamento de Educación, sola del Centro donde trabajo: Sola ate los EAP y otros Psico.

Seguramente no he sabido pedir ayuda, probablemente. Resulta muy difícil pedir ayuda cuando piensas que lo que te están haciendo solo te lo hacen a tí; piensas que alguna cosa debes hacer mal. Resulta muy difícil pedir ayuda cuando te avergüenzas de lo que está pasando porqué eres débil y poca cosa y crees que si lo dices a los compañeros, a la dirección y a la inspección te verán así: débil y poca cosa.

Estas vacaciones al Goierri, aquellos árboles de cuento de hadas me han dado fuerza para dar éste paso: Con voz alta, clara y firme; mirando a los ojos a tdos digo: ¡los alumnos me maltratan, ayudadme!

Si conocéis alguna asociación de maestros maltratados por los alumnos os agradecería mucho que me hiciesis llegar la dirección; la mía es: cati@tinet.org. En caso contrario, la habremos de crear nosotros.

Caterina Zaragoza. Amposta (Montsià) Tarragona."

Hasta aquí la carta de esta profesora. ¿alguien cree que este es un hecho aislado? Amposta no es muy grande, ¿cuántas Ampostas hay en España? Dudo que sus compañeros de instituto ignoren los hechos. Conozco la comarca, se como se vehiculan las acciones, el acoso en ese territorio.

No espero nada de la capacidad crítica de los legisladores, sería poco inteligente de mi parte. Tampoco del trabajo de los pedagogos, especialistas en todo y conocedores de nada. Menos aún de los que se dedican a asesorar desde la lejanía como se ha de educar a unos niños y niñas, a unos jóvenes que llegan a la escuela, al instituto sabiendo algo, ésa es su memoria: todo es lícito, todo vale para conseguir lo que desean; ellos son quienes verdaderamente llevan el timón de su casa. Quien nada ha hecho por la sociedad, no solo ha de ser mantenido a todos los niveles, obedecido, mimado, ensalzado y respetado. El inexistente respeto hacia sus padres, se lo han enseñado sus propios pogenitores, tiene su expresión en las aulas y con total impunidad, el maestro, el profesor es un pagado, cobra un salario... y si es mujer...

Por favor, miren si la
pueden ayudar haganlo. Es un ser humano acorralado. Y los responsables somos todos, somos nosotros los que no pdemos mirar a los ojos ha una persona a la que hemos llevado, por acción u omisión, a esta situación.


Leo el caso anterior y se me viene el alma al suelo .... Porque personalizo y un dia de estos me puede pasar a mi.. Verdaderamente es deplorable, vergonzosa, deprimente, imperdonable....dicha situación. ¿ Como hemos podido permitir que estas aberraciones puedan darse contra los profesionales de la enseñanza ? No esperarán que yo vote a esta pandilla de sinverguenzas....

Me parece todo bien
Resulta que despues de hablar durante mucho tiempo seguimos iniciando cursos nuevos, ricibiendo alumnos nuevos, ... todo nuevo. En realidad todo es viejo y se repite inexorablente el 'diseño'. Hay que plantear una ley de educación alternativa fundamentada desde el profesorado. No se puede tolerar que cada ministro/a, consejero/a, se le permita 'inventar la sopa de ajo'.
Hay que promover un macro encuentro de professores para salir en los noticiarios y hacernos sentir explicando a la socidad nuestras propuestas y alternativas al sistema actual.

Hace años empecé a enseñar. Lo hice con ilusión. Procuré estar al día y seguí estudiando, no solo cosas relacionadas con mi materia. No quería quedarme estancada. Intenté ayudar a los alumnos con dificulatades, con problemas, y también me impliqué con los alumnos sin "problemas" Algunos salieron adelante, otros se quedaron en el camino. Muchos consiguieron lo que querían. He trabajado con cientos de personas. Pero, de repente, todo cambió. Ya no trabajo en la enseñanza, ya no trabajo en nada. Casi no salgo de casa. Leo con estupor el odio y el resentimiento de unos y otros. Me produce mucho dolor ver como nos destruimos, la violencia entre los profesores, los pedagógos. Nadie escucha a nadie y todo el mundo tiene razón. He vivido la violencia de los alumnos, y sufro las secuelas. ¿Cuánto queda para que sea un hecho la agresión de un profesor a otro? ¿No podeis hablar y buscar soluciones razonadas sin caer en el insulto? Y digo "podeis" porque yo ya no tengo fuerzas para nada. Soy una ex-profesora sin ilusiones, sin motivación y con miedo, con mucho miedo.

¿ Quién es capaz, quién se atreve, quién osa decir que nuestro sistema educativo es Excelente ?.Me da verguenza, asco, pena y miedo...mucho miedo, cuando leo mensajes de ex-profesores hundidos . ¿ Quién es capaz de arreglar esto, de devolver la ilusión, de dar felicidad a quién la perdió, de dar fé en el sistema educativo?. Yo reclamaría daños y perjuicios por semejante desastre y humillación a mi vida.

Acabo de leer PANFLETO ANTIPEDAGÓGICO y es la primera vez que entro en este foro. Llevo 19 años en Secundaria (Privada y Pública). Desde 1995, tengo dos especialidades por oposición y acceso libre: FILOSOFÍA y PSICOPEDAGOGÍA. He sido Psicopedagogo y Orientador de IES durante nueve años (1995 a 2004). Ahora he vuelto a ser profesor de Filosofía, trabajo menos que como psicopedagogo de IES y me es más gratificante: ya no escribo informes inútiles que la Administración ignora y tengo más tiempo libre. El aula nunca la he dejado por propia iniciativa: siendo orientador, solicité que una parte de mi horario (hasta cinco horas semanales) fuera directamente lectivo. Di clases en Diversificación de 3º y 4º ESO. Estoy básicamente de acuerdo con Ricardo Moreno en casi todos sus planteamientos, digamos al 95%. Yo escribí, como Psicopedagogo, cosas parecidas en la propia revista ESCUELA: "Cómo atacar el desastre educativo", 13 noviembre 2003. Mi artículo sentó muy mal a dos profesores de universidad y tuve que contestarles con otro: "Diversificación e Itinerarios", 12 febrero 2004. Yo no voto al PP, pero defendí los Itinerarios, como mínimo desde los 14 años. Por cierto, la actual Diversificación de la LOGSE es un "Itinerario" y reciben el mismo título ESO, no tiene por qué ser discriminatorio ni elitista... El desastre educativo lo están pagando los pobres,que no pueden pagarse una Privada. Es impresentable la PRAXIS de la Administración con los alumnos descolgados o incivilizados (no me hablen de leyes) y con sus profesores, transmisores de la civilización. Estamos "ascendiendo" a guardería y haciendo funciones de cuatro Ministerios a la vez: Educación, Asuntos Sociales, Sanidad e Interior. Porque este Estado no sabe qué hacer con los alumnos inadaptados. En todo caso, sólo reciben ayudas los "tontos", pues los "superdotados" no existen, para ellos es impensable una Diversificación (este país siempre ha tenido miedo a los listos)... Todo esto lo tengo escrito en mi libro EDUCACIÓN GLOBAL, YA, de 2003 (www.e-libro.net) y en otros (www.pedromendoza.com). Si queremos cambiar algo, los profesores debemos "reciclar" nuestro malestar en propuestas concretas, que no siempre serán las mismas en cada centro. No insultarnos, no "divertirnos" con gracias que nos dispersan, esto no es un juego (al menos, para mí). Descartar la tendencia de "atacar" al profesor que propone iniciativas, seleccionar las mejores y seguir avanzando. Yo no veré ya los frutos de la Reforma (si es que llega), pero me gustaría que el país donde he nacido fuera menos cutre. Gracias a todos.

Las dificultades para culminar la educación obligatoria resultan insalvables para la mayoría de la población gitana. El 80% del alumnado de esta etnia no termina la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), según un estudio de la Fundación Secretariado Gitano, que ha analizado las respuestas de 800 escolares de 118 institutos de toda España. La falta de motivación conduce al absentismo y éste al abandono de los estudios, concluye el informe. El estudio cifra la asistencia a clase entre el alumnado gitano en 4,2 sobre 7. Entre la población no gitana es del 6,1.

Las medidas para "favorecer una mayor asistencia y motivación" entre el alumnado gitano son fundamentales, dice el informe de la Fundación Secretariado Gitano, para conseguir atajar el enorme fracaso escolar que se produce dentro de este colectivo. Alcanza el 80% en los alumnos de esta etnia, frente al 30% de media nacional, según informó la semana pasada el Ministerio de Educación. El 68,5% de los escolares gitanos asegura que no le gusta estudiar (28,5%) o que está desmotivado (40%), frente al 46,9% del alumnado payo que ofrece estas mismas respuestas sobre su interés por los estudios.

Entre chicas y chicos, la progresión escolar presenta grandes diferencias. Ellas acceden en menor medida a la ESO (de cada 100 alumnos de esta etnia en 1º, sólo 37 son chicas), pero se mantienen en el sistema educativo más tiempo (en 4º el porcentaje se invierte hasta el 63% de alumnas).

"Estamos consiguiendo que accedan a la escolarización básica, pero no que la terminen", explica el secretario general de Educación, Alejandro Tiana. El estudio señala que el 81% del alumnado gitano se siente a gusto en su instituto, porcentaje muy similar al del resto de sus compañeros: el 83,1%. Para Tiana, las dificultades del alumnado gitano están dentro de una problemática más general que afecta al sistema educativo: "La atención a la diversidad".

Las causas de la desmotivación y del absentismo tienen que ver con las peculiaridades del pueblo gitano, señala el estudio del secretariado. Por ejemplo, "la falta de referentes cercanos de estudios medios y superiores o con trabajos cualificados", dice el texto. Se refiere a la formación de la familia: el 53,3% de los padres de los estudiantes gitanos tiene estudios "muy bajos o nulos", frente a 20% de los progenitores de los alumnos payos.

"La presión de su entorno es muy grande para que dejen los estudios", asegura la directora del instituto público de secundaria Arturo Soria, de Madrid, Rosario de Paz. Para esta responsabale, cuyo centro cuenta con un porcentaje de alrededor del 10% de alumnado de etnia gitana, las dificultades de atender a este grupo no tienen que ver con los hábitos de los chicos. "En muchas de sus familias, el niño es el rey, y hace lo que quiere, algo que también ocurre entre otros alumnos, por lo que es difícil que se sometan a la disciplina del centro", dice.

Trabajo y rol femenino

Según el estudio, las causas del absentismo son "la presión social, la percepción negativa de los institutos por parte de las familias, y una determinada concepción del rol femenino". "Para muchas chicas gitanas, entrar en la etapa adulta implica una retirada de la vida pública y una preparación para el noviazgo, el matrimonio y la vida doméstica", explica el informe. En el caso de los chicos, las causas más señaladas para el absentismo son "la falta de motivación y la dedicación exclusiva a un trabajo remunerado".

El estudio concluye con una serie de recomendaciones a las administraciones educativas para intentar revertir esta "situación de desventaja". Para empezar exigen medidas preventivas en educación infantil y primaria de refuerzo de los contendidos académicos y los hábitos de estudio, además de un mayor seguimiento del absentismo y el abandono a lo largo de la vida escolar de los alumnos. Pero, sobre todo, los autores del informe piden que se apoye especialmente a los chicos y chicas gitanas que vayan avanzando curso a curso, así como acercar a sus familias el significado de la educación como motor de promoción real, tanto del "grupo como de toda la comunidad". (El País 19-9-06)

Para Pedro Mendoza Gonzalo:
He disfrutado leyendo algunos de tus artículos, y te felicito porque ya en el 2003, cuestionabas a los "supuestos expertos", sin experiencia docente en la Eso. Inteligente el tono conciliador, respetuoso, abierto a las posibles propuestas de mejora, que vengan de los que están día a día, a pié de aula.
En este sentido, en profes.net, en el tema "enmiendas a la Loe", hay interesantes ideas...
Gracias de nuevo a Ricardo Moreno, por además de su panfleto, darnos la oportunidad de conocer algo, de tan ilustres profesionales y honrados docentes.


Hola a todos:
Yo no me dedico profesionalmente a la enseñanza, aunque como padre de una niña de 11 años me siento involucrado en la situación de la enseñanza en nuestro país, y más concretamente en Catalunya, que es donde resido, con las particularidades que la enseñanza tiene en esta Comunidad Autónoma.
Quisiera pués lanzar algunos comentarios al respecto de lo que he podido leer y entever respecto a los que han dejado unas líneas antes que yo.
Vaya por delante mi "compasión" por los que se dedican a este oficio tan importante, sobre el que todo el mundo se atreve a opinar de la calidad de los que la ejercen, programan, legislizan y etc..., sin haber dedicado nunca ni un minuto a plantarse delante de 30 alumnos e intentar que se interesen por lo que, sin duca con dedicación, uno ha estado preparando anteriormente para enseñarles.
- Por un lado, creo que la profesion de enseñante adolece de falta de "prestigio social". Dificil de entender, porque a estos profesionales entregamos nuestros hijos durante muchas horas diarias. No ocurre lo mismo con otras profesiones, a las que confiamos también lo más valioso, como los médicos, abogados, notarios, etc...
¿ Porqué ocurre esto ???
Dejadme apuntar algunas ideas que diferencian la profesión de enseñante de las demás que he nombrado.
Por un lado, entiendo que hay falta de "promoción por méritos" en la profesión. Por poner un ejemplo, cuando alguien con la carrera de Magisterio accede por oposición a una plaza, ha llegado en realidad al tope de escalafon para lo que le resta de vida profesional ( más de 30 o 35 años en la mayoría de los casos !! ).
Por otro lado ( ... y todos conocemos casos ... yo por lo menos sí ) entiendo que se promociona ( por ley ) cierta "desidia" en la profesión. Me explico: No por hacerlo mejor te pueden subir el sueldo ni por hacerlo mal te lo van a bajar. Esto no ocurre en ninguna otra profesión, que yo conozca. Entiendo que sería bueno para los buenos profesionales de la educación que desde las instituciones se "premiara" a los buenos profesionales, a los que saben transmitir, motivar, etc... y que pudiera demostrarse con resultados a partir de baremos preestablecidos. Se que puede parecer injunsto en algunos casos, pero entiendo que de alguna forma habría que premiar a las instituciones con bajo índice de fracaso escolar y, por lo menos, vigilar de cerca a los centros con mayor índice de fracaso.
También entiendo que el sistema de elección de Directores de Centros es un sistema viciado. Sin ser experto en la materia, los casos que conozco ( de cerca ) son por rotación. O sea, nadie se quiere indisponer con un compañero, porque puede ser dentro de unos años el nuevo Director. Mal asunto.
En fin. Se me ocurren bastantes más cosas, pero creo que lo expuesto es suficiente por hoy.
Si alguien quiere comentar, agradecido de antemano.
Saludos.

jordi:
Efectivamente en la profesión de docente hay pocos estímulos.
Te pongo un ejemplo:
Un profesor falta mucho,por diversos motivos.
Otro falta muy poco.
Al final todos cobramos igual.
En la empresa privada no sucede éso.
Sobre lo de premiar los resultados y el descenso del fracaso escolar,es problemático,
Te pongo un ejemplo:
Yo el curso pasado impartía clase en varios cursos de ESO del mismo nivel.
El mismo profesor,mismo libro y parecida metodología.
Si miran mis resultados en uno de los cursos,me tienen que quitar el sueldo.
Si lo miran en otro,me lo mantienen igual y si miran en un tercer curso,me lo suben.
En la empresa privada los jefes influyen en tu promoción y aumento de sueldo.
Ahora nos quieren poner un nuevo complemento ligado a la implicación al centro.
Mi directora ya dice que ella no quiere decidir sobre quién lo cobrará.
Sobre lo de la elección de los Directores.Es un tema difícil.
Si es rotativo ,no te complicas la vida,pues eres jefe pero luego vuelves a ser no jefe.
Si te nombra la administración te conviertes en una especie de delegado político de los de arriba.
Si te eligen los compañeros,te condicionan los votantes.Es difícil mandar en los que luego te votan.

Hola Ricardo,

Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo referente a tus comentarios sobre la elección de Directores, aunque, por ser tú profesor, lo enfocas desde el punto de vista del profesorado, exclusivamente. Tal vez no me expresé bién, pero el sentido de mis palabras tenía más que ver con los alumnos que con los profesores.
Entiendo que ( y repito: yo no soy profesor, sino padre ) el sistema de cargos rotatorios puede crear "dependencias", por llamarlo de algún modo, y dificilmente alguien "tomar medidas" hacia alguien que el próximo año puede sustituirte en el cargo directivo.
Entiendo que los alumnos seguramente deben notar, en cuanto a resultados por lo menos, que ciertos asuntos no se corrijan.
En cuanto al primer párrafo (incentivos al profesorado), creo que tienes razón. Sin embargo, en la vida los incentivos son importantes. Incentivos intelectuales, sensitivos, económicos, etc...
Intentamos inculcar ( yo como padre y tú como enseñante) que el esfuerzo vale la pena y que los incentivos existen, aunque cueste verlos, el placer del trabajo bien hecho, etc...
Por tu libro deduzco que al profesorado le han escamoteado los incentivos del trabajo bién hecho, mediante leyes que les obligan a "vender su producto" a quien no quiere comprarlo.
Un saludo
jordi

Aclaración
Yo escribo como RM,pero no soy Ricardo Moreno.Soy también profesor como él.

Para Jordi:

Yo no sé si R. M. se llama Ricardo, pero Ricardo Moreno, que soy yo, no soy R. M. Aclarado esto, me pronuncio porque el director sea escogido por el claustro, con todos los inconvenientes que esto pueda tener, pero que son, en definitiva, los inconvenientes de la democracia. En cuanto al estímulo y la promoción del profesorado, creo que es imposible averiguar quien es mejor o peor profesor para saber quien merece más incentivos. La opinión de los alumnos puede ser reveladora, pero solo en parte. En primer lugar, porque si la opinión de los alumnos se tuviera en cuenta para pagar la promoción profesional, los profesores caeríamos facilmente en la tentación de hacernos simpáticos a los alumnos en lugar de enseñarles bien y exigirle como se debe (y ser exigente y ser simpático son cosas no siempre compatibles). En segundo lugar, porque uno valora más objetivamente a un profesor cuando ya ha dejado de ser su alumno.
Yo más bien sería partidario de rebajar la carga docente durante unos años a quien se comprometiera ha hacer una tesis doctoral u otra licenciatura, y también a dejar más caminos abiertos entre los distintos niveles de enseñanza.

Lo de la elección del Director es un tema que no tengo totalmente claro.
Yo he sido director.Si me elige el Claustro está claro que puedo caer en la tentación de no enfrentarme a él,bajar en control sobre el profesorado,hacer la vista gorda,para que me vuelvan a votar. etc.


A Ricardo Moreno Castillo :

Parece que tu libro tiene éxito. Te recomiendo leer lo que ha aparecido hoy en El Periódico de Catalunya ( te envio el enlace ), EN LA PORTADA !!!!!
No creo que te hayan copiado, sino que lo que tú expones en tu libro debe ser un sentimiento muy general. En fin: Te recomiendo que entres, ya que parece que lo hayas escrito tú, a toda página !!
( El Periódico es, creo, el que tiene más ventas en Catalunya los dias laborables )

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=350582&idseccio_PK=1045

Es realmente muy fuerte que salga ésto en portada, y a ver si se hace una recolecta para que saqueis algo parecido en Madrid. Yo contribuiré, aunque sea desde aquí.


Ricardo + R.M. ( que todavía no sabemos si también es Ricardo o no ) :
En lo referente a la elección del director, aunque yo no me dedique a la enseñanza, no puedo decir lo de "not my business". Efectivamente, la democracia en la elección puede tener sus inconvenientes, pero creo incorrecto sugerir que tenemos que aguantarnos con los inconvenientes.
( sobretodo los inconvenientes que puedan sufrir los alumnos, que son el único motivo de que exista la profesión de Maestro). No tiene nada que ver ser profesor de dibujo ( por ejemplo ) con dirigir un equipo humano ( profesores, bedeles, limpieza, etc... ). Si hay quien puede ser buén técnico en su materia, pero mal profesor, imáginate de Director !!!.
Creo que para dirigir un equipo humano hay que tener ciertas aptitudes naturales. Y aunque no fueran naturales, por lo menos hay que adquirir cierta formación al respecto.
Una pregunta: Sabeis como funciona en Alemania, Francia, Finlandia, etc... ??

saludos
jordi

RM,que soy yo,no soy Ricardo Moreno.
Soy otro profe distinto.

Para a. a. p., 1-oct-2006:
Gracias por tu amable comentario sobre aquellos artículos míos en ESCUELA (13-nov-2003 y 12-feb-2004): mi expresión "EXPERTOS DESPISTADOS" tuvo éxito... También he entrado en profes.net, todo muy interesante, tenemos más foros que tiempo. Por eso debemos ser prácticos y no perdernos en discusiones. Ya dijo Leibniz hace tres siglos: "No discutamos, calculemos". Los profesores debemos avanzar desde lo más asumido hacia lo más discutible, pero sin un paso atrás, pues NO ESTÁ LA ÉPOCA PARA APOCARSE. Asegurar en nuestros centros una APLICACIÓN EFECTIVA en los temas donde tengamos consenso. Comunicarlo públicamente a las Consejerías, a los Padres-Alumnos y a la Prensa, si es necesario. No perdernos en debates perpetuos, sino ACTUAR: ganarle batallas al absurdo, nos quedan muchas "pendientes". Otro saludo cordial a todos los "marineros" de este barco. PEDRO MENDOZA GONZALO, profesor de IES en ESO y BAC.

Very cool design! Useful information. Go on!

Escribir un comentario